SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.31 número2La continuidad cultural en el Wallmapu: Reflexiones desde la arqueología mortuoria en los últimos 2000 añosExperiencias de relegación urbana post-desastre. El caso de los damnificados del gran incendio de Valparaíso 20141 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


CUHSO (Temuco)

versión On-line ISSN 2452-610X

CUHSO (Temuco) vol.31 no.2 Temuco dic. 2021

http://dx.doi.org/10.7770/cuhso-v31n2-art2671 

Dossier

Arqueología y Patrimonio en el Lago Nahuel Huapi (Argentina). Estado actual y gestión del conocimiento arqueológico: avances y perspectivas en investigación y conservación

Archaeology and natural heritage at Nahuel Huapi lake (Argentina). Current condition and archaeological knowledge management: advance and perspective in research and conservation

Federico L. Scartascini1 
http://orcid.org/0000-0002-7672-4406

Marcia E. Bianchi Villelli2 
http://orcid.org/0000-0002-8085-4254

Soledad Caracotche3 
http://orcid.org/0000-0001-9941-6871

Emmanuel Vargas4 
http://orcid.org/0000-0001-6960-7896

Solange Fernández Do Rio5 
http://orcid.org/0000-0003-4460-4570

Romina Braicovich6 
http://orcid.org/0000-0002-4579-2908

Maria Victoria Fernández7 
http://orcid.org/0000-0001-9807-3715

Alhue Bay Gavuzzo8 
http://orcid.org/0000-0001-9058-9602

1 Instituto de Investigaciones en Diversidad Cultural y Procesos de Cambio (IIDyPCaCONICET) Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), Argentina, fscartascini@gmail.com.

2 Instituto de Investigaciones en Diversidad Cultural y Procesos de Cambio (IIDyPCaCONICET) Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), Argentina bianchi.marcia@gmail.com

3 Dirección Regional Patagonia Norte, Administración de Parques Nacionales, Argentina scaracotche@apn.gob.ar

4 Instituto de Investigaciones en Diversidad Cultural y Procesos de Cambio (IIDyPCaCONICET) Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), Argentina femmanuelvargas@gmail.com

5 Universidad del Comahue (CRUB-UNCO), Argentina solangefernandezdorio@gmail.com

6 Dirección de Antropología de la Provincia del Neuquén, Argentina raecovich@yahoo.com

7 Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), Argentina fernandezvicky5@gmail.com

8 Instituto de Investigaciones en Diversidad Cultural y Procesos de Cambio (IIDyPCaCONICET), Argentina iidypca@unrn.edu.ar

Resumen:

En este artículo se presentan los resultados de un extenso trabajo interinstitucional para la conformación de la base de recursos culturales del área del Lago Nahuel Huapi y zonas de influencia (Parque Nacional Nahuel Huapi y Provincia de Río Negro, Argentina). Con el fin de aportar a la gestión del conocimiento arqueológico, se sistematizó y estandarizó una enorme cantidad de información producida, distribuida en diversos formatos y estados de procesamiento. Como resultado se recopiló al día de hoy, la información georreferenciada de 209 sitios arqueológicos, con su respectiva información de manejo. Los análisis iniciales muestran algunas tendencias relevantes en cuanto a la producción desigual de la información entre las jurisdicciones consideradas, dificultando las tareas de protección y gestión del patrimonio. También se observó la carencia a nivel regional de información cronológica para gran parte de los sitios considerados. En función de proponer líneas de investigación y conservación, se analizaron algunas tendencias iniciales respecto del uso humano del espacio, destacándose el rol de los sectores acuáticos como lugares centrales de ocupación y tránsito humano. Finalmente, este trabajo es parte de la iniciativa para la articulación conjunta de los espacios de gestión e investigación.

Palabras clave: Arqueología; gestión del conocimiento; Nahuel Huapi

Abstract:

This article presents the results of an extensive inter-institutional work for the conformation of the cultural resource data base of the Nahuel Huapi Lake area and neighboring areas (Nahuel Huapí National Park and Río Negro Province, Argentina). In order to contribute to the management of archaeological knowledge, a large amount of information (distributed in various formats and processing stages) was systematized and standardized. As a result, the georeferenced information of 209 archaeological sites was compiled to date, with their respective management information. The initial analyzes show some relevant trends in terms of the unequal production of information between the jurisdictions considered, making the protection and management of heritage difficult. The regional lack of chronological information was also observed for a large part of the sites considered. In order to propose lines of research and conservation, some initial trends regarding human use of space were analyzed, highlighting the role of aquatic sectors as central places of human occupation and transit. Finally, this work is part of the initiative for the joint articulation of management and research spaces.

Keywords: Archaeology; knowledge management; Nahuel Huapi

Introducción

La arqueología en el área central del lago Nahuel Huapi tiene una larga, aunque disímil, trayectoria de investigación. Este sector del oeste nor-patagónico argentino, está centralmente implicado en temas clave para comprender el largo y diverso proceso de poblamiento humano de Patagonia. En este sentido, el área presenta múltiples evidencias relacionadas con el poblamiento inicial de la región (Albornoz y Montero, 2008; Albornoz y Hajduk, 2006; Arias Cabal et al., 2011; Barberena et al., 2015; Ceballos, 1982; Crivelli et al., 1993, 1996; Fernández et al., 2019a; Gordón et al., 2019; Hajduk et al., 2006, 2008, 2012; Pérez et al., 2016), con el desarrollo de estrategias más complejas de ocupación del espacio (Adán et al., 2016; Albornoz y Cúneo, 2000; Boschín, 2009; Fernández y Tessone, 2014; Hajduk et al., 2011, 2013, 2018; López y Silveira, 2021; Pérez 2011, 2020; Scartascini et al., 2020; Silveira et al., 2013) hasta registros históricos y arqueológicos vinculados con la expansión colonial y el proceso de formación del estado Nación Argentino en los últimos siglos (Adán et al., 2017; Bianchi Villelli et al., 2021b; Caruso Fermé et al., 2018; Delrio et al., 2018; Fernández et al., 2019b; Méndez, 2010; Vezub 2009; entre muchos otros).

Si bien ha sido escenario de investigaciones arqueológicas por varias décadas, hasta la fecha no se cuenta con una publicación que sintetice la diversidad y frecuencia de contextos arqueológicos localizados en esta área. Esta tarea resulta fundamental, por un lado, para integrar los resultados de la arqueología local en las discusiones de escala regional y, por otro lado, para repensar la gestión del valioso patrimonio cultural, así como la generación de políticas públicas tendientes a su preservación, accesibilidad y democratización.

En función de esto, y como primer paso, el objetivo principal de este trabajo es generar una base de datos unificada y normalizada que compile la información patrimonial (édita e inédita) disponible en el área. Proponemos además dos objetivos específicos, (OP 1) caracterizar y cuantificar la información, atendiendo a la diversidad de jurisdicciones que se integran en el área y a la evaluación de tareas de conservación implementada y (OP 2) integrar los datos en una cartografía que, sumada a variables biogeográficas, permitan establecer tendencias iniciales sobre uso del espacio en el área. Esperamos con este trabajo identificar los vacíos, ausencias y vacancias de la información, y así proyectar líneas de trabajo y estrategias de conservación que puedan ser relevantes para las tareas de investigación y gestión arqueológica a futuro. Finalmente, entendemos que este trabajo es un recorte del estado de la información al día de hoy, con los límites que esto implica para indagar procesos más específicos a cada ámbito profesional, así como considerar este diagnóstico a la luz de la historia de la disciplina arqueológica.

Historia de las investigaciones y la gestión del Patrimonio Cultural en el área

El área del Nahuel Huapi tiene una extensa y variada historia de investigaciones arqueológicas que se remonta a la primera mitad del siglo XX (Vignati, 1936, 1944). Inicialmente focalizada en ciertos sitios o rasgos, los trabajos se centraron en la descripción y documentación del arte rupestre del área (Artayeta, 1950; Pedersen, 1959, 1963; Sánchez Albornoz, 1959; Schobinger, 1956; Vignati,1944). Luego de estos trabajos iniciales, y sumados a algunas intervenciones puntuales, (e.g. Fernández, 1978) las investigaciones sistemáticas de alcance regional se iniciaron en las décadas de los años 1970/1980 bajo la dirección del Lic. Adán Hajduk y la Lic. Ana María Albornoz y se extendieron con continuidad hasta el presente (Albornoz, 1996; Albornoz y Montero, 2008; Albornoz y Hajduk, 2008; Hajduk y Braicovich, 2001; Hajduk et al., 2004, 2012, 2018; Lezcano et al., 2010, entre otros). En el marco de estas investigaciones se localizaron y describieron un gran número de sitios arqueológicos en diversos contextos espaciales y temporales tanto en el ejido urbano de Bariloche como en el territorio del Parque Nacional y áreas adyacentes. Por diferentes razones, sin embargo, buena parte de ese enorme esfuerzo quedó mayormente registrado en informes inéditos, presentaciones a congresos o publicaciones de escasa circulación (conocida como “literatura gris”). Paralelamente y de forma continua desde 1997, los profesionales de la DRPN y el PNNH de la Administración de Parques Nacionales avanzaron en la actualización del inventario de sitios investigados y/o conocidos a través de actividades de relevamiento, evaluación y monitoreo que permitieron aumentar significativamente el volumen de la información de base referida a los mismos, e incorporarlos al Registro Nacional de Recursos Culturales (RNRC) aprobado por la APN en 2001.

Las tareas de gestión de la información arqueológica y patrimonial también incluyeron la realización de trabajos de investigación sobre aspectos centrales para la arqueología del área (e.g. Braicovich, 2004, 2007; Braicovich y Caracotche, 2008; Caracotche et al., 2009, 2020; Caracotche y Braicovich, 2013; Braicovich et al., 2016), y la elaboración del Plan de Gestión del PNNH que definió los principales valores de conservación, las líneas prioritarias y áreas de vacancia para la investigación y conservación del patrimonio cultural que se encuentran actualmente en su primer fase de implementación (PG-PNNH-APN 2019-2029).

Durante los últimos 10 años, con la apertura de nuevas instituciones y radicación de investigadores en el área, nos propusimos abordar distintos contextos arqueológicos siempre con tres metas centrales: sistematizar la información disponible, generar nuevos datos en función de preguntas teóricamente informadas, y aportar a una práctica profesional centrada en la gestión de patrimonio, la transferencia de conocimiento y la comunicación pública de la ciencia. Adecuar las distintas instancias de trabajo a los objetivos, escalas, tiempos y procesos diferentes que la gestión e investigación presentan, fue y es uno de los principales desafíos que enfrentamos para lo cual conformamos un equipo interinstitucional, integrado por profesionales del Instituto de Investigaciones en Diversidad Cultural y Procesos de Cambio (IIDyPCa-UNRNCONICET), del Departamento de Conservación y Educación Ambiental del Parque Nacional Nahuel HuapiAdministración de Parques Nacionales (PNNH-APN), de la Dirección Regional Patagonia Norte (DRPN-APN), la Universidad del Comahue (CRUB-UNCO) y la Dirección de Antropología de la Provincia del Neuquén.

Desde esta perspectiva, avanzamos en diversos proyectos de investigación (Bianchi Villelli, 2018, 2019; Bianchi Villelli y Scartascini, 2019; Rousaki et al., 2018; Scartascini, 2019, Scartascini et al., 2019, Vargas et al., 2019, entre otros) y evaluaciones de impacto (Fernández Do Río et al., 2017; Kropff et al., 2018; Bianchi Villelli y Fernández Do Río, 2020). También iniciamos un trabajo de vinculación interinstitucional, abordando la preservación y gestión del patrimonio arqueológico como eje transversal a los objetivos de investigación (Bianchi Villelli et al., 2020, 2021a; Caracotche et al., 2021; Fernández 2021; Vargas, 2018). Esto resultó en la elaboración conjunta de herramientas de gestión de políticas públicas patrimoniales, como por ejemplo, la Ordenanza Municipal para el Mapa de sensibilidad arqueológica de San Carlos de Bariloche1, la plataforma de gestión del patrimonio Cultural de Río Negro2, el Plan de digitalización de colecciones del Museo de la Patagonia (Bianchi Villelli, 2020), la participación en el Ente Asesor para la Preservación del Patrimonio Cultural de Bariloche, así como diversas actividades de comunicación pública de la ciencia desde el Museo de la Patagonia (PNNH-APN) (Fernández Do Río y Murriello, 2018; Paradela et al., 2020). Como resultado de estas interacciones, avanzamos sobre la sistematización de la base de datos antes mencionada; a continuación presentamos la contextualización del área de estudio y las características de la información de base con la que contamos.

Área de estudio

En este trabajo se establece un recorte espacial en el área centro-sur del Lago Nahuel Huapí. Este criterio se debe a la zonificación establecida por el PG-PNNH, el cual define unidades de gestión territorial (UGT) según una sumatoria de criterios: "áreas geográficas que presentan continuidad espacial y funcional. Considerando las afinidades ambientales de una porción del territorio, la presencia de valores de conservación naturales y culturales, y los usos existentes, resultan en situaciones y/o problemáticas operativas y de gestión que son similares" (PG-PNNH 2019: 291). Las UGT entonces, son de índole administrativo y de gestión territorial, incluyendo en su definición aspectos del manejo y conservación arqueológicos. Las tomamos aquí como base para delimitar un área de trabajo: al norte por el Brazo Última Esperanza y Río Correntoso, al este la Pla. Huemul y Río Limay -excluyendo el macizo Cuyín Manzano y Lago Traful-, al sur la divisoria de aguas ubicada entre los lagos Mascardi y Gutiérrez y al oeste, el perilago y la cordillera de los Andes en su sector limítrofe con la república de Chile.

Esta zonificación nos resulta también relevante en términos biogeográficos, ya que se centraliza en las cuencas de los lagos Nahuel Huapi, Gutiérrez, Guillelmo y Mascardi, así como sus áreas adyacentes (Figura 1). Es importante resaltar que no corresponde a un área de trabajo de un proyecto en particular, sino que es una definición específica a los objetivos de este trabajo y que incluye sectores del espacio y sitios que han sido trabajos en diferentes instancias y por diferentes equipos de investigación.

En términos generales, se destaca que, en un espacio relativamente acotado el área no solo incluye una gran diversidad ambiental (Paruelo et al., 1998), sino también una singular complejidad jurisdiccional (Endere et al., 2015; Bianchi Villelli et al., 2021a).

Figura 1 Mapa del área mencionada, centro sur del lago Nahuel Huapi. Patagonia Argentina. Si bien se incluye al sector del macizo del Cuyín Manzano, no se incorporaron esos sitios al análisis. Sistema de proyección WGS 84. 

De igual forma que en otros sectores de Norpatagonia, el área considerada, se encuentra inserta en un ambiente de gran variabilidad climática estacional y espacial. Existen a nivel regional unidades del paisaje muy diversas -desde selvas templadas siempre verdes, hasta sectores esteparios con estrés hídrico estacionalen un espacio territorial pequeño. En conjunto, estas variables configuran un pasaje ambiental muy complejo y diverso espacial y temporalmente.

Asimismo, es importante destacar que las particularidades del área en términos de sumatoria de jurisdicciones y sus complejas estrategias de gestión y manejo, inciden en la producción del conocimiento arqueológico. Por un lado, está el PNNH-APN y por el otro, los ejidos de Bariloche, Dina Huapi y Villa La Angostura, que corresponden a las provincias de Río Negro y Neuquén, respectivamente. La Política de Conservación y Manejo del Patrimonio Cultural consolidada por la Administración de Parques Nacionales establece criterios, normativas y protocolos para la gestión y conservación del patrimonio regulando usos, permisos de investigación y habilitaciones. Posee una base de datos del Patrimonio Cultural en Áreas Protegidas que funciona integrada a la plataforma del Sistema de Información de Biodiversidad (https://sib.gob.ar/recursosculturales/portada.php). Esta base reúne las fichas de inventario, como información sustantiva respecto a la georreferenciación, características de los registros, estado de conservación y riesgos de alteración, entre otros (APN 2001, 2018, 2020). Completan los registros fotos, informes, publicaciones, que son consultados para brindar las recomendaciones para su conservación y manejo (SIB APN-PNNH 2015).

Por su parte, las provincias de Neuquén y Río Negro son las autoridades de aplicación para los ejidos urbanos (Bariloche, Dina Huapi y Villa La Angostura). El caso de San Carlos de Bariloche es singular ya que es uno de los únicos municipios a nivel nacional que cuenta con una ordenanza municipal, la Nº 3139-CM-20193, que regula los permisos de obra en función de la sensibilidad arqueológica, paleontológica y sitios de importancia para comunidades originarias. Para aplicar la regulación, se ha confeccionado una base de datos que contempla información científica publicada y no publicada, historia oral, localización de áreas protegidas y la ubicación georreferenciada de sitios; lo cual permite definir proyecciones de alta, media y baja probabilidad de aparición de sitios. Finalmente se incluye el área colindante al ejido urbano de Bariloche, que excede a la ordenanza, y que se encuentran bajo la jurisdicción de la Provincia de Rio Negro.

Materiales y Métodos

Para la construcción de una base de datos, el primer desafío fue la localización, organización y estandarización de la enorme cantidad de información producida, distribuida en diversos formatos y estados de procesamiento. Este contexto (que en términos generales no difiere de muchas otras localidades arqueológicas del país), fue nuestro punto de partida para sistematizar la información disponible.

Así, la compulsa de la información de base se obtuvo de diversas fuentes:

  1. La revisión bibliográfica de investigaciones éditas e inéditas -informes presentados a la APN; a las secretarías de Cultura provinciales y al CONICET.

  2. La información pública generada por los organismos de aplicación:

  3. Base de Datos de Recursos Culturales del Parque Nacional Nahuel Huapi. Sistema de Información de la Biodiversidad de la Administración de Parques Nacionales (SIB APN 2015).

  4. Base de datos de sitios de la Municipalidad de San Carlos de Bariloche (Provincia de Río Negro). Ordenanza Municipal Nº 3139-CM-2019.

  5. Artículos, capítulos de libros, presentaciones a eventos científicos, notas periodísticas e informes de los proyectos de investigación en curso, que han revisitado sitios y sumado nuevos sitios con investigaciones preliminares.

  6. Comentarios personales y denuncias de hallazgos recopilados a lo largo de los años, principalmente en los ejidos municipales -incluye sitios identificados por montañistas, escaladores, etc. que no están enmarcados en investigaciones.

Nuestra tarea, una vez compilada la información, fue definir las variables a incorporar considerando las necesidades de los organismos de gestión y los equipos de investigación involucrados (Bellelli, 2012). En primer lugar, seleccionamos categorías de registro de las Fichas de Recursos Culturales de la APN (APN, 2018, 2020) y FURRENYCOA (2020), sumando algunas variables para integrar los registros de Bariloche -que también se rigen por RENYCOA. En este sentido, los campos seleccionados fueron los siguientes: Nombre del Sitio; Latitud (grados decimales); Longitud (grados decimales); Altura (msnm); Referencia geográfica general; Jurisdicción (según autoridad de aplicación de la Ley Nacional 25743/03: APN, RNG, NQN); Unidades territoriales (UGT-APN/ departamento-municipio provinciales); Tipo de sitio (A Cielo Abierto; Abrigo Rocoso; Subacuático; Construido, Hallazgo Aislado; Objeto mueble, Indeterminado)4; Arte (presencia/ausencia); Fechado (presencia/ausencia); Identificación (puede o no ser realizado por especialistas); Investigación (Documentado; Muestreado; Excavado; Analizado); Publicación (presencia/ausencia); Referencia Bibliográfica; Actualización (Si/No, Fecha, Operador); Observaciones.

Nuestro diagnóstico inicial es que al momento, la información compilada se encuentra desigualmente georreferenciada, descrita parcialmente y utilizando criterios disímiles y excepcionalmente fechada. En este contexto, la carga unificada de la información de los sitios en una sola tabla significó una tarea artesanal de contextualización, actualización y georreferenciación de la información. La normalización de la información implicó una revisión caso por caso, manteniendo siempre la información de origen. Se incorporó la mayor cantidad de sitios posibles, aún los no georrefenciados. Con respecto a las denominaciones fueron unificadas, y en el caso de sitios conocidos, se corrigieron referencias ambiguas o erróneas; y se unificaron también todas las cargas en un registro de grados decimales para su procesamiento en un SIG. El campo de referencia geográfica general, suma datos contextuales de localización, mientras que las variables Tipo de sitio e Investigación toman sus valores de las fichas de relevamiento antes mencionadas5.

Una segunda instancia de trabajo fue la contextualización de esta información en una cartografía georreferenciada6 que integre la señal arqueológica en escala regional con las capas jurisdiccionales y las variables geoambientales y biogeográficas, seleccionando las siguientes variables:

  1. Capa Catastral-urbana (San Carlos de Bariloche -SCBy Villa La Angostura VLA.

  2. Capa construida a partir de la compilación de sitios conocidos e informados (APN y SBC).

  3. Capa de costo geográfico basado en los valores de pendientes. A partir de los Modelos Digitales de Elevación (Shuttle Radar Topography Mission, USG).

  4. Capa bioproductividad primaria (NDVIíndices de vegetación normalizados-) con las modificaciones propuestas por Scartascini et al., (2020).

  5. Capa estacionalidad (considerando la topografía, umbral 1500 metros para celdas estaciones, siguiendo los criterios de Scartascini et al. (2020, pp. 253-254).

Resultados

En total se compilaron 209 sitios, 80 bajo jurisdicción de la APN, si bien 15 de esos están declarados aún no han sido actualizados en la base de datos de recursos culturales. En el caso de RN, de los 129 sitios en la Ordenanza de 2018, se agregaron 6 por nuevas investigaciones y menciones de vecinos. Esta base de datos normalizada fue puesta a disposición de cada uno de los órganos de aplicación, para que sea actualizada.

Para el área de estudio, los sitios arqueológicos se hallaron diversas situaciones de documentación, investigación y manejo. La compilación y normalización de la base de datos regional, implicó principalmente la actualización, homogeneización de denominaciones y estandarización de la georreferenciación.

A continuación, se presentan los análisis sobre la base de datos compilada, considerando tanto la gestión de la información por jurisdicción (OP 1), como los datos geográficos referentes al uso humano del espacio (OP 2).

Gestión y evaluación de la información por jurisdicción y tareas de conservación

Para esta primera instancia de análisis, se evaluó la distribución de sitios en cada jurisdicción, considerando no sólo el tipo de sitios identificado sino también las acciones asociadas a cada uno: tipo de relevamiento (identificación, investigación, medidas de conservación y/o difusión), disponibilidad de fechados y publicaciones. En la Tabla 1, se presenta el número total de tipos de sitios compilados en función de las jurisdicciones de gestión. Se observa que, del total de sitios 62,32% se localizan en la jurisdicción de la Provincia de RN, mientras que el resto (37,68%) está registrado en el PNNH; no se compilaron sitios arqueológicos para la jurisdicción Neuquén-VLA. Respecto del predominio de sitios en la jurisdicción RN, es importante mencionar que, en la clasificación de sitios registrados, la categoría “construido” puede estar produciendo una sobrerrepresentación de los contextos urbanos de Bariloche por sobre el resto. El Mapa de Sensibilidad Arqueológica de Bariloche incluye el relevamiento sistemático de 71 edificaciones históricas -muchas de las cuales han tenido excavaciones. Este número es acorde a la densidad característica del medio urbano, pero subrepresenta al resto de los contextos arqueológicos y al resto de las jurisdicciones. En el PNNH, ocurre algo similar con las construcciones históricas vinculadas a la creación del parque, aunque en menor medida -11 de los 12 casos (Tabla 1).

Figura 2 Mapa de sitios arqueológicos registrados en el área de estudio (2021) por jurisdicción de autoridad de aplicación de la Ley Nacional 25.743/03 (n=209). a) Detalle del centro del ejido de San Carlos de Bariloche. b) Detalle del sector oeste de San Carlos de Bariloche. Sistema de proyección WGS 84. 

Tabla 1 Frecuencia absoluta y porcentual de sitios según “tipo de sitio” por jurisdicción (n=209). 

TIPO DE SITIO PNNH RN Total
% % %
Abrigo rocoso 54 67,50 33 25,58 87 41,63
Cielo abierto 5 6,25 20 15,50 25 11,96
Construido 12 15,00 71 55,04 83 39,71
Hallazgo aislado 1 0,78 1 0,48
Indet 1 1,25 1 0,48
Objeto mueble 8 10 8 3,83
Subacuático 4 3,10 4 1,91
Suma total 80 100 129 100 209 100

Ahora bien, si no consideramos el patrimonio construido (n=83) del PNNH y de Bariloche, predomina la detección de sitios en abrigos rocosos: 54 y 33 sitios, respectivamente. En el caso de la provincia de Río Negro, se registraron una cantidad mayor de sitios a cielo abierto detectados. Los objetos muebles de PNNH, corresponden a 8 canoas halladas en distintos sitios del Lago Nahuel Huapi sin contexto preciso de hallazgo, pero con información de base generada y publicada (Braicovich 2004, 2007; Braicovich y Caracotche, 2008).

En la Tabla 2 comparamos según jurisdicción, el tipo de manejo y tareas que se ha realizado en los sitios: el porcentaje de sitios documentados, con publicación académica, la actualización del registro; por último, la existencia de una asignación cronológica (sea con un fechado documentado por referencias históricas en el caso de los siglos XVIII, XIX y XX y radiocarbónicos para mayor profundidad temporal).

Tabla 2 Frecuencia de sitios en cada jurisdicción, discriminando entre aquellos documentados, publicados y actualizados de sitios (variables de la base de datos). Los porcentajes indican la presencia de cada categoría de registro sobre el total por jurisdicción (n=80 y n=129). El total de cada fila consigna el porcentaje de registros sobre el total de sitios (n=209). 

Tipo de registro PNNH RN Total
% % %
Documentado 71 88,75 88 68,22 159 76,08
Publicado 55 68,75 86 66,67 141 67,46
Actualizado 30 37,50 7 5,43 37 17,70
Fechados 11 55,00 71 100 82 90,11
Fechados (C14) 3 5 1 1,72 4 3,39

Se observan algunas tendencias relevantes respecto de las diferentes estrategias y formas de gestión del patrimonio en cada jurisdicción. En primer lugar, se observan valores similares en el porcentaje de sitios documentados en ambas jurisdicciones. Existen diferencias marcadas en el porcentaje de sitios publicados, siendo Río Negro la jurisdicción con mayor cantidad de información publicada, aunque entendemos que este porcentaje está sobrerrepresentado por la publicación conjunta de los sitios urbanos condensados en una publicación (Lolich, 1991, 1995). Si dejamos de lado los de patrimonio construido, RN tiene el 74% de su información sin publicar. Respecto de la actualización y re-visita de los sitios se destacan los porcentajes mayoritarios en el PNNH que presenta un número importante de sitios actualizados como parte de su Política de Conservación y Manejo de los recursos culturales -ver por ej. Braicovich (2014).

Por último, los fechados documentados con fuentes u objetos modernos incluyen en primer lugar, la asignación cronológica de los últimos 150 años, teniendo una representación mayor el patrimonio construido vinculado a la urbanización de la colonia agrícola Bariloche (Méndez, 2010) y la creación del PNNH (Bessera, 2008; Navarro Floria y Vejsbjerg, 2009). En segundo lugar, con respecto a las dataciones radiocarbónicas (único tipo de fechados absolutos realizados al momento), es muy significativo que tanto para el PNNH como para RN, existen sólo cuatro sitios con fechados radiocarbónicos: Puerto Tranquilo I, Arroyo Corral I y II en el PNNH y el Trébol para Bariloche7. Esto marca necesariamente una señal de alerta tanto para la gestión en función de priorizar la búsqueda de este tipo de información, como para la investigación en el área ya que es una instantánea del grano de resolución para contextualizar procesos.

En la tabla 3 se analiza la presencia/ausencia de arte rupestre en los sitios. Considerando únicamente los "abrigos rocosos" (n=87), se observa que más del 65% tiene presencia de arte rupestre, lo que nos indica la relevancia de esta línea de evidencia ampliamente distribuida en las dos jurisdicciones bajo estudio. Posiblemente este predominio, se encuentre vinculado a la mayor visibilidad que los sitios con arte rupestres poseen en relación con otros, sobre todo en contextos de Bosque, y que se refrendan en la gran cantidad de investigaciones y publicaciones de alcance regional (Albornoz y Cúneo, 2000; Crivelli, 2006; Podestá et al., 2008; Scartascini et al., 2020; López y Silveira, 2021, entre otros). Asimismo, esta mayor visibilidad puede estar relacionada con una mayor visita y denuncia de los sitios con pinturas rupestres, aspectos que pueden incidir también en el impacto de los mismos, lo que necesariamente implica el desarrollo de estrategias de manejo particulares. No obstante, del total de sitios con presencia de arte rupestre localizados en el área (N=87), sólo 36 han sido publicados y únicamente 27 fueron actualizados en el marco de estrategías de gestión. La gran mayoría además, no cuenta con registros actualizados y exhaustivos que permitan visualizar su estado de preservación y las medidas de mitigación de los impactos culturales y naturales asociados. Incluso, resta evaluar sistemáticamente aquellos sitios que actualmente están consignados con ausencia de arte rupestre ya que, sea por condiciones de preservación o por haber sido detectados e identificados sin un tratamiento exhaustivo, no puede descartarse totalmente que estos sitios no posean efectivamente arte rupestre.

Tabla 3 Distribución de frecuencia absoluta y porcentual de sitios identificando presencia/ausencia de arte rupestre; se excluyeron los sitios categorizados como a cielo abierto, patrimonio construido, hallazgo aislado, subacuático y objeto mueble (n=87). 

ARTE RUPESTRE PNNH RN TOTAL
% % %
Ausencia 15 27,78 15 45,45 30 34,48
Presencia 39 72,22 18 54,55 57 65,52
Total 54 100 33 100 87 100

Abordaje cartográfico al uso del espacio

Considerando las diferencias previamente observadas en cuanto a la gestión del conocimiento entre jurisdicciones, en este apartado se incluyen las primeras tendencias generales acerca del uso del espacio en el área.

Como se observa en la Figura 2, la localización de los sitios arqueológicos en el área parece estar vinculada a ciertos sectores específicos del espacio, en donde se concentra la mayor densidad de sitios arqueológicos. Comparativamente existen enormes extensiones de territorio donde no se han registrado hasta la fecha evidencias arqueológicas. No obstante, con la información disponible no es posible diferenciar certeramente si este escenario responde a que existen áreas sin relevamiento o que son áreas relevadas sin sitios, o sencillamente, preferencias en el uso humano de ciertos espacios.

Como primera medida para evaluar este último aspecto, y proyectar el alcance de las preguntas antes planteadas, se buscará identificar algunos patrones básicos acerca de la diversidad en el uso humano en los diferentes ambientes del área. Al contraponer la información geográfica compilada con el modelo biogeográfico previamente generado (Scartascini et al., 2020) se observan ciertas tendencias relevantes8.

En la figura 3 se observa que efectivamente existe un excelente ajuste entre las unidades del paisaje generadas por el modelo y la distribución y localización de los sitios en el área (N=126). En este sentido, la localización de los sitios arqueológicos, no sólo se encuentra vinculada a ciertos rasgos del paisaje (e.g. perilago), sino que además se localizan en la unidad del paisaje 1 (coloreada en verde), es decir los espacios con mayor accesibilidad, de uso anual y de productividad ambiental comparativamente alta.

Figura 3 Modelo biogeográfico (Scartascini et al., 2020) con los sitios identificados, según jurisdicción. Sistema de proyección WGS 84. 

También se observa que ciertos espacios, con potencial alto para la ocupación y circulación humana, no presentan información arqueológica (e.g. costa norte del lago Nahuel Huapi), lo que podría indicar la necesidad de mayores esfuerzos de prospección y localización de sitios o bien la necesidad de incluir en el modelo otras variables ambientales que puedan mejorar su capacidad predictiva.

El análisis descriptivo de las principales variables consideradas permite explorar con mayor profundidad algunas consideraciones iniciales sobre el uso del espacio en el área. En la figura 4, se avanza con la puesta a prueba del modelo biogeográfico con los datos de sitios arqueológicos compilados, presentando dos escenarios: el primero refiere las expectativas biogeográficas de este sector del espacio y el segundo, a la distribución de sitios observada.

Figura 4 Boxplot de las variables cuantitativas esperadas por el modelo y observadas: a) altitud-msnm-, b) pendiente -grados-, d) distancia al lagometrose) distancia al río metros-. Histograma de las variables cualitativas esperadas por el modelo y observadas: c) unidades del paisaje y f ) orientación. 

Como puede observarse existen una tendencia bastante clara para todas las variables cuantitativas (distancia a cursos de agua, distancia al lago, pendiente, y alturas) en la selección de ciertos sectores específicos en relación con la oferta ambiental. Por un lado, como podría esperarse, la mayor cantidad de sitios se localizan en cotas bajas entre 850 y 950 msnm, lo que indicaría la preferencia de los sectores bajos para la ocupación y el tránsito humano. Es llamativa la aparición, aunque en bajo número (n=3), de ciertos sitios en cotas relativamente altas, por encima de los 1000 msnm (Figura 4a). Esta información, aunque en frecuencias minoritarias, invita a explorar diversas formas de uso de espacio en el área, considerando tal vez, espacios de pasos o localizaciones específicas de uso estacional. En esta misma tónica, se observa una marcada selección en los sectores con bajas pendientes (menores 30°) aunque llama la atención la presencia de ocho sitios outliers ubicados en zonas de pendiente muy alta (<75°) (Figura 4b). En su gran mayoría estos conjuntos corresponden a localizaciones en la zona del perilago, en lugares al reparo de los vientos predominantes, por lo que tal vez podrían vincularse con "paradas" en circuitos de tránsito acuático por el lago, Esta y otras posibilidades deberán ser evaluadas cuando se monitoreen los sitios y sean estudiados en profundidad.

Respecto del rol que cumplieron los ambientes acuáticos para la circulación y uso humano del área en el pasado, los datos preliminares son contundentes. Las figuras 2 y 3, muestran con mucha claridad la concentración de los sitios arqueológicos en las costas del lago y a lo largo de los valles trazados por los ríos y arroyos del área. Como se observa en la Figura 4d, la mayor parte de los sitios del área se localizan a distancias menores a los 250 metros del lago Nahuel Huapi, siendo 2000 metros la distancia máxima observada. En el caso de la distancia media hasta los ríos (Figura 4e), se observan intervalos medios cercanos a los 750 metros, es decir una media que supera los valores esperados por el modelo. Sin embargo, debe considerarse que gran parte de los cursos de agua del área se encuentran en unidades del paisaje de bajo potencial para la circulación o uso humano.

Respecto de las variables cualitativas, es decir ubicación en las unidades del paisaje y orientación, las tendencias también son bastante claras, y muestran ciertas preferencias en el uso humano del espacio. Como ya ha sido señalado en otros trabajos (Scartascini et al., 2020), las unidades del paisaje con mejores condiciones para la ocupación humana son escasas y se encuentran en muchos casos fragmentadas en parches de difícil circulación y acceso. En este sentido, se observa una clara preferencia por estas unidades del paisaje, incluso en sectores de muy difícil acceso y tránsito. Llama la atención, sin embargo, la frecuencia destacada de sitios en sectores considerados no productivos, aunque con excelentes condiciones para el tránsito e interconectados con diferentes unidades ambientales (e.g. sitios vinculados al valle del río Limay, principal afluente del Lago Nahuel Huapi) (Figura 4c).

Finalmente, la última variable considerada, corresponde a la orientación de los sitios. Se evaluó la aparición de sitios orientados al Norte, al Este, al Oeste y al Sur y la disponibilidad natural de estos sectores. En otros trabajos, se evaluó un índice de exposición al Nor-Noreste (Bianchi Villelli et al., 2021b), por considerar las ocupaciones con dicha orientación como preferidas, en el contexto de la incidencia de la radiación solar local y la menor exposición a los vientos predominantes. Sin embargo, los datos aquí compilados, no muestran una tendencia clara respecto de una orientación preferida, sino más bien parecen corresponderse de forma adecuada con la oferta ambiental disponible (Figura 4f ).

Discusión

En este trabajo nos propusimos obtener una instantánea sobre el estado de situación actual del patrimonio arqueológico en el área Nahuel Huapi. Como resultado inicial, tenemos ahora una imagen relativamente clara acerca de la información disponible, su estado, las ausencias y áreas de vacancia en una escala de paisaje, considerando tanto la complejidad jurisdiccional como la diversidad de uso humano del espacio en el pasado.

La compilación de 209 sitios deja ver la intensidad y diversidad de trabajos llevados adelante en el área tanto por organismos de gestión como por los grupos de investigación. Es necesario mencionar que la tabulación de toda esta información implicó necesariamente una mirada de crítica de fuentes para lograr establecer y compartir distintos criterios entre organismos estatales, provinciales y municipales, así como la producción de investigación. Esta curaduría de la base de datos, que sumó nuevos sitios, compatibilizó, homogeneizó y estandarizó la información de base, fue informada a ambas instituciones de gestión patrimonial como insumo de este equipo de trabajo. Los puntos principales con respecto al manejo implican destacar el registro y la actualización de la DRPN, cuyos pasos son seguidos de cerca por la Ordenanza Municipal de Bariloche. Aquí es importante mencionar que los avances del RENYCOA, así como los protocolos y planes de gestión de APN se evidencian como herramientas idóneas de registro, monitoreo y gestión de patrimonio arqueológico. Su implementación a lo largo de varias décadas y la capacitación de personal de campo permitieron un escenario con una rica recolección y actualización de información desde la APN. La ciudad de Bariloche es otro ejemplo de un caso de instrumentación de políticas públicas de gestión patrimonial.

En ambos casos, los mecanismos de actualización de información y los recursos humanos y económicos necesarios para ellos, son las agendas centrales a desarrollar a futuro para sostener las políticas de conservación patrimonial. Específicamente, para la zona se evidenció la necesidad de obtener mayor proporción de sitios con fechados absolutos, el registro del estado de preservación de sitios con arte y las posibles medidas de mitigación, el fortalecimiento de las investigaciones en ciertas con vacíos de información así como la ampliación de las actividades de difusión que se ven poco representadas. Se puede observar que los puntos antes mencionados marcan claramente el horizonte de la necesaria articulación entre autoridades de aplicación de la gestión del patrimonio arqueológico y los equipos de investigación.

Por su parte, la georreferenciación de la información habilitó la puesta en práctica del modelo biogeográfico y avanzar así sobre ciertas tendencias de la señal arqueológica del área de estudio. En primer lugar, la clara selección de parches ambientales caracterizados como productivos, transitables y de disponibilidad anual; se enfatiza la cercanía a cursos y ojos de agua en cotas bajas. Si bien son públicamente conocidos los sitios en la región con secuencias largas de ocupación desde el poblamiento inicial hasta el período colonial y republicano también (Albornoz y Hajduk, 2006; Fernández et al., 2019a, 2019b; Hajduk et al., 2006, 2012, entre otros), es importante destacar la baja cantidad de fechados absolutos disponibles localmente, lo que dificulta acotar marcos temporales y ocupaciones diferenciales. En definitiva, avanzar en la determinación cronológica de la señal arqueológica y sus variaciones, es unas de las líneas que claramente se desprenden de este trabajo.

En segundo lugar, el uso del espacio jerarquiza el rol del lago Nahuel Huapi como nodo central de circulación y uso humano, así como un corredor o un espacio de tránsito, en un área dominada por unidades ambientales fragmentadas y circunscriptas espacialmente. En este sentido, cobra absoluta relevancia la necesidad de profundizar el análisis de las estrategías de navegación propuestas para el área (Braicovich, 2007; Braicovich y Caracotche, 2008) y zonas cercanas (Carabias et al., 2010), así como la detección de nuevos contextos asociados al uso lacustre y ribereño del paisaje.

En tercer lugar, se destaca la potencia de los “desajustes” del modelo: las áreas productivas sin información, y los sitios en zonas de menor productividad. Como resultado, se definen ciertos parches como interrogantes sobre su falta de información, siendo necesario precisar la diferencia entre la ausencia de sitios y la ausencia de registros. Esto también se evidenció en la presencia de arte rupestre y la necesidad de actualizar su registro. En este sentido, recientemente se inició una línea de trabajo tendiente al desarrollo de nuevas estrategias técnicas y metodológicas para la documentación y análisis del arte rupestre (Vargas, 2018), no sólo en el marco de las agendas de investigación locales (Rousaki et al., 2018; Scartascini et al., 2020; Vargas et al., 2019; Vargas, 2021) sino fundamentalmente para contar con registros actualizados y dinámicos para la toma de decisiones en la gestión y conservación del patrimonio rupestre (Vargas, 2018).

Con respecto a la concentración de sitios en áreas de mayor costo (Scartascini et al., 2020) (e.g. a zona de río Limay), observamos la necesidad de evaluar y contrastar el modelo regional en distintas escalas, considerando los forzantes y las condiciones locales en cada caso. En este sentido, la experiencia de investigaciones específicas en la zona, como la de la Estancia Fortín Chacabuco -PNNH(Bianchi Villelli et al., 2021b), ha permitido definir en una escala menor la disponibilidad de reparos rocosos accesibles y la posibilidad de vías de comunicación sur-norte. Por otra parte, la importancia de los grandes ríos patagónicos es un tema que ha sido ampliamente abordado en la arqueología argentina (ver Prates et al., 2019 para una revisión actualizada), y su potencial como vías de circulación ha sido considerado en diferentes escalas y en diferentes contextos espacio-temporales, incluso también en las fuentes históricas.

Palabras finales

La información aquí generada permite iniciar una discusión inédita para el área central del Parque Nacional Nahuel Huapi y parte del extremo oeste de la Provincia de Rio Negro. A modo general, destacamos el esfuerzo conjunto entre profesionales de la gestión y la investigación, para la búsqueda, compilación y registro de la información arqueológica disponible; esto dio sus frutos en múltiples dimensiones, aunque aquí se hará foco en dos aspectos principales.

El primer aspecto tiene que ver con la complejidad de sistematizar un enorme volumen de información proveniente de diferentes orígenes, recopilada con fines distintos a lo largo de varias décadas, y registrada en diversos formatos. Esto fue en sí mismo un desafío que demandó un enorme esfuerzo y sólo fue posible a partir del desarrollo de trabajo interinstitucional integrado y coordinado por las y los autores de este trabajo. La generación de esta base de datos para el área del Lago Nahuel Huapi y su zona de influencia, por vez primera permitirá hacia el interior del área, evaluar estados del arte, definir agendas, elaborar estrategias que articulen proyectos de investigación y políticas de gestión y protección del patrimonio local, sobre la base de información actualizada y sistematizada. Es importante también, sumar una perspectiva histórica a la producción de estos ámbitos profesionales e institucionales para enriquecer las lecturas y los caminos a seguir.

En segundo lugar, permitirá establecer canales más fluidos de comunicación y marcos de trabajo conjunto con los equipos que vienen trabajando sistemáticamente en sectores aledaños (Fernández et al., 2020; López y Silveira, 2021 ; Pérez, 2016), generando diálogos no sólo para la generación de preguntas y agendas de investigación, sino también en la búsqueda de estrategias conjuntas para la protección y gestión del patrimonio (Bellelli, 2012; Bianchi Villelli et al., 2021a) en el marco de las nuevas demandas locales y regionales así como trans cordilleranas.

En conjunto, se hace explícito y necesario la articulación eficiente entre la gestión del conocimiento de las distintas jurisdicciones y las agendas de investigación locales. En muchos casos la ausencia de información, no necesariamente implica falta de investigación, sino la ausencia de registros o desfasajes entre la información y la carga de datos. El caso de Nahuel Huapi, es un ejemplo entre muchos otros del país y la región, en el que fue necesario practicar una suerte de tafonomía de la gestión, de repensar los procesos de formación de la información arqueológica. Y a partir de allí, pensar las agendas de investigación en función de las vacancias en ciertas áreas o la necesidad de metodologías y estrategias más adecuadas en cada contexto. En otras palabras, buscar abordajes para mejorar el acceso al conocimiento de los patrimonios arqueológicos y avanzar en la creación de consensos más amplios, tan necesarios hoy en día.

Agradecimientos

Queremos agradecer la colaboración de Lisandro López, Ana Cendoya, Sebastián de Paz, Flavia Quintana, Gabriela Denham y Horacio Paradela. Agradecemos especialmente a los editores de este Dossier por la invitación a participar del mismo, especialmente al Dr. Alberto Pérez por su buena predisposición y paciencia para recibir nuestro trabajo. A los evaluadores anónimos que han realizado comentarios muy pertinentes y sugerentes para mejorar el manuscrito. Parte de este trabajo fue realizado en el marco de los proyectos PI-UNRN 40-B-813, PI-UNRN 40-B-778 y PICT2018-00769, dirigidos por la Dra. Marcia Bianchi Villelli y el Dr. Federico Scartascini respectivamente .

Referencias

Adán, L., Mera, R., Navarro, X., Campbell, R., Quiróz, D., y Sanchéz, M. (2016). Historia prehispánica en la región centro sur de Chile: Cazadores-recolectores holocénicos y comunidades alfareras (ca. 10.000 años a.C. hasta 1.550 d.C.). En F. Falabella, M. Uribe, L. Sanhueza, C. Aldunate y J. Hidalgo (editores). Prehistoria en Chile. Desde sus primeros habitantes hasta los Incas. Sociedad Chilena de Arqueología. [ Links ]

Adán A., Urbina Araya, S., y Alvarado Pérez, M. (2017). Asentamientos humanos en torno a los humedales de la ciudad de Valdivia en tiempos prehispánicos e históricos coloniales. Chungara, Revista de Antropología Chilena, 49 (3), 359-377. Recuperado de http://dx.doi.org/10.4067/S0717-73562017005000020. [ Links ]

Albornoz, A. (1996). Sitios con Arte Rupestre en los alrededores del Lago Nahuel Huapi. Segundas Jornadas de Arqueología de la Patagonia; Madryn. En J.G. Otero (Ed.), Arqueología sólo Patagonia: ponencias de las Segundas Jornadas de Arqueología de la Patagonia. CENPAT Madryn. [ Links ]

Albornoz, A. M., y Cúneo, E. (2000). Análisis comparativo de sitios con pictografías en ambientes lacustres boscosos de Patagonia Septentrional. Lago Lacar (Prov. del Neuquén) y Lago Nahuel Huapi (Prov. de Río Negro) República Argentina". En: Arte en las Rocas. Arte rupestre, Menhires y piedras de colores en la Argentina (pp. 163-174). Sociedad Argentina de Antropología, Asociación de Amigos del INA, Buenos Aires. [ Links ]

Albornoz, A. M., y Montero, G. (2008). Nahuel Huapi: antropología e historia regional de un área de frontera. III Jornadas de Historia de la Patagonia. Museo de la Patagonia, F. P. Moreno, Bariloche. [ Links ]

Albornoz, A. M., y Hajduk, A. (2006). El área del Nahuel Huapi: 10.000 años de historia. En: Patagonia Total, Antártida e Islas Malvinas (pp. 63-75). Buenos Aires: Ediciones Barcel Baires, Centro Literario Alfa. [ Links ]

Albornoz A. M., y Hajduk, A. (2008). “Ladran sancho” jinetes y caballos en el arte rupestre en la arqueología y la etnohistoria del área del Nahuel Huapi. XII Jornadas Interescuelas. (CD). [ Links ]

Arias Cabal, P., Hajduk, A ., Crivelli, E., Chauvin, A., Albornoz, M., Armendáriz Gutiérrez, Á., Caracotche, S., Cueto Rapado, M., Fernández, M., Fernández Sánchez, P., Lezcano, M. J., Palacio Pérez, E., Tapia Sagarna, J., Tammone, M., Teira Mayolini, L., y Vallejo Llano, J. (2011). Informes y trabajos. Excavaciones en el exterior (pp. 19-42). Madrid. [ Links ]

Artayeta, E. A. (1950). Grutas habitadas por el hombre o casas de piedra en la precordillera Andina. Anales del Museo Nahuel Huapi. Perito Dr. Francisco Pascasio Moreno. Tomo 2, (pp. 129-135). [ Links ]

Barberena, R., Prates, L., y De Porras, M. E. (2015). The human occupation of northwestern Patagonia (Argentina): paleoecological and chronological trends. Quaternary International 356, 111-126. Doi. 10.1016/j.quaint.2014.09.055. [ Links ]

Bellelli, C. (2012). Arqueología y patrimonio. Reflexiones desde la práctica. Comechingonia Revista de arqueología, 16(1), 273-279. Recuperado de https://doi. org/10.37603/2250.7728.v16.n1.17977. [ Links ]

Bessera, E. (2008). Políticas de Estado en la Norpatagonia Andina. Parques Nacionales, desarrollo turístico y consolidación de la frontera. El caso de San Carlos de Bariloche. (1934 1955). Tesis de Licenciatura en Historia, MS. [ Links ]

Bianchi Villelli, M. (2018). “Paisajes coloniales de Nahuel Huapi (1670-1794) y Península Valdés (1779-1810): un abordaje desde la arqueología histórica”. PICT-201800769. 2020/2023. [ Links ]

______ (2020). Documentación y Preservación de las Colecciones Arqueológicas del Museo de la Patagonia. Inventariado y digitalización fotográfica”. Convocatoria para la Preservación y recuperación de colecciones de interés científico de argentina. CONICET, Fundación Bunge y Born, Fundación Williams .Ms. [ Links ]

Bianchi Villelli, M., y Scartascini, F. (2021). Informe final del diagnóstico de potencial arqueológico de la Estancia Fortín Chacabuco (PNNH-APN). Ms. [ Links ]

Bianchi Villelli, M., y Fernández Do Río, S. (2020). Arqueología de rescate en Bariloche. Límites y posibilidades en la práctica arqueológica. Práctica Arqueológica 2(2), 13-34. [ Links ]

Bianchi Villelli, M., y Vargas, E. (2021). Guía de usuario de la Plataforma Plataforma gestión del patrimonio cultural de Río Negro, para agentes provinciales e investigadores. ms. Recuperado de http:/pdp.com.ar. [ Links ]

Bianchi Villelli, M., Scartascini, F., Vargas, E., Caracotche, A. S., Hajduk, A ., Di Lorenzo, M., y Burguburu, C. (2020). Investigación interdisciplinaria y Gestión colaborativa del Patrimonio Cultural en el PNNH: Avances en el caso de la Estancia Fortín Chacabuco. Macroscopia IX. Revista de divulgación técnico científica del patrimonio natural y cultural del Parque Nacional Nahuel Huapi (APN), 9-14. Recuperado de https://www.nahuelhuapi.gov.ar/multimedios/macroscopia_09.pdf. [ Links ]

Bianchi Villelli, M., Scartascini, F.,Vargas, E.,Lezcano, M., Di Lorenzo, M., y Stella, V. (2021a). La patrimonialización del pasado. Una mirada desde Bariloche a los marcos legales y las prácticas posibles en arqueología. Actas del XI Coloquio Anual "Diversidad en Ciencias Ciencias Diversas" Demandas y Políticas interculturales en la Patagonia norte: Expresión y reconocimiento de subjetivaciones cívicas socioculturalmente diversas”. IIDyPCaUNRNCONICET(En prensa). [ Links ]

Bianchi Villelli, M., Scartascini, F., Vargas, E., Mizerit, I., Di Lorenzo, M., Bay Gavuzzo, A., Caracotche, S., yHajduk, A . (2021b). Mapa de potencial arqueológico de la Estancia Fortín Chacabuco (PNNH-APN): primeros resultados integrando información arqueológica, histórica, geomorfológica y ambiental. Revista del Museo de Antropología -en prensa. [ Links ]

Boschín, M. T. (2009). Tierra de hechiceros: arte indígena de la Patagonia septentrional Argentina. Córdoba: Ediciones Universidad de Salamanca. [ Links ]

Braicovich, R. (2004). Las canoas del Parque Nacional Nahuel Huapi. Tesis de Licenciatura en Antropología. Departamento de Antropología, Facultad de Humanidades y Artes, Universidad Nacional de Rosario. Ms. [ Links ]

______ (2007). Observando la relación entre los Pueblos de Nahuel Huapi con su paisaje acuático a partir del estudio de canoas monóxilas. Actas del 6° Congreso Chileno de Antropología. Tomo II. (pp. 1897-1905). Recuperado de https://www. aacademica.org/vi.congreso.chileno.de.antropologia/180. [ Links ]

Braicovich, R., y Caracotche, S. (2008). Una biografía de las canoas monóxilas de la región andina norpatagónica. Perspectivas para su memoria y conservación. En CDRom de las III Jornadas de Historia de la Patagonia. San Carlos de Bariloche. [ Links ]

Braicovich, R. (2014). Informe del Proyecto Actualización del Patrimonio del Parque Nacional Nahuel Huapi. Ms. [ Links ]

Braicovich, R., Caracotche, S., Paradela, H., Svarka Bessera, E., y Pérez Navarro, E. (2016). Síntesis Diagnóstico de los Recursos Culturales tangibles del PNNH-2016. Documento Interno DRPN/PNNH. APN. Ms. [ Links ]

Carabias A., Lira, N., y Adán, L. (2010). Reflexiones en torno al uso de embarcaciones monóxilas en ambientes boscosos lacustres precordilleranos andinos, zona centro-sur de Chile. Magallania 38(1), 87-108. [ Links ]

Caracotche M.S., Braicovich, R., y Skvarca, V. (2009). Proyecto de Restauración de los bienes culturales inmuebles: Casa de Don Aarón de Anchorena, Casa Verde y Casa Marrón, Isla Victoria, Reserva Nacional Nahuel Huapi. DISPOSICIÓN Nº 34/08. Préstamo BID 1648/OC-AR. Ms. [ Links ]

Caracotche, M. S., y Braicovich, R. (2013). Análisis de Sitios Arqueológicos del Parque Nacional Nahuel Huapi. Prioridades de Gestión y Conservación. Delegación Técnica Patagonia. Administración de Parques Nacionales. Ms. [ Links ]

Caracotche, S., Bianchi Villelli, M., y Scartascini, F. (2021). Manejo de recursos culturales y recomendaciones. En: Informe final del diagnóstico de potencial arqueológico de la Estancia Fortín Chacabuco (PNNH-APN) (pp. 55-65).Ms. [ Links ]

Caruso Fermé, L., Bianchi Villelli, M., y Fernández Do Río, S. (2018). Los usos coloniales de la madera: primeros resultados arqueobotánicos del sitio Cancha de Pelota Llao Llao” (Río Negro, Argentina). Revista Chilena de Antropología, 37, 58-75. Doi:10.5354/0719-1472.2018.49191. [ Links ]

Ceballos, R. (1982). El Sitio Cuyín Manzano. Serie Estudios y Documentos, Centro de Investigaciones Científicas de Río Negro (9), 1-66. [ Links ]

Crivelli Montero, E. (2006). Frecuencia de creación de sitios de arte rupestre en la cuenca media y superior del río Limay (Noroeste patagónico). En D. Fiore y M. M. Podestá (Ed.) Tramas en la piedra. Producción y usos del arte rupestre (pp. 63-74). Buenos Aires: WAC, SAA. [ Links ]

Crivelli Montero, E., Curzio, D., y Silveira, M. (1993). La estratigrafía de la Cueva Traful I (Provincia del Neuquén). Præhistoria, 1, 17-160. [ Links ]

Crivelli Montero, E., Pardiñas, U., Fernández, M., Bogazzi, M., Chauvin, A., Fernández, V., y Lezcano, M. (1996). La Cueva Epullán Grande (Provincia del Neuquén, Argentina). Præhistoria , 2, 17-160. [ Links ]

Delrio, W., Guiñazú, S., Bianchi Villelli, M., Bechis, M., Sabatier, Y., Arias, P., y Cañuqueo, L. (2018). Cartografías y construcciones de espacios fronterizos en Norpatagonia (fines del siglo XIX). Revista Tefros, 16 (2), 16-50. Recuperado de http:// www.hum.unrc.edu.ar/ojs/index.php/tefros/article/view/686/640. [ Links ]

Endere, M., Mariano, L., Conforti, M., y Mariano, C. (2015). La protección legal del patrimonio en las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro. Viejos problemas y nuevas perspectivas. Intersecciones en Antropología, 16, 207-219. [ Links ]

Fernández Do Río, S., Hajduk, A ., Bianchi Villelli, M., Bechis, F., y Passalia, M. (2017). Puesta en Valor de la Calle Mitre. Arqueología de Rescate en San Carlos de Bariloche. Informe Final. Municipalidad de San Carlos de Bariloche, Rio Negro; PNNHAPN. Ms. [ Links ]

Fernández Do Rio, S., y Murriello, S. (2018). Un paseo por el Bariloche de 1917. Una exposición para pensar la arqueología. Mediaciones de la Comunicación, 13, 141157. [ Links ]

Fernández, J. (1978). Restos de embarcaciones primitivas en el lago Nahuel Huapi. Anales de Parques Nacionales, 14, 45-77. [ Links ]

Fernández, M. V. (2021). Investigación arqueológica aplicada a la gestión: valores de conservación cultural del Parque Nacional Laguna Blanca en el contexto de Norpatagonia. Ms [ Links ]

Fernández, P., Carballido Calatayud, M., Bellelli, C., Tchilinguirián, P., Leonardt, S., y Fernández, M. (2019a). Nuevos datos sobre el poblamiento inicial del bosque del centro-Norte de Patagonia, Argentina. Latin American Antiquity, 30(2), 300-317. [ Links ]

Fernández, P., Carballido, M., Bellelli, C., y Fernández, M. (2019b). Ocupaciones de tiempos históricos en el bosque del centro-Norte de Patagonia. Arqueología de la Patagonia: el pasado en las arenas (pp 105-116). CENPAT-IDEAUS y SAA, Puerto Madryn. [ Links ]

Fernández, P. M., Bellelli, C. T., Carballido Calatayud, M., Podestá, M. M., Caracotche, S., Leonardt, S., Fernandez, M., y Forlano, A. (2020). El poblamiento del bosque del centro-norte de la Patagonia argentina: nuevos datos del Parque Nacional Lago Puelo (provincia del Chubut). Revista del Museo de Antropología, 13(3), 07-22. [ Links ]

Fernández, P., y Tessone, A. (2014). Modos de ocupación del bosque patagónico de la vertiente oriental de Los Andes: aportes desde la ecología isotópica. Revista Chilena de Antropología , 30(2), 83-89. Doi:10.5354/0719-1472.2015.36274. [ Links ]

Gordón, F., Béguelin, M., Rindel, M., Della Negra, C., Hajduk, A., Vázquez, R., Cobos, V., Perez, I., y Bernal, V. (2019). Estructura espacial y dinámica temporal de la ocupación humana de Neuquén (Patagonia argentina) durante el Pleistoceno final-Holoceno. Intersecciones en Antropología , 20(1), 93-105. [ Links ]

Hadjuk, A., Albornoz, A., y Lezcano, M. (2011). Espacio, cultura y tiempo: el corredor bioceánico norpatagónico desde la perspectiva arqueológica. En P. Navarro Floria y W. Delrio (comps), Cultura y espacio. Araucanía-Norpatagonia (pp. 262-292). Instituto de Investigaciones en Diversidad Cultural y Procesos de Cambio Universidad Nacional de Río Negro. Recuperado de http://iidypca.homestead.com/ PublicacionesIIDyPCa/eje_5.pdf. [ Links ]

Hajduk, A ., y Braicovich, R. (2001). Antecedentes históricos de la Misión de los Jesuitas en el Lago Nahuel Huapi. Prospecciones arqueológicas en Puerto Venado. Trabajo presentado en XIV Congreso Nacional de Arqueología Argentina, Rosario. [ Links ]

Hajduk A., Albornoz, A.M., y Lezcano, M. (2004). El “Mylodon” en el Patio de Atrás. Informe Preliminar sobre los Trabajos en el Sitio El Trébol. Ejido Urbano de San Carlos de Bariloche, Provincia de Río Negro. En Contra Viento y Marea. Actas V Jornadas de Arqueología de la Patagonia Buenos Aires (pp. 715-732). [ Links ]

Hajduk A., Scartascini, F.L., Vargas, E., y Lezcano, M . (2018). Arqueología de Isla Victoria, Parque Nacional Huapi, Patagonia Argentina: Actualización y Perspectivas futuras. Intersecciones en Antropología , 19 (39:48). [ Links ]

Hajduk, A ., Albornoz, A., yLezcano, M . (2006). Levels with extinct fauna in the forest rockshelter El Trébol (Northwest Patagonia, Argentina). Current Research in Pleistocene, 23, 55-57. [ Links ]

Hajduk, A ., Albornoz, A ., yLezcano, M . (2008). Arqueología del área del lago Nahuel Huapi. La problemática del uso del medio ambiente boscoso-lacustre cordillerano y su relación con el de estepa y ecotono vecinos. III Jornadas de Historia de la Patagonia. UNCO. CONICET . Historia de la Patagonia: 3° Jornadas(CD) ; UNCO, Neuquén. [ Links ]

Hajduk, A ., Albornoz, A M. ., Lezcano, M. J., y Arias, P. (2012). The first occupations of the El Trebol site during the PleistoceneHolocene Transition (Nahuel Huapi Lake, Patagonia Argentina). Current Research in the Pleistocene, 117-120. [ Links ]

Hajduk, A., Albornoz, A.M ., Lezcano, M. J., y Montero, G. (2013). De Chiloé al Nahuel Huapi. Nuevas evidencias materiales del accionar jesuítico en el gran lago (siglos XVII y XVIII). En: M. Nicoletti y P. Núñez, (compiladoras) Araucanía-Norpatagonia: la territorialidad en debate. Río Negro: IIDyPCa-UNRN-CONICET. [ Links ]

Kropff, L., Pérez, P., Bianchi Vilelli, M., Guiñazú, S., Spivak L'Hoste, A., e Iñigo Carrera, V. (2019). Estudio de Impacto Cultural del emprendimiento Parque Eólico Cerro Alto. Solicitud de la comunidad mapuche Wefu Wechu y el Ministerio de Gobierno de la Provincia de Río Negro. IIDyPCa-UNRN-CONICET. Recuperado de https://rid.unrn.edu.ar/jspui/handle/20.500.12049/3228. [ Links ]

Lolich, L. (1991). Patrimonio arquitectónico y urbano de San Carlos de Bariloche. Tomo I. Bariloche. MSCB. ASAM. [ Links ]

______ (1995). Patrimonio arquitectónico y urbano de San Carlos de Bariloche. Tomo II. Bariloche. MSCB. ASAM. [ Links ]

López, L., y Silveira, M. (2021). El arte rupestre en la cuenca del lago Traful (Provincia del Neuquén). Análisis de la distribución espacial y accesibilidad de sus sitios. Boletín del Museo Chileno de Arte Precolombino, 26(1), 2740. [ Links ]

Méndez, L. (2010). Estado, frontera y turismo: historia de San Carlos de Bariloche. Buenos Aires: Prometeo. [ Links ]

Navarro Floria, P., y Vejsbjerg, L. (2009). El proyecto turístico barilochense antes de Bustillo: entre la prehistoria del Parque Nacional Nahuel Huapi y el desarrollo local. Estudios y perspectivas en turismo, 18, 414-433. [ Links ]

Paradela, H., Murriello, S., Caracotche, M.S., y Fernández Do Rio, S. (2020). Museo en transformación: repensando el Museo de la Patagonia. Macroscopia IX. Revista de divulgación técnico científica del patrimonio natural y cultural del Parque Nacional Nahuel Huapi (APN), 25-28. Recuperado de https://www.nahuelhuapi. gov.ar/multimedios/macroscopia_09.pdf. [ Links ]

Paruelo, J. M., Jobbágy, E. G., y Sala, O. E. (1998). Biozones of Patagonia (Argentina). Ecología Austral, 8(02), 145-153. [ Links ]

Pérez, A. E. (2011). Algunas reflexiones sobre la alfarería del Centro-Sur de Chile y ambientes lacustres precordilleranos de la Patagonia Septentrional Argentina. En P. Navarro Floria y W. Delrio (Comps) Cultura y espacio. Araucanía-Norpatagonia (pp. 293-311). IIDyPCa Universidad Nacional de Río Negro. [ Links ]

______ (2016). La Ocupación del Bosque Meridional Neuquino Durante la Anomalía Climática Medieval (800 a 1.400 dC). (Tesis Doctoral). FFyL-UBA. Ms. [ Links ]

______ (2020). Alfarería arqueológica del centro sur de Chile y la Patagonia noroccidental argentina. Hacia su integración regional. Cerámica Arqueológica, 117. [ Links ]

Pérez, S. I., Gonzalez, P. N., & Bernal, V. (2016). Past population dynamics in Northwest Patagonia: An estimation using molecular and radiocarbon data. Journal of Archaeological Science, 65, 154-160. [ Links ]

Pedersen, A. (1959). Las pinturas rupestres de la región del Parque Nacional Nahuel Huapi (Informe Preliminar). Anales de Parques Nacionales , VIII, 19-50. [ Links ]

______ (1963). Las pinturas rupestres de la región del Parque Nacional Nahuel Huapi. Provincia de Neuquén y sus proyecciones históricas. Primer Congreso del Área Araucana Argentina, II, 167-184. [ Links ]

______ (1978). Las pinturas rupestres del Parque Nacional Nahuel Huapi. Anales de Parques Nacionales, XIV, 7-44 [ Links ]

Podestá, M. M, Bellelli, C., Labarca, R., Albornoz, A . M., Vasini, A., y Tropea, E. (2008). Arte Rupestre en pasos cordilleranos del Bosque Andino Patagónico (El Manso, Región de los Lagos y Provincia de Río Negro, Chile-Argentina). Magallanía, 36 (2), 143-153 [ Links ]

Prates, L. R., Martinez, G. A., & Belardi, J. B. (2019). Los ríos en la arqueología de Norpatagonia (Argentina). Revista del Museo de La Plata, 4(2), 633-656. [ Links ]

Rousaki A., Vargas F. E., Vázquez C., Aldazábal V., Bellelli C., Carballido Calatayud M., Hajduk A ., Palacios O., Moens, L., y Vandenabeele, P. (2018). On-field Raman Spectroscopy of Patagonian Prehistoric Rock Art: Pigments, Alteration Products and Substrata. Trends in Analytical Chemistry. Recuperado de https://doi. org/10.1016/j.trac.2018.05.011. [ Links ]

Sánchez Albornoz, N. (1958-1959). Pictografías de la península de San Pedro (Nahuel Huapi). Runa, IX (1-2), 91-106. [ Links ]

Scartascini F. L. (2019). Entre Bosques y Desiertos: Arqueología, Cronología y Geografía humana en el oeste norpatagonico, Río Negro, Argentina. PI-UNRN 40-B-813 (2020-2022). [ Links ]

Scartascini F. L., Bianchi Villelli, M., Lezcano, M ., Vargas, F. E., y Fernández Do Rio, S. (2019). La ocupación humana de la precordillera y el área andino lacustre, En L. Prates, E. Mange y A. Serna (eDS.) Los pueblos nómades de Río Negro. 13.000 años de historia a través de la arqueología. Fondo Editorial Rionegrino, Viedma. En prensa. [ Links ]

Scartascini F. L ., Vargas, F. E ., y Bay Gavuzzo, A. (2020). Arqueología y Biogeografía humana en el lago Nahuel Huapi: evaluando el rol del ambiente boscoso-lacustre norpatagónico y su vinculación con la estepa. Revista del Museo de Antropología , 13(3), 251-266. [ Links ]

Schobinger, J. S. (1956). El arte rupestre de la Provincia del Neuquén. Anales de Arqueología y Etnología, XXII, 115-227. [ Links ]

Silveira, M. J., López, L., y Aldazabal, V. (2013). El uso del espacio durante el Holoceno Tardío -últimos 3500 años- en el bosque andino de Patagonia septentrional, lago Traful, sudoeste de la Provincia del Neuquén. Anuario de Arqueología, 5, 85-101. [ Links ]

Vargas, F. E . (2018). Aplicación de nuevas técnicas digitales para el registro, análisis, conservación y difusión del patrimonio rupestre del Lago Nahuel Huapi. Parque Nacional Nahuel Huapi. Informe final. Fondo Nacional de las Artes. [ Links ]

______ (2021). Imágenes, paisajes rupestres y redes de comunicación visual entre cazadores recolectores del noroeste de Patagonia (Pcia. de Neuquén). (Tesis Doctoral, Universidad de Buenos Aires, Argentina). Ms [ Links ]

Vargas, F. E ., Lanata, J. L., Abramson, G., Kuperman, M. N., y Fiore, D. (2019). Digging the topology of rock art in northwestern Patagonia. Journal of Complex Networks, cnz033. Recuperado de https://doi.org/10.1093/comnet/cnz033. [ Links ]

Vezub, J. (2009). Valentín Saygüeque y la “Gobernación Indígena de las Manzanas”. Poder y etnicidad en la patagonia noroccidental (1860-1881). Buenos Aires: Prometeo. [ Links ]

Vignati, M. (1936). El asentamiento de la misión jesuita de Lago Nahuel Huapi. Boletín de la Junta Histórica Numismática Americana, 8, 315-321. [ Links ]

______ (1944). Antigüedades en la región de los lagos Nahuel Huapi y Traful. Notas del Museo de La Plata. Tomo IX, Antropología, 23 [ Links ]

Normativas citadas

Ley Nacional 25.743/03. Protección del patrimonio arqueológico y paleontológico. Recuperado de http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/85000-89999/86356/ norma.htm. [ Links ]

Decreto reglamentario n.° 1022/2004 de la Ley Nacional 25.743/03. Recueprado de http:// servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/95000-99999/97432/norma.htm. [ Links ]

RENYCOA. Recuperado de http://www.inapl.gov.ar/renycoa/dec102204_reglaml25743. pdf[M1]. [ Links ]

Administración de Parques Nacionales (APN). (2001). Reglamento para la Conservación del Patrimonio Cultural en Jurisdicción de la APN. Resolución HD 115/01. Recuperado de https://www.nahuelhuapi.gov.ar/normativas/manejo/REGLAMENTO%20 PARA%20LA%20CONSERVACION%20DEL%20patrimonio%20cultural.pdf. [ Links ]

______ (2018). Ficha de Inventario de Objetos y Colecciones en Áreas Protegidas (IF-2018-50179756-APN-DTC#APNAC). [ Links ]

______ (2019). Plan de gestión del PNNH. 20192029. Recuperado de https://www.nahuelhuapi.gov.ar/plangestion.html. [ Links ]

______ (2015). SIB -BdRCCPNNH. Sistema de Información de la Biodiversidad Base de Datos de Recursos Culturales del Parque Nacional Nahuel Huapi. APN. [ Links ]

______ (2020). Ficha de relevamiento de Patrimonio Cultural Construido en Áreas Protegidas y su instructivo (IF-2020-03583102APN-DTC#APNAC y IF-2020-03586815-APN-DTC#APNAC. [ Links ]

INAPL. FICHA ÚNICA DE REGISTRO (FUR). (2020). DI-2020-4-APN-INAPL#MECCYT. Recuperado de https://inapl.cultura.gob.ar/media/uploads/site27/multimedia/instructivo_fur.pdf. [ Links ]

Carta Orgánica Municipal de San Carlos de Bariloche. (2007). Recuperado de http:// www.concejobariloche.gov.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=18 67&Itemid=447. [ Links ]

Ordenanza Municipal n° 3139-CM-2019. (2019) Mapa de distribución de Sitios Arqueológicos e Históricos, Inventario de Bienes Materiales investigados y rescatados y Mapa de sensibilidad. Recuperado de https://digestobariloche.gov.ar/ ordenanzas/2020/O-19-3139. [ Links ]

1 Ordenanza 3139-CM-2019. Mapa de distribución de Sitios Arqueológicos e Históricos, Inventario de Bienes Materiales investigados y rescatados y Mapa de sensibilidad. https://digestobariloche.gov.ar/ordenanzas/2020/O-19-3139.

2https://cultura.rionegro.gov.ar/?contID=69064; y https://pdp.com.ar/front.php#iniciar. Ver Bianchi Villelli y Vargas (2021).

3Ordenanza 3139-CM-2019. Mapa de distribución de Sitios Arqueológicos e Históricos, Inventario de Bienes Materiales investigados y rescatados y Mapa de sensibilidad. https://digestobariloche.gov.ar/ordenanzas/2020/O-19-3139.

4Estas categorías se tomaron en cuenta por ser parte de las fichas de relevamiento tanto del APN (2018, 2020) como del Registro Nacional de Yacimiento y Objetos Arqueológicos. RENYCOAINAPL (INAPL 2020).

5Nos apoyamos en los glosarios e instructivos que especifican ambos registros.

6En este caso, los sitios sin posibilidad de georreferenciación, fueron dejados de lado.

7Es importante mencionar que se han hecho análisis sobre las canoas halladas localmente, pero su cronología reciente quedó fuera del rango de datación absoluta para radiocarbono.

8Para esta evaluación inicial, no se incluyeron los conjuntos arqueológicos definidos dentro de la categoría "construido" (N=83), por estar afectados también por otras variables que el modelo no contempla, vinculadas a la urbanización de la colonia agrícola pastoril de Nahuel Huapi, posteriormente San Carlos de Bariloche, así como el impacto del establecimiento del PNNH que implicó también un importante despliegue de infraestructura.

Recibido: 28 de Agosto de 2021; Aprobado: 26 de Noviembre de 2021

Sobre los autores

Federico Scartascini es Doctor y Lic. En Arqueología de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Investigador Asistente del CONICET y docente en la Universidad Nacional de Rio Negro. Correo Electrónico: fscartascini@gmail.com. https://orcid.org/0000-0002-7672-4406

Marcia Bianchi Villelli es Investigadora de CONICET y la Universidad Nacional de Río Negro. Se especializa en arqueología histórica del colonialismo en Patagonia y procesos de patrimonialización. Correo Electrónico: bianchi.marcia@gmail.com https:// orcid.org/0000-0002-8085-4254

Soledad Caracotche es Licenciada en Ciencias Antropológicas, con orientación arqueológica, asesora a Programas de Planificación Estratégica, Conservación y Gestión del Patrimonio en Áreas Protegidas. Correo Electrónico: scaracotche@apn.gob.ar. https://orcid.org/0000-0001-9941-6871

Emmanuel Vargas es Licenciado en Ciencias Antropológicas, con orientación arqueológica. Doctorando en Arqueología en la Universidad de Buenos Aires. Becario Doctoral de paisajes rupestres y redes de comunicación visual. Correo Electrónico: femmanuelvargas@gmail.com https://orcid.org/0000-0001-6960-7896

Solange Fernández Do Rio, Universidad Nacional del Comahue Centro Regional Universitario Bariloche. Trabaja en Investigación y gestión del patrimonio cultural material e inmaterial. Comunicación Pública de la Ciencia. Correo Electrónico: solangefernandezdorio@gmail.com https://orcid.org/0000-0003-4460-4570

Romina Braicovich es Licenciada en Antropología con orientación en Arqueología. Asesora en investigación y gestión promovidos por la Delegación Regional Patagonia (APN) y el Parque Nacional Nahuel Huapi. Correo Electrónico: raecovich@yahoo.com https://orcid.org/0000-0002-4579-2908

María Victoria Fernández es Doctora y Licenciada en Arqueología (FFyL, UBA). Correo Electrónico: fernandezvicky5@gmail.com https://orcid.org/0000-00019807-3715

Alhue Bay Gavuzzo es Licenciada en Ciencias Biológicas con orientación en Ecología. Correo Electrónico: iidypca@unrn.edu.ar https://orcid.org/0000-0001-90589602

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons