SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.39 número1Telómeros y Enfermedad cardíaca índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de cardiología

versión On-line ISSN 0718-8560

Rev Chil Cardiol vol.39 no.1 Santiago abr. 2020  Epub 01-Abr-2020

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-85602020000100082 

Obituario

In Memoriam. Dr. Ricardo Vargas Briulet 1937 - 2020

Dr Benjamín Stockins1 

1 Profesor Titular de Cardiología, Universidad de La Frontera, Chile. Jefe de Centro Cardiovascular Hospital Dr. HHA de Temuco. Ex presidente de SOCHICAR.

Dr. Ricardo Vargas Briulet. 

El día 29 de abril de 2020 despedimos a un gran amigo, médico excepcional y uno de los líderes de la cardiología del sur de Chile. Ricardo Vargas fue eso y mucho más, y su nombre es sinónimo de cardiología, traspasando su legado por toda la Provincia de Llanquihue, en la que desempeñó casi toda su vida profesional. Tras una larga enfermedad, Ricardo hoy descansa en paz.

Nació en Santiago el 24 de marzo de 1937, siendo sus padres el señor Luis Vargas y la Sra. Emiliana Briulet. Estudió en la Alianza Francesa y tras ello ingresó a la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Una vez recibido su título de médico en 1961, se fue al sur de Chile, estableciéndose en Puerto Varas, que ha sido su hogar por toda una vida, y donde fue nombrado Hijo Ilustre en el año 2014.

Su trabajo profesional lo desarrolló en la Clínica Alemana de esa ciudad, llegando a ser jefe de la Unidad de Cardiología. Además, continuó como médico ad honorem del consultorio municipal de Puerto Varas y fue docente de la Universidad San Sebastián.

Fue un pionero de la cardiología chilena, destacando sus notables condiciones clínicas. Llegó a introducir un sin número de procedimientos, como la electrocardiografía de esfuerzo, la monitorización de pacientes críticos, la cardioversión eléctrica, el holter de presión y de ritmo, y la ecocardiografía de stress y transesofágica.

Dos personas tuvieron gran influencia en su desarrollo cardiológico. Junto a uno de ellos, el Dr. César Carranza, perfeccionó su entrenamiento en ecocardiografía en el Hospital Fach, en 1985, adquiriendo especialmente experiencia en ecocardografía doppler-color. A corto andar inicia este procedimiento en su ciudad, siendo uno de los pioneros en el país. En el año 1990 su inquietud lo llevó hasta Loma Linda, California, EEUU, donde trabajó junto a su amigo, el Dr. Pravin Shah, y se entrenó con él en ecografía de ejercicio, eco de stress farmacológico y transesofágico.

Ingresó a la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular en el año 1991, siendo un activo miembro, con un rol destacado en el apoyo local en cada actividad que nuestra Sociedad realizara en Puerto Varas, donde además fue uno de los fundadores de la Filial Sur de SOCHICAR.

Fue un participante regular realizando presentaciones, organización de cursos y charlas en distintos lugares del país. Recibió el premio de la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular por su contribución a la Ecocardiografía y le correspondió dictar la Conferencia Zapata Díaz en el año 2016, cuando se celebró el Congreso Chileno de Cardiología en la Ciudad de Puerto Varas. Además, fue nombrado socio honorario de SOCHICAR en el año 2011.

El Dr. Ricardo Vargas (a la izquierda) durante el Congreso Chileno de Cardiología y Cirugía Cardiovascular del año 2016, en Puerto Varas. En la foto, junto a su colega y amigo, Dr. Benjamín Stockins, y a sus respectivas esposas. 

Inquieto desde joven, a los catorce años anduvo solo por París como estudiante, y fue becado por su rendimiento en el idioma francés. Fue miembro de la Santiago Jazz Band en la Universidad, constructor casi profesional de embarcaciones, velerista, eximio pescador con mosca, armador personal de su propia “citrola”, y compartió su profesión en Puerto Varas con “Paillahue”, su casa junto al Lago. Aventurero incansable, partió en 1974 a Alaska a una excursión de pesca y caza, pasatiempo que lo hizo, incluso, publicar un libro sobre sus aventuras. Destacan también sus artes musicales, tocando el clarinete y el ukelele, restaurando muebles y pintando acuarelas.

Otra de sus pasiones fue ser Rotario por más de 50 años, llegando a ser nominado Gobernador de Distrito e Instructor Internacional de Gobernadores. En su famoso y hospitalario fogón rotario compartimos más de una sesión de nuestra Filial Sur.

Pero Ricardo no solo ha sido un buen médico y un destacado cardiólogo, también ha gozado de una vida plena. Casado con Marietta Opitz (su cuchi cuchi), una maravillosa mujer, reina de belleza de Puerto Varas, con la cual formaron una familia feliz junto a sus hijos y nietos, y que estuvo dispuesta a acompañarlo en sus locuras.

Para los cardiólogos del sur, se ha ido un hombre excepcional. Es un orgullo haber contado con Ricardo como amigo, destacando sus condiciones profesionales y humanas, su capacidad de liderazgo, su generosidad y su permanente acogida, cualidades que han enriquecido los encuentros cardiológicos. Tras su ausencia, las conversaciones por las noches tras las sesiones académicas no serán las mismas.

Por último, algunas palabras de uno de sus amigos y que lo retratan en forma cabal:

“He tenido la suerte de vagar por los cielos y los mares, los desiertos, los ríos y los lagos, sin cerrar nunca una puerta con su llave. Si vuelvo a nacer quisiera ser poeta, sin que nadie perturbe mis afanes de buscar la belleza en todas partes. Seré escaso de bienes terrenales, siempre exiguo y liviano de equipaje Quisiera ser libre como el aire, tener como almohada una guitarra, y cantar acompañado de mi amada”.

Ricardo, descansa en paz. Tu legado quedará con tu familia y con todos tus amigos

Recibido: 04 de Mayo de 2020; Aprobado: 05 de Mayo de 2020

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons