SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16 número1Los Desafíos de la Educación Inclusiva en Entornos Virtuales de Aprendizaje en el Marco de la Pandemia Covid-19 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista latinoamericana de educación inclusiva

versión impresa ISSN 0718-5480versión On-line ISSN 0718-7378

Rev. latinoam. educ. inclusiva vol.16 no.1 Santiago  2022

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-73782022000100011 

EDITORIAL

Recoger las Voces de los y las Estudiantes para Favorecer la Inclusión

Gathering Student Voices to Promote Inclusion

Cynthia Duk1 

F. Javier Murillo2 

1 Universidad Central de Chile, Chile

2 Universidad Autónoma de Madrid, España

En los últimos años, “la voz del alumnado” se ha ido posicionando en la investigación, ganando visibilidad en las publicaciones científicas en el campo educativo en general, y en particular, en el área de la educación inclusiva.

En parte, podríamos atribuir la consideración de las voces al impacto que ha tenido en las políticas sociales y educativas la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989, al reconocer a los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos, consagrando el derecho a la participación, a expresar libremente sus opiniones, a estar informados y a la libertad de pensamiento, entre muchos otros… Para Voltarelli (2018), pensar en participación es pensar en un derecho fundamental de la ciudadanía, que concibe a los niños y niñas como sujetos activos y protagonistas en la construcción y determinación de sus propias vidas. Según la autora, en una Sudamérica marcada por las desigualdades sociales y un modelo adultocentrista y paternalista, la lucha por la participación en la infancia “es una lucha contra la discriminación, la segregación social, la subordinación, entre otros elementos que configuran y limitan la posibilidad de la participación de los niños y niñas en la sociedad” (Voltarelli, 2018, p. 746). En este sentido, participar parte de la premisa que todos los niños y niñas sean bien tratados, de modo que se sientan acogidos, seguros y valorados en las interrelaciones que construyen con sus iguales y los adultos, generando espacios de diálogo que les permitan el intercambio de posiciones y opiniones, escuchar y ser escuchados, sin temores a plantear sus puntos de vista y a defenderlos, participando en las decisiones que afectan sus vidas. Esto, por decir lo menos, implica superar las concepciones profundamente arraigadas en nuestras sociedades y, por cierto, también en los espacios educativos, donde la sumisión y opresión a las expresiones de los niños y niñas son pan de cada día, lo cual exige dejar atrás las relaciones de subordinación y dependencia que se han dado históricamente, reconstruyendo las relaciones impuestas por la perspectiva adultocentrista.

Más específicamente, la participación en la vida escolar ofrece la oportunidad de identificar los intereses, expectativas y demandas de los y las estudiantes, de contribuir al desarrollo de la iniciativa, la autonomía, la autoestima y asumir responsabilidades compartidas, frente al aprendizaje y hacia una convivencia basada en los valores del respeto mutuo, la solidaridad y colaboración con los demás. En otras palabras, ofrece la oportunidad de aprender a vivir en comunidad.

Desde la perspectiva de la educación inclusiva, la participación es considerada un elemento constitutivo de la misma y una condición esencial para aprender y relacionarse. En este marco, la voz de los estudiantes ha despertado especial interés, en particular en lo que se conoce como investigación inclusiva y participativa. Dentro de esta corriente, encontramos interesantes trabajos de investigación orientados al desarrollo de procesos de inclusión a nivel de las escuelas y la comunidad. En esta línea, destacamos los trabajos de Susinos, Parrilla, Ainscow y Messieu, por nombrar algunos. Así, considerar las voces de los y las estudiantes, es una corriente de investigación-acción que asume el reconocimiento del derecho de todo estudiante a tener una participación activa en la vida escolar y en las decisiones que se toman, entendida como factor clave para la mejora escolar desde una perspectiva inclusiva.

Pero dejemos las cosas claras: no toda experiencia o estrategia desarrollada bajo el paraguas de la voz de los estudiantes da cuenta de una práctica inclusiva; o, dicho de otro modo, bajo bien intencionadas experiencias que formalmente buscan favorecer la participación de los niños y niños se esconden en realidad transformaciones en las que persisten estructuras escolares que legitiman la verticalidad en las relaciones pedagógicas y donde los estudiantes suelen jugar un rol de espectadores o receptores.

Desde una mirada inclusiva, recoger las voces de los y las estudiantes adquiere todo su sentido en tanto su intencionalidad está puesta en rescatar su visión personal sobre la realidad educativa, permitiendo a los docentes obtener miradas diversas y enriquecidas sobre los procesos educativos y como cada estudiante los vive, aportando elementos sustantivos para la reflexión y cambio en las practicas pedagógicas a la luz de sus puntos de vista y de aquellos aspectos que pueden pasar desapercibidos a los ojos del profesorado.

En este sentido, recoger y escuchar sus voces constituye un punto de partida para recopilar información valiosa con el fin de obtener una comprensión más completa y profunda de los procesos de enseñanza y aprendizaje, que ayude a los docentes a cambiar su percepción sobre los estudiantes y su aprendizaje. Ello implica una actitud permanente de apertura y escucha docente que se concreta en un amplio repertorio de oportunidades que estimule a los estudiantes a expresarse con libertad en un clima de confianza y garantice la consideración de las voces de todo el alumnado, y no solo las voces hegemónicas o más representadas en el grupo. Asegurar la expresión y participación de todos y todas, presupone entonces, prestar particular atención a las voces de los grupos minoritarios o estudiantes más vulnerables a la exclusión y marginación.

Como señalan Sañudo y Susinos (2018),

la escucha docente requiere atender tanto a las palabras y discursos como a los silencios, comportamientos o cualquier manifestación del alumnado, que comunica sobre su estado emocional, pensamientos o vivencias. Consideramos, por lo tanto, que se puede hablar de una disposición del profesorado, que no sólo consulta al alumnado, sino que mantiene una actitud de compromiso en la interacción cotidiana que da cabida a las manifestaciones y aportaciones de todo el alumnado. (p 90)

En este contexto, se han descrito variadas estrategias útiles para recabar las voces, atendiendo a su diversidad. Algunos ejemplos son: entrevistas y cuestionarios, el uso técnicas visuales y foto elicitación, el análisis de clases videadas, de episodios críticos, la reflexión individual y colectiva sobre estrategias de aprendizaje y de evaluación empleadas, participación en el diseño curricular. Asimismo, en el último tiempo, han surgido prometedoras experiencias educativas que incorporan a los propios estudiantes como coinvestigadores, asumiendo así mayores niveles de participación y responsabilización respecto de sus procesos de aprendizaje (Ainscow y Messiou, 2017)

Concluyendo, la inclusión reclama la construcción de comunidades participativas donde todas las voces sean escuchadas e igualmente valoradas y se reconozcan las oportunidades que ofrece el dialogo intergeneracional para favorecer las relaciones, la comprensión mutua y el aprendizaje entre niños, niñas y adultos.

Referencias

Ainscow, M. y Messiou, K. (2017). Engaging with the views of students to promote inclusion in education. Journal of Educational Change, 19(1), 1-17. https://doi.org/10.1007/s10833-017-9312-1Links ]

Sañudo, M. y Susinos, T. (2018). ¿Quién toma la palabra en la escuela?, ¿quién escucha? Preguntas pertinentes desde la práctica reflexiva. Revista Latinoamericana de Educación Inclusiva, 12(1), 74-94. https://doi.org/10.4067/S0718-73782018000100006Links ]

Voltarelli, M. A. (2018). Los temas del protagonismo y la participación infantil en las producciones sudamericanas. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 16(2), 741-756. https://doi.org/10.11600/1692715x.16207Links ]

*Contacto: cduk@ucentral.cl

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons