SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número66La fiesta vacíaContra Susan Sontag: Fragmentos de una obra, lectura de una imagen índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Aisthesis

versión On-line ISSN 0718-7181

Aisthesis  no.66 Santiago dic. 2019

http://dx.doi.org/10.7764/aisth.66.12 

Reseñas

Los de abajo. Tres siglos de sirvientes en el arte y la literatura de América Latina

Rosario Fernández-Ossandón1 

1Universidad Academia de Humanismo Cristiano, Centro Núcleo Milenio Autoridad y Asimetrías de Poder IDEA-USACH, rfernandez@academia.cl

Rossi, María Julia; Campanella, Lucía. eds., Los de abajo. Tres siglos de sirvientes en el arte y la literatura de América Latina. Rosario, Argentina: UNR Editora, 2018. 248 pp.p.

Los de abajo. Tres siglos de sirvientes en el arte y la literatura de América Latina es un libro editado por María Julia Rossi y Lucía Campanella que nos convida a pensar el trabajo doméstico, la servidumbre, la figura de los sirvientes, aquellas tareas del lado oscuro, nebuloso, afectivo, sucio de prácticas asociadas al cuidado y al servir a otros. Prácticas sociales y económicas, pero que en este texto se releva su contenido y estética cultural, simbólica y representacional en el mundo del arte y la literatura, sitios productivos para desplazar el pensamiento hacia los recovecos de una labor feminizada y racializada en América Latina. Es una invitación que, si bien dialoga con las reflexiones desde las ciencias sociales y las teorías feministas sobre la reproducción, los cuidados y la familia, y su asignación histórica a lo femenino (Gutiérrez-Rodríguez 106), nos moviliza a pensar en la tarea del “servir” como entrada excepcional para comprender las relaciones y negociaciones de las diferencias entre el “nosotros” y los “otros”.

La invitación nos entrega ciertas coordenadas, entradas que hacen de los textos de esta compilación una propuesta productiva en su pensar la diferencia a partir de la relación de servidumbre en América Latina y las representaciones culturales que allí se generan. Aunque los capítulos se encuentran ordenados cronológicamente, según el material que cada autor/a observa, el tiempo y la historicidad de las relaciones entre diferentes es concebido en tanto reiteración y discontinuidades de “huellas”. Interpreto esta concepción como una primera coordenada: la búsqueda por escenas o improntas de la relación entre quienes son servidos y quienes sirven. El foco en las repeticiones —en tanto escenas— posibilita irrumpir una visión lineal y evolutiva de esta relación sin por ello dejar de pensar en sus transformaciones de acuerdo a cada momento de los proyectos nacionales y las formas de producción económica que las contienen.

Una segunda coordenada es su atención en el lugar simbólico de la servidumbre, en tanto práctica y sujeto, en la producción de proyectos nacionales y modernos en crónicas, pinturas, novelas y periódicos. Para las editoras, la modernidad sería una “escena” configurativa de una nueva forma de relación con la servidumbre que se deja ver, se manifiesta en representaciones artísticas y literarias, en el orden simbólico y estético de la cultura. La modernidad es entendida no solo como un proceso de transformación de las relaciones de poder y de trabajo, sino que como un momento en que las burguesías latinoamericanas encuentran en la imitación de las “apariencias aristocráticas” y la domesticidad (como ideal femenino) tablados para la obtención —no siempre exitosa— de estatus. La imitación como estrategia se basa en nociones idealizadas y romantizadas que suponen el “tener” sirvientes, el “ser servido” como códigos de superioridad a partir de una “nostalgia por la domesticidad” (Cox 2). Y el libro se propone pensar la servidumbre en códigos modernos a partir de una mirada sensible a la “violencia simbólica que opera sobre el servicio en el nivel de las representaciones culturales, mediáticas y representativas” (13) que la estrategia de imitación podría proveer. En dicha mirada, la modernidad se entiende en el contexto latinoamericano a partir de la herencia de los sistemas esclavistas y de los procesos de racialización que asigna a la servidumbre un carácter de inferioridad: carácter que deja una huella tanto en las tareas y los sujetos que las realizan —principalmente mujeres, inmigrantes, indígenas y esclavas negras—.

Una tercera coordenada que los capítulos de este libro relevan es la compleja lógica entre visibilización e invisibilización de la servidumbre. Por un lado, “tener” sirvientes y mostrar una casa armónica deviene símbolo de estatus, pero se aprecia en tanto el trabajo “sucio” (Anderson 9) se mantenga desapercibido. Esta lógica está, a su vez, entrecruzada por las diferencias de género, clase, raciales, de edad, así como por los vínculos afectivos y económicos que en ese espacio “íntimo” coexisten. Las lógicas de visibilización/invisibilización se traducen, muchas veces, en extrañas y ambiguas estrategias de proximidad y distancia, de intimidad y diferenciación, donde el “nosotros” y los “otros” entran a definiciones cambiantes, pero no por ello menos profundas y poderosas en la economía afectiva de la producción de la diferencia (Ahmed 15). Esta coordenada abre, para los ensayos del libro, un lenguaje estético productivo para crear y pensar sobre la figura de las trabajadoras domésticas en los lugares de la parodia, la mímica, lo siniestro en la producción literaria, en el cine y en la fotografía.

Estas tres coordenadas —la reiteración e irrupción del tiempo en tanto escenas; su particularidad simbólica en la modernidad; y las lógicas de (in) visibilización— hacen de la servidumbre un lugar que, por su complejidad afectiva, deviene fructífero para la producción de representaciones culturales. Son dichas representaciones, inestables, fragmentadas y diversas, las que son objeto de interpelación de los ensayos aquí reunidos. Ahora, no solo implica la detención en producciones artísticas y literarias específicas, sino que justamente en reconstruir una mirada —aún precaria en la crítica cultural— que tenga una disposición sensible para concebir la servidumbre como nodo para el pensamiento crítico. Por tanto, los textos aquí agrupados tienen, al menos, una doble relevancia: el análisis de material artístico para pensar el problema de la servidumbre; y la generación de una mirada sensible desde la servidumbre para construir una propuesta de crítica cultural respecto a la literatura, la cultura de masas y las artes.

Esta doble relevancia adquiere un carácter novedoso en la producción académica de saberes sobre este campo de estudio que ha tendido a enfocarse en las raíces y relaciones estructurales, legales, sociales y económicas que explican la composición del trabajo doméstico en la región. Los trabajos aquí reunidos se unen al impulso que otros autores como Abril Saldaña (2014) y Mirza Aguilar (2014) han empezado a realizar: aquel enfocado en pensar desde las representaciones en el arte, la literatura y la cultura popular las representaciones culturales del trabajo doméstico. Este “giro cultural” es sin duda un acierto no solo para repensar el potencial de este tipo de trabajo para la producción de saberes, sino que también la importancia de proyectos interdisciplinarios que con/desde el arte producen saberes que, al menos, tensionan las interpretaciones y conocimientos producidos desde las teorías sociales y feministas respecto a la noción de “mujeres”, lo femenino y lo doméstico.

El libro reúne textos que se insertan en este desafío. Así, en la primera parte del libro —dedicada a representaciones culturales en el siglo xix— cuatro capítulos se enfocan en la relación entre servidumbre y el proyecto moderno a partir del análisis de literatura y pintura. En la segunda parte, centrada en el siglo xx y en la emergencia del cine y de los periódicos como medios masivos de comunicación, se enfocan en el lugar simbólico de la servidumbre y el espacio doméstico. En la tercera parte el libro reúne textos que analizan el lugar de la servidumbre en el cine, la performance, la literatura, la fotografía y en periódicos, una lectura sobre su productividad contemporánea. Finalmente, en el epílogo, se incluyen dos textos: uno desde una mirada legal y el otro una reflexión filosófica sobre el servicio de Geneviève Fraisse, texto por primera vez traducido al castellano.

Referencias

Aguilar, Mirza. “¿Atrapadas en un cuento de hadas? Tras las representaciones de ‘au pairs’ mexicanas ante la demanda de trabajo doméstico y cuidado en los Estados Unidos de América”. Trabajadoras en la sombra: dimensiones del servicio doméstico latinoamericano. Coord. por Séverine Durin, María Eugenia de la O Martínez, Santiago Bastos. México, Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, 2014, pp. 535-562. [ Links ]

Ahmed, Sara. The Cultural Politics of Emotion. Edinburgh, Edinburgh University Press, 2004. [ Links ]

Cox, Pamela. “Shop girls and the service ethics”. Congreso Internacional Maîtres, domestiques et serviteurs: une intimité ambiguë. Dijon, 19-20 de marzo. Ponencia inédita. Centre Inter Lengues, Université de Bourgogne, Francia, 2015. [ Links ]

Gutiérrez-Rodríguez, Encarnación. Migration, Domestic Work and Affect: A Decolonial Approach on Value and the Feminization of Labor. New York, Routledge, 2010. [ Links ]

Saldaña, Abril. “Tlazolteotl: The Filth Deity and the sexualization of paid domestic workers in Mexico”. Sexualities 17(1-2), 2014, pp. 194-212. [ Links ]

Creative Commons License This is an Open Access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution License, which permits unrestricted use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original work is properly cited.