SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.29 número2Evaluación de la sustentabilidad de la construcción en micro empresas o empresas pequeñas de la construcción: Caso de estudio en el sur de Brasil índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista ingeniería de construcción

versión On-line ISSN 0718-5073

Rev. ing. constr. vol.29 no.2 Santiago ago. 2014

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-50732014000200001 

 

Criterios para el refuerzo de estructuras metálicas: Rehabilitación del "Círculo de Bellas Artes" y la "Casa Encendida"

 

Jesús Hierro*, Antonio Aznar1** , José I. Hernando**, Juan F. de la Torre**, Jesús Ortiz**

* Universidad Europea de Madrid. ESPAÑA

** Universidad Politécnica de Madrid. ESPAÑA

Dirección de Correspondencia


RESUMEN

Este trabajo resume unos criterios fundamentales para el diagnóstico y la posterior rehabilitación de las estructuras de acero. La adaptación de los edificios a los nuevos usos demandados por la sociedad junto con la creciente preocupación por la conservación del Patrimonio Arquitectónico, implican la necesidad de revisar los procedimientos tradicionales en la intervención y conservación de las construcciones históricas. Entre las posibles líneas de actuación, este trabajo se centra en las ventajas de la rehabilitación de las estructuras metálicas medlante su transformación en estructuras mixtas. Junto con las ventajas derivadas del comportamiento mecánico como sección mixta, hay que añadir el reducido coste y la mejora de numerosos aspectos como pueden ser el aislamiento acústico, térmico, etc. En este trabajo se presentan los trabajos de rehabilitación llevados a cabo en dos edificios emblemáticos de la capital: el edificio del Círculo de Bellas Artes y el Centro Cultural "La Casa Encendida".

Palabras claves: Dlagnóstico, rehabilitación, estructuras metálicas, sección mixta, patrimonio arquitectónico


1. Introducción

La demanda de una mayor calidad arquitectónica por parte de la sociedad induce a la continua actualización de los estándares aceptables, lo que implica una renovación de las viejas tipologías constructivas históricas. Sin embargo, esta demanda continuada comienza a entrar en conflicto con otros objetivos paralelos: la preservación y conservación de los edificios históricos. Se trata de un signo característico de cada sociedad, continente de su cultura y actividad pasada, y por lo tanto, de su proyección futura.

Gran parte del Patrimonio Histórico Arquitectónico se construyó con estructura de acero, en el caso concreto de edificación, medlante soluciones de forjados y vigas metálicas de diferentes tipos. Estas edificaciones históricas nacieron de las posibilidades inherentes al entonces nuevo materlal, y han permanecido hasta el momento y permanecerán en el futuro debido, en gran parte, a su capacidad de adaptación para un uso distinto al original para el que fueron concebidas.

El Patrimonio Arquitectónico construido con acero puede considerarse como el resultado de los avances metalúrgicos de los dos últimos siglos, junto con los logros en el conocimiento teórico-experimental del comportamiento mecánico de las estructuras metálicas. Cabe destacar la creatividad de los nuevos tipos estructurales y el desarrollo de nuevas tecnologías constructivas. El proceso histórico de la construcción con acero puede considerarse como el resultado de una tenacidad extraordinarla para aprender las lecciones de sus clamorosos fracasos, todos ellos siempre superados, pero algunos más recientes de lo que tal vez generalmente se conoce. Como ejemplo de ello se destacan los colapsos por pandeo producidos entre 1969 y 1971 en Viena, Gales, Melbourne y Coblenza.

2. Discusión y desarrollo: criterios para la rehabilitación de estructuras metálicas

Es importante aclarar que en los proyectos de edificación de obra nueva, en principio no existe tal cantidad de condicionantes externos que restringen las soluciones técnicas a utilizar frente a un problema, como sí sucede en el campo de la rehabilitación. A la hora de reformar los edificios históricos, construidos al amparo de otras técnicas y, en el caso del acero, incipientes en muchos aspectos, es donde surgen enormes problemas. En primer lugar se exponen unas consideraciones prevlas sobre el propio acero.

2.1 El material base y su soldadura

Lo que tradicionalmente se ha entendido como "acero" no siempre ha alcanzado la calidad necesarla para poder considerarlo como tal, incluso en épocas relativamente recientes. Por ello, durante la toma de datos de las primeras fases de todo proyecto de rehabilitación de una estructura metálica antigua, se deben tomar muestras para realizar, además del habitual ensayo de tracción simple, un ensayo de resiliencla y un análisis de la composición química. Los resultados del ensayo de resiliencla permiten evaluar la posible susceptibilidad frente a la rotura frágil e, indirectamente, condiciona la soldabilidad del materlal. Con los resultados del análisis químico, se pueden comparar los porcentajes de los componentes del acero (Carbono, Fósforo, Azufre, Nitrógeno, Silicio y Manganeso) con los límites establecidos en la normativa (derogada) NBE-EA-95 (NBE-EA-95,1996), que se resumen en la Tabla 1.

Tabla 1. Límites normativos de los distintos componentes del acero

Las composiciones recogidas en la Tabla 1 son fundamentales para una hipotética utilización de los procedimientos habituales de soldadura. El Código Técnico de Edificación (CTE. DB-SE-A., 2006) limita los espesores en función de la resiliencla (en función de las calidades JR, JO y J2) y establece el límite necesario para admitir la soldabilidad C£yde acuerdo a (NBE-EA-95,1996), con un máximo de 0.41 para aceros S-235 y S-275 y un máximo de 0.47 para aceros S-355.

(1)

En los trabajos con estructuras metálicas antiguas, en las situaciones en las que el materlal se determina como soldable, con mayor motivo en los casos en los que no, e incluso, en cierta medida, en las estructuras actuales, se debe tener en cuenta la posibilidad del "defecto de hoja". Se trata de un problema relativamente frecuente en los aceros cuyos métodos de afino se realizaba con procedimientos que, afortunadamente, hoy en día se encuentran extintos.

En las Figuras 1 y 2 se indica cómo las impurezas del materlal no se distribuían homogéneamente, sino que tendían a localizarse en determinados planos. Por ello, como criterio de diseño en la rehabilitación de estructuras metálicas, nunca se deben aplicar esfuerzos de tracción en la dirección perpendicular al plano de laminación. Por ello se debe prestar atención a los puntos de flexión que puedan producir este tipo de tracciones, especlalmente en los elementos con carácter isostático. En la Figura 1 se puede observar Io problemático que puede ser efectuar refuerzos sobre piezas con esta clase de defectos, incluso en los casos en los que se respeta el criterio anterior.

Figura 1. Zonas de posible acumulación de impurezas en la laminación

 

En la Figura 2 se puede observar un buen criterio de diseño para las uniones metálicas soldadas, que consiste en transformar las uniones traccionadas en uniones solicitadas por esfuerzos rasantes. Independiente de esto se deben realizar, siempre que sea posible, los correspondientes ensayos no destructivos que aporten la información necesarla para peritar los refuerzos de las estructuras metálicas existentes, sean o no antiguas.

Figura 2. Detalles de uniones metálicas soldadas

 

 

2.2 El refuerzo de una estructura de acero

Este artículo presenta unos criterios fundamentales para el dlagnóstico y la posterior rehabilitación de las estructuras de acero que se desean conservar como parte esenclal de una edificación.

En primer lugar se destaca que, en la mayoría de los casos en los que se interviene en una estructura del Patrimonio Arquitectónico, no es posible adaptarse a los requerimientos de la normativa (NBE-EA-95,1 996; EHE-08, 2008; UNE-EN-I 993-1-1, 2008; UNE-EN-1994-1-1, 2011) actual sin demoler la construcción. Esto provocaría la sustitución del patrimonio construido en un plazo relativamente breve, y con ello la perdida irremedlable de nuestro pasado, aparte del coste inasumible de tal estrategla.

Dentro de las posibles líneas de actuación, este trabajo se centra en la rehabilitación de las estructuras metálicas medlante su transformación en estructuras mixtas. En las secciones mixtas acero-hormigón, el perfil metálico trabaja fundamentalmente a tracción, asumiendo los esfuerzos derivados de la flexión. Por el contrario, el hormigón trabaja a compresión, del modo en que presenta un mejor comportamiento, aumentando además la rigidez y la masa del conjunto. De este modo, junto a las ventajas derivadas del comportamiento mecánico de la sección mixta, hay que considerar las ventajas de numerosos aspectos como son el aislamiento acústico y el térmico, que difícilmente se alcanzan por otros medios.

A través del refuerzo con sección mixta se resuelven simultáneamente varios aspectos. Los principales parámetros que se modifican medlante este tipo de intervenciones, necesarios en la rehabilitación de estructuras existentes, se exponen a continuación.

2.2.1 Control de deformaciones

Las estructuras metálicas normalmente se dimensionaron según criterios resistentes, quedando a un lado las condiciones de rigidez. Cuando se plantea la rehabilitación del edificio, suelen camblar las condiciones de uso, y normalmente asoclados a ellas, los elementos que apoyan sobre los forjados, como los solados y la tabiquería.

En estos casos es usual que aparezcan problemas derivados de la excesiva deformabilidad de los forjados metálicos existentes.

2.2.2 Control de vibraciones

Actualmente, muchas intervenciones implican cambios significativos de usos, pasando en muchos casos a rehabilitarse nuestro patrimonio para edificios de carácter público con un alto número de usuarios, como centros culturales, salas de exposiciones, etc. Para este tipo de edificios, el comportamiento frente a vibraciones (ACHE, 2001) puede ser, en muchos casos, decisivo para el diseño del refuerzo a ejecutar.

2.2.3 Aumento de capacidad resistente

En los proyectos de rehabilitación es bastante común que los cambios de uso introduzcan la necesidad de dotar a la estructura original de una mayor capacidad de carga, tanto directa (p.e. por mayor carga derivada de un mayor aforo del nuevo uso) como indirectamente (p.e. por requerir de un refuerzo/ampllación en cubiertas para albergar nuevas instalaciones que satisfagan las necesidades del nuevo uso).

2.3 El refuerzo mediante sección mixta

La construcción tradicional en acero que se encuentra más frecuentemente en los edificios históricos se basa en forjados de perfiles metálicos doble "T". Este tipo de forjados, en muchos casos, carecen de la capa de compresión, lo que induce a la aparición de problemas estructurales como, por ejemplo, roturas parclales del entrevigado. Además, es usual que los acabados superficlales de los forjados dispongan de gran interés constructivo, como puede ser la existencla de frescos en los techos, la presencla de molduras de escayola de gran calidad, etc. Cabe destacar que el criterio fundamental a aplicar en la restauración del Patrimonio Histórico es el de pretender conservar la mayor calidad arquitectónica posible.

El hecho de constituir una sección mixta a partir de una estructura metálica únicamente requiere la fabricación de un bloque de hormigón solidario con los perfiles metálicos a reforzar. Este criterio de refuerzo aprovecha para la formación de una nueva capa de compresión sobre todo el forjado, capaz de resolver definitivamente el problema común de la debilidad resistente de las soluciones de entrevigado tradicionales.

La transformación de una sección metálica en una sección mixta, al solidarizar un nuevo bloque de hormigón con perfiles metálicos existentes, se puede hacer de distintas maneras:

- Cabezas embebidas en el forjado: Se trata de una solución para conectar por adherencla el hormigón y el acero, alrededor de todo el perímetro de contacto entre ambos materlales.

- Cabezas desarrolladas sobre los perfiles: Esta solución conlleva un aumento considerable del canto final del forjado. El sistema de conexión se logra principalmente con la utilización de conectadores. Existe en la actualidad una amplla gama de elementos metálicos solidarios con los perfiles de acero existentes, bien por soldadura (si el acero es apto para ello) o bien medlante anclaje mecánico. Algunos de los ejemplos posibles se han representado en la Figura 3.

Figura 3. Ejemplo de conectadores

Respecto al tipo de hormigón a emplear, existe también un amplio abanico de opciones. Parte de ellas son proplas de las ampllas posibilidades que brinda este materlal: desde hormigones ligeros, que permiten reducir la perdida de capacidad de carga final debido a un mayor control del peso propio, hasta hormigones de alta resistencla, que son capaces de reducir el volumen a emplear, así como de reducir plazos de ejecución. Cabe destacar que también se puede utilizar la losa de hormigón como acabado superficlal, medlante tratamientos superficlales (solados continuos en hormigón visto, hormigones coloreados, etc). Además se deben tener en cuenta sus prestaciones como superficie compartímentadora de sectores de incendio.

2.3.1 Ventajas frente al comportamiento vibratorio de las estructuras metálicas

El estudio de este tipo de estructuras frente a Estados Límites de Servicio de Vibraciones tiene especlal importancla, a pesar de que no es en absoluto habitual que se realice. Se trata de un análisis muy significativo en muchos casos de rehabilitación del patrimonio histórico, debido a que a la mayoría de los hitos arquitectónicos relevantes se les suelen destinar usos singulares de carácter público, como pueden ser centros culturales, espacios de exposición, salas de conferenclas, etc.

El refuerzo habitual de estructuras metálicas, con el que se aumenta la rigidez estática de los elementos, en muchos casos no es suficiente para resolver el problema de las vibraciones. En cambio, la transformación a sección mixta generalmente es suficiente para satisfacer un buen comportamiento frente a las vibraciones (S.J. Hicks, J. Brozzetti, B. Rémy y R.M. Lawson, 2003).

En los ejemplos de rehabilitación que se incluyen en este trabajo se presentan casos concretos de intervención sobre estructuras existentes del Patrimonio Histórico Arquitectónico, donde se exponen los criterios y los parámetros utilizados, así como los resultados obtenidos.

3. Criterios para el análisis de las vigas reforzadas

Para comenzar con el análisis de lla intervención de una estructura metálica, se debe en primer lugar asumir la presencla de "tensiones residuales" derivadas del proceso constructivo. Se debe ser consciente de que la presencla de estas tensiones prevlas a la aplicación de cargas externas no es exclusiva de las estructuras soldadas.

Como ejemplo de ello se pueden destacar los perfiles comerclales, que habitualmente presentan distintos grados de estas tensiones residuales, simplemente como resultado del proceso de laminación.

Desde un punto de vista rigurosamente teórico del cálculo elástico se podría adquirir la noción engañosa de que las tensiones internas son nulas en caso de ausencla de cargas. Estas tensiones residuales, si se pueden ignorar en los cálculos elásticos es precisamente por el comportamiento plástico de los elementos de acero de buena calidad y bien proyectados, si se cumplen las condiciones normativas de arriostramientos, las limitaciones de esbelteces locales y generales, etc.

Dejando constancla explícita de que dichas condiciones son necesarlas, en principio no debe existir prevención alguna en contra de los procedimientos de cálculo plástico que, por otra parte, son esenclales, especlalmente para la optimización de las piezas reforzadas, tal como se ilustra en el ejemplo de la Figura 4.

Figura 4. Ejemplo de gráficas tensión-deformación en el refuerzo de vigas

Este ejemplo pone de manifiesto cómo el estado tensional de partida en una viga reforzada es en cierta medida irrelevante, si en el estado último se puede alcanzar la distribución plástica de tensiones en la sección. Sin embargo, en un cálculo elástico esta solución se vería enormemente condicionada por la existencla de tensiones iniclales y la subsiguiente plastificación prematura de algún punto de la sección reforzada. Sólo medlante el cálculo plástico se puede explicar el incremento resistente "real" de la viga, que permite aumentar en tal medida la sobrecarga de uso.

Medlante la transformación de la sección metálica en sección mixta, es posible obtener un incremento similar o incluso superior de las prestaciones de la viga utilizada en el ejemplo de la Figura 4. Este procedimiento se expone en los siguientes casos prácticos de rehabilitación real, en cuya optimización es también fundamental el cálculo plástico de las secciones.

4. Ejemplos de rehabilitación en el patrimonio histórico

4.1 Edificio del Círculo de Bellas Artes de Madrid

El edificio del Círculo de Bellas Artes, situado en la calle Alcalá de Madrid junto al banco de España, fue construido en 1921 por el arquitecto Antonio Palacios. Pertenece al estilo Ecléctico, forma parte del Patrimonio Histórico Arquitectónico y ha sido declarado Bien de Interés Cultural.

De la rehabilitación realizada, en este artículo se resumen dos zonas de actuación: la Sala de las Columnas y la Sala del Archivo General de la Biblioteca.

4.1.1 Sala de las Columnas

Originalmente en proyecto, esta zona de actuación correspondía con la Sala de juegos del Casino. Actualmente se utiliza como sala polivalente para conciertos, conferenclas, teatro experimental, etc. Bajo ella se sitúa la Sala Fernando de Rojas, que originalmente correspondía a la Sala de Declamación y que actualmente se ha remodelado para su uso como teatro.

Figura 5. Fotografía de la Sala de las Columnas

La estructura existente consta de un forjado resuelto con estructura metálica, compuesta por dos famillas de vigas principales sobre las que apoya un forjado unidireccional. Este forjado, representado en la fotograía de la Figura 5 y en el plano de la Figura 6, está formado por viguetas metálicas tipo IPN con un intereje aproximado de 80 cm y un entrevigado de bovedilla in situ de tablero de rasilla tomada con yeso. Sobre el tablero no existe capa de compresión alguna, apoyándose el solado directamente.

El forjado está sustentado por una primera familla de vigas de perfil laminado de alma llena, de 40 cm de canto y 10 metros de luz, que a su vez apoya sobre vigas armadas formadas por platabandas y angulares roblonados, de cantos comprendidos entre 100-120 cm., que salvan luces entre 11 y 13 metros, y que apoyan directamente en los pilares de la estructura. Los pilares están constituidos por parejas de perfiles tipo UPN empresillados entre sí.

Todas las uniones, conceptualmente equivalentes a articulaciones, se ejecutaron medlante roblones. La estructura resuelve un espacio diáfano de luces entre pilares de 13x13 m, como se puede observar en la Figura 6.

Figura 6. Planta de la Sala de las columnas

El motivo de la intervención de la Sala de las Columnas se debe a la aparición de vibraciones molestas en el suelo de la sala, por lo que la actuación se ha centrado en el refuerzo del forjado. Estas vibraciones se hacían patentes principalmente durante el desarrollo de actividades en el centro de la sala con público sin asientos fijos, alcanzándose en algunos momentos vibraciones manifiestamente incómodas, que claramente afectaban al adecuado desarrollo de la actividad.

Paralelamente a las vibraciones del forjado, se planteaban problemas de funcionalidad para la Sala Fernando de Rojas, situada debajo, ya que parte del equipamiento escénico que se encuentra suspendido del forjado se veía perturbado por los movimientos e implicaba desajustes en la iluminación por modificar la posición de los focos. Esta sala está rematada en su parte superior por una falsa bóveda de escayola colgada del forjado de la Sala de Columnas. La bóveda se encuentra adornada con molduras doradas de pan de oro que, evidentemente, impiden cualquier actuación en la parte inferior del forjado. Además, parte del equipamiento escénico también se encuentra suspendido del forjado. A esta serie de problemas, hay que añadir una deficiente insonorización entre las salas, fenómeno que impedía la utilización simultánea de ambas.

Por todo ello, la rehabilitación se centró en la intervención del forjado por su cara superior, evitando así inducir daños en los elementos de la bóveda.

Para dlagnosticar el forjado existente, en primer lugar se estudlaron los datos que se conservan del proyecto original. Posteriormente se realizó un análisis estático del forjado para comprobar su seguridad, resultando en todas las piezas analizadas coeficientes de seguridad admisibles. También se comprobaron los valores máximos de flechas estáticas en estado de servicio, resultando en este caso algunos valores elevados, pero que ante la ausencla de tabiquería o elementos dañables, podrían considerarse aceptables.

Finalmente se estudlaron los elementos principales bajo el estado de acción dinámica, estimándose los valores de frecuencla propla, aceleración y amplitud de las oscilaciones. En algunos casos, los valores así obtenidos superaban los límites admisibles recomendados para este tipo de estructuras. Estos resultados son coherentes con las vibraciones molestas que realmente se experimentan en el uso del forjado, principalmente durante el desarrollo de actividades dinámicas en la sala, como bailes, fiestas, reuniones, etc.

De acuerdo a los resultados obtenidos analíticamente, y siguiendo tanto los parámetros como su función en el problema a tratar, se establecieron los criterios para la rehabilitación del forjado. Los objetivos planteados, relativos a su excesiva deformabilidad, se concretan en las siguientes acciones:

- Aumento de la rigidez estática de la estructura, de modo que las vigas existentes trabajen como piezas mixtas.

- Incorporación del hormigón en las cabezas mixtas, aumentando el amortiguamiento estructural del conjunto.

- Aumento de las cargas muertas (peso propio y solado), por lo que se mejora la relación entre las sobrecargas y las cargas permanentes del forjado.

En función del estudio realizado, junto con la imposibilidad de actuar por la parte inferior del forjado, se determinó la rehabilitación a realizar, reforzando los diferentes elementos estructurales del forjado. Por un lado se ejecutó una capa de compresión de 4-5 cms en toda la superficie del forjado, con su correspondiente mallazo de reparto.

Por otro lado se reforzaron las vigas principales medlante la ejecución de una cabeza de compresión de 100 cm de ancho y espesor de 18 cm, embebida en el forjado y envolviendo el ala superior del perfil existente. La conexión entre el hormigón y el acero se consigue medlante cercos soldados al ala superior del perfil, así como por la propia adherencla entre hormigón y acero en la superficie del perfil parclalmente embebida en el hormigón.

Figura 7. Secciones de las vigas mixtas

La rehabilitación planteada, representada en la Figura 7, se realizó medlante el proceso constructivo que, dadas las pecullares circunstanclas de la actuación, se pueden resumir en los siguientes pasos:

• Demolición del pavimento existente y de la capa de relleno superficial, hasta descubrir la cara superior de los perfiles de acero.

• Demolición del entrevigado cerámico formado por bovedilla de ladrillo, para la posterior formación de las cabezas de hormigón armado de la sección mixta.

• Colocación de un encofrado perdido de chapa para la formación de cabeza de hormigón mixta, y posterior sellado para su estanqueidad durante la fase de hormigonado.

• Limpieza del ala superior de los perfiles para asegurar una buena adherencla del hormigón al perfil y favorecer así su trabajo como sección mixta.

• Colocación de ferralla, con soldadura de cercos y casquillos de conexión al ala superior de los perfiles.

• Aplicación de resina epoxi, para aumentar la adherencla hormigón-acero.

• Hormigonado medlante bomba de HA-25 con árido de 15 mm.

Se realizaron ensayos químicos para verificar la soldabilidad del acero existente. A pesar de que se obtuvieron resultados aceptables para el soldeo, su actuación se limitó al ala superior comprimida de los perfiles, como aportación adicional de la conexión por adherencla hormigón-acero.

Como resultado de la intervención se destaca que, debido al aumento de la rigidez estática de la estructura mediante la acción mixta, pero a su vez con el inevitable aumento de la masa del forjado, los valores de frecuencla propla de la estructura apenas mejoraron. Sin embargo, la intervención resolvió el problema por la mejora de los otros parámetros implicados en el estado límite de vibraciones, como la aceleración y amplitud de la oscilación. De este modo se obtuvieron valores del orden de la mitad de los originales, a lo que habría que añadir la mejoría en la amortiguación del conjunto, que no se recoge directamente en los valores calculados.

4.1.2 Archivo General de la Biblioteca

La zona de esta actuación corresponde al forjado de la entreplanta situada por debajo de la biblioteca del círculo. Al igual que sucedía en el caso anterior, en la parte inferior del forjado se encuentra una importante ornamentación en techos formada por escayolas y pinturas. Estos techos, que corresponden al Salón de Bailes, hacen inviable poder actuar en el forjado desde su cara inferior sin implicar daños en la decoración existente.

La estructura original consiste en un forjado isostático unidireccional, con luz de 9 m y formado por perfiles IPN-240. Los interejes son de aproximadamente de 80 cm, resueltos con entrevigado cerámico in-situ tomado con yeso. Tal como es habitual en los forjados de esta época, no existe capa de compresión alguna, de modo que el solado se dispone directamente sobre el forjado. De este modo, si se elimina el solado, el ala superior del perfil queda al descubierto permitiendo actuar sobre la misma.

Respecto a los motivos de esta intervención, el forjado existente no presenta problemas de excesiva deformabilidad, ni vibraciones, por el carácter estático de las sobrecargas derivadas del uso como almacén y archivo de la biblioteca. La actuación se realiza para aumentar la capacidad resistente del forjado, ya que se quieren colocar sistemas compactos de archivo que implican unas sobrecargas de uso superiores a las iniclalmente previstas. Dada la pequeña altura de la entreplanta (2.20 m), se estima que la disposición de los sistemas compactos de archivo implicarán una sobrecarga máxima en torno a los 8 kN/m2.

De acuerdo a los datos iniclales y al objetivo de la rehabilitación, se planteó reforzar el forjado con un dimensionado adecuado a la nueva carga. A su vez, se limitaron las deformaciones a unos valores admisibles con los que poder asegurar que los acabados inferiores no fuesen dañados.

Figura 8. Sección del refuerzo

Para ejecutar la rehabilitación planteada, representada en la Figura 8, se ejecutó una capa de compresión de 1O cm en toda la superficie del forjado, conectada al ala superior del forjado, formalizando una sección mixta. Debido a la imposibilidad de apuntalar el forjado durante la fase de obra, se decidió ejecutar la capa de compresión con hormigón ligero, para reducir así las deformaciones del forjado durante la fase del hormigonado. Durante este proceso constructivo no se puede computar aún la rigidez resultante de la sección mixta, y en cambio sí se debe considerar el peso propio del hormigón.

Figura 9. Fotografía de la obra antes del hormigonado

 

Por ello, en la ejecución de la nueva capa de compresión se utilizó un hormigón de una densidad de 1550 kg/m3, con una resistencla característica mínima de 20 N/mm2. Dada la reducida superficie que suponía la actuación (unos 400 m2), se utilizaron conectores clavados tipo "Hilti", evitándose así la soldadura, tal como se puede observar en las Figuras 8 y 9.

Una vez ejecutado el refuerzo, y puesto en carga el forjado en su nueva configuración, se ha demostrado un buen comportamiento mecánico.

4.2 Centro Cultural "La Casa Encendida"

El edificio del Centro Cultural "La Casa Encendida", situado en la calle Ronda de Valencla n°2 de Madrid, fue construido en 1913 por el arquitecto Fernando Arbós. Pertenece al estilo Neomudéjar y es un edificio Protegido y Catalogado como Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

La rehabilitación realizada consiste en la intervención del forjado tipo, con una superficie total del 4500 m2 repartidos en varlas plantas.

La estructura original se compone de forjados ísostáticos unidireccionales, con luces de 9 m y formado por perfiles IPN-240, apoyados sobre muros de carga de fábrica. El intereje es de aproximadamente 80 cm y se ha resuelto con entrevigado cerámico in situ tomado con yeso. De nuevo, según la práctica usual en los forjados de la época, no existe capa de compresión alguna y el solado se dispone directamente sobre el forjado. Al igual que sucedía en la rehabilitación anterior, si se elimina el solado, el ala superior del perfil queda al descubierto, permitiendo actuar sobre la misma.

En este caso, el motivo de la rehabilitación es la adecuación del forjado original a nuevos usos, entre los que se destacan salas de exposición, salas de reunión, oficinas, etc. Por este motivo el forjado existente no es adecuado, principalmente en Io referente a estados límites de servicio, y requiere de una intervención de refuerzo.

La rehabilitación rehalizada consistió en el refuerzo del forjado medlante la ejecución de una capa de compresión de 10 cm continua. En este caso, dada la vlabilidad del apuntalamiento del forjado en fase de ejecución, se decidió utilizar hormigón normal tipo HA-30. En la Figura 10 se puede observar una fotografía del proceso de intervención previo al hormigonado de la capa de compresión.

Figura 10. Fotografía de la obra antes del hormigonado

La conexión entre el perfil y el hormigón de la sección mixta se realizó medlante pernos conectores tipo Küco. Su colocación se ejecutó de acuerdo a las especificaciones del fabricante, mediante una soldadura semi-automática. En la Figura 11 se recogen las especificaciones del refuerzo realizado y en la Figura 12 se pueden observar los pernos una vez ya colocados, aún con el anillo cerámico de protección.

Figura 11. Sección del refuerzo realizado

 

Figura 12. Fotografía de obra

Para poder asegurar la validez del procedimiento y garantizar la soldabilidad del perfil existente, se realizaron en laboratorio los correspondientes ensayos de la soldadura de la conexión. Para ello se tomó una muestra de los propios perfiles existentes y sobre ellos se soldaron los pernos conectores que posteriormente fueron ensayados a tracción. Los resultados obtenidos fueron satisfactorios en la totalidad de los casos, por Io que se garantizó la calidad de las soldaduras de los pernos, y por Io tanto la conexión entre la capa de compresión del hormigón y los perfiles metálicos existentes. En la Tabla 2 y en la Figura 13 se puede observar un resumen de los datos más significativos del refuerzo ejecutado.

Tabla 2. Resumen de datos del refuerzo

 

Figura 13. Esquema en sección del refuerzo realizado

5. Conclusiones

Los dos ejemplos de rehabilitación del Patrimonio Histórico Arquitectónico que se recogen en este trabajo dejan patente las ventajas de reforzar una estructura metálica medlante su transformación en estructura mixta. Medlante este procedimiento de intervención se logra, de manera sencilla y operativa, no solamente incrementar las características mecánicas de la sección resistente, sino incidir simultáneamente en otros parámetros que mejoran el comportamiento global de la estructura, superando los resultados frente a otras posibles alternativas de refuerzo.

Las ventajas más destacables de este método de intervención se resumen en:

- Refuerzo de la estructura sin demolición de sus elementos principales.

- Aumento de la capacidad estática, que implica mayor capacidad resistente y rigidez.

- Aumento de la frecuencla propla de la estructura, y por lo tanto, un mejor comportamiento frente a las vibraciones.

- Utilización de un materlal (hormigón) con buen comportamiento estructural respecto al amortiguamiento, lo que redunda en la mejora de la respuesta dinámica.

Aumento de la masa de los forjados, lo que provoca indirectamente un aumento de las condiciones de confort; mayor inercla térmica, y mayor aislamiento acústico.

 

6. Referencias

ACHE. (2001), Estructuras y Edificación. E-8: Problemas de vibraciones en estructuras. Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.         [ Links ]

CTE. DB-SE-A. (2006), Código Técnico de Edificación. Documento Básico de Seguridad Estructural. Acero. Ley 38/1999 de Ordenación de Edificación. LOE.         [ Links ]

EHE-08. (2008), Instrucción de Hormigón Estructural. Real Decreto 1247/2008. Ministerio de Fomento.         [ Links ]

NBE-EA-95. (1996), Norma básica de edificación. Estructuras de Acero en Edificación. Real Decreto 1829/1995. Ministerio de obras públicas, transportes y medio ambiente.         [ Links ]

S.J. Hicks, J. Brozzetti, B. Rémy y R.M. Lawson. (2003), Dimensionnement des planchers mixtes acier béton vis-a-vis de vibrations. Construction Métallique, Vol. 1. Ed. Centre Technique Industriel de la Construction Métallique.         [ Links ]

UNE-EN-1993-1-1. (2008), Eurocode 3. Design of steel structures. European Committee for Standardization.         [ Links ]

UNE-EN-1994-1-1. (2011), Eurocode 4. Design of composite steel and concrete structures. European Committee for Standardization.         [ Links ]


E-mail: antonio.aznar@upm.es

Fecha de Recepción: 23/01/2014 Fecha de Aceptación: 30/06/2014