SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.45 número2TABULA GRATULATORIADISCURSO CON MOTIVO DE LA INVESTIDURA DEL DR. HUMBERTO VALDIVIESO COMO PROFESOR EMÉRITO DE LA UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


RLA. Revista de lingüística teórica y aplicada

versión On-line ISSN 0718-4883

RLA v.45 n.2 Concepción  2007

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-48832007000200003 

 

RLA, Revista de Lingüística Teórica y Aplicada, 45 (2), II Sem. 2007, pp. 15-21

 

DOCUMENTOS / FILES

 

HUMBERTO VALDIVIESO, MAESTRO DE LINGÜISTICA

 

ANDRES GALLARDO
Universidad de Concepción. Concepción, Chile agallard@udec.cl


 

HUMBERTO Valdivieso es uno de los lingüistas más completos de Chile, en el sentido de que durante su trayectoria académica ha abarcado prácticamente todas las áreas de interés para las ciencias del lenguaje. Es, al mismo tiempo, uno de los lingüistas más complejos, pues ha proyectado su actuar sobre problemas teóricos centrales de la ciencia del lenguaje, sin descuidar su proyección hacia el tratamiento de problemas sociales relevantes y, lo que es más, en una dinámica constante de trabajo en equipo, que sin descuidar el rigor metodológico y la claridad de objetivos ha tenido presente siempre la formación de las personas que han trabajado con él, de modo muy especial sus discípulos.

Los estudios de enseñanza básica y media los realizó en Santiago, en el Liceo Barros Borgoño, típico establecimiento de clase media, en una época en que el liceo chileno se asumía como formador de ciudadanos antes que de consumidores. Después de terminar sus humanidades y de pasar exitosamente el viejo bachillerato, decidió estudiar en la Universidad de Concepción (1958). Esta casa de estudios, la primera universidad fundada y mantenida como empresa cultural ajena a la órbita centralista de Santiago, tenía ya un aura mítica como un lugar donde era posible desarrollarse académicamente al mismo tiempo que en un ambiente de camaradería y fervor cívico. Por cierto, no fue un dato menor el que la Universidad de Concepción favoreciera con la Beca Enrique Molina Garmendia a los estudiantes destacados y de pocos recursos. Esta beca, que existe hasta el día de hoy, cubre todos los gastos del estudiante desde que inicia su carrera hasta que la termina, siempre y cuando se mantenga académicamente a la altura de las circunstancias. Humberto escogió la carrera de Francés, maravillado todavía por el esplendor de una literatura que lo deslumhraba y por la posibilidad de tener una actividad que, además de satisfacer sus inquietudes culturales, le asegurara una cierta tranquilidad laboral y un no menos cierto, si bien relativo, decoro económico. De hecho, se tituló de profesor de Francés, y con distinción, pues obtuvo el Premio Universidad, galardón reservado para el mejor egresado de su promoción. Alcanzó a ejercer brevemente como docente en liceos semi-rurales de la zona de Concepción.

Pero el paso del joven Humberto Valdivieso por la Universidad de Concepción no estaba para agotarse en el ejercicio pedagógico liceano, por mucho sentido que entonces tuviera. Humberto descubrió en su formación universitaria algo que lo marcaría para siempre: el misterio fascinante del lenguaje. Más allá de aprender bien francés, descubrió la estructura de un sistema lingüístico, aprendió a escuchar y a dar sentido a secuencias sonoras que no había sabido escuchar con atención, aprendió a analizar enunciados que diferían de su propia lengua, pero que podían ser descritos en su propia lengua. Se encontró con las complejidades de la comunicación y con las complejidades de la variación dialectal y del cambio fonético, morfosintáctico y léxico.. En suma: se encontró con la lingüística y formó con ella una alianza que resultó duradera y no sólo duradera, sino, ahora lo sabemos bien, también prolífica.

Una vez obtenido su título de profesor (1963), el más alto al que por entonces podía aspirar en el sistema universitario chileno un estudiante de lengua y literatura, Humberto partió a Francia, donde en una primera etapa obtuvo la licenciatura en letras por la Universidad de París (1966) y, en una segunda etapa, el doctorado de tercer ciclo (1974) por la Universidad de París III. Su campo de especialización inicial, según da testimonio su tesis patrocinada por Bernard Pottier, fue la semántica, pero ya presentía que la fonética, en un sentido amplio, se ajustaba mejor a su visión del lenguaje centrada en hechos observables y describibles de modo objetivo.

Académicamente, se inició como ayudante de la cátedra de Gramática Histórica Francesa y con el correr de los años ejerció docencia universitaria en lingüística general, en fonética y fonología, en gramática, en semántica. No sólo la Universidad de Concepción ha sabido de su actividad docente. Entre otras, ha sido profesor invitado en la Universidad Austral de Chile y en la Universidad del Sur de California, en Estados Unidos. Dignas de destacar son sus conferencias en diversas universidades chilenas y su participación en numerosos congresos, especialmente en los de la Sociedad Chilena de Lingüística, de la cual ha sido secretario ejecutivo (entre 1982 y 1985). Es difícil reseñar la carrera del profesor Valdivieso en la Universidad de Concepción, pues, literalmente, ha dedicado su vida a su alma mater. Además de sus más de cuarenta años de docencia permanente, se preocupó siempre por favorecer en la universidad el desarrollo de la ciencia lingüística. Así, fue central su gestión, junto al profesor Max Sergio Echeverría, en la puesta en marcha del Programa de Magíster en Lingüística (1979), pionero en su clase en Chile, y lo mismo en la creación del programa de Doctorado en Lingüística. En esta Universidad su entusiasmo por las disciplinas fonéticas lo llevó a impulsar la creación del Laboratorio de Fonética (1985), que señala la mayoría de edad de esta ciencia central de la lingüística. En este laboratorio, centro de investigación de primera clase y centro de formación de investigadores, maduró la inquietud que llevó a la creación de la Carrera de Fonoaudiología, inaugurando el siglo veintiuno. Los fonoaudiólogos de la Universidad de Concepción, que ya se van integrando al mercado laboral y académico, llevan la impronta soñada por Humberto Valdivieso: junto a una sólida formación técnica en el tratamiento de los problemas de salud relacionados con el lenguaje, llevan una base propiamente lingüística, no menos sólida que entusiasta.

La labor docente de Humberto Valdivieso es indisociable de su trabajo como investigador. De hecho, una actividad ha potenciado a la otra durante toda su carrera. Así, por ejemplo, uno de sus primeros proyectos de investigación formalmente elaborado en el marco institucional fue una descripción del español culto y formal de la zona de Concepción (1978-1980). Este proyecto fue motivado por la necesidad práctica de tener un marco de referencia para llevar adelante una labor normativa, esto es, el mejoramiento de la competencia comunicativa de los estudiantes de lenguas y, subsecuentemente, de los estudiantes de enseñanza media. Varios trabajos publicados en revistas de lingüística dan cuenta de esta actividad y gracias a ellos, tenemos descripciones, por un lado, de sólida base fonética, gramatical y léxica y, por otro, indicaciones sensatas y realistas acerca de cómo orientar la cultura idiomática de nuestros jóvenes. En otra ocasión, viendo la pésima calidad de la actuación oral de los estudiantes —articulación, 'tempo', entonación—, Valdivieso desarrolló una interesante metodología, basada en ejercicios de lectura en voz alta, para remediarla. Con este método se disponía de un elemento manejable para controlar la secuencia articulatoria y rítmica, al mismo tiempo que se monitoreaba la cuestión básica del adecuado equilibrio respiratorio. Para el desarrollo de la lingüística chilena, y particularmente de las disciplinas del área fonética, este trabajo tiene especial relevancia, pues entregó un fruto tan práctico como un video muy pedagógico sobre el aparato fonatorio y, más importante desde el punto de vista teórico, señaló los primeros pasos en una descripción de la entonación, hasta el día de hoy un área confiictiva, por decir lo menos, de investigación. Al mismo tiempo, aquí encontramos los inicios de una fructífera investigación en el área de la fonética articulatoria, y muy especialmente acústica y, de aquí, nuevas formas de enfoque de problemas de fonoaudiología.

No sólo en el área de las disciplinas fonéticas tiene relevancia la labor de Humberto Valdivieso. En el terreno de la dialectología y la sociolingüística ha hecho importantes indagaciones, algunas veces con resultados sorprendentes. La razón es, si se puede decir, simple: por muy marginal que pueda parecer un objeto de investigación, Valdivieso siempre aplica en ello un extremo rigor metodológico y tiene siempre en cuenta la dimensión teórica, es decir, la relevancia que esa investigación pueda tener para el desarrollo de la comprensión de la estructura y función de la lengua, no necesariamente de 'una' lengua, es decir, en el marco de una teoría del lenguaje humano como sistema de signos dotado de cierta 'lógica' interna específica. Un estupendo ejemplo de esto es el caso de su trabajo (escrito en colaboración con Jaime Soto-Barba) sobre el trillado y aparentemente conocido campo de los gentilicios. Así, en este trabajo se demuestra, en primer lugar que, siendo los gentilicios, como lo son, parte de la estructura léxica de la lengua, su desarrollo y funcionamiento tiene una importante dimensión de sistematicidad. Tal sistematicidad está condicionada, en primera instancia, culturalmente. Por ejemplo, en Chile predomina el sufijo '-ino' como formador de gentilicios, como en santiaguino, pero si un lugar ha sido asentamiento peruano o boliviano antes de ser chileno, va a predominar el sufijo '-eño', como en Iquiqueño o calameño. Aun así, aunque un lugar se encuentre en antiguo territorio boliviano, si ha sido culturalmente generado como chileno, va a tomar el sufijo '-ino', como antofagastino. Pero este condicionamiento cultural no es todo. Hay, también, condicionamientos que son internos a la estructura del gentilicio como ítem léxico. Así, los gentilicios que responden a la forma canónica de la palabra o están cercanos a ella, toman el sufijo '-ino', pero aquellos que se alejan de la forma canónica llevarán la marca de ello y el derivado tomará otros sufijos. Así, si el primitivo es una palabra aguda, cambiará el derivado, como sucede en Curícó, que forma el derivado curícano y no *curíquino, evitando de paso la secuencia de dos vocales anteriores cerradas. Lo mismo sucede si en el primitivo hay vocales 'insólitas' o vocales que darían como resultado formaciones anómalas o malsonantes según los patrones fonológicos canónicos, como en el caso de Coelemu, Quirihue, cuyos derivados son coelemano y qurihuano y no *coelemino (o pero aun *coelemuano) o *qurihuino. Los gentilicios no son, entonces, formaciones del todo arbitrarias, sino integradas al sistema de la lengua, tanto estructural (fonológico y morfosintáctico), como histórico-cultural.

Lo anterior es sólo una pincelada que permite poner en su lugar y hacer justicia a la labor académica de Humberto Valdivieso. La fonética chilena no es la misma después de sus aportes. El tratamiento de la entonación, ya mencionado, la descripción de nuestro sistema vocálico y las bases fonéticas de alteraciones en la producción de la voz son sólo algunos de sus aportes. Eso, por cierto, no es todo. El trabajo de este lingüista no se agota en la investigación y en sus proyecciones pedagógicas y fonoaudiológicas. Tan relevante como esto es el hecho de que Humberto Valdivieso nunca ha querido trabajar entre cuatro paredes y consigo mismo, sino que siempre lo ha hecho en el marco de grupos de trabajo. Como colega y como amigo, yo doy fe de que Humberto Valdivieso es incapaz de entender la labor académica como un trabajo de escritorio o aun como trabajo de campo en solitario. Por ejemplo, su video acerca del aparato fonatorio lo realizó con la inolvidable Juanita Magaña y con la colaboración de la colega y actriz Gloria Várela. El Laboratorio de Fonética no habría sido siquiera imaginado si no hubiera sido porque había que generar espacio de encuentro, aprendizaje y proyección para los ya numerosos discípulos que seguían su labor. Así, quienes son hoy día investigadores dotados de la autonomía relativa que puede tener un académico llevan la marca de esta actitud de Humberto Valdivieso. Y no sólo eso: colegas como Jaime Soto-Barba, Mónica Tapia-Ladino, Hernán Pérez o Hernán León, figuran permanentemente como co-autores en las publicaciones de Humberto Valdivieso, al igual que colegas de otras universidades, como Luis Candia o Gilda Tassara.

Es, en resolución, un motivo de orgullo para sus colegas de Facultad que Humberto Valdivieso haya sido distinguido por la Universidad de Concepción con la condición de Profesor Emérito y es un motivo de orgullo que sus colegas fonetistas hayan querido homenajearlo con sus aportes a esta revista RLA, que el mismo Humberto ha contribuido a prestigiar como una de las sólidas publicaciones chilenas en el área de la lingüística.

 

ANEXO

Relación de las más relevantes publicaciones de Humberto Valdivieso

1974 "El léxico de las minas del carbón, Lota" (co-autor: Enrique Parada). Concepción: Universidad de Concepción, Serie Lingüística N° 2.
1976-77

"Fonología generativa: formas verbales de un dialecto subestándar del español" (co-autor: Mónica Veliz), en RLA N° 14-15, pp. 207-215.

1978

"El español culto y formal de Concepción", en RLA N° 16, pp. 125-133.

1981

"Valoración subjetiva de usos lingüísticos", en Actas del VI Congreso de ALFAL, Phoenix, Arizona (EE.UU).
1982 "Estructura semántica de -azo" (co-autor: Ana María Pandolfi), en RLA N° 20, pp. 67-81.
1983  "Prestigio y estigmatización: factor determinante en la enseñanza institucionalizada de la lengua materna", en RLA N° 21, pp. 137-142.
1985 "Bases fonéticas para la evaluación de la lectura en voz alta" (co-autores: Luis Candia y Zoila Merello), en Revista de Educación (Ministerio de Educación, CPEIP, Santiago), pp. 40-43.
1985 "Fonética aplicada: diagnóstico y tratamiento de deficiencias en la lectura en voz alta" (co-autores: Z. Merello y L. Candia), en RLA N° 23, pp. 89-106.
1987 "El aparato estridulador de Gryllus Fulvipennis Blanchard: Algunos alcances bioacústicos y morfológicos (Orthoptera, Gryllidae)", (co-autores: A. Ángulo, J. Baldeigy H. Oyarzo), en Anuales de la Société Entomologique de France (N.S.), 23, pp. 43-48.
1987 "El aparato fonatorio" (co-autor: J. Magaña), en Elia Díaz y Bélgica Watts, eds., El video y el computador en la enseñanza superior. Santiago: USACH, pp. 17-21.
1987   "Variación fonética de /s/ en el español formal culto de Chile. Concepción" (coautor: J. Magaña), en Actas del VII Seminario de la Sociedad Chilena de Lingüística, Valparaíso, pp. 325-335.
1988 "Variación lingüística de la /s/ implosiva en Concepción" (co-autor: J. Magaña), enj?L4N°26, pp. 91-103.
1988 "Le /s/ implosif dans l'espagnol de Concepción et de Valparaíso (Chili)" (co-autores: J. Magaña, G. Tassara y C. Duque), en La Linguistique, vol. 24, fase. 2, pp. 131-141.
1991 "Variación fonética de /s/ en el habla espontánea" (co-autor: J. Magaña), en RLA N° 29, pp. 97-113.
1993 "Perfil fonético de escolares de Concepción", en RLA N° 31, pp. 119-135.
1996 "Estructura de un perfil de competencia lingüística" (co-autores: M. S. Echeverría y M. Veliz), en REALE Revista de Estudios de Adquisición de la Lengua Española Nº 7, pp. 39-55.
1997 "La palatalización délas velares. Análisis acústico" (co-autor: M. Tapia-Ladino), en Onomázein Nº 2, pp. 135-149.
1999 "Caracterización fonético-acústica de las consonantes /p-t-k/ vs. /b-d-g/" (co-autor: J. Soto-Barba), en Onomázein Nº 4, pp. 125-133.
1998-99 "La variable fonológica Id en Concepción", en Boletín de Filología déla Universidad de Chile, t. XXXVII, pp. 1199-1209.
2000 "Distribución de los valores de F 0 en el campo de la entonación de los locutores de la televisión chilena" (co-autor: J. Soto-Barba), en RLA N° 38, pp. 161-171.
2000 "Consideraciones para analizar los aspectos temporales de la producción del habla" (co-autor: M. Tapia-Ladino), en Onomázein Nº 5, pp. 119-126.
2002 "Timbre vocálico y esfuerzo de las cuerdas vocales" (co-autor: H. León Valdés), en Estudios Filológicos Nº 37, 65-75.
2002 "Condiciones y restricciones sociales y lingüísticas para la aparición y la formación de los gentilicios", en Nueva Revista del Pacífico N° 47, pp. 43-52
2003 "Producción de unidades lingüísticas y no lingüísticas en el habla de pacientes con enfermedad de Alzheimer", en Anales de Psiquiatría N° 19.
 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons