SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.76 número3Prácticas audiológicas en Chile: encuesta online para tecnólogos médicos mención otorrinolaringologíaGlomangiopericitoma: Reporte de un caso índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello

versión On-line ISSN 0718-4816

Rev. Otorrinolaringol. Cir. Cabeza Cuello vol.76 no.3 Santiago dic. 2016

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-48162016000300007 

CASO CLÍNICO

 

Tumor neuroectodérmico primitivo de cavidad nasal

Primitive neuroectodermal tumor nasal cavity

 

Daniel Páez M1, Jaime Osorio M1, Daniel Cantero C1, Jorge Castillo A2.

1 Médico del Servicio de Otorrinolaringología, Hospital Barros Luco Trudeau. Universidad de Chile.
2 Médico del Servicio de Anatomía Patológica, Hospital Barros Luco Trudeau.

Correspondencia a:


RESUMEN

Los tumores neuroectodérmicos primitivos son tumores muy infrecuentes. Derivan de células embrionarias de la cresta neural, y comparten características con los sarcoma de Ewing extraóseos.

Se presentan habitualmente en niños y adultos jóvenes, su ubicación más frecuente es en la región toracopulmonar, abdomen y extremidades. Son tumores que presentan una agresividad importante, lo que condiciona un pronóstico sombrío. La ubicación en fosas nasales-cavidades perinasales es anecdótica, existiendo el reporte de tan sólo un caso en la literatura mundial de ubicación en cavidad nasal.

Palabras clave: Neuroectodérmico primitivo, cavidad nasal.


ABSTRACT

Primitive neuroectodermal tumors are rare malignancies arising from embryonic neural crest cells. They share characteristics with extraosseous Ewing sarcoma. They usually occur in children and young adults and the most common location is the thoracopulmonary region, abdomen and extremities.

These tumors have significant aggressiveness, which determines their poor prognosis. The location in nasal fossa-paranasal cavities is anecdotal. Until now only one previous case has been reported in the located in the nasal fossa.

Key words: Primitive neuroectodermal, nasal cavity.


 

INTRODUCCIÓN

Los tumores neuroectodérmicos primitivos (TNEPs) son una gran familia de tumores cuyo origen se encuentra en las células embrionarias de la cresta neural y que comparten características con los sarcomas de Ewing extraóseos.

Se encuentran dentro de los tumores de células pequeñas, redondas y azules, junto con otros tumores, con los cuales se debe realizar el diagnóstico diferencial (linfomas, sarcoma de Ewing, rabdomiosarcoma, neuroblastoma, etc).

Los PNETs se presentan fundamentalmente en niños y adultos jóvenes, entre los 10 y los 20 años, pero pueden presentarse a cualquier edad, teniendo cierto predominio en el sexo masculino, con una proporción de 1,5:11.

Los sitios de presentación más frecuentes son las regiones toracopulmonares, abdomen y extremidades. La localización en cabeza y cuello es poco habitual, siendo lo más común dentro de éstos, el compromiso de órbita, seguido por el cuello y la glándula parótida2.

Son tumores muy agresivos, presentando precozmente metástasis, por lo cual su pronóstico, en general, es bastante pobre3.

La localización en región nasal-cavidades paranasales es una presentación muy poco habitual, describiéndose sólo un par de casos en la literatura mundial en esta ubicación4 y existiendo el reporte de tan sólo un caso de este tumor originado en la cavidad nasal2.

A continuación se presenta un caso de PNETs originado en la cavidad nasal.

CASO CLINICO

Paciente de sexo masculino de 50 años, sin antecedentes mórbidos conocidos. Presenta cuadro de obstrucción nasal izquierda progresiva de un año de evolución, asociado a rinorrea persistente de mal olor y epistaxis ocasional ipsilateral. En los últimos meses se añade epífora y edema periocular izquierdo.

En la evaluación inicial del paciente, destaca la presencia de una lesión de aspecto tumoral, que ocupa toda la fosa nasal izquierda y que desplaza el cornete medio hacia lateral, de consistencia blanda y friable, de coloración grisácea.

Se realiza estudio imagenológico: una tomografia computarizada (TC) de cavidades perinales (CPN) con contraste (Figuras 1 y 2) y una resonancia nuclear magnética (RNM) (Figuras 3 y 4). Éstas muestran ocupación de partes blandas de toda la fosa nasal izquierda, con componente mucoso al interior de las CPN ipsilaterales, sin signos de erosión ósea, ni compromiso del techo de la fosa nasal.

 

Figuras 1 y 2. TC de CPN: Lesión sólida, expansiva a nivel de
la fosa nasal izquierda. Con compromiso destructivo a nivel
del tabique óseo nasal y signos de remodelación de la pared
medial del seno maxilar ipsilateral, con lateralización de esta
pared y ocupación completa del seno por probable compromiso
a nivel del complejo osteomeatal.

 

Figuras 3 y 4. Resonancia magnética de cavidades perinasales
(CPN): Se observan corte coronal y axial respectivamente de
secuencia T2. Lesión expansiva isointensa, que ocupa la fosa
nasal izquierda y que erosiona el tabique óseo, con remodelación
de pared medial de seno maxilar y con obstrucción de compejos
osteomeatales, caracterizado por componente mucoso al interior
de los senos ipsilaterales.

 

Se realiza biopsia incisional de la lesión, la cual informa inicialmente la presencia de células pequeñas, redondas y azules, por lo que se realizaron análisis adicionales con inmunohistoquimica, destacando: enolasa neuroespecífica (+) y CD 45 (-) planteándose el diagnóstico de un neuroblastoma olfatorio.

Debido a la discordancia entre este diagnóstico histológico y la presentacion clínica sin compromiso imagenológico de la lámina cribosa, cuyo compromiso es tan característico, que su ausencia debe hacer dudar el diagnóstico de neuroblastoma olfatorio, se amplía el estudio con inmunohistoquímica, teniendo como nuevos resultados: CD 99 (+) y CD 56 (-), planteándose en forma definitiva el diagnóstico histológico de un PNET (Figuras 5-7).

 

Figura 5. Tinción con hematoxilina eosina: Abundantes
células pequeñas de forma redondeado y con una gran
relación núcleo/citoplasma, lo que le confiere su
característica tinción característica "azulada".

 

Figura 6. Inmunohistoquímica (NSE +): Marcador de
diferenciación neural. Se visualiza positividad a nivel
citoplasmático.

 

Figura 7. Inmunohistoquímica (CD 99 +): Corresponde al
marcaje de una proteína de superficie, presentando una
 positividad a nivel de la membrana celular.

 

El estudio de diseminación con TC de cerebro y tórax, más un cintigrama óseo, no evidenció lesiones en estas estructuras.

Se realiza resección endoscópica tumoral, evidenciándose que la lesión tenía su origen en la región posterior del septum nasal y que no infiltraba otras zonas de la cavidad nasal ni de los senos paranasales. Se reseca además el 1/3 posterior del tabique para evaluación de márgenes quirúrgicos.

Se presenta paciente a Comité de Oncología, decidiéndose complementar tratamiento con radioquimioterapia.

DISCUSIÓN

Los PNETs son tumores cuyos orígenes se encuentran en las células neuroectodérmicas. Pueden dividirse en centrales (cPNET) o periféricos (pPNET), de acuerdo a si su origen es dentro o fuera del sistema nervioso central respectivamente5.

Los PNETs presentan características similares con los sarcoma de Ewing extraóseos, encontrándose ambos dentro del grupo de tumores con células pequeñas, redondas y azules, poco diferenciadas; siendo una de las principales distinciones entre ellos, la presencia de diferenciación neural encontrada en los PNETs, representada a nivel inmunohistoquímico por positividad para marcadores neuronales. En suma, resultan ser dos entidades de un mismo espectro de lesiones con distintos grados de diferenciación histológica6,7. Tabla 1.

 

Tabla 1.

Abreviaciones: CD99, antígeno CD99; CG, cromogranina; CK, citoqueratina; DES, desmina;
HMB, marcador melanocítico; LCA, antígeno común de leucocitos; MMM, melanoma mucoso
maligno; NSE, enolasa neuroespecífica; ONB, neuroblastoma olfatorio; PNET/EWS,
tumor neuroectodermico primitivo/sarcoma de Ewing extraóseo; RMS, rabdomiosarcoma;
SCC, carcinoma escamoso; SCUNC, carcinoma neuroendocrino indiferenciado de células
pequeñas; SNUC, carcinoma indiferenciado; SYN, sinaptofisina; S100, proteína S100;
T/NK ML Natural killer/linfoma T; v, variablemente positivo; VIM, vimentina; +, positivo;
-, negativo; R+, raramente positivo. a Positiva en las células sustentaculares situadas
periféricamente.

 

Esta familia de tumores (S. Ewing/PNETs), comparten una histología similar, así como características inmunohistoquímicas y citogenéticas. En su patogénesis, podrían representar una transición entre células neoplásicas de Schwann, neuroblastos y quizás elementos paragangliónicos8.

El diagnóstico definitivo se basa en la histología, la inmunohistoquímica y hallazgos ultraestructurales. La diferenciación neural usualmente se puede identificar por la presencia de la organización de las células redondas y pequeñas en forma de rosetas de Homer-Wright; a la inmunohistoquímica, CD99, proteína transmembrana codificada por un gen pseudoautosómico (presente tanto en el cromosoma X como en el Y) está usualmente presente, resultando un marcador bastante sensible pero no 100% específico; así como marcadores de diferenciación neural, tales como enolasa neuroespecífica, S-100, sinaptofisina y cromogranina2. Dentro de las características ultraesctructurales muestra gránulos neurosecretorios; y los estudios citogenéticos pueden usarse para buscar la translocación balanceada característica t(11;22) (q24;q12), entre otras, lo cual se asocia a la fusión génica aberrante entre el llamado gen EWS localizado a nivel 22q12 y el gen FLI1 perteneciente a una familia conocida como secuencia de transformación eritroblástica. El gen resultante (EWS-FLI-1), puede ser identificado en el 85%-90% de los casos de pPNET y sarcoma de Ewing1,2,4.

A nivel imagenológico, las características más comunes a nivel de TC es la presencia de una masa con densidad de partes blandas que capta medio de contraste en forma irregular; y a nivel de RM, lesión isointensa o levemente hiperintesa en T1 e hiperintensa en T26. Hallazgos que encontramos en la imagenología de nuestro paciente (Figuras 1-4).

Para el tratamiento de estos tumores no existe un consenso debido a los pocos casos presentados. Se extrapola un manejo similar a otros tumores similares, como el sarcoma de Ewing, pero poniendo énfasis en la agresividad con la que debe enfrentarse, por lo tanto, se propone un tratamiento combinado, consistente en una resección quirúrgica con quimio y radioterapia adyuvantes. Se puede utilizar también quimioterapia neoadyuvante para facilitar la resección quirúrgica y disminuir los riesgos intraoperatorios6. La quimioterapia es muy relevante, ya que produce una importante mejora en el pronóstico de estos pacientes, mejorando la sobrevida, sin agregar una morbilidad importante3,4.

El protocolo de quimioterapia propuesto es el protocolo para sarcoma de alto riesgo: dactinomicina, vincristina, agentes alquilantes como ciclofosfamida e ifosfamida y antraciclinas como la doxorrubicina (adriamicina) y epidoxorrubicina han sido probados con éxito en PNETs2.

La European Intergroup Cooperative recomienda 14 ciclos de etopósido, vincristina, ifosfamida y adriamicina. De acuerdo con este protocolo la quimioterapia se repite cada 3 semanas4.

La sobrevida ha mejorado significativamente desde la introducción de la quimioterapia al tratamiento4, la tasa general de sobrevida a 5 años para tumores localizados varía de 65%-74%, mientras que para tumores metastásicos varía de 25%-45%6. Los sitios más frecuentes de metástasis correponden a pulmón, hígado y medula ósea2. Otras series describen sobrevidas libre de enfermedad de menos del 50% a los 3 años y de 30%-45% a los 5 años. La mejor serie documentada es la de Thyavihally9, en la que la supervivencia total fue de 60% a los 40 meses y de 42% a los 5 años.

CONCLUSIÓN

Los pNETs son tumores poco frecuentes, que se presentan habitualmente en niños y jóvenes y que tienen un comportamiento bastante agresivo con una rápida y extensa diseminación. La presencia de células pequeñas redondas y azules más el estudio inmunohistoquímico nos confirma el diagnóstico. El tratamiento resulta controversial debido a la falta de consensos y protocolos universalmente aceptados, sin embargo, hay acuerdo en que requiere un enfoque multidisciplinario, con un enfrentamiento agresivo y combinado con cirugía y radio-quimioterapia.

En nuestro paciente se realizó este tratamiento multimodal, agresivo, y a un año de efectuado el diagnóstico y manejo inicial, se encuentra sin signos clínicos ni imagenológicos de persistencia o recidiva tumoral.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Husillos A, Moralejo M, Herranz F, y col. Sarcoma de Ewing renal primario. Archivos Españoles de Urología 2011; 64 (7): 636-9.         [ Links ]

2. Rizk H, Khazzakz A, Sebaaly A, Cherfan M, Tomb R, Sarkis R. First Description of a Primitive Neuroectodermal Tumor Arising in the Nose. Case Reports in Medicine 2013; 2013: 4-5.         [ Links ]

3. Alobid I, Bernal-Sprekelsen M, Alos L, Benítez P, Traserra J, Mullol J. Peripheral primitive Neuroectodermal Tumor of the left Maxillary sinus. Acta Otolaryngol 2003; 123: 776-8.         [ Links ]

4. Ordoñez R y Ruiz M. Sarcoma de Ewing/tumor neuroectodérmico primitivo en la cavidad nasal. Revista de Especialidades Médico-Quirúrgicas 2014; 19: 119-21.         [ Links ]

5. Kampman WA, Kros JM, De Jong TH, Lequin MH. Primitive neuroectodermal tumours (PNETs) located in the spinal canal; the relevance of classification as central or peripheral PNET: case report of a primary spinal PNET occurrence with a critical literature review. J Neurooncol 2006; 77: 65-72.         [ Links ]

6. Cabral-Júnior FC, Pinna FR, Voegeles RL. Tumor neuroectodérmico de seios paranasais: diagnóstico e tratamento. Rev Med (Sao Paulo) 2012; 91(3): 219-22.         [ Links ]

7. Tural D, Molinas N, Dervisoglu S, y col. Extraskeletal Ewing’s Sarcoma Family of Tumors in Adults: Prognostic Factors and Clinical Outcome. Japanase Journal of Clinical Oncology 2012; 42(5): 420-6.         [ Links ]

8. JE Jones and T McGill. “Peripheral primitive neuroectodermal tumors of the head and neck”. Archives of Otolaryngology 1995; 121(12): 1392-5.         [ Links ]

9. Thyavihally YB, Tongaonkar HB, Gupta S, y col. Primitive neuroectodermal tumor of the kidney. A single institute series of 16 patients. Urology 2008; 71(2): 292-6.         [ Links ]

 


Recibido el 27 de noviembre de 2015.
Aceptado el 11 de junio de 2016.

Dirección: Jaime Osorio Mallea
La Castellana Sur 98, Depto 61, Las Condes, Santiago
E mail: jaime_osorio@yahoo.com

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons