SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.76 número1Adenoamigdalitis hemorrágica espontánea, revisión de la literatura y presentación de tres casosSíndrome de Gorlin-Goltz: Una presentación atípica índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello

versión On-line ISSN 0718-4816

Rev. Otorrinolaringol. Cir. Cabeza Cuello vol.76 no.1 Santiago abr. 2016

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-48162016000100012 

CASO CLÍNICO

 

Amigdalitis hemorrágica. Presentación de un caso

Hemorrhagic tonsillitis. A case report

 

Benjamín Walbaum G1, Matías Winter D2, Bárbara Huidobro D2.

1 Médico Cirujano. Pontificia Universidad Católica de Chile.
2 Médico Otorrinolaringólogo. Departamento de ORL, Pontificia Universidad Católica de Chile. Recibido el 21 de julio de 2015. Aceptado el 26 de septiembre de 2015.

Correspondencia a:


RESUMEN

La amigdalitis hemorrágica es una complicación poco frecuente de los cuadros faringoamigdalinos con reducido número de casos reportados en la literatura.

Presentamos el caso de una paciente de 28 años que consultó al servicio de urgencia por un cuadro de un día de evolución de odinofagia, fiebre y tos hemoptoica, diagnosticándose una amigdalitis hemorrágica que requirió amigdalectomía de urgencia por la persistencia del sangrado. En la biopsia se encontró la presencia de actinomices. Se manejó con terapia antibiótica por 14 días y evolucionó favorablemente sin complicaciones.

Esa patología a pesar de ser un cuadro infrecuente, debe considerarse dentro de los posibles diagnósticos de sangrado de la vía aérea alta.

Palabras clave: Amigdalitis hemorrágica, amigdalectomía y actinomices.


ABSTRACT

Hemorrhagic tonsillitis is a rare complication of tonsillitis, with only few case reports in the literature.

We report the case of a 28-year-old patient evaluated at our emergency department because ofone-day sore throat, fever, cough and hemoptysis. Hemorrhagic tonsillitis was diagnosed that required emergency tonsillectomy that same day. The presence of Actinomyces was later described on the biopsy.

Patient was managed with antibiotic therapy for 14 days and evolved favorably without complications.

Despite being a rare sickness, hemorrhagic tonsillitis should be included in our differential diagnose of upper airway bleeding.

Key words: Hemorrhagic tonsillitis, tonsillectomy and Actinomyces.


 

INTRODUCCIÓN

La amigdalitis es uno de los principales motivos de consulta en los servicios de urgencia y en la atención diaria de otorrinolaringología1. De acuerdo a reportes basados en cultivos tomados de pacientes adultos y pediátricos es causada principalmente por cuadros virales inespecíficos en el contexto de infecciones de la vía respiratoria alta. Seguido por infecciones secundarias a estreptococo beta hemolítico grupo A responsable de 5% a 15% de todas las amigdalitis o faringitis2 y de las principales complicaciones secundarias a amigdalitis como enfermedad reumática, glomerulonefritis posestreptocócica, flegmones y abscesos.

La amigdalitis hemorrágica, desde el advenimiento de la era antibiótica, es una complicación atípica de cuadros faringoamigdalinos, presentándose mayormente asociada a abscesos periamigdalinos y amigdalitis aguda o crónica3,4. La amigdalitis hemorrágica se define como un sangrado amigdalino persistente por más de 1 hora o un sangrado mayor a 250 cc independiente del tiempo de sangrado4. Su tratamiento no está del todo definido debido a lo poco frecuente del cuadro y los escasos casos reportados en la literatura. Las recomendaciones descritas en la literatura van desde un manejo médico conservador hasta la amigdalectomía5.

El sangrado estaría explicado por un aumento importante del flujo sanguíneo, dilatación de los vasos, edema, congestión vascular y necrosis superficial de las amígdalas en el contexto de la reacción inflamatoria que produce la infección4,6. La hemorragia es principalmente de origen venoso, con un sangrado difuso del parénquima o de focos aislados secundarios a úlceras7.

CASO CLÍNICO

Mujer de 28 años con antecedentes de enfermedad celíaca, dermatitis atópica y rinitis alérgica en control, sin historia de amigdalitis recurrente, ingresa al servicio de urgencia por historia de un día de odinofagia, mialgias, fiebre, compromiso del estado general, náuseas, que posteriormente progresa con tos y expectoración con restos hemáticos que se hacen más frecuentes y de mayor cuantía.

Es evaluada por otorrinolaringólogo quien describe amígdalas hipertróficas GIII (Figuras 1 y 2), equimóticas con coágulos difusos y sangre fresca de escasa cuantía en faringe, además de adenopatías submandibulares sensibles, sin otros signos característicos al examen físico. Test pack faríngeo negativo para estreptococo beta-hemolítico, hemograma sin anemia, sin linfocitosis y con plaquetas normales, además pruebas de coagulación dentro de rango normal.

Se decide hospitalizar con diagnóstico de amigdalitis hemorrágica para manejo antibiótico.

Dada la persistencia del sangrado, más el aumento en la cantidad, asociado a odinofagia intensa 9/10 y sensación de globus faríngeo se decide amigdalectomía.

 

Figura 1. Amigdalitis hemorrágica.

 

Figura 2. Se observan amígdalas equimóticas y
sangre fresca en faringe.

 

En la cirugía se observaron amígdalas equimóticas, muy friables al tomarlas y sangre fresca difusa. No se observó sangrado en jet. Las amígdalas no se encontraban adheridas y se identificó el plano logrando sacarlas de forma completa. Para la hemostasia se usó tapones con subgalato de bismuto y eletrocauterio, usando la técnica habitual practicada en nuestro centro.

Es dada de alta a las 24 horas en buenas condiciones, con indicación de mantener tratamiento antibiótico con amoxicilina con ácido clavulánico por 14 días.

En la biopsia se describe tejido linfoide amigdalino revestido parcialmente por epitelio escamoso, con hiperplasia folicular y focos de inflamación aguda supurada y presencia de colonias de actinomices, hallazgo frecuente en biopsia de amígdalas, sin observar vasos anómalos o algún otro elemento que explique el sangrado.

Se decide evaluación por Infectología, quien recomienda no agregar nuevo esquema antibiótico ni prolongar el tratamiento.

La paciente es evaluada 30 días después de la intervención encontrándose en muy buenas condiciones, con lechos sanos y sin evidencia alguna de complicación.

DISCUSIÓN

La amigdalitis hemorrágica es una complicación muy infrecuente de amigdalitis aguda o crónica y se puede presentar en pacientes sanos sin alteraciones de la coagulación7 ni asociado a otras complicaciones.

El tratamiento de elección depende en gran medida de la forma de presentación del cuadro y las características del paciente. Se puede realizar tanto una amigdalectomía en agudo o diferido, como preferir manejo médico conservador, con electrocauterio en el punto sangrante o solo tratamiento antibiótico7.

En nuestro caso se decidió la amigdalectomía bilateral de urgencia dado el compromiso importante de ambas amígdalas, las características difusas en napa del sangrado y la persistencia de la hemorragia a pesar de las medidas iniciales de hemostasia8,9.

La observación de colonización actinomicótica es frecuente de encontrar en pacientes con o sin patología amigdalina. Se encuentran como comensales en la mucosa oral y encontramos mayormente en población adulta con una prevalencia que va entre 2% y 30%10,11. En general no tiene mayor importancia clínica y aparece descrito como hallazgo en reportes histológicos posterior a amigdalectomía. Faltan aún estudios para aclarar la posible relación entre este hallazgo y patología amigdalina. Estudios basados en reportes descritos por la literatura sugieren que existiría una asociación con el desarrollo de amigdalitis recurrente e hipertrofia amigdalina11,12, no obstante, no existen estudios de causalidad y solo se basarían en hallazgos histopatológicos. Por otro parte, en pacientes en que se pesquisa invasión por actinomices, que se traduce en cambios inflamatorios característicos a la evaluación histológica, estaría indicado el tratamiento antibiótico prolongado. Esto, debido a que, al igual que las infecciones micobacterianas, la actinomicosis tiene la capacidad de sobrevivir a nuestra respuesta inmune adquirida, generando granulomas fibróticos con núcleo necrótico hipo-vascularizado13,14. Por ende, con baja penetrancia antibiótica, y por tanto resistente a la terapia.

En nuestro caso, se decidió manejo antibiótico por 14 días con buena evolución y sin complicaciones, debido a que al analizar la biopsia más la clínica no parecía existir una infección invasora.

CONCLUSIÓN

A pesar de ser un cuadro poco frecuente debemos considerar las complicaciones hemorrágicas de las amigdalitis dentro de la evaluación de los sangrados de vía área y de los pacientes que consulten por cuadros faringo-amigdalinos. Teniendo claridad de su manejo, hospitalizando a los pacientes y no posponiendo la resolución quirúrgica si no se logra hemostasia precoz. Además debemos continuar estudiando la posible relación que podría existir entre la colonización por Actinomices y patología faringoamigdalina como hipertrofia, amigdalitis recurrente y amigdalitis hemorrágica como nuestro caso.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Schappert SM, Rechtsteiner EA. Ambulatory medical care utilization estimates for 2006, Natl Health Stat Report. 2008.         [ Links ]

2. Snow V, Mottur-Pilson C. Principles of appropriate antibiotic use for acute pharyngitis in adults. American Academy of Family Physicians. Ann Intern Med 2001; 134: 506        [ Links ]

3. Salinger S, Pearlman SJ. Haemorrhage from pharyngeal and peritonsillar abscess. Arch Otolaryngol 1933; 18: 464-509.         [ Links ]

4. Griffies WS, Wotowic PW, Wildes TO. Spontaneous tonsillar hemorrhage. Laryngoscope 1988; 98: 365-8.         [ Links ]

5. Darrows D. Dilemas en el abordaje de la amígdala. Manual de Otorrinolaringología IAPO, pag: 81-87.         [ Links ]

6. Tamimi SF, Twalbeh M, Al-Amr I, Gudah K. Spontaneous hemorrhage from tonsils. A review of three cases. Saudi Medical Journal 1996; 17(3): 397-8.         [ Links ]

7. Levy S, Brodsky L, Stanievich J. Hemorrhagic tonsillitis. Laryngoscope 1989; 99: 15-8.         [ Links ]

8. Darrow DH, Siemens Ch. Indications for tonsillectomy and adenoidectomy. Laryngoscope 2002; 112; 6-10.         [ Links ]

9. McCormick MS, Hassett P. Spontaneous haemorrhage from the tonsil (a case report). J Laryngol Otol 1987; 101: 613-6.         [ Links ]

10. Mohanty S. Actinomycosis of faucial tonsil masquerading as oropharyngeal malignancy. Indian J Otolaryngol Head Neck Surg 2006; 58: 82.         [ Links ]

11. Ozgursoy OB, Kemal O, et al. Actinomycosis in the etiology of recurrent tonsillitis and obstructive tonsillar hypertrophy: answer from ahistopathologic point of view. J Otolaryngol Head Neck Surg 2008; 37: 865-9.         [ Links ]

12. Bhargava D, Bhusnurmath Β, Sundaram KR, Raman R, Al Okbi HM, Al Abri R, et al. Tonsillar actinomycosis: a clinicopathological study. Acta Trop 2001; 80: 163-8.         [ Links ]

13. Lerner Pi. The lumpy jaw. Cervicofacial actinomycosis. Infect Dis Clin North Am 1988; 2: 203.         [ Links ]

14. Aydin A, Erkilic S, Bayazit YA. Relation between Actinomycosis and histopathological and clinical features of the palatine tonsils: a comparative study between adult and pediatric patients. Rev Laryngol Otol Rhinol 2005; 126: 95-8.         [ Links ]

 


Recibido el 21 de julio de 2015.
Aceptado el 26 de septiembre de 2015.

Dirección: Matías Winter D.
Departamento de ORL, Pontificia Universidad Católica de Chile.
E mail: mwinterd@gmail.com

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons