SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.36 issue1Filosofía intercultural y el Allin Kawsay (Vivir bien Andino) En el Diálogo de Razones. author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Universum (Talca)

On-line version ISSN 0718-2376

Universum vol.36 no.1 Talca July 2021

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-23762021000100319 

RESEÑAS

Vergüenza: Abusos en La Iglesia Católica

1Centro de estudios para el conflicto y la cohesión social (COES), Providencia, RM, Chile. Centre d’études des mouvements sociaux (CEMS), París, Francia. PhD. École des Hautes Études en Sciences Sociales. E-mail: paola.diaz@ehess.fr

del Río, Carolina. (Editora)., Vergüenza: Abusos en La Iglesia Católica. ., , Ediciones de Lla Universidad Alberto Hurtado, ,, 2020. ,, Santiago, Chile: ,, 344p. p

Los recuentos de abusos eclesiásticos son muy recientes, parciales y heterogéneos en Chile. El estudio de Claret (2020), que contrasta diferentes fuentes, contabiliza 362 denuncias a agosto de 2020. Pero por cada denunciado, cuya culpabilidad es confirmada, es imposible saber cuántas víctimas existen. Es una cifra negra como la de abuso sexual infantil (ASI). Se ha calculado que de cada siete víctimas de ASI, seis nunca denunciarán. Se sabe que en Chile la mayor parte de los abusos (sexuales) ocurre en el ambiente intrafamiliar, y se abusa predominantemente de niños, adolescentes y mujeres (Observatorio, Niñez y Adolescencia, 2017). ¿De qué manera un ser humano en asimetría de poder podría denunciar al que lo abusa? Esta pregunta también se aplica al caso de personas abusadas en entornos eclesiásticos, cuya especificidad radica en que estos espacios son regidos por una religiosidad que proclama el cuidado del más vulnerable.

Cuando en Chile la sociedad comenzó a escandalizarse con esta flagrante contradicción, con el caso Karadima en 2010, muchas personas habían sido abusadas, en silencio y silenciadas. Sin embargo, antes de este escándalo, no existían en Chile las categorías ni los públicos dispuestos a escuchar ni a creer en las víctimas. Eso, en un país donde hasta 2002 el 69,96% de la población se declaraba católica (INE, 2002) y donde la Iglesia contaba con una alta legitimidad, así como con poder social, económico y político (Thumala, 2007)

Hoy en día, muchos declaran que los escándalos por abuso han desencadenado una crisis mayor en la Iglesia, que pierde progresivamente legitimidad con un franco desplome desde 2019. Vergüenza: Abusos en la Iglesia Católica es un libro que justamente se plantea comprender la magnitud y las causas de dicha crisis.

En lo que sigue presentaré un resumen del libro y examinaré algunos ejes de análisis transversales. Terminaré con una valorización de esta publicación teniendo en cuenta su contexto extra-textual.

Gritos, abusos y horizontes

“Gritos”, “Abusos ¿de qué hablamos?” y “Horizontes” son las tres partes que organizan este libro, que cuenta con catorce capítulos y dieciséis autores. El texto se gestó en 2018 en las discusiones del Círculo de Estudios de Sexualidad y Evangelio del Centro Teológico Manuel Larraín de la Universidad Alberto Hurtado.

“Gritos” contiene tres capítulos que, de una manera u otra, dan espacio a la voz de las víctimas, en primera persona en el caso del testimonio de Eugenio de la Fuente, sacerdote diocesano que escribe en tanto víctima de abuso de consciencia. Carolina del Rio, teóloga y periodista restituye las entrevistas que hizo con mujeres abusadas y Jorge Costadoat, jesuita, analiza la importancia teológica de las víctimas.

La segunda parte, “Abusos ¿de qué hablamos?”, se compone de seis capítulos que avanzan tesis sobre los factores que posibilitan el abuso, desde factores morales (la moral sexual eclesial analizada por el médico-psiquiatra Cristián Barría y la conciencia moral en la reflexión del jesuita Tony Mifsud) pasando por dimensiones psicológicas, en contexto institucional, del proceso abusivo expuestas por psicólogos (María Paz Ávalos, Camilo Barrionuevo y Ana María Arón), hasta características sociales de la institución eclesial como la homosocialidad y las relaciones entre el clero y el laicado expuestas por el sociólogo Pablo Astudillo.

“Horizontes”, la tercera y última parte, se compone de cinco capítulos que proponen perspectivas retrospectivas y prospectivas del abuso. Un análisis de longue durée a cargo de la historiadora Ana María Stuven; un estudio teológico del “fracaso institucional sistémico” de la Iglesia del sacerdote diocesano Carlos Schickendantz; un diagnóstico de la situación en colegios católicos por Ana María Tomassino y María Soledad; una explicación de la justicia canónica a la luz de las nuevas normativas papales (Mutuo Propio Vos Estis Lux Mundi, 2019) a cargo del Presbítero Francisco Javier Astaburuaga y Catalina Claramunt. El libro se cierra con un análisis desde el derecho internacional de los derechos humanos, por la jurista Judith Schönsteiner, quien además indica los elementos indispensables para el establecimiento, en Chile, de una comisión de verdad y reparación independiente a la luz de la experiencia internacional sobre tales dispositivos.

Responsabilidad colectiva y cambio institucional

Vergüenza: Abusos en la Iglesia Católica es un libro de ensayos fruto de una reflexión informada de expertos en diferentes áreas concernidos ética, cívica y existencialmente por el abuso cometido dentro de instancias eclesiásticas. Por tanto, es un texto en clave tanto descriptiva como prescriptiva. Aunque no se explicite el lugar del enunciador, para el lector es claro que se trata de personas (en su mayoría) creyentes cuyos destinatarios implícitos son (principalmente) otros creyentes, dado el uso inclusivo del “nosotros”.

Desde ese posicionamiento, los diferentes capítulos expresan, en repetidas ocasiones, sentimientos morales, principalmente vergüenza (palabra que intitula el libro) y muchas veces los autores se asumen no solo como personas concernidas por los abusos, sino como responsables (no culpables) de no haber visto, hablado y actuado.

Los diferentes capítulos coinciden en un diagnóstico de crisis de la Iglesia en tanto institución y en un cuestionamiento del rol pasivo que tuvo el laicado, que debería ahora participar en una transformación eclesial. Los autores afirman que el laicado y principalmente las mujeres deberían tener un rol central en ello y no pocos capítulos introducen una perspectiva de género en el análisis de los abusos. El libro establece que la causa de esta crisis no es la desviación de un individuo (figura del “cura pedófilo”) que ha cometido una falta (pecado). Sin excepción, cada uno de los capítulos identifican causas estructurales o sistémicas, lo que se puede resumir en que el abuso de consciencia y sexual de menores y personas vulnerabilizadas en instancias eclesiásticas es producto de una estructura de poder que ha posibilitado estos abusos, su reproducción y encubrimiento. Dicha estructura posibilita formas de ejercer el poder jerárquicas (que algunos autores llaman monárquica), sin contrapoderes ni accountability. Este clericalismo ha sacralizado la institución y al sacerdote en detrimento del cuidado de las víctimas y de su dignidad.

Otro eje que atraviesa todos los textos es la problemática de la confianza. Algunos autores se refieren a ella en términos individuales e intersubjetivos. Se anota que los laicos depositaron una confianza ciega en el sacerdote y que es ese tipo de relación que debería cambiar. Movilizando el concepto acuñado por Murrillo (2012) varios autores llaman a ejercer una “confianza lúcida”, es decir, un vínculo afectivo que se renueva si existen las condiciones para ello. Otros autores se refieren a la cuestión de la confianza en términos macro, como parte de las consecuencias de la crisis de los abusos, es decir, la pérdida de confianza y la consecuente pérdida de legitimidad de la Iglesia como institución.

Contexto de producción y de recepción

El contexto de producción de este libro es un momento convulsivo en Chile en lo que refiere a la Iglesia. En 2018 la visita del Papa al país fue un fracaso lo que incitó al Papa a hacer una investigación sobre abuso, las víctimas del caso Karadima fueron invitados a la Santa Sede, los obispos renunciaron en pleno y se fundó la primera agrupación de sobrevivientes en Chile. Sin embargo, el punto de inflexión en el tratamiento público del abuso eclesiástico puede situarse en 2010, con el caso Karadima, en que por primera vez un escándalo de gran magnitud transforma el silencio, silenciamiento y encubrimiento sobre estos abusos en un problema público.

Desde esa época se ha ido formando en Chile una arena pública “del” abuso eclesiástico; es decir una serie de actores concernidos directa e indirectamente por este tipo de abusos; una serie de categorías, saberes, narrativas y valores (o bienes públicos) para describir y luchar contra el abuso y un conjunto de dispositivos relativos a la gestión social del abuso (desde las instancias normalizadas para tratarlos, como la justicia penal/civil y canónica o la producción de nuevos dispositivos)

Los actores de esta arena pública, en posicionamientos diferentes, en acuerdo o conflicto, son: personas públicas (algunos sobrevivientes que devienen activistas), fundaciones (Fundación para la Confianza), organizaciones (Red de sobrevivientes de abuso sexual eclesiástico de Chile), un conjunto de profesionales que apoyan a los sobrevivientes (abogados, psicólogos y médicos, principalmente), diversos grupos laicales que sostienen la causa contra el abuso, así como periodistas, medios de comunicación y centros académicos que comienzan a documentar el abuso en contexto eclesial.

Pero el Chile de 2020, en que se publica este libro, no es el de 2018, cuando este se gestó. Dos acontecimientos mayores transformaron rápidamente la faz del país y del mundo: el “estallido social” de 2019 y la crisis socio-sanitaria en 2020. Las prioridades de la población son la salud y el trabajo. Sin embargo, en la línea de Schönsteiner, en este libro, se puede afirmar que el debate público sobre el abuso eclesiástico sigue siendo necesario y urgente.

Necesario para los creyentes que ven en esta crisis una oportunidad de cambio. Urgente, dado que, en situaciones de confinamiento (o semi confinamiento), los abusos aumentan, así como su impunidad. Este debate es además importante, para seguir alimentando y ampliando la arena pública contra y sobre los abusos que se han formado desde hace más de una década en Chile. En 2019 observamos la convergencia entre la antigua causa contra el incesto (Jackson, 2007) y los sobrevivientes de abuso eclesiástico cuando se legisló la imprescriptibilidad del abuso sexual infantil. También se evidencian coincidencias entre luchas feministas y mujeres católicas, que construyen espacios de pensamiento y acción propios. Vemos articularse a sobrevivientes del Servicio Nacional de Menores (SENAME-Chile) con sobrevivientes de abuso eclesiástico. Desde el estallido social en Chile se constata además un amplio debate sobre y contra lo que fue públicamente calificado de abusos de poder del Estado, de la empresa privada y de las élites. Este libro, podría contribuir a ese debate. Eso dependerá de la recepción crítica que se le otorgue, no solo de la parte de católicos sino de un amplio y plural espectro de lectores. Si bien, la crisis de la iglesia, relativa a estos abusos, solo concierne a los que se sienten parte de dicha religión, institución y/o comunidad y que para otros sectores, entre ellos un porcentaje de sobrevivientes, no es la crisis de la iglesia lo que les ocupa ni lo que les preocupa, la lectura de este libro podría ser la ocasión de un debate plural desde las múltiples posiciones societales y personales en que los abusos están siendo vividos, pensados, criticados y combatidos hoy en Chile.

Referencias

Claret, J. C (2020). Caja de Pandora. Criminales. Prontuario de la Iglesia Chilena. Ediciones Amazon. [ Links ]

INE (2002). Censo nacional 2002. https://cutt.ly/1mHLJ6ZLinks ]

Jackson, V. (2007). Agua fresca en los espejos. Abuso sexual infantil y resiliencia. Santiago: Aguilar Chilena. [ Links ]

Observatorio Niñez y Adolescencia (2017). Informe: Cifra Negra de Violencia Sexual contra Niñas, Niños y Adolescentes: Ocultamiento Social de una Tragedia. Santiago, Chile. https://cutt.ly/gmHLnSPLinks ]

Murillo, J.M (2012). Confianza Lúcida. Santiago: Uqbar. [ Links ]

Thumala, M.A. (2007). Riqueza y piedad: el católicisimo de la élite económica chilena. Santiago: Debate [ Links ]

Received: September 30, 2020; Revised: October 14, 2020; Accepted: October 14, 2020

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons