SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16 issue2Assessment of key resilience factors by the local community; the case of tourist destinations affected by natural disasters in Chile1Traditional gastronomy: tastes and preferences of the inhabitants of the canton Santa Rosa, El Oro, Ecuador author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista interamericana de ambiente y turismo

Print version ISSN 0717-6651On-line version ISSN 0718-235X

Rev. interam. ambient. tur. vol.16 no.2 Talca Dec. 2020

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-235X2020000200164 

Artículos de investigación

Percepciones sobre patrimonio inmaterial y turismo: Actores y experiencias en zonas precordilleranas, Panguipulli, Región de Los Ríos-Chile

Perceptions on intangible heritage and tourism: Actors and experiences in Pre-Cordilleran areas, Panguipulli, Los Ríos Region-Chile

Luis Andrade-Medina1 

Marisela Pilquimán-Vera2  * 

1 Magíster en Gestión e Innovación del Turismo, Instituto de Turismo, Universidad Austral de Chile, Valdivia, Chile

2 Doctora en Geografía, Instituto de Turismo, Universidad Austral de Chile, Valdivia, Chile

Resumen:

Esta investigación ha explorado en las representaciones sobre patrimonio cultural, turismo e impactos socioculturales en la zona precordillerana de la comuna de Panguipulli, Región de Los Ríos, sur de Chile, examinando las percepciones de agentes de la administración pública y de representantes de comunidades mapuche locales ligados a estas materias. Se ha seguido una metodología con enfoque cualitativo y técnicas participativas, procediendo a una revisión de literatura pertinente unida a un estudio empírico exploratorio y descriptivo basado en el método de estudio de caso. Los datos han sido recopilados mediante entrevistas, en distintos niveles, con muestreo intencionado, para posterior análisis de contenido. Los resultados indican que en la activación promovida por el Estado el patrimonio natural y cultural es jerarquizado a criterio de experto y puesto en valor como atractivo turístico para su rentabilización y fomento del desarrollo local. Marginalmente se plantean impactos socioculturales negativos. Desde la perspectiva mapuche local se reconoce en el turismo la generación de ingresos complementarios, pero adicionalmente se producen procesos que detonan el fortalecimiento de su identidad y una revalorización de sus bienes culturales.

Palabras clave: patrimonio inmaterial; turismo; mapuche

Abstract:

This research explores the representations of cultural heritage, tourism and sociocultural impacts in the pre-cordilleran areas of the Panguipulli Commune, Los Ríos Region, southern Chile. The perceptions of public administration agents and representatives of local Mapuche communities linked to these matters are here examined. A methodology with a qualitative approach and participatory techniques was applied, proceeding to a pertinent literature review coupled with an exploratory and descriptive empirical study based on the case study method. The data have been collected through interviews, at different levels, with intentional sampling, for subsequent content analysis. The results indicate that in the activation promoted by the State, the natural and cultural heritage is ranked at the discretion of the expert and valued as a tourist attraction for its profitability and the promotion of local development. Negative sociocultural impacts arise marginally. From the local Mapuche perspective, tourism is recognized as the generation of complementary income, but additionally there are processes that trigger the strengthening of their identity and a revaluation of their cultural assets.

Keywords: intangible heritage; tourism; Mapuche

Introducción

La noción de patrimonio cultural ha alcanzado una rápida y polisémica difusión. Desde abarcar aspectos materiales del pasado hasta aspectos inmateriales del presente, este concepto no se limita a clasificar a monumentos y colecciones de objetos, sino que comprende también tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes, como tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, y a saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional (Olivera, 2011).

De acuerdo a la evolución del propio concepto se desprende la figura del patrimonio cultural inmaterial. Para efectos de este estudio, será entendido como “los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas - junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y, en algunos casos, los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural. […] se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana” (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, 2003).

En consecuencia, el patrimonio cultural posee una carga simbólica y la capacidad intrínseca de ser reflejo de una cultura concreta. Esta dimensión identitaria se encuentra íntimamente imbricada, sobre todo en sociedades capitalistas, a su dimensión económica, toda vez que el patrimonio cultural representa, al mismo tiempo, un recurso económico, tasable, escaso y consumible. Esto queda representado a través del uso que da la actividad turística al patrimonio cultural como recurso y producto al servicio de los mecanismos de mercado (Santamarina, Hernández, & Moncusí, 2008; Maillard, 2012; Troncoso & Almirón, 2005). Así, por ejemplo, mediante un discurso de rescate y revalorización de estos hechos -reconocidos como bienes patrimoniales (Olivera, 2011)- se ha propiciado la creación de nuevos espacios de ocio y esparcimiento (Aguilar, 2005; Frigolé & Mármol, 2008; Prats, 2011; 2006) destinados a una demanda cada vez más grande y especializada de la actividad turística, interesada en conocer las culturas de los lugares que visitan (Valenzuela, Palacios & Hidalgo, 2008; Vera, López, Marchena & Anton, 1997; Zamora, 2011; Troncoso & Almirón, 2005).

En el caso de Chile, el turismo es un sector productivo que al año 2019 representa un 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB), con un aporte a la economía nacional en divisas de US 8.990 millones (Subsecretaría de Turismo, 2020), con una demanda, nacional e internacional, en constante crecimiento y dinámica en sus gustos y preferencias. Esta situación ha implicado la expansión de la actividad turística en distintas modalidades y su implante en territorios donde antes no se desarrollaba (Bustos, 2005; Pilquimán, 2017), entre ellos, los rurales.

Resulta necesario señalar que, para el aprovechamiento de estas tendencias, ya desde la década de los 90 el Estado ha asumido una posición de fomento por medio de estrategias y políticas de protección y promoción turística del patrimonio tangible e intangible y de diversificación productiva, especialmente en estos espacios rurales, destinadas a mitigar, desde el punto de vista social y económico, los efectos provocados por la crisis de la agricultura tradicional (Pilquimán, 2016). Además, en territorios caracterizados por una alta presencia de población indígena, otra consideración adicional ha sido aprovechar el creciente interés que despierta entre los visitantes el patrimonio natural y cultural de las etnias locales (Bustos, 2005) como motor de desarrollo y de reconocimiento y fortalecimiento de la identidad étnica (Pilquimán, 2016).

Entre estas normas, instituciones y proyectos que desde el Estado han buscado potenciar la relación entre turismo y patrimonio cultural, en particular, respecto de pueblos originarios, destacan: la Ley Indígena Nº 19.253 de 1993, que ha promovido el uso turístico del patrimonio material e inmaterial de los pueblos originarios en Chile como una estrategia para el desarrollo económico y el fortalecimiento de la cultura; el Fondo de Desarrollo Indígena que ha financiado proyectos con enfoque al desarrollo económico por medio de iniciativas turísticas (Pilquimán & Skewes, 2009) e indirectamente mediante de los Fondos de Tierras y Aguas, y de Cultura y Educación; el Programa Integral de Desarrollo Indígena - Orígenes , en 2001, que impulsó proyectos vinculados a los usos turísticos del patrimonio material e inmaterial en distintas regiones de Chile (Castro & Llancaleo, 2002); otros programas que han surgido en este ámbito han emanado desde el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, hoy Ministerio de las Culturas, Artes y Patrimonio Programa, Turismo Cultural (2005); la Corporación Nacional de Fomento (CORFO), Subsidio Semilla de Asignación Flexible Desafío Turismo Indígena (2016); la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), Turismo y Pueblos Indígenas (2015); se suman a los anteriores las acciones emanadas desde la Subsecretaría de Turismo de Chile y el Servicio Nacional de Turismo (SERNATUR).

Oehmichen & De la Maza (2019), señalan que el turismo desarrollado en los territorios indígenas se ha caracterizado por incorporar elementos étnicos en un imaginario que tiende a asociar “lo indígena” con un bien cultural del pasado o con la naturaleza y es usualmente promovido como parte de un acercamiento a esta última, en especial en áreas donde predominan parques nacionales o el principal atractivo es la naturaleza y el paisaje. De esta forma, han surgido distintas modalidades de turismo de base local que buscan revelar el patrimonio natural y cultural local como componente fundamental para el desarrollo de esta actividad.

Las estadísticas en Chile señalan que para el año 2019 se han catastrado 521 iniciativas de turismo indígena a nivel nacional, pertenecientes a pueblos originarios, distribuidas en 20 destinos turísticos (Figura 1), que responden a la tendencia creciente en la demanda de turismo cultural y experiencias auténticas, tanto en turismo nacional como receptivo (Casals, 2020). En este sentido, el turismo indígena y sus actividades asociadas asumen un importante rol para diferenciar un destino de otro, cuestión que ha motivado a la institucionalidad del turismo a generar lineamientos para que esta oferta pueda profesionalizarse e insertarse en los canales de comercialización formalizados (SERNATUR, 2019).

Figura 1 Iniciativas de turismo indígena distribuidas según pueblo originario y destino turístico 

En particular, en cuanto a los usos del patrimonio inmaterial vinculado al turismo por parte de la población originaria en Chile, diversos estudios señalan que se han generado impactos positivos en los procesos de rescate y reactivación patrimonial que resultan de la capacidad que el patrimonio tiene para generar un desarrollo turístico (Troncoso & Almirón, 2005; Pacheco & Henríquez, 2016; Bustos, Cruz & Yufla, 2012); en el mismo sentido, Pacheco & Henríquez (2016) indica que el turismo de base comunitaria ha contribuido a proteger la biodiversidad y la identidad cultural, conservando modos de vida de comunidades rurales e indígena.

Por otra parte, Pilquimán & Skewes (2009), plantean que el impacto de la acción del Estado mediante sus políticas y programas han generado una transformación de los aspectos culturales de las comunidades indígenas con el fin de adaptarlos a la visión de la demanda y al cumplimiento de las expectativas del turista, situación que ha provocado conflictos a nivel local. Bustos (2012) analiza tres casos de estudio en comunidades atacameñas vinculadas al turismo concluyendo que sus patrimonios están siendo resignificados por el desarrollo del turismo, adaptándose al mercado y generando impactos a nivel social e identitarios, aunque también revitaliza aspectos culturales y tradiciones dentro de las mismas comunidades en el marco de procesos más amplios de reivindicación cultural. De la Maza (2016) indica que en la Región de la Araucanía se ha desarrollado un proceso de etnicidad en las comunidades mapuche, al poner en valor la singularidad de la cultura como parte de un producto turístico, afectando la identidad de estos a costa de un desarrollo económico.

Ahora bien, considerando la existencia de diversas políticas públicas promotoras de los usos turísticos del patrimonio natural y cultural - material e inmaterial - y el incremento de iniciativas de turismo indígena, esta investigación tiene como objetivo explorar en la percepción e impactos socioculturales que generan los usos turísticos del patrimonio inmaterial desde la perspectiva de los actores institucionales públicos y de la población indígena relacionados al turismo a nivel local. Como objetivos específicos se ha propuesto identificar: 1) elementos del patrimonio natural y cultural en la zona de estudio; 2) usos turísticos asociados al patrimonio inmaterial; 3) discursos y prácticas institucionales que han fomentado tales usos y 4) impactos socioculturales en la escala local.

Para cumplir este propósito el área de estudio seleccionada ha sido la zona precordillerana de la comuna de Panguipulli, Región de Los Ríos, sur de Chile, caracterizada por una alta presencia de población mapuche1 y por su riqueza patrimonial, donde se ha fomentado, además, el crecimiento del sector a través de una serie de planes y programas por parte del Estado destinados, directa e indirectamente, a la puesta en valor del patrimonio de pueblos indígenas para un uso turístico, constituyéndose el patrimonio cultural de las comunidades mapuche en un activo añadido a la oferta turística local (Pilquimán, 2016).

El presente artículo se ha organizado en tres partes: esta introducción donde se desarrolla una discusión conceptual por medio de la revisión de la literatura, para situar el debate teórico sobre el tema en el contexto de los estudios del turismo, patrimonio cultural y pueblos indígenas, además de indicar los objetivos de este estudio. En la segunda parte, se describe la metodología. A la vista de la conclusión, la tercera parte presenta los resultados y discusiones, señalando en las consideraciones finales las contribuciones, limitaciones e implicaciones de la investigación.

Metodología

Para examinar los usos turísticos del patrimonio inmaterial e impactos socioculturales asociados se ha optado por la realización de una investigación cualitativa complementada con técnicas participativas de investigación. Desde este enfoque el estudio se ha iniciado con la identificación y revisión de las aportaciones teóricas sobre la temática investigada, unido a un estudio empírico exploratorio y descriptivo basado en el método de estudio de caso.

Se ha optado por el estudio de caso porque resulta especialmente adecuado para abordar temas que se consideran relativamente nuevos, como el analizado (Yin, 1989:23), permitiendo delimitar y profundizar en situaciones empíricas concretas que ocurren en contextos singulares por medio de un único o múltiples casos (Eisenhardt, 1989; Yin, 1989).

Para la recolección de datos se ha utilizado la técnica de la entrevista en tres niveles de análisis: nacional, regional y comunal/local, posteriormente, transcritas y examinadas mediante la técnica de análisis de contenidos, complementadas con testimonios recogidos en eventos locales de turismo realizados en la escala local2.

La selección de actores entrevistados se ha basado en un muestreo intencionado. En el caso de los actores públicos institucionales - nacionales, regionales y municipales -, su selección se ha fundamentado en los siguientes criterios: 1) participación en programas que fomentan los usos del patrimonio cultural con fines de turismo y; 2) disposición para realizar la entrevista. En contrapartida, a nivel local, se seleccionaron representantes de iniciativas de turismo y organizaciones sociales mapuche relacionadas al sector en el ámbito rural, los cuales han puesto de manifiesto elementos relevantes de su cultura.

Tabla 1 Actores públicos entrevistados según nivel de análisis. 

Fuente: Investigación ANID/FONDECYT N°11170506.

El trabajo de campo ha sido realizado en distintos periodos entre los años 2018 y 2019.

Las actividades realizadas en esta etapa de la investigación han permitido identificar: 1) elementos del patrimonio natural y cultural en la zona de estudio; 2) usos turísticos asociados al patrimonio inmaterial; 3) discursos y prácticas institucionales que han fomentado tales usos; 4) impactos socioculturales en la escala local.

Resultados y discusión

Área de estudio

El área de estudio seleccionada para realizar esta investigación se encuentra ubicada en la precordillera andina del sur de Chile dentro de los límites administrativos de la Región de Los Ríos, al noreste de la comuna de Panguipulli (Figura 1). Destaca por su gran belleza escénica e importancia ecosistémica global, contenedoras de una alta biodiversidad, que las llevó a ser declaradas parte de los Núcleos de Reserva de la Biosfera de los Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes, por la UNESCO en 2007. Su selección ha tenido en cuenta la riqueza cultural que las comunidades mapuche transmiten al territorio que habitan, donde destacan la presencia de los lagos Calafquén y Pellaifa, el Volcán Villarrica y el Parque Nacional Villarrica, como elementos que conforman parte de su patrimonio natural y cultural.

En esta área se sitúan las localidades de Pucura y Traitraico y el balneario de Coñaripe, las dos primeras en la ribera norte del Lago Calafquén y la última en la ribera oriente del mismo Lago. Su toponimia proviene del mapuzungún (lengua mapuche): Coñaripe o kona rüpü, “camino del kona” o “guerrero”; Pucura o Epu Kurra que significaría “Dos Piedras” y Traitrai-Ko onomatopeya del sonido del agua al caer de un salto.

Fuente: Investigación ANID/FONDECYT N°11170506

Mapa 1 Ubicación geográfica del área de estudio, zona precordillerana Panguipulli, Región de Los Ríos.  

Coñaripe, el mayor núcleo poblado -inicialmente concebido como un centro maderero y de servicio para las comunidades mapuche presentes en la zona- es un activo balneario turístico que en la temporada estival 2018 ha recibido aproximadamente 84.517 visitantes (Ilustre Municipalidad de Panguipulli, 2018). Es importante destacar que la ribera del Lago Calafquén es objeto de un turismo creciente debido a la presencia de su masa de agua apta para el baño y de un paisaje de dominante natural representado por el bosque templado que se ajusta al gusto contemporáneo, sumada a la existencia de aguas termales (Torres-Alruiz, Pilquimán & Henríquez-Zúñiga, 2018; Pilquimán-Vera, Cabrera-Campos, & Tenorio-Pangui, 2020).

Respecto al patrimonio natural y cultural presente en esta zona se identifican espacios naturales culturalmente relevantes para la población mapuche, como trayenkos (saltos de agua), menokos (agua que alberga plantas medicinales) esteros, vertientes, mawiza (montañas y bosque) o el Rukapillan (volcán Villarrica).

En la localidad de Traitraico se observa la importancia que las comunidades mapuche otorgan a los huincul (cerros), por ejemplo, el cerro Mili Mili, posee rutas ancestrales que han sido -y continúan siendo- utilizadas por la comunidad para la recolección del nguilliu (piñón), el traslado de animales y la recolección de hierbas medicinales. En las localidades de Coñaripe y Pucura las rutas más significativas son la de “Los cajones” y “Pinohuacho”, por medio de estas rutas se llega al Rukapillan, específicamente a los peweñentu (zonas con presencia de araucaria araucana) donde se recolecta su semilla (nguilliu o piñón).

En la localidad de Pucura otros sitios de significancia cultural -reconocidos como patrimonio cultural y natural por las comunidades-, son el sitio arqueológico Marifilo, uno de los más tempranos descubierto en la zona centro sur de Chile (Adán, Mera, Becerra & Godoy, 2004) y un antiguo fortín mapuche dado a conocer por una familia mapuche de la localidad que conformaría una parte de un sistema defensivo utilizado por el pueblo mapuche en la denominada Guerra de Arauco en la ribera noreste del lago Calafquén (Pilquimán, 2017).

En la zona de estudio, se identificaron algunas prácticas culturales que provienen de los conocimientos y cosmovisión mapuche como, por ejemplo: el rescate y uso de semillas nativas (a través de trafkitun, trueque e intercambio de semillas); la recolección de frutos, hongos y plantas medicinales del bosque; o la mantención de la huerta, que además de contribuir a la economía de subsistencia, permite la transmisión de los conocimientos ancestrales necesarios para su conservación.

En torno a este patrimonio natural y cultural -con excepción de las ceremonias religiosas ancestrales- han surgido una serie de iniciativas de turismo familiares y de agrupaciones mapuche.

Tabla 2 Iniciativas de turismo identificadas en la zona de estudio. 

Localidad Total Distribución por tipo de iniciativa
A1 A2 A3 E
Pucura 8 2 2 1 3
Traipico 3 0 1 0 2
Coñaripe 2 1 0 1 0
Total 13 3 0 2 5

Nomenclatura: A1: Alimentación; A2: Alojamiento; A3: Acontecimientos programados; E: Esparcimiento, etc. Fuente: Elaboración propia en base a trabajo de campo.

El trabajo de campo más antecedentes provenientes de estudios previos realizados en el área de estudio han permitido identificar 13 iniciativas que buscan la revitalización del patrimonio.

Cabe destacar que desde estos usos turísticos del patrimonio cultural inmaterial surgen diversas interpretaciones entre los actores participantes que revelan algunas dicotomías que se exponen a continuación.

Perspectiva entre los actores participantes desde la escala nacional a la local

Si bien la mayoría de estas iniciativas de turismo han surgido con algún tipo de apoyo estatal, los significados asociados a los usos del patrimonio inmaterial en la zona de estudio en algunas ocasiones se distancian de la visión institucional.

A nivel nacional, el Estado mediante políticas públicas destinadas a la diversificación de la oferta turística a través de modalidades de turismo con “identidad” “pertinencia cultural” y “sustentabilidad”, busca rescatar y preservar el patrimonio con un marcado énfasis económico, especialmente elementos que tiene un potencial uso para el turismo (y no otros) ya sea por lo “exótico” o lo “natural” (Ladrón de Guevara, Gaete & Morales, 2003; Skewes, Solari, Guerra & Jalabert, 2012).

Esta activación patrimonial promovida por el Estado se centra, principalmente, en el reconocimiento del patrimonio natural y cultural, como recursos que, luego de jerarquizados, a criterio del experto, son puestos en valor, como atractivos. LS lo resume así: “nos importa mucho reconocer el patrimonio cultural, el patrimonio natural, lo intangible, lo tangible y crear productos turísticos a partir de eso”. Agrega LS: “…recursos que pueden ser de índole natural o cultural, por lo tanto, explotamos recursos que muchas veces se marketizan”. Añade FC: “nosotros buscamos poner en valor sitios patrimoniales con potencial turístico, ese es el objetivo de nuestro programa y dentro de su reformulación ahora vamos a incluir danza, relatos y otras cosas que no son solamente sitios patrimoniales”.

Por otra parte, en el nivel regional se replica el énfasis economicista de la administración nacional, se busca poner en valor para el turismo “todas las expresiones que den cuenta de una historia, un legado, de un relato de alguna forma que releve las características culturales y que sea valorado, ya sea por los visitantes o quienes consuman” (PM, 2018); o como señala CR “lo que pasa que muchos de ellos tienen tierras y tierras preciosas, pero no tienen los elementos para trabajarlas, o sea, no están las lucas [dinero] para trabajarlas, entonces, claro, el turismo se presenta como una oportunidad”.

Mientras que desde la administración comunal el patrimonio es observado como un atributo diferenciador de la oferta turística, “para nosotros el patrimonio dentro del turismo es importante, porque en base a eso, nosotros podemos construir una identidad que permita que la gente nos identifique” (DM, 2018).

Este marcado énfasis en la visión económica es ocasionalmente cuestionado desde las propias instituciones que se relacionan en el proceso, tal como plantea AL: “muchas veces hay proyectos de turismo que más bien ponen en riesgo prácticas culturales y ahí nosotros sí somos rigurosos en poder identificar los efectos que puede tener el turismo porque muchas veces con los ejercicios de patrimonialización se tiende a pensar que todo se puede volver turístico”.

Por otra parte, desde las comunidades locales se apuesta por un turismo de base comunitaria sin grandes inversiones materiales porque las potencialidades de sus iniciativas - según lo observado- se basan en cotidianidad de sus actores: formas de trabajo, estrategias de supervivencia, su conocimiento del medio natural (y de la tierra), su cultura y tradiciones, sus capacidades de organización y asociatividad que sustentas sus distintas iniciativas de alojamiento; alimentación; esparcimientos; artesanías y acontecimientos programados.

Así, a partir de nuevas valoraciones de su cultura, de la recuperación y resignificación de tradiciones, lenguas y prácticas culturales se fomenta la generación de ingresos complementarios y el fortalecimiento de su identidad, puesto que les ayuda a “mostrar más su cultura, a que la gente conozca más como eres, no como dicen” (AC, 2018)

Al respecto AC agrega: “lo que motivó iniciar mi emprendimiento fue la defensa del territorio para no emigrar a la ciudad”; P.L señala: “nosotros iniciamos un emprendimiento para tener un trabajo…”.

El revelamiento de elementos de su patrimonio cultural intangible se ve también reflejado en la organización de eventos destinados a potenciar el trabajo más allá de la temporada estival, pero que también difunden y revitalizan su cultura, por ejemplo: fiestas donde se presenta la gastronomía basada en la recolección de frutos y hongos y su posterior preparación como una práctica ancestral del pueblo mapuche.

Desde sus relatos, se interpreta que las nuevas generaciones están transformando la cultura que sus antepasados les han transmitido, generalmente de forma oral, en elementos identificables o capaces de ser activados desde el punto de vista turístico como una oportunidad socioeconómica que contribuye con sus procesos de identificación y revitalización cultural en los territorios que habitan.

Fuente. imágenes propias

Imagen 1 Excursión por rutas hacia el Peweñentu (bosques de araucaria araucana), sector Coñaripe alto.  

Impactos socioculturales

Desde la perspectiva institucional, el principal impacto del uso del patrimonio inmaterial, es de carácter económico y solo marginalmente, como ya se ha señalado, se cuestiona sobre efectos socioculturales adversos. Se promueve un rescate patrimonial como un hecho externo, realizado desde la autoridad del experto o el rescatador para rentabilizar o reconvertir sus actividades y de esta manera generar dinamismo económico local, especialmente, mediante opciones turísticas predeterminadas. Cuestión que puede ocasionar una monotonía en los productos ofertados, por ejemplo, el caso de las ferias gastronómicas o costumbristas, construidas con fondos estatales a partir de modelos y materiales estandarizados sin consi deración de las características del lugar en el que serán emplazadas.

Desde la percepción de las y los protagonistas mapuche el uso turístico del patrimonio se desarrolla desde una concepción más amplia de reinterpretación y revalorización cultural, por ejemplo: a través de la recuperación y registro de leyendas, cuentos, mitos e historia local; o técnicas artesanales y saberes sobre la naturaleza que son integrados en el desarrollo de sus experiencias de turismo.

Tal como señala PL: “cuando nosotros recorremos los senderos, yo pido a todos los visitantes que cierren los ojos, así lo hacían antes los abuelos, entonces yo los hago cerrar los ojos y hago que ellos se conecten con la naturaleza, que puedan sentir los olores, puedan oír y que puedan ver no con los ojos carnales, sino con los ojos espirituales”. Agrega IC: “yo soy la encargada de hacer los guiados a un salto de agua, esos saltos pertenecieron a mi bisabuelo… mi abuela contaba, hay una historia ahí, era un sendero ceremonial porque hay un punto ceremonial a donde vamos nosotros y vamos contando una historia, una breve reseña hasta llegar arriba y mostrando las plantas y contando historias”.

Fuente. Isabel Caripán, Ruta Milimili

Imagen 2 Cabalgatas hacia los faldeos del Rukapillan (volcán Villarrica) realizadas por integrantes de la comunidad Juan Caripán, sector Traitraico.  

También, la gastronomía mapuche se ve positivamente impactada a través de usos en las iniciativas de turismo analizadas: “nosotros con mi mamá hacemos catutos cuando está la gente y luego cuando se van, les servimos catutos, cuando hacemos los guiados, también le damos sopaipillas con mate o un vaso de muday3, ofrecemos las cosas que son de mi cultura” (AC, 2018).

En la interacción con los visitantes prefieren al extranjero por sobre el nacional: “uno aprende mucho, porque valoran más nuestra propia cultura y saben mucho de nosotros ... los extranjeros quieren ver vivencias, entonces les enseñamos a hacer el catuto, el proceso de preparación de una tortilla de rescoldo, el chileno viene más con ideas como más de contaminar que de ayudar” (AC, 2018).

Otro aspecto importante que se debe destacar es que todas las iniciativas de turismo identificadas en la zona de estudio son lideradas por mujeres, en tal sentido, existe una dinamización y resignificación de los tradicionales roles de género vinculados a las mujeres - ya constatado por Catalán en 2014 -, por un lado se trasforman las actividades propias del ámbito doméstico, cocinar, tejer y huertiar (término coloquial relacionado al trabajo en la huerta), en productos que son comercializados como gastronomía y artesanía para generar ingresos económicos complementarios a la economía familiar.

Además, se detecta el fortalecimiento de vínculos asociativos a través de sus iniciativas de turismo: “mucha gente ahora quiere trabajar con nosotros, por ejemplo, si faltan caballos, dicen los lagmienes [hermanos] de la comunidad ‘yo tengo un caballo’. Y ahora mismo otra lagmien de allá de Pucura que iba a hacer lo mismo conmigo, trabajar en caminata, hacia la cordillera” (IC, 2018). También se han creado asociaciones que promueven formas de autoorganización comunitaria a nivel local, como la cooperativa Trawun.

Por otra parte, si bien los usos turísticos del patrimonio cultural inmaterial son positivamente percibidos a nivel local, se debe advertir que las comunidades arriesgan trocar sus intenciones iniciales de revitalización cultural para adaptarse al mercado turístico, planteamiento que se puede constatar a través de un relato como el siguiente: “los letreros de nosotros les pusimos ‘trekking’, porque al chileno le gusta copiar al extranjero, entonces le pusimos ‘trekking’, porque si le poníamos caminata o senderismo no iba a llegar nadie”.

Conclusiones

El patrimonio cultural inmaterial de comunidades mapuche activado con fines de turismo es susceptible de distintas interpretaciones. Desde el Estado es percibido, principalmente, como un aliciente para el desarrollo económico local, mientras que para las comunidades representa, además, una herramienta de difusión y recreación cultural de su identidad.

El patrimonio cultural cuando es definido y conocido por los miembros de una sociedad que es sujeto y objeto de su propio desarrollo adquiere un valor simbólico para el autorreconocimiento de los individuos y los grupos en su pasado y en su presente (Zamora, 2011). Es decir, para los procesos de desarrollo es importante y requisito fundamental el que la valoración patrimonial provenga en primera medida de la propia comunidad, pues su recuperación provoca a escala social un aumento de la autoestima y evita posibles conflictos que, por distintas razones, se pueden presentar en una localidad con variados elementos patrimoniales.

En este sentido y desde el punto de vista de la revitalización cultural y la identidad local, las políticas públicas con sus distintos programas se perciben como un apoyo importante por parte de actores locales, y principalmente por las iniciativas incipientes en el territorio. Aun así, se observa una escasa pertinencia de estas herramientas con la revitalización de su patrimonio intangible, siendo más evidente un fomento al rescate patrimonial.

Finalmente, las iniciativas locales que buscan junto con el sustento económico la revitalización de su cultura en su mayoría son cada vez más conscientes de los usos que pueden dar a las herramientas ofrecidas por el Estado y sus instituciones, que, sumado a la experiencia acumulada sobre los intereses de los turistas por su patrimonio intangible, han motivado una revaloración de estos elementos

Agradecimientos

Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, ANID, Proyecto FONDECYT No. 11170506; Magíster en Gestión e Innovación del Turismo, Instituto de Turismo, Universidad Austral de Chile; Comunidades Mapuche que participaron en el estudio.

Referencias

Adán, L., Mera, R., Becerra, M., & Godoy, M. (2004). Ocupación arcaica en territorios boscosos y lacustres de la región precordillerana andina del centro sur de Chile: el sitio Marifilo-1 de la localidad de Pucura. Chungara. Revista de Antropología Chilena, 36, 1121-1136. [ Links ]

Aguilar, E. (2005). Patrimonio y globalización: el recurso de la cultura en las Políticas de Desarrollo Europeas. Cuadernos de Antropología Social, 21, 51-69. [ Links ]

Bustos, A. (2005). Hacia un turismo intercultural: el caso atacameño. Revista LIDER, 13, 133-150. [ Links ]

Bustos, C. (2015). La produccion de Etnomercancias en el contexto turístico atacameño. Revista LIDER , 27, 138-117. [ Links ]

Bustos, C., Cruz, M., & Yufla, C. (2012). Turismo comunitario y patrimonio en el desierto de Atacama. Revista América Patrimonio, 4. Available online: Available online: https://www.academia.edu/4270773/Turismo_Comunitario_y_Patrimonio_en_el_Desierto_de_Atacama (accessed on 01 October 2018). [ Links ]

Casals, M. (2020). Informe Turismo Indígena. Subsecretaria de Turismo y Servicio Nacional de Turismo. Santiago, Chile. [ Links ]

Castro, K., & Llancaleo, P. (2003). Turismo: una apuesta al desarrollo de las comunidades indígenas de Chile. Programa Integral de Desarrollo Indígena - Orígenes. Santiago: Ministerio de Planificación y Cooperación, Gobierno de Chile. [ Links ]

Catalán, G. (2014). Estudio de casos sobre las experiencias y significaciones de mujeres mapuche y campesinas en la Feria Gastronómica y Artesanal de Pocura, comuna de Panguipulli Región de los Ríos. (Licenciatura en Antropología), Universidad Austral de Chile, Valdivia. [ Links ]

De la Maza, F. (2016). State conceptions of indigenous tourism in Chile. Annals of Tourism Research, 56, 80-95. [ Links ]

Eisenhardt, K. (1989). Building Theories from Case Study Research. The Academy of Management Review, 14 (4), 532-550. [ Links ]

Frigolé, J., & Mármol, C. (2008). Los contextos en la producción del patrimonio. In X. Pereiro, S. Prado, & H. Takenaka (Eds.), Patrimonios culturales: Educación e interpretación Cruzando límites y produciendo alternativas (pp. 187-203). San Sebastián: Ankulegi Antropologia Elkartea. [ Links ]

Ilustre Municipalidad de Panguipulli. (2018). Estadísticas Verano 2018. Panguipulli, Chile. [ Links ]

Instituto Nacional de Turismo, INE. (2017). Segunda entrega de resultados definitivos Censo 2017. Available online: Available online: http://www.censo2017.cl/wp-content/uploads/2018/05/presentacion_de_la_se gunda_entrega_de_resultados_censo2017.pdf (accessed on 14 September 2018). [ Links ]

Ladrón de Guevara, B., Gaete, N., & Morales, S. (2003). El patrimonio como fundamento para el desarrollo del capital social: el caso de un sitio arqueológico y Puntilla Tenglo. Conserva: Revista del Centro Nacional de Conservación y Restauración, 7, 5-22. [ Links ]

Maillard, C. (2012). Construcción social del patrimonio. In D. Marsal (Ed.), Hecho en Chile: Reflexiones en torno al patrimonio cultural (pp. 17-29). Santiago, Chile: Ediciones Consejo Nacional de las Artes y la Cultura. [ Links ]

Oehmichen, C., & De la Maza, F. (2019). Turismo, pueblos indígenas y patrimonio cultural en México y Chile. PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 17 (1), 53-64. [ Links ]

Olivera, A. (2011). Patrimonio inmaterial, recurso turístico y espíritu de los territorios. Cuadernos de Turismo, 26, 663-677. [ Links ]

Pacheco, G., & Henriquez, C. (2016). El turismo de base comunitaria y los procesos de gobernanza en la Comuna de Panguipulli, sur de Chile. Gestión Turística, 25, 42-62. [ Links ]

Pilquimán-Vera, M., Cabrera-Campos, G., & Tenorio-Pangui, P. (2020). Experiences of resilience and Mapuche community based tourism in the pre-cordilleran territories of Panguipulli, Southern Chile. Sustainability, 12 (3), 817. [ Links ]

Pilquimán, M. (2016). El turismo comunitario como una estrategia de supervivencia. Resistencia y reivindicación cultural indígena de comunidades mapuche en la Región de los Ríos (Chile). Estudios y Perspectivas en Turismo, 25, 39-59. [ Links ]

______ (2017). Turismo comunitario en territorios conflictivos. El caso de las comunidades indígenas mapuche en la Región de los Ríos en Chile. Geopolítica(s) Revista de Estudios Sobre Espacio y Poder, 8, 11-28 [ Links ]

Pilquimán, M., & Skewes, J. (2009). Los paisajes locales y las encrucijadas del etnoturismo: Reflexiones a partir de los proyectos turísticos de comunidades indígenas de la Región de los Lagos en Chile. Cuadernos de Turismo , 24, 169-191. [ Links ]

Prats, L. (2006). La mercantilización del patrimonio: entre la economía turística y las representaciones identitarias. PH Boletín del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, 58, 72-80. [ Links ]

______ (2011). La viabilidad turística del patrimonio. PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 9, 249-264 [ Links ]

Santamarina, B., Hernández, G., & Moncusí, A. (2008). El patrimonio etnológico e identidades en España. Revista de Antropología Experimental, 15, 207-223. [ Links ]

Servicio Nacional de Turismo, SERNATUR (2019). Operadores de turismo indígena potencian sus experiencias en rueda de negocios. Available online: Available online: https://www.sernatur.cl/operadores-de-turismo-indigena-potencian-sus-experiencias-en-rueda-de-negocios/ (accessed on 05 December 2019). [ Links ]

Skewes, C., Solari, M., Guerra, D., & Jalabert, D. (2012). Los paisajes del agua: naturaleza e identidad en la cuenca del río Valdivia. Chungara Revista de Antropología Chilena, 44, 299-312. [ Links ]

Subsecretaría de Turismo (2020). Co-construcción de la hoja de ruta para la recuperación del turismo en Chile. Available online: https://www.visitevinadelmar.cl/uploads/2020/05/20200527160923-presentacion-hoja-de-ruta-region-de-valparaiso2.pdf. [ Links ]

Torres-Alruiz, M., Pilquimán, M., & Henríquez-Zúñiga, C. (2018). Resilience and Community Based Tourism: Mapuche Experiences in Pre-Cordilleran Areas (Puyehue and Panguipulli) of Southern Chile. Soc. Sci, 7, 249. [ Links ]

Troncoso, C., & Almirón, A. (2005). Turismo y patrimonio. Hacia una relectura de sus relaciones. Aportes y transferencias, 9 (1), 56-74. [ Links ]

UNESCO. (2003). Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial. Available online: Available online: http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ ID=17716&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SEC TION=201.html Consultado el 01/11/2018 [ Links ]

Valenzuela, M., Palacios, A., & Hidalgo, C. (2008). La valorización turística del patrimonio minero en entornos rurales desfavorecidos. Actores y experiencias. Cuadernos de Turismo , 22, 231-260. [ Links ]

Vera, F., López, F., Marchena, M., & Anton, S. (1997). Análisis territorial de turismo: una nueva geografía del turismo. Barcelona: Ariel. [ Links ]

Yin, R. (1989). Case Study Research: Design and Methods, Applied social research Methods Series. Newbury Park, United States: Sage. [ Links ]

Zamora, E. (2011). Sobre patrimonio y desarrollo. Aproximación al concepto de patrimonio cultural y su utilización en procesos de desarrollo territorial. PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, 9 (1), 101-113 [ Links ]

1 Según el último Censo de Población y Vivienda de Chile, más del 42% de la población del área estudiada se considera perteneciente a la etnia mapuche, esto es, 14.663 personas de un total de 34.539 habitantes (Instituto Nacional de Estadísticas, INE, 2017).

2Por ejemplo, el seminario denominado Turismo Rural Mapuche, realizado en la localidad de Pucura, en la comuna de Panguipulli el día 07 de diciembre de 2018.

3El catuto o multrun (en mapudungun, mültrün) es una masa hecha con granos triturados de trigo cocido, con forma de rombo aplanado, que luego se sumergen en agua hirviendo o se fríen. Se consumen fríos, untados con miel o mermelada. La sopaipilla es una masa elaborada con harina de trigo, usualmente de forma plana y circular y frita en aceite o grasa. El muday es un tipo de bebida alcohólica hecha mediante la fermentación de granos de cereales (maíz o trigo) o semillas como el piñón. De baja graduación alcohólica, se consume como bebida refrescante, aunque también forma parte de usos sociales y religiosos.

Recibido: 12 de Agosto de 2020; Aprobado: 30 de Septiembre de 2020

* Corresponding author: mariselapilquiman@uach.cl

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons