SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.30 número41-42La Poesía de Vicente AleixandreLas imágenes del Poeta en Días como flechas de Leopoldo Marechal índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista signos

versión On-line ISSN 0718-0934

Rev. signos v.30 n.41-42 Valparaíso  1997

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-09341997000100006 

 

Revista Signos 1997, 30(41–42), 89–99

LITERATURA


Sentimientos religiosos en Desolación



Patricia Vargas Sandoval

Universidad Católica de Valparaíso

Chile





Hemos revisado el poemario Desolación de nuestra poetisa Gabriela Mistral con el propósito de indagar los aspectos religiosos que se van develando a través de la lectura y reflexión de sus poemas. El sentimiento religioso de la Mistral variará a lo largo de su vida y de su obra y allí encontramos rastros de la fe religiosa de Gabriela y vemos cómo ésta se adhiere a doctrinas teológicas que se vislumbran en la lectura de su primer poemario. Asimismo, hemos recorrido su biografía para examinar los sentimientos religiosos y el empleo de los símbolos, las referencias, las alusiones y metáforas e imágenes religiosas que surgen de las vivencias personales de la Mistral. La religión guía al ser humano por la tierra y el vivirla permite darle sentido a la existencia, por esto creemos que la poesía mistraliana es una búsqueda y necesidad personal de encontrar a Dios como arte religioso. Ella le habla a Dios a su manera, ensalza el amor, la caridad y la humildad, los sentimientos del dolor y de la angustia aparecen en forma reiterada en su poesía. Toda esta visión de mundo que tiene esta mujer está marcada por un destino emocional y espiritual trágico, jalonado de ausencias, abandonos, frustraciones, incomprensiones, destierros y muertes que van impregnando su obra de un tono amargo y temple obsesivo y específico que contribuyen, en gran medida, a desentrañar el misterio de su hermosa poesía.
Desolación se distingue fundamentalmente por la preponderancia de referencias a Dios. Las alusiones repetidas a Jesucristo con sus variantes metafóricas, ocupan un gran porcentaje de ocurrencia en este poemario. La poetisa ruega a Dios Padre y a Jesucristo por el alivio del dolor, la salvación de los muertos y la protección de los inocentes. En su poemario, nos encontramos con una serie de personajes reales o supuestos del Antiguo y Nuevo Testamento, ya que, como sabemos, la biblia fue para la Mistral una fuente de instrucción moral y de inspiración poética. Los profetas le enseñaron lo que Dios exige de cada hombre: conducirse con justicia, amar la misericordia y obrar con humildad.
El sentimiento religioso de la Mistral fue variando a lo largo de su vida, llevándola a examinar continuamente el catolicismo inicial y a interesarse en el judaísmo, el budismo y la teosofía.

Existen tres aspectos que contribuyen a comprender la posición de la poetisa frente al judaísmo:
1. El estudio de la biblia la llevó a una afinidad con los personajes bíblicos, encendió el espíritu hebreo y le proporcionó las bases bíblicas de su poesía.
2. La preocupación por los problemas contemporáneos de los judíos formaba parte de sus sentimientos humanitarios por los perseguidos.
3. Los sufrimientos personales de Gabriela y su propio sentimiento de persecución, lo cual la llevó a abandonar Chile, en forma voluntaria, y transformarse en una vagabunda, llegaron a asociarse en su mente con ese pueblo, que simbolizaba a los desterrados.
En su búsqueda del Dios compasivo, acudió a diversas fuentes filosóficas y literarias y el sentimiento religioso nunca quedó aislado de su conducta personal o de su creatividad en el poetizar.
En Desolación, hemos considerado –como ya lo anticipamos– las alusiones religiosas de la Mistral como manifestaciones de su búsqueda personal para expresar su poesía como arte religioso, en el sentido de que está dedicada a temas trascendentales y ontológicos. La religiosidad de Gabriela emerge del problema de la vida frente a la muerte. Esta tragedia atormenta su espíritu y de ese conflicto interior, determinado por lo que quiso ser y no logró ser, surge un misticismo de su alma atormentada, que se hace patente en Desolación.
En Desolación, la Mistral menciona a Dios Padre de diversas maneras, por ejemplo, ALFARERO, AMIGO, CREADOR, JEHOVA, MAESTRO, PADRE, SEÑOR, REY, NIÑO DE BELEN, PASTOR EL BIENVENIDO; a hombres del Antiguo Testamento como ABRAHAM, BOOZ, JOB, SALOMON; a mujeres del Antiguo Testamento como AGAR, JUDITH, RUTH, SARA, ANA; a toponímicos bíblicos como CALVARIO, HUERTO DE LOS OLIVOS, ISRAEL,VÍA DOLOROSA; a figuras del Nuevo Testamento como JUDAS ISCARIOTE, MAGDALENA, MARIA, MARTA, VERONICA, PEDRO; a santos no bíblicos como FRANCISCO DE ASIS; a teologías, ritual e invocaciones como ANGELUS, CRUZ, ETERNIDAD, HIMNOS. PADRE NUESTRO, PLEGARIAS, SALMOS; a escritores y escritos religiosos como LA BIBLIA. EL CANTAR DE LOS CANTARES, FEDERICO MISTRAL, AMADO NERVO, TAGORE, TOMAS DE KEMPIS; astrología y astronomía como LA CRUZ DEL SUR; a dioses y figuras quechuas y aztecas como IXTLAZIHUATL, NETZAHUALCOYOTL; a deidades griegas como JUPITER, NARCISO Y VULCANO.
Hemos seleccionado y establecido una clasificación con el total de poemas de Desolación que, de alguna manera, reflejan el sentimiento religioso de nuestra poetisa:

I.– Aquellos poemas que aluden a DIOS PADRE, JESUCRISTO Y EL MARTIRIO DE ESTE:

1. El pensador de Rodín
2. La Cruz de Bistolfi
3. Al Oído de Cristo
4. Viernes Santo
5. Canto del Justo
6. Gotas de Hiel
7. La Maestra Rural
8. La Encina
9. Extasis
10. Tres Arboles
11. Cima


Para ilustrar esta clasificación, ejemplificaré con los poemas que correspondan. En LA CRUZ DE BISTOLFI, Gabriela está convencida de que, si bien el sufrimiento absoluto puede existir sobre un ser humano, ningún otro puede igualarse al suyo, que sólo rivaliza con el de Cristo.

"CRUZ QUE NINGUNO MIRA Y QUE TODOS SENTIMOS LA INVISIBLE Y
LA CIERTA COMO UN ANCLA MONTAÑA: DORMIMOS SOBRE TI Y
SOBRE TI VIVIMOS; TUS DOS BRAZOS NOS MECEN Y TU SOMBRA NOS
BAÑA"

Aquí vemos que a pesar de que el dolor y el sacrificio es inevitable, también es verdad que la Cruz nos llama con constante amor. La carga del placer que nace del dolor se origina con el mayor sacrificio de la cruz.
En AL OIDO DE CRISTO, la poetisa hace un llamado al hombre para que vuelva a tener conciencia de su capacidad de ser sensible, de tener compasión y amor:

"¡OH CRISTO! EL DOLOR LES VUELVA A HACER
VIVA L' ALMA QUE LES DISTE Y SE HA DORMIDO,
QUE SE LA DEVUELVA HONDA Y SENSITIVA,
CASA DE AMARGURA, PASION y ALARIDO"

Enumera los instrumentos de tortura usados en el Cristo flagelado y clavado en la Cruz:

"¡GARFIOS, HIERROS, ZARPAS, QUE SUS CARNES
HIENDAN TAL COMO SE PARTEN FRUTAS Y GAVILLAS,
LLAMAS QUE A SU GAJO CADUCO SE PRENDEN,
LLAMAS COMO ARGOLLAS Y COMO CUCHILLAS!"

Cristo es la fuente principal de toda sangre: "EN TU SUDAR SANGRE, TU ULTIMO TEMBLOR Y EL RESPLANDOR CARDENO DEL CALVARIO ENTERO". La sangre brota también del costado de la poetisa y se une al río de la sangre de Cristo, o bien, forma su propio charco: "CRISTO, EL DE LAS VENAS VACIADAS EN RIOS"
El escenario más majestuoso es el del Calvario: "EL RESPLANDOR CARDENO DEL CALVARIO ENTERO", donde la sangre redentora de Cristo sumergió al hombre en un valle de lágrimas, ya que la redención es posible a través de la aceptación del sacrificio, de aquí las lágrimas que resultan del dolor y del pecado
En la poesía LA MAESTRA RURAL, la esencia de la humildad humana se alcanza cuando el cuerpo se ha despojado de sus últimas posesiones y ha cortado los lazos con cualquier símbolo de riqueza terrena:

"LA MAESTRA ERA ALEGRE. ¡POBRE MUJER HERIDA!
SU SONRISA FUE UN MODO DE LLORAR CON BONDAD.
POR SOBRE LA SANDALIA ROTA Y ENROJECIDA
ERA ELLA LA INSIGNE FLOR DE SANTIDAD."

La maestra se ve alzada a un nivel divino por el sacrificio que brota del amor. Al huir de las cosas terrenas, la maestra acepta la carga que conduce finalmente a una existencia espiritual: "¡VESTIA SAYAS PARDAS, NO ENJOYABA SU MANO Y ERA TODO SU ESPIRITU UN INMENSO JOYEL!"
En el poema TRES ARBOLES, la poetisa describe la madera o las cosas hechas de ella, como santas y como símbolos del sufrimiento personal, de la humillación, de la muerte.
El árbol es usado como una simple metonimia de la Cruz. El viento que sopla entre las ramas hace un ruido quejumbroso, similar al quejido humano, y lleva consigo "...LA FRAGANCIA DE SU COSTADO ABIERTO". Los versos" TRES ARBOLES CAlDOS / APRETADOS DE AMOR, COMO TRES CIEGOS", representan a Cristo y a los dos ladrones Dimas y Gestas. Uno de los árboles más retorcido que los otros, se vuelve y "".TIENDE SU BRAZO INMENSO Y DE FOLLAJE TREMULO / HACIA OTRO Y SUS HERIDAS / COMO DOS OJOS SON, LLENOS DE RUEGO".
Gabriela, en un pacto de amor y de dolor, une su sino al de estos tres árboles: "ESTARE CON ELLOS. / Y MUDOS Y CEÑIDOS / NOS HALLE EL DIA EN UN MONTON DE DUELO"
La naturaleza, sensible al dolor de la poetisa y al dolor de Cristo, participa activamente compartiendo el color, el olor, la humedad y todas las emociones que supone la Crucifixión:

"EL SOL DE OCASO PONE
SU SANGRE VIVA EN LOS HENDIDOS LEÑOS
¡ Y SE LLEVAN LOS VIENTOS DE LA FRAGANCIA
DE SU COSTADO ABIERTO¡"

II. ALUSIONES AL ANTIGUO TESTAMENTO:

1. Al Pueblo Hebreo
2. Ruth
3. La Mujer Fuerte
4. La Mujer Estéril
5. El Dios Triste
6. Dios lo quiere
7. Tribulación
8. Interrogaciones
9. Poema del Hijo
10. El Espino


El poema "AL PUEBLO HEBREO" es una elegía a los judíos polacos asesinados en las persecuciones entre 1903 y 1920. Este homenaje muestra una compasión que trasciende cualquier posible valor documental: "LOS SURCOS DE TU ROSTRO, QUE AMO TANTO. SON CUAL LLAGAS DE SIERRA DE PROFUNDOS". Gabriela se sintió siempre compenetrada con todos los pueblos oprimidos; indios hambrientos y explotados, los niños vascos, víctimas de la Guerra Civil española, las madres desamparadas, los emigrantes sin hogar y, desde luego, el pueblo judío.
En Ruth, la viuda mobita, que cumplió su destino con Booz, al igual que la poetisa, Ruth anda en busca de la realización espiritual y de la maternidad. Los tres sonetos de Ruth divergen del relato bíblico en detalles importantes. Ruth, como en la biblia, es el instrumento por el que Booz realiza la promesa a Dios, a los descendientes de Abraham, en el sentido de que tendrían "MAS HIJOS QUE ESTRELLAS". La Ruth de Gabriela es de origen humilde y no aspira a genealogías dinásticas, lo que le importa es la plenitud individual. Esta interpretación poética del "Libro de Ruth", se concentra únicamente en la naturaleza instintiva de la aventura amorosa y la importancia de la fecundidad y la propagación. El poema no alude a las sentencias legalistas que deben preceder oficialmente a la consumación del amor. Ruth y Booz no se sienten atados por ninguna de las restricciones morales de sus correspondientes personajes bíblicos. Las estrellas, como instrumento del poder creativo de Dios, iluminan sus caminos, les dictan sus deberes y obligaciones y les unen en el amor eterno:

"RUTH VIO, EN LOS ASTROS, LOS OJOS CON LLANTO
DE BOOZ LLAMANDOLA, y ESTREMECIDA
DEJO SU LECHO, Y SE FUE 'POR EL CAMPO'.
DORMIA EL JUSTO, HECHO PAZ Y BELLEZA
RUTH, MAS CALLADA QUE ESPIGA VENCIDA
PUSO EN EL PECHO DE BOOZ SU CABEZA"

En el caso de Booz y Ruth, la contemplación de las estrellas los lleva a tramar su destino común; él, para cumplir con las palabras de Yahvé; ella, para alcanzar su satisfacción personal

"RUTH VIO EN LOS ASTROS LOS OJOS CON LLANTO
DE BOOZ, LLAMANDOLA y ESTREMECIDA, DEJO SU LECHO Y SE FUE POR EL CAMPO";

En el poema "LA MUJER FUERTE" contrapone la fuerza vital de ésta con la esterilidad de "LA MUJER ESTERIL". La mujer fuerte inspira admiración y la imagen proyectada es alabada por la poetisa: "Y EL LODO DE TUS PIES TODA VIA BESARA, PORQUE ENTRE CIEN MUNDANAS NO HE ENCONTRADO TU CARA ¡Y AUN TE SIGO EN LOS SURCOS LA SOMBRA CON MI CANTO!". En cambio, la angustia y el aislamiento persiguen a la mujer estéril: "TODO SU CORAZON INMENSA CONGOJA BAÑA!". Esta mujer, incapaz de reproducción, es humillada por: "UNA MENDIGA GRAVIDA CUYO SENO FLORECE CUAL LA PARVA". Todas las mujeres que no cumplen con su destino biológico responden, por su pecado, ante Dios, cuya voluntad se declara en el Génesis 1, 2 2: "y DIOS LOS BENDIJO, DICIENDO: "FRUCTIFICAD Y MULTIPLICAOS", Y LLENAD LAS AGUAS EN LOS MARES. Y LAS AVES MULTIPLIQUENSE EN LA TIERRA".
Al elegir a las mujeres bíblicas que fueron infecundas, es obvio pensar que ellas representan psicológicamente, un aspecto incompleto de la vida personal de Gabriela.
En el poema "DIOS LO QUIERE", utiliza expresiones de amor a un ser mortal que parece ser una reconstrucción del canto de Salomón:

"BESO QUE TU BOCA ENTREGUE
A MIS OIDOS ALCANZA,
PORQUE LAS GRUTAS PROFUNDAS
ME DEVUELVEN TUS PALABRAS.
EL POLVO DE LOS SENDEROS
GUARDA EL OLOR DE TUS PLANTAS
Y OTEANDOLAS COMO UN SIERVO
TE SIGO POR LAS MONTAÑAS"

El tema de este poema es la traición, antítesis al puro amor del "Cantar de los Cantares", La intensidad que une a los amantes de la Biblia es análoga al apasionado afecto que en la poesía despliega la mujer enamorada por el traidor, a pesar de su infidelidad. La naturaleza es sensible al dolor de la poetisa y al sufrimiento de Cristo, pues participa activamente compartiendo su emoción y amargura: "LA TIERRA SE HACE MADRASTRA SI TU ALMA VENDE A MI ALMA. LLEVAN UN ESCALOFRIO DE TRIBULACION LAS AGUAS EL MUNDO FUE MAS HERMOSO DESDE QUE ME HICISTE ALIADA".
Para el poema "TRIBULACION", el capítulo 30 del libro de Job parece haber sido la base de inspiración: "TODO SE ME HA LLENADO DE SOMBRAS EL CAMINO Y EL GUSTO DE PAVOR'" "Y ES INVIERNO Y HAY NIEVE Y LA NOCHE SE PUEBLA DE MUECAS DE LOCURA". Queda de manifiesto que el mensaje de Job penetró hondamente en la poetisa: nacimiento, vida y muerte. La frustración y el abandono de Dios tocaron de manera fuerte a Gabriela, lo que la alentó a utilizar pasajes, construcciones y vocabulario que recuerdan a Job.
En "INTERROGACIONES" hay una sutil zona entre la severidad de Yahvé y la caridad de Cristo, en que el primero aparece menos duro. Le atribuye a Yahvé virtudes que normalmente reserva a Jesucristo. Es un poema de muerte sin sacrificio ni exaltación en que la poetisa quiere determinar el papel de Jehová en confortar a los muertos: "¿O TU LLEGAS DES PUES QUE LOS HOMBRES SE HAN IDO, Y LES BAJAS EL PARPADO SOBRE EL OJO CEGADO, ACOMODAS LAS VISCERAS SIN DOLOR Y SIN RUIDO Y ENTRECRUZAS LAS MANOS SOBRE EL PECHO CALLADO?"
En relación a la compasión y misericordia de Cristo, aparece de nuevo la visión de una copa cósmica "¡ TU ERES EL VASO DONDE SE ESPONJAN DE DULZURA LOS NECTARIOS DE TODOS LOS HUERTOS DE LA TIERRA!. Esta copa, es la metáfora predilecta para el cuerpo herido que derrama sus fluidos vitales, tiene un poder casi hipnótico sobre la fantasía. Este misterio sugiere que la vida es sacrificio.
En el "POEMA DEL HIJO," se advierte la influencia del "padre Job". Las maldiciones de Job por haber nacido, la vituperación de sí mismo por la fecundidad de su madre, sirven como modelo para la apasionada pregunta de la Mistral: "¿POR QUÉ HA SIDO FECUNDA TU CARNE SOLLOZANTE Y SE HINCHIERON DE NECTAR LOS PECHOS DE MI MADRE'?"
En el poema "EL ESPINO", la ira de Dios, como las espinas, han herido a Job, Agar y a la poetisa: "ME HA CONTADO QUE ME CONOCE, QUE EN UNA NOCHE DE DOLOR EN SU ESPESO MILLON DE ESPINAS MAGULLARON MI CORAZON" hay aspectos redentores. Agar, aunque abandonada por Abrahám y expulsada por Sara, recibió la visita del "Ángel del Señor", que la protegió a ella ya su hijo Ismael (Génesis 21, 17). La poetisa, afligida por la soledad y el desamparo, se compara con Agar, que abraza a Job movida por la desesperación, y descubre, en este acto terrible, el sentido trágico de la vida. La Mistral es la condenada doliente que renueva su canción en la eterna angustia: "LE HE ABRAZADO COMO UNA HERMANA, CUAL SI AGAR ABRAZARA A JOB, EN UN NUDO QUE NO ES TERNURA, PORQUE ES MAS: ¡DESESPERACIONi"

III. ALUSIONES AL NUEVO TESTAMENTO:

1. A la Virgen de la colina.
2. Credo.
3. Canciones en el mar.


En el primero de los poemas, nos presenta a la Virgen como símbolo de la esencia divina, es única: "A BEBER LUZ EN LA COLINA TE PUSIERON POR LIRIO ABIERTO Y TE CAE UNA MANO FINA HACIA EL ALAMO DE MI HUERTO". Al término del poema, realiza una imploración a la virgen: "¡SI TU CALLAS, QUE VOY A HACER!"
En "CREDO", nos plantea que para regenerar la esperanza y el amor a los hombres debe fundarse en la fuerza de voluntad, en la actividad creadora y en la fe en Dios: "CREO EN MI CORAZON EL QUE NO PIDE NADA PORQUE ES CAPAZ DEL SUMO ENSUEÑO LO CREADO ¡INMENSO DUEÑO!" Para caracterizar el sufrimiento irremediable, Gabriela compara su lienzo poético con el de Verónica, éste marcado con la imagen que Cristo dejó en él cuando seguía su vía dolorosa. Los elegidos, a través del sacrificio, aceptan el sufrimiento sin tregua como esencia de la vida.

"CANCIONES EN EL MAR" es un trilogía de poemas (El barco misericordioso, Canción de los que buscan olvidar y Canción del hombre en la proa) En teología, "el barco" presenta a la Iglesia de Cristo, porque conduce a los pecadores y fieles sobre las aguas peligrosas y los protege de la maldad del mundo. Jesús guía a los miembros de su Iglesia a través de los mares de la vida. Cristo es el símbolo de barco navegante y estrella polar, pues la poetisa ha confiado la travesía y la salvación a las manos "DEL HOMBRE QUE SUFRE EN LA PROA, EL VIENTO DEL MAR".

IV. ALUSIVOS A ESCRITOS O ESCRITORES RELIGIOSOS:

1. In memoriam
2. Mis Libros
3. Elogio de la canción


El poema "IN MEMORIAM", se refiere a la muerte del poeta mexicano Amado N ervo, ya que el destino de éste estaba ligado a las estrellas. La Mistral se sintió aliada con este poeta, el místico, dolorido y sereno, a quien elogia como el "Tagore de América" y lo compara con él. La influencia de Tagore en Gabriela fue enorme, ella vivió con su mensaje de amor y su espíritu de paz, hallando en esa alma afín una afirmación de su propio deseo del amor espiritual. A la memoria de Nervo, la Mistral compuso esta elegía:

"DE DONDE TU CANTABAS SE ME LEVANTO EL DIA
CIEN NOCHES CON TU VERSO YO ME HE DORMIDO EN PAZ
AÚN ERA HEROICA Y FUERTE, PORQUE AÚN TE TENÍA;
SOBRE LA CONFUSION TU RESPLANDOR CAÍA.
¡Y AHORA TÚ CALLAS, Y TIJ;\NES POLVO, Y NO ERES MÁS¡"

Gabriela propone un encuentro más allá del tiempo y del espacio, entre Nervo y Tagore, donde dos almas solitarias pueden encontrar la paz en el plano astral:

"AÚN ME QUEDAN JORNADAS BAJOS LOS SOLES ¿CUÁNDO
VERTE, DÓNDE ENCONTRARTE Y DARTE MI AFLICCIÓN,
SOBRE LA CRUZ DEL SUR QUE ME MIRA TEMBLANDO,
O MÁS ALLÁ DONDE LOS VIENTOS VAN CALLANDO,
Y, POR IMPURO, NO ALCANZARÁ MI CORAZÓN?"

En "MIS LIBROS", Gabriela nos ofrece una visión interior de su espíritu conformado por una constante devoción a la Biblia:

¡BIBLIA, MI NOBLE BIBLIA, PANORAMA ESTUPENDO
EN DONDE SE QUEDARON MIS OJOS LARGAMENTE
TIENES SOBRE LOS SALMOS LAS LAVAS MÁS ARDIENTE
Y EN SU RÍO DE FUEGO MI CORAZON ENCENDIDO!"


En los siguientes versos, además de indicar la afinidad literaria de la poetisa con Job y Tomás de Kempis, subraya que la historia del hombre es una lucha contra el dolor continuamente repetido, y que la pureza, autodisciplina y humildad ante Dios no han garantizado nunca la felicidad:

"NOBLES LIBROS ANTIGUOS, DE HOJAS AMARILLENTAS,
SOIS LABIOS NO RENDIDOS DE ENDULZAR A LOS TRISTES,
SOIS LA VIEJA AMARGURA QUE NUEVO MANTO VISTE:
¡DESDE JOB HASTA KEMPIS LA MISMA DOLIENTE!"

Encontramos en la poetisa el entusiasmo por la viveza, el dolor y el amor de la poesía de Federico Mistral: "POEMA DE MISTRAL, OLOR A SURCO ABIERTO QUE HUELE EN LAS MONTAÑAS, YO TE ASPIRÉ EMBRIAGADA!"
En el poema "ELOGIO DE LA CANCION", la poetisa ensalza a los grandes escritores de cánticos: Teócrito, Salomón, Anacreonte, Ornar Kayyan, Petrarca, Netzahualcóyotl y Tagore: "BOCA TEMBLOROSA, BOCA DE CANCIÓN: BOCA, LA DE TEÓCRITO y DE SALOMÓN!"
Los cantores revelan la armonía interior del hombre o su turbulencia, el orden del mundo o su desorden. La canción lo capta todo, porque todo lo posibilita; es un recuerdo de los logros pasados y un estímulo para el progreso futuro. La canción vivifica, hace vida, es vida: "Y CUANDO TE PONES SU CANTO A ESCUCHAR TUS ENTRAÑAS SE HACEN VIVAS COMO EL MAR"

V. ALUSIVOS A LAS INVOCACIONES

1. Nocturno
2. El Ruego


En el poema "NOCTURNO", Gabriela refuerza su espíritu cristiano: "PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN LOS CIELOS, ¿POR QUÉ HAS OLVIDADO DE MÍ?" Existe una patente alianza con el dolor de Jesús al repetir las mismas palabras que dijo El Salvador en la cruz. Aquí se nos presenta la traición que ha sufrido una muchacha fiel, pero ingenua, en términos de la traición a Cristo: "ME VENDIÓ EL QUE BESÓ MI MEJILLA, ME NEGÓ POR LA TÚNICA RUIN.
Encontramos que en una sola imagen, se dan dos aspectos separados, sin embargo están relacionados por la traición a Cristo: uno de ellos es la perfidia de Judas por las treinta monedas de plata; el otro, la túnica de escarlata de Cristo que le dio Herodes para burlarse de él, y que fue el premio del juego de dados entre los soldados cuando estaba colgado en la Cruz. En el Getsemaní de la poetisa no hay amor, ni divino ni humano:

"YO EN MIS VERSOS EL ROSTRO CON SANGRE,
COMO TU SABES EL PAÑO LE DI,
Y EN MI NOCHE DEL HUERTO ME HAN SIDO
JUAN COBARDE Y EL ÁNGEL HOSTIL"

La sangre de la Mistral queda grabada en su poesía, tal como quedó impresa, para siempre, la faz ensangrentada de Cristo en el lienzo de Verónica. Esta metáfora, reiterada en su poemario, reafirma la permanencia constante del dolor en la vida y, en el arte, de los que quieren seguir el camino de Cristo, es decir, aquéllas que buscan el amor.
Dios no elige con inteligencia, y menos aún con imaginación, cuando se trata de la muerte. Hay seres bellos y serenos que parten demasiado pronto e inmerecidamente, mientras que los feos y atormentados pueden vivir más allá de lo soportable:

"TE ACORDASTE DEL NEGRO RACIMO
Y LO DISTE AL LAGAR CARMESÍ...
TE ACORDASTE DEL FRUTO EN FEBRERO,
AL LLAGAR SE SU PULPA RUBÍ
¡LLEVO ABIERTO TAMBIÉN MI COSTADO
Y NO QUIERES MIRAR HACIA MÍ!"

El VINO, muy pocas veces, deja de ser una metonimia exacta aplicada a la sangre, referida al sacrificio y al amor. En la tercera estrofa, introduce un término nuevo "FALERNO"( Vino italiano, dulce y sin espuma que se hace cerca de Nápoles). Con el uso del sintagma "EL FALERNO DEL VIENTO BEBÍ" intensifica el papel de la sangre y del vino, están fundidos, llenando el aire que la poetisa respira.
En esta poesía, nos entrega una serie de imágenes que recuerdan la muerte de Cristo:

HA VENIDO EL CANSANCIO INFINITO
A CLAVARSE EN MIS OJOS, AL FIN:
EL CANSANCIO DEL DIA QUE MUERE
Y EL DEL ALBA QUE DEBE VENIR;
¡EL CANSANCIO DEL CIELO DE ESTAÑO
Y EL CANSANCIO DEL CIELO DE AÑIL!

Se refleja la oscuridad que descendió sobre la tierra a la muerte de Jesús, la cual aparece recreada como "CIELO DE ANTAÑO", "CIELO DE AÑIL". El estaño y el añíl prestan valor cromático a la imagen.
En su poema "EL RUEGO", la Mistral pide, a Dios, misericordia por el suicida, porque fue fundamentalmente bueno e inocente:

"TE DIGO QUE ERA BUENO TE DIGO QUE TENÍA
EL CORAZÓN ENTERO A FLOR DE PECHO, QUE ERA
SUAVE DE ÍNDOLE"

El lenguaje que usa la poetisa en este poema, podemos compararlo con el lenguaje utilizado en Los Cánticos 4, 10–11:

"VENGO AHORA A PEDIRTE POR UNO QUE ERA MIO
MI VASO DE FRESCURA, EL PANAL DE MI BOCA
CAL DE MIS HUESOS, DULCE RAZÓN DE LA JORNADA,
GORGEO DE MI OÍDO, CEÑIDOR DE MI VES TE"

La opulencia y fragancia del "Cantar de los Cantares"se transforma en un deseo de fertilidad y aroma: "VA A ESPARCIR EN EL VIENTO" LA PALABRA, EL PERFUME DE CIEN POMOS DE OLORES / AL VACIARSE...", que marcarán el fin de esa vida ávida como el desierto al cual Dios ha condenado a los irredentos por su pecado imperdonable. El perdón de Dios puede aplacar a las bestias del bosque:

"SE MOJARÁN LOS OJOS DE LAS FIERAS
Y, COMPRENDIENDO, EL MONTE QUE DE PIEDRAS FORJASTE
LLORARÁ POR LOS PÁRPADOS BLANCOS DE TUS NEVERAS:
¡TODA LA TIERRA TUYA SABRÁ QUE PERDONASTE!

La montaña de este pasaje puede ser una mera imagen o también puede referirse al monte Hermón del "Cantar de los Cantares": 4, 8, con sus cimas nevadas y guaridas de leones.
Podemos decir que, en este poema, la poetisa intensifica la guerrilla verbal entre ella y Dios, cuando suplica a éste que perdone al suicida. Ella intenta probar el valor espiritual de quien ha desafiado el mandato divino de no matar, y quien sufre condena eterna. Los contraataques de Dios no son refutados, sino más bien parados con la propia espada de doble filo que Dios esgrime en forma tan experta: amor y dolor. La crueldad, el sufrimiento, el pecado incluso, pueden perdonarse mediante un amor infinito, que es el significado del siguiente oxímoron:

"EL HIERRO QUE TALADRA TIENE UN GUSTO FRÍO,
CUANDO ABRE, CUAL GAVILLAS, LAS CARNES AMOROSAS
Y LA CRUZ (TÚ TE ACUERDAS, ¡OH REY DE LOS JUDIOS!)
SE LLEVA CON BLANDURA COMO UN GAJO DE ROSAS."

Vemos que se reitera la imagen de la carne cortada en rodajas: "CUANDO ABRE, CUAL GAVILLAS LAS CARNES AMOROSAS"

VI. ALUSIVOS A LA ASTROLOGÍA

1. Los Sonetos de la Muerte

En este poema, nos encontramos con la tragedia personal de la Mistral, en su exacerbado dolor: el suicidio de su supuesto novio, Romelio Ureta. El tema que plantea es el caso del dolor por la muerte del amante, transforma un suceso particular en un motivo universal. Este acontecimiento unificó y canalizó sus primitivas emociones, y su muerte administró el tema central de su obra "Desolación", especialmente en la sección titulada "DOLOR". La astrología profetiza la muerte del amante pérfido:

"SE HARÁ LUZ EN LA ZONA DE LOS SINOS, OSCURA;
SABRÁS QUE EN NUESTRA ALIANZA SIGNOS DE ASTROS HABÍA,
Y, ROTO EL PACTO ENORME, TENÍAS QUE MORIR...

MALAS MANOS TOMARON TU VIDA DESDE EL DÍA
EN QUE, A UNA SEÑAL DE ASTROS, DEJARA SU PLANTEL
NEVADO DE AZUCENAS. EN GOZO FLORECÍA
MALAS MANOS ENTRARON TRAGICAMENTE EN EL"

El pacto sideral del amor parece proceder así de fuerzas que ya no pueden controlar ni el hombre ni la mujer, como aquel presagiado en el prólogo de "Romeo y Julieta", de Shakespeare. El destino es inexorable, ni ruegos, ni perdones pueden salvar al amante, que debe pagar solo sus pecados, terminando el poema, con una metáfora de la vida y una apelación a Dios:

"SE DETUVO LA BARCA ROSA DE SU VIVIR...
¿QUÉ NO SE DEL AMOR, QUE NO TUVO PIEDAD?
¡TÚ, QUE VAS A JUZGARME, LO COMPRENDES, SEÑOR!"

Para concluir, podemos decir que, entre los temas poéticos que trató la Mistral, están presentes –insistentemente– el amor, la angustia, la vida, la muerte, el dolor, la naturaleza y el hombre, sin embargo, el que ocupa una posición crucial, en su poemario, es su elaboración del significado de Dios.
Este es un tópico que ocupa un lugar especial en su poetizar, ya que Gabriela vivió en contacto íntimo con las historias de héroes y heroínas bíblicas, aprendidas de su abuela judía, descubriendo así en los "Salmos", la majestuosidad de Dios; en el "Cantar de los Cantares", su belleza; en "Isaías", la bondad y la ira de Dios.
El tono dominante respecto a Cristo en Desolación es violento y estridente. El le nguaje amargo y de dolor intenso en relación con el sacrificio de Cristo es complejo y tienen que ver con los sentimientos personales de la poetisa, de traición y de persecución y con el concepto de religión que ésta posee. Ella creía que el sacrificio es la forma más noble del empeño religioso y su poesía intenta iluminar el dolor de Cristo, insistiendo en la sangre y el sudor, lo cual lleva la marca indeleble de su tragedia personal y religiosa. Para este efecto, enfatiza la destrucción física del cuerpo, la sangre, el sudor, la carne rasgada, sin omitir un solo detalla del martirio de Cristo. En Desolación, aparecen 88 veces, en 63 poemas, las expresiones que se refieren a destrucción, heridas y al desgarramiento de la carne, por tanto, las referencias a Cristo están totalmente explicitadas y estas alusiones van a caracterizar la poesía de la Mistral en Desolación.



BIBLIOGRAFIA

TAYLOR C., MARTÍN. "La sensibilidad religiosa de Gabriela Mistral." Biblioteca Románica Hispánica. Editorial Gredos. Madrid.1975.

ALARCOS, EMILIO. "El comentario de textos". Editorial Castalia. Madrid. España. 1973.

BLUME SÁNCHEZ, JAIME. "Gabriela Mistral: con palabras, preguntas y silencios". Literatura y lingüística, 3 y 2 semestre 1989 y 1990.

CEREZO A., MANUEL. "Texto, contexto y situación", Ediciones Octaedro. Barcelona. España. 1994.

GARCÍA ARANA, MARTA DEL ROSARIO. "Semántica de la metonimia y de la sinécdoque". Facultad de Filosofía y Letras. Secretario de Publicaciones. Universidad de Valladolid. 1979.

JORQUERA, CARLOS y OSCAR RENÉ AEDO. "La poética del retorno eterno". Editorial La Noria. Santiago.1993.

PARAÍSO, ISABEL. "El comentario de textos poéticos". Ediciones Júcar. Gijón. España. 1988.

RODRíGUEZ, ANGEL. "La expresividad literaria del texto poético lírico en /Llanto por Ignacio Sánchez Mejías/" Tesis doctoral. Universidad de Valladolid. 1987

ZUBIRI, XAVIER. "Sobre el sentimiento y la emoción" Estudios Filosóficos. Madrid. España.1992.

GONZÁLEZ MUELA, JOAQUÍN. "Gramática de la poesía". Editorial Planeta. Barcelona. España. 1976.

HERNÁNDEZ ALONSO, CÉSAR; MANCHO, MARTA JOSÉ; URRUTIA HERNÁN. "El comentario lingüístico del texto". Ediciones Júcar. Gijón. España. 1993.

LEVIN, SAMUEL. "Estructuras linguísticas en la poesía". Editorial Cátedra. Madrid. España. 1991.

VARGAS SANDOVAL, PATRICIA. "Los componentes del enunciado lingüístico en el poema //Si Dios lo quiere/ de Gabriela Mistral" (Investigación no publicada) Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago. 1994.

VARGAS SANDOVAL, PATRICIA. "Aproximación lingüística–literaria a la obra Desolación de Gabrielá Mistral" (Tesis doctoral no publicada). Facultad de Filosofía y Letras. Departamento de Filología Española. (Lingüística) Universidad de Valladolid, Valladolid, España. 1997.
 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons