SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número508Filmar a contrapelo: el cine de Helvio Soto durante la Unidad Popular índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Atenea (Concepción)

versión On-line ISSN 0718-0462

Atenea (Concepc.)  no.508 Concepción  2013

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-04622013000200001 

Atenea N° 508. II Sem. 2013: 6-10

 

PRESENTACION


 

Este número 508 de la revista se inicia con un trabajo del historiador Tomás Cornejo sobre la producción fílmica, durante la Unidad Popular, de un ícono del cine chileno: Helvio Soto. Cornejo examina y discute la relación problemática que tuvo Helvio Soto con sus compañeros cineastas del llamado Nuevo Cine Chileno en la década del 60. Las contradicciones con el proyecto político encabezado por Salvador Allende no parecen provenir de un distanciamiento ideológico, sino, a juicio del autor, de uno estético resultante del experimento formal que realizó Soto al trabajar simultáneamente con los códigos de la ficción y los propios del documental.


M. Rodríguez

El artículo siguiente del sociólogo Felipe Orellana revisita un tema siempre vigente: el holocausto o shoá en hebreo. Específicamente se enfoca en la relación que se da entre el fundamentalismo judío y el holocausto desde una perspectiva sociológica. Se propone, a partir de ella, la hipótesis que al interior de los fundamentalismos judíos existen dos concepciones opuestas que se excluyen mutuamente: una ultra-ortodoxa que ve la shoá como un castigo divino, y la otra del sionismo religioso, que lo considera como parte de un proceso indentitario que lleva a la creación del estado nacional judío.

Verónica Cremaschi, profesora de Historia del Arte, analiza la capilla de La Asunción, sita en Lavalle, Mendoza, Argentina, como expresión de un conflicto, pero también de un diálogo, entre las propuestas estéticas impuestas por el poder de estratos sociales dominantes y las que provienen desde lo popular y colectivo. Así, frente a la austeridad de los muros de la Capilla blanqueados con cal, se manifiesta como forma de resistencia al poder de las tradiciones eclesiásticas una multiplicidad heterogénea de elementos: flores, bordados, estandartes, láminas, canastitas de papel, floreritos improvisados, que adornan el altar y la imagen de la Virgen en una explosión de luz y color que revela una estética colectiva y popular que rechaza el espacio liso y la vacuidad.

Jaume Peris Blanes, de la Universitat de Valencia, bajo el título “La palabra es de ustedes, me callo por pudor”, verso de una canción de Silvio Rodríguez, plantea una interesante polémica cultural generada a partir del rol del intelectual dentro de la Cuba revolucionaria de la década del 60. En este clima político confrontacional las exigencias revolucionarias devaluaron la figura del “intelectual comprometido” para dar paso a la del “intelectual revolucionario”, lo que significó una pérdida de confianza de las competencias profesionales del escritor frente a las necesidades concretas de defender y trabajar por la revolución. Se produce, así, una postura antiintelectualista que genera un imaginario estético en el que el cantante-escritor abandona un lugar de enunciación privilegiado para cederlo a un colectivo que participa realmente de la revolución.

En “Boticas y toxicómanos..”, el historiador Marcos Fernández Labbé plantea que fueron los farmacéuticos los primeros que vieron la necesidad de someter a control sustancias como el opio, la cocaína y el cáñamo indiano. La preocupación se explica en que tales productos se elaboraban y expendían en sus establecimientos, boticas, farmacias y droguerías, por lo que cualquier procedimiento legal les atañía directamente. Sólo en forma tardía (1960) la provisión de sustancias sujetas a restricción salió de las farmacias, originando un cuerpo legal mucho más amplio y detallado.

Gabriela Alvarez Gamboa, candidata a doctora en Estudios Americanos, estudia las estrategias textuales presentes en el libro de Anne Chapman Los selk’man. La vida de los onas. En esta investigación Chapman estudia al otro, en este caso el indígena, desde un lugar diferente y crítico respecto a la mirada etnográfica tradicional. Esta diferencia anida en el rechazo del falocentrismo, imperante en análisis del rol de la mujer indígena en la sociedad ona.

Las diferenciaciones son verificables cuando las comparamos con las estrategias canónicas del género etnográfico. Así la situación del observador como una suerte de entomólogo distanciado objetivamente de la cuestión estudiada, no se da aquí. La autora reconoce su profunda amistad con dos mujeres onas, Lola y Angela, sin encasillarlas en la categoría de “informantes”. Ello le permite participar en el constante diálogo de las mujeres, abriendo un nuevo espacio polifuncional posible de registrar en la escritura.

Daniel Bello Arellano, investigador del Instituto de Relaciones Internacionales (INTE), estudia las características de un singular espacio geográfico, económico, social, político, conocido como la Triple Frontera, ubicado entre Paraguay, Brasil y Argentina. Este particular contexto combina instituciones frágiles y corrupción con una adecuada infraestructura física y de servicios, que, junto a una privilegiada ubicación geográfica, lo transforman en un polo de atracción para las actividades ilícitas, entre ellas organizaciones criminales locales y transnacionales.

Utilizando algunas propuestas sociológicas de Pierre Bourdieu, Javier Corvalán, director del Magíster en Política Educativa de la Universidad Alberto Hurtado, define que el sistema educativo desde una perspectiva analítica es un campo de fuerzas, un espacio social de lucha entre agentes conservadores y otros rupturistas que pugnan por legitimarse.

Frente a la reproducción de desigualdades que caracteriza el sistema educativo chileno, podrían aparecer como un gesto sofisticado las menciones a Bourdieu. Sin embargo, si bien es cierto que la inequidad se relaciona con el capital económico y cultural que produce diferencias abismantes en los procesos de aprendizaje, también juega un papel importante la posesión y distribución del capital simbólico dentro del ámbito educacional chileno.

María Victoria Pérez, Marco Valenzuela Castellanos, Alejandro Díaz M., Julio Antonio González-Pienda, José Carlos Núñez proponen en su artículo que la autorregulación y la actividad de estudio son competencias que deberían aplicar y desarrollar los alumnos en la universidad. Así, podrían adquirir autonomía para aprender activa y significativamente durante toda su vida, como se plantea en la declaración de Bolonia. Parece entonces recomendable, opinan los autores, incorporar las estrategias de aprendizaje en los programas de formación de los profesores, para que, posteriormente, puedan ser incluidas en los respectivos currículos como método para estudiar y no como contenido.

El siguiente artículo, de autoría de Andrea Kottow, estudia la primera generación de mujeres que luchan por los derechos políticos, civiles y sociales de su género. Las escritoras Inés Echeverría, Delia Rouge, Elvira Santa Cruz Ossa, Amanda Labarca y Marta Vergara componen el grupo estudiado. Ellas tienen conciencia de su rol pionero, vinculan su labor de escritoras a fines políticos y su escritura es una afirmación de diferencia y excepcionalidad: la de ser mujer y escritora. En algunos casos su discurso es abiertamente subversivo al no integrarse a un pretendido canon propiamente femenino.

Utilizando las tesis de Max Weber sobre el tema de la autoridad que distinguen diferentes ideales-tipos: el tradicional, racional-legal, carismático, la profesora Kathya Araujo y el profesor Nelson Beyer, de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, examinan la tesis de la cultura del autoritarismo en Chile a partir del ideal-tipo portaliano. El estudio invita a romper con la idea de una perpetuación constante del autoritarismo en el país, ya que factores culturales inclinan a pensar hoy en un ejercicio distinto del poder.

Mauricio Ostria, de la Universidad de Concepción, escribe sobre Ternura (1924), el indeleble texto poético de Mistral, afirmando que el texto tiene una función sanadora a partir incluso de su propio título. Este género de poesía revincula a la poeta con los aspectos más amables de la existencia: la delicadeza, la gracia, la fantasía, el juego, la pureza y la gratuidad. Esto no quiere decir, afirma el autor, que Ternura esté exenta del dualismo agónico que caracteriza la escritura mistraliana en su conjunto.

Cierran el número dos reseñas. La del profesor y Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Concepción sobre el libro de Enrique Molina Lo que ha sido el vivir, publicado por la Editorial Universidad de Concepción, y otra de Mario Rodríguez, quien reseña el último libro del poeta español Ángel Herrero, titulado Una voz como Lázaro.

Como último acápite este Director se permite establecer una posible línea unidireccional dentro del carácter variado y heterogéneo que presentan los artículos comentados. En esta presencia de la unidad que dialoga con la pluralidad, puede verse la óptica de renovación crítica que anima los artículos del número 508.

Como ejemplos, podemos citar trabajos como el del profesor Peris Blanes que devela una cara no discutida abiertamente del conflicto cultural en la Cuba de Fidel Castro. En el caso reseñado de Silvio Rodríguez hay un acto de renuncia a la palabra personal y su cesión al pueblo que implica toda una cuestión estética, ética y política que debe examinarse a la luz de las renovadas ópticas críticas que imperan hoy día.

Lo mismo sucede en el artículo que examina las estrategias textuales de Anne Chapman que rechazan la práctica de la etnología tradicional, constituida sobre la separación entre observador y lo observado, presente por ejemplo en la figura del “informante”, para trabajar en una nueva perspectiva dialogante en la que incluso el observador puede ser objeto de observación.

Inquietante es el artículo de Daniel Bello Arellano que examina ese singular espacio geográfico llamado “La Triple Frontera”. La existencia en él de “células terroristas dormidas” y la posibilidad cierta que desde este lugar se financie en buena medida el terrorismo islámico, sin que la prensa informe sobre ello, legitima la necesidad de voces críticas que objetivamente pongan en descubierto lo que las redes del poder mantienen en secreto.

Desde esta perspectiva los artículos que conforman el volumen, cumplen con el rol de una revista cultural: desenmascarar mediante estrategias críticas al rostro oculto del poder.

 

MARIO RODRÍGUEZ F.
DIRECTOR
UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN. CONCEPCIÓN, CHILE

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons