SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.23 número2REPRESENTACIONES LÚDICAS DE ESTUDIANTES DE ENFERMERÍA ACERCA DE LA SISTEMATIZACIÓN DE LA ATENCIÓN DE ENFERMERÍAINSERCIÓN DEL TEMA ATENCIÓN INICIAL AL QUEMADO EN EL CURRÍCULO DE PREGRADO EN ENFERMERÍA índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Ciencia y enfermería

versión On-line ISSN 0717-9553

Cienc. enferm. vol.23 no.2 Concepción mayo 2017

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95532017000200133 

INVESTIGACIONES

VALIDACIÓN DE LA ENCUESTA DE CALIDAD Y SATISFACCIÓN DE SIMULACIÓN CLÍNICA EN ESTUDIANTES DE ENFERMERÍA

VALIDATION OF QUALITY AND SATISFACTION SURVEY OF CLINICAL SIMULATION IN NURSING STUDENTS

Ángela Astudillo Araya 1  

Miguel Ángel López Espinoza 2  

Victor Cádiz Medina 3  

Jaqueline Fierro Palma 4  

Andrea Figueroa Lara 5  

Nicole Vilches Parra 6  

1Enfermera. Magíster en Pedagogía para la Educación Superior. Académica U. del Bío-Bío. Chillán, Chile. Email: aastudil@ubiobio.cl

2Nutricionista. Máster en Metodología de la Investigación Cs de la Salud. U. de Salamanca. España. Email: milopez@usal.es

3Enfermero. Departamento de Salud Municipal (DESAMU) comuna del Carmen. Chillán, Chile. Email: vcadizm@gmail.com

4Enfermera. Hospital Regional de Concepción Guillermo Grant Benavente. Concepción, Chile. Email: j.morelia91@gmail.com

5Enfermera Cuidados medios Médicos-Quirúrgicos Hospital Clínico Herminda Martin. Chillán, Chile. Email: Melinda. figueroa.lara@gmail.com

6Enfermera TIM Pediátrico Hospital Herminda Martin. Chillán, Chile. Email: nicole.emp.vilches.parra@gmail.com

RESUMEN

La simulación clínica de alta fidelidad es considerada una metodología fundamental para la formación del estudiante. Una forma de evaluar la efectividad de esta metodología es por medio de la satisfacción de los estu diantes. Objetivo. Validar los constructos de la versión española de la escala "Encuesta de calidad y satisfacción de simulación clínica" de Durá Ros. Material y Método: Estudio transversal. La muestra fue de 216 estudiantes de 3° a 5° año de la carrera de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío, Chillán-Chile. Se aplicó análisis de componentes principales con rotación Varimax. La consistencia interna se evaluó con a-Cronbach. Resulta dos: De los 216 estudiantes, el 37% cursaban el 3° año, el 36,6% 4° año y el 26,4% el 5° año de la carrera. El 87,5% ha obtenido una calificación promedio acumulada de 5,0-5,99 (escala de 1-7). Se obtuvo un coeficiente KMO=0,887, y la prueba de esfericidad de Bartlett fue estadísticamente significativa (x2=1014,977; 105 gl; p < 0,001), el análisis de componentes principales (ACP) resultó en tres componentes que visualizan los conceptos: aprendizaje significativo, estructura de la simulación clínica y relación interpersonal con la simulación clínica, los que en conjunto lograron explicar un 51,277% de la varianza total. El coeficiente alfa de Cronbach para los componentes fue a=0,865; 0,467 y 0,550 respectivamente. Conclusión. Emergieron tres componentes que caracterizan la satisfacción de los estudiantes con respecto a la simulación clínica. Se sugiere continuar con el trabajo exploratorio, hasta llegar a un análisis factorial confirmatorio que permita evaluar la bondad de ajuste del modelo con que se valida la escala.

Palabras clave: Satisfacción personal; entrenamiento simulado; estudiantes de enfermería; estudios de valida ción

ABSTRACT

High-fidelity clinical simulations are considered a fundamental method of training for nursery students. One way of assessing the effectiveness of this method is through student's satisfaction. Objective: To validate the con structs of the Spanish version of the scale presented in "Survey of Quality and Satisfaction of clinical simulation" by Durá Ros. Method: A cross-sectional study was used, with a sample consisting of 216 undergraduate nursing students from third to fifth year from the University of Bío-Bío, in Chillán, Chile. A Principal Components Analysis (PCA) with Varimax rotation was used. Internal consistency was evaluated with a-Cronbach. Results: Of the 216 students, 37% were in the third year of the program, 36.6% in the fourth year and 26.4% in the fifth year. Using a grading scale of 1 to 7, 87.5% of students averaged grades between 5.0 and 5.99. A KMO=0.887 coefficient was obtained, and the Bartlett's sphericity test was statistically significant (/2=1014,977; 105 gl; p < 0.001). The Principal Components Analysis (PCA) resulted in three components: significant learning, structure of the clinical simulation and interpersonal relationship with the clinical simulation. Together, these compo nents managed to explain 51.227% of the total variance, with a values being 0.865, 0.467 and 0.550 respective ly. Conclusion: Three components emerged from the analysis, which help characterize student's satisfaction regarding clinical simulation. Exploratory work is suggested until a confirmatory factor analysis is reached to evaluate the goodness of fit of the model.

Key words: Personal satisfaction; simulation training; students; nursing; validation studies

INTRODUCCIÓN

La formación del profesional de enferme ría debe estar centrada en el estudiante, con profesores calificados en metodologías ac tivas, en donde el docente es un facilitador del aprendizaje y en su práctica docente debe incorporar diferentes formas de evaluar y asegurar el cumplimiento de las metas u ob jetivos planteados en los perfiles de egreso1.

En la actualidad, una de esas estrategias didácticas de enseñanza-aprendizaje es la si mulación clínica, en donde las experiencias guiadas replican aspectos sustanciales del mundo real1. Específicamente, la simu lación clínica en enfermería, alrededor del mundo, surge como un método para apren der y valorar conocimientos, habilidades técnicas o no técnicas y actitudes, en el ámbito de las ciencias de la salud2,3. A la vez, se convierte en un método de entrenamiento efectivo, pues ofrece al estudiante la oportu nidad de realizar una práctica similar a la que desarrollara en su posterior práctica clínica.

Asumiendo estas ventajas, ha parecido importante validar un instrumento que per mita medir, en un ambiente clínico, el grado de satisfacción de los receptores de este mé todo pedagógico, en este caso estudiantes de Enfermería.

La satisfacción, en el contexto de una práctica clínica competente, se explica por tres constructos: "debriefing y reflexión", "ra zonamiento clínico" y "aprendizaje clínico"4. El debriefing es la etapa clave de la si mulación, corresponde al tiempo otorgado para el análisis sistemático del escenario, lo que resultó bien o no tan bien. El instructor guía la autorreflexión de los participantes y los complementa con comentarios, es decir, no solo se requiere de habilidades procedimentales y de conocimiento, sino también de habilidades de razonamiento clínico, que es la capacidad de analizar, sintetizar y tomar decisiones.

Precisamente, la simulación clínica permi te que los estudiantes puedan poner en prác tica estos constructos con la experimenta ción de un caso clínico simulado. Lo anterior se convierte en un aprendizaje significativo trascendental, definido como "el mecanismo humano por excelencia para adquirir y alma cenar la vasta cantidad de ideas e informa ción representada por cualquier campo del conocimiento", y que se desarrolla al relacio nar la información previa del estudiante con la que es adquirida más recientemente y es en este proceso en donde se reajustan y recons truyen los conocimientos5.

Existen dos consecuencias trascendentales para este proceso de aprendizaje: la primera es que el periodo de retención de la infor mación es mayor y la segunda es que los co nocimientos recientes se incorporan a los ya existentes, es decir, se realiza una interacción del nuevo aprendizaje con la noción de co nocimiento preexistente en el individuo6. Al inicio, estos conocimientos se encuentran disociados por conocimientos anteriores que el individuo posee y que están previamente organizados y jerarquizados. Posterior a ello, los nuevos conocimientos se van incorpo rando progresivamente a la organización ya establecida, generando la asociación com pleta de un solo conocimiento7,8. Así, la enseñanza es más efectiva, pues al estudiante se le da la oportunidad de elegir su propio proceso al presentarle problemas que debe resolver, a la vez que debe formular sus pro pias preguntas, con el propósito de que pro yecte sus objetivos de conocimiento y pueda observar sus logros9.

La teoría del aprendizaje es la que más se conecta con la simulación clínica, en donde se puede observar un aprendizaje concebido en tres fases sucesivas: primero, una experien cia concreta, es decir, la interacción primaria con el objeto en estudio a fin de conocerlo en forma concreta y vivencial; segundo, la ob servación reflexiva, que permite extraer ideas y pensar sobre ello, es decir, reflexionar so bre lo que se ha realizado para poder generar aprendizaje y tercero, la conceptualización abstracta y experimentación activa, es decir, contrastar lo observado con la información y explicaciones del profesor10. Todo lo aprendido en estas fases se pone en práctica y se transfieren a otros contextos, potencián dolo para generar un aprendizaje duradero y útil en el futuro, que es lo que experimentan los estudiantes al someterse a la simulación de alta fidelidad, en donde van asimilando los conocimientos previos con la nueva in formación entregada en la simulación.

Precisamente, este aprendizaje significa tivo adquirido durante la simulación clínica toma valor en el debriefing cuando, posterior al escenario simulado, se logra un espacio de reflexión guiado por el docente, quien favo rece el aprendizaje reflexivo y significativo de la experiencia vivida, da espacio para la autoevaluación, refuerza las buenas prácticas y el espíritu de trabajo en equipo9, en otras palabras, un aprendizaje experiencial, que enfatiza la importancia que tiene experimen tar ciertas situaciones para aprenderlas10.

Según lo descrito y asumiendo el supues to de que la satisfacción está asociada a una mayor motivación a aprender por parte de los estudiantes y que es crucial para evaluar la enseñanza, a los docentes y a los propios estudiantes, es necesario contar con instru mentos que describan el nivel de satisfacción respecto a la metodología de simulación clí nica.

Por su utilidad para la práctica clínica de enfermería, el objetivo de este estudio fue validar la versión española de la escala "En cuesta de calidad y satisfacción de simulación clínica" de Durá, quién en 1998, la adaptó de una encuesta creada en la Universidad de Harvard (USA), mediante técnica de panel de expertos, para describir la satisfacción de los estudiantes con la simulación clínica de alta fidelidad, que es un tipo de simulación diseñada para la adquisición de competen cias avanzadas y la resolución de casos clíni cos, en donde se recrean espacios de simu lación realistas con simuladores de pacientes humanos11. El cuestionario consta de 15 ítems con un diseño unifactorial relaciona dos con el aprendizaje mediante simulación clínica de alta fidelidad como herramienta docente más un apartado de observaciones con respuesta abierta.

Desde el año 2006 ha sido aplicada a apro ximadamente 4.000 alumnos españoles. La validación del instrumento se fundamenta en el número de encuestas aplicadas, presen tando validez de contenido, siendo modifica da y adaptada mediante técnica de panel de expertos12, sin embargo, no presenta pro piedades psicométricas aplicadas en Chile.

MATERIAL Y MÉTODO

Tipo de estudio: Estudio de abordaje cuanti tativo, transversal de validación local.

Población y muestra: El Universo estuvo constituido por 350 estudiantes de la Carrera de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío, Chile. Para seleccionar la muestra se aplica ron los siguientes criterios de inclusión: es tudiantes matriculados en el periodo 2013 -2014, que hayan participado en al menos una sesión de simulación clínica de alta fidelidad y haber cursado, al menos, un periodo de prácticas clínicas. Se excluyeron estudiantes que ingresaron por medio de traslado des de carreras de Enfermería de otras casas de estudios, con el objetivo de mantener una muestra homogénea en términos de las téc nicas educativas que se implementan para la adquisición del conocimiento. Finalmente participaron 216 estudiantes de pregrado, de 3° a 5° año.

Recolección de datos: La escala "Encuesta de calidad y satisfacción de simulación clíni ca" consta de 15 ítems con cinco posibilidades de respuestas, puntuadas de 1 (muy en des acuerdo) a 5 (muy de acuerdo), y un último ítem para observaciones. Presenta un diseño original unifactorial que no ha sido testeado por pruebas psicométricas, pero con validez de contenido (panel de expertos). Ha sido aplicada a 4.000 alumnos españoles, quienes realizaron diversas sugerencias, adaptándola a la realidad cultural española2. La evaluación de los sujetos se realiza de acuerdo a la suma-toria de puntajes obtenidos, cuyo máximo, de 75 puntos, se interpreta como mayor gra do de satisfacción y el mínimo, de 15 puntos, menor grado de satisfacción. Para estimar el tiempo de respuesta y valorar la compren sión del instrumento, se realizó una prueba piloto, en el año 2014, con 10 estudiantes de 4° año, de la misma carrera, impartida en una Universidad de una ciudad cercana, que po see una metodología de simulación similar a la desarrollada en la Universidad del Bío-Bío. Por muestreo no probabilístico accidental, se invitó a contestar la escala a los estudiantes que se encontraban en el aula de simulación en un día y hora específicos. Se concluyó que el instrumento fue comprendido por los es tudiantes, por lo que no se realizaron modifi caciones de la versión original.

Consideraciones éticas: El estudio fue au torizado por las autoridades académicas y administrativas de la Escuela de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío y los estudian tes que participaron fueron aquellos que die ron su consentimiento informado, siguiendo los principios éticos para las investigaciones biomédicas13-15 y la legislación vigente en Chile16. Se hizo hincapié en el docu mento que la participación en el estudio era de carácter voluntario, confidencial y que no perseguía medir conocimiento ni condicio naba de modo alguno la relación del estu diante con la evaluación académica o la re lación con sus docentes. El levantamiento de los datos se realizó en las aulas de clases entre abril y mayo de 2014, sin la presencia del docente a cargo de la cátedra para evitar poten cial influencia en las respuestas. Fue aplicado por un equipo de estudiantes de último año de la carrera previamente capacitados con el objetivo de estandarizar el procedimiento de entrega de cuestionarios y orientar potencia les dudas con el llenado del cuestionario sin influenciar las respuestas de la muestra. El tiempo de aplicación del instrumento fue, en promedio, de 15 min.

Análisis de datos: En el análisis estadísti co, las variables de naturaleza cualitativa se describieron con frecuencias observadas y porcentajes; para las variables cuantitativas se aplicaron medias y desviaciones típicas. Para reducir los reactivos de la encuesta en dimensiones, se desarrolló un análisis de Componentes Principales (dado que es pri mera vez que se aplica en una muestra a nivel local), con rotación Varimax, previa compro bación de pertinencia con un coeficiente de Kaiser-Meyer-Olkin (KMO) mayor a 0,50 y prueba de esfericidad de Bartlett estadística mente significativa a nivel de 0,05. Los com ponentes se construyeron teniendo en cuenta una saturación o autovalor mayor a 1,0. La fiabilidad de la escala y de los componentes extraídos, luego de la solución factorial ro tada, se evaluó con el coeficiente alpha (a) de Cronbach. Los datos fueron procesados en el programa estadístico SPSS, versión 15 (en español).

RESULTADOS

El mayor porcentaje de estudiantes se encon traba en un rango etario entre 19 y 22 años; existió un predominio del sexo femenino; en cuanto al lugar de procedencia del estudian te, la tendencia es clara hacia la residencia en la misma ciudad donde se emplaza la casa de estudio. Respecto a las características aca démicas, las mayores proporciones se com parten entre tercero y cuarto (37 y 36,6% respectivamente). En cuanto al rendimiento académico, las calificaciones de los estudian tes se concentraron en el rango bueno (5,0 a 5,99) con un 87,5%; mientras que en el rango suficiente se observó un 10,6% de frecuencia (Tabla 1).

La Tabla 2 describe los puntajes medios de los 15 ítems de la "Encuesta de calidad y satisfacción de simulación clínica". En los promedios de todos los ítems no se observan puntajes menores a 3, lo que sugiere que los estudiantes no estuvieron en desacuerdo con ningún ítem. El máximo puntaje obtenido se relacionó con la utilidad de la simulación clínica para el aprendizaje de los estudiantes (4,7 DS 0,6). Los menores puntajes medios fueron para la pregunta referente a la dura ción de la sesión de simulación clínica (3,4 DS 1,2). En relación al ítem "En general, la experiencia con simulación clínica ha sido satisfactoria", la tendencia fue positiva (4,1 DS 0,8), lo que muestra que los estudiantes cumplieron sus expectativas al experimentar la simulación clínica de alta fidelidad.

Respecto a la factibilidad de un análisis factorial exploratorio, mediante componen tes principales, el coeficiente KMO mostró un valor de 0,887 y la prueba de esfericidad de Bartlett fue estadísticamente significativa (X2=1014,977; 105 gl; p<0,001), lo cual sugi rió la conformación de reactivos en compo nentes.

La Tabla 3 presenta el análisis de compo nentes principales, del cual fue posible ex traer 3 componentes, que en conjunto logra ron explicar un 51,277% de la varianza total. El coeficiente alfa de Cronbach global fue de α=0,861. El primer componente presentó un α=0,865; el segundo, α=0,467, y el terce ro, de un α=0,550.

El componente 1 agrupó lo que se deno minó "aprendizaje significativo", debido a que integra ítems relacionados con la forma ción de conocimientos sólidos, basados en los saberes previos del estudiante; está com puesto por 7 (ítems 1, 3, 5, 6, 7, 14, 15) de los 15 ítems del instrumento original, quienes explican 27,89% de la varianza total. El componente 2 presentó reactivos relacionados con la "estructura de la sesión de simulación clínica", ya que señala aspectos relevantes de la constitución del caso por este método de enseñanza. Está integrado por 2 ítems9,10 que explican el 12,266% de la varianza. El componente 3 fue denominado "relación in terpersonal en la simulación clínica", debido a que describe la interacción que produce la actividad de simulación entre los estudiantes y el docente a cargo, todos como un equipo de trabajo. Está compuesto por 2 ítems11,12 y explican el 11,12% del total de la varianza.

Tabla 1 Distribución de los estudiantes de Enfermería según características sociodemográficas y académicas. 

Tabla 2 Puntajes medios de los ítems de la "Encuesta de calidad y satisfacción de simulación clínica" (versión original, previo al Análisis Factorial Exploratorio). 

Tabla 3 Análisis Factorial Exploratorio de la versión original (15 ítems) del cuestionario Calidad y Satisfacción con la Simulación Clínica aplicada a estudiantes de Enfermería chilenos (n=216). 

DISCUSIÓN Y CONCLUSIÓN

A modo descriptivo, al aplicar la versión ori ginal de la "Encuesta de calidad y satisfac ción de simulación clínica" se presentaron puntajes medios mayores a 3 en los 15 ítems (reactivos), lo que refleja que no estuvieron en desacuerdo frente a ningún enunciado propuesto en la encuesta, observándose la puntuación máxima en el ítem 1 "La simu lación clínica es un método docente útil para el aprendizaje", lo que coincide con el estu dio de Durá realizado el año 20123 el cual, basado en una muestra de 72 estudiantes de 2° grado de la Universidad de Cantabria, encontró un evidente reconocimiento de la utilidad que confiere esta herramienta en el proceso educativo de los estudiantes, idea que se reafirma en el estudio realizado en la misma Universidad por Riancho et al., el cual, dentro de sus resultados obtenidos en las encuestas, concluyó que la actividad es va lorada como muy positiva por los alumnos, quienes la encontraron "útil" con puntaje de 4,8 y 4,9 e "interesante" con una puntuación fluctuante de 4,917. Las menores puntua ciones, en el presente estudio, se presentaron en el ítem "la duración del caso es adecuada", lo que se afirma en el apartado "observacio nes" de la encuesta, en donde el alumnado señaló como un problema relevante el escaso tiempo de duración del caso simulado.

Con el fin de medir las propiedades psi-cométricas del instrumento, se aplicó un Análisis Factorial Exploratorio (AFE). Este método estadístico permitió evaluar la vali dez de constructo del instrumento "Encuesta de calidad y satisfacción de simulación clí nica", encontrándose una estructura de tres componentes: "Aprendizaje significativo", "estructura de la sesión de simulación" y "re lación interpersonal en la simulación clíni ca", distinta a la estructura unifactorial de la versión española. Sin embargo, es preciso se ñalar que la estructura unidimensional de la versión española no obedece al resultado de un análisis factorial, sino más bien obedece a la experiencia de la autora en relación a la simulación clínica de alta fidelidad, que a su vez está asociada a su propio contexto educa tivo y cultural, el cual puede afectar la com prensión de los ítems y posterior respuesta en los estudiantes chilenos.

Cabe señalar que otros estudios publica dos han mostrado resultados diferentes en la validez factorial del instrumento. En un estu dio australiano realizado por Levett-Jones et al., en una muestra de 268 estudiantes de En fermería de segundo año y 76 de tercer año, en la Universidad de New Castle, el año 2011 (18), se realizó el proceso de validación de la encuesta para medir satisfacción con la simu lación clínica de alta fidelidad mediante un análisis factorial exploratorio con rotación varimax. En base a esto, los autores lograron extraer estadísticamente tres componentes, estableciendo que el concepto "satisfacción" en esta muestra se explica a través de tres va riables latentes: "debriefing y reflexión", "ra zonamiento clínico" y "aprendizaje clínico"; a diferencia de nuestra investigación en donde, si bien la encuesta presentó estructura trifactorial, los componentes fueron "aprendizaje significativo", "estructura de la sesión de si mulación clínica" y "relación interpersonal en la simulación clínica".

En el presente estudio, el primer compo nente denominado "aprendizaje significati vo" definido por Ausubel como la incorpo ración de nueva información a la estructura cognitiva del estudiante, mediante interac ción del nuevo aprendizaje con la noción de conocimientos preexistentes en el individuo4 y ratificado por Kolb en su teoría del aprendizaje experiencial, la cual enfatiza la importancia que tiene experimentar ciertas situaciones para aprenderlas9, está con formado por 7 ítems que hacen referencia de forma directa al "aprendizaje significativo", evidenciando la asimilación del conocimien to previo que el individuo poseía con la nue va información entregada en la simulación clínica de alta fidelidad.

El segundo componente denominado "es tructura de la sesión de simulación clínica" en el cual son relevantes 2 aspectos aborda dos en los ítems "En simulación, es útil el ver las propias actuaciones grabadas" y "La duración del caso es adecuada"; según Durá, un punto importante de la estructura de la sesión de simulación es la duración del es cenario que, aunque no presenta un tiempo establecido, es aconsejable que se desarrolle entre 15 y 20 min, además menciona que du rante ese periodo de tiempo se debe realizar una videograbación de los participantes y, a su vez, el resto de los alumnos del grupo que no están participando pueden observarla en una sala contigua a través de pantallas de te levisión3. Así mismo, recomendaciones de la Universidad de Cádiz refieren que el "desa rrollo del caso puede ser grabado en video, y a la vez visualizado por el resto del grupo en el aula. Mientras están visualizando la actua ción de los compañeros, cada alumno recoge en una plantilla los aspectos más relevantes que se están desarrollando relacionados con las habilidades técnicas y no técnicas"19.

Los autores de este estudio nombraron al tercer componente "relación interpersonal en la simulación clínica", el que integra los ítems "La capacitación del profesorado es adecua da" y "La simulación fomenta la comunica ción entre los miembros del equipo". Jeffries et al.20 plantean un modelo de simulación clínica, en donde interactúan 3 elementos inmersos en un ambiente de simulación: el estudiante, el profesor y las prácticas de ense ñanza que se producen entre ellos; mencio na que este último aspecto se ve influido por la relación que el estudiante presente con su docente durante la simulación clínica, dando como resultado de la interacción el aprendi zaje y la satisfacción del alumno. Respecto a la comunicación dentro del equipo de traba jo, es necesario entender que las personas que lo integran son entes complejos en constante relación interpersonal, la que se define como una interacción recíproca entre dos o más personas; se trata de relaciones sociales en donde interviene la comunicación, que es la capacidad de las personas para obtener infor mación respecto a su entorno y compartirla con el resto de la gente21. Corvetto et al. mencionan en la revisión sistemática que "la educación y el entrenamiento basados en si mulación han demostrado su efectividad en múltiples áreas. Específicamente ha demos trado mejorar la adquisición de conocimien to médico, la comunicación y el trabajo en equipo, el desarrollo de ciertas habilidades, disminuir el estrés durante los procedimien tos e incluso ha mostrado directa mejoría de ciertos resultados clínicos"1.

Los resultados del componente "apren dizaje significativo" muestran un alto grado de satisfacción por parte de los estudiantes con la simulación clínica como herramien ta que potencia los conocimientos teóricos integrándolos a la práctica, fortalece las ha bilidades técnicas, aumenta la seguridad y confianza y mejora la competencia clínica del estudiante. Esto concuerda con el estu dio de Alconero et al., en donde se señala la utilidad práctica de este método de en señanza22 (con un 87% de estudiantes totalmente de acuerdo y 12% de acuerdo), y la relación teoría y práctica que se genera a través de este (con un 80,3% de alumnos totalmente de acuerdo y un 19,7% de acuer do). El estudio de Abdo y Ravert, de la Uni versidad de Brigham, Inglaterra12, indica que los participantes de la simulación clíni ca recrean de mejor manera las situaciones de la realidad, logrando así estar prepara dos para una buena experiencia clínica, lo que conlleva a que presenten un aumento en el nivel de satisfacción, es decir beneficia la confianza para fortalecer el aprendizaje ocurrido en las aulas de clase.

En el componente "estructura de la sesión de simulación clínica", representó un grado de satisfacción que tiende a lo positivo, res pecto a la utilidad de ver las propias actuacio nes grabadas y a la duración del caso simula do. En el estudio de Durá3 se menciona que la grabación y reproducción en vídeo de la actuación de los alumnos mejora no solo el aprendizaje sino también el comportamiento de los alumnos, y que debe utilizarse para dar a los participantes una perspectiva real de su actuación. Según el estudio de Valencia et al., llamado "Estandarización de procedimien tos de Enfermería y producción de videos como estrategia de innovación académica", realizado en Chile el año 201323, la técni ca de videos educativos es una estrategia de enseñanza-aprendizaje efectiva que tiene alta valoración y satisfacción por parte de los es tudiantes.

El componente "relación interpersonal en la simulación clínica" mostró un grado de satisfacción positivo ante el desarrollo de habilidades comunicativas tanto con el equi po como con el docente en la simulación clí nica. Según el estudio de Alconero et al., los estudiantes indican que esta herramienta de aprendizaje mejora la comunicación con sus pares (con un 63,2% de alumnos totalmente de acuerdo y un 28,9% de acuerdo)22; se destaca además el establecimiento de priori dades y el desarrollo de habilidades para el trabajo en equipo logrado por los alumnos. En un estudio de Rojo y Díaz se menciona que la simulación como estrategia de ense ñanza depende de la interacción del simula dor, el objetivo y diseño de la actividad a si mular y el rol docente desempeñado; de estos elementos, tres son de carácter educativo y dependientes del papel que el profesor realice en el proceso6.

El promedio del puntaje global para la muestra representó una percepción positiva respecto al concepto de satisfacción con este método de enseñanza. Respecto a esto, se menciona en una investigación realizada por Bastías et al., que más del 50% de los sujetos participantes del estudio están totalmente de acuerdo con que la simulación es un método útil para el aprendizaje, siendo de esta ma nera una metodología de enseñanza satisfac toria (24). Además, el estudio realizado por Achury et al.25 señala en sus resultados que la satisfacción de los estudiantes frente a la simulación clínica fue en promedio 90,9%, concluyendo este mismo, que los escenarios de simulación clínica de alta fidelidad se con vierten en una herramienta novedosa y fun damental en el proceso de enseñanza- apren dizaje en Enfermería.

La satisfacción, cualquiera sea su contexto en la cual se aplique, es una variable difícil de medirla bajo el enfoque cuantitativo, es por ello que los instrumentos que intentan me dirla deben sostener propiedades psicométricas aceptables, siendo el Análisis Factorial Exploratorio (AFE) una técnica estadística multivariante cuyo principal propósito es encontrar una manera de resumir la infor mación contenida en una serie de variables originales a través de dimensiones compues tas (denominadas componentes) con una mínima pérdida de información, de manera que, en el caso de eliminar algún reactivo, no exista o haya escasa perturbación en los da tos. Emergieron tres componentes que carac terizan la satisfacción de los estudiantes con respecto a la simulación clínica. Se sugiere aplicar métodos de análisis factorial confir matorio para evaluar la bondad de ajuste del modelo con que se valida la escala3.

Se puede concluir que, de acuerdo al Aná lisis Factorial Exploratorio realizado en estu diantes chilenos, la satisfacción se explica por tres componentes: "aprendizaje significati vo", "estructura de la sesión de simulación clínica" y "relación interpersonal en la si mulación clínica". Evidenciando un alto gra do de satisfacción con la simulación clínica como herramienta que potencia los conoci mientos previos del estudiante, favoreciendo el aprendizaje significativo, presentaron un grado de satisfacción tendiente a lo positivo respecto a la forma en que se organiza la se sión de simulación clínica y un alto grado de satisfacción ante el desarrollo de habilidades comunicativas y relación interpersonal con el docente y el equipo. Es importante señalar que existe escasez de instrumentos de medi ción de la satisfacción con la simulación clí nica que se ajusten a la realidad nacional, por lo que es importante continuar el proceso de validación de la encuesta, aplicando métodos de análisis factorial confirmatorio para eva luar la bondad de ajuste del modelo con que se valida la escala.

Es importante señalar que este estudio involucra varias limitaciones, entre ellas está la escasez de teorías sobre satisfacción de los estudiantes con la simulación clínica de alta fidelidad que permitan sustentar los componentes que emergieron. Por otro lado, independiente de la cantidad muestral, este estudio está vinculado solamente a una Es cuela de Enfermería, hecho que limita la va lidez externa de las conclusiones. Luego, a pesar que en el trabajo de campo se optó que la docente a cargo de la jornada de simula ción no esté presente durante la aplicación del instrumento, puede que haya permeado las opciones de respuesta elegida. Además, la consistencia interna de dos componentes implica revisar la homogeneidad de los ítems que forman parte de ellos. Por estas razones este trabajo viene a animar a otros investi gadores seguir explorando las propiedades psicométricas de este instrumento para que una vez que se clarifique la conformación de los componentes se pueda ejecutar análisis factorial confirmatorio con una muestra lo suficientemente representativa y evaluar la bondad de ajuste del modelo.

REFERENCIAS

1. Corvetto M, Bravo MP, Montaña R, Utili F, Escudero E, Boza C, et al. Simulación en educación médica: una sinopsis. Rev Med Chile. 2013; 141(1): 70-9. [ Links ]

2. Amaya AA. Elementos de las competen cias: El ser, el saber y el saber hacer desa rrollados a través de la simulación clínica en los estudiantes de medicina y ciencias de la salud. Rev Soc Col Oft [Internet]. 2006 [citado 26 abr 2016]; 39(3):126-33. Disponible en: Disponible en: http://www.asepur.org/wp-content/uploads/2016/04/Areas-del-Centro-de-Simulaci%-C3%B3n-Cl%C3%ADnica-y-elementos-de-las-competencias-1.pdfLinks ]

3. Durá Ros MJ. La simulación clínica como metodología de aprendizaje y adquisi ción de competencias en Enfermería. [Tesis doctoral]. [Madrid]: Universidad Complutense de Madrid; 2013. 295 p. [ Links ]

4. Ausubel DP. Significado y aprendizaje significativo. En: Psicología educativa: un punto de vista cognoscitivo. México: Edi torial Trillas; 1976. p. 53-106. [ Links ]

5. Asociación de Simuloeducadores de Puerto Rico. "Defiebring" y evaluación de la simulación [Internet]. 1er congre so ASEPUR más allá de la simulación; 27 oct 2012; Dorado, Puerto Rico; sf [citado 26 abr 2016]. 62 p. Disponible en http://www.asepur.org/wp-content/uploads/2012/11/Debriefing-y-Evaluacion-en-la-Simulacion.pdf [ Links ]

6. Rojo Rojo A, Díaz Agea JL. El rol del ins tructor de simulación clínica: experiencia educativa en la UCAM. En: Muñoz Carril PC, Raposo Rivas M, González Sanmamed M, Martínez Figueira ME, Zabalza Cerdeiriña M, Pérez Abellás A, editores. Un practicum para la formación integral de los estudiantes [Internet]. XII Sympo sium internacional sobre el practicum y las prácticas en empresas; 26-28 jun 2013; Poio, España. Santiago de Compostela: Andavira; 2013. [citado 26 abr 2016]. p. 1485-1492. Disponible en Disponible en https://www.academia.edu/5105592/EL_ROL_DEL_INSTRUCTOR_DE_SIMULACION_CLINICA._EXPERIENCIA_EDUCATI-VA_EN_LA_UCAMLinks ]

7. Utili Ramírez F. Simulación en el apren dizaje, práctica y certificación de las competencias en medicina. ARS médica. 2007; 36(2): 197-210. [ Links ]

8. Tomas U. El Psicoasesor. Teoría del Aprendizaje Significativo-David Ausubel [Internet]; 2011 Abr [citado 26 abr 2016]. Disponible en: Disponible en: http://elpsicoasesor.com/teoria-del-aprendizaje-significativo-david-ausubel/Links ]

9. Kolb AD. Experiential learning: experi ence as the source of learning and devel opment. Englewood Cliffs, NJ: Prentice Hall; 1984. 256 p. [ Links ]

10. Achury Saldaña D. Estrategias pedagó gicas en la formación de profesionales de enfermería. Pontificia Universidad Javeriana [Internet]. 2008 [citado 26 abr 2016]; 10(2):101-111. Disponible en: Disponible en: http://file:///Users/joseleon/Downloads/1604-5126-1-PB.pdfLinks ]

11. González MSG, Ramiro PAG. Evalua ción de la calidad de dos modelos de simulación clínica. Opción [Internet]. 2016 [citado 4 jul 2017]; 32(11): 677-90 Disponible en: Disponible en: http://www.redalyc.org/html/310/31048902039 / [ Links ]

12. Abdo A, Ravert P. Student Satisfaction with Simulation Experiences. Clin Simul Nurs [Internet]. 2006 [citado 26 abr 2016]; 2(1): 13-6. Disponible en: Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1876139909004393Links ]

13. Asociación Médica Mundial. Declaración de Helsinki de la AMM. Principios éticos para las investigaciones médicas en se res humanos [Internet]. Ferney-Voltaire: Asociación Médica Mundial; 1964 [cita do 26 abr 2016]. Disponible en: Disponible en: https://www.wma.net/es/policies-post/declaracion-de-helsinki-de-la-amm-principios-eticos-para-las-investigaciones-medicas-en-seres-humanos/Links ]

14. Lolas F. Aspectos éticos de la investiga ción biomédica: Conceptos frecuentes en las normas escritas. Rev Med Chile. 2001; 129(6): 680-4. [ Links ]

15. Acevedo Pérez I. Aspectos éticos en la investigación científica. Cienc enferm. 2002; VIII(1): 15-8. [ Links ]

16. Ley N° 20.120, sobre investigación cientí fica en el ser humano, su genoma, y prohíbe la clonación humana, Decreto 114 [In ternet] . Santiago, Chile: Subsecretaría de Salud Pública, Ministerio de Salud; 012 [citado 26 abril 2016]. Disponible en: http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1032919&idVersion=2012-05-19Links ]

17. Riancho J, Maestre JM, Del Moral I, Riancho JA. Simulación clínica de alto realismo: una experiencia en el pregrado. Educ méd. [Internet]. 2012 Jun [citado 26 abr 2016]; 15(2): 109-115. Disponi ble en: Disponi ble en: http://dx.doi.org/10.4321/S1575-18132012000200009Links ]

18. Levett-Jones T, McCoy M, Lapkin S, No ble D, Hoffman K, Dempsey J, et al. The development and psychometric testing of the Satisfaction with Simulation Ex perience Scale. Nurse Educ Today. 2012; 31(7): 705-10. [ Links ]

19. Departamento de Enfermería y Fisiote rapia. Universidad de Cádiz. Manual de casos clínicos simulados. Cádiz, España: Universidad de Cádiz; 2011/2012. p. 13 -38. [ Links ]

20. Jeffries P. A framework for designing, im plementing, and evaluating simulations used as teaching strategies in nursing. Nurs Educ Perspect [Internet]. 2005 [ci tado 14 jun 2014]; 26: 96-103. Disponible en: Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15921126Links ]

21. Ambrosio AS. Formación de equipos de trabajo. Relaciones interpersonales: Transdoc [Internet]. Guatemala: Transdoc S.A.; 2013 [citado 13 ago 2017].144 Disponible en: Disponible en: https://gt.transdoc.com/articulos/recursos-humanos/Formacion-de-equipos-de-trabajo.-Relaciones-interpersonales-/22954Links ]

22. Alconero A, Martínez A, Maestre J, García S, Cobo J, Moral I. La simulación clíni ca como instrumento de aprendizaje en cuidados cardiológicos: experiencia en el pregrado. Rev Esp Cardiol [Internet]. 2013 [citado 10 jun 2014]; 66(sup 1): 1133-1140. [ Links ]

23. Valencia C, Uribe A, Delgado J, Hernán dez M, Mercado C, Rubio L, et al. Estan darización de procedimientos de Enfer mería y producción de videos como es trategia de innovación académica. Rev. Educ Cienc Salud [Internet]. 2013 [cita do 20 may 2014]; 10 (Supl): 174-75. Dis ponible en: Dis ponible en: http://www2.udec.cl/ofem/recs/anteriores/vol10sup2013/RECS10sup2013.pdfLinks ]

24. Bastías N, Bustamante C, Campos I, Or tiz L, Fasce E, Matus O, et al. Positiva percepción de los estudiantes frente a es trategia de simulación. Rev. Educ Cienc Salud [Internet]. 2014 [citado 20 may 2014]; 10(2): 252. Disponible en: Disponible en: http://www2.udec.cl/ofem/recs/anteriores/vol-10sup2013ZRECS10sup2013.pdfLinks ]

25. Achury DM, Achury LF, Rueda MJ. Sa tisfacción de los estudiantes de cuidado crítico con el uso de la simulación clínica en el proceso de enseñanza aprendizaje. CONNECT: The World of Critical Care Nursing. 2012; 9(1): 35-38 [ Links ]

1Velasco Martín A. Simulación clínica y enfermería: creando un ambiente de simulación. [Trabajo fin de Grado en Enfermería]. Santander: Universidad de Cantabria; 2013. [citado 26 abril 2016]. 36 p. Disponible en: http://repositorio.unican.es/xmlui/bitstream/handle/10902/3949/Velasco-MartinA.pdf?sequence=1&isAllowed=y

2Cádiz Medina V. Satisfacción con la simulación clínica como herramienta docente para el aprendizaje en estudian tes de Enfermería de las Universidades de Alicante (España) y Bío-Bío (Chile). [Tesis fin de grado Enfermería]. Chillán, Chile: Universidad del Bío-Bío; 2014. p. 102.

3García Fuster A. Análisis de las características de dise ño y ambientales de la Biblioteca de Ingeniería Industrial (UPV) y su influencia en la percepción de confort. [Proyecto fin de Grado en Ingeniería de Edificación].Valencia, España: Universidad Politécnica de Valencia; 2011.

Recibido: 21 de Diciembre de 2015; Aprobado: 18 de Noviembre de 2016

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons