SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.23 número2DESARROLLO DEL PENSAMIENTO CRÍTICO EN LA FORMACIÓN DEL PROFESIONAL ENFERMEROASPECTOS SOCIODEMOGRÁFICOS E OBSTÉTRICOS DA MORBIDADE MATERNA GRAVE índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Ciencia y enfermería

versão On-line ISSN 0717-9553

Cienc. enferm. vol.23 no.2 Concepción maio 2017

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95532017000200013 

INVESTIGACIONES

EVALUACIÓN DE LA ADIPOSIDAD CORPORAL SEGÚN ÍNDICE DE MASA CORPORAL Y CIRCUNFERENCIA DE CINTURA EN JÓVENES UNIVERSITARIOS

EVALUATION OF BODY ADIPOSITY ACCORDING TO BODY MASS INDEX AND WAIST CIRCUMFERENCE IN YOUNG UNIVERSITY STUDENTS

Catalina Vilchez-Avaca 1  

Cristian Alexis Silva Cancino 2  

Ana María Contreras Muñoz 3  

María Matilde García Montecinos 4  

Oscar Roías Jorquera 5  

Rossana Gómez-Campos 6  

Marco Cossio-Bolaños 7  

1Profesora. Magíster (c) en Ciencias de la actividad física, Universidad Católica del Maule, Talca, Chile. Programa de Vida Saludable, Física Actividad y deportes. Universidad de Talca, UTAL, Talca, Chile. Email: catavilchez@hotmail.com

2Profesor. Magíster (c) en Ciencias de la actividad física, Universidad Católica del Maule, Talca, Chile. Programa de Vida Saludable, Física Actividad y deportes. Universidad de Talca, UTAL, Talca, Chile. Email: csilva.pef@hotmail.com

3Profesor. Magíster (c) en Ciencias de la actividad física, Universidad Católica del Maule, Talca, Chile. Programa de Vida Saludable, Física Actividad y deportes. Universidad de Talca, UTAL, Talca, Chile. Email: amariacontreras@gmail.com

4Profesor. Magíster (c) en Ciencias de la actividad física, Universidad Católica del Maule, Talca, Chile. Programa de Vida Saludable, Física Actividad y deportes. Universidad de Talca, UTAL, Talca, Chile. Email: mgarciam@utalca.cl

5Profesor. Magíster (c) en Ciencias de la actividad física, Universidad Católica del Maule, Talca, Chile. Programa de Vida Saludable, Física Actividad y deportes. Universidad de Talca, UTAL, Talca, Chile. Email: oscarjorquerarojas@gmail.com

6Doctora. Profesora Universidad Autónoma de Chile, Chile. Instituto de Actividad Física y Salud, Chile. Docente Univer sidad Nacional de San Agustín, Arequipa, Perú. Email: rossaunicamp@gmail.com

7Doctor. Profesor Departamento de Ciencias de la actividad física, Universidad Católica del Maule, Talca, Chile. Red de investigación en desarrollo biológico humano. Centro de investigación en desarrollo biológico humano, Talca, Chile. Email: mcossio1972@hotmail.com. Autor de correspondencia.

RESUMEN

Objetivo:

Analizar las diferencias de adiposidad corporal determinada por Índice de Masa Corporal (IMC) y la Circunferencia de Cintura (CC) según grupos de edad en jóvenes universitarios de ambos sexos.

Material y mé todo:

Se evaluaron 330 alumnos universitarios, 152 varones y 178 mujeres de una Universidad de la zona central de Chile. Se conformaron tres grupos según edad (18 a 20 años, 21 a 23 años y 24 a 26 años) y se determinó la prevalencia de sobrepeso y obesidad según IMC y CC.

Resultados:

En las mujeres, tanto para IMC como para CC no hubo diferencias significativas entre los tres grupos de edad. En los hombres no hubo diferencias signifi cativas en los tres grupos de edad por IMC, sin embargo sí hubo diferencias en la CC, pues el grupo de 18 a 20 años tuvo menor CC que los otros 2 grupos de edad (p<0,001). Según sexo y CC se observó mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad en hombres (p<0,05). Con el IMC, no hubo diferencias entre ambos sexos (p>0,05).

Conclusión:

La CC parece ser un indicador más preciso que el IMC, ya que refleja aumentos significativos de obesidad abdominal a edades más avanzadas, al menos en varones universitarios, aunque es necesario desarro llar más estudios confirmatorios.

Palabras clave: Adiposidad; Índice de Masa Corporal; circunferencia de la cintura; jóvenes; enfermería

ABSTRACT

Objective:

To analyze the differences in body adiposity determined by the Body Mass Index (BMI) and the Circumference of the Waist (WC) according to age groups in university students of both sexes.

Material and method:

330 university students, 152 male and 178 female, from a University of the Central Zone of Chile, were evaluated. Three groups were formed according to age (18 to 20 years, 21 to 23 years and 24 to 26 years) and the prevalence of overweight and obesity was determined according to BMI and WC.

Results:

In women, both for BMI and WC there were no significant differences between the three age groups. In men there were no signifi cant differences in the three age groups by BMI, however there were differences in WC, since the group of 18 to 20 years had lower WC than the other 2 age groups (p <0.001). According to sex and WC, a higher prevalence of overweight and obesity was observed in men (p <0.05). Based on BMI, there were no differences between both sexes (p> 0.05).

Conclusion:

WC appears to be a more accurate indicator than BMI, since it reflects significant increases in abdominal obesity at older ages, at least in male university students, although more confirmatory studies are needed.

Key words: Adiposity; Body Mass Index; waist circumference; youth; nursing

INTRODUCCIÓN

El tejido adiposo es una doble capa de piel que se dispersa por todo el cuerpo y los luga res más importantes de acumulación son la zona abdominal visceral, subcutánea abdo minal y glútea femoral1.

En la actualidad, la evaluación de la adi posidad corporal en niños, adolescentes y adultos es considerada relevante, puesto que, independientemente del método utilizado para medirla, contribuye a determinar el ex ceso de grasa corporal y a la identificación de los riesgos asociados a la salud en general. De hecho, los estudios epidemiológicos, a menu do, utilizan estas mediciones antropométri cas para valorar la adiposidad corporal. Por lo general, se utiliza el Índice de Masa Cor poral (IMC), pliegues cutáneos y perímetros de diversas regiones corporales2, e inclu so para complementar estos datos, también se evalúan algunas combinaciones de ellas, como la relación cintura-cadera, relación cintura-estatura, entre otras.

Básicamente en los adultos, las medicio nes corporales se utilizan para evaluar la sa lud, la dieta, el riesgo de enfermedad, y los cambios en la composición corporal que se producen durante la vida adulta3 que también pueden ser utilizados en forma coti diana durante los controles de salud y puede servir como un medio de información cientí fica para generar políticas públicas en el ám bito de la enfermería.

En ese contexto, los estilos de vida poco saludables de la población en general jue gan un papel importante en los cambios de la composición corporal, no sólo a edades avanzadas, sino también en jóvenes, puesto que una reducción en la masa corporal ma gra y un aumento de la adiposidad corporal son producto del sedentarismo4 y hábitos dietéticos inadecuados.

Actualmente varios estudios nacionales han reportado altas cifras de prevalencia de exceso de peso en jóvenes universitarios5-8, por lo que se estima que la adiposidad corporal de esta población está experimen tando cambios significativos en la forma del cuerpo.

Con todo, también se sabe que hay que considerar las diferencias de género en los depósitos de grasa en el cuerpo9, pues las mujeres tienen mayor grasa abdominal sub cutánea y menos grasa intrabdominal en re lación con los hombres10 y el IMC tendría dificultades para discriminar entre grasa cor poral y masa magra11, cuestión que debe tomarse en cuenta cuando se realicen clasifi caciones de peso corporal9.

Según lo anterior y partiendo de la hipó tesis de que la CC podría ser una medición más precisa que el IMC, y que conforme la edad avanza podríamos tener algunos resul tados diferenciados por edad y sexo, el obje tivo del estudio fue analizar las diferencias de adiposidad corporal determinada por IMC y CC según grupos de edad en jóvenes univer sitarios de ambos sexos.

MATERIAL Y MÉTODO

Tipo de estudio y muestra: Se diseñó un estu dio de tipo descriptivo, comparativo y trans versal. La selección de la muestra fue no-probabilística (accidental) reclutada de forma voluntaria. Los criterios de inclusión fueron: rango de edad entre 18 a 26 años y estar de bidamente matriculados en una universidad de la zona central de Chile, como alumnos regulares. Se excluyeron a los que no asistie ron los días en que se programaron las eva luaciones y a los que presentaban problemas físicos-motores que impedían la evaluación antropométrica. El estudio tuvo la aproba ción del Comité de ética de la Universidad Autónoma de Chile 048-2014. Todos los participantes firmaron el consentimiento in formado y participaron 330 estudiantes, 152 varones y 178 mujeres.

Recolección de datos: Cuatro profesiona les, con amplia experiencia, estuvieron encar gados de obtener las medidas antropométri cas de los participantes, en dependencias de la Universidad Autónoma de Chile adaptadas para la actividad, durante el mes de marzo de 2013. Para evaluar el peso, la estatura y la circunferencia de cintura se utilizó el proto colo estandarizado por Ross y Marfell-Jones12 . El peso corporal (kg) se evaluó con una balanza digital de marca Tanita con precisión de 100 g y una escala de 0 a 150 kg. La Esta tura (cm) se evaluó a través de un estadiómetro de aluminio de marca Seca graduado en milímetros con una escala de 0 a 2,50 m. La CC (cm) se midió en el punto medio en tre la parte inferior de las costillas y la par te superior de la cresta iliaca mediante una cinta métrica no elástica de marca Seca milimetrada y con una precisión de 0,1 cm. Para el IMC se utilizó la fórmula propuesta por Quetelet: [IMC=peso (kg) / estatura (m)2]13 . Para clasificar por el IMC se adopta ron los puntos de corte de la National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI) (14): bajo peso <18,5 kg/m2; normal entre 18,5-24,9 kg/m2; sobrepeso entre 25,0-29,9 kg/m2; y obesidad >30,0 kg/m2. Respecto a los valores de la CC fue categorizada como sobrepeso en los varones cuando era >94 cm y en muje res >80 cm. Del mismo modo era obesidad en varones cuando los valores eran >102 cm y en mujeres >88 cm15. Los jóvenes uni versitarios fueron distribuidos en tres grupos etarios: a) de 18 a 20 años, b) de 21 a 23 años y c) de 24 a 26 años.

Análisis estadístico: Se utilizó estadística descriptiva utilizando media aritmética, des viación estándar, frecuencias y porcentajes. Se verificó la normalidad de los datos mediante el test de Kolmoronov-Smirnov. Las diferen cias entre proporciones se verificaron por X2. Para determinar las diferencias entre ambos sexos se utilizó T de Student para muestras independientes. Las comparaciones entre los tres rangos de edad (grupos) fueron determi nados por medio Anova (una vía) y la prueba de especificidad de Tukey. En todos los casos se adoptó un p<0,05. Los datos se procesaron en SPSS 18,0 y Sigma Estat 8.0.

RESULTADOS

Las características antropométricas y los es tados nutricionales según IMC y CC se ob servan en la Tabla 1.

Los varones presentan mayor peso, estatu ra y CC en relación a las mujeres (p<0,001). No fueron significativas las diferencias en la edad e IMC (p=0,0871) entre ambos sexos. En las prevalencias (frecuencias porcentua les) de estados nutricionales determinada por IMC, aunque hay diferencias porcentua les entre ambos sexos, estas no fueron signi ficativas (p=0,285). Respecto de las medicio nes con CC, los varones presentaron mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad respecto a las mujeres y estas diferencias sí resultaron significativas (p=0,029).

En las mujeres el IMC osciló entre 23,5 a 24,0 kg/m2 y la CC entre 83,8 a 84,1 cm y, tanto para el IMC como para la CC, no se ob servó diferencias significativas entre los tres grupos de edad (p>0,05) (Figura 1). En los varones, en cuanto al IMC, no hubo diferen cias entre los tres grupos de edad, los valores se mantuvieron constantes (24,0 a 25,5kg/ m2), sin embargo, en la CC sí se observaron diferencias significativas (p<0,05), donde los jóvenes del grupo de 18 a 20 años obtuvieron menor CC (87,2±9,6cm) en relación a los otros dos grupos de edades superiores (21 a 23 años Media= 91,1 DS 10,2cm y 24 a 26 años Media = 92,2 DS 9,6cm).

Tabla 1 Medidas antropométricas y estados nutricionales según IMC y CC en jóvenes uni versitarios, de una universidad de la zona central de Chile, 2013 (N=330). 

Figura 1 Valores de adiposidad corporal por grupos de edad en jóvenes universitarios según IMC y CC (N=330). 

DISCUSIÓN Y CONCLUSIÓN

Los valores similares de IMC alcanzados en los tres grupos de edad y en ambos sexos concuerda con estudios anteriores, en el sen tido de que este indicador no es una medida confiable para la adiposidad y sus limitacio nes deben considerarse cuando se realicen clasificaciones de peso corporal(9, 10). En cuanto al incremento de la CC en los varones, respecto de los valores medios de adiposidad abdominal obtenidos en el segundo (21 a 23 años) y tercer grupo de edad (24 a 26 años), permite destacar que la CC sí resultó ser un indicador más real pues permitió precisar los grupos de edades en los que se presentaba la obesidad abdominal, que en este caso resul taron ser los jóvenes con edades más avan zadas.

El aumento de adiposidad abdominal ob servado en los varones de este estudio, pro bablemente se deba a condiciones genéticas e incluso medioambientales, pues el grado de exposición al medio ambiente influye en los patrones de las trayectorias de adiposidad abdominal16.

En ese sentido, son varios los factores que podrían explicar los aumentos significativos de adiposidad abdominal en los varones, puesto que a menudo los jóvenes universita rios conviven con diversos fenómenos psico lógicos, sociales, culturales, económicos17 y situaciones propias del medio académico18 que pueden afectar sus hábitos y que de algún modo podrían producir cambios im portantes en la adiposidad abdominal. Llama la atención en este estudio, que son los varo nes quienes evidenciaron mayor adiposidad abdominal a edades más avanzadas, cuestión que concuerda con otros estudios recien tes que sustentan que el exceso de peso que se observa en los jóvenes universitarios está asociado a los reducidos niveles de actividad física, sedentarismo y al mayor consumo de grasas en sus dietas19,20 que a futuro pue de traer graves consecuencias para la salud. Aunque estudios anteriores han desarrollado estrategias pertinentes para mejorar las con ductas alimenticias y estilos de vida saluda bles en la población chilena en general21-23, al parecer estos esfuerzos no han sensibi lizado a los jóvenes universitarios.

Por el contrario, cabe resaltar que el he cho de que las mujeres mantengan los valo res promedios de la CC en los tres grupos de edad, probablemente se deba a aspectos es téticos24, puesto que, en líneas generales, las mujeres están más preocupadas por su imagen corporal y son más conscientes de su peso corporal25, incluso durante la juven tud se someten a dietas de adelgazamiento, con el objetivo de mantener una imagen es tilizada26.

Respecto a la prevalencia comparada de sobrepeso y obesidad entre hombres y mu jeres por medio de la CC, los hallazgos son consistentes con otros estudios, puesto que reportan que los varones presentan mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad respecto a las jóvenes universitarias6,27,28. De he cho, estos resultados son una muestra clara que los jóvenes universitarios deben tomar conciencia de su imagen corporal, puesto que el excesivo aumento de la adiposidad ab dominal podría llevar al deterioro de la salud nutricional, incluso en personas con un IMC normal29. Por lo tanto, es necesario desa rrollar estrategias de intervención en jóvenes basadas en el control alimentario y el ejerci cio físico30.

En cuanto a las limitaciones, no fue posi ble efectuar un muestreo probabilístico, esto impide la generalización de los resultados a otros contextos, así como también la falta de información respecto a los hábitos de alimen tación no permitió analizar y comprender de mejor forma la adiposidad abdominal de los jóvenes estudiados; sin embargo, los resulta dos coinciden con otras investigaciones res pecto de que la CC es un indicador altamen te potencial para diagnosticar la adiposidad corporal, en especial de la región abdominal, lo cual debe ser considerado en futuros estu dios y en diagnósticos de prevalencia de so brepeso y obesidad en jóvenes universitarios.

A partir de los resultados obtenidos, este estudio también proporciona información relevante, en el que sugiere el uso de la CC en la evaluación realizada por enfermeras para valorar la adiposidad abdominal de los jóve nes y poder identificar casos específicos de sobrepeso y obesidad.

En conclusión, la CC parece ser un indi cador más preciso que el IMC, ya que refleja aumentos significativos de obesidad abdomi nal a edades más avanzadas, al menos en va rones universitarios, aunque son necesarios desarrollar más estudios de tipo transversal y longitudinal para confirmar estos hallazgos.

REFERENCIAS

1. Kopiczko A, Ciepliñska J. General adi posity and adipose tissue distribution in young women from Warsaw. Journal of Medical Science. 2014; 2(83): 122-126. [ Links ]

2. Cossio-Bolaños MA, Pablos Abella C, Arruda M. Valoración de la adiposidad corporal de escolares en Arequipa, Perú. Rev Peru Med Exp Salud Pública. 2012; 29(4): 477-82. [ Links ]

3. Fryar CD, Gu Q, Ogden CL. Anthropometric reference data for children and adults: United States, 2007-2010. Vital Health Stat 11. 2012; (252): 1-48. [ Links ]

4. Schwartz RS. Obesity in the elderly. En: Bray GA, Bouchard C, James WPT, eds. Handbook of obesity. New York: Marcel Dekker, Inc.; 1998. p. 103-114. [ Links ]

5. Martínez MA, Leiva AM, Sotomayor C, Victoriano T, Von Chrismar AM, Pineda S. Factores de riesgo cardiovascular en estudiantes de la Universidad Austral de Chile. Rev Med Chil. 2012; 140(4): 426- 435. [ Links ]

6. Santos CS, Contreras AM, Bawarshi YA, Faúndez CC, Fuentes E.Q, Palomo IG. Anthropometric characteristics, physical fitness and lifestyles of university stu dents in the Maule Region of Chile. Gazz Med Ital. 2013; 172 (6): 487-94. [ Links ]

7. Vera-Villarroel P, Piqueras JA, Kuhne W, Cuijpers P, Van Straten A. Differences between men and women in self repor ted body mass index and its relation to drug use. Subst Abuse Treat Prev Policy [Internet]. 2014 [citado 2 enero 2014]; 9:1. Disponible enDisponible en: https://substanceabusepolicy.biomedcentral.com/articles/10.1186/1747-597X-9-1 . [ Links ]

8. Cossio-Bolaños MA, Vilchez-Avaca C, Contreras-Mellado V, Andruske C, Gó mez-Campos R. Changes in abdominal obesity in Chilean university students stratified by body mass index. BMC Pu blic Health [Internet]. 2016 [citado 9 dic 2015]; 16(33): 1-6. Disponible en: Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4712471/pdf/12889_2015_Article_2587.pdfLinks ]

9. Del Campo Cervantes JM, González Gon zález L, Gámez Rosales A. Relación entre el índice de masa corporal, el porcentaje de grasa y la circunferencia de cintura en universitarios. Investigación y Ciencia. 2015; 23(65): 26-32. [ Links ]

10. Peltz G, Aguirre MT, Sanderson M, Fadden MK. The role of fat mass index in de termining obesity. Am J Hum Biol. 2010; 22(5): 639-647. [ Links ]

11. Zeng Q, Dong SY, Sun XN, Xie J, Cui Y. Percent body fat is a better predictor of cardiovascular risk factors that body mass index. Braz J Med Biol Res. 2012; 45(7): 591-600. [ Links ]

12. Ross WD, Marfell-Jones MJ. Kinanthro-pometry. En: MacDougall JD, Wenger HA, Geen HJ (eds). Physiological testing of elite the high-performance athlete. 2nd ed. Champaign, Illinois: Human Kinetics; 1991. p. 233-306. [ Links ]

13. Garrow JS, Webster J. Quetelet index (W/ H2) as a measure of fatness. Int J Obes. 1985; 9(2): 147-53. [ Links ]

14. National Heart, Lung, and Blood Ins titute (NHLBI). Clinical guidelines on the identification, evaluation, and treat ment of overweight and obesity in adults: executive summary. Expert Panel on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight in Adults. Am J Clin Nutr. 1998; 68(4): 899-917. [ Links ]

15. National Cholesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection, Eva luation and treatment of High Blood Cholesterol in Adults (Adult Treatment Panel III). Third Report of the National Cholesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection, Evaluation and Treatment of High Blood Choleste rol in Adults (Adult Treatment Panel III) final report. Circulation. 2002; 106(25): 3143-3421. [ Links ]

16. Shaw RJ, Green MJ, Popham F, Benzeval M. Differences in adiposity trajectories by birth cohort and childhood social class: evidence from cohorts born in the 1930s, 1950s and 1970s in the west of Scotland. J Epidemiol Community Health. 2014; 68(6): 550-556. [ Links ]

17. Vargas-Zárate M, Becerra-Bulla F, Prieto-Suárez E. Evaluación Antropométrica de estudiantes universitarios en Bogo tá, Colombia. Rev Salud Publica. 2008; 10(3): 433-442. [ Links ]

18. Cota RP, Miranda LS. Associação entre constipação intestinal e estilo de vida em estudantes universitários. Rev Bras Nutr Clin. 2006; 21(4): 296-301. [ Links ]

19. Church TS, Thomas DM, Tudor-Locke C, Katzmarzyk P, Earnest C, Rodarte R, et al. Trends over 5 decades in U.S. occu pation-related physical activity and their associations with obesity. PLoS One [In ternet]. 2011 [citado 25 may 2011]; 6(5): e19657. Disponible en: Disponible en: https://www.ncbi. nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3102055/Links ]

20. Espinoza L, Rodríguez F, Gálvez J, Mc Millan N. Hábitos alimentarios y de ac tividad física en universitarios. Rev Chil Nutr. 2011; 38(4): 458-65. [ Links ]

21. Zacarías I, Pizarro T, Rodríguez L, Gon zález D, Domper A. Programa «5 al día» para promover el consumo de verduras y frutas en Chile. Rev Chil Nutr. 2006; 33 (Suppl. 1): 276-80. [ Links ]

22. Castillo A, Smith C, Hirsch S, Brito A. ¿Es efectiva la consejería para aumentar el consumo de frutas y verduras y dismi nuir el riesgo cardiovascular en preven ción secundaria?: una revisión. Rev Chil Nutr 2008; 35(2): 123-9. [ Links ]

23. Kain J, Leyton B, Cerda R, Vio F, Uauy R. Two-year controlled effectiveness trial of a school-based intervention to prevent obesity in Chilean children. Public Heal th Nutr. 2009; 12(9): 1451-61. [ Links ]

24. Trejo PM, Castro D, Facio A, Mollinedo FE, Valdez G. Insatisfacción con la ima gen corporal asociada al Indice de Masa Corporal en adolescentes. Rev Cubana Enfermer 2010; 26(3): 150-60. [ Links ]

25. Madrigal-Fritsch H, De-Irala-Estévez J, Martínez-González MA, Kearney D, Gibney M, Martínez-Hernández JA. Percep ción de la imagen corporal como aproxi mación cualitativa al estado de nutrición. Salud Publica Mex.1999; 41(6): 479-86. [ Links ]

26. Arroyo Izaga M, Rocandio-Pablo A; Ansotegui-Alday L. Imagen corporal en es tudiantes universitarios: comportamien tos dietéticos y actitudes nutricionales. BIBLID. 2007; 8: 199-215. [ Links ]

27. Mc Coll P, Amador M, Aros J, Lastra A, Pizarro C. Prevalencia de factores de ries go de enfermedades crónicas no trans misibles en estudiantes de medicina de la Universidad de Valparaíso. Rev Chil Pediatr. 2002; 73(5): 478-82. [ Links ]

28. Bunker SJ, Colquhoun DM, Esler MD, Hickie IB, Hunt D, Jelinek VM, et al. "Stress" and coronary heart disease: psychosocial risk factors. Med J Aust. 2003; 178(6): 272-6. [ Links ]

29. Lee S, Bacha F, Gungor N, Arslanian SA. Waist circumference is an independent predictor of insulin resistance in black and white youths. J Pediatr. 2006; 148(2): 188-219. [ Links ]

30. Zea-Robles AC, León-Ariza H, Bote ro-Rosas DA, Afanador-Castañeda HD, Pinzón-Bravo LA. Factores de riesgo car diovascular y su relación con la compo sición corporal en estudiantes universi tarios. Rev Salud Publica (Bogotá). 2014; 16(4): 505-515 [ Links ]

Recibido: 15 de Mayo de 2015; Aprobado: 21 de Enero de 2017

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons