SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número1EFECTOS DE LA ADMINISTRACIÓN PRENATAL DE CAFEÍNA SOBRE LA GLÁNDULA SUBMANDIBULAR DE FETOS DE RATAIVCONGRESO DE ANATOMÍA DEL CONO SUR, XX CONGRESSO BRASILEIRO DE ANATOMIA, XXIII CONGRESO CHILENO DE ANATOMÍA, XXXIX CONGRESO ARGENTINO DE ANATOMÍA, I SIMPÓSIO SOBRE ENSINO DE ANATOMIA índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


International Journal of Morphology

versión On-line ISSN 0717-9502

Int. J. Morphol. v.21 n.1 Temuco mar. 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022003000100007 

Int. J. Morphol.,
21(1):43-47, 2003.

EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE PRÁCTICO DE LA ANATOMÍA HUMANA
PARA ODONTOLOGÍA EN LA UNIVERSIDAD DE ANTOFAGASTA, CHILE

EVALUATION OF THE PRACTICAL LEARNING OF THE HUMAN ANATOMY FOR DENTISTRY
IN THE UNIVERSITY OF ANTOFAGASTA, CHILE

Fernando García-Hernández


GARCÍA-HERNÁNDEZ, F. Evaluación del aprendizaje práctico de la Anatomía Humana para Odontología en la Universidad de Antofagasta, Chile. Int. J. Morphol., 21(1):43-47, 2003.

RESUMEN: El laboratorio de anatomía cumple el rol de transformar conceptos teóricos en algo concreto. Es una actividad única, ineludible, irreemplazable, irrecuperable e indispensable para lograr objetivos educacionales. El cadáver ha sido el principal método de aprendizaje; sin embargo, las dificultades para obtener material cadavérico ha estimulado el uso de nuevos medios didácticos.

Desde 1997, año en que se inicia la docencia anatómica para Odontología en la Universidad de Antofagasta, hemos buscado el mejor método para comprobar el logro de objetivos, realizando evaluaciones al final del laboratorio empleando material cadavérico o, en su reemplazo, láminas y dibujos que sirvieran para identificar estructuras.

La investigación docente plantea la hipótesis de que no existen diferencias significativas de reconocimiento de estructuras anatómicas en el certamen práctico final de unidad, independiente de la metodología de evaluación usada en cada laboratorio. Se trabajó con la totalidad de los alumnos que cursan la asignatura el año 2002 (n=86), eligiéndose la unidad de anatomía sistémica, donde dos laboratorios emplearon láminas y otros dos utilizaron preparados cadavéricos, para evaluar cada práctico. Se compararon estos resultados con los obtenidos en certamen final de unidad. Se aplicó encuesta de opinión a los estudiantes para valorar preferencias metodológicas de evaluación y su posterior aplicación durante la asignatura.

Los resultados favorecen el empleo de preparados anatómicos, existiendo diferencias estadísticas significativas al comparar resultados en los alumnos nuevos mediante ambos métodos (p<0.0179), lo cual no sucede respecto del grupo de alumnos repitentes (n=29); p<0.1009). La encuesta de opinión de los alumnos favorece el uso de preparados anatómicos para el logro de objetivos (89,7%), pese a señalar que, las calificaciones son mejores cuando se evalúa mediante otro medio y cuya diferencia de promedio (5,68 D.E. 0.91 - 5.25 D.E. 1.03) es estadísticamente significativa (p<0.0001).

PALABRAS CLAVE: 1. Anatomía; 2. Odontología; 3. Evaluación.


INTRODUCCIÓN

Las actividades de enseñanza-aprendizaje de la anatomía requieren la verificación práctica de los aspectos teóricos expuestos durante clases y seminarios, aprendidos en textos u obtenidos mediante el uso de cualquier otro sistema de adquisición de información (DVD, CD-ROM, video, internet, etc.).

Sin embargo, la utilización del cadáver o de preparados óseos, piezas anatómicas fijadas en formol o momificadas, y, en su defecto, mediante modelos o simuladores lo más parecidos a la estructura normal, favorecen una mejor internalización de los conceptos y con seguridad el estudiante nunca olvidará lo aprendido.

A mediados del siglo XIX el Profesor de Anatomía de la Universidad de Chile, Dr. José Joaquín Aguirre, expresaba a sus alumnos al inicio del curso: "vamos a estudiar anatomía; el cadáver será nuestro maestro; los libros nuestra guía y yo les ayudaré en el estudio" (en De Tezanos, 1995), dando pauta en el sentido que el elemento básico para aprender anatomía es la disección del cadáver, relacionando las diversas estructuras, palpándolas y comparándolas entre sí.

Las dificultades actuales para obtener material cadavérico que esté disponible en forma permanente para el aprendizaje anatómico, han obligado a usar otros medios didácticos para suplir en su reemplazo, y, a su vez, como una forma de evitar la destrucción y lograr una mayor durabilidad del escaso material aún existente, para ser usado en fines demostrativos o para realizar certámenes o exámenes prácticos donde el estudiante pueda identificar estructuras anatómicas (García, 1970; DiDio, 1971; Rodríguez & Ceppi, 1983).

El uso de imágenes en softwares docentes o mediante otro tipo de soporte sirven como sistema de repaso o de preparación de la actividad práctica, pero no reemplazan, según opinión de los propios estudiantes, el paso práctico con cadáveres o preparados anatómicos, la clase teórica y las lecturas programadas (Insunza & Bravo, 1999).

Los mismos autores (Insunza & Bravo) comprueban que el uso de imágenes y la visualización de las estructuras durante la actividad práctica permiten que el estudiante logre un mejor rendimiento, respecto de otras combinaciones metodológicas.

El práctico de anatomía es único, ineludible, irreemplazable, irrecuperable e indispensable para realizar una adecuada actividad de enseñanza-aprendizaje en la disciplina (Insunza & Bravo y García-Hernández, 2000).

La evaluación debe ser un proceso dinámico y continuo (Tartarini, 1967) y que permite comprobar el logro de los objetivos propuestos y conductas logradas (Comisión Expertos OMS/OPS, 1970; García, 1970; De Lara Galindo, 1971; DiDio, 1973; Rodríguez & Ceppi), debiendo preferirse evaluaciones periódicas (Matamala et al., 1985), paro lo cual deben utilizarse diversos medios que midan el proceso de enseñanza- aprendizaje (Guiraldes, 1983; Insunza & Bravo; Barrovecchio et al., 2001).

Entre los años 1997 y 2002 hemos desarrollado la asignatura de Anatomía Humana para la carrera de Odontología de la Universidad de Antofagasta, período durante el cual hemos utilizado diversas metodologías para evaluar el aprendizaje práctico durante la realización de los laboratorios, buscando el más adecuado para la comprobación del logro de los objetivos propuestos y de las conductas requeridas necesarias, para la posterior aplicación clínica de los conocimientos anatómicos.

El presente trabajo de investigación docente pretende analizar la incidencia del tipo de metodología evaluativa aplicada, para medir el aprendizaje logrado al término de cada paso práctico, respecto de los certámenes prácticos que se realizan al finalizar cada unidad temática de la asignatura.

Nos planteamos la siguiente hipótesis: el reconocimiento e identificación de diversas estructuras anatómicas en el certamen final de unidad es similar si durante los laboratorios se ha utilizado, para evaluar, el aprendizaje parcial, preparados anatómicos cadavéricos o, en su reemplazo, imágenes o láminas dibujadas.

MATERIAL Y MÉTODO

Se trabajó con el universo total de alumnos de la asignatura (n=86), comparando también los logros obtenidos por los alumnos de la nueva promoción 2002 (n=57) respecto de los alumnos repitentes de la asignatura y que corresponden a la promoción 2001 (n=29). La encuesta de opinión se aplicó a todo el universo de la asignatura.

Considerando que durante la realización de la unidad de anatomía sistémica de la asignatura de Anatomía para la carrera de Odontología, se efectuaron cuatro laboratorios prácticos, 1) sistema cardiovascular, 2) sistema respiratorio, 3) sistema digestivo y 4) sistema urogenital, evaluándose el aprendizaje logrado en cada laboratorio, mediante evaluaciones que permitieran identificar diversas estructuras, usándose, en los dos primeros laboratorios, láminas o dibujos obtenidos desde el material didáctico de uso obligatorio por parte de los estudiantes, mientras que, en los dos siguientes laboratorios, se emplearon preparados anatómicos, ya sea en formol o momificados. Se promedió el resultado evaluativo de los laboratorios prácticos y se compararon estadísticamente los dos grupos metodológicos, así como las calificaciones logradas por alumnos de las dos promociones.

En el certamen final de la unidad se presentaron para su identificación 30 preparados, donde 15 correspondían a preguntas sobre estructuras de los sistemas cardiovascular y respiratorio, en tanto, en las otras 15 se solicitaba identificar estructuras de los sistemas digestivo y urogenital, haciendo análisis comparativo del porcentaje de correcta identificación de estructuras, de acuerdo a la distribución señalada en el párrafo anterior.

Es necesario destacar que en todos los laboratorios los alumnos dispusieron de material cadavérico para su aprendizaje, siendo parte de estos mismos preparados, los que se emplearon en el certamen final de la unidad de Anatomía Sistémica..

Se aplicó una encuesta para valorar la opinión de los estudiantes respectos de las dos metodología empleadas.

Los datos se ordenaron y tabularon mediante programa MS Excel 7.0 y se realizó el análisis estadístico a través del programa Statgraphics Plus 4.0.

RESULTADOS

DISCUSIÓN

El reconocimiento de estructuras anatómicas se ve favorecido por la aplicación de evaluaciones que utilizan preparados anatómicos, en relación al uso de láminas o dibujos extraídos de textos, atlas o confeccionados expresamente para dicho uso, observándose diferencias estadísticamente significativas al 95% de nivel de confianza p>0,05 (Tabla I).

Esta marcada diferencia estadística se aprecia solamente en los alumnos de promoción de ingreso 2002, cuando se compara el promedio de reconocimiento de estructuras mediante el uso de preparados anatómicos respecto de láminas o dibujos (Tabla I) y también en su posterior trans formación en notas (Tabla II).

En los alumnos repitentes no se comprueba diferencias estadísticamente, significativas al comparar los resultados promedios de identificación de estructuras y su conversión en notas de calificación, en cualquier tipo de metodología que se utilice (Tablas I y II).

Cuando se compara la calificación determinada por el número de respuestas correctas en el certamen final, según tipo de metodología, sólo es estadísticamente significativa la diferencia existente en alumnos de la promoción 2002 (Tabla II, primera parte). Sin embargo, al comparar en ambas promociones las calificaciones logradas según tipo metodológico empleado, se comprueba que sólo es estadísticamente significativa la diferencia de calificación entre ambos grupos cuando se evaluó al final del laboratorio mediante el empleo de láminas o dibujos (Tabla II segunda parte).

Gráfico I. Porcentaje de respuestas en encuesta de opinión aplicada a alumos de Anatomía Humana, carrera de Odontología para comprobar preferencias académicas según metodología evaluativa qque se realiza al término de cada laboratorio.

Al analizar las respuestas emitidas por los estudiantes al ser aplicada la encuesta de opinión respecto del sistema evaluativo, los alumnos señalan que prefieren la utilización de preparados anatómicos, en vez de láminas o dibujos, para realizar las evaluaciones que permitan medir el aprendizaje logrado durante el trabajo práctico de laboratorio, ya que exige una mejor preparación previa y durante el paso práctico, siendo significativo para el logro de mejores resultados, tanto en el certamen final de término de unidad, favoreciendo, aunque en menor grado, el aprendizaje teórico (Gráfico I).

Pese a lo anterior, los alumnos destacan que el uso de preparados al finalizar cada laboratorio determina calificaciones inferiores al compararse con las calificaciones obtenidas mediante identificación de estructuras utilizando láminas o dibujos (Fig. 1), lo cual se comprobó estadísticamente (Tabla III).

CONCLUSIONES

1)Todo trabajo práctico anatómico donde se realicen actividades de enseñanza-aprendizaje requiere ser evaluado.

2)Las evaluaciones pueden realizarse al inicio o al finalizar cada laboratorio.

3)Es aconsejable la identificación de estructuras usando huesos, momificaciones, preparados en formol, imagenología o modelos, siendo menos recomendable para dicho fin la utilización de láminas, dibujos o imágenes de programas computacionales.

4)Toda evaluación debe ser calificada.

5)Toda evaluación debe ser retroalimentada al estudiante, para evitar la permanencia de conceptos erróneos o la identificación incorrecta de características anatómicas.


SUMMARY: The anatomy laboratory has the role of transforming in something concrete theoretical concepts. It is unique activity, unavoidable, irreplaceable, irrecoverable and indispensable to achieve educational objectives.The cadaver has been the main learning method. However, the difficulties to obtain cadavers have stimulated the use of new didactic means.From 1997, year in that the anatomical teaching began for Dentistry in the University of Antofagasta, we have looked for the best method to check the achievement of objectives, carrying out evaluations at the end of each laboratory using cadaverous material or, in its substitution, sheets and drawings that were good to identify structures.

The educational investigation outlines the hypothesis that significant differences of recognition of anatomical structures do not exist in the final practical examination, independent of the evaluation methodology used in each laboratory. We worked with all anatomy students of year 2002 (n=86), choosing the unit of systemic anatomy, where two laboratories used sheets and two used cadavers to evaluate each unit. These results were compared with those obtained in the final practical examination. An opinion survey was applied to the students to evaluate methodological preferences and its later application during the subject.

The results favored the employment of anatomical preparations, existing significant statistical differences when comparing results in the new students by means of both methods (p <0.0179), this did not happen when the group of students repeating the subject (n=29; p <0.1009). The survey of the students' opinion favored the use of anatomical preparations for the achievement of objectives (89,7%), in spite of pointing out that, the qualifications are better when they were evaluated by another means and whose average difference (5.68 D.E. 0.91 - 5.25 D.E. 1.03) it is statistically significant (p <0.0001).

KEY WORDS: 1. Anatomy; 2. Dentistry; 3. Evaluation.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Barrovecchio, J. C.; Pérez, B.; Bella de Paz,L.; Busmail,L. & Ruggero, E. Evaluación de los exámenes de anatomía normal en la Universidad Nacional de Rosario. Rev. Chil. Anat. 19(2):139-44, 2001.         [ Links ]

Comité de Expertos de la OMS/OPS en la Enseñanza de la Morfología: Enseñanza de la Morfología en las Escuelas de Medicina de la América Latina. Primer Informe. Serie Desarrollo de Recursos Humanos A. Educación Médica N 9. Organización Panamericana de la Salud, Oficina Sanitaria Panamericana, Oficina Regional de la Organización MUndial de la Salud, Washington D.C., 1970.         [ Links ]

De Lara Galindo, S. Evaluación del aprendizaje. Arch. Mex. Anat., 35, (11):31-45, 1971         [ Links ]

De Tezanos, S. Breve Histórico de la Medicina en Chile. Universidad de Valparaíso-Editorial, Valparaíso, 1995.         [ Links ]

DiDio, L. J. A. Systems of teaching anatomy and evaluation of students. Arch. Mex. Anat., 36(11):23-43, 1973.         [ Links ]

García, R. M. Relato del III Seminario y III Congreso Centroamericano de Anatomía en la ciudad de Guatemala y del I Venezolano y II Panamericano en Venezuela. Arch. Mex. Anat., 34(10):7-10, 1970.         [ Links ]

García-Hernández, F. Aplicación de nuevas metodologías para la evaluación práctica de Anatomía para estudiantes de Odontología en la Universidad de Antofagasta. II Congreso de Anatomía del Cono Sur y XXI Congreso Chile no de Anatomía y XXXVII Congreso Rioplatense de Anatomía. Santiago de Chile, Noviembre 2000. Rev. Chil. Anat., 19(1): 120, 2001.         [ Links ]

Guiraldes, H. Módulos de Aprendizaje en Anatomía Clínica. An. Anat., 1:140-2, 1983.         [ Links ]

Insunza,O. & Bravo, H. Impacto de dos programas computacionales de anatomía humana en el rendimiento del conocimiento práctico de los alumnos. Rev. Chil. Anat. 17(2):205-9, 1999.         [ Links ]

Matamala, F.; Cabalin, D. & Fuentes, J. Evaluación de un curso de Anatomía nivel A por los alumnos. An. Anat. Nor., 3:64-7, 1985.         [ Links ]

Rodríguez, A & Ceppi, H. Metódica de Control de Trabajos Prácticos en Anatomía Normal para alumnos del Primer Año de Medicina. An. Anat. Nor., 1:135-6, 1983.         [ Links ]

Tartarini, E. Evaluación escolar y elementos de estadística aplicada. Editorial Universitaria, Santiago, 1967.        [ Links ]

_______________

Unidad de Anatomía, Departamento Biomédico, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad de Antofagasta, Antofagasta, Chile.
Patrocinio Dirección de Docencia, Vicerrectoría Académica Universidad de Antofagasta, Proyecto de Docencia N J026

Dirección para correspondencia:
Prof. Dr. Fernando García Hernández
Unidad de Anatomía
Departamento Biomédico
Facultad de Ciencias de la Salud,
Universidad de Antofagasta,
Angamos 601
Antofagasta, CHILE

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons