SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.60 número1-2Variaciones de tres índices larvarios de Aedes aegypti (L.) (Diptera: Culicidae) y su relación con los casos de dengue en Yurimaguas, Perú, 2000 - 2002Dientamoeba fragilis: Técnicas moleculares para dilucidar su modo de transmisión índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Parasitología latinoamericana

versión On-line ISSN 0717-7712

Parasitol. latinoam. v.60 n.1-2 Santiago jun. 2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-77122005000100002 

 

Parasitol Latinoam 60: 17 - 24, 2005 FLAP

ARTÍCULO ORIGINAL

Acrocomia aculeata (Palmae), hábitat silvestre de Rhodnius robustus en el Estado Trujillo, Venezuela

Acrocomia aculeata (PALMAE), SYLVATIC HABITATS OF Rhodnius robustus IN TRUJILLO STATE, VENEZUELA

 

ANA LONGA* y JOSÉ VICENTE SCORZA*

* Centro de Investigaciones Parasitologicas "José Witremundo Torrealba". Laboratorio Control de Enfermedades Metaxénicas y Parasitarias. Núcleo Universitario Rafael Rangel. Universidad de los Andes. Ap. 100-168. Trujillo 3102 A - Venezuela. Teléfono: 0272-2363503, 0251-2591894.

Dirección para correspondencia


On a savanna of the Sucre Municipallity, Trujillo State, Venezuela, Triatominae from fourteen palm trees Acrocomia aculeata were investigated, being found 45 + 25 Rhodnius robustus in all evolutives stages, per palm tree, conforming a decreasing pyramid from the II to V stage (32% to 2.5%, respectively), with a surprising highest rate of adults (7.3%). Natural infection by Trypanosoma cruzi in R. robustus was high and obsereved from 22.2 in II stage to 63% in the imagos, for an average of 32.9%. R. robustus eggs were count in the dry leaves of A. aculeata, being found 3.6 hatched eggs for each leaf, with an average of (150 + 60) dry leaves by palm tree. In all of the palm trees was constantly found fresh eggs, not hatched (22.5/palm), where average of imago of R. robustus was from 4.18 + 3.4 for eleven plants. In three palm trees, even with fresh eggs, we did not find adults. The relation of these findings with the importance for the biocenosis interpretation in the enzootia is discussed.

Key words: Rhodnius robustus - Acrocomia aculeata - Trypanosoma cruzi.

RESUMEN

En una sabana del Municipio Sucre, del estado Trujillo, Venezuela, se han investigado Tria-tominae en catorce palmeras (Acrocomia aculeata), encontrándose 45 ± 25 Rhodnius robustus por palmera, en todos los estadios, conformando una pirámide decreciente desde el II hasta V estadio (32% al 2,5% respectivamente), con un sorprendente mayor porcentaje de adultos (7,3%). La infección natural por Trypanosoma cruzi en R. robustus es alta y se observa desde 22,3 en II instar hasta 63% en los imagos, para una media de 32,9%. Se han contado los huevos de R. robustus en las hojas secas de A. aculeata, encontrándose 3,6 huevos eclosionados por hoja con una media de (150 ± 60) hojas secas por palma. En todas las palmeras han sido constantes hallar huevos frescos no eclosionados (22,5/palma) donde la media de imagos de R. robustus ha sido de 4,18 ± 3,4 para once plantas. En tres palmeras aun con huevos frescos, no hemos hallado adultos. Se discute la relación de estos hallazgos con su importancia para la interpretación de la biocenosis en la enzootia.


INTRODUCCIÓN

El hábitat silvestre de Rhodnius prolixus, principal vector doméstico de la enfermedad de Chagas en Venezuela, fue precisado en Copernitia tectorium (Palmae) en los llanos centrales1. Este descubrimiento permitió identificar los dos principales sitios de cría de este triatomino, el rancho o domicilio campesino y variedades de palmeras no cultivadas2,3.

En Minas Gerais, Brasil, se informó sobre la existencia de Rhodnius neglectus en palmeras (Acrocomia sp.) próximas a viviendas cam-pesinas4.

Información microclimática con temperatura que oscilan entre 22 y 23° C y alta humedad en la parte interna del follaje de palmeras infestadas por R. prolixus y la relación de este triatomino con Didelphys marsupialis infectados con Trypanosoma cruzi, ha sido reportada donde fue destacada la importancia de esa biocenosis en su condición natural5.

En el Estado Mérida de los Andes de Venezuela, señalaron la presencia de huevos, ninfas y adultos de R. robustus, especie afín a R. prolixus, en palmeras silvestres (Attalea maracaibensis) del pie de monte andino-lacustre6.

En un estudio sobre triatominos y su hábitat silvestre en Venezuela, señalaron su presencia en 342 palmeras disecadas, con un promedio de 9,9 insectos por planta, entre ellos Eratyrus sp, al lado de otras cinco especies de Rhodnius, incluyendo R. prolixus y R. robustus. En este mismo trabajo informaron sobre capturas de adultos de R. prolixus y R. robustus con trampas cebadas con luz7.

La confirmada presencia de Rhodnius sp. en el follaje de diferentes géneros de Palmae7 nos ha estimulado investigar entomológicamente un palmetum de Acrocomia aculeata, próximo a un asentamiento de viviendas rurales en el occidente del estado Trujillo, de los Andes de Venezuela, donde han sido intensamente repetidos los rociamientos intramurales con insecticidas residuales para el control de la transmisión de la enfermedad de Chagas. La inmediata cercanía de palmeras silvestres a asentamientos rurales8, constituiría un riesgo para la reintroducción domiciliar de triatominos vectores de la enfermedad de Chagas, razón adicional por la cual investigamos la probable presencia de triatominos en palmeras cercanas a un asentamiento rural.

Estudio realizados bajo condiciones experi-mentales de laboratorio9, complementados por observaciones de campo sobre varias especies de triatominos, señalan actividad voladora asociada con un bajo estado nutricional, los imagos hambrientos emigran para colonizar nuevos hábitat.

Eventos como incendios y deforestaciones pueden ser causa de mortalidad de hospedadores vertebrados que son fuente de alimentación para triatominos, afectando su condición nutricional e induciendo la migración de insectos adultos hacia nuevas fuentes alimenticias y nuevos habitats, dando lugar tambien a su dispersión y migración hacia las viviendas9-11.

Adicionalmente, la precisa identificación especifica de Rhodnius, específicamente R. prolixus y R. robustus constituye un problema particular no solamente taxonómico, sino epidemiológico, sobre el cual estamos alerta. Recientemente mediante técnica de análisis molecular evidencian la validez taxonómica de R. robustus en palmas del genero Attalea, de la costa sur-oriental del Lago de Maracaibo12.

MATERIAL Y MÉTODOS

Localidad de estudio. La comunidad de Zaragoza, en el Municipio Sucre del Estado Trujillo, Venezuela, se ubicó mediante un ortomapa satelital a 9° 28' 00" Norte y 70° 46' 00" Oeste ocupando una extensión de 1.248 hectáreas en rectángulo regular, con 81 viviendas y 359 habitantes, circundados desigualmente por 78 palmeras (A. aculeata) y otros árboles en una extensión plana a 90 m.s.n.m., que corresponde al bosque seco tropical.

Búsqueda e identificación de triatominos en palmeras de la comunidad. Con el permiso e interés de los propietarios de los fundos pecuarios de la localidad, advertidos del objetivo de este estudio y siguiendo el procedimiento2, se derribaron palmeras adultas mediante corte en la base del estipe con motosierras. Tendidas sobre lona, y medida la longitud de cada una, se inició su disección con golpes de hacha y machete para separar por su base, una por una, primero las hojas secas y luego las hojas verdes y las inflorescencia o infrutescencias hasta alcanzar el ápice terminal de cada planta.

Cada hoja fue revisada para buscar huevos adheridos, frescos o eclosionados de Rhodnius sp. en la trama del tejido interfoliar y en la base de las hojas, y también ninfas o adultos de triatominos. Los insectos de cada palmera fueron separados para precisar la cantidad de acuerdo a su estadio. En el caso de los Rhodnini, particularmente en especies extremadamente afines como R. prolixus y R. robustus7 hallados simpátricamente en palmeras, se hará necesario análisis morfométricos comparativos, vis a vis.

Examen de los triatominos para la búsqueda de Trypanosoma sp. Se separaron insectos ingurgitados recientemente de otros con restos de ingesta sanguínea previa, y siguiendo la técnica13 los insectos se hicieron ingurgitar por pares y por estadio, sobre ratones albinos identificados mediante marcas de ácido pícrico en el pelaje. Seguidamente se inmovilizaron los insectos repletos con plastilina, para colocarlos en un soporte y aproximarles un tubo capilar en el extremo anal, para recolectar la excreta hialina post-prandial. Gotas de estas excretas se transfirieron a porta-objetos, fueron expuestas a vapores de ácido ósmico al 0,5% durante 5 segundos y dejándolas secar para luego sobre-fijarlas con metanol y teñirlas con Giemsa al 30% a pH 7,8. Las gotas teñidas se examinaron bajo lente de inmersión para precisar la morfología metacíclica de los parásitos eventualmente presentes.

RESULTADOS

1.- Identificación de las palmeras. Se derribaron catorce palmeras adultas, con mas de treinta años de edad a juzgar por el testimonio de sus propietarios. Fueron identificadas como Acrocomia sp. o palma corozo, por su penacho compuesto hasta por 181 ± 57 hojas pinnadas con 120 a 170 pares de hojuelas, y por la vaina y el pecíolo foliar armado por recias espinas negras de hasta 4 cm de longitud. La altura media de estas palmeras fue de 12,3 ± 1,8 mts fueron identificadas como A. aculeata, especie que únicamente existe en Venezuela14,15.

2.- Hallazgos de huevos y estadios de Rhodnius sp. Los huevos operculados de Rhodnius sólo se encontraron adheridos a los pecíolos y el follaje de la hojas secas, con variaciones desde 5 hasta 168 por hoja seca. La presencia de huevos "frescos" o recién depositados, fue constante para todas las catorce palmeras disecadas, en cantidades de 22,5 ± 24,9, aunque en tres de las palmeras positivas, a pesar de exhaustiva búsqueda, no hallamos insectos adultos para el momento del estudio. La abundancia de huevos eclosionados fue de 514 ± 428 por palma (Tabla 1) muy superior al de los huevos de posturas recientes.


En todas las catorce palmeras hallamos infrapoblaciones de Rhodnius sp. en casi todos los estadios (Tabla 2). La media de insectos en cualquier estadio por palmera fue de 45 ± 25, con máximo 92 triatominos en una palmera de 11 metros y mínima de 15 triatominos en la palmera más alta, con 16 metros de altura de la muestra disecada.


Como quiera que las catorce palmeras fueron disecadas entre Abril y Noviembre del mismo año, hemos podido relacionar la abundancia de la población de Rhodnius sp. con datos del régimen de precipitación de la localidad, mediante información obtenida de la Estación Meteorológica El Cenizo (1997-1998). En la Figura 1 observamos que el número de Rhodnius sp. encontrados parece ser inversamente propor-cional al volumen de la precipitación pluvial media mensual durante los dos periodos lluviosos del año en estudio, cuando se mantienen mas bajas las poblaciones de triatominos. Lo contrario ocurrió en periodos de sequía con mayores poblaciones de insectos.


3.- Identificación especifica de Rhodnius sp. de A. aculeata. Para la identificación de Rhodnius capturados en las 14 palmeras (A. aculeata) disecadas, fue determinada por los parámetros y caracteres diagnósticos, se tomó en cuenta la longitud total de machos y hembras y la relación de la longitud entre la porción preocular y postocular de la cabeza16,17.

Se compararon, morfometricamente ejemplares silvestres de A. aculeata con otros ejemplares adultos de una colonia de R. prolixus domiciliares procedentes de la localidad El Cumbe en la ciudad de Valera, Estado Trujillo, y con especímenes adultos de R. robustus descendientes de una cepa de Palma Real, en Cuicas, del mismo estado Trujillo en Venezuela.

Se incluyen también los valores de Lent y Wgodzinsky18 para ambas especies y los de las relaciones pre-postocular por nosotros obtenidas, para compararlas con la data de los investigadores brasileños.

La Tabla 3 muestra los resultados de estas mediciones con los números de los insectos de ejemplares de colonia, comparando estas mediciones con los valores diagnósticos dados18. Las mediciones arrojan valores de 20- 23,5 mm y 23 - 26 mm, para machos y hembras de R. robustus respectivamente. En este mismo cuadro se presentan los valores de R. prolixus, que oscilan entre 17,5 - 20 mm., para los machos y 19,5-21,5 mm para las hembras de esta especie.


Establecidas las diferencias morfométricas los resultados se expresan en porcentajes y con ellos se hicieron pruebas de significancia estadística, para establecer diferencias entre R. robustus y R. prolixus de colonia y con los encontrados en palmeras, utilizando el test de Kruskal-Wallis y Chi-Square. Los análisis estadísticos evidenciaron diferencias altamente significativas (Q: 0,995) y Chi-Square (Q: 0.001) entre R. prolixus de colonia (Cepa el Cumbe) y Rhodnius sp., encontrados en palmeras, comparando estos últimos con los R. robustus de colonia (Palma Real) sin evidenciar diferencias entre ambos.

Nuestros hallazgos nos permiten identificar como R. robustus los ejemplares adultos colectados en A. aculeata, como se evidencia en la Tabla 3. Al comparar estas mediciones con los de R. robustus de colonia (20,4 ± 0,9 mm, para los machos y 22,2 ± 1,0 mm., para las hembras, podemos observar que estos últimos son más largos que los R. prolixus de colonia.

Verificamos también diferencias entre ambas especies, por la longitud del 2do segmento del rostro, por la razón de las distancias ante-ocular sobre la post-ocular (3,5 - 4,1) y por la proporción de los segmentos antenales y la distancia interocular en relación con la anchura del ojo, que es mayor en R. prolixus que en R. robustus. También fueron comparadas las estructuras de las genitalia externa de los machos.

4.-Estructura poblacional y positividad de R. robustus de A. aculeata por T. cruzi. La estructura poblacional por estadio y la positividad de R. robustus de A. aculeata por T. cruzi se aprecia en la Tabla 2. La presencia de tripomastigotos metacíclicos en el fluido postprandial de diversos estadios de R. robustus ingurgitados sobre ratones albinos, los identifica como T. cruzi. En este cuadro ofrecemos, palmera por palmera, las cantidades de triatominos por estadio y los números de insectos que habiendo sido experimentalmente ingurgitados, excretaron metacíclicos de T. cruzi. Se añaden también a estos insectos, aquellos naturalmente ingurgitados que siendo ninfas o adultos, contuvieron flagelados y mostraron una vez coloreados, epimastigotos compatibles con T. cruzi. Se excluyeron, obviamente los insectos de primer estadio por no haber tenido experiencia ingestiva sanguínea.

Como se muestra en la Tabla 2, la palmera 5 de 15 metros de altura, presentó él más alto porcentaje de infección por T. cruzi (56,8%). Debemos enfatizar que en esta palmera se encontró una pareja de D. marsupialis infectados con T. cruzi. En segundo lugar, se ubica la palma N° 10 con 12 metros de altura y 55,4% de positividad de triatominos a T. cruzi.

En todas las catorce palmeras, se recolectaron R. robustus de las frondas y hojas, pero sólo en nueve de ellas (64,3%) se detectaron tripo-mastigotos metacíclicos compatibles con T. cruzi.

En la Tabla 4 se muestra el porcentaje de infecciones por T. cruzi en R. robustus colectados de A. aculeata. De acuerdo con su estadio evolutivo, se aprecia que el quinto estadio (V) presenta el 56,3% de infección, superado por el estadio adulto (63%) seguido por el cuarto estadio 36,8% y 32,8% para el tercer estadio. Del total de 629 R. robustus comprobamos infección por T. cruzi en 33% de la muestra cuantificando los insectos con experiencia alimentaria, lo que determina un porcentaje altamente demostrativo en comparación con una muestra tan pequeña de palmeras derribadas.


DISCUSIÓN

En un paisaje de sabana del estado Trujillo, donde desde 1985 los estudiantes de la Maestría en Protozoologia de la Universidad de Los Andes, Venezuela han hecho trabajos de campo sobre enfermedad de Chagas, hemos seleccionado una extensión rectangular de 1.248 hectáreas, asiento de la comunidad Zaragoza con 359 habitantes en 81 viviendas rurales, que aparecen rodeadas por 78 palmeras (A. aculeata).

Palmeras del género Acrocomia, ha sido señaladas7 como hábitat de vectores comprobados o potenciales de T. cruzi, entre éstos R. robustus. Se ha señalado la presencia de R. robustus en A. maracaibensis del estado Mérida en un paisaje de pie de monte andino-lacustre, similar al del Municipio Sucre de nuestro estudio6. Palmeras del género Acrocomia, en Minas Gerais en Brasil4 son hábitat de R. neglectus con índices de infección por T. cruzi de 4,0%.

La información de cinco especies de palmeras como habitats de Rhodnius pallescens en Colombia19, ha sido señalado recientemente sin mencionar al género Acrocomia, entre 51 palmeras disecadas.

Reportamos la presencia de R. robustus en catorce de catorce A. aculeata que hemos disecado minuciosamente con el hallazgo 629 insectos y entre ellos, 16 ninfas de V y 46 imagos. La media del número de R. robustus por palmera (45 ± 25) es considerablemente superior a 9 triatominos hallados por otros investigadores en cuatro ejemplares de Acrocomia del estado Cojedes, en Venezuela, donde además hallaron un 5,2% de palmeras positivas7.

Descartando los especímenes del primer estadio, difíciles de detectar por su menor tamaño, hallamos para los estadios de segundo, tercero, cuarto y quinto estadio; 32%, 29%, 14% y 2,5% respectivamente del total la población capturada, reflejando ello el natural incremento de mortalidad por estadio a medida que avanza la metamorfosis.

A juzgar por 71 especimenes de R. robustus examinados por otros investigadores20, la proporción de insectos por estadio, no corresponde a una pirámide etarea normal. Es posible que la técnica de estos autores haya sido menos exhaustiva que la nuestra. El tamaño de las sub-poblaciones de R. robustus por cada palmera, disminuye proporcionalmente con la altura de la planta, aunque la abundancia de estos triatominos pareciera incrementarse en los meses de más baja precipitación pluvial. Esta información parece tener sentido si se considera que D. marsupialis, pudiera ser la fuente principal de su alimento, reflejado por los porcentajes de infección por T. cruzi. Accidentalmente hemos hallado una pareja de este marsupial en una palmera de 15 metros de altura (Palma N° 5), una de las más altas, que circunstancialmente presentó el más alto porcentaje de insectos positivos a T. cruzi (56,8%).

La prevalencia de infecciones por T. cruzi entre 629 insectos, descartando 95 de I instar que no han tenido experiencia hematófaga, es mayor a medida que se avanza en el desarrollo desde el estadio II, con 22,3% hasta la fase de imago con 63%, dato este que confirma los altos porcentajes de infección hallados por otros investigadores17.

Es importante señalar que reduciéndose progresivamente la pirámide poblacional de R robustus desde 32% para el estadio II hasta 2,5% para el V instar, el porcentaje de adultos capturados, sea tres veces mayor que el de los de V estadio (7,3%). De los estadios ninfales de R. robustus, el de mayor duración es el de V estadio, con un mínimo de 40 y un máximo de 96 días de desarrollo7 que iguala o duplica a la sumatoria de la duración de los estadios desde I hasta ninfa IV. Esta larga duración pre-adulta inmediata y su eventual mortalidad natural por depredadores o por inanición lo reducen a un 2,5% lo cual pudiera explicar su reducido porcentaje en la población total. Sorprende, dentro de este argumento, el alto porcentaje de imagos que pudiendo emigrar, persisten en el hábitat. No deseamos especular, pero la actividad de ovópostura y la coexistencia de ambos sexos, pudieran ser factores para su radicación en el hábitat natural.

El alto porcentaje de adultos infectados con T. cruzi, es similar al porcentaje de infección del estadio V (56,3%), y revela mayores oportunidades de infección por ingesta con relación a los estadios II al IV. Todos esto para destacar que R. robustus en A. aculeata alcanza hasta un medio centenar de insectos por palma donde los de V estadio constituyen el 2,5% y los imagos el 7,3% de la población. El potencial infectante por T. cruzi de la población palmicola residente es de un 33%, siendo mayor el del estadio adulto (63%). Esto evidencia que dos de cada tres imagos de R. robustus que pudiesen emigrar del hábitat natural, están infectados por T. cruzi, integrando éstos el 7,3% de la población detectada en 14 palmeras disecadas.

La data cuantitativa que presentamos sobre bionomía de R. robustus en A. aculeata como hábitat natural y su infección natural por T. cruzi, no es completa y no conduce seguramente a interpretaciones sobre su importancia epide-miológica para conocer la enzootia, al menos el compromiso entre T. cruzi con uno de sus vectores primarios. No obstante, sabemos que cada palmera de quince o más años, posee un follaje de 150 hojas secas (149 ± 59,6 la N° 14), donde las hembras de R. robustus han depositado una media de 3,6 huevos por hoja, encontrándose 22,5 huevos recientes o no eclosionados aún, en cada palmera. Esa postura reciente ha sido realizada por lo menos por cuatro hembras, según la cifra media de 536 huevos puestos por palmera, y la estructura de la pirámide etarea de la infrapoblación de insectos, lo cual sugiere una regular y continua producción de insectos adultos infectados. No sabemos cuál es el periodo de marchites de las hojas ni cual es su tasa de defoliación. No obstante en una cohorte de 50 especimenes que según investigadores en Venezuela7 requieren medio año para alcanzar el estadio adulto desde huevo, indica que la producción de R. robustus por A. aculeata es regular y continua sin marcada influencia por el ritmo pluvial, aunque las poblaciones de R. robustus parecen decrecer con el incremento de la pluviosidad.

 

REFERENCIAS

1.- GAMBOA CUADRADO J. Comprobación de Rhodnius prolixus extradoméstico. Bol Dir Malariol Sam Amb 1961; 1: 139-42.         [ Links ]

2.- GAMBOA CUADRADO J. Búsqueda extradomestica de Rhodnius prolixus en Venezuela. Bol Dir Malariol Sam Amb 1963; Junio: 114-6.         [ Links ]

3.- GAMBOA CUADRADO J, PEREZ L J. El "rancho" Venezolano: Su influencia en la Prevalencia Triatomina doméstica. Bol Dir Malariol Sam Amb 1965; Junio: 129-40.         [ Links ]

4.- PEDREIRA DE FREITAS, ALVES FERREIRA O, GARCIA DUARTE G, HADDAD N. Combate intensivo aos triatomineos de hábitos Domiciliarios. Rev Inst Med Säo Paulo 1960; 2: 100-7.         [ Links ]

5.- PIFANO F. Algunos aspectos de la Enfermedad de Chagas en Venezuela. Arc Venezolano Med Trop Parasitológica Médica 1960; 2: 71-99.         [ Links ]

6.- LENT H, VALDERRAMA A. Hallazgo en Venezuela del triatomino Rhodnius robustus. Larrousse, 1927 en la palma Attalea maracaibensis Martins. Bol Dir Malariol Sam Amb 1973; 13: 175-9.         [ Links ]

7.- TONN R J, CARCAVALLO R, ORTEGA R, CARRASQUERO B. Método de estudio de triatominos en el medio silvestre. Bol Dir Malariol Sam Amb 1976; 16: 146-52.         [ Links ]

8.- GAMBOA CUADRADO J. Infestación y densidad de Rhodnius prolixus selvático en Venezuela. Bol Dir Malariol Sam Amb 1963; Diciembre: 321-9.         [ Links ]

9.- SCHOFIELD C J, DIOTAIUTI L, DUJARDIN J P. The process of domestication in Triatominae. Men Ins Oswaldo Cruz Rio de Janeiro 1999; 94: Suppl 1: 375-8.         [ Links ]

10.- BARRET T V, GUERRREIRO J.Os triatomineos (Hemiptera, Reduviidae) em relacao á Doenca de Chagas. In Bases Cientificas para Estratégias de Preservacao e Desenvolvimento da Amazónia: Fatos e Perspectivas, CNPq/INPA, Belen 1991; 119-30.         [ Links ]

11.- DA SILVA VALENTE S A, DA COSTA VALENTE V, NETO H F. Considerations on the epidemiology and transmission of Chagas Disease in the Brazilian Amazon Mem Inst Oswaldo Cruz Rio de Janeiro 1999; 94: Suppl 1: 376-98.         [ Links ]

12.- FELICIANGELI D, DUJARDIN J P. Is Rhodnius robustus (Hemiptera: Reduviidae) responsible for Chagas disease transmission in Western Venezuela?. Trop Med and International Health 2002; 7: 280-7.         [ Links ]

13.- LUGO DE YARBUH A. Factor de permeabilidad de las deyecciones de Rhodnius prolixus (Hemiptera: Triatominae). Bol Dir Malariol Sam Amb 1984; 24: 1-7.         [ Links ]

14.- BRAUM A, DELASCIO F. Palmas autóctonas de Venezuela y de los países adyacentes. Litopor. C.A. 1987; 156 pp.         [ Links ]

15.- BRAUM A. Las palmas de la sabana de Venezuela. Litho. Tip. C.A., Caracas, 1995; 63 pp.         [ Links ]

16.- LARROUSSE F. Etude biologique et systématique du genre Rhodnius Stal (Hemiptera: Reduviidae). Annales de Parasitologie T V 1927; 1: 63-88.         [ Links ]

17.- CARCAVALLO R U, GALÍNDEZ I, JURBERG J, et al. Atlas of Chagas'Disease vectors in the Americans. 1998; Vol. I, II, III. Friocruz Editorial.         [ Links ]

18.- LENT H, WYGODZINSKI P. Revision of the Triatominae (Hemiptera: Reduviidae) and their significance as vectors of Chagas disease. Bull. Am Mus Nat Hist 1979; 163: 1-529.         [ Links ]

19.- ROMAÑA C A, PIZARRO J, RODAS E, et al. Palm trees as ecological indicators of risk area for Chagas 'Disease. Trans Royal Soc Trop Med Hyg 1999; 93: 394-5.         [ Links ]

20.- CARCAVALLO R U, TONN J. Clave gráfica de Reduviidae (Hemiptera) hematófago de Venezuela. Bol Dir Malariol Sam Amb 1976; 16: 244-65.         [ Links ]

Agradecimiento: La identificación especifica de las cepas originales de R. prolixus y R. robustus, fueron hechas con la colaboración del Dr. Itamar Galíndez y el mantenimiento de las mismas estuvo a cargo del Técnico Superior Pecuario Rafael Barazarte.

 

Email: Ana_Longa@ latinmail.com.ve. avlb66@yahoo.com.ve

Este trabajo recibió financiamiento parcial del Proyecto ADG, Emérito, "José V. Scorza"

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons