SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número72Taller estero Marga Marga: Viña del Mar, ChileThames Gateway. Regeneración de suelos postindustriales: Londres, Inglaterra índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


ARQ (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  n.72 Santiago ago. 2009

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962009000200013 

ARQ, n. 72 Ríos urbanos, Santiago, agosto 2009, p. 64-69.

OBRAS Y PROYECTOS

The High Line
Nueva York, EE.UU.

Field Operations
James Corner *

* Profesor, University of Pennsylvania School of Design


Resumen

El abandono de la infraestructura construida ha generado zonas urbanas deterioradas y sensibles. The High Line, antigua línea de tren elevada en Manhattan poniente, es terreno para la creación de espacios públicos en un nivel nuevo que relaciona zonas residenciales, comerciales e industriales. Se incorpora un foco verde que enriquece y revaloriza el entorno..

Palabras clave: Urbanismo-EE.UU., río Hudson, espacios públicos, prefabricación, sustentabilidad


Abstract

The abandonment of built infrastructure has created deteriorated and sensitive urban zones. The High Line, the old elevated train line in Manhattan west, is the site of the creation of public spaces at a new level, integrating residential, commercial, and industrial zones.  The High Line incorporates itself as a green focus that enriches and adds value to its surroundings.

Key words: Urbanism-EE.UU., Hudson River, public spaces, prefabrication, sustainability.


 

Field Operations es el grupo de diseñadores encargados de la transformación de una línea de tren elevada —The High Line—, antes abandonada y con un largo de 1,9 km en el borde poniente de la isla de Manhattan, Nueva York. El proyecto es un espacio público abierto y un parque que se plantea como un nuevo hito extendido sobre la ribera del río Hudson. Las primeras nueve manzanas —de un total de 24— esperan ser abiertas al público durante la primavera de 2009; en ellas se incluyen más de 3.500 piezas de hormigón prefabricado que construyen senderos peatonales, mobiliario urbano diseñado especialmente para el proyecto —Peelup Benches(1)— y la plantación de más de 1.000 árboles, 50.000 arbustos, 30.000 bulbos y varios metros cuadrados de pasto.
The High Line busca promover los principios más relevantes de la sustentabilidad ecológica, además de buscar la regeneración urbana promoviendo la reutilización y conservación en reemplazo de nuevas construcciones. En total, el proyecto reutiliza 24 há de áreas industriales en desuso, estableciendo un corredor urbano verde para peatones que provea de futuros nexos con otros parques y áreas verdes a lo largo del río Hudson, además de otorgar espacios públicos de calidad para la ciudad. El Comisionado para el Desarrollo Económico de Nueva York estima que The High Line ya ha generado inversiones privadas cercanas a los US$ 4 billones en edificios comerciales, residenciales y hoteles adyacentes al parque.
El diseño busca manejar el delicado balance entre la preservación y la transformación total, creando un nuevo paisaje marcado por una sofisticación propia del carácter más bien despojado y elemental del proyecto, sin subestimar el uso y popularidad de un nuevo espacio público. Esta noción es la base para la estrategia general: un sistema de materiales que al organizarse permiten diferentes relaciones entre superficies blandas y duras, creando transiciones desde áreas de alto tránsito —100% duras— a zonas de vegetaciones diversas —100% blandas—, con la experimentación como base para sus relaciones.

Respetar el carácter de The High Line ha sido la intención de los arquitectos; mantener su singularidad y linealidad, su pragmatismo simple y las propiedades emergentes de las plantas naturales mezcladas con lastre, acero y hormigón. Las estrategias utilizadas fueron básicamente tres: primero, la creación de un nuevo sistema de pavimentación construido con placas lineales de hormigón separadas en bordes y junturas, lo que permite entremezclar la vegetación con materiales más duros; esta mezcla crea un efecto de inmersión, paseando dentro en vez de sentirse distanciado mientras la selección y ordenamiento de prados, plantas y hierbas ayudan a definir un carácter dinámico y natural. La segunda estrategia es dar sensación de permanencia, de bajar los ritmos de recorrido y promover la idea de que uno se encuentra en un lugar sin tiempo. Largas escaleras, paseos sinuosos y rincones escondidos invitan a quedarse. El tercer acercamiento intenta cambiar la sensación de escala del lugar, minimizando la actual tendencia a hacer las cosas grandes y obvias; en otras palabras, se busca una medida más sutil que calce con la escala del proyecto. El resultado es una variada y episódica secuencia de espacios públicos y paisajes, dispuestos a lo largo de una simple y consistente línea de tren que otorga algunas de las vistas elevadas más destacadas de Nueva York y del río.



Ficha Técnica
THE HIGH LINE
Arquitecto jefe de proyecto James Corner
Arquitectos Lisa Tziona, Nahyun Hwang / Field Operations
Arquitectos colaboradores Sierra Bainbridge, Justine Heilner, Tom Jost, Danilo Martic, Tatiana von Preussen, Maura Rockcastle, Tom Ryan, Lara Shihab-Eldin, Heeyeun Yoon, Hong Zhou
Asesores Diller Scofidio + Renfro (arquitectura), Buro Happold (estructura e ingeniería), Robert Silman Associates (diseño estructural y preservación histórica), Piet Oudolf (horticultura)
Ubicación río Hudson entre Gansevoort St. y West 30th St., Manhattan, Nueva York, EE.UU.
Cliente Sociedad pública y privada entre la ciudad de Nueva York y Amigos de The High Line
Ingeniería y transporte Philip Habib & Associates
Ingeniería ambiental y levantamiento topográfico grb Services, Inc.
Ingeniería hidráulica cms collaborative
Proyecto de riego Northern Designs
Iluminación L’Observatoire International
Materialidad pavimentos en placas prefabricadas de hormigón, terminaciones en hormigón y madera de Ipé, reinstalación de vías y rieles de acero, rieles a medida en cables y mallas de acero tipo mesh de acabado negro, estructuras para iluminación de aluminio y acero inoxidable, bordes y maceteros en acero envejecido, vegetación de pastos, arbustos, bulbos, árboles perennes, plantas de pantano y piedras
Presupuesto 13 uf/ m2  - US$ 456,1/ m2
Superficie terreno 24 há
Superficie construida primera sección 11,4 há
Año proyecto 2004
Año construcción 2004-2009


Notas

1. Bancos de madera exteriores que, con el paso del tiempo, se desgastan y envejecen tornándose grisáceos (N. del Ed.).


Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons