SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número57Paisajismo para La ReservaUna ética del desierto: investigación estética índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


ARQ (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  n.57 Santiago jul. 2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962004005700012 

ARQ, n. 57 Zonas áridas / Arid zones, Santiago, julio, 2004, p. 50 - 51

OBRAS Y PROYECTOS

Taller Vivienda elemental

Tomás Cortese
profesor: Rodrigo Pérez de Arce
Iquique, Chile

Resumen
Una estructura vertical, construida a partir de postes prefabricados para el tendido eléctrico, es el punto de partida de esta intervención en un barrio periférico de Iquique. Considerando un clima que permite que muchas actividades domésticas se realicen al aire libre y la importancia de la sombra en el espacio público árido, el proyecto plantea una serie de operaciones que mejoran las condiciones de habitabilidad en el campamento. Simultáneamente, introduce la dimensión vertical en el conjunto, y una nueva coordenada de crecimiento para las viviendas.
Palabras clave: Arquitectura – Chile, zonas áridas, vivienda social, transferencia tecnológica.

Abstract
A vertical structure built from prefabricated electricity poles is the starting point for this intervention in a neighborhood on the periphery of Iquique. The project involves a series of operations aimed at improving the settlement’s livability, taking into account a climate that allows many domestic activities to take place outdoors and the importance of shade for public spaces in arid zones. It also introduces the vertical dimension in ensembles and a new growth coordinate for housing units.
Key words: Architecture – Chile, arid zones, social housing, technology transfer.

Este proyecto fue desarrollado en el marco del Taller de Vivienda elemental, realizado conjuntamente en el año 2001 por la Universidad de Harvard y la Pontificia Universidad Católica de Chile, mediante dos talleres paralelos: en Santiago a cargo de los profesores Rodrigo Pérez de Arce y Patricio Mardones, y en Harvard a cargo de Alejandro Aravena.


El ready made
La estrategia del ready made buscó capitalizar arquitectónicamente la oferta de productos industrializados presentes en el mercado, desmontando las convenciones sobre su aplicación. Consecuentemente, se trabajó con la posibilidad del “proyecto abierto”: en la medida que estos productos se mantienen en el mercado, ellos son también accesibles para futuras necesidades constructivas de la obra.
Enfrentar el tema de la vivienda desde la estrategia del ready made implica enfatizar la idea de proceso por sobre la de proyecto terminado (housing as a verb). Lo anterior reconoce de modo implícito que en el ámbito de la vivienda social, el diseño de la imagen urbana es lo que primero se rearticula por efecto de la enorme vitalidad constructiva de los propios habitantes. El ready made será un producto industrial transferido a la esfera de la vivienda a través de un proyecto entendido como el conjunto de operaciones que producen un edificio determinado.
Tomás Cortese utiliza como ready made el poste de hormigón pretensado, un producto industrial sencillo, resistente y extraordinariamente ubicuo, utilizado extensivamente para el colgado de cables eléctricos y dispositivos de iluminación urbana. Este producto de bajo costo (US$ 70 por unidad aprox.), simplemente empotrado, es resistente al sismo y no requiere de fundaciones. Responde eficazmente a solicitaciones de compresión y tracción, resiste grandes cargas y demuestra una notable elasticidad. Por último, el poste introduce a bajo costo una apreciable dimensión vertical a un horizonte de edificaciones usualmente confinadas a un solo nivel.
De ser correcta la tesis que sustenta el presente proyecto, ella asegura un modo alternativo de estructura y un potencial de densificación de viviendas en su estrato mas básico y frágil: el del campamento informal.
Rodrigo Pérez de Arce

Operaciones elementales en un campamento de Alto Hospicio, Iquique
[ poner la mesa ]

El asentamiento sobre el que operaría el proyecto ha sido construido espontáneamente por sus habitantes utilizando mínimos recursos.
Localizado en el desierto del norte de Chile, el clima seco y temperado permite que las actividades domésticas puedan ser normalmente efectuadas al aire libre en la medida que se hallen protegidas del sol.
Las unidades constructivas mínimas utilizadas en esta toma(1) son, en su mayoría, productos industriales excedentes de la actividad portuaria de la ciudad, como pallets y diversos desechos originados en embalajes. Sin embargo es la mediagua, habitación de madera prefabricada de 3 x 6 m, disponible por $ 250.000 (US$ 420), el producto más reiterativo y podríamos decir estructurante de las formas urbanas que en definitiva se producen en el lugar. Es posible encontrar este producto industrial a lo largo de todo el país, y es extensivamente utilizado como solución habitacional de emergencia.
La penetrante imagen del poste de iluminación pública en estas ciudades elementales ha simbolizado históricamente la llegada del progreso. Cuando cientos de ellos se erigen declarando un primer paso urbanizador, introducen una dimensión vertical en las calles al mismo tiempo que fijan un módulo de ocupación sobre el suelo.
La pieza del poste de iluminación, prefabricada en hormigón, será el elemento estratégico ocupado en este proyecto. Actuará como soporte de un proceso de densificación, y será un instrumento guía para la consolidación de una imagen urbana.
Unidad elemental (US$ 650)
Cuatro postes, tres canales de acero de 20 cm de alto, ocho pernos, diez vigas de madera, nueve tableros de O.S.B. y 20 metros de cable tensor. Una escalera pre-fabricada. En tres días se arma una estructura, una suerte de mesa, en el plomo delantero de dos sitios enfrentados del campamento.
Movimiento de pesos
Una vez instalada esta estructura, una mediagua puede ser levantada para ser re-construida sobre ella, liberando un espacio techado a nivel del suelo. Las medidas de la superficie que soporta la estructura, 3,8 x 6 m, permiten dejar, fuera de la mediagua, 4,8 m2 libres para circular.
Estratificación
La intensificación coordinada del uso del soporte-mesa permitiría, en una última etapa, la instalación de sombreaderos de malla raschel sobre la calle, tensados entre los postes. Con esto se busca generar una nueva escala y un ritmo de luz y sombra sobre las calles, habilitándolas como un espacio público para los vecinos. De este modo un estrato superior preside y hace nítida una imagen urbana por sobre la heterogeneidad material de esta ciudad de emergencia.
Tomás Cortese

Ficha técnica
Proyecto Poner la mesa

Taller Vivienda elemental, primavera 2001
Autor: Tomás Cortese
Profesor: Rodrigo Pérez de Arce
Ayudante: Patricio Mardones
Ubicación: Toma Alto Molle, Alto Hospicio, Iquique, Chile.
Materialidad: Postes de hormigón pretensado, acero, madera, malla raschel
Superficie construida: 48 m2 por unidad de vivienda
Año proyecto: 2001
Fotografías e imágenes digitales: Tomás Cortese, Mirko Salfate

 

notas
1. Se trata de un caso de ocupación ilegal de terrenos por parte de un numeroso grupo de pobladores, que ha evolucionado en un asentamiento complejo y consolidado en la periferia de la ciudad (N. del E.).

Tomás Cortese
Licenciado en Arquitectura, Universidad Católica de Chile, 2002, y alumno del programa de Magister en Arquitectura de la U.C. Actualmente colabora en el proyecto de Vivienda Social Quinta Monroy en Iquique, junto con los arquitectos Alejandro Aravena y Alfonso Montero, además de llevar a cabo un programa de asistencia técnica para las familias de la Quinta Monroy.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons