SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número18Ética e reformulação-fundamentação dos princípios da educação ambientalGalo Ghíglíotto. Valdivia índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Literatura y lingüística

versión impresa ISSN 0716-5811

Lit. lingüíst.  n.18 Santiago  2007

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-58112007000100019 

 

Literaturay Lingüística N°18 ISSN 0716-5811 /pp. 323-325

Presentaciones y reseñas

Pensamientos de mujer,

poemas, Eliana Astraín Aguilera, Lom Ediciones, impresión. Santiago de Chile, 2006

Dr. José de la Fuente A.


 

El tercer milenio de la humanidad comenzó con la herencia de un síntoma de extrañeza y desdén por la palabra. La sensación de levantarnos cada mañana transformados en insectos, se ha convertido para miles de seres humanos en la condición del hombre caído, alienado, desleído, fragmentado en sus vínculos y no reconocido en sus derechos. En Pensamientos de mujer, expresión lírica de Eliana Astraín Aguilera, nuestros cuerpos vuelven a recuperar el alma, la palabra recobra su sentido en el ritmo de la poesía verdadera y, por sobre todo, constatamos que aún no está sellado el destino (que a veces apreciamos muy oscuro y aciago) de nuestra civilización.

Me parece que la mejor manera de presentara esta insigne poetisa de Rengo, es adentrándonos en la tercera estrofa de su poema autobiográfico intitulado "La piedra". Con la ternura de quien acoge, comprende y se entrega a los demás, nos dice en un tono de humildad aparentemente irrealizado: "Soñé con ser tantas cosas / y ninguna pudo ser / ni mar, ni flor, ni diamante / simplemente soy mujer". La raíz y tema de este libro es, al contrario de los poetas que se sintieron perdidos en el mundo como Baudelaire, Rimbaud y de quienes irrumpieron con la profecía de la negación de ciertos escritores de vanguardia, la confirmación de ser mujer como sustrato de todo lo demás, de los aciertos y desaciertos, de los avances y de los embargos. Reconocida en su rusticidad, avanza por el camino de los sueños con la esperanza de ser algún día diamante, gota de agua, violeta, rosal, etc.

Pensamientos de mujer es un libro constituido por una cincuentena de poemas clasificados en la convergencia de las experiencias de infancia y en las vivencias de las profundidades del alma. Amor, sabiduría y lírica atan y despliegan las emociones contenidas en cada uno de los versos. A través de cuatro movimientos, el temple de ánimo de la Hablante, se justifica en la recurrencia de la oralidad para la escritura; sin la recuperación del canto, no hay identidad; sin la palabra viva, la dimensión religiosa pierde la sacralidad del mito al interior de la familia rural.

El primer movimiento, "La vida", está enmarcado en la encarnación de la sabiduría, referido al amor de pareja, en la esperanza del "Cantar de los cantares" y en cómo el arte poético se conjuga positivamente con la "pérdida del tiempo", sensación deplorable para quienes han transformado su alma en objeto. Uno de los eslóganes de la sociedad capitalista insiste en que el "tiempo es oro" y que "todo hombre tiene su precio". Aquí, como la definía Antonio Machado, la poesía es la palabra esencial en el tiempo; el oro físico y simbólico carece de significación y cada hombre es único, irrepetible y digno de ser lo que es...EI poema "Si tú" es elocuente: "si tú me hablaras de amor de vez en cuando / y me hicieras sentir que aún me amas/ florecería en mí la primavera/y sentiría más claramente mis mañanas. / Pero vives apurado y protestando / de cada cosa que sucede en el día / y tu protesta evita que valores /las cosas simples pero buenas de la vida". Entonces, perder el tiempo, es recuperar la mirada en el espacio de los sueños, es restablecer los lazos familiares y solazarse con la naturaleza.

El segundo movimiento lo conforman sólo tres poemas. Aquíseevoca la tradición de la ternura en las mujeres latinoamericanas, y entre ella se aprecia la complicidad con Sor Juana Inés de la Cruz y con Gabriela Mistral. Es la niñez asociada a la cuna, al lecho del cuidado supremo en la intimidad de la madre entregada al cultivo de sus semillas: "Anoche nació una niña / y la luna la besó / las estrellas le cantaron / y la niña se sonrió".

En el tercer movimiento, "Las vivencias", se instituye que todos los códigos y lenguajes inventados o desarrollados en el proceso de evolución, son insuficientes para el alma enamorada y confiada en la bondad. El amor auténtico es el único esperanto que puede satisfacer nuestras ansias de comunicación y encuentro. Aquí se destacan los poemas "Mi abuela materna", "Mi esposo y yo", "Rengo". En general, son quince poemas láricos de recuperación de la memoria y del paisaje: arraigo, tradición, herencia, geografía y lazos familiares. Se atisba el fenómeno de la modernidad en la ciudad babilónica que habla en todos los idiomas, desde el graffiti al de la publicidad hasta anularse en sus signos cabalísticos, situación que se revierte en los corazones enamorados: "Hablamos distintos idiomas / aunque somos madre e hijo / yo, con mi modo a la antigua / tú, con tu modernismo. / Hablamos distinto idioma / mas, tú y yo estamos de acuerdo / que aunque el idioma nos separe / tú me quieres y yo te quiero".

En el cuarto movimiento, "espiritualidad" aquí la Hablante se identifica en los ocho poemas con la imagen del Hijo de Dios sufriente y entregado. Es la divisa del deseo de paz para el mundo. El poema "Navidad" gira en torno a la interrogante del acontecimiento histórico del nacimiento de Jesús: "Es cántico y oración / es abrazo fraternal / es querer de corazón /a la gente por igual".

En Pensamiento de mujer (léase sentimiento, emoción, inteligencia de la acogida), no sólo se ama, sino que se adama como lo dice con maestría San Juan de la Cruz (1542-1591) en el "Manuscrito de Jaén", conocido también como Cántico espiritual, subida del monte Carmelo en su famoso poema "Coplas del alma que pena por ver a Dios". Al concluir la lectura de este libro, me pregunté qué somos en el amor y en el amar. Me situé en la ambivalencia de lo que somos: en el sapiens y en el demens, en la limitación de nuestra inteligencia y en la locura de escudriñar en la mente de Dios. Con Heráclito, el lector se rinde a la vida ante la pregunta qué es vivir: morir de vida y vivir de muerte. Y ante la pregunta sobre qué es la poesía, además de lo que afirma Machado, podríamos decir que es un lenguaje metafórico, empírico, mágico y mítico. Una lucha entre el estado prosaico y el poético, entre lo falso y lo verdadero. Pero siempre, algo más que conocimiento y pensamientos: sabiduría por saber gozar de los placeres sin perderse en los deseos y en el individualismo, salir de la oscuridad hasta alcanzar la consumación como la confirma San Juan:

"Vivo sin vivir en mí
y de tal manera espero
que muero porque no muero
en mí yo no vivo ya,
y sin Dios vivir no puedo
pues sin Él y sin mi quedo,
este vivir ¿qué será?
mil muertes se me hará,
pues ni misma vida espero
muriendo, porque no muero".

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons