SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.18 suppl.1Streptococcus pneumoniae: Epidemiología y resistencia a antimicrobianos de las enfermedades invasoras en LatinoaméricaEpidemiología molecular de Streptococcus pneumoniae índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. v.18  s.1 Santiago  2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182001000000004 

Epidemiología de las enfermedades invasoras causadas
por Streptococcus pneumoniae
en niños chilenos:
Proyecciones clínicas y de salud pública

EPIDEMIOLOGY OF Streptococcus pneumoniae INVASIVE DISEASE IN
CHILEAN CHILDREN: CLINICAL AND PUBLIC HEALTH PERSPECTIVES

ROSANNA LAGOS Z1, E. U. ORIANA SAN MARTIN B2, ALVARO ERAZO L3, ALFREDO AVENDAÑO B,4
MYRON M. LEVINE5 y GRUPO DE TRABAJO COLABORATIVO PARA EL DIAGNÓSTICO DE
INFECCIONES PNEUMOCÓCCICAS DEL NIÑO6.

INTRODUCCIÓN

Hasta hace muy poco, las enfermedades pediátricas causadas por Streptococcus pneumoniae sólo podían ser combatidas en la arena de la terapéutica. Es comprensible que durante todo este tiempo fuera necesario fortalecer el conocimiento de la fisiopatología y los mecanismos condicionantes de mayor gravedad clínica, junto con priorizar la investigación y el desarrollo de nuevos y mejores antimicrobianos, para competir con el vasto repertorio de recursos adaptativos de esta bacteria. Es indiscutible que el tratamiento etiológico y las terapias de apoyo han conseguido mejorar en forma notable el pronóstico de las formas más graves de enfermedad neumocóccica; sin embargo, es igualmente evidente que los beneficios de las estrategias curativas sólo han logrado favorecer a un segmento minoritario de la población infantil mundial - paradójicamente el menos expuesto al riesgo de contraer enfermedades neumocóccicas severas - que tiene el privilegio de poder acceder a razonables servicios de cuidado de la salud. Además de la inaceptable inequidad inherente a esta situación, existen dos nuevos motivos que obligan a revisar las actuales medidas de control de las enfermedades pediátricas causadas por S. pneumoniae. El primero es la emergencia y rápida diseminación global de cepas resistentes y multiresistentes a antimicrobianos. El segundo es la materialización de la oportunidad, largamente esperada, de prevenir las enfermedades neumocóccicas del niño mediante la inmunización activa. Ambos elementos, resistencia y posibilidad de prevención, configuran un nuevo escenario para el combate global de las enfermedades neumocóccicas, donde el conocimiento epidemiológico es la piedra angular del diseño y la implementación de las nuevas estrategias de control, para los individuos y para las poblaciones.

Este artículo ofrece una descripción de la epidemiología básica de las enfermedades invasoras causadas por S. pneumoniae en niños chilenos bajo 5 años de edad, basada en una recopilación de casos atendidos a lo largo de un período de 7 años (enero de 1994-diciembre, 2000), en hospitales del Sistema Público de Salud de la Región Metropolitana (RM). Durante los últimos tres años de este estudio se han ido implementado medidas progresivas para reforzar la pesquisa clínica y la confirmación de laboratorio de los casos sospechosos, a través de un esfuerzo mancomunado del equipo de trabajo CVD-Chile, el Sub-departamento de Microbiología Clínica del ISP de Chile y los profesionales de los servicios clínicos, de laboratorio y de emergencia de los hospitales que se mencionan más adelante.

MÉTODOS

Definición de caso de enfermedad invasora causada por Streptococcus pneumoniae. En este estudio, un caso de enfermedad invasora por S. pneumoniae está representado por un paciente bajo 5 años de edad, residente en la RM, que presentó un síndrome clínico compatible con enfermedad neumocóccica (neumonía, pleuroneumonía, meningitis, artritis séptica, sepsis, peritonitis, síndrome febril, etc), asociado a aislamiento del patógeno en un fluido corporal normalmente estéril como sangre, LCR, líquido pleural, articular, óseo o peritoneal.

Estimación de la población en estudio. Para los cálculos de incidencia de morbilidad se utilizaron las cifras poblacionales informadas por el Instituto Nacional de Estadísticas para los años respectivos, proyectadas a partir del Censo Nacional de Población y Vivienda de 1992.

Pesquisa prospectiva de enfermedades invasoras causadas por S. pneumonaiae en todos los hospitales públicos con servicios de internación pediátrica de la Región Metropolitana: enero 1994 - diciembre 2000. Desde el 1 de enero de 1994 (y hasta la fecha de esta comunicación), hemos mantenido una rutina de pesquisa prospectiva, en tiempo real, de los casos de enfermedad invasora por S. pneumoniae documentados con aislamiento del patógeno en un fluido estéril, en todos los hospitales de la RM que tienen unidades de hospitalización de niños: Exequiel González Cortés, Parroquial de San Bernardo, Roberto del Río, Luis Calvo Mackenna, Sótero del Río, Padre Hurtado, Félix Bulnes Cerda, San Juan de Dios y San Borja- Arriarán. Enfermeras de CVD-Chile revisan los regis tros de bacteriología de cada hospital para identificar los aislamientos de S. pneumonaie en fluidos estériles, y luego inspeccionan las fichas clínicas correspondientes para completar un formulario con datos clínicos y demográficos básicos. Los registros de laboratorio son inspeccionados diariamente, o al menos tres días a la semana, de tal forma que la mayor parte de las veces se detecta el aislamiento de S. pneumoniae mientras el paciente se encuentra internado en el hospital. Esto permite entrevistar a la familia para certificar datos de residencia y completar otros datos de interés, cuando estos no están registrados en la ficha clínica.

Estandarización de los procedimientos de laboratorio para la investigación de S. pneumoniae en sangre y fluidos estériles. A partir de agosto de 1998, la metodología de pesquisa descrita arriba fue reforzada a través de dos intervenciones específicas. Por una parte se intensificó la búsqueda de casos de bacteremia neumocóccica a través de la recolección sistemática de hemocultivos en niños febriles consultantes en las Unidades de Emergencia de la RM (El impacto de esta medida sobre la incidencia de infecciones invasoras será motivo de otra publicación). Paralelamente se implementaron medidas dirigidas a estandarizar los procedimientos de laboratorio y a aumentar las posibilidades de confirmación bacteriológica de los casos sospechosos. Específicamente, los laboratorios de microbiología adoptaron un protocolo de trabajo común para el estudio de las muestras de sangre y fluidos estériles; incorporaron tecnologías automáticas para el procesamiento de los hemocultivos y comenzaron a utilizar medios sólidos de origen comercial, con altos estándares de control de calidad, para la siembra primaria de fluidos estériles y los subcultivos de las muestras de sangre. Estos cambios fueron implementados a partir del 1° de agosto de 1998, en los tres hospitales pediátricos de RM (Roberto del Río, Exequiel González Cortés y Luis Calvo Mackenna), y en los seis hospitales restantes, a partir del 1 de agosto de 1999.

Verificación de los aislamientos de S. pneumoniae, y estudio de susceptibilidad a antimicrobianos en el Instituto de Salud Pública de Chile. Los hospitales pediátricos de la RM comenzaron a enviar cepas de S. pneumoniae procedentes de procesos invasores al Laboratorio de Referencia Nacional en 1993, a raíz del proyecto de Vigilancia Regional de Vigilancia de Meningitis y Neumonías de OPS-SIREVA. La referencia se ha sistematizado progresivamente a lo largo del trabajo colaborativo de los últimos años, de manera que en la actualidad casi la totalidad de las cepas de S. pneumonaie aislados de fluidos estériles, de niños atendidos en hospitales de la RM son recibidas en el ISP, en condiciones de viabilidad que permiten su serotipificación y estudio de susceptibilidad a antimicrobianos. En este reporte daremos cuenta de los resultados de susceptibilidad a penicilina y cefotaxima obtenidos en el Laboratorio de Referencia Nacional, por técnica de CIM (microdilución). Los resultados de los estudios de serotipos serán comunicados en otra publicación.

RESULTADOS

Incidencia de hospitalización por enfermedades neumocóccicas invasoras en niños bajo 5 años de edad residentes en la Región Metropolitana, 1994 - 2000. La Tabla 1 muestra un panorama general de la incidencia de enfermedades neumocóccicas invasoras en esta población, basado en las hospitalizaciones atendidas en establecimientos del Sistema Público de Salud, a lo largo de los siete años de observación abarcados en el estudio. Los datos aparecen desglosados en tres columnas, para separar las etapas en que se implementaron cambios graduales en la metodología de pesquisa bacteriológica. La primera columna resume 4 años 7 meses de recopilación de los casos de enfermedad neumocóccica invasora, diagnosticados en los hospitales públicos de la RM con los métodos bacteriológicos tradicionales disponibles en ese período. Al centro se muestra el período agosto, 1998 - julio, 1999, durante el cual los tres hospitales pediátricos de la RM utilizaron sistemas de hemocultivos automáticos y medios de sub-cultivo comerciales, mientras que los restantes hospitales continuaron aplicando el método manual y produciendo localmente sus medios de sub-cultivo. Por último, en la columna de la derecha se informa la incidencia de enfermedades invasoras causadas por S. pneumoniae en el período de 17 meses comprendido entre el 1 de agosto de 1999 y el 31 de diciembre de 2000, durante el cual los diez hospitales estatales con servicios de internación pediátrica procesaron los hemocultivos en sistemas automáticos y utilizaron agar comercial para la siembra de fluidos estériles y el traspaso de los hemocultivos positivos.

Tabla 1. Promedio anual de casos e incidencia de enfermedad invasora por Streptococcus pneumoniae en niños de la
Región Metropolitana, en tres períodos
Enero 1994 a julio 1998
Agosto 1998 a julio 1999
Agosto 1999 a diciembre 2000
PROMEDIO ANUAL
Edad (meses)

Población

Casos
Incidencia x105
Población
Casos
Incidencia x105
Población
Casos

Incidencia x 105

0 a 5 58.023 38 65,5 57.868 32 55,3 57.753 28,4 49,2
6 a 11 58.023 24,9 42,9 57.868 39 67,4 57.753 33,3 57,7

12 a 17

58.023 16,4 28,3 57.868 29 50,1 57.753 24,8 42,9
18 a 23 58.023 10 17,2 57.868 15 25,9 57.753 8,5 14,7

24 a 35

116.045 9,2 7,9 115.736 19 16,4 115.506 9,9 8,6
36 a 47 116.045 7 6,0 115.736 15 13,0 115.506 9,2 8,0
48 a 59 116.045 5,9 5,1 115.736 13 11,2 115.506 9,2 8,0
 
0 a 59 580.227 111,4 19,2 578.680 162 28,0 577.530 123,3 21,3

Esta visión panorámica permite varias observaciones generales relevantes. Para empezar, la incidencia anual promedio de enfermedad invasora en niños de 0 a 5 años se aprecia muy semejante en los dos períodos extremos informados en la tabla, y muestra un incremento sustantivo (10 a 11 puntos) en el período intermedio; esto ilustra que el comportamiento endémico de estas enfermedades no está exento de fluctuaciones temporales considerables. Por otra parte, esta fluctuación errática pudiera hacer pensar que las mejoras implementadas en los laboratorios no tuvieron el efecto esperado sobre la sensibilidad de los métodos de cultivo de sangre y fluidos estériles. Mirada en más detalle, sin embargo, la tabla informa una disminución sostenida de la incidencia de enfermedad invasora en lactantes de 0 a 5 meses a través de los tres períodos del estudio, mientras que todos los otros grupos de edad tuvieron un aumento de la incidencia con respecto al primer tramo de tiempo. No existen razones para sospechar que los métodos utilizados a partir de agosto de 1998 pudieran haber perjudicado selectivamente la sensibilidad de los cultivos practicados a los niños más pequeños; en consecuencia, es pertinente concluir que a lo largo de estos siete años de observación ocurrió un descenso real de la incidencia de enfermedades invasoras causadas por S. pneumoniae, en las edades más precoces de la vida.

Síndromes clínicos de enfermedad neumocóccica invasora. En la Tabla 2-A se informa la frecuencia relativa de las diferentes formas clínicas de enfermedad invasora causada por S. pneumoniae, en los 846 casos detectados a lo largo de los siete años de estudio. Destaca un claro predominio de las formas meníngeas y respiratorias bajas en la serie general, así como una proporción significativamente mayor de casos de meningitis en el primer tramo de edad. Como complemento, la Tabla 2-B informa una tendencia decreciente altamente significativa en la proporción de casos de meningitis a lo largo de los tres períodos, a expensas de un incremento de la proporción de otras formas de enfermedad grave (entre las cuales hemos agrupado las peritonitis primarias, osteo-artritis, celulitis y otros síndromes de ocurrencia menos frecuente). A la luz de lo expuesto en las Tablas 1 y 2-A, esta disminución sustancial en la proporción de casos de meningitis debería obedecer a una reducción en las tasas de ataque de la enfermedad neumocóccica invasora en lactantes pequeños, el grupo etario más proclive a desarrollar enfermedad de localización meníngea.

Tabla 2-A. Síndromes clínicos de enfermedad invasora por Streptococcus pneumoniae en niños de
la Región Metropolitana, por grupos de edad: enero, 1994 a diciembre, 2000
EDAD
Meningitis
Pleuroneumonía
Neumonía y septicemia
Otras
Toda
(meses) n % n % n % n % n
0 a 5 105 42,7 80 32,5 33 13,48 28 11,4 246
86 a 11 850 25,0 99 49,5 15 7,5 36 18,0 200
12 a 23 843 20,3 1198 56,1 21 9,9 29 13,7 212
24 a 35 888 10,7 47 62,7 85 6,7 15 20,0 875
36 a 59 810 88,8 59 52,2 89 8,0 35 31,0 113
80 a 59 216 25,5 4048 47,8 83 9,8 1438 16,9 846

Tabla 2-B. Síndromes clínicos de enfermedad invasora por Streptococcus pneumonioae en niños
de la Región Metropolitana en tres períodos
Meningitis* Neumonía y pleuroneumonía Septicemia Otras* Todas
Período n % n % n % n % n
Enero 1994 - julio 1998 155 30,4 227 44,5 57 11,2 71 13,9 510
Agosto 1998 - julio 1999 834 21,0 889 54,9 13 88,0 26 16,0 162
Agosto 1999 - diciembre 2000 827 15,5 888 50,6 13 87,5 46 26,4 174
* Las pruebas de chi-cuadrado de tendencia para las series Meningitis y Otras son altamente significaticas (p < 0,0001).

La tasa de letalidad general observada en esta serie de 846 casos alcanzó a 8,9% (75/846), y no tuvo variaciones sustantivas a través de los siete años del estudio. Como es de esperar, en el grupo de fallecidos estuvieron sobre-representados los casos con focalización meníngea (33/75, 44,0%) y los niños bajo 6 meses de edad (36/75, 48,0%). Cerca de 21% de los casos ocurrieron en niños portadores de alguna patología de base reconocidamente asociada a mayor riesgo de enfermedad invasora causada por S. pneumoniae. Los factores predisponentes más frecuentes fueron cardiopatías congénitas (38 casos; 4,5%); displasia pulmonar crónica (31casos; 3,7%); inmunodeficiencias (29 casos; 3,4%); enfermedades congénitas (28 casos; 3,3%); síndrome nefrótico (24 casos; 2,8%); trastornos neurológicos (20; 2,4%) y TEC (6 casos, 0,7%). Entre los pacientes con factores predisponentes, la letalidad de la enfermedad invasora fue 11,1%.

Susceptibilidad a penicilina y cefotaxima. La Tabla 3 da cuenta de la evolución de la susceptibilidad a dos antibióticos tradicionalmente utilizados en el tratamiento empírico de pacientes con sospecha de enfermedad neumocóccica mayor. Los datos, desglosados en tramos de dos años (excepto el año 2000), justifican plenamente el nivel de preocupación que existe en torno al desarrollo de resistencia de estos microorganismos. Particularmente alarmante resulta el incremento brusco de resistencia a cefotaxima observado el año 2000 (15%), que duplicó el observado en el bienio anterior. La prueba de c2 de tendencia arroja que los incrementos progresivos de la resistencia a penicilina y a cefotaxima mostrados en la tabla son altamente significativos, es decir no serían atribuibles a artefactos del muestreo o del azar.

Tabla 3. Susceptibilidad a penicilina y cefotaxima en cepas de Streptococcus pneumoniae aisladas de cuadros
invasores en niños de la Región Metropolitana
SUSCEPTIBILIDAD A PENICILINA SUSCEPTIBILIDAD A CEFOTAXIMA
Total de casos registrados Cepas estudiadas Sensible R. Intermedia Resistente* Sensible R. Intermedia Resistente*
Período n % n % n % n % n % n % n %
1994 - 1995

203

138 68,0 101 73,2 30 21,7 78 85,1 131 94,9 84 2,9 83 2,2
1996 - 1997 237

117

48,5 868 73,5 13 11,1 18 15,4 101 86,3 87 6,0 89 7,7
1998 - 1999 281

201

72,6 139 69,2 24 11,9 38 18,9 166 82,6 19 9,5 16 8,0
2000 123 111

94,3

708 63,1 14 12,6 27 24,3 882 73,9 12 10,88 17 15,38
* Las pruebas de chi-cuadrado de tendencia para las series de datos de resistencia a penicilina y a cefotaxima son
altamente significaticas (p < 0,0001)

DISCUSIÓN

Reconocido como uno de los patógenos con mayor impacto global, S. pneumoniae quizá sea uno de los más complejos de estudiar, tanto desde el punto de vista clínico como epidemiológico. En la práctica médica se hace presente en un grupo numeroso y heterogéneo de síndromes clínicos, que abarcan todo el espectro de gravedad imaginable y afectan a individuos de todas las edades, estratos socioeconómicos y localizaciones geográficas. Este polimorfismo se traduce en un obstáculo difícil de remontar a la hora de intentar estimaciones sobre su impacto en las poblaciones. En este sentido la principal dificultad radica en que todas las enfermedades causadas por S. pneumoniae corresponden a manifestaciones sindromáticas, que como tales pueden obedecer a múltiples etiologías infecciosas. Dicha particularidad impide rastrear el impacto del patógeno en las poblaciones a través de los métodos tradicionales de la vigilancia epidemiológica, basados en definiciones precisas de casos sospechosos y casos confirmados. Así, a más de 120 años del descubrimiento de S. pneumoniae, recién en los últimos 20 hemos comenzado dilucidar una parte del problema de salud pública causado por este microorganismo. Estas primeras apreciaciones se circunscriben a una proporción minoritaria de las enfermedades causadas por S. pneumoniae, las pocas en que es posible imputarle responsabilidad etiológica a través del aislamiento bacteriológico en un fluido corporal normalmente estéril. Por el contrario, la gran mayoría de las enfermedades neumocóccicas responde a mecanismos de infección superficial o canalicular descendente de la mucosa respiratoria y se mantienen fuera del alcance de los métodos bacteriológicos confirmatorios disponibles hasta ahora. Aún a riesgo de recurrir a lugares comunes, es necesario recalcar que la epidemiología de las enfermedades invasoras entrega una visión muy parcial, homologable a la punta visible de un "iceberg", de la problemática de salud pública causada por S. pneumoniae.

Se ha documentado que los neumococos de ciertos serotipos capsulares son más proclives a desarrollar resistencia a antimicrobianos (por ejemplo, serotipos 23F, 19F, 6B, 9V) y que la distribución de serotipos entre las cepas causantes de enfermedades invasoras no es igual a la de las cepas responsables de colonización e infecciones de superficies mucosas, como otitis media aguda, sinusitis aguda o neumonías de mecanismo canalicular descendente. Es muy probable que la elevada cifra de resistencia a cefotaxima informada este estudio, mueva a muchos clínicos a replantearse el tratamiento empírico de los cuadros que representan una amenaza vital inmediata, como las meningitis y las septicemias. La decisión más difícil, sin embargo, será adoptar una postura terapéutica frente a la gran masa de infecciones pulmonares agudas en que cabe sospechar la participación de S. pneumoniae (entre otras posibles causas bacterianas), que también imponen riesgos considerables para el enfermo si no se tratan en forma efectiva y oportuna. Sin poder entregar una solución a este dilema, el presente estudio lleva a preguntarse si los neumococos que producen neumonía con bacteremia (en otras palabras, neumonías de comportamiento invasor) representan o no al universo de las infecciones pulmonares causadas por S. pneumoniae, o si aquellas que no se acompañan de bacteremia obedecen a neumococos de otros serotipos, que podrían tener diferente perfil de susceptibilidad a antimicrobianos.

Para apreciar el impacto poblacional de una enfermedad infecciosa es útil observarla en el contexto de otros problemas de salud de la misma comunidad. En el presente estudio resulta muy apropiado situar las enfermedades neumocóccicas en la perspectiva general de las infecciones invasoras del niño, clásicamente comandadas por la triada de patógenos capsulados compuesta por S. pneumoniae, Neisseria meningitidis y Haemophilus influenzae tipo b. Revisar las causas de enfermedad invasora en niños chilenos es particularmente oportuno en el momento actual, considerando la implementación relativamente reciente de la vacunación rutinaria contra Hib en el PAI, y la situación de hiperendemia de enfermedades meningocóccicas que ha afectado a la población infantil chilena durante los últimos años. La Tabla 4 ofrece información sobre la incidencia de enfermedades invasoras causadas por Hib y S. pneumoniae en los últimos 3 años, y por N. meningitidis el año 2000. Los datos provienen de una recopilación realizada por las enfermeras de CVD-Chile, a partir de los aislamientos informados en los laboratorios de bacteriología de los hospitales de niños de la RM, siguiendo la misma metodología aplicada en la pesquisa de enfermedades neumocóccicas descrita en este artículo. Desde este punto de vista, es evidente que después de la incorporación de la vacuna anti Hib al PAI de Chile, S. pneumoniae ha tomado el liderazgo etiológico del síndrome de enfermedad invasora, en niños bajo 5 años de edad, aún en la situación de hiperendemia meningocóccica que se arrastra desde el inicio de los años 90. Como referencia, a la izquierda de la tabla se recuerda la incidencia histórica de enfermedades invasoras causadas por Hib en niños de la RM, antes del uso rutinario de vacuna conjugada en el PAI.

Tabla 4. Incidencia de enfermedades invasoras por causas específicas en niños bajo cinco años,
residentes en la Región Metropolitana.
PROMEDIOS ANUALES
 

Haemophilus influenzae b.*

1985 -1987

Streptococcus pneumoniae

1998 - 2000

Neisseria meningitidis

Enero - Diciembre, 2000

Haemophilus influenzae b.

1998 - 2000**

Edad (m) Población Casos Incidenciax105 Población Casos Incidenciax105 Población Casos Incidenciax105 Población Casos Incidenciax105
0 a 588 855.145 22,0 39,9 857.825 31,3 54,1 857.724 15 26,0 857.825 5,0 8,6
6 a 118 852.982 46,3 87,4 857.825 33,6 58,1 857.724 21 36,4 857.825 2,3 4,0
12 a 23 106.900 32,0 29,9 115.650 36,6 31,6 115.448 15 13,0 115.650 3,0 2,6
24 a 35 109.161 11,6 10,6 115.650 12,3 10,6 115.448 15 13,0 115.650 2,0 1,7
36 a 47 102.377 81,7 81,6 115.650 11,3 89,8 115.448 89 87,8 115.650 0,7 0,6
48 a 59 102.377 80,7 80,6 115.650 89,3 88,0 115.448 87 86,1 115.650 0,3 0,3
0 a 59 313.915 114,2 36,4 346.950 134,4 38,7 577.240 82 14,2 346.950 13,38 3,8

* Enfermedad invasora por Hib en la RM, antes del uso rutinario de vacuna conjugada en el PAI; I Ferrecio et al, Pediatr Infect Dis J, 1990; 9: 488-494.
** Enfermedad invasora por Hib en la RM, dos años después de la introducción de vacuna anti Hib en el PAI. Pesquisa sistemática de CVD-Chile.

Largamente esperadas por la comunidad médica y de salud pública, las vacunas conjugadas contra S. pneumoniae vienen a ofrecer un enorme potencial para superar las iniquidades inherentes a las estrategias curativas, y para hacer frente a las graves implicancias individuales y colectivas de la resistencia de S. pneumoniae a los antimicrobianos. Desgraciadamente, igual como ocurrió en su momento con las vacunas conjugadas contra Hib, la llegada de las vacunas contra S. pneumoniae sorprende a la mayoría de los países en desarrollo en una situación de desconocimiento de su problemática epidemiológica, que hace muy difícil adoptar decisiones racionales sobre la posible utilización de estas nuevas vacunas.

Conscientes de la importancia de las enfermedades neumocóccicas y anticipando al advenimiento de las nuevas herramientas de control, hace casi ocho años que las autoridades del Ministerio de Salud de Chile acordaron apoyar una agenda de trabajo colaborativo, destinada a generar bases técnicas para las futuras decisiones que deberá adoptar la autoridad de salud pública, respecto del rol que tendrán las vacunas anti neumocóccicas en el control de las enfermedades causadas por S. pneumoniae en niños chilenos. Esta publicación representa un aporte de la comunidad científica a este proceso de toma de decisiones, y es a la vez un ejemplo tangible de lo alcanzable a través de un esfuerzo colaborativo, multidisciplinario e integrador, basado en la confianza y el respeto entre profesionales y organizaciones que comparten una visión común de la salud pública.

Agradecimientos a:
Jefes de Servicios de Pediatría y de las Unidades de Emergencias, y numerosos Pediatras e Infectólogos de estos mismos hospitales, que diariamente contribuyen con los objetivos de este proyecto desde su práctica clínica.

1 CVD-Chile, Hospital de Niños Roberto del Río, SSMN. 2 CDV-Chile. 3 FONASA Ex-subsecretario de Salud, MINSAL. 4 CAE Hospital de Niños Roberto del Río. Ex-jefe de División de Programas de Salud MINSAL. 5 Center for Vaccine Development, University of Maryland, Baltimore. 6 Instituciones/profesionales integrantes: Laboratorio de Referencia Nacional - Sección Microbiología Clínica del Instituto de Salud Pública de Chile; jefes de laboratorios de microbiología de los Hospitales Roberto del Río, Luis Calvo Mackenna, Exequiel González Cortés, Padre Hurtado, Sótero del Río, San Borja-Arriarán, Parroquial de San Bernardo, Félix Bulnes Cerda y San Juan de Dios.

BIBLIOGRAFÍA

1.- Levine M, Lagos R, Levine O, Heitmann I, Enriquez N, Pinto Mª E, et al. Epidemiology of invasive pneumococcal infections in infants and young children in Metropolitan Santiago, a newly industrializing country. Pediatr Infect Dis J 1998; 17: 287-93.         [ Links ]

2.- Macintyre P. Epidemiology and prevention of pneumococcal infections. Current Opinion in Pediatrics 1999; 9: 9-13.         [ Links ]

3. - Klein J O. The epidemiology of pneumococcal disease in infants and children. Rev Infect Dis 1981; 3: 246-53.         [ Links ]

4.- Butler J C, Dowell S F, Breiman R F. Epidemiology of emerging pneumococcal drug resistance: implications for treatment and prevention. Vaccine 1998; 16: 1693-7.         [ Links ]

5.- Hausdorff W, Bryant J, Paradiso P, Siver G. Which pneumococcal serogroups cause the most invasive disease: Implications for conjugate vaccine formulations and use: Part I. Clin Infect Dis 2000; 30: 100-21.         [ Links ]

6.- Hausdorff W, Bryant J, Kloek C, Paradiso P, Siver G. Contribution of specific pneumococcal serogroups to different disease manifestations: Implications for conjugate vaccine formulations and use: Part II. Clin Infect Dis 2000; 30: 122-40.         [ Links ]

7.- Sniadack D H, Schwartz B, Lipman H, et al. Potential interventions for the prevention of childhood pneumonia: geographic and temporal differences in serotype ans serogroup distribution of sterile site pneumococcal isolates from children _ implications for vaccine strategies. Pediatr Infect Dis J 1995; 14: 503-10         [ Links ]

8.- Mulholland K. Strategies for the control of pneumococcal disease. Vaccine, 1999; 17 (Suppl): 79-84.         [ Links ]

9.- Polland G. The burden of pneumococcal disease: the role of conjugated vaccines. Vaccine, 1999; 17: 1674-9.         [ Links ]

10. - Kertesz D, Di Fabio J L, Brandileone Mª C, et al. Invasive Streptococcus pneumoniae infections in Latinamerican children: results of the Pan American Health Organization surveillance study. Clin Infect Dis 1998; 6: 1355-61.         [ Links ]

11. - Munford R S, Murphy T V. Antimicrobial resistance in Streptococcus pneumoniae: can immunization prevent its spread? J Invest Med 1994; 42: 613-21.         [ Links ]

Correspondencia a:
Rosanna Lagos Zuccone
e-mail: rlagos@adsl.tie.cl

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons