SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.91 número7Guía de recomendaciones para el manejo de pacientes pediátricos con enfermedad severa por SARS-CoV-2Recomendaciones para un buen dormir durante cuarentena por COVID-19. Abril 2020 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. vol.91 no.7 Santiago set. 2020  Epub 18-Ago-2020

http://dx.doi.org/10.32641/rchped.vi91i7.2782 

RECOMENDACIÓN DE COMITÉ

Orientaciones Deporte y COVID-19: Recomendaciones sobre el retorno a la actividad física y deportes de niños niñas y adolescentes

Sport COVID-19 Orientations: Recommendations for return to physical activity and sports in children and adolescents

César Kalazich Rosales1 

Paulo Valderrama Erazo2 

Jorge Flández Valderrama3 

Jair Burboa González4 

Daniel Humeres Terneus5 

Raúl Urbina Stagno6 

Francisca Jesam Sarquis7 

Andrés Serrano Reyes8 

Francisco Verdugo Miranda9 

Raúl Smith Plaza10 

Luis Valenzuela Contreras11 

1 Médico del Deporte, Fútbol Formativo CDUC-Cruzados, Selecciones Nacionales Juveniles Masculinas y Femeninas de Fútbol. Clínica MEDS. Red Salud UC-Christus. Presidente Sociedad Chilena de Medicina del Deporte (SOCHMEDEP). Chile.

2 Pediatra, Cardiólogo Pediatra. Pontificia Universidad Católica de Chile. Presidente del Comité de Medicina del Deporte y la Actividad Física, Sociedad Chilena de Pediatría (SOCHIPE). Chile.

3 Profesor de Educación Física, Director Carrera Educación Física, Universidad Austral de Chile. Consejo Académico Nacional de Educación Física (CANEF). Chile.

4 Kinesiólogo, Selecciones Nacionales Juveniles Masculinas y Femeninas de Fútbol, Centro Medicina Deportiva Clínica Santa María. Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación. Sociedad Chilena de Kinesiología del Deporte (SOKIDE). Chile.

5 Médico del Deporte, Área Médica Fútbol Joven CSD Colo-Colo. Clínica MEDS. Unidad de Ejercicio y Deporte Adaptado Teletón Chile. Sociedad Chilena de Medicina del Deporte (SOCHMEDEP). Chile.

6 Profesor de Educación Física. Kinesiólogo. Universidad Andrés Bello. Universidad de Los Andes. Comité de Medicina del Deporte y la Actividad Física, Sociedad Chilena de Pediatría (SOCHIPE) y Asociación de Profesores de Educación Física. Chile.

7 Kinesióloga, Selecciones Nacionales Juveniles Masculinas y Femeninas de Fútbol. Sociedad Chilena de Kinesiología del Deporte (SOKIDE). Chile.

8 Médico del deporte, Área Médica Fútbol Formativo CDUC-Cruzados. Unidad Médica CDUC-Red Salud UC-Christus. Instructor adjunto, Pontificia Universidad Católica de Chile. Sociedad Chilena de Medicina del Deporte (SOCHMEDEP). Chile.

9 Pediatra y Médico del Deporte. Universidad Mayor. Comité de Medicina del Deporte y la Actividad Física, Sociedad Chilena de Pediatría (SOCHIPE) y Sociedad Chilena de Medicina del Deporte (SOCHMEDEP). Chile.

10 Médico del Deporte y Fisiatra. Universidad del Desarrollo. Unidad de Ejercicio y Deporte Adaptado Teletón Chile. Hospital Clínico Mutual de Seguridad C.Ch.C. Clínica Alemana. Sociedad Chilena de Medicina del Deporte (SOCHMEDEP). Chile.

11 Profesor de Educación Física. Decano de la Facultad de Educación, Universidad Católica Silva Henríquez. Chile.

Resumen:

La pandemia por COVID-19, originada en diciembre de 2019 en Wuhan, China, obligó a los países, incluido Chile, a un confinamiento masivo para evitar la propagación de SARS-CoV2. Desde marzo de 2020 en Chile, también se afectó la realización de actividad física y deporte en los niños, niñas y adolescentes (NNA). En un esfuerzo por reunir la escasa evidencia disponible sobre el retorno a la práctica de ejercicio en NNA post pandemia COVID-19 y la opinión de expertos de 4 sociedades científicas y académicas (Sociedad Chilena de Medicina del Deporte, Sociedad Chilena de Pediatría, Sociedad Chilena de Kinesiología Deportiva y la Consejo Académico Nacional de Educación Física) se han generado recomendaciones para un retorno seguro a la actividad para el ramo Educación Física y Salud, deporte escolar y federado tanto para disminuir los riesgos asociados a los efectos del confinamiento como para evitar la propagación de COVID-19. Adicionalmente, se incluyen una guía de recomendación para padres y profesores y otra para médicos sobre la vigilancia y evaluación de los pacientes NNA que sostendrán enfermedad COVID-19 y deseen volver al deporte y ejercicio.

Palabras clave: Ejercicio; Deportes; Atleta; COVID-19; Pandemia; Reanudación de Actividades Deportivas; Regreso al Entrenamiento; Convalecencia

Abstract:

The COVID-19 pandemic, originated in December 2019 in Wuhan, China, forced a massive quaran tine in most countries including Chile to avoid the propagation of SARS-CoV2. Since March 2020 in Chile, it affected the participation of children and youth athletes as well in education, physical activity and sports. In an effort to assess the scarce available evidence about return to sport and exercise in children and adolescents post COVID-19 pandemic and gather the opinion of experts of 4 Chilean scientific and academic societies (Sociedad Chilena de Medicina del Deporte, Sociedad Chilena de Pediatría, Sociedad Chilena de Kinesiología Deportiva and Consejo Académico Nacional de Edu cación Física) we have produced recommendations for a safe return to activities in Physical Activity and Health class, School Sports and Federation Sports to reduce the risks associated with the effects of confinement and to avoid the propagation of COVID-19 and. Additionally, a recommendation for parents and teachers and a another for physicians for surveillance and evaluation of children and adolescents who were or will become COVID-19 patients and wish to return to sports end exercise.

Keywords: Exercise; Sports; Athlete; COVID-19; Pandemic; Resumption of Sporting Activities; Return to Training; Convalescence

Parte I: Conceptos generales, condiciones actuales y del retorno

Antecedentes generales (causa de confinamiento, consecuencias en la salud, la condición física y el rendimiento deportivo)

A fines de diciembre del 2019, el gobierno chino in formó de casos de síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés) provocado por un nue vo coronavirus, SARS-CoV-2 en Wuhan, China. La enfermedad se denominó COVID-19, que demostró gran capacidad de contagio, propagándose rápidamen te al resto del mundo, informándose el primer caso fuera de Wuhan (Tailandia) el 13 de enero y declarán dose emergencia mundial el 30 de enero de 2020 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El 26 de febrero se informa el primer caso en Brasil y finalmente el 3 de marzo el primer caso en Chile, de un paciente proveniente de Singapur. La forma de presentación de COVID-19 varía desde absolutamente asintomático, síntomas similares a una gripe, con fiebre, síntomas respiratorios leves, síntomas digestivos, pérdida del olfato y gusto, hasta una neumonía con distress respi ratorio agudo severo1.

La OMS recomienda el confinamiento o cuarente na como la medida más eficaz para contener la propagación del virus, basado en experiencias con SARS- CoV y MERS y en la actual contención de China y otros países para COVID-19. En este contexto, el Ministerio de Salud de Chile, mediante Resolución Exenta N° 200, de 20 de marzo del presente, dispuso una serie de me didas por el brote del virus SARS-CoV2, entre otras, la suspensión de los eventos deportivos profesionales, amateur y actividad física (AF) recreativa, a contar de las 00:00 horas del 21 de marzo, y de forma indefinida, hasta que las condiciones epidemiológicas permitan la supresión de esta medida. Además se instauraron cua rentenas en las principales ciudades del país, impidien do salir de la casa y por lo tanto limitando la AF al aire libre2.

El confinamiento genera una serie de problemas a la salud, tanto físicos como psicológicos. La inactividad física es uno de los principales problemas de salud en la actualidad y el confinamiento profundiza aun más los riesgos que conlleva como problemas de salud cardio vascular, obesidad, depresión, varios tipos de cáncer, etc3. La actividad física para mantener y mejorar la sa lud debe ser visto como una política pública no sólo para niños, niñas y adolescentes sino que para la pobla ción general y debe ser abarcado desde una perpectiva integral (educacional, sanitaria, laboral, de transporte, etc.) tanto en confinamiento como una vez que se re torne a las posibilidades relativamente normales de realizar de AF, ejercicio y deporte4.

Cómo es de esperar, los deportistas no están exen tos a estos problemas, incluido un potencial detrimen to significativo de su rendimiento. Mujika y Padilla (Sports Med. 2000)5 nos describen una serie de conse cuencias del desentrenamiento sobre las 4 semanas en los ámbitos cardiorrespiratorio, metabólico, hormonal y muscular.

Consecuencias cardiorrespiratorias

La capacidad aeróbica (según VO2max) puede dis minuir entre un 6 y un 20% para estabilizarse. El vo lumen total de sangre y plasma disminuye un 4 y 3%, respectivamente. La frecuencia cardíaca de reposo au menta un 5% luego de 84 días sin entrenamiento. En atletas que entrenan regularmente el volumen sistólico puede disminuir entre un 14 y un 17% después de 2 a 3 meses de desentrenamiento. El volumen ventilatorio disminuye entre un 10 y un 14%. El tiempo a la fatiga disminuye hasta en un 24% luego de 5 semanas sin en trenamiento en futbolistas.

Consecuencias metabólicas

Aumenta la utilización de carbohidratos; potencial aumento de la insulina, glucosa basal y triglicéridos (Martínez y cols. Nutrients.2020). Además disminuye lipólisis; aumenta el umbral de lactato y disminuye el glicógeno muscular.

Consecuencias hormonales

Ineficiente respuesta catecolaminas en ejercicio submáximo (Coyle y cols.J Appl Phys.1985).

Consecuencias musculares

La actividad enzimática mitocondrial puede dis minuir entre un 25-40% principalmente en fibras lentas, manteniéndose en fibras rápidas, de modo que, es probable que, la producción de ATP disminuya signi ficativamente. Reducción del área seccional de grupos musculares principales, reducciones específicas de fi bras rápidas con aumento de las fibras lentas de atletas de fuerza. Disminución de la masa muscular.

Reducción de entrenamiento

A diferencia de la suspensión total del entrena miento, su reducción logra disminuir o aplazar los cambios fisiológicos descritos, sin embargo, esta si tuación no tiene precedentes en la historia por lo que es una oportunidad para la ciencia para descubrir las alteraciones fisiológicas y en salud.

En un estudio observacional sudafricano en 692 at letas de varias disciplinas, 61% entrenaban sólos, la ma yoría a moderada intensidad y durante 30 a 60 minutos. Los atletas preferían un comportamiento sedentario durante su tiempo de ocio. Muchos cambiaron sus há bitos de sueño (79%); muchos se sintieron deprimidos y requerían motivación para entrenar. Un número sig nificativo de atletas han estado comiendo carbohidra tos en exceso (73% los hombres; 80% las mujeres)6.

Prevención de lesiones músculoesqueleticas en el retorno al deporte

No existen precedentes al confinamiento vivido por el COVID-19, el antecedente más similar reportado fue el cierre temporal que tuvo la liga de fútbol americano (NFL) el 2011, en el cual los deportistas no tenían acceso a las instalaciones deportivas o profesio nales de las diferentes áreas durante 19 semanas. Una vez volvieron a la actividad, tuvieron una rápida tran sición desde que retomaron los entrenamiento al inicio de la competencia en 17 días.

Debido al poco tiempo de entrenamiento y prepa ración para la competencia, en tan solo las primeras dos semanas de retorno al entrenamiento, 10 depor tistas sufrieron la ruptura de sus tendones aquilianos, lo cual fue sorprendente ya que en estadísticas de años anteriores habían reportadas 5 rupturas durante todo el año7.

Según lo señalado, proponemos un manejo y con trol de cargas de entrenamiento individualizado para cada deportista; la planificación y progresión de ejer cicios, volumen, intensidad y movimientos propios del deporte practicado, ya que estos factores se han visto modificados debido al entrenamiento en confinamien to, limitación del espacio y modificación en rutinas de entrenamiento.

Se deben respetar los tiempos de adaptación a la actividad deportiva y asegurar una óptima recupera ción posterior a los estímulos. Se recomienda realizar ejercicios preventivos de carácter excéntricos y control de zona media a lo largo de las diferentes fases de la pandemia.

Es importante conocer el entrenamiento efectiva mente realizado por el NNA en confinamiento, para no generar cambios bruscos en su carga aguda de en trenamiento. Si esto no es bien controlado, aumenta considerablemente la posibilidad de lesionarse.

El tiempo de re-acondicionamiento depende del estado físico del deportista (o NNA). El re- entrenamiento junto con la preparación para la competición debe ser de al menos 30 días. En el caso de que el de portista haya estado inactivo por un tiempo prolonga do y sus capacidades físicas están deterioradas, el tiem po necesario para volver a estar en óptima forma física y condiciones para competir es aún mayor.

Al momento de que la pandemia por COVID-19 muestre una mejoría que permita a las autoridades sa nitarias autorizar el retorno deportivo, se debe consi derar una apropiada puesta a punto para cada deporte en específico, considerando estos tres elementos claves7,8,9,10:

• Posibles efectos de desacondicionamiento, que lle van a una modificación de las propiedades estructurales y biomecánicas de tejidos como ligamento, músculo y tendón.

• Cargas de entrenamientos después de períodos de inactividad y progresión de estas.

• De no mediar un cambio en el tipo de competen cia, esta el riesgo de el aumento de densidad de encuentros, debido a la disminución de tiempos para finalizar campeonatos.

A modo de ejemplo, en la Bundesliga el promedio de lesiones por encuentro subió de 0,27 por encuentro antes del confinamiento a 0,58 por encuentro una vez que retornaron (hasta la 8va fecha post cuarentena), y no solo eso, también se percibe una leve disminución en la cantidad de sprints y en las distancias recorridas, por lo que estas lesiones se están produciendo a inten sidades más bajas de las que se provocaron previo al confinamiento. Hasta el momento de la edición de este documento, se reportaba un comportamiento similar en las ligas españolas e inglesas de fútbol11.

Utilización o no de mascarillas

No existe evidencia robusta que el uso de mascari lla, mientras se realiza ejercicio físico, sea mejor que la distancia física para disminuir la propagación del virus.

La mascarilla trae una serie de desventajas fisiológi cas y, por lo tanto, en el rendimiento deportivo, que si bien son menores puede dificultar un entrenamiento o competencia. Desde la disminución de la capacidad aeróbica subjetiva a una leve hipoxia e hipercapnea, que probablemente se logre adaptar y vuelve a la normali dad, sin embargo, los estudios en distintos deportes no se han realizado12,13.

Concepto de Distancia Deportiva

Según estudios de simulación (Blocken y cols. 2020) en la propagación de gotas de peso específico en los cuales el coronavirus se desplaza, muestra que la distancia mínima en línea recta en condiciones climá ticas ideales son 5 metros y a mayores velocidades es hasta 10 metros (14,4 km/hr); acorde a esto, a mayor velocidad de desplazamiento se requerirá mayor dis tancia en linea recta entre los sujetos. Por lo tanto, se plantea que la distancia deportiva debe ser de al me nos 5 metros en ejercicios moderados y 10 metros en ejercicios intensos de rápidos desplazamientos. Esta distancia debe contemplar el espacio, en todas las di recciones en que se desplaza el atleta2,14.

Concepto de progresión en nivel de contacto físico, espacios

La progresión de los entrenamientos contempla la dimensión de cantidades de atletas que comparten un espacio y el uso del espacio para recibir atletas. Convie ne comenzar con entrenamiento individual, seguido por entrenamientos grupales de grupos pequeños en progresión (4-8-12 y más). Todo esto en progresiones semanales, de acuerdo a las realidades epidemiológicas y medidas sanitarias.

Los espacios ideales deberían ser una distancia mí nima de 5 metros entre alumnos para ejercicios mode rados y 10 metros para ejercicios intensos de rápidos desplazamientos. Si los espacios no son los suficientes para mantener la distancia deportiva, deberán entrenar en horarios diferentes para mantener los números de atletas o alumnos.

Uso de espacios abiertos o cerrados

Recomendamos no limitar la AF o deporte me diante los conceptos de espacios abiertos (patios, canchas) o cerrados (gimnasios) sino más bien atenerse a los conceptos de la distancia física y deportiva.

No existe evidencia científica que el virus SARS- CoV2 se esparce en el agua. Sin embargo, la evidencia actualmente disponible tampoco nos permite asegurar que el uso de piscinas sea seguro. En el caso de elegir el uso de piscinas, éstas deben tener las condiciones de tamaño para lograr mantener la distancia física y de portiva en la piscina y fuera de ella (camarines, espa cios comunes)15.

Adicionalmente, la adecuada mantención de pis cinas y la desinfección del agua (soluciones cloradas) debería inactivar el virus15.

Condiciones para el retorno y para la progresión desde el regreso al aula hasta las actividades deportivas extracurriculares17,18

• Cuando la autoridad sanitaria decida que las cla ses se reanuden en forma presencial dentro del aula, deberá darse dos semanas de inducción para sentar las bases para la práctica de la Educación Física y Salud, reforzando las medidas sanitarias, de distanciamiento físicos y las conductas de ni ños, niñas y adolescentes (NNA), preparando la infraestructura y horarios de gimnasios, canchas y espacios destinados para ello.

• Considerar trabajos lineales, individuales (carriles) que mantengan la distancia deportiva.

• Es necesario considerar que las decisiones de en trada o progresión de la AF tanto en los establecimientos educacionales como en los recintos deportivos deben ser flexibles a la realidad epide miológica local y las decisiones sanitarias de cada establecimiento.

• En el caso de que un NNA haya sido o sea positi vo para COVID-19 deberá tener una evaluación y posterior certificado médico para realizar AF y/o deporte competitivo (evaluación preparticipativa), según recomendaciones en 'Parte V'.

Objetivos generales

Orientar y recomendar estrategias para retomar la AF y deporte, sus beneficios para la salud biopsicosocial de los NNA, comunidad educacional y deportiva en condiciones sanitarias seguras para evitar contagios en el contexto de la pandemia de COVID-19 como un marco general que contemple las distintas realidades del país.

Objetivos específicos

Señalar los beneficios de la AF y el deporte en la población de NNA.

Mantener los hábitos de AF durante el confina miento y, posterior a esto, en los establecimientos edu cacionales y recintos deportivos. De modo de mante ner la condición física tanto de deportistas como de no deportistas.

Mantener y reforzar las medidas de higiene, distan- ciamiento físico y deportivo para que se cumplan en las casas y establecimientos educacionales de modo de evitar la propagación del virus en la población general y velar por la seguridad y salud de los NNA, profesores y sus familias.

Usar la AF como medio de educación en medidas sanitarias.

Recomendaciones de Actividad Física en NNA (5-17 años)18

Para los niños y jóvenes de este grupo de edades, la actividad física consiste en juegos, deportes, despla zamientos, actividades recreativas, educación física o ejercicios programados, en el contexto de la familia, la escuela o las actividades comunitarias. Con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y muscula res y la salud ósea y de reducir el riesgo de Enferme dades Crónicas No Transmisibles (ECNT), la OMS recomienda que:

• Los niños y jóvenes de 5 a 17 años inviertan como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.

• La actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud.

• La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mí nimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos.

Estas recomendaciones son válidas para todos los niños sanos de 5 a 17 años, salvo que coincidan dolencias médicas específicas que aconsejen lo con trario.

Se habla de acumulación para referirse a la meta de dedicar en total 60 minutos diarios a realizar alguna actividad, incluida la opción de dedicar a distintas ac tividades intervalos más cortos (por ejemplo dos sesio nes de 30 minutos) y sumar esos intervalos.

Normas permanentes durante la pandemia2

Las siguientes normas son las que la autoridad sani taria ha difundido por todos los medios y otras que res ponden a evidencia científica disponible recientemente y, por lo tanto, deben ser respetadas por todos NNA, padres, tutores, profesores, administrativos, personal de aseo y otros en relación a establecimientos educa cionales o instituciones deportivas:

• Lavado de manos frecuente (al inicio y término del entrenamiento, además al tener contacto con superficies o elementos posiblemente contaminados) por al menos 30 segundos con agua y jabón o usar alcohol gel. Se aconseja usar alcohol gel máximo 3 veces entre lavado de manos con agua y jabón.

• Evitar llevarse las manos a la cara (ojos, nariz, boca).

• Mantener “distancia física” mínima con otras per sonas (1,5 metros) en sus actividades cotidianas.

• Mantener distancia deportiva mínima de 5 metros con otras personas durante el ejercicio físico moderado (en el lugar y en trote, por ejemplo) y 10 metros para ejercicios de rápidos desplazamientos.

• Higiene respiratoria: en caso de tos o estornudo, hacerlo sobre el antebrazo o en pañuelo desechable, eliminando posteriormente en basurero tapa do y realizar lavado de manos posteriormente.

• Limpiar superficies, en particular aquellas con alto uso, dado que el virus tiene un tiempo variable de supervivencia en ellas (para detalles de limpieza de superficies en lugares de trabajo, remítase al docu mento MINSAL: ‘Protocolo de limpieza y desin fección de ambientes COVID-19’)*.

• Durante las fases iniciales del retorno a la AF re comendamos no compartir implementos. Luego, cuando se permitan, dar tiempo para la limpieza de cada implemento (según Normas MINSAL) después de su uso (Tabla 3).

• No compartir alimentos ni líquidos. Cada NNA debe llevar su propia botella llenas desde la casa.

• No tener contacto físico directo con personas aje nas al grupo familiar (que vivan en el mismo ho gar), incluyendo el no realizar saludo de mano, beso y abrazo.

• Uso de mascarilla en lugares público, en población sana o asintomática acorde a las indicaciones del Ministerio de Salud.

• En la situación de cuarentena esta debe respetarse de acuerdo con la normativa sanitaria. Cuando ésta no exista, se recomienda mantener un aislamiento físico personal y familiar razonable, evitando los contactos innecesarios que puedan contribuir al riesgo de adquirir la enfermedad.

• En caso de síntomas sugerentes de COVID-19, po sibles contactos con caso sospechoso o confirmados de COVID 19, o cualquier duda, comunicarse con personal de salud de las instituciones educa cionales, deportivas y/o representante legal para decidir la mejor conducta según protocolo sanita rio vigente.

• Se enfatiza que el Programa Nacional de Inmuni zación esté al día acorde a la edad, incluyendo la vacunación contra influenza estacional.

Concepto de Progresión o Desescalada en Fases2,10,19,20

Al igual que otros países y, cuando la realidad epidemiológica nacional y comunal lo permita, se comenzará un Plan de Desescalada o Progresión en fases. Conceptualmente las ‘fases’ sugeridas a la autoridad.

Fase 0: Cuarentena total de la comuna, medidas de distanciamiento e higiene.

Fase 1: Cuarentena parcial, apertura de negocios esenciales, transporte parcialmente funcional, cordo nes sanitarios.

Fase 2: Sin cuarentena, apertura de negocios esen ciales, transporte parcialmente funcional, cordones sanitarios.

Fase 3: Sin cuarentena, apertura escalonada de ne gocios, transporte parcialmente funcional, sin cordo nes sanitarios.

Fase 4: Sin cuarentena, apertura completa de nego cios, transporte parcialmente funcional, sin cordones sanitarios.

Fase 5: Sin restricciones, sólo medidas de higiene.

Si comunal o regionalmente, no existen las restric ciones mencionadas se deberá progresar de fases cada 7 a 10 días según condiciones epidemiológicas y de in fraestructura de cada establecimiento (Tabla 1).

Tabla 1 Fases de progresión general del deporte y la actividad física en NNA. 

Parte II: Retorno a la Educación física16,17

La actual pandemia, generada por el SARS-CoV-2 y la situación socio sanitario inédita, compleja, desa fiante y sin precedentes en la historia de nuestro país, ha obligado a diversos sectores y expresiones de la so ciedad (público y privado) a realizar esfuerzos excep cionales, con el propósito de resguardar la seguridad y la salud de las y los ciudadanos. En este escenario, los colegios e instituciones de la Educación Superior en su conjunto, se han visto en la obligación de im plementar acciones especiales para abordar de mane ra responsable la actual situación. En ese ámbito, se han generado diversas adecuaciones, re-adaptaciones de sus estructuras, protocolos como también, de sus formas habituales de aprendizaje, actuación y convi vencia.

Al respecto, uno de los espacios significativos e importantes del mundo de la educación formal, es la Educación Física y salud, el deporte, la actividad física y ejercicio, que ocupan un lugar educativo relevante en el currículum y los proyectos educativos en general, ex presados en las clases de carácter obligatorio, activida des extraescolares, talleres, academias, prácticas diver sas del deporte escolar y universitario de carácter re presentativo, que de una forma, logran tributar a cada uno de los objetivos estratégicos de sus instituciones, con ventanas de oportunidades diversas y claves para la formación integral. Se suman a ello, otras manifes taciones importantes asociadas a la práctica de regular de actividad física y el ejercicio, con distintos sentidos y propósitos y al cual de adhieren distintos grupos etarios y género.

A la luz de lo anterior y de acuerdo a las actuales normativas sanitarias y ante un potencial tránsito de la crisis hacia una nueva realidad para la educación es colar y universitaria en el área de la Educación Física, salud, deporte y la recreación, se hace necesario ga rantizar aspectos preventivos específicos, de seguridad e higiene , que nos obligará a asumir nuevos retos, re direccionando la actual política educativa y deportiva en el sector, que requerirá pensarnos de manera dis tinta, instalando protocolos de actuación que conside ren nuevos códigos de comunicación, ejecución y de relación, que al menos, permitan agenciar y garantizar de manera progresiva tanto el autocuidado como el co cuidado, y la continuidad de la formación curricular y deportiva.

En este particular escenario, lo descrito, está sien do un tema controversial en el país y en el mundo. Ante este ámbito, se presenta un anexo resumen que tiene como propósito aportar y proponer algunas re comendaciones básicas vinculadas al sector, para dar respuestas a algunas inquietudes propias en tiempos de pandemia y en consonancia con las actuales disposi ciones sanitarias y a una realidad que al parecer cam biará constantemente. A continuación, independiente del enfoque, estructura y formas de plantear una sesión de trabajo, se recomienda tener presente las siguientes recomendaciones (Tabla 2).

Tabla 2 Orientaciones generales para el tránsito/retorno a clases de educación física y salud, deporte escolar y universitario para una nueva realidad y desde la perspectiva médico, sanitaria y pedagógica. Recomendaciones deseables desde la perspectiva médico/sanitaria/pedagógica. 

Parte III: Retorno al Deporte Escolar2,17,20

El deporte escolar es fundamental en el desarrollo integral de los NNA. Les enseña a desenvolverse en de portes individuales y de equipo, a desarrollar técnicas específicas, habilidades sociales, como trabajo en equi po, liderazgo, resiliencia, manejo de la frustración y otros, aprenden a competir, a ganar y también a perder. Debido a la pandemia por COVID-19 se deberán tomar ciertos resguardos al momento de volver con el fin de proteger a los NNA del contagio para evitar que sufran la enfermedad y no sea vectores para la propagación de ella entre familiares y profesores. Con este fin a conti nuación entregamos una serie de recomendaciones:

Recomendamos el inicio de la AF de los NNA me nores de 11 años (4to básico) en clases de Educación Física y Salud en casa y/o AF a nivel familiar, sin con templar participar de deporte escolar formal cuando la autoridad sanitaria lo determine.

Recomendamos el inicio de los entrenamientos de los NNA entre 11 y 12 años (categoría mini, 5to y 6to básico) a nivel de taller escolares deportivos, sin parti cipar de deporte escolar formal (competencias), cuan do la autoridad sanitaria lo determine.

Recomendamos la realización de entrenamientos y competencias escolares durante este año a mayores de 13 años (categoría infantil y mayores) a nivel local y/o regional cuando la autoridad sanitaria lo determine. Solicitamos privilegiar categorías mayores (intermedia y superior).

Con respecto a las competencias, recomendamos: que se lleven a cabo sin público; que padres y/o tutores sólo deben ir a dejar y a buscar a los NNA y dividir las jornadas por categorías (para evitar aglomeraciones de competidores) No recomendamos las competencias que requieran viajes interregionales debido a motivos logísticos sanitarios.

Recomendamos privilegiar el inicio de los entre namientos en deportes individuales antes que los deportes colectivos. Si se decide comenzar a entrenar de portes colectivos, estos deben regirse estrictamente de acuerdo a estos protocolos, enfatizando en la distancia deportiva (Tabla 3).

Tabla 3 Fases de desescalada o desconfinamiento: Indica la progresión y que indica según nivel de confinamiento, tipo de entrenamiento a realizar (y si contempla uso de implementos), uso de espacios y de camarines. 

Parte IV: Retorno al Deporte Federado en Atletas menores de 20 años Recomendaciones en la progresión para el retorno a los entrenamientos2,16,17

La planificación y progresión específica del entre namiento (tipo y cargas de trabajo) deberá ser evaluada y realizada por cada federación deportiva, a través de sus cuerpos técnicos, manteniendo en consideración las normas sanitarias expuestas en el documento.

El Comité Olímpico y Paralímpico considera los 14 años como una edad de inicio para el ámbito federado (categoría Cadetes) en la mayoría de los deportes.

La transición entre las fases será determinada por las autoridades sanitarias nacionales, regionales y co munales; éstas serán las mismas que para el Deporte Escolar mayores a 13 años (Tabla 3).

Recomendaciones por grupos etarios y poblaciones especiales

Menores de 14 años: Debido a la dificultad para obedecer órdenes en forma precisa y a la dependen cia familiar para los traslados y acompañamientos, se recomienda que el retorno sea sólo una vez que las autoridades sanitarias lo permitan. Se iniciará el en trenamiento presencial sólo cuando el contexto de la pandemia permita entrenar en Fases 4 a 5 en el caso de deportes colectivos. El entrenamiento en Fase 0-1 debe ser guiado y monitorizado a distancia en forma permanente.

Mayores de 14 años: Sin restricciones específicas, siguiendo medidas sanitarias descritas en (Tabla 3).

Deporte adaptado/paralímpico: Para los NNA que presente alguna situación de discapacidad motora y/o intelectual, que hayan sido diagnosticados con COVID-19(+), independiente si fueron asintomáticos o sintomáticos, se les solicitará la evaluación y autori zación médica, por medio de un certificado médico, previo al reinicio de la AF de intensidad moderada y/o vigorosa.

Los alumnos que sean usuarios de ayudas técnicas (órtesis, carros andadores, bastones y/o silla de rue das), no deberán suspender su uso si estos generan una mayor estabilidad y/o disminución en el riesgo de caí das y/o accidentes. En el caso de que sus elementos or topédicos tengan contacto directo con otros alumnos, estos deberán ser desinfectados según la norma sanita ria y/o recomendación de su médico tratante.

En el caso de los alumnos que presenten sialorrea (aumento de la salivación), el establecimiento educa cional deberá designar a una persona específica para que asista al alumno en la limpieza, asegurando los ele mentos de protección personal (EPP) necesarias para esta acción (guantes). En ningún caso se deberá delegar esta acción a un compañero de curso.

Medidas para Atletas y Cuerpo Técnico

• Lavado de manos con agua y jabón con la técni ca correcta por al menos 30 segundos al ingresar y retirarse del complejo deportivo, área médica, comedor y camarines. También podría usarse al cohol gel, pero no reemplaza el lavado de manos y se aconseja usar un máximo de 3 veces entre lavado de manos con agua y jabón.

• No compartir botellas de agua ni artículos perso nales (incluyendo toallas, ropa, canilleras, etc.).

• No compartir con terceros, bebidas o líquidos, ni alimentos sólidos. La hidratación debe ser individualizada.

• No tener contacto físico directo: esto incluye no realizar saludo de abrazo, de mano o contacto fa cial.

• Evitar tocarse la cara durante la actividad deporti va.

• Integrantes de Cuerpo Técnico, además de funcio narios deben utilizar mascarilla permanentemente.

• Si presenta tos o estornudos durante entrenamien to cubrirse con el antebrazo, y posteriormente lavarse las manos. No escupir al suelo.

• Evitar reuniones en salones cerrados, promovien do la actividad al aire libre. Las reuniones que sean imprescindibles se deben realizar en grupos redu cidos (menores a 5 personas) y respetando normas sanitarias.

• En caso de presentar algunos de estos síntomas su- gerentes de COVID-19: fiebre, tos, pérdida del olfato (anosmia), fatiga desproporcionada, dolor de garganta y/o decaimiento, se recomienda no asistir al centro de entrenamiento y contactarse con el cuerpo técnico y/o médico inmediatamente para tomar las medidas del caso.

• Si algún familiar directo presenta síntomas como los descritos o es caso sospechoso o confirmado de COVID-19, se debe avisar a la brevedad al cuerpo técnico y/o médico para evaluar la situación y defi nir conductas.

Medidas en Centros y lugares de entrenamiento. Medidas de higiene

• Se recomienda el uso de pisaderas con solución clorada o amonio cuaternario a la entrada y salida de recintos deportivos.

• Limpieza frecuente de superficies deportivas, equi pamiento u otros implementos de uso en entrenamientos con soluciones cloradas, amonio cuater nario y/o alcohol gel, de acuerdo con las medidas de higienización dictadas por la norma sanitaria. Debido a que el uso de material e implementos es individual, la limpieza y sanitización del lugar se debe realizar según cada cambio de grupo de en trenamiento y/o atleta que los utilice.

• Para la higienización del lugar entre los diferentes grupos de entrenamiento, debe existir un período de tiempo suficiente para la limpieza y desinfec ción del lugar y las superficies.

• Los camarines, baños y gimnasios (si se usan) de berán ser higienizados, según protocolo MINSAL (ver página 8), previo a los entrenamientos y de los diferentes grupos una vez terminados estos. Así y todo, se recomienda no usar estas instalaciones (excepto baños) en primeras etapas de retorno a los entrenamientos, o a su vez priorizar su uso para atletas que utilicen el transporte público como forma de traslado para el cambio de vestimenta.

• Instalación de dispositivos con alcohol gel en áreas de entrenamiento, camarines, gimnasio y otros. Se aconseja usar un máximo de 3 veces entre lavado de manos con agua y jabón.

• Restringir la circulación sólo al personal mínima mente necesario en áreas de entrenamiento, camarines, utilería, gimnasio y otros.

• Se recomienda, que el personal que administra y gestiona los recintos puedan recibir inducciones y capacitación para que de esta forma colaboren en la readecuación a esta nueva realidad.

Medidas de acceso y salida atletas

• Si el día anterior o el día del entrenamiento algún atleta o miembro del cuerpo técnico presenta algún síntoma respiratorio o es contacto estrecho de caso Covid-19, deberá informar al cuerpo médico y/o cuerpo técnico, permanecer en su casa hasta ser evaluado por el cuerpo médico institución o asistir a su sistema de salud según corresponde. De ningún modo debe concurrir al lugar de entrena miento con síntomas respiratorios y/o sugerentes de COVID-19.

• El ingreso y egreso deben ser por lugares separados de al menos 2 metros, idealmente completamente separados.

• Registro de quienes ingresan y salen del recinto deportivo, que incluya cuestionario simple de síntomas y contactos y control de temperatura con termómetro infrarrojo (ingreso con temperatura inferior a 37°C). En caso de tener síntomas suge rentes de COVID-19 o haber sido contacto estre cho de caso sospechoso o confirmado, no debe in gresar al recinto deportivo y debe ser reportado al cuerpo médico de la institución o a su sistema de salud, según corresponda.

• Uso de alcohol gel previo a ingreso al entrena miento.

• Evitar contacto físico en saludos.

• No se permitirá el ingreso de familiares, público, espectadores o personal no autorizados.

Medidas para traslado hacia y desde lugares de entrenamiento.

• Transporte público:

- Uso obligatorio de mascarilla.

- Ropa de entrenamiento guardada y aislada del ambiente.

- Utilización exclusiva de camarines de institu ción para cambio de vestimenta.

• Transporte en vehículo particular:

- Evitar paradas en el traslado.

- Si comparten el auto (incluido familiares), el uso de mascarillas es obligatorio.

- Estacionar con distancia de un espacio de es tacionamiento. En caso de no haber el espacio necesario para esto, bajarse o subirse al auto en forma escalonada o alternada con el otro deportista del auto, manteniendo siempre la dis tancia física mínima.

- Traer ropa de entrenamiento puesta y dirigirse directamente al campo de entrenamiento, evi tando camarines.

- Bajarse del vehículo y transitar hasta el lugar de entrenamiento con mascarilla.

• Transporte en vehiculos como delegación (buses de traslado):

- Deben respetar espacios y sentarse uno solo por dos asientos.

- Al entrar o salir respetar espacio de dos metros.

- Mantener mascarillas puestas al subir y bajar y todo el trayecto.

Parte V: Recomendación para Tamizaje Médico-Cardiológico de atletas post COVID-1921-26

Durante estos meses de infección por COVID-19 y de pandemia, se han observado múltiples manifes taciones clínicas, compromiso de órganos y secuelas de diferentes magnitudes como por ejemplo, pulmo nares, cardiológicas (miocarditis, pericarditis e incluso falla cardíaca), musculoesqueléticas, gastrointestinales y hepáticas, por mencionar algunas. Es por esto que recomendamos fuertemente la necesidad que atletas que hayan cursado con COVID-19 sean evaluados por su médico (idealmente especialista en medicina del de porte) para que este otorgue el pase de retorno depor tivo o derive oportunamente, acorde a los protocolos publicados.

En Chile, al 04 de junio del 2020, de los 122.495 ca sos confirmados por COVID-19, alrededor de un 8,0% son en menores de 18 años. De los menores de 18 años confirmados, alrededor de un 4,2% están hospitaliza dos, y de éstos, un 3,7% están hospitalizados en una Unidad de Paciente Crítico Pediátrico27.

Para el ámbito familiar y establecimiento educacio nal sugerimos las siguientes indicaciones (Figura 1):

I. Atleta/alumno con COVID-19 que cursa sin sínto mas:

A. Cumplir la cuarentena exigida por la autoridad sanitaria (14 días).

B. Seguimiento de aparición de síntomas y com plicaciones.

C. Mantener actividades de la vida diaria (evitar inactividad física).

D. Restricción de la actividad física moderada y vigorosa hasta cumplir 14 días de cuarentena.

Figura 1 Flujograma de recomendaciones sobre actuación de padres, tutores y profesores para un alumno(a)/atleta que haya sido contagiado por SARS-Cov-2 en sus distintos grados de severidad. 

II. Atleta/alumno con COVID-19 que cursa con sín tomas leves y/o moderados sin hospitalización:

A. Cumplir la cuarentena exigida por la autoridad sanitaria (14 días).

B. Seguimiento de aparición de complicaciones.

C. Mantener actividades de la vida diaria (evitar inactividad física).

D. Restricción de la actividad física moderada y vigorosa hasta cumplir 2 semanas después de la desaparición de síntomas.

E. Autorización de reintegro a la actividad física moderada y vigorosa por médico (idealmente médico de familia, médico del deporte, pedia tra o cardiólogo pediatra).

III. Atleta/alumno con COVID-19 que cursa con sín tomas moderados y/o severos con hospitalización:

A. Cumplir la cuarentena exigida por la autoridad sanitaria (14 días) luego del alta hospitalaria.

B. Seguimiento de aparición de complicaciones.

C. Reposo mínimo de 2 semanas después de la desaparición de síntomas o según indicación de alta hospitalaria.

D. Mantener actividades de la vida diaria (evitar inactividad física).

E. Autorización de reintegro a la actividad física moderada y vigorosa por médico (idealmente médico de familia, médico del deporte, pedia tra o cardiólogo pediatra).

Para el ámbito médico, sugerimos el siguiente pro tocolo, para quienes reciban a la población pediátrica que cursó con COVID-19 (Figura 2).

Figura 2 Flujograma para médicos con pacientes NNA que cursan con COVID-19 y el retorno al deporte. 

a) Atletas con Test de PCR (+) para COVID-19 y/o con Test de inmunoglobulinas M y G (+) que cur san asintomáticos:

• Historia clínica y examen físico.

• Evaluar electrocardiograma de reposo según criterio.

• Estudio adicional según resultados.

b) Atletas COVID-19 (+) con cuadro clínico leve y control ambulatorio:

• Historia clínica y examen físico. Evaluar posi bles síntomas y signos seculares de sistemas ya mencionados.

• Electrocardiograma de reposo.

• Exámenes adicionales según resultados, si elec trocardiograma es anormal o con cambios res pecto a previos, debe realizar adicionalmente ecocardiograma y doppler cardíaco y test de esfuerzo y exámenes de laboratorio.

• Si evaluación pulmonar o TAC de tórax estuvo alterado, en particular si hubo sospecha o confirmación de neumonía, esta se debe controlar previo a regresar actividad. Si no hubo estudio debe realizar radiografía de tórax.

c) Deportistas COVID-19 (+) con cuadro clínico moderado a severo (requirió hospitalización).

• Historia clínica y examen físico. Evaluar posi bles síntomas y signos secuelares de sistemas ya mencionados.

• Electrocardiograma de reposo.

• Ecocardiograma y doppler cardíaco.

• Test de esfuerzo (si imágenes cardíacas son normales).

• Laboratorio clínico con marcadores inflamato rios: PCR, Ferritina, LDH, troponina y P-BNP.

• Si hubo sospecha o confirmación de neumonía, esta se debe controlar previo a regresar activi dad. Si no hubo estudio debe realizar al menos radiografía de tórax y espirometría (flujometría).

• Evaluación física-kinésica previo a reintegro deportivo, evaluando pérdida de masa muscu lar y fuerza.

d) Atletas COVID-19 (+) con demostración de com promiso cardíaco durante su hospitalización independiente de su gravedad clínica o Sospecha o diagnóstico de miocarditis o compromiso por sepsis o “tormenta de citoquinas” y/o ventilación mecánica:

• Historia clínica y examen físico. Evaluar posi bles síntomas y signos secuelares de sistemas ya mencionados.

• Electrocardiograma de reposo.

• Ecocardiograma y doppler cardíaco.

• Laboratorio clínico básico y marcadores inflama torios: PCR, Ferritina, LDH, troponina y P-BNP.

• Test de esfuerzo (si imágenes cardíacas y biomarcadores son normales).

• Holter de arritmias de 24 horas.

• Resonancia magnética cardíaca con gadolinio para pesquisa de inflamación o fibrosis miocárdica.

• Si hubo sospecha o confirmación de neumonía, esta se debe controlar previo a regresar activi dad. Si no hubo estudio debe realizar al menos radiografía de tórax y espirometría (flujometría).

• Evaluación física-kinésica mandatoria previo a reintegro deportivo, evaluando pérdida de masa muscular y fuerza (Tabla 4).

Tabla 4 Resumen de recomendaciones. 

Referencias:

1. Kamps BS, Hoffmann C. Covid Reference Edición 2020-1. www.covidreference.com . Uploaded 7 de abril de 2020. Accedido 10 de mayo de 2020. [ Links ]

2. Yáñez F, Radice F, Moran M, et al. Propuesta de protocolo para regreso a la actividad deportiva en el fútbol. Documento oficial de la Comisión Médica de ANFP. (2020) http://anfpfotos.cl/notas/Propuesta_Protocolo_ANFP_Abril_2020_2.pdf. [ Links ]

3. Mujika I, Padilla S. Detraining: Loss of Training-Induced Physiological and Performance Adaptations. Part I. Sports Med 30, 79-87. (2000) https://doi.org/10.2165/00007256-200030020-00002. [ Links ]

4. Blair SN. Physical inactivity: the biggest public health problem of the 21st century. British Journal of Sports Medicine 2009;43:1-2. [ Links ]

5. Kohl HW, Craig CL, Lambert EV, et al. The pandemic of physical inactivity: global action for public health. The Lancet (2012)380;9838:294-305. [ Links ]

6. Pillaya L, Janse van Rensburga D, Jansen van Rensburga A, et al. Nowhere to hide: The significant impact of coronavirus disease 2019(COVID-19) measures on elite and semi-elite South African athletes. 2020. https://doi.org/10.1016/j.%20jsams.2020.05.016. [ Links ]

7. Myer G, Faigenbaum A, Cherny C, Heidt R, Hewett T. Did the NFL Lockout Expose the Achilles Heel of Competitive Sports?. Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy. 2011;41;10:702-5. [ Links ]

8. Sarto F, Impellizzeri FM, Spörri J, et al. Impact of potential physiological changes due to COVID-19 home confinement on athlete health protection in elite sports: a call for awareness in sports programming. 2020. Retrieved from osf.io/preprints/sportrxiv/4zb3a. [ Links ]

9. Andreato L, Danilo R., Coimbra D, Alexandro Andrade A. Challenges to Athletes During the Home Confinement Caused by the COVID-19 Pandemic. Strength and Conditioning Journal. 2020 (42)3. https://dx.doi.org/10.1519%2FSSC.0000000000000563. [ Links ]

10. Casais-Martínez, L, Sanroman-Cortés, Z, Del Hoyo-Lora, M, Solla-Aguiar, J, Lago-Peñas, C. Return to training and competition after COVID-19 in professional football. Science Performance and Science Reports.2020.102;1. [ Links ]

11. Mason J. May 20 The Bundesliga Blueprint: early lessons from the return of German football. May 25 The Bundesliga Blueprint: the snapshot becomes a story. https://www.trackademicblog.com/blog/thesnapshotbecomesastory . Accedido 30 mayo de 2020. [ Links ]

12. Davis BA, Tsen LC. Wearing an N95 Respiratory Mask: An Unintended Exercise Benefit?. Anesthesiology. 2020. Advance online publication. https://doi.org/10.1097/ALN.0000000000003421. [ Links ]

13. Pifarre F, Dulanto D, Grazioli G, de Yzaguirre I, Maura I. COVID-19 and masks in sports. Apunts Sports Medicine. doi.org/10.1016/j.apunsm.2020.06.002. [ Links ]

14. Blocken B, Malizia F, van Druenen T, Marchal T. Towards aerodynamically equivalent COVID-19 1.5 m social distancing for walking and running; 2020: 1-12. Available at: urbanphysics.net. Accedido 30 de mayo, 2020. [ Links ]

15. Centers for Disease Control and Prevention. Coronavirus Disease 2019 (COvid-19). Healthy Swimming. https://www.cdc.gov/healthywater/swimming/index.html . Accedido 3 de junio de 2020. [ Links ]

16. Centers for Disease Control and Prevention. Coronavirus Disease 2019 (COvid-19) Considerations for Youth Sports. Centers for disease Control and Prevention. (2020) (2020) https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/community/schools-childcare/youth-sports.html . Accedido 3 de junio de 2020. [ Links ]

17. Chen P, Mao L, Nassis GP, Harmer P, Ainsworth BE, Li F. Returning Chinese school-aged children and adolescents to physical activity in the wake of COVID-19: Actions and precautions. Journal of sport and health science, 00 (2020) 1 3. https://doi.org/10.1016/j.jshs.2020.04.003. [ Links ]

18. Organización Mundial de la Salud. Estrategia Mundial sobre regimen alimenticio, actividad física y salud. Actividad Física en los jóvenes. https://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_young_people/es/ . Accedido 2 de junio de 2020. [ Links ]

19. Falvey É, Mathema P, Horgan M, Raftery M. Retorno seguro al rugby en el contexto de la pandemia COVID-19. 27 abril 2020. World rugby. Player Welfare Putting players first. Recuperado de https://playerwelfare.worldrugby.org/?documentid=219. [ Links ]

20. Hughes D, Saw R, Panagodage N, et al. The Australian Institute of Sport (AIS) Framework for rebooting sport in a covid-19 environment. Journal of Science and Medicine in Sport. (2020) https://doi.org/10.1016/j.jsams.2020.05.004. [ Links ]

21. Marqueta PM, Bonafonte LF. Reconocimientos médicos para la aptitud deportiva. Documento de consenso de la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED-FEMEDE). Archivos de medicina del deporte: revista de la Federación Española de Medicina del Deporte y de la Confederación Iberoamericana de Medicina del Deporte 2017;34(1):10-30. [ Links ]

22. Yáñez F, Radice F, Moran M, et al. Evaluacion cardiológica previo al regreso a entrenamientos en deportistas que presentaron COVID-19. (2020). Documento oficial Comisión Médica ANFP. Asociación Nacional de Fútbol Profesional. Chile. http://www.anfp.cl/noticia/35362/anfp-y-clubes-participan-en-nueva-reunion-de-la-comision-de-retorno-del-futbol. [ Links ]

23. Bhatia R, Marwaha S, Malhotra A, et al. Exercise in the Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus-2 (SARS- CoV-2) era: A Question and Answer session with the experts Endorsed by the section of Sports Cardiology & Exercise of the European Association of Preventive Cardiology (EAPC). European Journal of Preventive Cardiology 2020;0(0):1-10. https://doi.org/10.1177%2F2047487320930596. [ Links ]

24. Schellhorn P, Klingel K, Burgstahler C. Return to sports after COVID-19 infection. Do we have to worry about myocarditis?. European Heart Journal. 2020;0:1-3 https://doi.org/10.1093/eurheartj/ehaa448. [ Links ]

25. Hull J, Loosemore M, Schwellnus M. Respiratory health in athletes: facing the COVID-19 challenge. Lancet Respir Med 2020 Published Online April 8, 2020 https://doi.org/10.1016/S2213-2600(20)30175-2. [ Links ]

26. Barker-Davies RM, O’Sullivan O, Senaratne KPP, et al. The Stanford Hall consensus statement for post-COVID-19 rehabilitation. British Journal of Sports Medicine, bjsports-2020-102596. (2020). doi: 10.1136/bjsports-2020-102596. [ Links ]

27. Informe Epidemiológico N° 23. Enfermedad por SARS-CoV-2 (COVID-19). Chile 05-06-2020. Informe Rama de Intensivo Pediátrico - SOCHIPE COVID 19. Chile 05-06-2020. [ Links ]

Recibido: 24 de Junio de 2020; Aprobado: 09 de Julio de 2020

*Correspondencia: Francisco Verdugo Miranda. E-mail: franciscoverdugo@gmail.com.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons