SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.91 número3Técnica EXIT como manejo de la vía aérea en masas gigantes congénitas de cuelloFuncionalidad de prótesis de mano impresa en 3D en adolescentes con amputación congénita parcial de mano: Una serie de casos índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. vol.91 no.3 Santiago jun. 2020

http://dx.doi.org/10.32641/rchped.v91i3.1401 

CASOS CLÍNICOS

Nodulos plantares dolorosos tras ejercicio intenso en paciente pediátrica: Un reto diagnóstico

Javier Sánchez-Bernal1 

Isabel Zárate-Tejero2 

Pilar Collado-Hernández2 

Mariano Ara-Martín1 

Lucía Prieto-Torres1 

1 Departamento de Dermatología, Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, España.

2 Departamento de Pediatría, Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, España.

Resumen:

Introducción:

La Hidradenitis palmoplantar ecrina idiopática (HPPI) es una dermatosis neutrofílica infrecuente, que cursa con nódulos eritematosos dolorosos de comienzo brusco en regiones plantares o palmoplantares, en niños que no tienen otra enfermedad subyacente.

Objetivo:

Presentar un caso que ilustra las principales características clínicas e histológicas de la HPPI.

Caso Clínico:

Niña de 11 años evaluada por nódulos eritematovioláceos dolorosos en planta de pie derecho de 48 horas de evo lución y fiebre de hasta 38,2 °C, sin antecedentes de interés salvo hiperhidrosis y práctica intensa de ejercicio en los días previos. Ante la sospecha clínica de HPPI se realizó biopsia cutánea, que mostró infiltrado inflamatorio neutrofílico alrededor de glándulas sudoríparas ecrinas y abscesos de neutrófilos, confirmando el diagnóstico. Se indicaron antiinflamatorios no esteroidales orales y reposo, con resolución de las lesiones en 7 días.

Conclusiones:

Este caso demuestra los aspectos más importantes de la HPPI. Esta entidad en muchos casos es infradiagnosticada, dado que puede confundirse con otras patologías que también cursan con nódulos acrales dolorosos, pero tienen distintas implicacio nes patogénicas y terapéuticas. Identificar apropiadamente la HPPI permite evitar la alarma innece saria, tanto en pacientes y sus padres, como en los propios dermatólogos y pediatras.

Palabras clave: Hidradenitis; dermatosis de los pies/diagnóstico; patología de glándulas ecrinas; niños

¿Qué se sabe del tema que trata este estudio?

Nodulos plantares dolorosos corresponde a una patología de etio logía desconocida, con características clínicas y patológicas bien definidas.

¿Qué aporta este estudio a lo ya conocido?

Se presenta un caso clínico muy ilustrativo de esta patología, pro bablemente subdiagnosticada, que ayuda al conocimiento de esta entidad, facilitando su manejo y evitando errores diagnósticos que puedan llevar a tratamientos innecesarios.

Introducción

La hidradenitis palmoplantar ecrina idiopática (HPPI) es una dermatosis neutrofílica infrecuente. Fue descrita por primera vez en 1994 por Stahr et al.1 en 6 pacientes sanos, 5 niños y un adulto joven, todos ellos con un cuadro clínico de lesiones dolorosas de afecta ción plantar y un estudio histológico parecido al des crito en la hidradenitis ecrina neutrofílica (HEN) pero con características diferenciales. Desde entonces se han publicado menos de 50 casos, la mayoría en pacientes sanos de entre 2 y 15 años, con afectación plantar y, en algunas ocasiones, palmar.

Su etiopatogenia no se ha aclarado todavía. Se ha observado una mayor incidencia en los meses calurosos en pacientes con antecedente de ejercicio físico intenso y/o calzado cerrado2,3. Algunas teorías defienden que, en pacientes con glándulas inmaduras, un traumatis mo mecánico o térmico podría producir la ruptura de las mismas con salida de su contenido a la dermis, acti vando citocinas inflamatorias con capacidad de atraer polimorfonucleares2,4,5. Otra hipótesis plantea que la excesiva sudoración, intrínseca o relacionada con el ejercicio físico intenso, iniciaría toda esta cascada inflamatoria6,7. Sin embargo, los estudios de laboratorio no aportan datos específicos al respecto8.

Los hallazgos histológicos son característicos y consisten en la presencia de un intenso infiltrado inflamatorio, de predominio neutrofílico, alrededor de las glándulas sudoríparas ecrinas, tanto en la porción del ovillo, en cuyas proximidades pueden formarse también abscesos de neutrófilos, como en el conducto, pudiendo encontrarse además acúmulos de neutrófilos en el interior del mismo de forma inconstante pero bastante específica8. No se observan siringometaplasia escamosa ecrina ni signos típicos de vasculitis leucocitoclástica2,8.

El objetivo del manuscrito es presentar un caso que ilustra las principales características clínicas e histoló gicas de la HPPI, para poner de manifiesto un cuadro característico probablemente infradiagnosticado.

Caso Clínico

Niña de 11 años de edad, evaluada en el Servicio de Urgencia por lesiones dolorosas en planta de pie dere cho de 48 horas de evolución, que impedían la deam bulación, con fiebre de hasta 38,2°C, sin otros síntomas ni signos clínicos cutáneos ni sistémicos asociados.

Como únicos antecedentes de interés, la paciente refería episodios habituales de hiperhidrosis plantar y práctica de baloncesto en los días previos. En la ex ploración física se observaban nódulos eritematovioláceos, dolorosos a la palpación, en borde lateral externo y zona de antepié de planta de pie derecho (Figura 1).

Figura 1 Nódulos eritematovioláceos en zona de antepié y talón. 

Se realizó una biopsia cutánea de una de las lesio nes, que mostró un infiltrado inflamatorio de predo minio neutrofílico alrededor de las glándulas sudorí paras ecrinas y abscesos de neutrófilos en las proxi midades del ovillo (Figura 2). Con estos hallazgos se confirmó la sospecha diagnóstica de HPPI y se inició tratamiento con antiinflamatorios no esteroidales ora les y reposo, con resolución paulatina de las lesiones en 7 días, sin presentar secuelas ni recidivas tras 3 años de seguimiento.

Figura 2 A) HE x20: infiltrado inflamatorio constituido por polimorfonucleares neutrófilos alrededor de las glándulas sudoríparas ecrinas, tanto en la porción del ovillo como en el conducto. B) HE x40: detalle de la infiltración inflamatoria que rodea y ocupa la luz de las glándulas. 

Discusión

La HPPI es una enfermedad propia de niños y adultos jóvenes, caracterizada clínicamente por la presencia de placas y/o nódulos eritematosos o eritemato-violáceos, dolorosos, de comienzo brusco, localizados en regiones plantares o palmoplantares, de forma uni o bilateral2,4,8. Por lo general, este cuadro se presenta en pacientes sanos, sin antecedentes de consumo recien te de medicación ni otras enfermedades subyacentes8. En algunos casos se acompaña de fiebre, pero sin otros síntomas generales2,4.

Es importante que, ante un paciente en edad pediá trica que consulta por nódulos dolorosos acrales, sepa mos reconocer este cuadro, y lo diferenciemos de otros con clínica similar (Tabla 1). Los principales diagnósti cos diferenciales a tener en cuenta son: la urticaria trau mática plantar, caracterizada por brotes recidivantes de maculopápulas eritematosas plantares, pruriginosas o dolorosas, que aparecen horas después de una activi dad física intensa, en cuyo estudio histológico aparece un infiltrado inflamatorio en dermis sin afectación de las glándulas sudoríparas ecrinas2,8,9; el eritema nodoso plantar infantil, que cursa con nódulos muy dolorosos, generalmente precedidos de infección o consumo de fármacos, que se resuelven de forma más lenta dejando una hiperpigmentación postinflamatoria y en cuya his tología encontramos la característica paniculitis septal propia del eritema nodoso2,8,10; y el síndrome de pie ca liente por pseudomonas, debido a una infección bac teriana por Pseudomonas aeruginosa que presenta una clínica muy similar a la HPPI, con nódulos plantares eritematosos, dolorosos, de aparición brusca, pero que se manifiesta característicamente en forma de brotes comunitarios en niños, a partir de 6 a 48 horas después de haberse bañado en una piscina caliente o temperada contaminada por dicho patógeno11. También podrían considerarse en el diagnóstico diferencial otras entida des como el eritema multiforme, la perniosis y algunos cuadros de vasculitis y celulitis2,8.

Tabla 1 Diagnóstico diferencial de lesiones plantares dolorosas. 

HPPI (Hidradenitis palmoplantar ecrina idiopática), Hen (hidradenitis ecrina neutrofílica), UTP (urticaria traumática plantar), ENP (eritema nodoso plantar infantil), SPCP (Síndrome de pie caliente por pseudomonas).

Por último, no debemos confundir la HPPI con la HEN, una erupción febril polimorfa que afecta a tronco, cara y extremidades. Esta entidad fue descrita inicialmente en pacientes con neoplasia hematológica que recibían tratamiento quimioterápico y, más tarde, también ha sido asociada con otros fármacos, neo plasias e infecciones. Ambas presentan una histología similar, pero con características diferenciales como la presencia de siringometaplasia escamosa del conducto ecrino en la HEN, y la presencia de abscesos de neutrófilos próximos a los ovillos glandulares en la HPPI8.

En cuanto al tratamiento, se recomienda única mente alivio sintomático, dado que se trata de un cua dro que se resuelve de forma espontánea en alrededor de 3 semanas sin dejar secuelas. Generalmente éste in cluye reposo que puede ir acompañado de antiinflama torios no esteroideos y corticoides tópicos2,6.

Conclusión

Presentamos un caso de HPPI con un cuadro clí nico e histológico característico, y aportamos las claves para hacer un correcto diagnóstico diferencial con otras entidades que cursan con nódulos acrales dolo rosos, pero presentan un curso clínico y unas impli caciones terapéuticas distintas, creando una alarma innecesaria, tanto en los pacientes y sus padres, como en los propios médicos.

Responsabilidades Éticas

Protección de personas y animales: Los autores decla ran que los procedimientos seguidos se conformaron a las normas éticas del comité de experimentación hu mana responsable y de acuerdo con la Asociación Mé dica Mundial y la Declaración de Helsinki.

Confidencialidad de los datos: Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informa do: Los autores han obtenido el consentimiento informado de los padres (tutores) de la paciente y/o sujetos referidos en el artículo. Este documento obra en poder del autor de correspondencia

Conflicto de intereses: Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

Referencias:

1. Stahr BJ, Cooper PH, Caputo RV. Idiopathic plantar hidradenitis: a neutrophilic eccrine hidradenitis occurring primarily in children. J Cutan Pathol. 1994;21:289-96. [ Links ]

2. López Blázquez M, Lozano Masdemont B, Mora Capín A, Gómez-Recuero Muñoz L, Campos Domínguez M. Idiopathic palmoplantar hidradenitis: is biopsy always necessary?. Acta Pediatr Esp. 2017; 75:e8-e10. [ Links ]

3. Rabinowitz LG, Cintra ML, Hood AF, Esterly NB. Recurrent palmoplantar hidradenitis in children. Arch Dermatol. 1995;131:817-20. [ Links ]

4. Housni Alaoui I, Hocar O, Akhdari N, et al. An uncommon cause of delayed walking: idiopathic palmoplantar hidradenitis. Arch Pediatr. 2015; 22:306-8. [ Links ]

5. Naimer SA, Zvulunov A, Ben-Amitai D, Landau M. Plantar hidradenitis in children induced by exposure to wet footwear. Pediatr Emerg Care. 2000;16:182-3. [ Links ]

6. Ben-Amitai D, Hodak E, Landau M, Metzker A, Feinmesser M, David M. Idiopathic palmoplantar eccrine hidradenitis in children. Eur J Pediatr. 2001;160:189-91. [ Links ]

7. Blázquez Sánchez N, Rodrigo Fernández I. Lesiones plantares recurrentes. Piel. 2007; 22:453-5. [ Links ]

8. González-Hermosa MR, González-Güemes M, González-Pérez R, Catón B, Díaz-Ramón JL, Soloeta R. Hidradenitis palmar idiopática. Actas Dermosifiliogr 2003;94:660-2. [ Links ]

9. Metzker A, Brodsky F. Traumatic plantar urticaria-an unrecognized entity?. J Am Acad Dermatol. 1988;18:144-6. [ Links ]

10. Suárez SM, Paller AS. Plantar erythema nodosum: Cases in two children. Arch Dermatol 1993;129:1064-65. [ Links ]

11. Fiorillo L, Zucker M, Sawyer D, Lin AN. The pseudomonas hot-foot syndrome. N Engl J Med. 2001;345:335-8. [ Links ]

Recibido: 03 de Septiembre de 2019; Aprobado: 19 de Noviembre de 2019

*Correspondencia: Javier sánchez Bernal. E-mail: javisanchez_5@hotmail.com.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons