SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.26 número79Ensayo bibliográfico: Buenos Aires y el interior: nuevos textos sobre antiguos quiebres índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


EURE (Santiago)

versión impresa ISSN 0250-7161

EURE (Santiago) v.26 n.79 Santiago dic. 2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0250-71612000007900008 

Frúgoli Jr., Heitor, (1999). Centralidade em São Paulo, Cortez Editora/Edusp/Fapesp, 254 págs.1

Cibele Saliba Rizek2, Profesora del Departamento de Arquitectura y Urbanismo de la Escuela de Ingeniería de São Carlos/USP.

El centro tradicional, la Avenida Paulista y el eje nucleado por la Avenida Luiz Carlos Berrini son examinados en Centralidade em São Paulo, de Heitor Frúgoli Jr., a la luz de un conjunto de tema presentes en las discusiones de las grandes ciudades contemporáneas: fragmentación, desertificación, abandono de las viejas centralidades, dualizaciones de todo orden, declinación, contracción y muerte de los espacios públicos y de la propia vida urbana. La indagación del autor pretende conducir la discusión del significado de los procesos de producción de una centralidad múltiple, de la jerarquización de estos núcleos de acuerdo con su "novedad" o "decrepitud", de la necesidad, del deseo y de la posibilidad de la ciudad, de la interrogación sobre la ciudad que nace de estos procesos.

En diálogo entre estos temas y los procesos en curso en la ciudad de São Paulo, el libro obedece a un proyecto ambicioso y bastante exitoso de identificación de tres centros paulistas, de los actores que los producen o que en ellos intervienen, de las relaciones entre estos actores y las transformaciones en el espacio de la ciudad. Empresarios, inversores y gestores del capital financiero, e inclusive el Sindicato de los Bancarios que actúa al interior de "Viva el Centro", por un lado, y "profesionales de la ciudad", arquitectos y urbanistas que están involucrados en las discusiones, proyectos e inter- venciones urbanas, por otro, son los actores identificados en sus relaciones y conflictos internos y externos, más allá de las grandes categorías que figuran en la discusión de las ciudades contemporáneas. De este modo, el "mercado inmobiliario" o "el mercado financiero", las "nuevas institucionalidades", los "nuevos actores", los "poderes públicos", o los "saberes de la arquitectura y de la ciudad" ganan contornos nítidos, adquieren voz e identidad.

Por eso los estudiosos de la ciudad, en particular de la ciudad de São Paulo, encontrarán en el libro de Frúgoli un material de investigación fértil, que permitirá un conjunto de nuevas indagaciones y rumbos de investigación, así como la rediscusión de cuestiones ya clásicas relativas a la ciudad. La primera es la relación entre los espacios centrales y periféricos visiblemente inestabilizada, ya sea por la constatación de la presencia o ausencia de viejos y nuevos elementos (véase el ejemplo de las inversiones culturales en la Región de la Luz o la argumentación de la necesidad de nuevos servicios para nuevos clientes, especialmente grandes corporaciones y oficinas en el vector sudoeste), ya sea por la creciente ocupación de los centros tradicionales por las poblaciones de baja renta, apuntada como un factor de degradación urbana por excelencia.

La segunda es la constatación de que la realidad metropolitana de São Paulo acaba por ser marcada por la competencia entre varias centralidades. Estas centralidades en disputa dependen de inversiones reales e simbólicas de empresas y bancos, de su dinamismo económico, de su fuerza política; de actores y grupos sociales que se localizan e interfieren en estas áreas, proyectos y concepciones urbanísticas que proponen y enuncian concepciones divergentes acerca de la vida urbana, de las relaciones sociales, de la metrópolis y de sus usos, de los elementos de definición y redefinición de lo que se entiende por centralidad y por metrópolis.

Estos puntos de partida, en torno de las discusiones recientes sobre la cuestión urbana se anclan en la idea de que, a pesar de la fragmentación y de la descentralización que caracterizan a São Paulo, "es imposible postular que esto signifique la pérdida de un ‘centro’, inclusive si ya no se puede hablar (…) de una única centralidad, de carácter tradicional e histórico. Persiste, de todas maneras, la importancia constitutiva del papel desarrollado por la centralidad en el contexto urbano, aunque bajo nuevos términos" (p. 42). Así, al mapear, descubrir y dar cuerpo a los conflictos en torno de la centralidad, identificando claramente actores e intereses, se acaba por develar un conjunto de procesos que vinculan "proyectos de centralidad en disputa, sus semejanzas y diferencias", revelando un "padrón metropolitano de redefinición de la centralidad" así como "la dinámica social que le es inherente" (p. 44).

El libro se compone de tres partes dedicadas a los tres centros y sus procesos de constitución, así como su situación en las curvas ascendentes o descendentes de apogeo y caída. El centro tradicional y la Avenida Paulista reciben un tratamiento más generoso y más homogéneo, desdoblándose en los cuatro primeros capítulos que se dedican a los procesos de formación, así como a la caracterización de las formas de asociativismo empresarial del interclasista que caracterizan, respectivamente, a la "Paulista Viva" y a "Viva o Centro".3

La tercera centralidad, en torno al vector sudoeste de crecimiento de São Paulo, es tratada más brevemente, aunque se planteen cuestiones muy interesantes y dimensiones todavía poco discutidas, sobre todo con relación a la forma por la cual esta zona y su centralidad fueron producidas. Siguen un conjunto de conclusiones que permiten una percepción más clara de la complejidad de las relaciones entre la ciudad, sus núcleos y los actores analizados.

Una de las cuestiones centrales en el libro sigue el camino del propio trabajo de investigación: se trata de pensar, con relación a cada una de las tres centralidades analizadas, un eje de conflictos que, por así decirlo, alinea y desalinea actores e intereses diversos, más allá de advertir las discordancias y concordancias relativas a los procesos de manutención, recalificación, "reparación", prevención del vaciamiento y desertificación o consolidación de las áreas en cuestión.

En el caso del centro tradicional, se trata especialmente de la espinuda cuestión de los vendedores ambulantes y de sus formas de asignación del espacio de la ciudad. Esta cuestión se mantiene cuando el análisis se vuelve hacia la Avenida Paulista, pero cambia de foco cuando se trata de pensar el vector sudoeste del crecimiento de la cuidad de São Paulo. Es interesante notar que, para cada una de las centralidades analizadas, existe la figuración de un otro —vendedores ambulantes y favelados, respectivamente— responsable por otros modos de uso de la ciudad y de su espacio, siempre vinculados a la esfera de la sobrevivencia y del dominio imperioso de la necesidad. De cierto modo, este eje central de conflictos en torno de la ciudad pone en escena, en los tres casos, la cuestión general de la "pobreza" y de la "pobreza urbana", que gana contorno mediante los actos de habla y matices de los "nuevos actores" como "Viva el Centro", "Paulista Viva", o el pool de empresarios del vector sudoeste y los urbanistas que trabajaron en las consultorías de estos movimientos y asociaciones.

Al final de este trayecto, algunas de las conclusiones relacionadas especialmente con estos ejes de conflictos entre las nuevas dimensiones asociativas, más empresariales que "Intergremiales" —con una única excepción del Sindicato de los trabajadores bancarios y del Projeto Travesía4—, acaban apuntando, más allá de cualquier buena intención, hacia un tratamiento de la cuestión social, que se configura tanto por los vendedores ambulantes como por los favelados, como "caso para la policía".

En el caso del centro tradicional, cabe resaltar la oposición, captada por el autor en los en los discursos de los líderes de "Viva el Centro", entre los trabajadores —empleados y disciplinados— y el trabajo ambulante e informal, criminalizado y culpabilizado por la degradación de los espacios que ocupa "ilegalmente", desfigurado y vaciado debido a por su enredamiento en la esfera de la sobrevivencia. Por otro lado, la novedad del asociativismo que destaca a "Viva el Centro" y a "Paulista Viva", es reconocida como parte integrante de las iniciativas de la sociedad civil y, al mismo tiempo, relativizada, por los dilemas y aporías que resultan de la combinación imposible entre ciudadanía y mercado en Brasil; esto, por la hegemonía o exclusividad de los sectores empresariales en el interior de estas formas de asociación, que, en las palabras de Frúgoli, pueden ser leídas como "acuerdos políticos articulados bajo la forma de lobby" que "apoyan intervenciones urbanas que dialogan bastante con los intereses más generales del mercado" (p. 229).

Desde el punto de vista de los horizontes de democratización de la ciudad y de sus centralidades, la situación empeora considerablemente cuando el autor examina el vector sudoeste de crecimiento de São Paulo. Lo que se verifica, en la producción de esta centralidad, por medio de la acción que combina un pool de empresarios y el poder municipal, puede ser caracterizado como un ejemplo empírico de la "ausencia de necesidad de lo público" y, en el limite, de la falta de necesidad de la ciudad y de sus habitantes de baja renta, de su carácter superfluo.

Utilizando los datos recolectados en su investigación, así como el trabajo de pesquisa de Mariana Fix, Frúgoli apunta, por un lado, al ideario de una arquitectura y de una intervención urbana marcadas por el carácter privado y de mercado, que gana calificativos de "espontánea", "volcada para la realidad", en "beneficio de los usuarios", en el discurso del arquitecto y emprendedor responsable por la mayor parte de los proyectos ahí ejecutados; por otro lado, a la violencia de una operación de "limpieza" y remoción de favelados marcada por engaños], por la manipulación, por la expulsión y la apropiación, valorización y especulación inmobiliaria, sin hablar de la vigilancia e interdicción de la presencia de vendedores ambulantes por parte de la Administración Regional. Aquí, la ya escasa pluralidad de actores del centro tradicional se extingue, ya que el poder público y los empresarios actúan conjuntamente, ya sea en la expulsión de la población de baja renta, ya sea en las operaciones que vinculan el vector sudoeste de la ciudad a otros ejes de especulación, como la "Nueva Faria Lima".

De este modo, al buscar los nuevos fenómenos y los nuevos actores de la ciudad, Frúgoli reencuentra redefiniciones y conflictos, revisiones y recomposiciones de una vieja cuestión: el carácter excluyente, aunque en grados y modos diversos, de diferentes prácticas de intervención en la ciudad, permitiendo que se observe lo que hay de viejo en los nuevos actores y en las nuevas prácticas que buscan constituir o recualificar y reparar las centralidades de la ciudad.

1 Originalmente publicado en "Caderno de Sabado", Jornal da Tarde, São Paulo, 26/8/2000. Su publicación en Eure cuenta con la debida autorización.

2 Traducción: Adrián Gurza Lavalle. Estudiante del programa de Doctorado en Ciencia Política de la USP.

3 Nota del editor: La avenida Paulista, una especie de desdoblamiento ampliado del centro tradicional bajo la hegemonía del capital financiero a partir de los años 70, sufre un proceso de deterioro urbano en los años 90, que condujo a la creación de la Asociación Paulista Viva". "Paulista Viva" surgió desde dentro del poder público, originalmente como una comisión, para después obtener una relativa independencia, esta vez como Asociación. Dicho proceso fue conducido por Olavo Setúbal, ex-prefecto de São Paulo y presidente de Itausa (vinculada al Banco Itaú), a partir de la invitación del entonces prefecto Paulo Maluf. Todo esto restringió bastante una incorporación más amplia de otros grupos de la sociedad civil, tal como ocurre de cierta forma en "Viva el centro", que por incorporar una variedad mayor de grupos y por mantener una mayor autonomía en relación al poder público, es llamada por la autora de la reseña asociativismo "interclasista", distinto al asociativismo "empresarial" de "Paulista Viva".

4 Nota del editor: El Sindicato de los Bancarios de São Paulo actúa en parcería con el Banco de Boston en el "Proyecto Fundación Travesía", una especie de ONG volcada a la acción social con niños y niñas de la calle del centro de la ciudad.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons