SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número46Implicancias y proyecciones forenses en el análisis de la vozIdentidad y discursos multiculturales en los ensayos de Jamaica Kincaid índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Estudios filológicos

versión impresa ISSN 0071-1713

Estud. filol.  no.46 Valdivia nov. 2010

http://dx.doi.org/10.4067/S0071-17132010000200007 

ESTUDIOS FILOLÓGICOS 46: 119-136, 2010

 

Chupasangres y explotadores. Chupa- + S en el español de Chile

Chupa- + S in the Spanish of Chile

 

Leopoldo Sáez

Universidad de Santiago de Chile, Bachillerato en Ciencias y Humanidades, Santiago, Chile. Correo electrónico: leopoldosaez@gmail.com


Los compuestos de V + S tienen una larga e ininterrumpida tradición en las lenguas romances. Constituyen uno de los procedimientos productivos y habituales para la creación de neologismos, preponderantemente de carácter popular. En el español de Chile, tres compuestos de chupa- se han introducido en la lengua común: chupasangre, chupamedia o chupamedias y chupacabras. Chupatinta ha perdido vigencia. Surgen, además, creaciones ocasionales o especializadas en ámbitos muy específicos, como chupacabras 2.

Para el estudio del español actual, Internet, gracias a buscadores como Google, abre enormes posibilidades complementando corpus lingüísticos como CREA o CORDE.

Palabras clave: morfología, formación de palabras, lexicología composición, español de Chile, Internet, Google.


V + N compounds have a long and uninterrupted tradition in the Romance languages. They make up one of the productive and usual procedures for the creation of neologisms, predominantly of a popular character. In Chilean Spanish three compounds of chupa- have consolidated their use and have spread geographically and socially: chupasangre, chupamedia(s) and chupacabra(s). Others have less diffusion and frequency of use, are limited to specific actvity oriented groups or are marked as regards social stratification and valuation: chupatinta, chupacabras 2, chu-pamangas, chupapatas, chupapico, chupacabeza, chupacalceta.

For studying current Spanish, Internet, thanks to search engines like Google open huge possibilities, complementing linguistic corpora like CREA or CORDE.

Key words: Morphology, Word formation, Lexicology, Compounds, Chilean Spanish, Internet, Google.


 

0.- El presidente del Partido Socialista chileno, Camilo Escalona, indignado por un fallo del Tribunal Constitucional, en declaraciones a la prensa1 calificó de "chupa-sangres y explotadores" a los empresarios que no cumplen las leyes laborales y dejan absolutamente desprotegidos a sus trabajadores.

Sus declaraciones provocaron una fuerte impresión, más que en los directamente aludidos, en los partidos de derecha que quisieron ver en estas expresiones un retorno a los duros enfrentamientos entre gobierno y oposición en tiempos de la Unidad Popular allendista. Compararon a Escalona con Carlos Altamirano, el líder socialista de aquella época.

En la prensa aparecieron artículos, entrevistas y comentarios que hacían hincapié en lo peligroso de estas prácticas verbales. Por su parte, el senador Escalona, un parlamentario de extracción popular2 con inquietudes literarias, se manifestó muy satisfecho por el revuelo producido e hizo presente que había pensado muy bien en las voces que utilizaría en sus declaraciones públicas y reafirmó sus dichos: "Parece que anda mucho vampiro suelto, porque (...) tantos se han sentido afectados" C5, 25-8-20063.

Escalona empleó tres recursos lingüísticos: una forma compuesta (chupasangres), una derivada (explotadores) y una metáfora (vampiros). En lugar de chupasangre, el español le ofrecía como alternativas, además, chupador de sangre (derivado: base+sufijo) y que chupa sangre (oración de relativo) que tienen los mismos elementos semánticos (los semas de chup- y de sangré) y el elemento agentivo (-dor y el aspecto verbal).

De las tres voces empleadas por el senador, la que provocó mayor escozor fue chupasangre. Nos detendremos en ella y aprovecharemos para indagar en el procedimiento subyacente de creación de neologismos.

1.- En español se presentan diversas combinaciones de constituyentes para formar un compuesto:

Este último tipo de compuestos es probablemente el más frecuente en español. Es un modelo de formación de palabras muy empleado, desde los albores del idioma. Es el de trotaconventos, matamigos, matacán del Libro de Buen Amor, rastrapajas de Berceo (Milagros, 213), matasiete de Góngora, comevivos (Cervantes en "El rufián viudo"). Ha originado apodos y sobrenombres, como Matamoros, y numerosísimos topónimos, como el puente de Mojabragas, el convento de Picamuela o los frecuentes Miramar.

Los primeros compuestos romances de verbo más un complemento han sido documentados en Italia: labamanos en el siglo IV. En español medieval aparecen Speraindeo, nombre del obispo de Itálica que concurrió al Concilio de Toledo en 621, alzaparapos (864). Ataporka (963). Algunos han mostrado una sorprendente longevidad: thorna-xol (982), matacaballos (1082), abre-ualyo "abrojo" (1100), mondadientes (1293).

Podemos representarlos en dos momentos, el previo: (x) V5 + CD (un substantivo implícito o expreso determinado por un verbo y un complemento directo) y la fusión propiamente tal: (x) TV-S6 (un substantivo implícito o expreso y un compuesto formado por dos elementos soldados que ya no son propiamente los anteriores, porque V ahora no es una forma verbal sino TV, un representante del verbo, una suerte de tema verbal, y el CD es S, un elemento del compuesto de naturaleza nominal.

Es un procedimiento7 usual en el ámbito romance (port, conta-gotas; catalán tallapapers; rum. pierde-vara; fr. coupe-papier,...). Tiene raíces indoeuropeas, sánscrito, persa y griego antiguos En latín era prácticamente inexistente: fulcipedia, exercipes,..., algunos antroponimos (Vincomalus, Habetdeum) y el apodo de un centurión romano (Cedoalteram) (vid. Francis, 1875). También es muy poco frecuente en las lenguas germánicas (ing. breakfast, alemán Taugenichts, Lesebuch, Horgerat, Ankaufstelle), pese a que en alemán es muy productiva la creación de palabras mediante composición.

En español sigue plenamente vigente en todos los niveles, más frecuente en la lengua común y popular (calientap ollas) y no ausente en el literario (".. .la abnegada legión de los pincha-ranas, caza-vocablos, barrunta-fechas y cuenta-gotas de toda laya ", Unamuno, Niebla, XXIII).

(x) representa un substantivo, por lo general no presente8. El compuesto (TV-S), de carácter adjetivo, toma las funciones de substantivo ante la ausencia de (x)9.

El procedimiento es muy sencillo, no presenta mayores complicaciones al que escucha el neologismo por primera vez. El resultado, en la gran mayoría de los casos, es transparente. Tiene un fuerte carácter popular y afectivo. Son características que explican su persistencia y aceptación.

En español, TV, generalmente, proviene de un verbo de la Ia conjugación, bisílabo. El conjunto no suele tener más de cuatro sílabas (son raros compuestos como destripaterrones, descuernacabras), con acentuación en la penúltima. El -S puede ir en singular o plural, con frecuentes vacilaciones de uso10. En la lengua culta y general, la gran mayoría son masculinos.

Los elementos se aglutinan o, en la escritura, se separan por un guión o un espacio.

El compuesto individualiza una función o actividad características del referente.

Si x representa un objeto, dispositivo, artefacto..., se describe una función definidora: mondadientes, sacapuntas, quitasol, abrecartas, matasellos, cubrepi-sos, cubrecama, espantapájaros, cuentagotas, lavamanos, lavalozas, lanzaaguas, quitamanchas,...11.

El procedimiento ha permitido incorporar al idioma innovaciones tecnológicas a través de una descripción sintética: por ejemplo, en los modelos de automóviles: guar-dafangos, parafango, salvabarros, parachoques, abremaletas, alzavidrios, apoyacabeza; en el mundo bélico: lanzallamas, lanzamisiles, lanzatorpedos, portaviones,...

Si x es +hum se destaca una actividad característica y originalmente novedosa que puede convertirse en una profesión u oficio12: guardacoches, guardaespaldas, guardabosques, guardalíneas, guardafaros, salvavidas, lustrabotas, recogepelota,...

El hablante creador es el que selecciona la actividad que le interesa destacar y los elementos léxicos que considera más adecuados. No siempre es imparcial, neutral u objetivo. Su elección está, naturalmente, determinada por sus juicios de valor y puede ser burlesca, satírica, descalificadora, insultante: tiralevitas, zampabollos, pelagatos, ganapán, destripaterrones, rapabarbas, rapavelas, majagranzas (en Cervantes), chupatintas, matasanos, rajadiablos, buscapleitos, chupacirios, hinchabolas, hinchapelotas, sacapotras, rascatripas,... Seguramente a los seguidores de Estudiantes de la Plata no les resulta grato que los hinchas de los equipos rivales los llamen pincharratas.

Estos compuestos burlescos pueden dar origen a apodos o alias como cansapiojos ('cabezón'), en mi Liceo, le decíamos rompetechos a nuestro profesor de Castellano de baja estatura.

Si x representa a insectos, aves, animales, se destaca su actividad más llamativa, ajuicio del hablante creador: matapiojos, chuparrosa, picaflor,...

Estos compuestos pueden ser una buena alternativa para reemplazar los anglicismos crudos: guardalínea (lineman), guardametas, guardavalla (goalkeeper), buscapersonas (beeper), cazatalentos (headhunter), marcapasos (pacemaker)...

Un referente puede ser designado con diferentes compuestos que cambian el verbo o el substantivo por otros equivalentes. Aquí pueden aparecer diferencias dialectales. Así a nuestro picaflor le dicen también chupaflor, chupamirto o chuparrosa y el pájaro carpintero es el picamaderos o picapinos. El saltamontes es el saltaprados. Las empresas que se dedican a los artistas jóvenes que serán las rutilantes estrellas del mañana se llaman cazatalentos o buscatalentos. En nuestras cada vez más lejanas fiestas juveniles era absolutamente indispensable un pasadiscos o tocadiscos. Según las regiones, se usa el sacacorchos o el sacatapón. Los odontólogos son llamados despectiva e irrespetuosamente sacamuelas, sacudientes, quitamuelas, seguramente una pequeña venganza por lo que cobran e intimidan. En los automóviles encontramos abundantes sinónimos: parachoques, paragolpe o paragolpes; guardafango, parafango, salvabarros, tapabarros. Todos los modelos están usando apoyacabezas, reposacabezas o apoya nuca.

Sacacuartos - sacaperras - sacadineros pertenecen al mismo ámbito de negocios o actividades. El sacamanchas es el quitamanchas. Los traganíqueles y tragadieces están emparentados con las tragaperras o tragamonedas, que los alemanes llaman metafóricamente los "bandidos de un solo brazo".

Hinchabolas, hinchacocos, hinchaforros o hinchahuevas caracterizan al mismo poco grato tipo humano.

Calientapollas13, calientabraguetas14, calientasopa y calientapichí15 son creaciones equivalentes, las dos primeras, peninsulares; las otras, chilenas: vulgares, ocasionales. Responden a la misma imagen: la mujer que excita a su pareja, pero que no tiene intenciones de tener relaciones sexuales con él.

2.- Chupasangre16 (chupa sangre, chupasangres), cuando se aplica a personas, es un compuesto de una fuertemente crítico y reprobatorio, normalmente insultante. Es una voz acuñada, al parecer, en la segunda mitad del siglo XX.

La primera documentación de que dispongo es de 1957, en la variante chupasangres con el substantivo en plural.

"Don Julio es el dueño de la fábrica -dijo Utah.
-Don Julio es un chupasangres -añadió Johnny.
-Eso es: un chupasangres..."17

No está registrada en los diccionarios de la Academia, ni en los clásicos de americanismos18, ni en los más modernos19.

Como es sabido, la RAE mantiene dos bancos de datos: el Corpus Diacrónico del Español (CORDE) -250 millones de registros hasta 1975- y Corpus de Referencia del Español Actual (CREA) -154 millones entre 1975 y 2004-. En el CREA encontramos dos documentaciones de chupasangre o chupasangres. La primera también es de Juan Goytisolo (1966); "A un elemento asile llamo yo un chupasangres"20, la otra de Max Aub; "...los hippies son todos hijos de chupasangres... " (1971)21.

En el CREA aparecen 9 documentaciones de seis países: España (2003, 2 documentaciones), México (1988, 2 documentaciones), Colombia (1986), Argentina (1999), Venezuela (2000), Chile (2002, 2 documentaciones).

Los usos documentados tienen un sentido literal "que chupa sangre": pájaro chupasangre (Chile)22, vampiro chupasangre (España, prensa23); bagre de torrente, chupasangre (Argentina)24 y otro metafórico: "explotador" lapa inmunda, chupasangre / infeliz bodoque, chupasangre (México)25, No me venga usted a hablar de virtud, chupasangre (Colombia)26, empresario chupasangre (España)27, los chupasangre'y los mercenarios ideológicos (Venezuela28 prensa).

La distribución geográfica de las fuentes (España, México, Venezuela, Colombia, Argentina y Chile) parece indicar que chupasangre pertenece al léxico general del español y no a dialectos específicos.

El tipo de fuentes (novelas, obras de teatro, artículos periodísticos, obras científicas) sugiere que está integrada a la lengua común.

Estos útiles bancos de datos de la RAE resultan extremadamente modestos, si los comparamos con las posibilidades que nos abre Google en Internet: las 11 documentaciones contrastan con las más de 81.200 citas de chupasangre y 37.500 chupasangres de los más variados orígenes en la lengua escrita. Entre muchas otras, establece relaciones sintagmáticas como piojos chupasangre, insectos chupasangre, zánganos y chupa sangre, zanguijuelas (sic) chupa sangre, murciélago chupa sangre, banqueros chupasangre, los chupasangre de la derecha, Banco Chupasangre, los «chupasangres» promotores inmobiliarios. ...También aparecen algunas plantas, como la peruana oenothera rosea (Onagraceae) y un arma blanca, la almarada, que también se conocen como chupasangre.

Google nos permite confirmar que se usa en todo el ámbito del español.

Para la cubana de Miami María "Cuca" Cañizares es "Castro, el chupa-sangre de Cuba" (Foro Univisión. Miami Cubanos, 21-1-2006). A propósito de la extracción y venta de sangre de los cubanos, Cuca aprovecha con maestría en forma simultánea los dos sentidos de chupasangre.

Parece ser un sentimiento generalizado de los cubanos anticastristas: el Vampiro de La Habana, Fidel Castro (...). El Chupasangre, traidor y déspota, que ha violado los tratados y leyes internacionales a su antojo. (...) Desde Cuba y para el mundo. Paz S.". (El Mundo, Venezuela, 9-4-2008).

En Paraguay también forma parte del repertorio de expresiones insultantes:

Paraguayos, hartos de la corrupción chupasangre (...)Es tiempo de cambiar, es tiempo de que se vayan, no podemos más con esta mafia chupasangre en el país", dice Andrés González, chofer de taxi de 50 años, a la AFP La República. (20-4-2008).

Usual también en el ámbito andino. En Bolivia, las provincias se quejan:

"No más paceños chupasangres de Bolivia". http://www.Bolivia.indymedia.org 30-12-2007.

En todas partes es empleada en el lenguaje político; como en Perú:

"... El Movimiento Popular Perú (MPP), saluda con fervor revolucionario a nuestro heroico pueblo (...) que nuestro Perú no sea nuestro, ya que está en manos de un puñado de 'chupa sangres' nativos y extranjeros" (No votar, marzo 2006),

En Ecuador también pertenece al lenguaje descalificador:

Llévate a tu panda de vagos chupasangres, alcohólicos, parásitos y whiskerasü " (http://www.stormfront/forum, 25-3-2009).

Es de uso generalizado en Centroamérica y el Caribe.

En República Dominicana:

"... empresarios 'vividores chupa sangre del pueblo dominicano..." (Diario 27 Digital Rep. Dominicana, 8-8-2009).

En Nicaragua: "El único lenguaje que él entiende es la corrupción y el vicio. Nunca va a dejar por fuera al montón de serviles interesados chupa sangre que lo rodean". (ElNuevo Diario, Managua 31-5-2006).

Guatemala: "Diputados chupasdangre" (El Periódico, Guatemala, 7-12-2007).

En Costa Rica: "... me cuesta mucho ganarme mi plata como para regalársela a esta "gentecilla" chupa sangre". (Foro de Costa Rica, 25-5-2009).

El Salvador: "Los chupasangre del pueblo salvadoreño" (http://www.simpatizantesfin.org).

Honduras: "... alguien que no es pura sangre, de su casta de salvajes chupa sangre, ha llegado al poder" (Hunnapuh. Comentarios, 15-7-2009).

Panamá: "Ojala Panamá se lo tomen los Populistas y a ti maldito oligarca chupa sangre te ahorquen en una plaza pública. Abajo los oligarcas chupa sangre corruptos". http://www.eddelgar.blogcindario.com. 1-6-2007.

Está fuera de dudas de que el chupasangre pertenece al "...léxico hispánico general de nuestros días...". Sin embargo, injustificadamente está fuera de todos los diccionarios académicos. En cambio, Seco 1999 acertadamente lo incluye en su diccionario que recoge el léxico de los españoles de la segunda mitad del siglo XX.

Morales Pettorino registra chupasangre ("que explota el trabajo ajeno en su beneficio") en su IDiccionario de chilenismos (2006: I: 599). Esto no quiere decir necesariamente que se haya originado en Chile. El carácter diferencial o contrastivo de este diccionario está basado en el diccionario académico. Se registran las voces usadas en Chile no consideradas por la Academia. Esta decisión tiene como consecuencia que se introduzcan muchas voces también empleadas en España y no incorporadas al diccionario académico por diversas razones: anglicismos, coloquialismos, vulgarismos, regionalismos, desconocimiento... La omisión académica origina la inclusión de esta voz que es empleada en todas las áreas del español.

Por otra parte, esta definición tan amplia aumenta injustificadamente el número de referentes, ya de suyo numeroso.

Es un neologismo relativamente reciente. Todos los ejemplos de Morales Pettorino están fechados entre 1980 y 1999. No aparece en los registros lexicográficos del español de Chile de Rodríguez 1875, Ortúzar 1893, Román 1908, Medina 1928, Me Hale 1930, Rojas 1943, Yrarrázaval 1945, Oroz 1966, Academia 1978. Esto puede indicar que se ha difundido después o que no ha sido nunca considerado chilenismo. Me parece que ambas posibilidades son ciertas.

Los usos documentados en Chile son los que ya habíamos encontrado en los registros electrónicos:

a)el literal: "que chupa sangre":

"En enero, Chile recibe un cruel agresor: el tábano chupasangre". A16, 22-12-2006.

b)el metafórico: "explotador". Aparece usualmente en relación con explotadores, privilegiados, señoritos, vendepatrias, gerentes, parásitos:

"...los ' chupasangre' son quienes no respetan los derechos de los trabajadores." C5, 12-08-06.

Los explotadores no son sólo los empresarios o los latifundistas:

"...empiezan a decir que todas las mujeres29 son unas chupasangre, unas saca-plata." D2, 15-4-2007.

El plural puede llevar marca: chupasangres o no llevarla: chupasangre:
"...los 'chupasangre'son quienes...." C5, 12-08-06.
Los chupasangres y explotadores'...." C5, 12-08-06.
'"...chupasangresy explotadores'celebrarían...." C4, 26-08-06.
"...hay prácticas de chupasangres...." C4, 26-08-06.
"... 'todos los chupasangres y explotadores de este país tendrán..." C5, 25-8-2006.

Como decíamos, la Academia no ha incorporado todavía chupasangre a sus diccionarios. Registra sí (2001) numerosos compuestos con chupa- como primer elemento: chupacirios, chupaflor, chupalámparas, chupalandero, chupamedia o chupamedias, chupamirto, chupapiedras, chuparrosa, chupatintas30.

En su mayoría son dialectales: americanismos (chupaflor, chupamirto y chuparrosa son distintos nombres para el colibrí en México, Colombia, Honduras, Venezuela, Puerto Rico; chupamedias es el adulador en Argentina, Chile, Uruguay, Venezuela, Honduras; chupapiedras es un juguete andaluz31; chupalandero es murciano, designa a un tipo de caracol. Más generales deben haber sido chupacirios y chupalámparas para designar al beato santurrón y chupatintas, el oficinista o escribiente.

De todos ellos, el Diccionario esencial de la lengua española (2006) sólo conserva cuatro: chupacirios, chupamirto, chuparrosa, chupatintas32. Salvo esta última33, ninguna de ellas es conocida en Chile, donde sí se emplean habitualmente chupasangre, chupamedia o chupamedias, chupacabras y, más restringidamente, chupatintas.

3.- Chupamedia o chupamedias34 es "adulador, servil, rastrero".

"... se quejaron amargamente de la actitud patronal y 'chupamedia' que ha asumido el jefe de los celadores de la Carbonífera de @Schwager...",

"...chupamedias, enteramente impermeable al grupo en sí y ávido de sacarle a Santiago el provecho que viniera a cambio de la sumisión babosa de sus servicios" CIECh, ELLT047SHASU.

El diccionario académico asigna chupamedias a "Arg., Chile, Hond, Ur. y Ven."35. Analicemos esta distribución, que parece muy fragmentaria.

En CORDE hay una sola documentación: Boquitas pintadas de Puig (1969) "En otra mesa, el doctor Aschero y el joyero-relojero Roig: un hijo de puta con aliento a perro y una comadreja chupamedias, pensó Juan Carlos"36.

En CREA figuran 21 de textos de Argentina, Venezuela, Chile, pero también de Perú (de una novela de Bayly de 1996) y de Bolivia (una novela de Renato Prada de 1997 y un artículo de prensa 2000).

Google nos ofrece 64.100 citas de chupamedias y, además, 13.300 de chupamedia.

Pueden ser una gran ayuda para delimitar el área de uso. En cada caso, pondré un solo ejemplo como muestra.

La RAE menciona en el extremo meridional americano: Mar de Plata y Chile ¿Qué pasa con Paraguay?

El abogado Claudio Bogado Pompa, de Asunción, nos informa que "El presidente está cercado de chupa medias". http://www.Asihablamos.com.

¿Y los países andinos?

En Perú el Presidente también tiene sus detractores: "Alan García traidor genocida mama huevos, chupa medias del imperio archi genocida" Perú http://www.Indymedia.org. 10-8-2009.

En Bolivia no son menos críticos: "Carlos Meza fue el presidente más chupa medias, inoperante, tontazo, que no hizo nada por Bolivia! este mal nacido solo se dedicó a subastar y vender a gallina muerta las empresas del Estado(...) ahora qué puede hacer este mamón, chupa medias de Goni." La Razón, 6-7-2009.

En Ecuador, los colaboradores del presidente son los enjuiciados: "Este charlatán de Correa y los chupamedias de siempre que (...) lo acompañan..." Ecuavistazo, http://www.Wordpress.com, 2-3-2009.

Si se usa en Ecuador y Venezuela, es muy probable que también sea usual en Colombia: Así es efectivamente, como ya lo habían comprobado Haensch y Werner 1973:

Tener al servicio "chupamedias" es sinónimo de Status y Poder?

"Aquí en Colombia, Uribe, presidente con un pasado muy oscuro, tiene un gabinete de chupamedias, en términos colombianos LAMBONES Y SAPOS, a los que les paga..." http://www.Espafiol.answers.yahoo.com.

Es muy poco probable que sólo se conozca en Honduras y no entre sus vecinos centroamericanos.

Costa Rica: "...Ha de ser algún tinterillo chupa medias que con tal de quedar bien con los gringos joden a los empleados". Foro de Costa Rica com, 13-2-2009.

Nicaragua: "...ahora agrego a lospesuñentos (sic) y chupamedias de los comentaristas deportivos efraín trelles el veco papelito cáceres (este último acomplejado que se cree argentino, qué triste debe ser su vida)". http://www.RadioCapital.com, junio 2009.

El Salvador: "Pienso que en algún momento de nuestras vidas somos chupa medias". Salvadoreños en línea.com, 30-10-2008."...nunca he sido un chupamedias de la mediocridad', http://www.migenteinforma.org, 9-3-2009.

Guatemala: "...No cabe duda que este minístrete achinchincle chupa medias de Gándara, lo que quiere es quedar bien con la drácula de Guatemala que no tiene límites a su ambición...". http://www.El Periódico.com.gt., 17-3-2009.

También se usa en República Dominicana: "me importan un rábano los militares yankis especialmente los chupamedias vende patrias como el profesor Giradiablos". http://www.Univision.com, 22-9-2008.

En México no parece estar tan difundido.

El sitio Yahoo México preguntó: ¿Eres un chupamedia ? Pero no todos los lectores entendieron el término, que no figura en Lara 1996.

"México no es chupamedia de USA!,... te puedo dar una lista de 60 países chupamedias de USA, pero México no, ¡anda a leer un poco de historia antes hermano!" http://www.Taringa.net.

También los cubanos, por lo menos los de fuera de la isla, emplean chupamedias:

"Paulito EG, otro músico mediocre, endiosado, egocéntrico y chupamedias, que quería triunfar en Miami, haciendo odas al tiranosauño del Caribe",http://www.Porloclaro.blogspot, 2009-05.

"Y ahora está unpoquito asustado este gallego chupamedias porque los cubanos de España empezamos a organizamos como es debido, y a protestar", http://www.burronazul.net.11-6-2007.

Si chupamedias se usa en el habla común en Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Venezuela. Costa Rica, El Salvador, República Dominicana, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Cuba, se trata, sin lugar a dudas, de un americanismo y así debiera indicarse en los diccionarios.

En Chile, chupamedias ha servido de modelo para otras creaciones léxicas, que no tienen tanta difusión: chupacalceta37 cambia media por un sinónimo; chupapico38, chupacabeza39, empleados como insultos vulgares. Su segundo componente alude al órgano sexual masculino. Se ha creado también un chúpatelas, como epíteto, de significado literal y uso ocasional40.

4.- Chupacabras41 es un ser mitológico que sale de noche a alimentarse de la sangre de animales. El mito se originó en la isla de Puerto Rico y se ha extendido por América Central y América del Sur: Argentina, Perú, Puerto Rico, Guatemala, Costa Rica, Panamá, Chile, República Dominicana, México,...; y algunas zonas del sur de Estados Unidos.

En los años 60 se conocieron extraños casos de muertes de animales en los Andes bolivianos. Tres décadas después, los periódicos puertorriqueños El Vocero y El Nuevo Día informaron sobre muertes de animales: aves, cabras, caballos. Las víctimas morían totalmente desangradas sin signos de violencia, sólo unos orificios en el cuello. Se empezó a hablar del "Vampiro de Moca", un pequeño poblado donde ocurrieron las primeras matanzas.

Difundidos por la prensa estos inquietantes sucesos, se conocieron situaciones similares en República Dominicana, Argentina, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Panamá, Nicaragua, Brasil, Estados Unidos y especialmente en el norte de México, estado de Nuevo León.

Vampirismo, muertes misteriosas, monstruos desconocidos, tal vez alienígenas o mutantes, campesinos aterrados. Eran elementos que recoge con avidez la prensa nacional o internacional.

Existen variadas versiones sobre la apariencia física del chupacabras: un gorila pequeño, de dientes afilados, capaz de volar; un animal mitad cabra y mitad monstruo; una especie extraña de murciélago; perro, lobo o coyote.

Se atribuye al músico y humorista puertorriqueño Silverio Pérez (Guaynabo, 18-7-1948) el haber acuñado el término chupacabras -influido probablemente por Jurassic Park (1990), la novela de Michael Crichton- y haberlo empleado a comienzos de los 90 en un programa de televisión. Otros lo atribuyen a Pedro Cabiya, granjero de Puerto Rico, que lo habría creado en 1994.

La rápida popularidad internacional que ha alcanzado este moderno y aún desconocido monstruo tiene diversas manifestaciones: la banda galesa de rock Super Furry Animals incluyó la canción Chupacabras en su álbum "Radiator" (1997); también Tiro de Gracia le compuso una canción con el mismo título. Se han dedicado al chupacabras numerosos programas de televisión ("El Mundo gira" en X-Files); en España, libros y artículos: Cardeñosa, Bruno (1996) "El chupacabras ataca en el país vasco". Año Cero (Madrid), n° 75, 40-42; Gámez, Luis Alfonso (1999), "El viaje Transatlántico del chupacabras", El Esceptico, Verano 1999, 58-63; Sierra, Javier (1996) "¿Ha llegado el chupacabras a la península Ibérica?". Más Allá (Madrid), n° 92, 50-56... El dramaturgo uruguayo Aldo Moreira el 2000 terminó su obra "Chupacabras": En Colonia tiene su sede el conjunto Chupacabras, música hip hop. Los puertorriqueños con mucho orgullo lo consideran suyo y en Nueva York venden camisetas con la figura del monstruo y la leyenda "¡Yo soy boricua!, mi amor es Puerto Rico".

Si el término fue creado en Puerto Rico, la primera zona de difusión debiera ser América Central y el Caribe:

Costa Rica: "...entre 1995 y 1996 hubo una serie de apariciones y ataques atribuidos al chupacabras aquí en Costa Rica, todas en la provincia de Guanacaste que colinda con Nicaragua..." http://www.ciberanika.com. 22-8-2006.

Nicaragua: "De acuerdo a la señora Alicia Icabalceta, dueña de la finca San Lorenzo, a 4 kilómetros de la Calle Real de Tolapa, el 'Chupacabras'ha cobrado la vida de más de cien ovejas de las zonas aledañas, ..."El Nuevo Diario, Managua, 19-8-2000.

Guatemala: "Vecinos del municipio de Jalpatagua, Jutiapa están alarmados por la muerte de varios animales de corral, al parecer el llamado Chupacabras está nuevamente haciendo de las suyas..." http://www.sobrenatural.net.

Honduras: "El 'chupacabras'ataca en Comayagua (...)Eldía lunes el 'Chupacabras' mató a una oveja, la marca es idéntica y no tiene talle de golpe..." señales de los http://www.tiempos.blogspot.com, 1-3-2009.

El Salvador: "...en El Salvador el chupa cabras hizo de todo hasta de chuparse ganados hasta conejos, pollos, gatos, perros..." samueñsanchez.blogia.16-2-2009.

Panamá: "Yo he escuchado algunas cosas parecidas en España, como el famoso 'Chupacabras'y ahora resulta que en Panamá tienen también sus versiones" http://www.donderis.net.

En el área del Caribe:

Colombia: "La población de 7000 habitantes, a 300 kilómetros de Tunja, sufre estos misteriosos ataques a sus animales desde el 2005. (...) Según Eliécer Pérez, director de la Umata de Chiscas, hace rato descartaron que fuera un puma o un tigrillo; un perro, un zorro o una comadreja. Todo indica que lo que tiene desvelados a los pobladores es un 'chupacabras'o tal vez, varios", http://www.razoncritica.com.

Venezuela: "¡Fue el 'chupacabras', fue el 'chupacabras'!, era la frase que expresaban los habitantes de sector Nueva Lucha de Mara al ver en la forma en que quedaron los cochinos y un rabipelao". http://www.Sobrenatural.net. 30-10-2006.

Los cubanos ya le pusieron música:

"...como dice el comediante cubano Guillermo Alvarez Guedes en su famosa canción dedicada al «Chupacabras»: «Vamos a gozar, vamos a disfrutar, antes de que el "Chupacabras" nos venga a picar». Elmundo, 15-4-1996.

República Dominicana: "El Chupacabras de República Dominicana (...) este animal que supuestamente apareció en la Universidad Autónoma de Santo Domingo no tiene nada que ver con el famoso chupacabras, animal mitificado en algunos países hispanos" http://www.Mundovwgano47.blogspot.com.17-3-2007.

Chupacabras está muy difundido en México ("Reapareció el Chupacabras en Campeche", http://www.mexlcoeluniversal.com; "pastillas mexicanas chupacabras 100% efectivas en reducción de peso "), donde incluso es el apodo del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari.

La Facultad de Medicina Veterinaria de la U. Autónoma de Sinaloa, el Instituto de Biología de la UBAM, entre otros, han emitido informes sobre el monstruo, que ha originado también interpretaciones sociológicas: "Lo único claro es que el chupacabras no es mexicano... aunque (...) dicen que 'tiene hábitos de banquero o de político mexicano'." Excelsior (México), 8-5-1996.

En todos los dialectos del español de América del Sur se ha incorporado chupacabras:

En los países andinos:

Perú: ("LIMA- La leyenda urbana del 'Chupacabras', una especie de animal de pecho amarillo y colmillos grandes que ataca y succiona la sangre de perros, borregos, gatos, cerdos y conejos, comenzó a generar alarma en el norte peruano." http://www.excelsior.com, 3-4-2009.

Bolivia: "...yo soy de Potosí, Bolivia (...) si quieren que yo les diga cómo es el verdadero chupacabra visiten mi correo (...) les daré informe sobre el chupaca-bra. mi abuelo del campo les contará (...) el ataque a mis gallinas y mis gatos." http://www.Elobservatorio.cl. 5-7-2008.

Ecuador: "...ha lanzado la hipótesis de que el extraño animal (...), cuyo cuerpo se asemeja al de un perro, pueda ser un chupacabras." http://www.Portalecuador.ec.

En los países del Río de la Plata:

Argentina: "... tuvimos un acercamiento con el supuesto chupacabras. Somos de santa rosa, provincia de la pampa, al oeste de la provincia de Buenos Aires (Argentina)". http://www.Salliquelo.com.ar.

"VIEDMA (AV) - Reapareció el fantasma del denominado 'chupacabra'. Tres vacunos aparecieron muertos de una forma muy llamativa y similar en dos campos de la zona de Cubanea y San Javier a unos 70 kilómetros de Viedma ". http://www.planetaoculto.com, 8-8-2005.

Uruguay: ":... según los uniformados, se trataría del famoso chupacabras. Los nativos dicen que "Cuero es la "capital mundial del chupacabras...".http://www.Montevideo.com).

En el área guaraní:

Paraguay: "Como algunos sabrán en el barrio Fátima de Asunción se han anunciado ataques de este extraordinario ser, que al parecer ya se ha encontrado Apareció el chupacabras". http://www.Juegosonline.Paraguay, 5-9-2007).

El temido monstruo cruzó el Atlántico.

España: "El chupacabras de Huelva ". http://www.miraloculto.espafia.es.

La primera aparición en Chile del chupacabras fue en abril del 2000: en los alrededores de Calama murieron misteriosamente 60 ovejas de don Pedro Villegas. Chile sigue las líneas generales del mito y del uso del término.

"..., la creencia popular lleva a los campesinos a creer que se trata del 'Chupacabras'". Mtg, 24-04-00.

Normalmente se le culpa de atacar de noche los gallineros:

"Chupacabras acechó 36 gallinas! Cuarta, 9, 3-12-2007.

"¡Bicho raro les chupó la sangre por los ojos! Chupacabras estaría detrás de horrible masacre de pollos Sólo un gallo se salvó de la matanza..." Crónica, Concepción (Chile) 13-3-2007.

Testigos presenciales han visto un mono vampiro y otros seres extraños. Tal vez la descripción más detallada es la siguiente:

"El guardia de seguridad, Alfonso Lavín S., (53, cerros Colorado y Renca, en Quilicura) (...) divisó en una noche de verano al mismísimo Chupacabras en vuelo y con toda su familia (...) Tenían cabeza de murciélago, frente ancha y alas grandes, de un metro y medio. Las orejas eran redondeadas en las puntas, conforma de radar. Y las guatas eran bien gorditas (...) Tenían una cara terrorífica. La mirada era tan penetrante que asustaría al más valiente. El más grande era como de 4 metros, la hembra de unos 3 y el hijo de 2 metros". Cuarta, 2, 20-10-2008.

"Chupacabras criollo exportación no tradicional (...) Él vio un 'chupacabras', es una especie que pertenece al grupo de las gárgolas..." Cuarta, 2, 9-4-2009.

No aparece en ningún registro lexicográfico un chupacabras 2 de corte tecnológico: un dispositivo que se introduce en los cajeros automáticos para extraer la información de las tarjetas de crédito, que, más tarde, se traspasa a otro plástico para estafar a los clientes de los bancos:

"Periódicamente los donadores retiran los 'chupacabras'para utilizar la información recabada e imprimirla en bandas magnéticas de tarjetas blancas de plástico ". C9, 12-12-2007.

En lugar de chupar sangre, este moderno chupacabras informático chupa claves (la voz substituye a skimer)42.

Encontramos las variantes chupacabra, chupa cabra o chupacabras en todo el ámbito de la lengua española, desde España hasta Chile. Es un neologismo reciente que ha tenido una rápida difusión en los últimos quince años.

La popularidad extraordinaria del referente y del término no se refleja cabalmente en el CREA: sólo un texto con 4 documentaciones: un artículo periodístico panameño que comenta una noticia de México. En cambio, en Google aparecen 817.000 páginas escritas en español con documentaciones de chupacabras, 95.700 de chupacabra y 1.220.000 en general, lo que muestra la penetración como extranjerismo, principalmente en el inglés (260.000), pero también en francés (31.100), en italiano (23.400) y en alemán (18.900). En inglés y alemán se traducen con un compuesto S + S derivado verbal: goat-sucker, Ziegenlutscher; en francés, por el sintagma suceur de chévres; en italiano tanto por succhiacapre como por succhiatore di capre.

Chupacabras no está registrada en los diccionarios académicos. Richard 1997 la circunscribía a Puerto Rico, Costa Rica y Guatemala. Su área actual se ha ampliado considerablemente. Es conocida y empleada prácticamente en toda América Latina y España y, como veíamos, ha adquirido una categoría de voz internacional que se usa en inglés, alemán, francés, italiano con y sin traducción.

5.- Nuestro polémico senador chileno escogió muy bien las armas lingüísticas para atacar con fuerza a sus adversarios políticos: chupasangres, reforzado con explotadores y vampiros.

Es una combinación empleada reiteradamente en toda América Latina.

Chupasangre es el producto de un procedimiento de creación de neologismos (V+S) que tiene una historia tan larga como el idioma mismo, muy conocido por los hablantes chilenos de todos los niveles y que tiene una recepción directa.

Estos compuestos tienen una estructura económica, expresiva y compacta, lo que debe producir in efecto concentrado. En este sentido, chupa sangre supera claramente a sus posibles competidores equivalentes: chupador de sangre y el que chupa sangre.

Por cierto, tiene más fuerza expresiva calificar a un empresario de chupasangre que de explotador o vampiro. La figura del patrón o empresario convertido en una sanguijuela que desangra a los trabajadores es una imagen muy potente.

La repercusión que tuvo se debe, además, a que en Chile no son usuales los ataques verbales frontales, se prefieren los eufemismos, las alusiones, el ataque encubierto. Sería impensable expresar públicamente aspiraciones como éstas: "Ojala Panamá se lo tomen los Populistas y a ti maldito oligarca chupa sangre te ahorquen en una plaza pública ".

Si se contrasta un elemento puramente denotativo con otro connotativo, éste último, por definición, siempre tiene un mayor peso afectivo, especialmente si contrastan registros de niveles distintos: chupamedias frente a adulador; chupapico43; lameculos o limpiapoto(s)44 frente a rastrero, servil.

El hablante chileno en su dialecto tiene tres compuestos de chupa-: chupamedia o chupamedias, chupacabras y chupasangre. Los tres plenamente vigentes y pertenecientes a la lengua común. Un cuarto, chupatintas, ha perdido actualidad, se ha refugiado en la jerga de hombres de leyes, a lo que seguramente ha contribuido la desaparición del referente, de las plumas y los tinteros45.

Además, chupa- sigue siendo productivo. Han surgido voces de nivel popular: chupacalceta (con un sinónimo más moderno de media), chupapico, chupacabeza y alguna otra creación ocasional. Chupacabra, por su parte, ha creado una acepción nueva, muy especializada en el campo del delito.

Son voces de difusión más restringida, pero que revelan la vigencia y actualidad de esta familia léxica.

Curiosamente, todos estos compuestos de chupa- tienen una connotación negativa en el español de Chile. En el habla común, en el mismo verbo chupar a la acepción de "sacar o traer con los labios y la lengua el jugo o la sustancia de algo " (DRAE), se le ha agregado otra de connotación negativa: "ingerir alcohol, beber en exceso", con lo que se crea una oposición chupar-beber, semejante a la alemana saufen-trinken.

Explotadores y vampiros son quasi sinónimos que refuerzan el impacto de chupasangre, desde otras perspectivas. Un derivado y una metáfora. Las tres confluyen en la idea central del aprovechamiento abusivo del trabajo de otros y, especialmente, de otras.

Por otra parte, la consideración del abigarrado y heteróclito océano de Internet a través de Google nos entrega una visión completamente diferente de la distribución y empleo de lexías. En nuestro caso, nos indica que chupasangre y chupacabras deberían estar incluidos en diccionarios generales del español como los de la RAE46 o el de María Moliner, y, por el contrario, no aparecer en un diccionario contrastivo o diferencial como el de Morales Pettorino. Por cierto, también deberían estar registrados en los diccionarios de usos regionales compartidos o exclusivos, como los de Seco47 o Lara. Chupamedias debería tener marcas de distribución geográfica mucho más amplias en los diccionarios de americanismos.

El aprovechamiento de Internet nos lleva de la escasez al exceso inmanejable exhaustivamente. Resulta complejo determinar el lugar de origen de los textos, las fechas de composición, hay muchas repeticiones, pero su aporte nos entrega informaciones sobre el español actual que no podemos conseguir del útilísimo, ordenado y elaborado CREA.

Notas

1 "... llevó a Escalona a declarar que ahora "todos los chupasangres y explotadores de este país tendrán la foto de Allamand en sus oficinas". C5, 25-8-2006.

2 "Yo me crié en una población, así que escucho los partidos de fútbol con una cervecitay puedo proferir alguna palabra que se salga del Diccionario de la Real Academia Española (...) Yo no soy potijunto", C3, 10-4-2009. Potijunto y potifrunci en el español de Chile designan a una persona exageradamente formal y pudibunda.

3 Este tipo de referencia (letra = sección, número = página, fecha) identifica a El Mercurio de Santiago (fundado el Io de junio de 1900).

4 También podría incluirse un tipo de compuesto formado por un sintagma verbal: mátalas callando, tentemozo, andaboba, viva-el-re, tentempié.

5 La forma verbal originaria ha tenido varias interpretaciones: Imperativo simp), 3*. Pers. Sing. Pres. Indicativo (3sPI), un tema verbal abstracto (forma nominal con sufijo 0), un S postverbal (ayuda, guarda).

6 La construcción resultante puede servir de base para nuevos compuestos ampliándose al final o al principio: (TV-S) + sufijo: picapedrero, pasamanero, pasamanería, paragüero, paracaidista, cumpleañero; TV +(TV-S): limpiaparabrisas, portacortaplumas.

7 Análisis detallados en Lloyd 1968, Bustos 1986, Val 1999, Várela 1992, Vaño-Cerdá 1984.

8 x puede hacerse presente: avión cazatorpederos, buque buscaminas, bote salvavidas, chaleco salvavidas, máquina tragamonedas, carro lanzaagua, programa cazatalentos...

9 Excepcionalmente, el compuesto forma parte de locuciones adverbiales, precedido por una preposición: a rajatabla, a quemarropa, a regañadientes.

10 Buscatesoro/os, cubrecama/as, guardabosque/es, portavaso/os, sacamuela/as,...

11 Para Várela (1992: 109), compuestos instrumentales.

12 Várela los denomina agentives (1992: 109).

13 Polla es 'pene' en el español peninsular.

14 Bragueta es la abertura anterior del pantalón. En Chile, la llamamos marrueco.

15 Pichi es 'orina' en el español de Chile.

16 De chupar (voz onomatopéyica propia del castellano y portugués, 1* documentación: Calila e Dimna (1251) y sangre < sanguinem, ac. de sanguis, -irás, 1* documentación: Cantar de Mió Cid (hacia 1140).

17 Goytisolo, Juan. 1957. El circo. Barcelona: Destino (p. 100).

18 Arona 1974, García 1899, Membreño 1897, Palma 1896, Pichardo 189, Ramos 1895, Salazar 1910, Segovia 1911, Toro y Gisbert s. f., Uribe 1887, Trelles s.f., Gagini 1919.

19 Como los de Santamaría 1959, Haensch y Werner 1993, Chuchuy y Hlavacka 2993, Kühl 1993, Richard 1997. Malaret 1948 la circunscribe a Ecuador con el significado de "Vinchuca, especie de chinche" (p. 557).

20 Goytisolo, Juan. 1966. Señas de identidad. Barcelona: Mondadori: 179.

21 Aub, Max. 1971. La gallina ciega. Diario español, publicado por Aznar Soler, Manuel. 1975. Barcelona: Alba: 487.

22 Allende, Isabel. 2002. La Ciudad de las Bestias. Barcelona: Montena: 170, 243.

23 Fotogramas n° 1921. 11/2003. Barcelona: Comunicación y Publicaciones S.A.

24 Chebez, Juan Carlos. 1999. Los que se van. Especies argentinas en peligro. Buenos Aires: Alabros Saci: 175.

25 Fuentes, Carlos. 1987. Cristóbal Nonato. Madrid: Fondo de Cultura Económica: 269, 413

26 Teatro La Candelaria. 1986. Los diez días que estremecieron al mundo. Bogotá: Colombia Nueva: 239.

27 Díaz, Lorenzo. Informe sobre la televisión en España (1989-1998). Barcelona: Ediciones B.

28 "Golpe de mercado contra la especulación bancada" en El Universal (Caracas), 28-06-2000.

29 También esta opinión se encuentra en textos peninsulares: "Asíson muchas honradas esposas, chupa-sangres del marido, y, encima, pasan por abnegadas". Suárez Solís, Sara, Juegos de verano, 1982, cit. por Seco 1999,1, 1029.

30 Estas voces son las sobrevivientes de la eliminación o no consideración de muchos otros compuestos dialectales u obsoletos. Lloyd 1968, por ejemplo, menciona, además: chupacallo, chupacensos, chupacu-los, chupacharcos, chupacharqui, chupacharsos, chupadeos, chupahuevos, chupalandrina, chupaleches, chupamel, chupamelona, chupaoficios, chupatomates, chupatorcías. Malaret 1948 incluye una planta chilena: chupatoto.

31 En Chile se llamó chupapoto (Román 1908, II, 59). El referente y la voz han desaparecido. Moliner 1996 localiza chupapoto en México.

32 Seco 1999 considera como voces usuales en España de la segunda mitad del siglo XX: chupacirios, chuparrueda o chuparruedas, chupasangre y chupatintas. Alvar 1994 es más radical aún: sólo incluye chuparrueda.

33 "... Los escribientes que es mi especialidad: son los chupatinta". CIECh, ONEJ068CHAMU.

34 La calza era una prenda de punto que cubría desde el muslo hasta el pie. La media calza llegaba sólo hasta la rodilla. Es lo que dio origen por elipsis a media, documentada en 1675 y registrada en el Diccionario de Autoridades. En América se acortó aún más y llegó a ser equivalente de calcetín.

35 Kühl 1993 confirma el uso en Uruguay; Chuchuy y Hlavacka 1993, en Argentina; Haensch y Werner 1993 lo registran también en Colombia con el mismo significado.

36 Puig, Manuel. 1994. Boquitas pintadas. Barcelona: Seix Barral (p. 67).

37 ".. .cuando es un compadre que siempre anda a la cola de los jefes, que faltan en todas partes, arrastrados, chupacalcetas". CIECh. ONCI015SHJBU.

38 "... loco, no soy cebollín. No soy sapo, sapito culiao, chupapico ..." CIECh, ONCI015SHJBU.

39 "...el gileón, el chupacabeza aveces gilevea conmigo". CIECh, ONCI015SHJBU.

40 "Quilográn, conocido como el 'Chupateta', fue laceado en Cerrillos en el marco de allanamientos en esa comuna...". Cuarta, 6, 9-10-2008.

41 Cabra < capra, 1* doc. 965. Chupacabras podría estar relacionado con el chotacabras español —con un verbo chotar en desuso: "mamar"—, ave acusada de mamar ovejas y cabras. Chupar y chotar parecen ser dos onomatopeyas paralelas para la misma acción. El portugués chuchar podría ser una tercera.

42 "El delincuente tenía repartidas en varios locales de la capital unas máquinas llamadas 'chupacabras' o 'skimer', las que permiten copiar la información secreta de las bandas magnéticas de las tarjetas de crédito y bancarias...." Cuarta, 27-10-2007.

43 Pico es 'pene' en el español de Chile.

44 Poto en Chile es 'trasero, culo'.

45 Sin embargo, se conserva el americanismo tinterillo "enredoso, buscapleitos; funcionario judicial o abogado de poca monta": "Le ponen lupa a tinterillo que ofreció' dejar libre a padrastro de las Prieto ", Cuarta, 6, 25-7-2009.

46 Un diccionario supone miles de decisiones. Seguramente es acertada la gran mayoría de las adoptadas por el Diccionario esencial de la lengua española, pero en este caso específico de la selección de los compuestos de chupa- no parece la más adecuada. No considera chupasangre que se usa en todo el ámbito panhispánico desde España hasta Chile, vigente por lo menos durante los últimos 50 años. Debiera aparecer en un repertorio del español vivo. En cambio, les da carácter de esenciales a dos mexicanismos, chuparrosa y chupamirtos, "colibrf', esta última incluso, según Lara 1996, sólo del sur de México. No está documentada en CREA y tiene 4 citas en CORDE. Chupacabras, aunque más reciente, también tendría méritos como para ser incluida, amplia difusión, valor en el campo de las creencias populares.

47 Seco 1999 incluye chupasangre.

Obras citadas

Academia Chilena. 1978. Diccionario del Habla Chilena. Santiago: Universitaria, 260 pp.

Alvar Ezquerra, Manuel. 1994. Diccionario de voces de uso actual. Madrid: Arco Libros, 632 pp.

Arona, Juan de. 1974. Diccionario de Peruanismos, Lima: Ediciones Persa. 2 tomos.

Bosque, Ignacio y Violeta Demonte. 1999. Gramática Descriptiva de la Lengua Española. Madrid: Espasa. 3 tomos. 5351 pp. Volumen 3 Entre la oración y el discurso/Morfología: 3503-5331.

Bustos Gisbert, Eugenio de. 1986. La composición nominal en español. Salamanca: U. de Salamanca.

Chuchuy, Claudio y Laura Hlavacka. 1993. Nuevo Diccionario de Argentinismos. En Nuevo Diccionario de Americanismos Tomo II dirigido por Günther Haensch y Reinhold Werner, Santa Fe de Bogotá: Instituto Caro y Cuervo.

Francis Meunier, Louis. 1875. Les composes qui contiennent un verbe a un mode personnel en lat., fr, esp. Paris.

Gagini, Carlos. 1919. Diccionario de costarriqueñismos, San José de Costa Rica, Imprenta Nacional.

Garcia Icazbalceta, Joaquín. 1899. Vocabulario de Mexicanismos, México: Imprenta y Lit. La Europea.

Garzón, Tobías. 1910. Vocabulario argentino, Imprenta Elzeviriana de Borras y Mestres.

Haensch, Günther y Reinhold Werner. 1993. Nuevo Diccionario de Colombianismos. En Nuevo Diccionario de Americanismos Tomo I dirigido por Günther Haensch y Reinhold Werner, Santa Fe de Bogotá: Instituto Caro y Cuervo.

Kühl de Mones, Ursula. 1993. Nuevo Diccionario de Uruguayismos. En Nuevo Diccionario de Americanismos, dirigido por Günther Haensch y Reinhold Werner. Tomo III. Santa Fe de Bogotá: Instituto Caro y Cuervo.

Lara, Luis Fernando. 1996. Diccionario del español usual de México. México: El Colegio de México. 941 pp.

Verb-Complement Compounds in Spanish. Tubingen, Niemeyer Verlag. 100 pp. (Beiheft 116 zur Zeitschrift fiir romanische Philologie).

Malaret, Augusto. 1948. "Lexicón de Flora y Fauna" (continuación). Thesaurus, TV: 551-566.

Mc Hale, Carlos F. 1930. Diccionario razonado de modos de bien decir en el que se corrigen ochocientos vicios de lenguaje. Estados Unidos. 249 pp.

Medina, José Toribio. 1928. Chilenismos. Apuntes lexicográficos. Santiago: Universo. 383 pp.

Membreño, Alberto. 1897. Hondureñismos: Vocabulario de Provincialismos de Honduras. Tegucigalpa: Tipografía Nacional.

Morales Pettorino, Félix. 2008. Nuevo Diccionario Ejemplificado de Chilenismos y de otros usos diferenciales del español de Chile. Valparaíso: Edit. Puntángeles, U. de Playa Ancha. 3 tomos.

Moliner 1966. Diccionario de uso del español. Madrid: Gredos. 2 tomos.

Oroz, Rodolfo. 1966. La lengua castellana en Chile. Santiago: Editorial Universitaria. 545 pp.

Ortúzar, Camilo. 1896. Diccionario de locuciones viciosas y de correcciones de lenguaje. Santiago: Imprenta Salesiana. 320 pp.

Palma, Ricardo. 1896. Neologismos y Americanismos, Lima: Imprenta y Librería de Carlos Prince.

Pichardo, Esteban. 1849. Diccionario provincial casi-razonado de voces cubanas, La Habana: Imprenta de M. Soler.

Ramos y Duarte, Félix. 1895. Diccionario de Mexicanismos. México: Imprenta de Eduardo Dublan.

Real Academia Española. 2001. Diccionario de la Lengua Española. Madrid: Espasa-Calpe S.A. 22a ed. 2 tomos. 2368 pp.

Real Academia Española. 2006. Diccionario esencial de la Lengua Española. Madrid: Espasa-Cal 1631 pp.

Real Academia Española: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual, http://www.rae.es.

Real Academia Española: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. http://www.rae.es.

Richard, Renaud. 1997. Diccionario de Hispanoamericanismos no recogidos por la Real Academia. Madrid: Cátedra.

Rodríguez, Zorobabel. 1875. Diccionario de Chilenismos. Santiago. 487 pp.

Rojas Carrasco, Guillermo. 1943. Chilenismos y Americanismos de la XVI edición del Diccionario de la Academia. Imprenta Valparaíso. 230 pp.

Román, Manuel Antonio. 1908-1911. Diccionario de Chilenismos y de otras voces y locuciones viciosas. Santiago: Imprenta de San José. 5 tomos.

Rosenblat, Ángel. 1953. "El género de los compuestos". NRFH (México), 7: 95-112.

Salazar García, Salomón. 1910. Diccionario de provincialismos y barbarismos, San Salvador: Tipografía La Unión.

Santamaría, Francisco J. 1959. Diccionario de Americanismos. México: Edit. Porrúa. 1197 pp.

Seco, Manuel; Andrés, Olimpia y Gabino Ramos. 1999. Diccionario del español actual. Madrid: Aguilar. 2 tomos. 4638 pp.

Segovia, Lisandro.1911. Diccionario de argentinismos, neologismos y barbarismos.

Foro y Gisbert, Miguel de. S/f. Americanismos, París: Librería Paul Ollendorff.

Trelles, Manuel Ricardo. S/f. Colección de voces americanas.

Uribe Uribe, Rafael. 1887. Diccionario abreviado: galicismos, 'provincialismos y correcciones de lenguaje con trecientas (sic) notas explicativas. Medellín: Imprenta del Departamento.

Val Álvaro, José Francisco. 1999. "La composición" en Bosque-Demonte, 1999: 4757-4841.

Vaño-Cerdá, Antonio. 1964. "Sobre el tipo de composición romance porta-plumas". Caligrama I: 179-221.

Várela Ortega, Soledad. 1992. Fundamentos de Morfología. Madrid: Síntesis. 168 pp.

Yrarrázaval, Miguel. 1945. Chilenismos, Santiago. 373 pp.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons