SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.47 número1Revista Teología y Vida, vol. XLIV año 2003, Nº 2-3TOMMASI, Wanda. Etty Hillesum. La inteligencia del corazón índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Teología y vida

versión impresa ISSN 0049-3449versión On-line ISSN 0717-6295

Teol. vida v.47 n.1 Santiago  2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0049-34492006000100009 

Teología y Vida, Vol. XLVII (2006), 129 - 135

NOTAS

 

Síntesis del "II Congreso Internacional de Filosofía Xavier Zubiri" 21-24 de junio de 2005 - San Salvador (1)

 

Francisco Correa Schnake
Estudiante de Doctorado


CONTEXTUALIZACIÓN

Este II congreso internacional sobre el pensamiento filosófico de Xavier Zubiri se realizó 22 años después de su muerte, ocurrida en 1983. El I congreso internacional sobre su pensamiento se realizó a los 10 años de su muerte, es decir, en 1993, en Madrid, España. Al finalizar este primer encuentro se acordó la realización del II congreso internacional como una manera de conmemorar los 20 años de la muerte del pensador. Se establece como lugar del próximo encuentro la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) de San Salvador, El Salvador, debido al importante esfuerzo realizado por esta en la relectura filosófica y teológica del pensamiento de Zubiri desde la realidad latinoamericana, trabajo impulsado básicamente por Ignacio Ellacuría (2) y sus discípulos.

Entre el 21 y el 24 de junio de 2005, con dos años de retraso, por circunstancias que no viene al caso detallar, y en un gran esfuerzo conjunto de la Fundación de Madrid y el Departamento de Filosofía de la Universidad (UCA) junto con la colaboración de una serie de instituciones españolas y salvadoreñas, fue posible la realización del proyectado II congreso internacional sobre el filósofo vasco.

El congreso reunió un auditorio cercano a los 200 participantes locales, entre profesores, alumnos de filosofía y teología, estudiantes de maestría y doctorandos de ambas disciplinas. Además, contando con la participación de unos 60 investigadores y estudiosos extranjeros provenientes de distintos países, continentes (3) y realidades académicas (4).

En una grata convivencia que facilitó a los participantes encontrarse, compartir el desarrollo de sus trabajos, búsquedas personales y las proyecciones del pensamiento zubiriano frente a los desafíos del nuevo siglo, resaltó con fuerza la importante renovación generacional que se está dando entre quienes han descubierto en la reflexión de Zubiri una importante línea de trabajo filosófico, teológico, educativo, psicológico, etc.

ESTRUCTURA GENERAL DEL CONGRESO

El comité organizador articuló la temática del congreso en torno a cinco conferencias, una cada día entre el 21 y 23 de junio, y dos el día 24, para la clausura. El trabajo diario comenzaba, a excepción del primer día en que se inauguró oficialmente el encuentro, con una conferencia central que proponía y orientaba temáticamente el día, sirviendo al mismo tiempo de marco para las ponencias que le seguían. La conferencia central contaba con un tiempo de presentación de una hora, para dar paso a una discusión en la asamblea, de una media hora aproximadamente. El resto del día se estructuraba en mesas de ponencias, con tres presentaciones de treinta minutos cada una, en que se profundizaba el tema desde diferentes perspectivas, destinando unos treinta minutos al intercambio de opiniones con la asamblea.

Las únicas variaciones a esta estructura diaria consistieron en los siguientes momentos: por la tarde del martes, una visita al jardín de los mártires y al centro Mons. Romero de la UCA; la tarde del jueves, un espacio de dos horas para la presentación de cuatro mesas simultáneas, con cuatro comunicaciones cada una, que habían sido aceptadas previamente por el comité científico del evento; por la noche del mismo día la realización de una cena que los organizadores ofrecieron para los congresistas; el viernes 24 se incluyó una segunda conferencia por la tarde para finalizar el congreso rindiendo un homenaje a la persona de Ignacio Ellacuría por su gran aporte al pensamiento filosófico en el continente.

Para concluir, el día sábado la actividad se centró en una visita a la ciudad colonial de Suchitoto y sus alrededores.

Desarrollo temático del encuentro (5)

Cada día fue estructurado en torno a diferentes unidades temáticas:

a)

Contextualización del pensamiento de Zubiri: el martes 21 la conferencia central fue solicitada a Diego Gracia, actual presidente de la Fundación Xavier Zubiri de Madrid, bajo el título "Un siglo de filosofía española: Unamuno, Ortega, Zubiri".

En esta primera conferencia, Diego Gracia recuerda que la celebración de este II congreso internacional se realiza cuatro años después de iniciado un nuevo siglo, el siglo XXI. Resalta la importancia de este dato en cuanto es un buen momento para realizar un balance del camino recorrido, en lo que podría denominarse "Zubiri en el siglo XX", y proyectarse hacia delante, en lo que podríamos llamar "Zubiri en el siglo XXI".

Esta perspectiva nos permite mirar la filosofía española del siglo recién pasado y contemplarla como un todo orgánico. En este contexto el autor sitúa la pregunta por el puesto que ocupa este autor en la filosofía española del siglo XX.

En la lógica del propio Zubiri, esta historia de la filosofía española debe ser comprendida como una carrera de relevos en la que se van sucediendo distintas generaciones, las que legan unas a otras no solo una vida biológica sino una cultura o un "modo de estar en la realidad", es decir, posibilidades de vida. Esa es la herencia que una generación dona a la siguiente. Esta dote entregada es la base sobre la que cada nueva generación tendrá que edificar su nueva vida. Este esfuerzo consistirá siempre en la creación, aumento o empobrecimiento de otras posibilidades de vida que enriquezcan, perfeccionen o empobrezcan el depósito de las ya existentes. Eso será lo que entregaremos a las generaciones que nos sucedan. Ese es el criterio para juzgar el significado histórico de una vida humana.

En esta perspectiva debemos contemplar la historia de la filosofía española del siglo XX: como una carrera de relevos en la que se van sucediendo las distintas generaciones.

Debido a las posibilidades de esta charla, solamente se hace referencia a Miguel de Unamuno, representante de la generación del 1898 y de la filosofía moderna en España; a José Ortega y Gasset, representante de la generación de 1914 e iniciador de la filosofía contemporánea en ese país; y a Xavier Zubiri, representante de la generación de 1927 y con quien la filosofía contemporánea española llega a su madurez.

En torno a esta temática se presentaron 11 ponencias durante el día, repartidas en cuatro mesas, en que se reflexionó desde diferentes perspectivas sobre la recepción latinoamericana del pensamiento zubiriano, con una marcada atención sobre la mediación de Ignacio Ellacuría (6).

b)

Zubiri y la hermenéutica: el miércoles 22 la conferencia central fue solicitada en primera instancia a Jorge Eduardo Rivera, de Chile, quien debía presentar "La filosofía primera de Zubiri y Heidegger". Lamentablemente esta conferencia no pudo realizarse por razones de salud del conferencista, quien fue reemplazado por Jesús Conill, de Valencia, con su conferencia "Zubiri y Heidegger desde Ortega".

En ella se aborda la relación entre ambos filósofos desde la perspectiva de un pensamiento anterior, el de Ortega y Gasset. Normalmente el estudio de Zubiri con cualquier otro autor suele ser bilateral, pero Conill piensa que en este caso existen fundadas razones que justifican un abordaje triangular.

En función de ello, presenta el pensamiento de Ortega anterior a su encuentro con Heidegger. Analiza el estrecho contacto que se dio entre Ortega y Zubiri, en una dinámica maestro-discípulo. Y finalmente la evolución de esta misma relación una vez producido el fundamental encuentro de ambos españoles con Heidegger.

Para el conferencista, el desarrollo de estas relaciones es de sumo interés para interpretar adecuadamente el encuentro de Zubiri con Heidegger y determinar mejor el significado de la influencia decisiva en determinados aspectos de su pensamiento como son los conceptos de "verdad", "historicidad", "realidad", etc.

En torno a esta temática se presentaron 8 ponencias, repartidas en tres mesas durante el día, en las que se reflexionó desde diferentes perspectivas las similitudes y diferencias en los planteamientos filosóficos de Zubiri y Heidegger (7).

c)

Zubiri y la filosofía en la ciencia: el jueves 23 la conferencia solicitada a Thomas Fowler, de Washington, llevaba por título "Realidad en la ciencia y realidad en la filosofía: importancia del concepto de realidad por postulación". Lamentablemente, por razones de fuerza mayor, este conferencista tampoco pudo asistir al evento y fue reemplazado por Javier Monserrat, de Madrid, quien presentó la conferencia "Zubiri desde la ciencia cognitiva".

La exposición comienza mostrando el importante y autónomo desarrollo de la ciencia frente al pensamiento filosófico. Como prueba de ello se realiza un breve recorrido histórico que abarca desde el siglo XVI al XX.

Se define "ciencia cognitiva" en un sentido biopsicológico, en cuanto ciencia aplicada al conocimiento del conocimiento dado en los seres vivos y en el hombre.

El autor muestra cómo en la actualidad importantes ramas de la ciencia han confluido en la ciencia cognitiva actual o biopsicología. Esta situación ha dado origen a dos importantes paradigmas explicativos: en primer lugar, al mecanicista-formalista-computacional (MFC), que vendría a ser la forma actual del clásico paradigma mecanicista-determinista, donde los seres vivos aparecen con trazos robóticos y la actividad psíquica tiende a verse como epifenómenos. En oposición a esta comprensión la misma ciencia moderna ha dado origen a un segundo paradigma que se conoce como emergentista-evolutivo-funcional (EEF), que actualmente agrupa a la mayor parte de los profesionales del área de la salud, que se construye en referencia a la experiencia psíquica y a una teoría de redes neurales que permiten un entendimiento no robótico y más humanista del hombre.

En este contexto, la conferencia pretende analizar el aporte de la filosofía de Zubiri desde estos perfiles paradigmáticos y teóricos de la psicología cognitiva actual, rescatando su especial relación bidireccional enriquecedora con el segundo de los paradigmas presentado.

En torno a esta temática se presentaron 5 ponencias, repartidas en dos mesas, en las que se reflexionó desde diferentes perspectivas (8). Esta disminución de ponencias en relación con las anteriores se entiende al considerar que el día jueves 23 por programación se dedicaría un bloque de trabajo a la presentación de las 16 comunicaciones aceptadas, repartidas en cuatro mesas de trabajo simultáneas (9).

Resultó muy significativo el hecho de que de las 16 comunicaciones 7 estuvieran estrechamente relacionadas con el problema de Dios en el autor. Se trató de trabajos de buena calidad académica que indicaban expresamente estar en un primer acercamiento al autor desde este problema específico. Es muy probable, y así se comentó en los pasillos, que estemos en presencia de una nueva generación de recambio que ha conocido a Zubiri, no por sus tres principales obras en vida, sino por su trilogía religiosa, escrito póstumo, lo cual podría plantear nuevas perspectivas y grandes desafíos.

d) Zubiri, ética y política: el viernes 24 la conferencia central fue solicitada a Adela Cortina, de Valencia, con el tema "Ética, empresa y democracia".

Su exposición situó la ética dentro de la perspectiva de la empresa, en cuanto organización humana de absoluta centralidad e importancia por el modelo económico de libre mercado, contextualizando esta experiencia productiva en el marco de la democracia y participación ciudadana. La presentación apuntaba fundamentalmente a la necesidad y "productividad" de una adecuada y ética humanización de las relaciones humanas en el ámbito empresarial.

En torno a este tema se presentaron 9 ponencias, repartidas en 3 mesas, en las que se reflexionó desde diferentes perspectivas y en diálogo con diferentes autores (10).

El trabajo del congreso finalizó con una conferencia solicitada a Jon Sobrino, sacerdote jesuita y hermano de comunidad de Ignacio Ellacuría. El tema de su conferencia, "Ellacuría, filósofo de la sospecha", junto con cerrar el arduo trabajo del congreso, pretendió ser un verdadero homenaje de agradecimiento a este filósofo y teólogo, quien a través de un sólido cuestionamiento a los presupuestos que sustentan el orden excluyente imperante, aportó a la dignificación del pueblo salvadoreño.

Las palabras de Sobrino, en un contexto auténticamente académico, hicieron hincapié en la extraordinaria experiencia compartida con un hombre profundamente cristiano y, en cuanto tal, radicalmente comprometido con la realidad compartida.

e) El sábado 25 se realizó un paseo de esparcimiento a la ciudad colonial de Suchitoto y alrededores.

EN CONCLUSIÓN

El congreso ofreció 5 conferencias, 35 ponencias (11) divididas en 12 mesas y 16 comunicaciones (12) divididas en cuatro grupos. Cada participante pudo asistir a 38 presentaciones en general. Esta gran cantidad de presentaciones permitió, por un lado, sacar el mayor provecho posible al encuentro pero implicó, por otro lado, un ritmo tan intenso que acabó cansando a los participantes los últimos días.

Fue notoria la presencia de diferentes líneas de trabajo entre los participantes y expositores. Me refiero a una clara distinción entre un grupo de investigadores que desarrollan un trabajo académico de características más tradicionales, en un sentido más teórico, versus otro grupo de investigadores que pretende realizar un trabajo académico en una línea de directa incidencia en los problemas de la realidad cotidiana, es decir, más cotidiano. Sin desmerecer la validez de ninguna de las posiciones, fue notoria esta dificultad en las instancias de los debates e intercambios. Posiblemente este es un buen desafío pendiente para los próximos años de trabajo y el próximo congreso.

Como en todo congreso, fue posible asistir a algunas exposiciones de gran calidad académica y ricas en sugerencias y a otras no tan interesantes.

Me llamó fuertemente la atención la capacidad de aceptación y recepción que tienen los miembros de la Fundación que participaron para acoger las sugerencias académicas realizadas por los participantes y la apertura y disponibilidad con que se comparte el material existente. En este sentido se nota un espíritu de trabajo colegiado y dispuesto al intercambio y debate.

Importante es constatar que hoy existe entre los investigadores más jóvenes un gran interés en desarrollar el estudio del pensamiento religioso de Zubiri. Aquí existe un trabajo por realizar y todo un mundo por explorar que puede aportar en la búsqueda de nuevas posibilidades de respuestas a los desafíos de la fe.

El esfuerzo de los organizadores del congreso fue excelente y merece ser destacado en la medida en que permitió un trabajo muy dinámico.

El balance del congreso es muy positivo. Realmente fue una experiencia importante y enriquecedora ya que junto con participar en una actividad académica de buen nivel permitió realizar valiosos intercambios de experiencias académicas, establecer contacto directo con las fundaciones X. Zubiri de Madrid y EE.UU, conocer otras fuentes de publicaciones interesadas en recibir nuevo material y reconocer la potencialidad del pensamiento de Zubiri.

 

NOTAS

(1) Este II congreso internacional sobre el pensamiento del filósofo vasco Xavier Zubiri fue patrocinado por la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), de San Salvador, El Salvador, y por la Fundación "Xavier Zubiri" de Madrid, España.

(2) Sacerdote jesuita, quien siendo rector de la UCA fue asesinado, junto a otras siete personas, por militares salvadoreños.

(3) Asistieron al congreso unos 60 extranjeros, provenientes de España (de diferentes universidades), Estados Unidos (donde también existe una Fundación Xavier Zubiri), Japón (un participante que imparte la cátedra de filosofía hispana en dicho país), Alemania, México, Chile (con una delegación de 12 académicos de distintas universidades del país), Argentina, Uruguay, Colombia, Ecuador, Nicaragua y Costa Rica.

(4) Durante el encuentro fue posible apreciar la diversidad de preocupaciones, búsquedas y estudios que, si bien en algunos momentos daba la impresión de dificultar la discusión y tensionaron el ambiente, terminaron enriqueciendo la discusión en la medida en que obligaron a ampliar los puntos de vista y las posibilidades de enfrentar los temas y desafíos pendientes.

(5) Por razones de espacio solamente se esbozará aquí el contenido de las conferencias centrales.

(6) Ponencias del martes 21: Héctor Samour (San Salvador) "El significado de la filosofía de la liberación hoy"; Raúl Fornet (Aachen, Alemania) "Crítica intercultural de la filosofía latinoamericana"; Juan José Tamayo (Madrid) "El método histórico de los conceptos teológicos en Ellacuría"; Robert Lassalle-Klein (California) "La historización de la filosofía de la religión de Rahner en Ellacuría y Zubiri"; Enzo Solari (UCN, Chile) "Dios y la experiencia religiosa en Zubiri"; Germán Marquínez (Madrid) "Razón concreta y mentalidades según Zubiri. ¿Existe una mentalidad latinoamericana?"; José Manuel Romero (Granada) "Sobre la categoría de posibilidad histórica de Zubiri y Ellacuría"; Carlos Molina (San Salvador) "La trascendentalidad del sujeto en Hinkelammert"; Carlos Cullen (Bs. As.) "Entre la razón sentiente y las razones seminales. La relación entre Zubiri y R. Kusch"; Armando Oliva (San Salvador) "La noción de realidad y verdad en Zubiri y Apel", y Ángel Centeno (San Salvador) "Lenguaje y evidencia en K. O. Apel y X. Zubiri".

(7) Ponencias del miércoles 22: Víctor Tirado (Salamanca) "Fenomenología del logos: Zubiri y Heidegger"; Ramón Rodríguez (Madrid) "El lugar de la libertad en las filosofías de Zubiri y Heidegger"; Juan A. Nicolás (Granada) "La experiencia de la verdad en Zubiri y Heidegger"; Antonio González (Madrid) "Cosa-sentido / cosa-realidad"; Ricardo Espinoza (Valparaíso) "Heidegger y Zubiri. Después del ser y la realidad: el problema del Ereignis"; Valentina Bulo (Valdivia) "Hacia una filosofía primera de los temples de ánimo en Zubiri y Heidegger"; Manuel Mazón (Madrid) "La filosofía griega en el pensamiento del primer Zubiri", y Joaquín Hernández (Guayaquil) "El concepto de metafísica occidental en Zubiri".

(8) Ponencias del jueves 23: Herman Feussier (San Salvador) "Influencia de la física en la filosofía de Zubiri: la noción de campo"; Brad E. Stone (Los Ángeles) "La crítica de la ciencia moderna en Zubiri y Heidegger", José Mora (Sevilla) "Zubiri y la filosofía de la realidad histórica desde Ellacuría"; R. Rivera (San Salvador) "La realidad histórica en Ellacuría", y S. Herrera (San Salvador) "Ellacuría y la historia de las ideas en El Salvador".

(9) Comunicaciones presentadas: Rafael Antolinez (Colombia) "La educación de los sentidos desde el pensamiento de Xavier Zubiri"; Walter Avanzini (Argentina) "Buscando la persona en Xavier Zubiri. Desarrollo histórico-genético"; Sergi Avilés (España) "Deidad como camino natural hacia Dios en Zubiri"; Juan Cornejo (Chile) "El hombre y Dios en Xavier Zubiri"; Guillermina Díaz (España) "El ser sobrenatural. Dios y Deificación en la teología paulina. De Xavier Zubiri a la luz de la Mysterientheologie"; Marcelo Ferrari (Argentina) "De un dios logificado al Dios sentido de la vida. Aproximaciones para un renovado diálogo entre increencia y fe desde Xavier Zubiri"; Juan Navarrete (Chile) "Materiales para la elaboración de una teología de la creación desde Zubiri"; Juan Nieva (Argentina) "El problema de Dios en Zubiri"; Jaime Rivas (El Salvador) "Del materialismo a la materialidad de la historia: sobre el concepto de materia en Zubiri y Ellacuría"; Gabriel Suárez (Colombia) "La irrealidad antropológica: lectura filosófica de los imaginarios latinoamericanos según Xavier Zubiri"; Roberto Valdés (El Salvador) "La trinidad en Zubiri"; José Villalón (España) "El problema de la congeneridad en Zubiri", y María Isidora Zorroza (España) "De la mediación intelectiva a la inteligencia sentiente como actualización".

(10) Ponencias viernes 24: Alejandro Serrano (Managua) "El filósofo ante el reto de una nueva ética: en torno a Hegel y Zubiri"; Jordi Corominas (Barcelona) "Fundamentación zubiriana de una ética mundial"; Luis Cascante (Costa Rica) "Hacia una ética liberadora (de nuevas formas de realidad)"; Fernando Damel (México) "El poder y el poderío: la noergia de Zubiri frente a Heidegger"; Armando Savignano (Trieste) "Concepción y papel de la historia en Heidegger y Zubiri"; Óscar Barroso (Granada) "Destino y responsabilidad: el lugar de la ética en Heidegger y Zubiri"; Fidedigno Niño (Bogotá) "Filosofía de la educación latinoamericana. Una clave intercultural desde Zubiri-Ellacuría"; Luis Glez (Bogotá) "Moral cívica, sistema de valores y sistema de posibilidades reales" y María Lucrecia Rovaletti (Argentina) "La aportación de la noción zubiriana de persona al debate bioético contemporáneo".

(11) Tres de las cuales correspondieron a los investigadores chilenos Enzo Zolari (UCN), Ricardo Espinoza (PUCV) y Valentino Bulo (Valdivia), quienes trabajaron la relación entre Zubiri y Heidegger en distintas temáticas.

(12) Dos de ellas fueron presentadas por los chilenos Juan Navarrete (UCM) y Juan Patricio Cornejo (U. del Mar, Antofagasta).

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons