SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.142 número5La apendicitis y su historiaEsclerosis múltiple y embarazo índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.142 no.5 Santiago mayo 2014

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872014000500019 

CARTAS AL EDITOR / LETTERS TO THE EDITOR

 

Daniel Alcides Carrión en las publicaciones médicas chilenas: errores históricos

Wrong quotations about Daniel Alcides Carrión in Chilean medical literature

 

David Salinas F.

Hospital Alberto Sabogal Departamento de Medicina, Cátedra de Medicina Humana. Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Hospital Arzobispo Loayza. Lima, Perú.

Correspondencia a:


 

En Historia, la precisión es un deber, no una virtud. ¿Qué es la historia?

E.H. Carr

Sr Editor:

Daniel Alcides Carrión es el principal símbolo de los médicos peruanos. El 5 de octubre de cada año, en homenaje a él se celebra el día de la medicina peruana. El experimento de Carrión convirtió a la Bartonellosis producida por Bartonella baciliformis, en la enfermedad más investigada en la historia de la Medicina Peruana: en honor a él esta infección lleva el nombre de Enfermedad de Carrión1.

 
Figura 1. Daniel Alcides Carrión, símbolo de la medicina peruana. Fuente: Álvarez r. aportes a la iconografía de Daniel Alcides Carrion García. An Fac Med; 2012: 73: 348.

Las biografías de los principales íconos de la medicina peruana contienen hechos distorsionados que se transmiten de generación en generación, aún por especialistas en el área y en recientes investigaciones científicas2. En importantes publicaciones médicas chilenas se repiten y difunden errores históricos en relación a Daniel Alcides Carrión y su experimento3-6, los cuales es necesario corregir, dado que su lectura puede llevar a que la comunidad científica chilena y mundial aprenda una historia falsa.

La tarea del historiador es mostrar lo que realmente aconteció, para poder comprender, aprender, y que la lección obtenida del hecho histórico nos pueda servir para guiar nuestras acciones presentes y futuras. Por ello es necesario enfatizar los siguientes hechos históricos en relación a Daniel Alcides Carrión:

Carrión era un estudiante de medicina. Algunas publicaciones describen a Carrión como un joven médico peruano3, pero Carrión no llegó a graduarse de médico. Estaba preparando su tesis de bachiller sobre verruga peruana, sin embargo, los resultados del experimento de Carrión y el manejo terapéutico realizado en él, lo llevaron a la muerte. Es importante resaltar que el principal símbolo de la medicina peruana, no es un médico, sino un estudiante de medicina.

Carrión no descubrió el agente de la verruga. En un tratado de historia de la medicina chilena4 se afirma que Carrión descubrió el agente etiológico de la verruga peruana. El agente de la verruga peruana fue descubierto en 1905, por el médico Alberto Barton, egresado de la Facultad de Medicina San Fernando, de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. El aporte científico de Carrión fue brindar la evidencia clínica-experimental de la relación entre la Fiebre de la Oroya y la verruga peruana, dos formas clínicas muy disímiles entre sí y que muchos consideraban enfermedades diferentes, incluso hasta mediados del siglo XX.

Carrión sólo investigó la verruga peruana. La Fiebre de la Oroya no fue un tema de investigación científica de Carrión, como se afirma erróneamente en libros y artículos científicos4,5. Carrión recolectó nueve historias clínicas de pacientes con diagnóstico clínico de verruga peruana, no de Fiebre de la Oroya. En su experimento desarrolló una fiebre con anemia severa, que es conocida con el nombre de Fiebre de la Oroya. A él le costó aceptar, pero al final reconoció que estaba desarrollando la Fiebre de la Oroya. Este reconocimiento es su hallazgo científico, pero fue un hallazgo no planificado. Carrión diseñó su experimento para reproducir una verruga peruana, su intención no era reproducir la Fiebre de la Oroya.

Carrión no creó la hipótesis de que la Fiebre de la Oroya y la Verruga Peruana pertenecen a la misma enfermedad. Esta hipótesis es llamada la teoría unicista de la bartonelosis por Bartonella bacilliformis, teoría que afirma que las dos formas clínicas, Fiebre de la Oroya y verruga peruana, son parte de una misma enfermedad. Esta hipótesis fue sostenida en la comunidad científica en Perú por el médico venezolano Ricardo Espinal, en 1871, basándose en el caso de un ingeniero norteamericano que desarrolló la Fiebre de la Oroya en Perú y al regreso a Estados Unidos de Norteamérica, la fase de verrugas. Sin embargo, mucho antes que él la teoría unicista era conocida por los campesinos peruanos en Canta. El conocimiento folklórico de la teoría unicista fue documentado por el sabio Cosme Bueno, profesor de Hipólito Unánue, en 1764. El propio Daniel Alcides Carrión reconoció durante las últimas horas de su experimento, que había escuchado la teoría unicista de sus profesores1.

Carrión recibió inyecciones endovenosas de ácido fénico. Un error común en los artículos históricos sobre Carrión, es confundir el ácido fénico6 con ácido férrico. Un simple error de una letra, rr por n, cambia toda la historia de Carrión, dado que el ácido fénico es un antiséptico letal por vía endovenosa y a Carrión se le administraron inyecciones de ácido fénico cada dos horas, pocas horas antes de su muerte, por lo que el evento precipitante de la muerte de Carrión fue, probablemente, una intoxicación por ácido fénico, adicionada a una probable sepsis por bartonelosis por B bacilliformis. La demostración más contundente de la toxicidad de las inyecciones endovenosas de ácido fénico, ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial. Los nazis, en los campos de exterminio de Auschwitz, usaban inyecciones de ácido fénico endovenosas para asesinar a los judíos1.

Daniel Alcides Carrión decidió, probablemente, realizar su experimento impulsado por un nacionalismo científico al ver que en Chile se desarrollaba una investigación sobre la verruga, enfermedad ligada históricamente a Perú1.

La investigación que el Dr. Vicente Izquierdo realizó en Chile, fue pionera en buscar la etiología microbiana de la verruga, aunque errónea, dado que consideró un bacilo como agente causal. En la época previa al experimento de Carrión, la verruga peruana, era un problema de salud pública también para Chile, dado que muchos chilenos migraron a Perú, a zonas endémicas con bartonelosis por Bartonella bacilliformis. La migración de pobladores chilenos se produjo primero con ocasión de la construcción del ferrocarril trasandino en Perú, para trabajar bajo la tutela del ingeniero norteamericano Enrique Meiggs y luego por la Guerra del Pacífico, como soldados, infectándose con la B. bacilliformis y desarrollando esta enfermedad. Por ello, la historia de la verruga peruana, la historia de Daniel Alcides Carrión, es también una historia para la medicina chilena y debe ser conocida con objetividad por la ciencia chilena.

 

Referencias

1. Salinas-Flores D. El Experimento de Daniel Alcides Carrión: Una Historia Real. Diagnóstico 2013; 52 (1): 39-46.

2. Sánchez Clemente N, Ugarte-Gil CA, Solorzano N, Maguiña C, Pachas P, et al. Bartonella bacilliformis: A Systematic Review of the Literature to Guide the Research Agenda for Elimination. PLoS Negl Trop Dis 2012; 6 (10): e1819. doi:10.1371/journal.pntd.0001819.

3. Verdaguer J. El Decano Vicente Izquierdo y el joven Dr. Charlín. En: Goic A, Cruz-Coke R. V Jornadas de historia de la medicina. Academia Chilena de Medicina Instituto de Chile. Santiago de Chile 2002 pg. 15.

4. Cruz-Coke R. Historia de la Medicina Chilena Editorial Andrés Bello 1995 Santiago de Chile pg. 541.

5. Laval E. Daniel Alcides Carrión. Rev Chil Infectol 2003; 20 (Supl): 36.

6. Lederman W. Bartonella Baciliformes: Una bacteria andina. En: Una Historia personal de las bacterias. Sociedad Chilena de Infectología 2007 1ra ed. RIL pg 182.

 


Correspondencia a: David Salinas Flores.
Federico Villarreal 592, Urbanización Ingeniería. Distrito San Martin de Porres. Lima, Perú. Teléfono: 996371790.
E-mail: dsalinas2009@yahoo.com

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons