SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.131 issue7Complete recovery of life-threatening hungry bone syndrome using long-term ambulatory intravenous calcium infusion: Report of one caseDecentralization of health care and medical teaching: The Chilean experience author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista médica de Chile

Print version ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.131 no.7 Santiago July 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872003000700011 

Rev Méd Chile 2003; 131: 785-787

Hipotiroidismo primario luego
de la resección de un Struma ovarii

Jorge Sapunar Z1, Juan Carlos Roa S2, Arturo Meissner Sch3.

Hypothyroidism after the excision of a
Struma ovarii. Report of one case

Struma ovarii is a teratoma composed of thyroid tissue and can be a rare cause of hyperthyroidism. We report a 35 years old woman with a left ovarian mass whose pathology revealed a Struma ovarii. This tumor was partially excised initially to avoid fertility problems and after a successful gestation, the tumor was completely removed during a cesarean section. Sixty days after delivery a hypothyroidism was diagnosed. Levothyroxine was started and euthyroidism was achieved (Rev Méd Chile 2003; 131: 785-7).
(Key Words: Struma ovarii; Teratoma; Thyroidectomy; Thyroid neoplasms)

Recibido el 14 de enero, 2003. Aceptado en versión corregida el 26 de mayo, 2003.
1Unidad de Endocrinología, Departamento de Medicina Interna,
Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera.
2Servicio de Anatomía Patológica, Hospital Regional de Temuco.
3Servicio de Ginecología y Obstetricia, Clínica Alemana de Temuco.

El Struma Ovarii es un teratoma compuesto de tejido tiroideo y considerado como una causa infrecuente de hipertiroidismo. La prevalencia relativamente alta de estos tumores debe hacer considerar el diagnóstico en otras circunstancias clínicas1-3.

CASO CLÍNICO

Mujer de 35 años, residente de Temuco, que consultó en febrero de 1999 por infertilidad primaria y algia pelviana, pesquisándose en la ecotomografía un importante aumento de volumen del anexo derecho de estructura mal definida (Figura 1). Se practicó laparoscopia que evidenció una masa de aspecto gelatinoso adherida al ovario derecho cuya histología correspondió a Struma ovarii. Como parte de la evaluación endocrina de su infertilidad se dispuso de pruebas de función tiroidea normales. Con el objetivo de no afectar la fertilidad de la paciente se realizó una resección parcial del tumor. En abril de 1999 se confirmó gestación que transcurrió sin contratiempo. En diciembre de 1999 se practicó cesárea y se extirpó completamente el tumor cuya histología nuevamente fue compatible con Struma ovarii (Figura 2).


Figura 1. Ecotomografía pelviana que muestra gran quiste anexial derecho.


Figura 2. Microfotografía que muestra tejido tiroideo adyacente a intersticio ovárico. Hematoxilina-Eosina 100x.

Sesenta días postparto la paciente fue derivada para evaluación endocrinológica por hipotiroidismo. Refería aumento de peso progresivo, somnolencia, intolerancia al frío. Al examen físico se constató IMC 33 k/m2, un hipotiroidismo evidente y un bocio difuso de consistencia gomosa. En el laboratorio destacaban TSH 48,9 µUI/ml, T4 total 2,4 µg/dl, tPO >1000 UI/m (Quimioluminiscencia, DPC). Con estos antecedentes se inició tratamiento con L-tiroxina 125 µg/día, logrando en 45 días TSH 3,8 µUI/ml y T3 65,6 ng/dl. La paciente se ha controlado periódicamente con ecotomografía transvaginal que no ha evidenciado recidiva tumoral. Al intentar retirar la L-tiroxina tras un año de puerperio se reprodujo el hipotiroidismo. En su último control (febrero 2002) se encontró TSH 11,6 µUI/ml, T3 77,6 ng/dl y tPO 3.840 UI/ml, por lo que se aumentó L-tiroxina a 150 µg/día.

DISCUSIÓN

El Struma ovarii es un teratoma en que el tejido tiroideo predomina o es el único componente, también puede formar parte de teratomas más complejos y eventualmente de otras neoplasias como carcinoides1,2.

El Struma ovarii representa menos de 5% de los teratomas, sin embargo estudios histopatológicos meticulosos han evidenciado tejido tiroideo hasta en 20% de estos tumores3. El Struma ovarii tiene su máxima incidencia en mujeres en la quinta década de la vida, pero ha sido encontrado en individuos prepuberales y postmenopáusicos1.

La presentación clínica habitual del Struma ovarii es como una masa pelviana, sin embargo en 30% de los casos se puede encontrar ascitis y eventualmente síndrome de Meigs (pleuresía, ascitis y tumor ovárico)1,3. En 5% de los casos hay evidencias clínicas de producción de hormonas tiroideas. Es posible que la mayoría de los Strumae tengan producción subclínica de hormonas tiroideas, sin embargo en las series de casos comunicadas no siempre las técnicas de determinación hormonal han sido adecuadas y es frecuente la asociación con bocio (16%), lo que dificulta establecer el origen de la producción hormonal4.

En endocrinología se cita el Struma ovarii como una causa muy infrecuente de hipertiroidismo pesquisada cuando la captación de yodo pelviana es superior a la cervical, sin embargo esta técnica puede reportar falsos positivos en hemorragias de quistes simples del ovario5.

No encontramos en la revisión bibliográfica una situación clínica semejante a la planteada por nuestro caso, destacando el hallazgo de infiltración linfocitaria semejante a la tiroiditis de Hashimoto en un caso de Struma ovarii con elevación significativa del título de anticuerpos antiperoxidasa y sin evidencias de enfermedad tiroidea6. También encontramos la comunicación de dos casos de crecimiento tiroideo consecutivo a extirpación de Struma ovarii, uno de ellos con tirotoxicosis posterior4,#7. Se ha descrito la coexistencia de carcinoma folicular tiroideo y Struma ovarii hiperfuncionante, hecho que plantea el diagnóstico diferencial entre el supuesto Struma y una metástasis ovárica de un carcinoma folicular primariamente tiroideo. Este dilema diagnóstico se puede resolver al identificar elementos de teratoma adyacente al tejido tiroideo, lo que histológicamente define al Struma8.

El tratamiento del Struma ovarii benigno es la ooforectomía1. Aquellos casos considerados malignos (5-10%) rara vez se extienden fuera del ovario y de ser así lo hacen en peritoneo, ovario contralateral, linfonodos regionales, hueso, hígado, cerebro, pulmones y mediastino. Histológicamente los Strumae localmente malignos son carcinoides1, en tanto que aquellos con diseminación extraovárica tienen arquitectura papilar, pero sin las inclusiones nucleares de sus homónimos tiroideos9.

Aunque la asociación entre hipotiroidismo primario y Struma ovarii no había sido comunicada, al resecar este tipo de tumor se debe considerar que podría ser la principal fuente de hormonas tiroideas en algunos pacientes. Es recomendable indagar por la presencia de bocio y controlar al paciente al menos con TSH.

REFERENCIAS

1. Scully RE, Young RH, Clement PE. Tumours of the Ovary, Maldeveloped Gonads, Fallopian Tube and Broad Ligament. In Rosai J, Subin LH. Eds. Atlas of Tumor Pathology, 3o series AFIP, Washington DC, 1996.        [ Links ]

2. Kimura N, Sasano N, Namiki T. Evidence of hybrid cell of thyroid follicullar cell and carcinoid cell in strumal carcinoid. Int J Gynecol Pathol 1986; 5: 269-77.        [ Links ]

3. Szyfelbein WM, Young RH, Scully RE. Cystic Struma ovarii: A frequently unrecognized tumor. Am J Surg Pathol 1994; 18: 785-8.        [ Links ]

4. Dunzendorfer T, de las Morenas A, Kalir T, Levin RM. Struma ovarii and hyperthyroidism. Thyroid 1999; 9: 499-502.        [ Links ]

5. Zwas ST, Heyman Z, Lieberman LM. 131I ovarian uptake in a whole body scan for thyroid carcinoma. Sem Nuc Med 1989; 19: 340-2.        [ Links ]

6. Bonadio AG. Hashimoto's tiroiditis in Struma ovarii. Case report and review of the literature. Miner Endocrinol 2002; 27: 49-52.        [ Links ]

7. Grandet PJ, Remi MH. Struma ovarii with hyperthyroidism. Clin Nuc Med 2000; 25: 763-5.        [ Links ]

8. Bhansali A, Jain V, Rajwanshi A, Lodha S, Dash RJ. Follicular carcinoma in a functioning Struma ovarii. Postgrad Med J 1999; 75: 617-8.        [ Links ]

9. Willemse PHB, Oosterhuis JW, Aalders JG, Piers DA, Sleijfer DT, Vermey A et al. Cancer 1987; 60: 178-82.        [ Links ]

Correspondencia a: Dr. Jorge Sapunar Z. Antumalal 01024, Temuco. Fono-Fax: (45) 735778.
E mail: finfin@surnet.cl, jsapunar@ufro.cl

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License