SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.40 número2Flujos piroclásticos asociados a la erupción 2008-2009 del volcán Chaitén: perturbación del bosque, depósitos y dinámica índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Andean geology

versión On-line ISSN 0718-7106

Resumen

SWANSON, Frederick J; JONES, Julia A; CRISAFULLI, Charles M  y  LARA, Antonio. Efectos de los procesos volcánicos e hidrológicos sobre la vegetación forestal: El volcán Chaitén, Chile. AndGeo [online]. 2013, vol.40, n.2, pp.359-391. ISSN 0718-7106.  http://dx.doi.org/10.5027/andgeoV40n2-a10.

La erupción del volcán Chaitén (Chile) en 2008-2009 involucró una variedad de procesos volcánicos e hidrológicos asociados que dañaron los bosques aledaños. Estos procesos incluyeron la caída de material grueso (grava), fino (limo y arena) y tefra, una explosión con una dirección lateral que derribó superficies de bosques (blast), depositación fluvial de tefra removilizada, un conjunto de procesos de movimiento en masa de baja temperatura y un flujo piroclástico. Cada uno de estos procesos geofísicos constituye un tipo de disturbio (alteración) de los ecosistemas que involucra una variedad de mecanismos, como por ejemplo enterramiento de árboles por tefra y sedimentos, calentamiento, abrasion, fuerza de impacto y carga de tefra sobre la copa de los árboles. Cada proceso afectó áreas específicas y creó parches y gradientes de disturbio en el paisaje. La tefra gruesa ('lluvia de grava', >5 cm de profundidad) erosionó el follaje del dosel arbóreo en una zona de aproximadamente 50 km2 hacia el nor-noreste de la apertura volcánica (vent). La tefra fina (>10 cm de profundidad) se acumuló en la copa de los árboles lo que quebró las ramas de los árboles viejos y arqueó los árboles jóvenes en un área de aproximadamente 480 km2. Una explosión (blast) en el flanco norte del volcán dañó los bosques en un área de 4 km2. Esta área incluyó un sector de remoción de los árboles cerca del borde del cráter, derribó los bosques en los sectores más bajas de la ladera y dejó bosques quemados que permanecieron en pie alrededor del perímetro de explosión. La depositación fluvial de >100 cm de profundidad de tefra removilizada, que empezó aproximadamente 10 días después del inicio de la erupción, sepultó parches de bosques en los planos aluviales a lo largo de los 19 km del curso inferior del río Rayas, cubriendo 5 km2 y varios km2 del curso inferior del río Chaitén. A través de este arreglo de procesos de disturbios, el destino de los árboles afectados varió desde la mortalidad completa en las áreas de remoción de árboles y de flujos piroclásticos, a ninguna mortalidad en los sectores de caída y depositación de tefra fina. El daño a los árboles incluyó defoliación, pérdida de ramas, quiebre de troncos, abrasión de corteza y epífitas y desarraigamiento. Parte de los árboles dañados rebrotaron a partir de yemas epicórmicas en los troncos y ramas y el rebrote a través del tiempo, según los mecanismos de disturbio y especie. A pesar de que algunos efectos de la erupción del volcán Chaitén son muy similares a los de la erupción del Monte Santa Helena (USA) en 1980, la biota y los procesos geofísicos del primero produjeron algunos efectos únicos.

Palabras clave : Impactos ambientales; Respuesta de la vegetación; Impactos sobre recursos naturales; Perturbaciones ecológicas; Ecología del paisaje.

        · resumen en Inglés     · texto en Inglés     · Inglés ( pdf )

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons