SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.37 número1Erupción del complejo Puyehue-Cordón Caulle en 2011: caída de tefra y respuestas forestales iniciales en Los Andes chilenosInteracciones entre ONG, gobierno municipal y usuarios reducen la sobreexplotación del bosque, pero no la frenan: Un análisis cualitativo sobre una comunidad en Los Andes bolivianos índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Bosque (Valdivia)

versión On-line ISSN 0717-9200

Resumen

NELSON, Peter R  y  B WHEELER, Tim. Persistencia de liqúenes epífitos lo largo de un gradiente de profundidad de tefra producida por la erupción de 2011 del complejo Puyehue-Cordón Caulle en el Parque Nacional Puyehue, Chile. Bosque (Valdivia) [online]. 2016, vol.37, n.1, pp.97-105. ISSN 0717-9200.  http://dx.doi.org/10.4067/S0717-92002016000100010.

Los liqúenes, una simbiosis entre un hongo y un alga o cianobacteria, son muy diversos y abundantes en bosques templados húmedos en sistemas cordilleranos como lo es la Cordillera de Los Andes. Asimismo, son altamente sensibles a los cambios en las condiciones atmosféricas. Producto de la erupción del volcán Puyehue-Cordón Caulle del año 2011, se predijo su potencial disminución y desaparición. Para evaluar esta condición, se midió la comunidad de macroliquenes seis meses después del inicio de la erupción del volcán Puyehue-Cordón Caulle en cuatro sitios con diferente grado de depósito de material volcánico, con profundidades de entre 10 y 50 cm. También se monitorearon las comunidades liquénicas en cuatro cuadrantes permanentes en un lapso de tres años. Fueron encontradas 81 especies de macroliquenes en siete parcelas en cuatro sitios a lo largo del gradiente de acumulación de material piroclástico o tefra. La riqueza de las parcelas varió entre 23 y 34 especies. Luego de casi tres años después de la erupción, la presencia de liquenes en cuadrantes sobre troncos de árboles no mostró tendencia alguna hacia la mortalidad en respuesta a diferentes profundidades de depósito de material piroclástico. Se concluyó que las comunidades liquénicas, a pesar de ser sensibles a las condiciones atmosféricas, fueron capaces de sobrevivir a la acumulación de hasta 50 cm de depósito de material piroclástico tres años después de la erupción, en parte dada la posición vertical de los troncos, que previno el impacto abrasivo y cobertura del material piroclástico.

Palabras clave : bosque montano; disturbio volcánico; repetir fotografia; vegetación.

        · resumen en Inglés     · texto en Inglés     · Inglés ( pdf )

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons