SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número28UN ESCRITOR GRIEGO FUERA DE EUROPAMIRANDA DE LA LlBERACIÓN índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Byzantion nea hellás

versión On-line ISSN 0718-8471

Byzantion Nea Hellás  n.28 Santiago  2009

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-84712009000100011 

Byzantion Nea Hellás n°28, 2009: 235-263

GRECIA MODERNA

 

EL IMAGINARIO DE LA INFANCIA EN LOS POETAS DE CHIPRE ANTE LA INVASIÓN TURCA DE 1974

 

The imaginary of infancy in the Turkish invasion of 1974

 

César García Álvarez

Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación. Chile

Correspondencia a:


Resumen:

En el presente artículo, el profesor César García presenta en primer lugar un breve panorama de la última historia de Chipre, posteriormente ahonda en el imaginario de los niños en la poesía grecochipriota a partir de la invasión del974. El artículo es el resultado de las conversaciones sostenidas por el senor García con autoridades del Gobierno de Chipre, poetas, historiadores y desplazados, gracias a una beca concedida por el propio gobierno de Chipre, que agradece.

Palabras claves: Chipre, invasión, niños, poeta, imaginario


Abstract:.

To begin with, a brief overview of Cyprus' recent history is presented, and after that, a deeper analysis of the imaginary of children in Greek-Cypriot poetry since the invasion of 1974. This article is the result of conversations of professor García with authorities of the Cypriot Government, poets, historians and people forcibly displaced from their homes, all of which took place thanks to a scholarship granted by the Government of Cyprus, for which the author is grateful.

Key words: Cyprus, invasion, children, poetry, imaginary


 

"Si tomas un afilado cuchillo y lo clavas en mi
corazón,¡cuídate, no te vayas a herir!
pues estás dentro de mi" (Anónimo chipriota)

Presupuestos históricos1

a República de Chipre existe como tal desde 1960, fecha en que tras cinco años de conflicto, logró la independencia del Reino Unido2. Catorce años después, 1974, Chipre sufrió la pérdida parcial de tan anhelada independencia: Turquía invadió la isla declarando un tercio de ella en sí y ante sí "República Turcochipriota". Extrana aventura y oportuna audacia, pues Turquía aspiraba a la anexión de Chipre, fundada en los casi 400 años que la había poseído (1570); Turquía esperaba que el Chipre independiente le diese ocasión para intervenir, y en esta ocasión todo dependió de tres palabras que dominaban la política de la isla: "independencia", "partición" y "énosis". La ejecutoria turbulenta de la "énosis" por parte de la Dictadura de los Coroneles de Grecia, desató la inmediata intervención de Turquía. Conocemos las consecuencias internacionales: mientras la parte griegochipriota es reconocida por la O.N.U. y Comunidad Europea, la parte chipriota invadida, sólo es reconocida por Turquía, el invasor.

No obstante el rechazo que tal invasión turca de 1974 merece, no debemos minimizar las desavenencias turco-griegas anteriores, particularmente las habidas en los años 1963 y 1964, fechas en las que las Naciones Unidas, a través de su Consejo de Seguridad, se vieron obligadas a enviar a la isla un cuerpo de paz (FNUC). No menos importante fue aquel 15 de julio de 1974, cuando los Coroneles de Grecia movieron a la Guardia Nacional Chipriota a dar un golpe de estado contra el Presidente Makarios; el gobierno de Ankara vio tal situación como una agresión a los turcos chipriotas; consideraron que la balanza en la isla se inclinaba peligrosamente a favor de los griegos y en contra de los turcos de la misma isla, por ser minoría. Turquía presentó ante el mundo aquella invasión como una forma "legítima" de proteger a los suyos en la isla3; los suyos, a quienes - fueron solo casos particulares- los griegos-chipriotas entre 1964 y 1974, negaban a veces el certificado de nacimiento4.

En cualquier revolución - los archivos de UNICEF están llenos de informes al respecto- los primeros perjudicados son los niños; de la violencia turca de 1974 nos hablan, entre miles de ejemplos, este testimonio:

"Abrí el correo electrónico y jadeé audiblemente. Devolviéndome la mirada había una fotografia mía con dos años de edad, una foto que no había visto en 32 años. Aparentemente, y bajo la protección de la noche, alguien había podido entrar en la casa grecochipriota en la que crecí, en la ciudad cercada de Varosha. [...] El extraño fue capaz de localizarme a través de un sitio de Internet mantenido por personas enamoradas de su ciudad y que anhelan el día en que poder regresar a ella. Estaba ansioso por encontrar "al nido de los ojos penetrantes", decía su mensaje. Por un momento, los teléfonos sonando y los clientes haciendo cola tuvieron que esperar. Era mi pasado el que llamaba, y tenía que responder la llamada5.

Turquía, ante éstos y muchísimos otros testimonios, se vio obligada a firmar (1975) un acuerdo de protección de libertades para los griegos-chipriotas de la zona ocupada: "Con toda la ayuda posible -decía el texto-que conduzca a una vida normal, incluyendo instalaciones para educación y para la práctica de su religión, así como atención médica con sus propios médicos y libertad de movimiento en el norte"6, acuerdo que Turquía no respetó; los niños greco-chipriotas de la zona ocupada, no gozaron de las garantías de tal educación, generándose en ellos una grave conciencia de desplazados en su patria. Consciente de tal situación, la Fuerza de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas, revisó el acuerdo y propuso nuevas y severas recomendaciones: instó a los turcos a permitir a los hijos de griego-chipriotas en tierra ocupada, pudiesen visitar a sus padres en tierra chipriota libre7.

Acuerdos (1975) y recomendaciones (1995) continuaron siendo igualmente ineficaces. En el Informe de la Comisión Europea de Derechos Humaños del 4 de septiembre de 1999 se informa: En la parte ocupada, se vive un ambiente hostil en el que apenas es posible que se llegue a una vida familiar y privada normal, "una afrenta a la dignidad humana" (párr. 498). La Comisión tomó igualmente conocimiento de la ausencia de libertad de religión, la violación del derecho a la libertad de expresión - los libros para las escuelas elementales estaban sujetos a una censura excesiva - y la violación del Artículo 2 del Protocolo 1 por la denegación de la educación secundaria para los hijos de griego-chipriotas.

Cinco años más tarde, la Embajada de Chipre en Madrid emitió el siguiente Informe: "La dificil situación de los chipriotas enclavados, tanto griegos como maronitas, no ha disminuido a pesar de las protestas y llamamientos del gobierno de Chipre por la necesidad de aplicar totalmente el III Acuerdo de 1975 de Viena. Hasta ahora, por ejemplo, un profesor de literatura designado para la escuela secundaria de Rizokarpaso sigue a la espera de que se le permita cruzar a las zonas ocupadas (sin razón alguna) a pesar de que se ha presentado toda la documentación e información pertinente a la UNFICYP desde diciembre de 2005, así mismo las fuerzas de ocupación no permiten que un segundo cura designado cruce a las zonas ocupadas para llevar a cabo sus tareas"

El Informe de la Comisión de las Naciones Unidas para el estudio de niños y adultos desaparecidos8 no resultó menos eficaz, allí se lee: Desde los disturbios de los años sesenta y setenta se perdió la pista de unos 1.500 greco-chipriota. Los organismos internacionales se han preocupado de ello, aunque sin grandes resultados. Este Informe del 2007 no fue un documento apresurado, ya en 1981, bajo los auspicios del Secretario General de las Naciones Unidas se creó, para tal efecto, el Comité sobre las personas desaparecidas; en 1995 se había aprobado en el Parlamento Europeo la primera resolución, que constituyó un paso importante en la sensibilización del público europeo y de la opinión pública internacional; en mayo de 2001, el Tribunal Europeo de Derechos Humaños emitió su resolución sobre el recurso interpuesto por la República de Chipre contra el Estado de Turquía; en su resolución - afirma Panayotis, uno de los relatores- se confirmaron las evidentes violaciones por parte de Turquía de derechos humaños fundamentales y del Convenio Europeo de Derechos Humaños, específicamente el artículo 2 sobre el derecho a la vida, el artículo 3 sobre el derecho a la libertad y a la seguridad y el artículo 4 sobre el derecho a no ser maltratado.

Panayotis, en su intervención, hizo presentes algunos ejemplos, aunque solo como un índice de otros muchos más: "Christakis Georgiou, un nido de cinco años de edad, resultó levemente herido por los disparos de un soldado turco dentro de su casa, en el curso de la invasión de 1974. Fue conducido a un hospital militar de campaha turco, y esafue la última vez que lo vio su madre. Las pruebas aparecidas treinta y tres años más tarde -incluidos los testimonios de soldados turcos que estuvieron presentes -indican con toda probabilidad que elnidofue trasladado a Turquía, donde lo adoptó un oficial del ejército turco que no tenía hijos. Su madre, ya anciana, desea desesperadamente volver a verlo antes de morir. Andreas Kyriakou, otro nido de cinco años, y sus dos hermanas gemelas de tres, María y Kika, fueron separados a la fuerza de su madre por soldados turcos que atacaron su pueblo. Junto con otro grupo de civiles fueron llevados a un campo cercano de la zona actualmente ocupada de Chipre, donde poco después se escucharon disparos. Se teme que pudieran haber sido ejecutados en una enloquecida represalia. El ejército turco nunca ha facilitado información alguna sobre su paradero. Su madre espera y ruega que sigan con vida. Si no es así, implora que le devuelvan los restos mortales para darles una digna sepultura ".

El Gobierno turco no ha informado de su paradero o de las circunstancias de su desaparición, a pesar de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humaños de 10 de mayo del 2001 que condenó a Turquía en estos términos: «es de tal gravedad que solo puede ser catalogada de trato inhumano».

De no menor importancia, por lo que atane a la infancia, sigue siendo hoy la negativa de los turcos chipriotas a devolver las propiedades de los greco-chipriotas forzados a emigrar al sur de la isla. El derecho de propiedad para ellos no tiene valor ninguno. Casas y propiedades están asignadas por los turcos a compatriotas colonos llevados a la isla después de la invasión de 19749; los colonos son hoy 180.000, mientras los turco-chipriotas antes de la invasión eran solo 80.000; entre ambas facciones turcas, tampoco se observa un buen entendimiento, mientras los 80.000 turco-chipriotas se consideran chipriotas, como realmente lo son, los otros, los 180.000 advenedizos son vistos como un factor más de disensión.

Todos sabemos que, desde la perspectiva de los niños, la casa trasciende el tema de la propiedad o no propiedad: el imaginario de los niños identifica el hogar con la cuna o el nido10 y ésta es una marca subconsciente que acompana al ser humano toda la vida; a raíz de la invasión de 1974, las ciudades de la parte griego-chipriotas se poblaron de campos de refugiados con innumerables guarderías infantiles e improvisados centros médicos para curar a los niños heridos. La poesía chipriota es muy sensible a tal situación, como luego examinaremos.

Ha habido "intentos" últimos de unidad, entre el norte y el sur de la isla, intercambio de ideas unionistas 11 entre líderes de sindicatos, intelectuales, artistas y escritores12: treinta jóvenes turcos, por ejemplo, y treinta griegos, todos chipriotas, se reunieron en un Seminario en Israel (1999) en búsqueda de un camino de unidad; el resultado fue expresado por algunos participantes de este modo: Androuila Theocharous, senaló: "Aprendimos a estar de acuerdo en diferir"; para el joven turco Hamanci lo más importante fue, dijo: "que he aprendido ahora a apreciar y a respetar las opiniones de otros, incluso cuando no puedo estar de acuerdo con ellos"13. El llamado acuerdo histórico adoptado por los líderes de la Unión Europa en la Cumbre celebrada en Bruselas (2004) acepta comenzar las negociaciones de ingreso de Turquía a la UE en el 2005, tras la espera de 41 años de Ankara para que sea estudiado su caso; la Comisión, no obstante, pide a Turquía entre otros comportamientos respetar el "statu quo" de Chipre anterior a 1974 y una actitud distinta frente el derecho de los niños "cuya explotación infantil sigue constituyendo un graveproblema"14.

Los entonces niños - invasión turca de 1974- tienen hoy entre los 35 y 47 años de edad, toda una Generación de la Invasión15. El presente trabajo tiene como finalidad examinar el imaginario de la infancia en los poetas chipriotas que en 1974 pertenecían a la etapa generacional de la "Vigencia", 30 a 45 años16.

II

El imaginario de la infancia en la nueva literatura chipriota17

"...sabe que la poesía es unafuga en el horror de nuestro tiempo " (Lefkíos Zafiríou)

El imaginario de un pueblo es el más fiel testimonio de su identidad; han teorizado sobre el tema destacados investigadores como: Gastón Bachelard, Karl Jung, Mircea Eliade, E.Cassirer, Hugo F.Bauza, J-J Wunenburger, W.Otto, M.Heidegger, G.Durand, P.Ricoeur y Castoriadis entre otros; en lo que se refiere al caso particular de Chipre, Ramón Almeda en su ensayo sobre ¡La identidad a través de la imagen!senala: " La imagen ha ganado protagonismo situándose no sólo como lo emblemático de la identidad sino como la portadora de sentido. Llega a hacerse posible la creación de una nueva identidad a través de la imagen que creamos. Se instaura un binomio transitivo correlacionado entre persona-objeto y la imagen; podemos construir nuestra idiosincrasia propia modificando nuestra imagen...Tres fotógrafos griegos y otros tres de Chipre nos hacen llegar sus imágenes con la que tratan también de construir una identidad del lugar y el tiempo en el que se toman. Imágenes en blanco y negro, o en desviaciones sepia, realizadas con pulcritud y corrección fotográfica, enfatizan la narración que quieren transmitir tamizada por similar técnica. El resultado es un conjunto de un sentimiento triste y evocador del vacío a través de grupos de personas detenidas en un instante, nidos contemplándonos, anciaños de rostros ajados, rincones desolados o paisajes de inmaculada belleza...Podemos apreciar a través de este recorrido visual de la muestra el sentido e identidad que nos revelan y que coincide con la vivencia de la realidad de Chipre. Son imágenes que nos refieren a una identidad de dolor, un lugar donde la belleza y los sufrimientos están mezclados. Un rico patrimonio cultural de siglos que se contrapone al pillaje de esa herencia cultural, y la tragedia de la reciente historia de la isla donde el territorio de Chipre permanece invadido por Turquía desde 1974, quienes levantan un muro en la misma capital de Chipre: Nicosia." La poesía chipriota de la "Generación de la Invasión" refleja similar imagen. Nos fijaremos en ella, con particular énfasis en la temática de los niños.

1. La luna, la noche y la muerte

El poeta Abraham Panayotis nació el ano 1958. Dieciséis años tenía en aquella fatídica fecha de 1974 en que Chipre fue invadida y él y su familia expulsados de su casa en Engomi, Famagusta. La experiencia está clavada en su poesía que es dura, austera, seca; el recuerdo de aquel pasado -hoy tiene 58 años- recoge los eternas símbolos del dolor: "la luna", cinco veces insistente en "Plata en Zyghi" que cae en la "noche " en el plato del nino, del padre, de la madre, de los hermaños. La luna, "media luna" que saltó destructora de la bandera de Turquía al centro del hogar. El hecho, después de 25 años, fecha del poema, no se olvida, el trauma de la infancia perdura:

Sin embargo esta noche
podrías retener
las estrellas en tus brazos
como entonces
en Zhygi
cuando la noche se vistió con la luz de los
astros
y la luna
llena de plata
¡cayó en tu plato!18

Ana Silvia Karacic ha reflexionado sobre "El imaginario de la muerte y la luna a través del tiempo ": "Da pié a pensar -dice- que la muerte de la luna nunca es definitiva, ella siempre vuelve, hay una periodicidad sinfin que la convierte a lo largo de la historia de la humanidad en el astro que marca los ritmos de la vidá", en el caso que nos ocupa, la luna se reitera cinco veces, con su "polisón de nardos" como diría García Lorca. "En la mitología, la luna representa alprimer muerto y al reino de los muertos. Hay una relación establecida desde antiguo entre ciertas divinidades lunares que tienen a su vez un rol en el plano ctónico y el funerario: Perséfone por ejemplo". Desde este aspecto, la luna en el poema cayó en Zyghi por obra de los turcos como una deidad maléfica, convirtiendo todo en "polvo lunar". Su casa, la casa de Zyghi, fue el primer muerto de tantos muertos causados por la invasión.

"Pero, la metáfora más utilizada por la pérdida de luz de la Luna es la del desmembramiento. La interpretación más común es aquella que sostiene que la luna es asesinada por el Sol, porque no pueden coexistir ambos", en el poeta este desmembramiento se designa como "polvo lunar". Hay, no obstante, un rayo de sol, al menos en el poema "Plata en Zyghi", el poetapiensa pueda revertirse laopresión:

Sacude tu chaqueta vacía
desdobla tujuventud cual sábana limpia
subleva el Sueho
fuego en los ojos de los adolescentes
incendia las noches somnolientas
y ven antes
que elpolvo lunar cubra nuestras pequehas
rebeldías "19

Panayotis, a los 25 años, vuelve a la reflexión sobre aquel fatídico momento, que, entonces no captó en toda su profundidad, y lo recuerda ahora en forma de fragmentos de estatuas conmovidas:

Jamás
Podrás
comprender
porqué
las noches de mi migración
deambulaba
por los capiteles
del antiguo liceo
y perseguía la forma perfecta de un rostro angelical en las estatuas
acéfalas de Salamina.
....................
Porqué
las estatuillas chipriotas
se levantaron
de las vitrinas del museo
para después sumergirse
en un cuadro
de Yiorgos Skotinós
comulgando
el dolor
de nuestra huida.

El psicoanálisis no tiene dos versiones sobre el imaginario de las estatuas decapitadas, sino una: se trata del amor frustrado, la impotencia ante lo difícil, el imaginario de lo querido inutilizado. Penteo es decapitado por las bacantes en Eurípides porque él, el rey de Tebas, no supo armonizar su reflexión con el corazón. La cabeza sólo se mantiene de pie en el Auriga de Delfos o en el Canon de Praxíteles, allí donde la musa de la armonía nunca dejó de sonar. Cuando la Musa se silencia y es la voz de la pólvora la que habla, aparece el imaginario de las estatuas con sus cabezas rotas arrojadas por el suelo.

Una poetisa de la generación de 1974, Eleni Theoharous, escribe "Camina sobre brasas la memoria; la poesía sobre el Chipre violado se hace en ella poesía de su cuerpo maltratado. Chipre es su cuerpo herido y su cuerpo herido es Chipre. Ser y espacio se unen en el imaginario del desvanecimiento y el dolor, pues perder la memoria es perder la propia identidad y Chipre y Eleni, van perdiendo la memoria, y hasta la identidad... si nada o nadie lo remedia; de la poetisa y de la isla quedan solo brasas, que hacen más urgente la presencia del fuego.

Bachelard (La poética del espacio) ha desentranado, desde la reflexión fenomenológica, aquello que para el poeta significa el espacio, pues el poeta que no coloca su espacio en el espacio de su corazón, deja de ser poeta. Me vienen a la memoria dos nombres de dos poetas "entranados " en nuestra lengua: Gabriela Mistral, en Chile, y Quevedo en Espana, Francisco

de Quevedo a quien Neruda precisamente puso en el corazón en su obra Viaje al corazón de Quevedo. El Chipre herido tiene muchas voces como éstas, recordemos a Lefkios Zafiríu (1948) en su poema "El Pendadáctilos", cuando le dice:

...................
El Pendadáctilos respira
con mi propio ritmo
se ha vuelto una de mis palpitaciones
se ha mezclado conmigo
y no puedes separar
de mi ser el Pendadáctilos
mi ser del Pendadáctilos
su sangre de mi sangre.
Y así marchamos juntos coexistimos:
Pendadáctilos el monte
y yo el ser humano20

Pero hay que escuchar la voz de Eleni Theohauros en su poema "Vaso noché":

Sin embargo
pienso de nuevo
a medida que las canas caen de mi cabeza
para no dar signos de vida;
hace veinte años que mis coterráneos
más bien habrán muerto
y así como escucho en mis desvelos
los tenues ruidos y las sehales lejanas
pienso que se desconoce la suerte de todos.
Pienso que desaparecieron aldeas completas
Lysi, Vatili, Kondea
puede que haya desaparecido la isla entera...
el pensamiento se desvía fatalmente
camina sobre brasas la memoria21.

Algunos críticos han saludado la poesía de Eleni, como el frío testimonio de "los atolladeros personales con los callejones sin salida colectivos "; estas imágenes son el equivalente a las "estatuillas chipriotas " olvidadas o "sumergidas en un cuadro de Yorgos Skotinós", como decía Panayotis.

Una raíz psicoanalítica sostiene todo el poemario córporo-espacial de Lefkios y Eleni. La noción radical de patria, en este caso Chipre, pater (padre) y de nación de nasco (nacer), supone una muerte del padre y cercenado en el acto mismo, el nacimiento. La patria se niega a ser fecundada con nuevos niños. Los analistas de las psicologías colectivas senalan que cuando la adversidad circunda a una sociedad, el instinto de conservación de la especie se retrotrae y expresa en problemas de infertilidad o limitación de la natalidad; cae la demografía de ese pueblo hasta que un espacio amable restaure su línea de ascenso. La especie no quiere exponer nuevos individuos a las inclemencias cosmológicas o sociales y se refugia biológicamente en la impotencia y culturalmente en el "todo pasado fue mejor": excavaciones arqueológicas o preocupación por el "antes". Kypros Jrisanthis (1915-1998) escribe "iDónde está el héroe...ruge la sangre, nos asedia" y Eleni Theohaurus apela al "Origen ":

Con sangre en la arena escribimos "patria ".
Ruge la sangre, nos asedia.
iDónde está el héroe, dónde está?
Los nidos-y-mujeres, héroes,
los nidos-y-mujeres, patria.
Los lloramos a los ojos,
los lloramos que escribieron en la arena de las playas nuestras.

El imaginario existencial de Eleni Theohaurus se refuerza más en el pasado y se incrementa y se desgarra en el poema "Origen " (1999) de Nasa Patapíu :

Que venga el ángel con la espada
Que abra un surco en mi costado derecho
Que fluya la sangre, que inunde el agua
Que olas espumantes me envuelvan
Que como luz aparezca tu figura,
Que tus lindes se tracen como antes
Y de mis bienes
Que solo quede la voz.
Soy la planta inteligente
En los farallones de la isla de Chipre...22

Solo ante la catástrofe hay sed de origen; por el origen, todo; tronco y ramas podrán desaparecer, pero no las raíces; las estatuas, podrán estar rotas, sin cabezas, pero se podrán recomponer (Panayotis), los tenues sonidos de una isla desaparecida, podrán lentamente diluirse, pero son "brasas de una memoria no apagada" (Eleni Theohaurus) y ¿por qué no? la planta inteligente en los farallones de la isla de Chipre, es posible amplíen los lindes hasta donde era el origen (Nasa Patapíou). Toda una llamada hacia los orígenes. El imaginario de los orígenes - del paraíso perdido- se encuentra clavado en la psicología de todos los que fueron en aquel tiempo niños, adolescentes o presencias actuantes en el campo de batalla, a ellos vuelven una y otra vez como olas del mar, los recuerdos del pasado23. Para Nasa Patapíou el dolor un tanto abstracto de su generación - han pasado muchos años- se hace dramáticamente obsesión neurótica en su poema Paramithia (1988), no en vano fue forzada a dejar Rizokárpazo en 1979:

Y rayo
en los muros
nombres infortunados:
asesinados,
desaparecidos,
hermanos muertos,
condiscípulos
y ausentes todos
para que me consuelen.
Nikos, mi condiscípulo,
que lo buscan los suyos
y su madre enloqueció,
el desaparecido Sinesio,
cuyo padre agonizando
susurraba
Sinesio,Sinesio...
¿Y dónde está laprudencia de los
poderosos?24

Otra poetisa de esta generación es Mona Savvidou-Theodoulou, nació en Limasol, de padres expulsados de Esmirna por los turcos en 1922. La psicología de los niños -de los adultos también- es muy singular: En Los años de infancia, Mona Sawidou-Theodoulou tras la invasión, evoca un cuento contado por la abuela, esta vez...sin terminar. El doble golpe, Esmima y ahora invasión de Chipre, provoca en ella una reacción defensiva de carácter inconsciente, pues el paraíso no puede morir:

Érase una vez
en que los caballos volaban
los pájaros cantaban
los San Jorge combatían la fiera
en Capadocia
en Macedonia
en Chipre...

Se olvidó la abuela
enrollada la lana en su cuello
-la madeja sin desenrollar-
y yo me quedé dormido en mi reino
en un balcón que no mira la tierra
para que el tiempo no gire...
Y, sin embargo, mira, puedo cerrar los ojos
y no haber salido del cuento
y que la abuela no haya muerto
nostálgica,irredenta,
desde hace años
y que no hay sido hollada
la vieja casa de la abuela
el primer tablero de ajedrez de mi vida25

2. También los pájaros fueron asesinados

Mona Savvidou-Theodoulou inaugura también otro imaginario, el de los pájaros muertos. Los pájaros de por sí habitan el paraíso, llenan de alegría el tópico del "locus amoenus "y son ellos el símbolo de la libertad, la belleza, el anuncio de la primavera y el amor que renace. El simbolismo de los pájaros se relaciona con otros signos positivos: elevación, ascensión, ligereza, pureza, predominio de lo espiritual sobre lo material26; tal significación emana de la forma y función de los pájaros avalada así mismo por la tradición: el Espíritu Santo se simboliza en la paloma, unas palomas vuelven al arca de Noe con un ramo de olivo en el pico en senal del fin del Diluvio, los pájaros acompanan a los héroes en el folklore y anuncian buenos o malos augurios en el bestiario medieval. Cuando estos símbolos son amenazados, amenazada está la existencia y su dimensión más amplia, la patria poblada de la semántica simbólica de los pájaros. La abuela que contaba un cuento a su querido nieto para que se durmiese, empezaba así:

Erase una vez
en que los caballos volaban
los pájaros cantaban...

Pero... érase una vez. Cuando la abuela quiso seguir contando, estos años de la felicidad ya no existían, se respiraba pólvora, y el cuento a la abuela se le olvidó; se puso a llorar, mientras el nino se durmió viendo en suenos los caballos que volaban y el cantar de los pájaros.

Planten árboles sobre los muertos
Ocho mil árboles
Para que reduzcan la rigidez
Para que susurren lo no proferido
Que ocho mil hombres muertos se hagan
Ocho mil nidos de pájaros
...........................
Que nazcan bajo su sombra ocho mil nidos
Y que planten su propio árbol.
De modo que con el recuerdo del milagro.
Regrese la vida
Una arboleda entera.

Lunes de Pascua de Resurreción
De San Jorge elMédico.

(Mona Savvidou-Theodoulou)

No deja de ser significativo en este simbolismo de los pájaros, los árboles y los niños. La presencia de una paloma de la paz en el centro de la bandera del Chipre griegol960, así como la media luna, cortante y nocturnal que preside amenazante la bandera turco-chipriota no es un imaginario arbitrario. Y el árbol que en un Chipre en el que los árboles están condenados a muerte por la sequía (excepción de Troodos que tantos poemas inspiró a Seferis), dan al poema un tono más angustioso y sombrío. La laguna Tekke es hoy un manto de sal

En Nikos Orfanidis - nació en 1949 y vivió en Kytrea hasta la ocupación turca-; los pájaros se suicidan:

Los pájaros que todo el invierno esperabas se perdieron
Los pájaros que esperabas
se extraviaron en cielos enfermos
petrificados se posan sobre cables eléctricos en nidos desiertos sobre nubes asesinadas.
Los pájaros que esperabas
se los llevó un mal tiempo
mientras en las calles
destila día y noche una lluvia doliente

Tres veces se evocan los pájaros, tres veces se les espera y tres veces no llegaron o "se perdieron" o "se extraviaron" o "se los llevó un mal tiempo ". Los pájaros existían en Chipre y hasta se metían por entre los versos de la poesía y ahí anidaban, pero... "cuando se pierde la libertad/la poesía se vuelve espadayfusiF, dice Lefkíos Zafiríou:

La poesia es un jardín
repleto de pájaros
canta al amor
a Mijalis, a Ana.

La poesía es la casa
donde cabe todo el mundo.
Pero cuando se pierde la libertad
la poesía se vuelve espada y Fusil.

Todos suenan. Chipre es una parte del helenismo que cayó con Constantinopla. Nikos Orfanidis publica su primera colección poética tras un ano de invasión, en 1975. El ave que en el folklore tradicional de Grecia viaja desde Constantinopla (1453), anunciando la caída de la Ciudad Reina, ahora revive en la perturbada imaginación chipriota en el poema "La caída de Constantinopla o un pájaro en tu patio "27:

Un pájaro viene de Constantinopla
se guarece en tu patio
se posa alto en tu ciprés
se posa en lo profundo de tus cabellos
con una voz extraña
con un canto extraño
solo llora y se lamenta:
Ay de nosotros, pobres de nosotros, el helenismo cayó.

3. La memoria también invadida

La memoria es la gran castigadora de los adultos cuando vieron la infancia poblada de muertos: los poemas de esta generación castigada, se llenan hasta en sus títulos de sustantivos, verbos y adverbios de pasado que persiguen a niños y adultos que vieron en el ano 1974 la demolición de la mitad de la patria: "Origen" (Nasa Patapíu), "Recuerdo" (Orfanidis), "Damnatio memoriae" (Mona Sawidou-Theodoulou), Génesis amarga" (Andreas Petridis), ">El nino que seperdió" (Lefkios Zafiríou)... "me cansé de esperar a alguien/uno entre otros/ que decían vendrán a buscarme y sacarme apasear... (Eleni Theohaurous).

La memoria se ha ido y con ella la patria, constata Neófitos Papalazaru en estos versos:

Se enmoheció nuestra memoria
el desastre dejulio,
se detuvo también nuestra canción
para la vida.
Nos encerramos en nuestras casas
invirtiendo en la abundancia28.

Un poema que recuerda este otro Anthos Lykavghis (1940):

Se demuelen los sueños
y se venden versos
aprecio de oportunidad.
Porque las palabras sufrieron amnesia.

La crisis de la palabra solo se da cuando el nombrado entra en crisis como en "Las sillas" de Ionesco o en la "Metamorfosis" de Kafka o en este Chipre avasallado por los turcos. El Chipre invadido pertenece al reino de las tinieblas, allí donde no hay lugar para el "logos" de "legein", coherencia y razonar universal... ÍCse detuvo la canción, las palabras sufrieron amnesia ", dicen los poetas29.

4. Los trauma de la guerra

Examinando la voz y tono de los poetas de hoy -todos de la Generación de la Invasión en su etapa de "Formación generacional" (15 a 30 años) o de "Vigencia" (30 a 45 años- se observa una constante traumática en su poesía: vacío existencial (Moleski, Ioannidis y Rina), inseguridad (Gatsis y Dimitriadis), temor al peligroso exterior (Myrianthi, y Dina), conciencia de derrota (Pitsa). Examinemos algunos de estos matices psicológicos.

a) El vacío existencial:

Yorgos Moleskis, nació en 1946; cuatro años antes escribió "£7 camino" y "Hermosopaís"; en "Figuras de ausencia" leemos:

¡Qué es nuestro, de todo esto que
encarnamos,
de todo esto que llevamos en nuestro interior
y depositamos a los pies del tiempo
y para qué nos quiere, simples anotadores
suyos,
para proseguir su marchapor los siglos!...

Hasta los héroes y santos se han convertido -"pervertido", para Moleskis- en antihéroes y anticristos:

Los héroes llegaron a ser un ejército y matan al hombre
que llevamos dentro,
los santos llegaron a ser un ejército y matan al dios
que llevamos dentro.
¡Libertad! ¡Libertad!, ¿De dónde vendrás a salvarnos!
........................
Aquí encontrarás sólo los cráneos de los
sabios
los huesos de los combatientes,
los teatros vacíos y los templos
abandonados por los dioses30.

Klitos Ioannidis, nació en 1974, asocia el vacío de la existencia al vacío del acto del amor, un rito que siempre termina en la nada, para repetirse nuevamente en la nada, pues nada son los instantes. Los franceses llaman a este rito "pequena muerte " y "e/ amor y la muerte " constituye un tópico muy reiterado en la historia de la literatura

Mientras nosotros nos angustiábamos
por el momento erótico siguiente
por la danza del rito...
En rededor, la alambrada del laberinto
las indecisas uhas del minotauro.
iDónde está la seguridad delfin de los días
las lágrimas sagradas de lo ininteligible
la levitación de la imagen corpóreas?

("Y los destrozaré como a vasijas de greda")

b) Inseguridad: La inseguridad es otra forma, aunque más leve, del vacío existencial en esta generación. Abre este motivo Dimitris Gotsis, (1945) su primera obra es de 1989. "No te muevas" es en él el verso petrificante, un no ser antes que ser en la angustia, el dolor y la muerte. Para Aristóteles el "Motor inmovilis " y para Santo Tomás "El Acto Puro " son la expresión de la perfección: moverse significa buscar lo que no se tiene, en consecuencia, ser imperfecto. En el poeta Dimitris, la llamada a no moverse es expresión de inseguridad, para no caer en el abismo, cuando el abismo está a la puerta de la casa

..................
No te muevas. Perderás tu lugar
en medio de la perdición del país y de los
demás.
No te muevas. Y una vez que sonrías
delicadamente en la primavera, que solo
tales flores sienten, canta
un poco tu poema propio,
el arroyo del alma blanco en el abismo
el silenciamiento más devoto
de cuanto existe.
......................
pero mientras estés oscilando,
eres cual luz temblorosa. Diríase estrella.
en un cielo que aún no existe.

Para Lakis Dimitríadis, (1944), la inseguridad es sentirse inmerso en el vaivén del tiempo, y lo reflexiona en "Dualismo", obra del 2002: "qué siente el hombre que se va de este mundo, pasando de lo existente, lo real, a lo inexistente, loirreal". Escribe:

Rotando en la utopía
de la inmensidad
no nos paramos en ninguna parte,
no nos apoyamos en parte alguna31.

Myrianthi Panayiotou, poetisa de la misma generación, escribe su primera obra cuatro años después de la invasión y expresa este motivo de la inseguridad angustiosa en un no querer salir fuera; están el afuera, peros las llaves de la casa se han oxidado y se le niega hasta el refugio:

Yo insisto en las llaves
aunque se hayan oxidado
y prefiero seguir afuera esperando.
.................no quiero, amigo,
salir
fuera de mis propios atuendos
Que con los años
se han adherido a mi piel
haciéndose uno con ella

Dina Paghiasi-Katsouri denuncia el afuera indeseable en el poema "Judas"; se trata de un anacoreta un monje que se ha ido al desierto porque afuera hay:

Miles de caballos,
miles de caballos verduscos
enjaulados
en tumbas abovedadas y entre rejas.

Los tres poetas viven en la casa cerrada. La casa cerrada es símbolo de la muerte, tal como aparece en La hojarasca, en Casa tomada de Cortázar, en La Casa de Bernarda Alba de García Lorca y hasta Crónica de una muerte anunciada. El simbolismo toma mayor fuerza cuando la casa es la cárcel y ésta es de Alta seguridad. Después de estas realidades, todas símbolo del Chipre ocupado, solo queda el "oikos ", la tumba, nombre que los griegos dan también a sus sepulcros.

c) Los suehos como evasión de un mundo cruel

Los suefíos son una forma de salvación cuando todo parece periclitar. Si hay una fuerza ineludible es que nadie quiere morir, y cuando todo amenaza muerte, se suena. Los suenos es el gran tema de los niños y también de los grandes cuando la amenaza se impone. La poesía chipriota de la invasión está llena de suenos: El sueno que ante el vacío de lo amable era refugio para el nino en Mona Sawidou, aquí, en Moleskis ya no es refugio, invita a su hija a bajar de los "dulces monos animados norteamericaños ", a la realidad32:

Duérmete. El pequeño lobezno
que vino a llevarte a un bosque de otra época
a llevarte donde su madre para que te arrulle
para amamantarte con su leche, ya no existe...

("Canción de cuna")

Kiriakos Jaralambidis (1940) ve su ciudad Famagusta en sueños, bajo los signos de un surrealismo de huida:

A mi ciudad la vi: caminaba sobre los tejados
De la mente mía mermada por el sueño
Me creerán, pienso, esta vez.¡Mi ciudad, digo, y no cuentos!

("Famagusta, ciudad reina")

Finalmente, el sueno de Andis Kanakis, su primer libro es de 1975, un ano después de la invasión, también el sueno y los suenos caen en su poesía, sueno que se despierta ante un gran grito de dolor. El padre duerme, la madre vela:

En su pieza tres clavos, estaban hundidos en la esquina:
en uno colgaba
su chaqueta,
en el otro el pantalón,
y en el tercero
su camisa.
Y fatigado
se sumergía en el sueño.

"Su hijo cayó por lapatria",
la madre no sabía leer lo leyó la vecinita;
no dijo palabra la madre,
quedose mirando los clavos desnudos...
Y después
sacó un bramido
como si se le hubiesen clavado
los tres en su corazón.

Y...también mueren niños turcos que soñaban con otro país distinto del de los mayores:

Esta llanura que ante mí se extiende
intensamente verde adornada con el amarillo de la margarita
con el rojo de la amapola
con la sonrisa de la violeta en esta llanura...
yace muerto un turquito33

El turquito pregunta "si el país era en realidad muy estrecho ", "si existen nacionalidades entre los pueblos de la margarita. "Tierra mía, hazlo dormir ducemente. Acúnalo" (Pandelís Mijanikós (1926-1979).

Remitimos a la nota 3 y las observaciones de la revista O Politis.

5. ¿Para qué poesía en una época de penuria?

Pitsa Galazi - su obra abarca desde el ano 1963 al 1998, pasando por el luctuoso ano 1974- habla así de su poesía:

Porque la poesía
es una pequeña ventana propia,
que custodio con los sentidos fuertemente armados...
.......................

Porque la poesía
es una pequeha flor silvestre
en la humedadde la cárcel...

........................

Porque la poesía
es un pedazo de cielo
desde una ventana enrejada...

........................

Porque la poesía
es el túnel oscuro
para que yo pase a l libertad...
........................

Porque la poesía
Es la memoria y la voz de mi generación despedazada

........................

("Hypnopedia, 1978)

Rina Karselli escribe que, tras la invasión turca hubo de refügiarse en la zona libre; a partir de ese momento entró en política y fue la primera mujer diputada por tres periodos consecutivos. Dice de su poesía: "La invasión turca y el desalojo que siguió le han dado a mis escritos una dimensión trágica que se proyecta hasta tocar los límites de la metafisica". La poesía para ella se ha convertido en antipoesía y la historia füe así: "Dices fastidiado ¡poesía, poesía! ¡Cuándo dejaremos de cantar, mientras escribes largos poemas y necedadesl, dijo. No contesté porque la catarsis del antipoema me tranquilizó tanto que en pocos segundos me quedé profundamente dormida". He aquí un fragmento de "La ballena azul":

¡No se ríen de mi los ruisehores! Ruisehor loco, no cantes victoria,
escucha también un poco la voz del cuervo
en los olvidados camposantos de la Historia.
Ruiseñor loco,
tu voz no me salva.
iPero qué podemos hacer?
en tu sino está el trinar
y en mi sino
sino de refugiado injustamente expulsado,
gritar.
Prosigue tu canto. Nosotros nos encargamos de los cantos fúnebres.

El silencio, la palabra que se omite es otro de los motivos literarios de la invasión. El silencio, la amnesia de la palabra, solo se produce en contacto con lo más alto o lo más profundo, con el Paraíso o con el Infierno, como experimentaron Virgilio y Dante. Hay experiencias dantescas en poetas chipriotas de la guerra como Lefkios Zafiriou en su poema "£7 nido que se perdió o Dante en un aerostato " en el que se silencia la voz de un nino con un disparo. El ruisenor ama cantar la vida; el sino del chipriota es llorar; pero no un llorar como la de aquél que no tiene consuelo. Guiado por el escritor y luchador social Louca Loucas fui llevado, no sin intención, a la catedral de Lárnaca, allí donde se encuentra la tumba de Lázaro; pude escuchar allí la voz del ruisenor en forma más potente y que decía: "7o soy la resurrección y la vida ". Chipre es tierra de esperanza, de resurreción y de vida; no sin razón, con el título de La esperanza de Chipre acaba de publicar un libro el Centro de Estudios Bizantinos y Neohelénicos de la Universidad de Chile.

6. Conclusión: iqué ensehar a los nidos?

Los niños no tienen la culpa, la culpa es de los grandes, hay que ensenarles a los niños que la patria es común y bella, es la mejor educación para la unidad de la isla. Esto no lo saben los gobernantes de Ankara, que censuran los libros, ni las Naciones Unidas, ni el débil esfuerzo de la Comunidad Europea. Esto dice la "Carta al pequeho turquito" escrita por Mijalis Zafiris:

Tú pequeño amigo echado de tu casa
y vendido
querido niñito también tú
de nuestro país
no sabrás que tienes
la más hermosa, la más dulce patria.
No sé que aprenderás
ahora en el colegio
ni con qué odio terrible
se esfuerzan por atar
a tu pequeho corazón.
Y, sin embargo, nosotros te queremos...

Niki Ladaki-Filippou (1937) poetisa cuya actividad se ha desarrollado en el Ministerio de Educación y Cultura y traductora al griego de Paideia de W. Jaeger, se pregunta también qué sea ensenar la "Geografia" a los niños: simplemente, destacar aquella maravilla que cada lugar en Chipre tiene, pues Kerinia es todo, mar, ribera, puerto, Abadía:

Tu nombre mar
Kerinia
¿ribera tu nombre?
Kerinia
¿"puertecito " tu nombre?
Kerinia.
Maestro,
Enséñale a los nidos
Mar es igual a Kerinia.
Profética sacudida
La floración de la Abadía.

Notas

1El autor quiere dejar expreso agradecimiento al Senor Embajador de Chipre en Madrid Nearchos Polas, a la Senora Yiannopoulous Koratzitou - Cristodoulou, representante de PIO en la misma Embajada, así como a la Directora de PIO en Nicosia Eleonora Gvrielides y al senor L.Lukas de la misma Oficina de Prensa, por haber contribuido al éxito de su misión en la visita a Chipre.

2. Los niños se hicieron ya presentes ofreciendo su vida por su patria, al enfrentar en 1960 el protectorado de Gran Bretana; así lo recuerda el monumento a Mijali Karaolis en la Plaza Grígora Afxentíou de Nicosia.

3 Diez años antes de la invasión, ya destacados políticos ingleses y norteamericaños conocían en detalle las intenciones turcas (G. Iacobou, Ministro de Asuntos Exteriores, 22-06-2009; conversación con él autor de este artículo, en adelante Diálogos Políticos); ratifica esto la actual débil oposición de las dos potencias al invasor, por más de 34 años en Chipre. Se frustró en aquel ano 1974 la unidad cultural que venían sosteniendo griegos y turcos en Chipre, unidad impulsada particularmente por la izquierda. Muchos turcos lamentan hoy la difícil restitución de aquel esfuerzo de unidad.

4 Cada vez se escribe la historia de Chipre con una concepción menos maniquea: los grecochipriotas, buenos; los turcochipriotas, malos. Acentuada dualidad hay en Loukas Loukiadis, Ministro para investigar el Asunto de los Derechos Humaños en la Corte Europea (Diálogos 23-06-2009), y una opinión más atenuada es la de G.Iacobou. Niasí Kisilgiourek, turco chipriota, actual profesor en la Universidad de Nicosia, acaba de publicar un anexo de 22 páginas en la revista "0 Po/fe" (26-04-2009), con el título de "Los años negros de los turcochipriotas"; también los turcos sufrieron en aquella situación, por cierto, infinitamente menor que los grecochipriotas.

5 Andreas Chamamboulos, The Washington Post, 19 de noviembre de 2006.

6 Viena, 2 de agosto de 1975.

7 Secretario General al Consejo de Seguridad. Informe del 10 de diciembre de 1995, S/1995/1020, párr. 24.

8 Informe de la Comisión de Naciones Unidas. 14 de Marzo, 2007, Estrasburgo.

9 La senora Marcouli, Encargada de Negocios para la Devolución de Propiedades tras la invasión, senalaba:"/fe/wo5 sostenido ya 40 reuniones con laparte turcochipriota, no es poco que los turcos hayan aceptado se inicie esta negociación, se suma a ello los 33 encuentros de los líderes de ambas facciones y que el muro de Nicosia ha abierto unapuerta. Elproblema es lentopero activo" (Diálogos, 27-06-2009)

10 Véase, G. Bachelard Lapoética del espacio. México F.C.E. 1973

11 La idea es una Unidad Federal con un Gobierno Central, propósito firmado por ambas partes desde 1977.

12 L. Loucas, de PIO (Oficina de Prensa), Diálogos 3-VII-2009.

13 Revista Shalom (Israel), 1999, N.2.

14 Fuente: Real Instituto Elcano, 2 de junio del 2005.

15 Remitimos aquí a la Teoría de las Generaciones formulada por Ortega y Gasset.

16 Me parece, al respecto, que la opinión más equilibrada y prudente es la del Ministro de Asuntos Exteriores de Chipre G.Iacobou; en visita del 23-VI-2009 me expresó: "Zos representantes de ambos gobiernos Nicosia y Ankara para la solución del problema de Chipre, nunca han estado más de acuerdo que hoy: Un estado federal con un gobierno central y solución chipriota por los chipriotas, ajeno todo ello a las potencias extranjeras "Ante mi pregunta, si ambos representantes tenían poder de decisión, me contestó: "Sí, en lo que respecta a Nicosia; con respecto a la decisión política de Ankara, no estoy tan seguro". (Diálogos, 23-VT-2009). Esta duda se hace más evidente al visitar la zona de Nicosia ocupada por los turcos: a penas se pone el pie en esta parte, el idioma griego desaparece en su totalidad, las mezquitas se multiplican y los nombres de las calles griegas han sido sustituidas por nombres turcos. La idea es "desidentificar" todo lo grecochipriota.

17 Hemos tomado las traducciones de poemas de la obra Literatura de la Isla de Chipre (1878-2003) obra preparada por el Cónsul de Chipre en Santiago de Chile senor Nikos Nikolaides y profesor senor Alejandro Zorbás; ediciones Facultad de Humanidades, Universidad de Playa Ancha, Valparaíso, Chile y Consulado de la República de Chipre, Santiago, Chile, 2003.

18 Abraham Panayotis, publicado en Noches de Plenilunio, 1999.

19 El imaginario de la luna, la noche y la muerte está activado en este poeta por una realidad cercana, Famagusta, la ciudad invadida y convertida en cementerio: treinta y nueve años deshabitada, sus casas cayéndose, las calles amenazadas por la maleza y el polvo enterrando lo poco de vida vegetal y animal que en ella queda. Un antiguo habitante de Famagusta me decía, mirando desde un alto su casa:”Las culebras pueden entrar en mi casa, yo no puedo entrar” y le contestaba otro, más consolado:”Veo que las golondrinas y palomas de antes siguen anidando en mi casa; ello me consuela; todavía hay aquí algo mío”.

20Zafiríou, Lefkios. Poema inserto en Casi volviéndose medos, 1977.

21 Publicado enNoches de Plenilunio, 1999.

22 Patapíou, Nasa. Su primera colección poética es "El cuerpo que habla, 1998.

23 Hay en Chipre una verdadera pasión por la historia como salvación: dos grandes y eficaces centros de investigación histórica funcionan en Nicosia, uno estatal, dirigido por la poetisa, historiadora y arqueóloga Nasa Patapíou. Su preocupación el folklore, el griegochipriota, los poetas del origen, los documentos veneciaños, todo aquello que descubra raíces e identidad. El segundo es el Centro de Investigaciones Históricas Macarios III, dirigido por el incansable Papadopoulous, su proyecto: la primera gran historia de Chipre en ocho volúmenes, de los cuales se han publicado yacinco.

24 Poema Paramithia, publicado en la obra citada El cuerpo que habla. La poetisa comenta así estos versos:"Zos nombres de los niños que aparcen en el poema, son nombres de nidos verdaderos, murieron asesinados por los turcos, mi padre profesor de ellos desapareció también sin que hasta ahora se sepa de su suerte final. Solo no es historia Sinesio, que la traducción espanola cambia por Prudencio" (Diálogos 8-VII-2009).

25 "Los años de la infancia" poema escrito por Mona Sawidou-Theodoulou el primero de noviembre de 1992. En la primera etapa la invasión de los turcos "respetó" los derechos humaños, solo interesaba la ocupación; la segunda etapa fue cruel, de resistencia y sangre; la larga etapa de 35 años es la de la ineficacia de "la prudencia de los poderosos". La presencia de la abuela en el poema tiene este contexto que escuché a Y. Stylianou:"Fzv/a en Kirenia. Un día potentes acorazados se instalaron frente a la playa, ante mi casa, mientras que, al poco rato, cientos de paracaidistas caían de helicópteros. Lo sabíamos .Era la ocupación. Obligados a abandonar la casa, objeté que la abuela, inválida, estaba en la cama, no se podía mover. La orden era "desalojen", alcancé a asomarme a la puerta y gritar: [Abuela, que Dios te proteja! Más tarde me la devolvieron y murió en el exilio dentro de su patria ".

26 Cirlot, Eduardo. Diccionario de Símbolos Tradicionales.Madnd, Ed, Siruela, 1962. La edición de 1958 decía solo Diccionario de Símbolos. Ha sido traducido al inglés.

27 Puede verse el poema tradicional "Fue tomada Romania", Treno de Constantinopla", "La canción de Santa Sofiia" en Trenospor Constantinopla, con un estudio preliminar, traducción y comentarios de Rosario García Ortega y Ana Isabel Fernández Galván. Centro de Estudios Bizantinos, Neogriegos y Chipriotas. Granada2003.

28 Abundancia interna y también abundancia externa, pues los esforzados chipriotas han hecho de Palammini, Agia Napa, Potamos y otros lugares, centros turísticos que compiten con la antigua Famagusta. Antes de la ocupación no eran significativos.

29Me contó un desplazado de Famagusta: "Un día afeitaba a mi padre que había perdido ya la memoria y me decía, ignorando que yo era su hijo, icómo podré pagarle, si no tengo dinero? Entonces le pregunté ide dónde es Ud. ? y contestó con toda certeza: soy de Famagusta "; lo no olvidado era su ciudad.

30Poema "Nuestro país es pequeno" publicado en De lo ínfimo" 2001. El vacío de Moleskis debe ser matizado; tras una conversación con el poeta aclaró, "wo niego a los héroes ni a los dioses, lo que sucede es que hoy todos son héroes y todos son diose: apelo a la solución en el Uno, el Uno metafisico al que concurrimos mediante la unión y el arte". {Diálogos 22-VI-2009). Pasó entonces a contarme, como Director de la Sinfónica de Chipre, una anécdota: "Dimos un concierto en la iglesia de Santa Severina (Italia); en la renovación del piso de aquella iglesia se habían encontrado más de veinte esqueletos, uno al lado de otro, era un antiguo cementerio; les pareció a los monjes dejarlos ahí, aunque cubiertos con un vidrio y sobre este vidrio pusieron sillas para que los fieles asistiesen a los cultos y, en nuestro caso, dar un concierto. En verdad, sentimos que Mozart levantaba la muerte a una Unidad superior llena de vida. Esta es lafunción del arte ".

31Poema de la obra "Dualismo ",2002

32Interpretación del propio poeta Moleskis.

BIBLIOGRAFIA

1. Abraham, Panayotis, "Plata en Zighi".        [ Links ]

2. Andreas Chamamboulos, The Washington Post, 19 de noviembre de 2006.        [ Links ]

3.   Cirlot, Eduardo. Diccionario de Símbolos Tradicionales. Madrid, Ed, Siruela, 1962. La edición de 1958 decía solo Diccionario de Símbolos. Ha sido traducido al inglés.        [ Links ]

4.  Convenio Europeo de Derechos Humaños, específicamente el artículo 2 sobre el derecho a la vida, el artículo 3 sobre el derecho a la libertad y a la seguridad y el artículo sobre el derecho a no ser maltratado.        [ Links ]

5.  Diálogos. Responde a las diversas entrevistas o reuniones de trabajo del autor de este artículo con Ministros del Estado Grecochipriota (Ministro del Exterior, Ministro para los Derechos Humaños en la Corte Europea, Ministra para la devolución de propiedades y Ministro Secretario de Gobierno) historiadores, escritores y desplazados por los turcos.        [ Links ]

6. Fuente: Real Instituto Elcano, 2 de junio del 2005        [ Links ]

7.  Gorgos Moleskis. Poema "Nuestro país es pequeho" publicado en De lo ínfimo" 2001, (Diálogos 22-VI-2009).        [ Links ]

8. G.Iacobou, Ministro de Relaciones Exteriores, (Diálogos, 23-VI-2009).        [ Links ]

9. Hemos tomado las traducciones de poemas de la obra Literatura de la Isla de Chipre (1878-2003) obra preparada por el Cónsul de Chipre en Santiago de Chile senor Nikos Nikolaides y profesor senor Alejandro Zorbás; ediciones Facultad de Humanidades, Universidad de Playa Ancha, Valparaíso, Chile y Consulado de la República de Chipre, Santiago, Chile, 2003.        [ Links ]

10.   Informe de la Comisión Europea de Derechos Humaños del 4 de septiembre de 1999. La Embajada de Chipre en Madrid es, tal vez, la Embajada que más ha contribuido a la difusión de estos Informes a nivel internacional.        [ Links ]

11.   Informe de la Comisión de Naciones Unidas. 14 de Marzo, 2007, Estrasburgo.        [ Links ]

12. L. Loucas, de PIO (Oficina de Prensa), Diálogos 3-VII-2009.        [ Links ]

13.  "Los años de la infancia" poema escrito por Mona Sawidou-Theodoulou el primero de noviembre de 1992.        [ Links ]

14. Myrianthi Panayiotou. Poema de la obra "Dualismo",2002        [ Links ]

15.  Niasí Kisilgiourek, "0 Poltis" (26-04-2009), con el título de "Los años negros de los turcochipriotas".        [ Links ]

16.  Patapíou, Nasa. Su primera colección poética es "El cuerpo que habla, 1998.        [ Links ]

17.  Poema Paramithia, publicado en la obra citada El cuerpo que habla. La poetisa comenta así estos versos:"Zos nombres de los nidos que aparecen en el poema, son nombres de nidos verdaderos, murieron asesinados por los turcos, mi padre profesor de ellos desapareció también sin que hasta ahora se sepa de su suerte final. Solo no es historia Sinesio, que la traducción espahola cambiaporPrudencio" (Diálogos 8-VII-2009).        [ Links ]

18. Revista Shalom (Israel), 1999, N.2.        [ Links ]

19 Remitimos aquí a la Teoría de las Generaciones formulada por Ortega y Gasset.        [ Links ]

20.  Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humaños de 10 de mayo del 2001.        [ Links ]

21.  Secretario General al Consejo de Seguridad. Informe del 10 de diciembre de 1995, S/1995/1020, párr. 24.        [ Links ]

22.   Senora Marcouli, Encargada de Negocios para la Devolución de Propiedades tras la invasión, (Diálogos, 27-06-2009)        [ Links ]

23.   Trenos por Constantinopla, con un estudio preliminar, traducción y comentarios de Rosario García Ortega y Ana Isabel Fernández Galván. Centro de Estudios Bizantinos, Neogriegos y Chipriotas. Granada 2003.        [ Links ]

24. Véase, G. Bachelard Lapoética del espacio. México F.C.E. 1973.        [ Links ]

25. Zafiríou, Lefkios. Poema inserto en Casi volviéndose medos, 1911.        [ Links ]

 


Recibido: 9.12.09 -Aceptado: 19.03.09

Correspondencia:

César García Álvarez, (bizantinoscesar@gmail.com) Tel- (56-2-2693878- 2392292. Doctor en Filosofía con mención en Literatura. Profesor Titular de las Universidades Metropolitana de Ciencias de la Educación, Chile; Universidad Gabriela Mistral, Chile y de Universidad de Los Andes, Chile.