SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.27 número2Técnicas de avanzada en el diagnóstico patológico de edificaciones:: "El Templete" de la Habana Vieja índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista ingeniería de construcción

versión On-line ISSN 0718-5073

Rev. ing. constr. vol.27 no.2 Santiago ago. 2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-50732012000200001 

Revista Ingeniería de Construcción Vol. 27 No2, Agosto de 2012 www.ricuc.cl PAG. 5 - 17

Desempeño de pavimentos estabilizado con asfalto espumado en una prueba de pavimentos a escala real y carga acelerada

 

Alvaro Gonzalez1*, Misko Cubrinovski**, Bryan Pidwerbesky***, David Alabaster****

 

* Universidad del Desarrollo, Santiago. CHILE

** University of Canterbury. NEW ZEALAND

*** Fulton Hogan Ltd. NEW ZEALAND

**** New Zealand Transport Agency. NEW ZEALAND

Dirección de Correspondencia


RESUMEN

Uno de los objetivos claves de la gestión de pavimentos es desarrollar e implementar una estrategia de construcción y mantenimiento rentables, con el fin de alcanzar niveles requeridos de servicio y desempeño. Una técnica rentable y sustentable para la rehabilitación de pavimentos es la de estabilización o reciclado con asfalto espumado (AE). Este artículo presenta un estudio sobre el desempeño de pavimentos estabilizados con asfalto espumado en el Canterbury Accelerated Pavement Testing Indoor Facility CAPTIF. CAPTIF es un laboratorio a escala real para pavimentos ubicado en Nueva Zelandia, que permite aplicar un gran número de cargas de tráfico en un breve período de tiempo. Seis secciones de pavimentos con distintos contenidos de asfalto y cemento fueron ensayadas en CAPTIF. Los resultados del experimento mostraron que las deflexiones disminuyen en las secciones con mayor contenido de asfalto espumado. Luego de aplicar más de un millón de ciclos de carga, las secciones estabilizadas sólo con cemento, sólo con asfalto y la sección sin estabilizar mostraron un deterioro significativo en forma de ahuellamiento. Por otro lado, las secciones que fueron estabilizadas con AE y cemento mostraron un buen desempeño, demostrando que el cemento y el AE juntos mejoran significativamente el desempeño del pavimento. Los resultados de ahuellamiento fueron empleados para desarrollar modelos y describir el deterioro estable y acelerado de los pavimentos en estudio, lo que puede ser utilizado para una mejor gestión de los pavimentos estabilizados con asfalto espumado

Palabras Clave: Reciclaje de pavimentos, asfalto espumado, pruebas de pavimento aceleradas, modelos de ahuellamiento


1. Introducción

En Nueva Zelandia más del 95% de los caminos están construidos con pavimentos granulares. Un pavimento típico de Nueva Zelandia consiste en una superficie asfáltica delgada (que generalmente no excede los 50 mm de espesor), una capa de base (construida de material granular de roca de cantera triturada o de un agregado de fuente local) y una sub-base (que usualmente tiene una o dos capas de material granular). Este tipo de pavimentos han sido adoptados en Nueva Zelandia debido a que en el pasado el agregado de alta calidad era abundante en la mayoría de las regiones de Nueva Zelandia; y debido a que en la mayoría de los caminos de Nueva Zelandia los bajos volúmenes de tráfico no justificaban la incorporación de pavimentos con capas de asfalto de mayor espesor, que generalmente se construyen en caminos de alto tráfico.

Sin embargo en la década pasada algunas áreas de Nueva Zelandia comenzaron a enfrentar un problema complejo con el suministro de agregados de alta calidad para la construcción de caminos. Una alternativa viable para reducir la explotación de agregados de buena calidad es la estabilización o reciclaje de pavimentos. Por otro lado, Nueva Zelandia importa crudo de petróleo, y por lo tanto los costos de producción de asfalto dependen en gran medida de los precios internacionales del petróleo. Diversas investigaciones han demostrado que el reciclaje de pavimentos utilizando asfalto espumado, reduce el consumo de petróleo y energía (Thenoux et al., 2006; Jenkins, 1994), así como el uso de agregados. Por lo tanto, el asfalto espumado es una alternativa atractiva para la rehabilitación de caminos.

El reciclaje en frío de pavimentos in situ utilizando asfalto espumado es una técnica de construcción que recupera el pavimento flexible envejecido, añadiendo simultáneamente agentes estabilizadores para mejorar las propiedades del material recuperado. Esta técnica recicla el 100% de los agregados existentes, reduciendo el consumo de agregados y el transporte de materiales en los caminos rehabilitados. Aunque existen otros tipos de técnicas de reciclaje (ej. Reciclaje en frío en planta), ésta es considerada como una solución atractiva para reducir el problema del suministro de agregados en Nueva Zelandia.

Aunque el reciclaje en frío de pavimentos in situ utilizando asfalto espumado es una alternativa atractiva para reducir el problema de suministro de agregados de alta calidad, los diseñadores de pavimentos que intentan emplear materiales alternativos en Nueva Zelandia se ven seriamente limitados por la falta de datos sobre el desempeño de un gran número de materiales estabilizados.

Con el fin de reducir esta incertidumbre, un importante proyecto de investigación fue realizado en Nueva Zelandia, con el fin de estudiar los efectos de la estabilización con asfalto espumado (AE) sobre el desempeño, resistencia y características de deformación de los pavimentos. La investigación consistió en un estudio de laboratorio, en los cuales una serie de ensayos fueron llevados a cabo sobre mezclas de material estabilizado con AE, y también una prueba a escala real, en la que se aplicó carga acelerada sobre pavimentos estabilizados con AE.

El experimento a escala real fue llevado a cabo en el Canterbury Accelerated Pavement Testing Indoor Facility, CAPTIF, que será descrito más adelante en este artículo. En CAPTIF se construyeron seis pavimentos empleando distintos contenidos de asfalto y cemento. Una vez construidos los pavimentos se les aplicó carga acelerada y la respuesta de éstos, tales como deformación de la superficie (ahuellamiento) y deflexiones, fueron periódicamente medidas durante el curso de la prueba. Un número aproximado a 5.710.000 Ejes Estándares Equivalentes de 80 kN (ESAs) fueron aplicados a las seis secciones de pavimentos. Los resultados del experimento mostraron que la estabilización con asfalto espumado tiene un efecto positivo importante en el desempeño de los pavimentos estudiados, como se describirá a continuación en este artículo.

2. Materiales y diseño de la mezcla

2.1 Agregados

Los agregados empleados en la prueba a tamaño natural fueron una mezcla de material granular grueso 'H40' y arena ('AP5'). El H40 es un agregado chancado, de 40 mm tamaño máximo, con una gravedad específica de 2,69 t/m3, densidad seca máxima de 2,22 t/m3 y la Humedad Óptima de Compactación (HOC) de 4,0%. El agregado H40 cumplió con los siguientes requerimientos buscados en el proyecto:

• Es un agregado representativo empleado en Nueva Zelandia para la construcción de caminos, que tiene una granulometría de acuerdo a la especificación vigente TNZ M/4, para agregados de capa de base (TNZ 2006).

• La fuente del agregado debía estar ubicada en una región de Nueva Zelandia donde no se consiguen agregados de alta calidad para la construcción de caminos.

• La calidad del agregado debía ser de moderada a baja. En tal caso, los efectos de estabilización debieran ser más relevantes que en un agregado de alta calidad.

La distribución del tamaño de partículas del agregado H40 no cumplió la banda granulométrica para la estabilización con AE (Figura 1) (Academia de Asfaltos 2002). Por lo tanto, la distribución del tamaño de partículas del H40 fue ajustada empleando polvo de trituración AP5, con el fin de llevar el agregado H40 dentro de la banda granulométrica recomendada. La proporción final de 85/15 (H40/AP5) por peso, fue adecuada para satisfacer los requerimientos de granulometría para estabilización con AE. El tamaño máximo de partícula del AP5 es de 5 mm, densidad máxima seca es de 1,82 t/m3 y la HOC es de 9,0%. No se encontraron finos plásticos en la mezcla del agregado H40/AP5, empleando la norma estándar ASTM D4318-05 (ASTM, 2005). La HOC del H40/AP5 fue de 6.0%, determinado por medio de la prueba de Compactación con Martillo Vibrador de Nueva Zelandia NZS 4402.4.1.3:1986 (NZS, 1986).

2.2 Asfalto

Un asfalto con grado de penetración 80/100, comúnmente utilizado en Nueva Zelandia para la estabilización con AE, fue empleado para la prueba a escala real en CAPTIF. Las características de la espuma fueron investigadas utilizando el laboratorio de AE modelo WLB10, empleado por muchos investigadores y expertos en la producción de asfalto espumado. Los resultados mostraron que un 2.5% de agua espumante en combinación con una temperatura de asfalto de 170 °C arroja un Indice de Espuma de 128 (NZS, 1986), considerado como buena calidad de espuma (Asphalt Academy, 2002). Este índice es consistente con las propiedades de los asfaltos espumados producidos en Nueva Zelandia (Saleh, 2004a).

Figura 1. Distribución del tamaño de partículas de H40, AP5 y mezcla H40/AP5 adoptadas para estabilización con asfalto espumado

2.3 Diseño de la mezcla

Los resultados del ensayo de resistencia a la tracción indirecta (ITS por sus siglas en inglés) fueron empleados para determinar el contenido óptimo de asfalto espumado. El ITS fue determinado de acuerdo a la norma NZS 3112: Parte 2:1986. La velocidad de carga aplicada durante el ensayo ITS fue de 50,8 mm/min. Las muestras fueron preparadas con contenidos de asfalto de 0%, 1%, 2%, 3% y 4%, más un 1% de cemento.

Los resultados indicaron que el ITS aumenta cuando el contenido de asfalto aumenta hasta un 3,0%. Con un 4,0% de asfalto el ITS disminuye, demostrando así que un gran porcentaje de asfalto puede influir negativamente el esfuerzo de tracción de la mezcla para los materiales estudiados.

3. Experimento a escala real

3.1 Diseño y construcción

Diseño Estructural de Pavimentos

El diseño estructural de pavimentos fue realizado empleando la guía Sudafricana de Diseño (Asphalt Academy, 2002) y el suplemento Neozelandés para el diseño de pavimentos (Austroads, 2005). Los detalles del diseño estructural no son presentados en este artículo, sin embargo una capa de base de 20 mm combinada con una relativamente débil subrasante (60-80 MPa) entregó una capacidad estructural del pavimento cercana a 1x106 ESAs de 80 kN empleando ambos métodos de diseño.

Descripción del CAPTIF descripción y configuración del experimento

CAPTIF está ubicado en Christchurch, Nueva Zelandia. Consiste en una pista circular de 50 metros de largo contenida dentro de un contenedor de concreto de 1,5 m de profundidad y 4,0 metros de ancho, en el cual el contenido de humedad del los materiales de pavimento pueden ser controlados y se conocen las condiciones de borde (Figura 2a).

En la plataforma central se ubica la maquinaria y elementos eléctricos necesarios para accionar el sistema. Una estructura metálica deslizante montada sobre la plataforma central puede desplazarse horizontalmente hasta 1 m. Este movimiento radial permite que la huella de las ruedas varíe en forma lateral y puede ser usada para tener dos "vehículos" operando en huellas de ruedas independientes. En los extremos de esta estructura, dos brazos radiales se conectan a las unidades de Carga Simulada y Emulador de Vehículo (SLAVE, en inglés) (Pidwerbesky, 1995).

Figura 2. CAPTIF (a) Perfil; (b) Vista superior del experimento con asfalto espumado (DD = Densidad Seca, MC = Contenido de Humedad), luego de (González et al., 2004)

CAPTIF permite realizar pruebas con hasta seis secciones de pavimentos de aproximadamente 10 m de longitud cada una. Se estabilizaron cuatro secciones empleando 1% de cemento con diferentes contenidos de asfalto. Una sección fue conservada como control sólo con material H40, otra sección solo tenía AE, esto con el fin de separar los efectos de AE con el cemento. La vista superior de la pista de prueba se presenta en la Figura 2b, en la cual seis secciones de pavimentos son detalladas. Las secciones fueron nombradas B12C10, B14C10, B28C10, B00C10, B00C00 y B22C00, donde los dos primeros dígitos (después de la letra B) indican el contenido de asfalto; y los dos últimos (luego de la letra C) indican el contenido de cemento. Por ejemplo, la sección B14C10 fue construida agregando 1,4% de AE y 1,0% de cemento. La sección B28C10 tenía aproximadamente el contenido óptimo de AE según los ensayos de laboratorio ITS.

Materiales y Construcción Subrasante

La parte superior de la subrasante de 525 mm es de arcilla, extendida en capas de 225, 150 y 150 mm y compactada empleando un rodillo disponible en CAPTIF. El análisis de retrocálculo empleando datos FWD proporcionó una rigidez de la sub-rasante de 60 MPa aproximadamente, que es coherente con el módulo requerido según el diseño estructural de pavimentos.

Proceso de estabilización

Los detalles sobre el proceso de estabilización se pueden encontrar en (González et al., 2004). Doscientas toneladas de agregados chancados H40 fueron transportados a CAPTIF. Para el proceso de estabilización se excavaron zanjas fuera del edificio CAPTIF. En las zanjas se extendieron capas de material agregado chancado H40 y AP5, y luego fueron compactadas al 95% de su densidad máxima seca con contenidos óptimos de humedad, para que la relación de peso final 85/15 obtenida en el laboratorio fuera también alcanzada en terreno. Una vez que el material granular compactado estaba listo, las zanjas fueron estabilizadas con la máquina de reciclado. El material estabilizado fue transportado hasta el edificio CAPTIF por cargadores frontales. Una máquina pavimentadora fue empleada para colocar el material de la capa de base y se utilizó un rodillo para su compactación. Antes de de colocar la capa de superficie final, las secciones fueron curadas a temperatura ambiente por 30 días.

Capas de superficie

Todas las secciones fueron selladas con un tratamiento superficial simple. Después de una semana de la construcción del sello, todas las secciones fueron revestidas con una capa de mezcla asfáltica AC10 en caliente. El grosor aproximado de toda la superficie asfáltica fue de 20 mm. Antes de sellar, se hicieron mediciones de densidad y humedad, empleando un densímetro nuclear directamente sobre la capa de base. Los contenidos de densidad seca y humedad están incluidos en la Figura 2b.

Durante el curso del experimento y después de la aplicación de 200.000 ciclos de carga, la superficie original asfáltica comenzó a mostrar desgaste. Una capa delgada de mezcla de asfalto en caliente (HMA) de 30 mm fue colocada sobre la superficie original, alcanzando un grosor total de superficie de 50 mm para el resto del proyecto.

Instrumentación

La instrumentación del pavimento en CAPTIF incluye transductores de deformación 3D (Dawson, 1994) para medir las deformaciones verticales, transversales y longitudinales en el pavimento. Detalles de las mediciones de deformación recogidas durante este proyecto pueden ser encontrados en (González et al., 2004). La vista final de perfil de todas las secciones de pavimentos es mostrada en la Figura 3.

Figura 3. Perfil de los pavimentos ensayados en CAPTIF

3.2 Procedimiento experimental Velocidad y secuencia de carga

La carga consistió en una rueda doble de camión, con una separación de 350 mm entre los centros de los neumáticos, inflados a 700 kPa de presión. El proyecto original pretendía que una carga constante de 40 kN fuera aplicada en cada unidad SLAVE. Sin embargo, y puesto que se registró poco ahuellamiento durante las etapas iniciales del proyecto, la carga fue aumentada a 50 kN después de 100.000 ciclos de carga y nuevamente a 60 kN después de 300.000 ciclos de carga.

La velocidad de los vehículos fue mantenida constante a 40 km/hr durante la mayor parte del proyecto. La carga fue aplicada sobre una huella, con un desplazamiento horizontal de 100 mm al interior y exterior.

3.3 Análisis del desempeño del pavimento Deflexiones

Las deflexiones medidas con el Deflectómetro de Impacto (FWD) con carga de 40 kN son presentadas en la Figura 4. Los resultados corresponden a deflexiones medidas antes de aplicar cargas de tráfico con los vehículos SLAVE (0 ciclos de carga) y después de 1x106 ciclos de carga. A 2x105 ciclos de carga, la capa superficial de asfalto fue recubierta con 30 mm de HMA. La sección sin estabilizar (B00C00) mostró deflexiones considerablemente mayores en comparación con las otras secciones. De la Figura 4 se puede observar demás que cemento y asfalto tienen un efecto importante en la reducción de las deflexiones de los pavimentos estudiados, como lo demuestra la menor deflexión registrada en la sección con el mayor contenido de asfalto y 1% de cemento (B28C10).

Figura 4. Deflexiones FWD a 40 kN antes del trafico (0 ciclos de carga) y después de 1x106 ciclos de carga

Ahuellamiento

Las mediciones promedio del ahuellamiento para cada sección de pavimento se presentan en la Figura 5. Las curvas muestran el típico desempeño de los pavimentos en una fase inicial de densificación durante la carga inicial del vehículo, seguida por una fase de deformación constante. Cuando la carga fue incrementada a 50 kN, se observó un aumento en la tasa de ahuellamiento similar a una fase inicial de densificación. Desde 300.000 ciclos de carga (después de construir el recapado de HMA), el ahuellamiento aumentó en forma lineal hasta aproximadamente 1.000.000 de ciclos de carga en todas las secciones.

Después de 1.000.000 ciclos de carga, las secciones B00C10, B00C00 y B22C00 comenzaron a mostrar grandes cantidades de deformación vertical y ahuellamiento; mientras que las secciones B12C10, B14C10 y B28C10 se desempeñaron adecuadamente y se observó poca diferencia entre ellas. Los resultados de pruebas de pavimentos indican que la estabilización con AE y cemento mejoraron el desempeño de los pavimentos. El ahuellamiento de las secciones B12C10, B14C10 y B28C10 fueron consistentemente menores que en las otras tres secciones.

Figura 5. Ahuellamiento Promedio

Al final de la prueba, se encontró poca diferencia entre las mediciones de ahuellamiento de las secciones estabilizadas con AE y cemento (secciones B12C10, B14C10 y B28C10). Para acelerar la deformación de la superficie en estas secciones, se decidió cortar parte de las secciones de pavimento, desde la superficie del HMA hasta la parte superior de la capa de base (cortes de 50 mm de profundidad). Los cortes se ubicaron en forma longitudinal a la pista a una distancia de 200 mm, y la superficie fue cortada con sierra desde las estaciones 3 a 6 de la sección B12C10, de la 14 a 17 en la sección B14C10, y de la 20 a 23 en la sección B28C10. Una vez finalizado el trabajo de corte, se aplicó agua de manera uniforme sobre la superficie. Con un flujo constante de agua, se aplicaron ciclos de carga adicionales de 60 kN con los vehículos SLAVE. El agua produjo mayor deformación y agrietamiento de la superficie en las secciones de pavimento. Sin embargo, el agua penetró en la sub-rasante provocando expansión de esta capa y modificó los niveles finales de la estructura del pavimento. Luego de aplicar una carga adicional de 42.000 ciclos, bajo condiciones húmedas, la sección B12C10 comenzó a mostrar un extenso agrietamiento y además deformación de la superficie, en comparación con las otras dos secciones, con evidencia de pérdida de finos (Figura 6). Por el contrario, no se observó agrietamiento en las secciones B14C10 y B28C10.

Figura 6. Foto de la sección de pavimento B12C10 (izquierda) y B14C10 (derecha)

Gráficos de contorno de la deformación vertical de superficie

Los perfiles transversales de la superficie de cada una de las 58 secciones de pavimentos fueron tomados en varias etapas del proyecto. Los perfiles fueron empleados para calcular la deformación vertical de la superficie (DVS), substrayendo la elevación original de cada perfil transversal (antes de aplicar carga) menos el perfil transversal presente. Luego la DVS fue usada para construir gráficos de contorno de cada sección de pavimento. Los datos de la DVS empleados para construir los gráficos de contorno fueron tomados del centro de cada sección de pavimento. Las estaciones próximas a las áreas de transición (zona entre dos secciones de pavimento), no fueron empleadas para construir los gráficos. La Figura 7 muestra las curvas para las secciones B28C10 y B00C10 después de 500.000 ciclos de carga. La figura muestra, como se esperaba, que las mayores DVS son medidas bajo las trayectorias de las ruedas. Además, la figura muestra el mejor desempeño de la sección B28C10 en comparación con B00C10.

Figura 7. Deformación vertical de la superficie; trazados de curvas de secciones B28C10 (izquierda) y B00C10 (derecha) después de 500.000 ciclos de carga

Modelamiento del Ahuellamiento

Huurman (1997) propuso cuatro parámetros en un modelo (Ecuación 1) para describir el desarrollo de la deformación permanente en pavimentos granulares sometidos a tráfico. El modelo fue adaptado para describir el desarrollo del ahuellamiento en lugar de la deformación permanente. El modelo tiene la siguiente forma:

(1)

Donde el ahuellamiento es expresado en mm, N es el número de ejes estándares equivalentes de 80 kN y A, B, C y D son los parámetros. El primer término del modelo describe el aumento lineal del ahuellamiento. El segundo término del modelo describe el comportamiento inestable, observado después de 1.000.000 de ciclos de carga, que no puede ser descrito por el primer término solamente, porque se observa un incremento exponencial en lugar de lineal del ahuellamiento. Las cargas vehiculares de 40 kN, 50 kN y 60 kN aplicadas durante el experimento, fueron convertidas a Ejes Estándares Equivalentes (ESA) de 80 kN, asumiendo la ley de exponente cuatro. El modelo fue ajustado al ahuellamiento medido a 3x105 ciclos de carga (5,16x105 ESAs), 5x105 ciclos de carga (1,528x106 ESAs), 7x105 ciclos de carga (2,541x106 ESAs), 1x106 ciclos de carga (4,059x106 ESAs) y 1,326x106 ciclos de carga (5,710x106 ESAs). Para el ajuste del modelo se empleó la raíz cuadrada media (RMS):

(2)

Donde N es el número de puntos de datos, dc es la profundidad calculada del ahuellamiento y dmi es el promedio medido del ahuellamiento. Los parámetros A, B, C y D fueron modificados empleando una herramienta de optimización para que la raíz cuadrada media fuera minimizada. Los resultados del ajuste del modelo son presentados en la TABLA 1 (parte superior).

Tabla 1. Resultados del ajuste del modelo

 

Modelamiento del Ahuellamiento con Comportamiento Estable

En la última fase del experimento, se aplicó una carga relativamente alta de 60 kN. Este nivel de carga fue aplicado para acelerar el daño en los pavimentos y ver una diferencia más clara en el desempeño de las secciones de pavimentos.

Puesto que los 60 kN exceden el límite legal de Nueva Zelandia y podría haber causado el deterioro acelerado observado en las secciones de pavimentos al final de la prueba; el mismo modelo de Huurman (1997) con el primer término sólo fue empleado para describir la fase estable del ahuellamiento (es decir hasta 1x106 ciclos de carga). El ajuste del modelo a modelo de dos parámetros se muestra en la Tabla 1 (parte inferior).

Las ecuaciones con dos parámetros fueron usadas para extrapolar las mediciones de ahuellamiento hasta 25x106 ESAs, asumiendo que los pavimentos se comportarán de manera estable dentro de esa cantidad de cargas cíclicas. Los resultados del modelamiento con dos parámetros fueron empleados para extrapolar las mediciones observadas, asumiendo un comportamiento estable de las secciones de pavimento. La extrapolación (Figura 8) muestra que las secciones B28C10 y B14C10 tendrían el menor ahuellamiento mientras que la sección B12C10 mostraría el mayor ahuellamiento dentro de las secciones estabilizadas con asfalto espumado más 1% de cemento, lo que es consistente con el desempeño observado cuando se introdujo agua a estas secciones de pavimento.

Figura 8. Extrapolación de las mediciones de ahuellamiento usando el modelo con dos parámetros hasta 25x106 ESAs.

4. Conclusiones

En este artículo se presentó un experimento a escala real y carga acelerada en pavimentos de asfalto espumado. Los resultados del experimento llevan a las siguientes conclusiones:

• El ahuellamiento medido en secciones con asfalto espumado más un 1% de cemento fue el menor, demostrando que la adición de asfalto espumado mejoró en forma significativa el desempeño de los pavimentos.

• Las secciones B00C10, B22C00 y la sección de control no tratada (B00C00) presentaron grandes cantidades de ahuellamiento y deformación vertical.

• Las deflexiones de la sección B28C10 fueron menores que las de otras secciones, mientras que la sección no tratada (B00C00) presentó los valores más altos.

• Para diferenciar el desempeño del ahuellamiento en las secciones estabilizadas con asfalto espumado y cemento, se introdujo agua a través de cortes en la superficie. Luego de aplicar carga acelerada de tráfico, la sección B12C10 comenzó a presentar agrietamientos, mientras las secciones B14C10 y B28C10 se comportaron adecuadamente.

• Dos tipos de modelos fueron ajustados para la medición de ahuellamiento. El primer modelo describió ahuellamiento estable e inestable en las secciones de pavimento; el segundo modelo solo consideró la fase estable donde se observa un aumento constante de ahuellamiento, con el número de cargas cíclicas.

• Los modelos desarrollados y una mejor comprensión del desempeño de los pavimentos con asfalto espumado conducen a una programación más exacta de los tratamientos o mantención de pavimentos.

5. Agradecimientos

Los autores agradecen a las Agencias de Transporte de Nueva Zelandia, al Departamento de Ingeniería Civil y Recursos Naturales de la Universidad de Canterbury, a la empresa constructora Fulton Hogan y al Grupo de Estabilización de Nueva Zelandia.

6. Referencias

Asphalt Academy (2002), Interim Technical Guidelines (TG2): The Design and Use of Foamed Bitumen Treated Materials. Asphalt Academy, Pretoria.         [ Links ]

ASTM Standard D4318 (2005), "Standard Test Method for Liquid Limit, Plastic Limit, and Plasticity Index of Soils" ASTM international, West Conshohocken, PA, 2003, DOI: 10.1520/D4318-05E01.         [ Links ]

Austroads (2005), Pavement Design: A Guide to the Structural Design of Road Pavements. New Zealand Supplement.         [ Links ]

Dawson A. (1994), The E-mu System. Users Manual, 2nd ed. University of Nottingham, United Kingdom.         [ Links ]

Gonzalez A., Cubrinovski M., Pidwerbesky B. and Alabaster D. (2004), "Full scale experiment on foam bitumen pavements in CAPTIF accelerated testing facility". Transportation Research Record, Journal of the Transportation Research Board, Washington, D.C., pp. 2129.         [ Links ]

Hurman M. (1997), Permanent Deformation in Concrete Block Pavements, PhD Thesis, Delft University of Technology.         [ Links ]

Jenkins K.J. (1994), Analysis of a Pavement Layer which has been Treated by Single Pass In Situ Stabilisation. University of Natal, South Africa.         [ Links ]

NZS. (1986), "NZS 4402.4.1.3:1986:Determination of the dry density/water content relationship - Test 4.1.3 New Zealand vibrating hammer compaction test." Standards New Zealand, Wellington.         [ Links ]

Saleh, M. F. (2004a), "Detailed Experimental Investigation for Foamed Bitumen Stabilisation.", University of Canterbury, Christchurch         [ Links ]

Thenoux G., Gonzalez A., and Dowling R. (2006), Energy Consumption Comparison for Different Asphalt Pavements Rehabilitation Techniques Used in Chile. Resources, Conservation and Recycling,16 pp.         [ Links ]


E-mail: aagonzalez@ingenieros.udd.cl

Fecha de Recepción:01/11/2011 Fecha de Aceptación:01/04/2012