SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.26 número3Influencia de la finura de molido del carbonato de calcio en las propiedades físico mecánicas y de durabilidad de los ladrillos de cerámica rojaEstudio experimental del empuje sobre estructuras de contención en suelos reforzados con geomallas índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Revista ingeniería de construcción

versão On-line ISSN 0718-5073

Rev. ing. constr. vol.26 no.3 Santiago dez. 2011

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-50732011000300003 

Revista Ingeniería de Construcción Vol. 26 N°3, Diciembre de 2011 www.ing.puc.cl/ric PAG. 284-298

Análisis de los riesgos musculoesqueléticos asociados a los trabajos de ferrallas. Buenas prácticas

 

Musculoskeletal risks analysis related to steel reinforcement works. Good practices

 

Mónica López Alonso*1, Ma Dolores Martínez Aires*, Esther Martín González*

* Universidad de Granada, Granada. ESPAÑA

Dirección para Correspondencia


RESUMEN

Los problemas musculo-esquelético suponen un 45% de las lesiones profesionales. Concretamente, los trabajadores que trabajan en las distintas actividades relacionadas con la producción y puesta en obra de la ferralla están expuestos a una gran cantidad de riesgos musculoesqueleticos. En este trabajo, se revisan detalladamente los riesgos ergonómicos de tipo físico de los ferrallistas. Este estudio permite comprobar que la normativa española en vigor desde 1997 (trasposición de la Directiva Europea sobre Seguridad y Salud en obras de construcción), no está corrigiendo los múltiples factores de riesgo musculoesqueléticos de estos trabajadores. Se propone para el análisis de dichos riesgos musculo-esqueléticos, la utilización de diversas metodologías ergonómicas. Una es el método Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo para el estudio de la manipulación de cargas y, por otro lado, el método ERGO/ IBV desarrollado por el Instituto de Biomecánica de Valencia para el análisis de las posturas de movimientos repetitivos. El uso de dichas herramientas, permitirán el diseño de nuevos métodos de trabajo que disminuyan los riesgos analizados. Posteriormente, tras la identificación del elevado número de riesgos muculoesqueléticos, se definen una serie de BUENAS PRÁCTICAS para estos trabajadores expuestos a unas condiciones de trabajos muy exigentes y con escasa cultura preventiva.

Palabras Clave: Ergonomía, riesgos musculosesqueléticos, ferrallista


1. Justificación 

Según Eurostat (European Commission 2011), de la UE15 (Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, España y Suecia), es España quien está a la cabeza de los accidentes, con más de 3 días perdidos, en el sector de la Construcción en 2006.

En el año 2009, según los datos del Instituto Nacional de Estadística español (INE, 2011), se produjeron en este mismo sector un total de 129.234 accidentes de trabajo con baja laboral.

Los últimos datos suministrado por la OSHA (OSHA, 2011) indican que los trabajadores en el sector de la Construcción tienen una mayor exposición a riesgos biológicos, químicos, musculo esqueléticos, así como al ruido y a los cambios de temperatura; en él, el 45% de los trabajadores dicen que su trabajo afecta a su salud. Del mismo modo, los datos señalan que los trastornos muculo esqueléticos de espalda producen a largo plazo lesiones permanentes en estos trabajadores en un porcentaje comprendido entre el 60% y 90% mientras que, en el día a día, se sitúa entre el 15% y el 42%.

En España, según se deduce de la VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo (INSHT, 2007), la Construcción presenta una mayor prevalencia de trastornos músculo esqueléticos que el global de sectores (3.160 frente a 2.650 por cada 100.000 trabajadores), destacando como el sector de actividad en el que el 47.5% de los riesgos se asocian a problemas musculo esqueléticos asociados a esfuerzos, posturas o movimientos.

La importancia de los riesgos inherentes a la ausencia de buenos hábitos con los que adoptar una adecuada mecánica corporal poniendo en práctica una estrategia ergonómica conveniente en trabajos del sector de la Construcción es cada vez mayor (Ferreras R., Piedrabuena C. 2007) ya que los sobreesfuerzos físicos constituyen la primera causa de accidentes con baja en el sector (más del 25% del total de accidentes), seguidos a bastante distancia por los ocasionados por golpes dados con objetos contundentes o herramientas y las caídas.

Según la OSHA (OSHA, 2000; OSHA, 2004), los riesgos relacionados con la inadecuada mecánica corporal tienen su origen en la aplicación de la fuerza bruta en el trabajo, la repetición de tareas, las posturas, ya sean forzadas o estáticas, los movimientos rápidos, la compresión o la tensión de contacto, la vibración y las bajas temperaturas. En este trabajo se analizan estos riesgos en el caso concreto de los trabajadores de ferralla y los trastornos musculo esqueléticos que ocasionan.

2. Causas generales de ergonómicos en el construcción

Según se deduce de la VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo (INSHT, 2007), en el sector de la Construcción el principal riesgo psicosocial está en mantener un nivel de atención alto o muy alto ya que, para el 70.5% de los trabajadores, sus tareas así lo exigen. Además de este riesgo cabe señalar que, en porcentajes muy importantes, los trabajadores están expuestos frecuentemente a situaciones de riesgo provocadas por la inexistencia de una estrategia ergonómica adecuada en su trabajo tales la realización de tareas muy repetitivas y de muy corta duración (el 47.8%), la necesidad de trabajar muy rápido (el 45.6%) o con plazos muy estrictos o muy cortos (el 38.1%) y al trato con clientes (el 36.3%).

Los problemas asociados a la falta de unas condiciones ergonómicas adecuadas en el trabajo están adquiriendo una importancia creciente. Se está produciendo un aumento en el número de trastornos de tipo musculo esquelético entre los trabajadores que están asociados, principalmente, a inadecuadas condiciones ergonómicas. Según Attwood (Attwood et al., 2004) un desorden musculo esquelético es un daño que afecta a los huesos, músculos y otras partes del cuerpo y que se relaciona con los tejidos de las articulaciones. Según Piedrabuena et al., (Piedrabuena et al., 2005), las lesiones músculo esqueléticas son las que afectan a los músculos, tendones, huesos, ligamentos o discos intervertebrales.

En la Tabla 1 se refleja la distribución de las dolencias musculo esqueléticas en trabajadores del sector de la Construcción según la VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo (INSHT). Así mismo, en la Tabla 2 se recogen los factores a los que se asocia fundamentalmente los problemas ergonómicos en el sector de la Construcción en España.

Tabla 1. Dolencias musculo esqueléticas (INSHT, 2007)

Tabla 2. Demandas físicas de trabajo según rama de actividad (INSHT, 2007)

Los factores más influyentes en los problemas musculo esqueléticos son: la edad, la duración del contrato de trabajo, la hora del accidente, el tamaño de la empresa y el día de la semana (Burdorf et al., 2007), aunque existen otros factores determinantes (INSHT, 2003; Piedrabuena et al., 2005) como:

1. - Condiciones ambientales en el puesto de trabajo. Las condiciones ambientales de los lugares de trabajo, en concreto la temperatura y la velocidad del aire, la humedad y la radiación, junto con la "intensidad" o el nivel de actividad del trabajo y la ropa que se utilice, pueden originar situaciones de riesgo para la salud de los trabajadores, que se conocen como estrés térmico, bien por calor o por frío.

2. - Manejo de herramientas y equipos. Hay diversos factores que pueden afectar a la salud y la eficiencia en el trabajo cuando se usan herramientas manuales: el tiempo de uso de la herramienta, las posturas forzadas para su manejo, el peso de la herramienta, la vibración y la repetitividad.

3. - Manejo de maquinaria. Los trabajadores que manejan maquinaria pesada sobre los terrenos irregulares de las obras son propensos a padecer problemas en la parte baja de la espalda. Las vibraciones y los continuos saltos y rebotes en el asiento pueden comprimir y dañar los discos intervertebrales y las articulaciones de la espalda.

4. - Manejo manual de cargas. La manipulación de materiales incluye varias etapas que conllevan un elevado esfuerzo de alcanzar la carga inclinándose o arrodillándose, levantar la carga, transferir el peso del objeto a una postura de carga y, por último, transportar la carga hasta el lugar deseado.

5. - Orden y limpieza en el puesto de trabajo. Mantener la zona de trabajo ordenada es bastante complejo en el sector de la Construcción, ya que el movimiento de materiales y la generación de residuos son muy frecuentes. Los obstáculos en el área de trabajo pueden causar resbalones o tropiezos, las áreas desordenadas pueden impedir el uso de carros de transporte y la falta de orden en el puesto de trabajo incrementa los riesgos ergonómicos.

6. - Riesgos psicosociales. Los trabajadores pueden responder de diferentes maneras ante un suceso inesperado, y estas respuestas pueden activar mecanismos fisiopatológicos de una enfermedad (Díaz D.L., 2011).

3. Métodos para el análisis

Pueden distinguirse dos grandes grupos de trastornos músculos esqueléticos en función de la zona corporal afectada: las lesiones en la espalda, fundamentalmente en la zona lumbar, y las lesiones en los miembros superiores y en la zona del cuello y de los hombros.

La causa principal de los trastornos en la espalda, especialmente en los segmentos lumbares de la columna vertebral y en sus músculos y ligamentos asociados, la constituyen las actividades de manejo manual de cargas. Sin embargo, la mayoría de estas patologías no se producen por accidentes o agresiones únicas o aisladas, sino como resultado de traumatismos pequeños y repetidos. Algunos movimientos simples y repetitivos -como agarrar, empujar o alcanzar-, se repiten en tareas propias del sector de la Construcción hasta 25.000 veces al día (INSHT, 2009).

En el análisis ergonómico suelen emplearse varios métodos, siendo el resultado final una conjunción de los resultados de diversas pruebas. En la primera fase, la experimental, se recopila la información necesaria de manuales, artículos, estudios previos sobre el mismo tema y demás documentos disponibles. Una vez que este proceso se ha realizado, se eligen el (o los) método(s) que mejor se adapten a los objetivos del estudio en concordancia con los medios disponibles, el tiempo, el volumen de población, etc.

Los métodos de evaluación ergonómica, atendiendo a los criterios de clasificación de Lehto Buck (Lehto B., 2008), son físicos, cuantitativos y con un componente mixto de objetividad y subjetividad (ya que se basan en observaciones subjetivas transformadas en objetivas al puntuarse lo observado según tablas preestablecidas). Así, por ejemplo, la estimación de la postura a través de la observación es un método subjetivo ya que estudios previos han mostrado diferentes grados de validez y fiabilidad, proporcionando poca información sobre las condiciones necesarias para lograr una fiabilidad aceptable (Bao et al., 2009).

En el caso concreto de la evaluación y prevención de riesgos que provocan trastornos músculos esqueléticos asociados a tareas repetitivas pueden aplicarse, en la actualidad, diferentes métodos (ver los que se relacionan en la Tabla 3). La aplicación práctica de estos métodos se basa fundamentalmente en la recopilación de información sobre diferentes factores de riesgo como son la repetitividad de movimientos de los miembros superiores, las posturas adoptadas por los brazos, el cuello y las manos-muñecas o la duración de la exposición a las diferentes posturas/tareas.

Tabla 3. Principales métodos de evaluación ergonómica. Elaboración propia

4. Efectos sobre el trabajador

Los efectos que sobre el trabajador tiene cada uno de los riesgos derivados de una inadecuada estrategia ergonómica (ver Tabla 2) son los siguientes:

1. - Las posturas extremas de la columna vertebral y de las articulaciones (por ejemplo, flexiones y giros) que se realizan en el trabajo son perjudiciales para la espalda, cuello, brazos y piernas, especialmente si se mantienen durante mucho tiempo o se realizan de manera repetitiva. Posturas muy habituales en el sector de la Construcción (Piedrabuena et al., 2005).

2. - En cuanto a las cargas pesadas diversos estudios afirman que cerca del 20% de todas las lesiones producidas en el puesto de trabajo son lesiones de espalda, y que cerca del 30% son debidas a sobreesfuerzos. Estos datos proporcionan una idea de la importancia de una correcta evaluación de las tareas que implican levantamiento de carga y del adecuado acondicionamiento de los puestos implicados (Waters et al., 1994).

3. - Las lesiones originadas por la manipulación de cargas es un elevado porcentaje (alrededor del 20% del total), siendo las lesiones más comunes las de tipo músculo esquelético, en concreto las que afectan a la espalda.

4. - Las lesiones derivadas del levantamiento de cargas pesadas pueden originarse como consecuencia de unas condiciones ergonómicas inadecuadas para el manejo de las mismas (cargas inestables, sujeción inadecuada, superficies resbaladizas...), debido a las características propias del trabajador que la realiza (falta de información sobre las condiciones ideales de levantamiento, atuendo inadecuado, etc) o por el levantamiento de peso excesivo. Aspectos todos ellos recogidos por el método (INSHT, 2003).

5. - Condiciones ambientales del puesto de trabajo: las jornadas de trabajo físico, así como el trabajo a la intemperie pueden dar lugar a situaciones de fatiga muscular y estrés térmico.

En la Figura 1 se muestra cómo un importante porcentaje de trabajadores del sector de la Construcción señalan molestias en la zona baja de la espalda.

Figura 1. Distribución de las molestias musculoesqueleticas en los trabajadores de la construcción (INSHT, 2007)

5. Breve análisis ergonomico del puesto de trabajo de los ferrallistas

En España, según el Real Decreto 2010/1996, las principales tareas a realizar por los ferrallistas son:

- Preparar los materiales en las condiciones de forma, longitud y características geométricas adecuadas para cada armadura.

- Construir las armaduras en el taller, lo que implica medir, cortar y doblar las barras de acero, según las necesidades.

- Instalar y montar en la obra las armaduras construidas en el taller y otras confeccionadas in situ, para su posterior hormigonado.

- Organizar el almacén de ferralla (alambres, barras, mallazos y piezas preformadas) y controlar la calidad de estos materiales.

¿Qué problemas se derivan de una inadecuada estrategia ergonómica en el trabajo de los ferrallistas?

Factores de riesgo musculo esquelético en los trabajos de ferralla

En la Tabla 4 se presenta, de forma esquemática, un resumen de los distintos factores de riesgos músculos esqueléticos derivados de una mecánica corporal inadecuada desarrollada en las actividades o procedimientos constructivos que se realizan en trabajos de ferralla.

Tabla 4. Riesgos musculo esqueléticos según las principales actividades desarrolladas en la fase de ferralla (Instituto Navarro de Seguridad Laboral, 2008)

 

Figura 2. Puesta en obra de bordillos (Bust et al., 2005)

6. Buenas Prácticas

De los datos proporcionados por la VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo también se deducen buenas prácticas en el sector de la Construcción:

1° En más de un 50% de los casos se adoptaron medidas para mejorar las condiciones de trabajo tendentes a disminuir los riesgos de trastornos músculo esqueléticos.

2° Solo en un 21.7% de los casos se optó por introducir cambios en el método de trabajo.

3° En más del 30% de los casos sólo se realizaron modificaciones en la maquinaria y equipos, sin corregir las causas intrínsecas del diseño del puesto de trabajo que, como ha sido comentado antes, son las que dan lugar a más riesgos y la más complicadas de cambiar pues, en la mayoría de los casos, forman parte del hábito del trabajo.

Además de lo dicho, en la actualidad, se están dando grandes pasos en la industrialización del sector de la Construcción diseñando mecanismos que, además de otras ventajas, evitan riesgos músculo esqueléticos para el trabajador (Figura 2d y 3) que deben ser considerados como buenas prácticas. En el campo de la ferralla, el uso de armadura prefabricada es cada vez más común, y no solamente en las mallas electrosoldadas (ver Figura 4).

Figura 3. Distintos sistemas de colocación de adoquines

Figura 4. Ferralla prefabricada http://www.progress-m.com

 

Figura 5. Herramienta para atar barras de refuerzo con mango de extensión (Albers E., 2007)

Para finalizar, conviene presentar una serie de buenas prácticas necesarias para evitar o reducir los riesgos músculo esqueléticos de los trabajadores de ferralla descritos en el apartado anterior. De forma general, en la fase de elección y adquisición de los productos de ferralla, se debe prever la compra de los materiales de manera que se adquieran a medida que se necesiten, intentando reducir el exceso de material almacenado. Esto elimina la necesidad de maniobrar y realizar desplazamientos innecesarios alrededor de los materiales.

Posturas forzadas de tronco y brazos

- Utilizar medios auxiliares que permitan mantener una altura adecuada de trabajo. En trabajo a ras de suelo, doblar las piernas y agacharse, evitando mantener las piernas rectas, posteriormente doblar la espalda.

- Usar de herramientas de fijación que reducen las posiciones agachadas y de herramientas para atar barras y varillas de refuerzo (ver Figura 7).

- El uso de plataformas de apoyo para columnas y otros componentes puede reducir la flexión de espalda.

Manipulación manual de cargas

- Manipular las cargas cerca del cuerpo, a una altura comprendida entre la altura de los codos y los nudillos para reducir la tensión en la zona lumbar y evita tener que hacer manipulaciones innecesarias (ver Figura 6.

- Analizar bien la carga antes de proceder al levantamiento, "planificar el levantamiento" (forma y tamaño, peso, zonas de agarre, posibles puntos peligrosos, estabilidad, etc.) Si los materiales pesan más de 25 kg, no deben levantarse por una sola persona, es necesario utilizar ayudas mecánicas o buscar la ayuda de otro trabajador.

- Separar los pies para proporcionar una postura estable y equilibrada para el levantamiento.

- Doblar las piernas manteniendo en todo momento la espalda derecha.

- Realizar ejercicios de estiramiento y calentamiento antes y después del trabajo, así como en las pausas que se realicen cuando se esté trabajando largo tiempo en una postura forzada.

- Colocar los materiales lo más cerca posible de la zona de trabajo. Esto reduce las distancias de transporte de los mismos.

- Se puede estimar el giro del tronco determinando el ángulo que forman las líneas que unen los talones con la línea de los hombros (ver Figura 6). Siempre que sea posible, se diseñarán las tareas de forma que las cargas se manipulen sin efectuar giros. Los giros del tronco aumentan las fuerzas compresivas en la zona lumbar.

- Para la actividad de atado de rodillas, se recomienda la alternancia de posturas de la espada inclinada con posturas en cuclillas y posturas de rodillas.

- Las barras pueden levantarse desde el suelo más fácilmente si se colocan sobre plataformas de apoyo. Intentar que las barras estén almacenadas en estantes específicos y a la altura de la cintura.

Figura 6. Posrura y posición adecuada (INSHT, 2003)

Figura 7. Herramienta eléctrica para el atado de ferralla

Fuerza, repetitividad y posturas forzadas en la muñeca asociadas al uso de herramientas manuales

- Usar herramientas manuales ergonómicas: con adecuada terminación del mango de rugosidad adecuada y en herramientas donde se ejerza empuje o torsión puede ser conveniente que la superficie sea moteada o con surcos en dirección contraria al movimiento.

- Utilizar herramientas eléctricas en vez de manuales siempre que sea posible para el atado y anudado de las barras.

- Cambiar de tarea, realizar estiramientos y hacer pausas en las tareas repetitivas.

- Planificar rotación de tareas a puestos de distinto tipo.

- Al soldar, subir y bajar la careta con la mano, evitando el movimiento brusco de cuello para bajarla.

Trabajo sobre superficies inestables e irregulares

- Si no hay más remedio que trabajar a ras del suelo, hay que seguir las siguientes indicaciones:

. Si es necesario trabajar de rodillas, para minimizar el estrés por contacto de las rodillas con las superficies de las barras, usar rodilleras acolchadas.

. Tomar pequeños descansos cada 20 minutos de trabajo con el tronco flexionado. Poner la espalda recta y estirarse, dar unos pocos pasos y continuar trabajando.

- Mantener un buen nivel de forma física y de flexibilidad.

- Disponer los materiales ordenados lo más cerca posible de donde tienen que colocarse.

- Asegurarse de que el suelo esté seco y no haya obstáculos. Las lesiones en la espalda ocurren en gran parte cuando la persona se resbala o tropieza.

 

7. Conclusiones

Los trastornos derivados de malas prácticas ergonómicas no son tan evidentes como los accidentes de trabajo o un accidente de tráfico in itinere. Además, la prevención de estos riesgos no es tan elocuente como en aquellos, en los que el riesgo se reduce mediante la colocación de protecciones colectivas o el uso de EPI's. Este tipo de riesgos forman parte de la técnica habitual del empleado o son problemas intrínsecos derivados del uso de ciertas máquinas (como en el caso de las vibraciones en herramientas de mano). Es importante, por tanto concienciarse de los riesgos ergonómicos existentes en el puesto de trabajo y tratar de evitarlos.

Los agentes intervinientes en los procesos productivos deben observar los métodos de trabajo y hábitos de los empleados y contemplar las medidas ergonómicas. La prevención de las lesiones musculo-esqueléticas en el trabajo es hoy uno de los grandes retos para los países europeos.

La actividad de un ferrallista presenta ciertos factores de riesgo que pueden originar TME si no se siguen unos adecuados hábitos de trabajo. Por ello, es importante prestar atención a las posturas de trabajo, los movimientos repetitivos que se realizan y el manejo de cargas, en particular los objetivos generales de este estudio teórico son:

- Intentar facilitar o mejorar el medio de trasporte de cargas de este sector.

- Mejorar el desarrollo de las tareas que requieren de repetitividad durante su trabajo.

- Mejorar las condiciones de trabajo ambientales para que estas no sean perjudiciales para la salud del trabajador ni para el rendimiento de su labor.

 

8. Referencias

Albers J.T. y Estill C.F. (2007), Simple Solutions Ergonomics for Construction Workers. OSHA, 2007.         [ Links ]

Attwood D.A., Deeb J.M. y Danz-Reece M.E. (2004), Physical factors in Ergonomic Solutions for the Process Industries. Gulf Professional Publishing, Burlington, pp. 65-110, 2004.         [ Links ]

Bao S., Howard N., Spielholz P., Silverstein B. y Polissar N. (2009), Interrater Reliability of Posture Observations. Human Factors: The Journal of the Human Factors and Ergonomics Society, vol. 51, no. 3, pp. 292-309, 2009.         [ Links ]

Instituto Biomecánica de Valencia. (2011), Disponible en http://www.ibv.org/es/productos/aplicaciones-ibv/show_product/82/170.html?itemid=82 Acceso el 01. 07.2011.         [ Links ]

Burdorf A., Windhorst J., van der Beek A.J., van der Molen H. y Swuste P.H.J.J. (2007), The effects of mechanised equipment on physical load among road workers and floor layers in the construction industry. International Journal of Industrial Ergonomics, vol. 37, no. 2, pp. 133-143, 2007.         [ Links ]

Bust, P.D., Gibb, A.G.F. & Haslam, R.A. (2005), Manual handling of highway kerbs—focus group findings. Applied Ergonomics, vol. 36, no. 4, pp. 417-425, 2005.         [ Links ]

Díaz D.L. (2011), Estrés laboral y sus factores de riesgo psicosocial. Revista CES Salud Pública, vol. 2(1), pp. 80-84, 2011.         [ Links ]

European Commission (2011), Disponible en: http://epp.eurostat.ec.europa.eu/portal/page/portal/statistics/search_database. Acceso el 01.07.2011        [ Links ]

Ferreras R. A. y Piedrabuena C. A. (2007), Ergonomía en el sector de la Construcción. Revista de biomecánica, no. 47, pp. 4753, 2007.         [ Links ]

García-Molina C., Chirivella C., Page A., Tortosa L., Ferreras A., Moragar H. y Jorquera J. (2000), Ergo/IBV - Evaluación de riesgos laborales asociados a la carga física. Biomechanics Institute of Valencia, Valencia (Spain), 2000.         [ Links ]

Hignett S. y McAtamney L. (2000), Rapid Entire Body Assessment (REBA). Applied Ergonomics, vol. 31, no. 2, pp. 201-205, 2000.         [ Links ]

INE. (2011), Instituto Nacional de Estadísticas de España. Disponible en: http://www.ine.es/. Acceso el 01.0/.2011.         [ Links ]

INSHT (2003), Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Guía técnica para la manipulación manual de cargas, Madrid (España), 2003.         [ Links ]

INSHT (2007), Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo. Madrid (España), 2007.         [ Links ]

INSHT (2009), Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Ficha Técnicas Tareas repetitivas: método Ergo/IBV de evaluación de riesgos ergonómicos. Madrid (España), 2009.         [ Links ]

Instituto Navarro de Seguridad y Salud (2008), Manual de Buenas Prácticas ergonómicas en la construcción. Navarra, España, 2008.         [ Links ]

Lehto M.R. y Buck J.R. (2008), Introduction to human factors and ergonomics for engineers, Lawrence Erlbaum, New York.         [ Links ]

McAtamney L. y Nigel Corlett E. (1993), RULA: a survey method for the investigation of work-related upper limb disorders. Applied Ergonomics, vol. 24, no. 2, pp. 91-99, 1993.         [ Links ]

Moore J.S. y Garg A. (1998), The effectiveness of participatory ergonomics in the red meat packing industry Evaluation of a corporation. International Journal of Industrial Ergonomics, vol. 21, no. 1, pp. 47-58, 1998.         [ Links ]

OSHA (2011), European Agency for Safety and Health at Work. Disponible en: http://osha.europa.eu/en/sector/construction. Acceso el 22/02/2011.         [ Links ]

OSHA (2004), Ergonomics for the Prevention of Musculoskeletal Disorders. Ergonomics: The Study of Work. OSHA, 2002.         [ Links ]

Piedrabuena C. A., Ferreras R. A. y García M. C. (2005), Manual de Ergonomía en la Construcción. Fundación Laboral de la Construcción. España, 2005.         [ Links ]

Waters T.R., Putz-Anderson V. y Garg A. (1994), Applications Manual for the Revised NIOSH Lifting Equation, pp. 94. 1994.         [ Links ]


E-mail: mlopeza@ugr.es

Fecha de recepción: 01/ 07/ 2011 Fecha de aceptación: 01/ 09/ 2011