SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.49 número2ESTUDIO GRAMATICAL DE LAS LOCUCIONES VERBALES CON DOBLE PRONOMBRE CLÍTICOAPRENDIENDO A ARGUMENTAR: ANÁLISIS DEL USO DE MARCAS ENUNCIATIVAS EN CARTAS INFANTILES índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

RLA. Revista de lingüística teórica y aplicada

versión On-line ISSN 0718-4883

RLA vol.49 no.2 Concepción  2011

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-48832011000200006 

RLA. Revista de Lingüística Teórica y Aplicada. Concepción (Chile), 49 (2), II Sem. 2011, pp. 111-127.

ARTICULOS /ARTICLES

 

VARIACIÓN CONSONÁNTICA EN EL HABLA URBANA Y RURAL DE LA PROVINCIA DE ÑUBLE

CONSONANT VARIATION IN THE URBAN AND RURAL SPEECH OF THE NUBLE PROVINCE

 

JAIME SOTO-BARBA

Universidad de Concepción. Concepción, Chile, jstot@udec.cl


RESUMEN

En este trabajo se presentan las principales variaciones fonéticas en las consonantes pronunciadas por tres grupos de hablantes; a saber, urbanos de nivel sociocultural alto, urbanos de nivel sociocultural bajo y rurales de nivel sociocultural bajo. Los resultados indican, en forma clara y contundente, que se manifiesta una estrecha relación entre el nivel socio-cultural y la procedencia geográfica de los hablantes y el nivel de relajamiento articulatorio de las consonantes. Así, en la medida en que los hablantes más descienden en cuanto al nivel sociocultural y más se alejan del radio urbano, más aumenta el grado de relajamiento articulatorio consonántico.

Palabras clave: Fonética articulatoria, variación consonántica, habla urbana, habla rural.


ABSTRACT

The main phonetics variations on consonants produced by three groups of speakers are presented here; a groups of urban-upper sociocultural level, urban-lower sociocultural level and rural-lower sociocultural level. The results clearly and conclusively show that there is a close relation between the sociocultural level and the geographical origen to the level of articulatory relaxation of consonants. Thus, as the speakers move lower in the sociocultural level and move away from the urbana areas the degree of articulatory relaxation of consonants, increases.

Keywords: Articulatory phonetics, consonant variation, urban speech, rural speech.


 

1. INTRODUCCIÓN

En un artículo anterior (Soto-Barba, 2007), se planteaba que en el habla urbana y rural de la provincia de Ñuble, en general, se manifestaba una estrecha relación entre el relajamiento vocálico y la condición sociocultural y procedencia geográfica de los hablantes. En efecto, "en cuanto al grado de abertura vocálica (F1), los hablantes rurales de nivel sociocultural bajo son quienes articulan las vocales con una abertura bucal más cerrada si las vocales son /i/ y /u/ y más abierta si la vocal es /a/; en este caso, le siguen los hablantes de nivel sociocultural bajo y son los hablantes urbanos de nivel sociocultural alto quienes más tienden a abrir la cavidad bucal al articular estas vocales (...). El mismo fenómeno se manifiesta en relación con la posición de la lengua (F2), es decir, nuevamente los hablantes de nivel sociocultural alto son quienes articulan, contra lo esperado, las vocales anteriores y posteriores con tendencia a llevar la lengua al centro de la boca, le siguen los hablantes urbanos de nivel sociocultural bajo y, otra vez, son los hablantes rurales quienes más se acercan a la articulación del español estándar de las vocales palatales o de las vocales velares" (Soto-Barba, 2007).

En este trabajo se complementan los resultados determinados para las vocales del habla urbana y rural de la provincia de Ñuble, pues se presentan los resultados más importantes de la variación fonética de las consonantes en esta variedad social y regional del español de Chile.

2. PROCEDIMIENTOS

Se realizaron 20 entrevistas a sujetos que pertenecían a los diferentes grupos previamente establecidos. La grabación del corpus se registró en el domicilio de los informantes mediante un deck de casetes portátil Tascam, convencional, y con un micrófono shure, modelo Prologue 14h-LC. Las grabaciones se registraron en casetes normales.

De las 20 entrevistas realizadas, se seleccionaron 12 informantes. De ellos, 4 corresponden al nivel sociocultural alto, 4 al nivel sociocultural bajo y 4 al nivel sociocultural bajo; estos últimos, residentes en los sectores rurales aledaños a la provincia de Ñuble, específicamente en el sector rural cercano al pueblo El Carmen. Las entrevistas fueron transcritas en ortografía corriente.

El corpus seleccionado fue analizado auditivamente y se registraron con anotación AFI todas las variantes que presentaban los fonemas consonánticos.

Una vez analizadas las consonantes consideradas en la muestra, se procedió a ordenar los resultados teniendo en cuenta la clasificación de los hablantes previamente establecida. Los resultados de cada una de las consonantes consideradas en este estudio, de acuerdo con los tres grupos establecidos, se presentan, a continuación, mediante tablas, gráficos y comentarios. Por último, la pauta de presentación de los fonemas consonánticos y sus principales variaciones alofónicas se ha definido de acuerdo con un criterio anteroposterior.

3. RESULTADOS

3.1. El fonema /b/

En cuanto al fonema bilabial /b/, conocido es que dependiendo del contexto fonético en el cual este sonido aparece pueden manifestarse las siguientes variaciones: [b] bilabial, oclusivo, sonoro, oral (posición inicial absoluta y precedido de consonante nasal) y [β], bilabial, aproximante, sonoro, oral (en los demás contextos). Esta variación, que corresponde a una manifestación oral regular y normal del español en general, se encuentra presente en los hablantes urbanos de nivel socio-cultural alto y bajo y en los hablantes rurales de nivel sociocultural bajo. Sin embargo, en los hablantes de nivel sociocultural alto, junto a esta variación alofónica, se manifiestan dos sonidos más: una [v] labiodental, fricativa oral y, sobre todo, una [υ] labiodental aproximante, sonora.

En este punto, resulta muy útil establecer los planteamientos que Navarro Tomás (1968: 91) realiza en relación con la confusión entre la v y la b. En efecto, el autor indica que la imprecisión ya se registraba en inscripciones hispanorromanas, pues en la escritura medieval la b representaba el sonido bilabial oclusivo, y la v el bilabial fricativo; pero hacia el siglo XVI se perdió esta diferencia, identificándose una y otra en la pronunciación y representando ambas igualmente, como hoy vemos los sonidos b y B. Navarro Tomás agrega todavía un dato muy ilustrador y que guarda estrecha relación con el español de Chile, esto es, que a su juicio no existe noticia de que la v labiodental haya sido nunca corriente en la pronunciación española; algunos gramáticos la han recomendado insistentemente; pero los círculos académicos parecen haber desistido ya de ese empeño hace mucho tiempo; hoy sólo pronuncian entre los españoles la v labiodental algunas personas demasiado influidas por prejuicios ortográficos o particularmente propensas a afectación o por influencia de otras lenguas (variedades del catalán o inglés, por ejemplo). Precisamente, son las palabras de Navarro Tomás las que explicarían la manera particular chilena de producir el fonema bilabial /b/; probablemente, quienes pronuncian [v] o [υ] lo hacen motivado por el español público de Chile, en el que se presenta esta pronunciación (Salas, 1996-1997), o por la influencia de los profesores de enseñanza básica, quienes muestran una fuerte orientación a enseñar la pronunciación de determinados sonidos, acudiendo como modelo para ello a los grafemas b y v que representan el fonema /b/.

3.2. El fonema /f/

Si bien es cierto la pronunciación de este fonema es fricativa, áfona y labiodental, en todos los hablantes analizados, independientemente de la procedencia geográfica o de la situación socioeducacional a la que pertenecen, el fonema /f/ presenta dos realizaciones distintas:

Labiodental, fricativo, áfono, oral [f]

Bilabial, fricativo, áfono, oral [φ]

Probablemente, este hecho guarda relación con un habla relajada que se manifiesta normalmente en el español de Chile. Es necesario indicar, además, que este fenómeno se acrecienta en la medida en que se desciende en la condición sociocultural y se produce, por parte de los hablantes, un alejamiento del centro urbano hacia la zona rural. Así, es más frecuente el sonido labiodental en el habla urbana de nivel sociocultural alto, le sigue el habla urbana de nivel sociocultural bajo y es menos frecuente —y más la consonante fricativa bilabial— en el habla rural de nivel sociocultural bajo.

3.3. El fonema /d/

En cuanto a este fonema, se analizaron auditivamente 600 emisiones (50 por cada informante) de la variante aproximante, en el contexto posición intervocálica y 240 emisiones (20 por cada informante) de este mismo fonema en el contexto posición final de palabra.

3.3.1. /d/ intervocálico

Al observar el fonema postdental /d/ en el contexto intervocálico, se pudieron apreciar, básicamente, dos realizaciones: una aproximante sonora postdental y una elisión del sonido postdental.



Tal como se puede apreciar en la tabla y el gráfico de la Figura 1, en general, la consonante observada muestra una fuerte tendencia a elidirse en el contexto intervocálico, independientemente del nivel sociocultural o la procedencia geográfica de los hablantes. Aún así, los valores presentados en la tabla de la Figura 1 muestran que se evidencia una gradación en los resultados obtenidos: los hablantes de nivel sociocultural alto eliden en menor medida que los hablantes urbanos de condición sociocultural baja y, estos últimos, menos que los hablantes rurales de situación sociocultural baja. En el habla rural, no sólo se elide la consonante postdental, sino también en varios casos la vocal final —particularmente cuando es /o/—, en contacto con la vocal precedente, termina transformándose en una semivocal [uJ (Ej. [a-'ra uJ, arado).

El fenómeno descrito, también manifestado en otros fonemas, puede explicarse en el hecho de que, a medida que la condición sociocultural desciende y los hablantes se alejan del radio urbano y se acercan hacia la zona rural, mayor relajamiento se produce en la articulación de este fonema. Ahora bien, en este punto es importante señalar que la elisión de esta consonante se manifiesta en el habla pan-hispánica y obedece a leyes fonéticas de relajamiento articulatorio que suceden, en general, con toda la comunidad que habla la lengua española. Sin embargo, desde los resultados presentados, ya es posible proyectar que el conocimiento de la escritura favorece en los hablantes letrados la aparición de la [Õ] y, a la inversa, el desconocimiento mayor del estímulo escrito en los hablantes rurales favorece la elisión del sonido. De otro modo, es posible asumir que, por ejemplo, en el habla rural este fonema, en palabras como los participios regulares, no existe en la representación mental de estos hablantes; en cambio, en los hablantes urbanos, sobre todo en los de nivel sociocultural alto, ellos pueden representarse el fonema /d/ y articular, dependiendo de la situación formal o familiar en que se hable, una [<5].

De alguna manera, la situación antes planteada coincide con la apreciación de Navarro Tomás (1968), por cuanto "En pronunciación esmerada, lenta o enfática, en la escena, en el discurso y en la conversación ceremoniosa, la d de la terminación -ado se pronuncia d como cualquier otra d intervocálica; pero, ordinariamente, en la conversación familiar la d de dicha terminación se reduce mucho o se pierde. Entre la conversación y la pérdida completa de esta d suelen ser perceptibles en una misma persona, según el tono y la rapidez del lenguaje, ciertos grados intermedios de relajación. Hay, asimismo, entre las personas instruidas, diferencias individuales respecto al uso predominante de una u otra variante en la pronunciación de este sonido (...) El habla vulgar no solo omite la d de -ado constantemente, ... sino que además en este caso alarga un poco la a acentuada, dándole un timbre marcadamente velar o posterior, circunstancia que por sí sola basta para que la pronunciación correcta, aun en su forma familiar, en que de ordinario, como queda dicho, suele llegar hasta la total omisión de la d, se distinga siempre fácilmente de la pronunciación vulgar. La lengua rústica añade en estos casos a los caracteres generales de la forma vulgar la circunstancia de cerrar la o última hasta el punto de articularla casi como U0 (Navarro Tomás, 1968: 100-101).

3.3.2. /d/ en posición final de palabra

Al observar el fonema postdental /d/ en el contexto posición final de palabra, nuevamente se pudieron apreciar dos realizaciones: una aproximante sonora postdental y una elisión del sonido postdental.



Tal como se puede observar en la tabla y el gráfico de la Figura 2, la variación del fonema postdental sonoro en posición final de palabra es bastante similar a la situación descrita para este mismo fonema en el contexto intervocálico. En efecto, nuevamente, en la medida en que la condición sociocultural de los hablantes baja y estos se alejan del centro urbano, sistemáticamente el sonido aproximante tiende a elidirse; al contrario, el sonido aproximante [Õ] se articula en mayor cantidad mientras más se asciende en la condición sociocultural.

3.4. El fonema /r/

En cuanto a este fonema, se analizaron auditivamente 600 emisiones (50 por cada informante) en las que se manifiestan las variantes vibrante múltiple [r], aproximante [1] y fricativa asibilada [1], en los contextos posición inicial de palabra, interior de palabra precedido de consonante nasal o lateral y posición intervocálica.



Los resultados presentados en la tabla y el gráfico de la Figura 3 permiten afirmar que, nuevamente, se produce una relación entre las variables socioculturales y geográficas, y la pronunciación del fonema /r/. Efectivamente, aun cuando los resultados de la variante [r] son relativamente estables, al observar los resultados de la variante aproximante y de la variante fricativa asibilada, se puede apreciar que en la medida en que la condición sociocultural baja y los hablantes se alejan del centro urbano de la ciudad de Chillán, en el mismo sentido disminuye [r] y aumenta [1].

Estos resultados, además, muestran una clara tendencia por cuanto en el español de Chile se observa de manera muy clara cómo los hablantes han dejado de pronunciar, independientemente de la condición sociocultural y de la procedencia geográfica, un sonido vibrante múltiple y optan mayoritariamente por un sonido en cuya producción se produce un relajamiento de la tensión articulatoria, es decir, un sonido aproximante [1]. En este sentido, se produce un distanciamiento en relación con la posición de Navarro Tomás, pues él indica en cuanto a los defectos de la pronunciación de la rr que la rr fricativa suele producirse en la conversación rápida y descuidada y no se acepta en la lengua culta como forma corriente y normal (Navarro Tomás, 1968: 123-124).

3.5. El grupo consonántico /tr/

En cuanto a este grupo de fonemas consonánticos, se analizaron auditivamente 600 emisiones (50 por cada informante) considerando los contextos posición inicial o interior de palabra seguido de vocal tónica o átona.



En la producción de este sonido se aprecian claramente tres variantes: una oclusiva dental [t], seguida de una vibrante simple [f]; una oclusiva alveolar [t], seguida de una fricativa asibilada [JO]; y una oclusiva alveolar [t], seguida de una fricativa alveolar fuertemente asibilada [jJ. En relación con los resultados presentados en la Figura 4, resulta importante destacar que, tal como se manifestó con la variación del fonema vibrante múltiple, este grupo consonántico no solo varía en estrecha relación con el nivel sociocultural y con la procedencia geográfica de los hablantes, sino que también vuelve a mostrar una clara tendencia en el habla de los chilenos, que se caracteriza por una variante fricativa asibilada o fuertemente asibilada. Los resultados indican, por cierto, que la variante fricativa asibilada alcanza promedios que van desde el 69 al 79%, en desmedro de la vibrante simple que solo llega alrededor del 30%.

Si bien es cierto, este fenómeno es atribuible a la influencia de la lengua mapuche (Lenz, 1940 /1892-1893/) y ampliamente rebatido por Amado Alonso (1953), da la impresión de que el fenómeno, debido a la presencia en una zona de escasa influencia mapuche y de aparición muy frecuente a lo largo de todo el país, constituye una variación normal del español.

3.6. El fonema /s/

En cuanto a este fonema, se analizaron auditivamente 1.200 emisiones (100 por cada informante) considerando el contexto posición final de palabra y 600 emisiones (50 por cada informante) en el contexto posición final de sílaba en interior de palabra.

3.6.1. El fonema /s/ en posición final de palabra



Tal como se puede observar en la tabla y el gráfico de la Figura 5, el comportamiento de los tres grupos de hablantes es similar, pero no idéntico. En efecto, los hablantes de nivel sociocultural alto producen un 20% de sonidos predorsoal-veolares, un 77% de sonidos aspirados y sólo un 3% de elisión de /s/; en cambio, esta situación cambia en los hablantes urbanos de nivel sociocultural bajo, pues el porcentaje de sonidos predorsoalveolares baja (16%) y aumenta el porcentaje de sonidos aspirados (79%); la elisión de /s/ también aumenta levemente (5%). En cuanto a los hablantes rurales de nivel sociocultural bajo, éstos disminuyen drásticamente la emisión de [s] (3%), aspiran el sonido de modo similar a los hablantes urbanos de condición sociocultural baja (84%) y se incrementa en forma notable la elisión del fonema predorsoalveolar (13%).

De acuerdo con los resultados presentados, se observan dos hechos importantes:

• se manifiesta una gradación en los grupos de informantes: a mayor nivel so-ciocultural, aumenta la pronunciación de la variante predorsoalveolar. A la inversa, a menor condición sociocultural, y a medida que se alejan los hablantes del centro urbano de la ciudad de Chillán, aumenta la elisión del fonema predorsoalveolar,

• la variante aspirada [h] constituye el sonido más frecuente pronunciado en los tres grupos de hablantes, independientemente de su condición sociocultural y educacional, y del sector del cual provengan los hablantes.

• Estos resultados de alguna manera se acercan a los determinados por Valdivieso y Magaña (1988, 1991), en Concepción, y por Tassara y Duque (1986) y Tas-sara (1991), en Valparaíso. Sin embargo, a dos décadas de esas investigaciones, resulta también evidente que el fenómeno de la pronunciación de la variante [h], independientemente de la condición sociocultural de los sujetos o de su lugar de procedencia, va en aumento.

3.6.2. El fonema /s/ en final de sílaba, interior de palabra



En este contexto, en general, en el español de Chile se producen dos variantes: una fricativa aspirada [h] y otra fricativa predorsoalveolar [s]. Los resultados presentados en la tabla y el gráfico de la Figura 6 indican, en forma muy clara, que la variante fricativa aspirada es el sonido privilegiado por los tres grupos de hablantes (93, 100 y 100%, respectivamente). La variante predorsoalveolar es utilizada exclusivamente (7%) por los hablantes de nivel sociocultural alto.

De acuerdo a lo anterior, llama poderosamente la atención cómo el fonema predorsoalveolar /s/, al menos en los contextos estudiados, muestra una enorme tendencia a producirse de modo aspirado y esta situación se incrementa en posición interior de palabra, contexto en el cual se actúa lingüísticamente de manera más inconsciente, a diferencia del contexto final de palabra que recibe el apoyo no solo del término de la palabra, sino también de fenómenos morfológicos como el accidente gramatical de número en sustantivos, adjetivos, artículos y pronombres, y la persona en las conjugaciones verbales, los cuales indudablemente condicionan la aparición más frecuente de [s] en este contexto.

3.7. El fonema /tf/

En cuanto a este fonema, se analizaron auditivamente 200 emisiones en cada grupo de informantes, en todos los contextos fonéticos en los cuales esta consonante apareció. Dado que en los informantes de nivel sociocultural alto se presentaron tres realizaciones fonéticas, todos los sonidos que se encuentran representados en el fonema /t/S/ fueron analizados también en forma espectrográfica. Este análisis permitió determinar que algunos de los informantes de nivel sociocultural alto producían una variante en la que el momento de fricción era mayor al momento del cierre (55 a 60% aproximadamente) y otra variante, cuyo momento de fricción era menor al momento de cierre u oclusión (35 a 40% aproximadamente). Este fenómeno ya ha sido descrito acústicamente para el español de Santiago de Chile por H. Vivanco (1998-1999).

En la Figura 7 se presentan los resultados del fonema africado, áfono.



Tal como se puede observar en la tabla y el gráfico de la Figura 7, los grupos de nivel sociocultural urbano y rural bajo se comportan de manera similar, es decir, estos hablantes muestran una tendencia muy fuerte hacia la producción de una variante fricativa del fonema /¢/ (83 y 100%, respectivamente). Los resultados indican, además, que la variante fricativa aparece de manera mucho más frecuente en los hablantes rurales.

En cambio, el grupo de nivel sociocultural alto no sólo muestra preferencia por articular de manera más o menos constante la variante africada, sino también aparece, en algunos hablantes, y no en todas sus emisiones, una africada de cierre prolongado descrita por H. Vivanco (1998-1999). Es posible, como lo señala H. Vivanco, que esta pronunciación del fonema /¢/ haya surgido como reacción contra la variante estigmatizada [j].

Aún así, resulta interesante observar que, al menos en uno de los informantes de nivel sociocultural alto, ya aparece la variante fricativa, hecho que indicaría que el fonema /¢/ se encuentra en un proceso de ajuste y que nada impide afirmar la posibilidad de que en el futuro mediato sea el sonido fricativo el que finalmente realice el fonema /¢/ en la mayoría de los hablantes de la comunidad chilena.

En resumen, la observación de los resultados que corresponden al fonema africado permiten aseverar que este fonema diferencia notablemente dos grupos de hablantes: uno de ellos con tendencia muy fuerte a pronunciar un sonido fricativo palatal y el otro con una fuerte tendencia a producir un sonido africado alveolopa-latal. En este sentido, nuevamente, se aprecia una gradación entre los tres grupos de hablantes y, otra vez, los hablantes urbanos de nivel sociocultural alto aparecen más alejados de los otros dos grupos, los cuales se caracterizan por privilegiar la pronunciación de una variante más relajada.

3.8. El fonema /j/

En cuanto a este fonema, se analizaron auditivamente 200 emisiones en cada grupo de informantes, en todos los contextos fonéticos en los cuales esta consonante apareció. Es importante señalar que en la lengua española peninsular el fonema señalado corresponde a una palatal con dos realizaciones fonéticas: una africada, palatal, sonora ([φ]) y otra fricativa, palatal, sonora ([3]) (Navarro Tomás, 1968: 129). En el español de Chile, la situación es más compleja, pues en la producción del fonema /j/ se escuchan varias realizaciones fonéticas:

V Semiconsonante [j], sobre todo en el habla pública y condicionado por la escritura hi (p.ej. hielo ['je-lo]).

V Fricativa [3], en el habla urbana de nivel sociocultural bajo (p. ej. [a-'3u-<5a].

V Aproximante [j], en cualquier contexto fonético y en cualquier hablante chileno (p. e.j. [ja- 'se-a].

V Africada [φ], en habla pública o en pronunciación enfática favorecida en posición inicial absoluta o precedida de consonante nasal (p. ej. [d5o], [kon '$u-0ja].

Se agrega a lo anterior, el hecho de que, a pesar del yeísmo que caracteriza al español en América, el fonema mediopalatal lateral /X/ se manifiesta de manera marginal en el habla pública y en zonas rurales de nuestro país. En este trabajo, como se puede apreciar en la Figura 8, este segmento aparece solo en el habla rural, asociado siempre al grafema ll y en un pequeño porcentaje (10%). Esta situación resulta relevante si consideramos que, en las zonas rurales de la Quinta Región (500 km al norte de Chillán) y en las zonas definidas en El atlas lingüístico y etnográfico de Chile, el fonema /X/ no se manifiesta nunca (Tassara, 1982; Wagner, 2004).

A continuación se presentan los resultados de la variación fonética del fonema /j/.



La tabla y el gráfico de la Figura 8 muestran la gran variación que se manifiesta en el fonema /j/. Conviene aclarar, en primer lugar, que en el equipo de fonetistas de la Universidad de Concepción se ha decidido reemplazar el fonema africado [ φ] por el sonido alveolopalatal aproximante, dada su alta frecuencia en el español de Chile. Esta decisión tiene plena justificación si se analizan estos resultados, puesto que, en los tres grupos de hablantes, constituye el sonido de mayor frecuencia [ j] (82, 87, 87%, respectivamente), situación que se explica en el hecho de que el español de Chile se caracteriza —tal como se ha demostrado en el desarrollo de este trabajo— por un marcado consonantismo relajado. Se aprecia también que el sonido africado prácticamente no se pronuncia, excepto en el habla urbana de nivel sociocultural alto. En este mismo nivel, llama la atención también la aparición débil de una variante semiconsonante, probablemente motivada en la pronunciación del español público o como una variación que pudiera encaminarse hacia la normalidad, debido al relajamiento propio de los hablantes de Chile indicado anteriormente. En el habla urbana de nivel sociocultural bajo, con un porcentaje no menor (10%), se aprecia una variante fricativa [3], claramente estigmatizada por los sectores más acomodados de nuestro país (Valdivieso, 1978). Finalmente, en el habla rural de nivel sociocultural bajo, tal como se creyó que podría ocurrir, se manifiesta levemente una forma arcaizante de pronunciación, esto es, el fonema mediopalatal lateral /X/, cada vez que el enunciado emitido estaba asociado al grafema ll.

3.9. Los fonemas velares /k/, /g/ y /x/

En relación con estos fonemas, se analizaron auditivamente 600 emisiones, seguidas de cualquier vocal del sistema fonológico español. Analizados auditivamente, se pudo comprobar que los sonidos velares que van seguidos de vocales anteriores o palatales dejan de articularse en la zona velar y se realizan como sonidos palatalizados. Además, el grado de palatalización se manifiesta en todos los grupos de hablantes considerados, independientemente del nivel sociocultural y de la procedencia geográfica de los hablantes considerados en este trabajo.

Por otra parte, en el grupo de hablantes rurales, ocasionalmente el fonema /x/ fue alternado por el sonido aspirado [h]1.

4. CONCLUSIONES

Se demuestra que, en general, independientemente de la situación sociocultural de los hablantes o del nivel de procedencia geográfica se manifiesta una marcada tendencia al relajamiento articulatorio consonántico.

De todas formas, el relajamiento es mayor en la medida en que los hablantes descienden en cuanto al nivel sociocultural y se alejan del centro urbano, es decir, el mayor relajamiento se manifiesta en los hablantes rurales de condición socio-cultural baja, le siguen los hablantes urbanos de nivel sociocultural bajo y son los hablantes urbanos de nivel sociocultural alto quienes muestran tendencia a articular las consonantes con menor grado de relajamiento articulatorio.

Esta situación es contraria a lo ocurrido con la articulación vocálica, pues, en ese caso, son los hablantes urbanos de nivel sociocultural alto quienes articulan las vocales de manera más relajada, le siguen los hablantes urbanos de condición sociocultural baja y son los hablantes rurales de nivel sociocultural bajo los que articulan las vocales de manera menos relajada (Soto-Barba, 2007).

NOTAS

1 En cuanto al análisis estadístico realizado a la variación consonántica, los resultados del Chi Cuadrado demuestran, en forma clara y categórica, que los grupos de hablantes definidos se comportan de manera diferente.

REFERENCIAS

Alonso, Amado. 1953. Estudios lingüísticos: temas hispanoamericanos. Madrid: Gredos.         [ Links ]

Lenz, Rodolfo. 1940 (1892-1893). "Estudios chilenos (fonética del castellano de Chile)" y "Para el conocimiento del español de América". El español en Chile. Biblioteca de Dialectología Hispanoamericana VI. Buenos Aires. Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Instituto de Filología.         [ Links ]

Navarro Tomás, Tomás. 1968. Manual de pronunciación española. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).         [ Links ]

Salas, Adalberto. 1996-1997. "La lectura de noticias en la televisión chilena: modelo y norma en el fonetismo del castellano de Chile", en Anuario de Lingüística Hispánica 12/13, pp. 819-826.         [ Links ]

Soto-Barba, Jaime. 2007. "Variación del F1 y del F2 en las vocales del español urbano y rural de la provincia de Ñuble, en RlA 45 (2), pp. 143-165.         [ Links ]

Tassara, Gilda. 1982. "/φ/ y /X/ en algunas zonas rurales de la Quinta Región", en Signos 14,19, pp. 117-134.         [ Links ]

Tassara, Gilda. 1991. "Variación lingüística: /s/ implosiva en el habla semiformal culta de Valparaíso", en Signos 24, 29, pp. 131-139.         [ Links ]

Tassara, Gilda y C. Duque. 1986. "/s/ implosiva en el español culto de Valparaíso", en Signos 19, 24, pp. 109-124        [ Links ]

Valdivieso, Humberto. 1978. "El español culto y formal de Concepción", en. RlA 16, pp. 125-133.         [ Links ]

Valdivieso, H. y J. Magaña. 1988. "Variación lingüística: la /s/ implosiva en Concepción", en RLA 26, pp. 91-103.         [ Links ]

Valdivieso, H. y J. Magaña. 1991. "Variación fonética de /s/ en el habla espontánea", en RlA 29, pp. 97-114.         [ Links ]

Vivanco, Hiram. 1998-1999. "Análisis fonético acústico de una pronunciación de 'ch' en jóvenes del estratosocial medio alto y alto de Santiago de Chile", en Boletín de Filología 37, pp. 1257-1269.         [ Links ]

Wagner, Claudio. 2004. "El atlas lingüístico y etnográfico de Chile. Localidades y cuestionario", en Estudios Filológicos 39, pp. 83-120.         [ Links ]


Recibido: 29.04.2010. Aceptado: 12.04.2011