SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.64 número5Manejo de pacientes con Cáncer de Páncreas: tendencias en selección de pacientes, manejo operatorio y uso de terapia adyuvanteResección hepática laparoscópica: análisis de 300 casos índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista chilena de cirugía

versión On-line ISSN 0718-4026

Rev Chil Cir vol.64 no.5 Santiago oct. 2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-40262012000500017 

Rev. Chilena de Cirugía. Vol 64 - N° 5, Octubre 2012; pág. 492-493

REVISTA DE REVISTAS

 

Manejo no operatorio del trauma esplénico. Böyük A, Gümüs, Onder A, et als. Eur J Trauma Emerg Surg. 2011;37:1-7.

 

El manejo no operatorio (MNO) del Trauma Esplénico (TE) es una opción válida de tratamiento; diversos estudios así lo confirman. Los criterios para aplicarlo son: estabilidad hemodinámica y ausencia de otras lesiones que requieran resolución quirúrgica. A ello hay que agregar la gravedad de la lesión esplénica. Sin embargo, el TE suele insertarse en un Politraumatismo, y en ese contexto, constituye una parte de la evaluación general del paciente. En este escenario, hay que prestar una consideración especial a la gravedad del ISS, Escala de Coma de Glasgow, otras lesiones extra abdominales y transfusiones. También, la presencia de coagulopatía, insuficiencia hepática, uso de anticoagulantes y déficit de factores específicos de coagulación.

Los criterios de inclusión aplicados por los AA comprendieron: 1) estabilidad hemodinámica, con o sin resucitación (presión sistólica sobre 90 mmHg), 2) ausencia de signos peritoneales y 3) ausencia en TC de otras lesiones intra y retroperitoneales de resolución quirúrgica.

Los accidentados fueron separados en 2 grupos: a) aquellos seleccionados para MNO, irrelevante de la gravedad de la lesión esplénica, y b) aquellos en que fracasó el MNO y requirieron resolución quirúrgica. Los pacientes hemodinámicamente inestables fueron llevados de inmediato a quirófano. El grupo de MNO fue sometido a estudio de imágenes (US o TC) y la gravedad de la lesión esplénica fue graduada según la Escala de Gravedad de la American Association for the Study of Trauma (AAST). Se indicó restringir aporte oral, hidratación parenteral y reposo absoluto. Se efectuó monitoreo de signos vitales, y examen seriado abdominal y de hemoglobina.

En un estudio retrospectivo, entre Enero de 2005 y Abril de 2011, los AA analizaron 206 pacientes consecutivos con TE, ingresados al Departamento de Cirugía del Hospital Universitario de Dicle, Turquía. De ellos, 159 (77,2%) no cumplían criterios de inclusión. Los restantes 47 (22,8%), fueron considerados para MNO y conforman este estudio. De ellos, 43 correspondieron a lesiones contusas. Se constató fracaso del MNO en 7 casos (14,9%), que requirieron esplenectomía.

El análisis muestra que el fracaso del MNO se expresó especialmente en el grupo con mayor gravedad de lesión esplénica, y que este fue el factor de mayor significación y repercusión en el resultado y pronóstico.

Dr. Ricardo Sonneborn G.
Hospital del Trabajador Santiago, Chile