SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.64 número4Complicaciones de Ia pancreatoduodenectomía, diagnóstico y manejoTendencia en volumen hospitalario y mortalidad operatoria para cirugías de alto riesgo índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Revista chilena de cirugía

versão On-line ISSN 0718-4026

Rev Chil Cir vol.64 no.4 Santiago ago. 2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-40262012000400014 

Rev. Chilena de Cirugía. Vol 64 - N" 4, Agosto 2012; pág. 402-408

DOCUMENTOS

Historia de Ia Sociedad de Cirujanos de Chile. Segunda parte*

History of Chilean Surgical Association. Part II

 

Dr. LORENZO CUBILLOS O.1

1 Pontificia Universidad Católica de Chile. Santiago, Chile.


"Las Instituciones valen por sus hombres. Honrar a una Institución significa honrar a Ios hombres que Ia han hecho posible, que Ia han desarrollado y que Ia proyectan al futuro".

Actividades societarias

Las actividades regulares de nuestra Sociedad se proyectan en distintas formas hacia Ia comunidad. En sesenta y dos años, ha sido muy variadas y prolíficas; ellas comprenden:

A. Reuniones científicas

Desde su fundación hasta Ia fecha se han efectuado 940 sesiones, desarrolladas durante el año académico y en Ias cuales Ios socios han contribuido con su experiencia, comunicando trabajos científicos, participando en simposios y mesas redondas sobre temas relevantes afines a Ia cirugía. Estas reuniones se realizaron primitivamente en el auditorio de Ia Sociedad Médica de Chile y más tarde en Ia Clínica Alemana de Santiago, que generosamente ha acogido a nuestra Institución, comprometiendo nuestra gratitud. Algunas de estas reuniones se han transmitido en forma simultánea a Capítulos Regionales.

B. Jornadas científicas para becados de cirugía Han sido patrocinadas por nuestra Sociedad

para estimular y colaborar con Ia formación de Ios becados de cirugía de todas Ias universidades del país. Iniciadas por el Dr. Albrecht Krámer, en 1987, han continuado realizándose todos Ios años. Como incentivo para Ios participantes, se premian Ios mejores trabajos presentados.

C. Congresos

Considerando Ios eventos realizados por Ias sociedades precedentes, Ia Sociedad de Cirujanos de Chile ha continuado organizando anualmente Congresos Nacionales e Internacionales de Cirugía (84 hasta Ia fecha), cada vez de mayorjerarquía y en diversas latitudes del país.

Con el propósito de llegar a todos Ios cirujanos de Chile, nuestra Corporación ha fijado Ias sedes de sus congresos anuales en ciudades comprendidas entre Arica y Punta Arenas.

A modo de ejemplo, recuerdo dos Congresos, el primero realizado en Puerto Montt, en 1970, bajo Ia Presidencia del Dr. Hugo Salvestrini Ricci y en el cual el Dr. Rodolfo Rencoret Donoso fue nominado Maestro de Ia Cirugía Chilena. El segundo, realizado en Santiago, en 1979, bajo Ia Presidencia del Dr. Antonio Yuri Padua, en el cual participó el Dr. Christian Barnard, pionero mundial en el trasplante de corazón. Este gran Congreso dio lugar al encuentro del Dr. Barnard, en Chile, con el Dr. Jorge Kaplan Meyer (Figura 5), pionero nacional en este tipo de Cirugía.



Los Congresos anuales representan una de Ias actividades más trascendentes de nuestra Sociedad. Han contado con el patrocinio del Supremo Gobierno, del Ministerio de Salud, del Colegio Médico de Chile A.G. y de Ias universidades nacionales. A estos eventos se han asociado importantes sociedades de especialidades afines a Ia cirugía, en ellos han partí-cipado destacados cirujanos chilenos y extranjeros. Dentro de Ias actividades congresales y cumpliendo una misión docente, se realizan Cursos de Postgrado sobre relevantes temas de actualización quirúrgica, además cursos complementarios de Kinesiología, Enfermería Quirúrgica, etc., ampliando Ia cobertura de perfeccionamiento del equipo asistencial.

Nuestra Sociedad siempre ha estado abierta a todas Ias naciones del mundo, pero en particular ha mantenido contacto con EE.UU., otros países americanos, europeos y asiáticos (Japón). En este contexto, desde 1986, Ios Congresos Nacionales oficializan y divulgan Ia participación de representantes extranjeros y proclaman su carácter Internacional. Debe destacarse que este acercamiento ha sido más estrecho con algunos países, tales como Alemania, España y Perú, con Ios cuales hemos tenido dos Jornadas Chileno-Alemanas de Cirugía (1986 yl999), tres Jornadas Chileno-Españolas de Cirugía (1992, 1996 y 2000) y siete Jornadas Chileno-Peruanas de Cirugía bienales, alternadas entre Santiago y Lima, entre 1997y2009.

D. Publicaciones

Nuestra Sociedad heredó Ia publicación de Ia Sociedad de Cirujanos de Hospital, que pasó a llamarse "Archivos de Ia Sociedad de Cirujanos de Chile". Este título fúe reemplazado, en 1976, por el de "Revista Chilena de Cirugía ", que aún perdura. Inicialmente, Ia edición de esta revista estuvo a cargo del Dr. Sergio Puente García. En 1986, cuando esta publicación pasaba por un difícil período, el Dr. Antonio Yuri Padua asumió el rol de Editor Jefe, cargo que desempeñó con gran responsabilidad y brillo, durante 18 años. Durante su período, el Dr. Yuri publicó además, cien "Cartas Quirúrgicas " (1989-1997), con el apoyo de Johnson y Johnson y estimuló a muchos cirujanos para que publicaran 16 libros de sus respectivas especialidades, bajo Ia Editorial de Ia Sociedad de Cirujanos de Chile (Tabla 11).

A partir de 2004, esta perseverante tarea Ia con-tínuó su digno sucesor, el Dr. Julio Yarmuch Gutiérrez, quien elevó el nivel de exigencia de Ia revista y Ie dio rango internacional, mediante Ia indexación progresiva en bases de datos electrónicas de importancia regional y mundial. Esto permitió que esta revista ingresara al ISI (índice expandido de citas científicas), el año 2009. La Sociedad debe reconocer el esfúerzo del Dr. Yarmuch para conseguir este objetivo (Figura 6).

Extensión

A. Representación en organismos profesionales, científicos y gremiales

La Sociedad de Cirujanos de Chile está representada en organismos científico-gremiales del país, de enorme relevancia en Ia práctica profesional. Ellos son:

- CONACEM (Corporación Nacional Autónomo de Certificación de Especialidades Médicas), desde 1984.




- ASOClMED (Asociación de Sociedades Cientificas Médicas de Chile).

- COLEGIO MÉDICO DE CfflLE. En Ios Departamentos de Perfeccionamiento Científico y Docente y en el Comité de Ética.

B. Relaciones internacionales

Nuestra Sociedad es miembro de la:

- Federación Latinoamericana de Cirugía (FE-LAC), fundada en Rio de Janeiro, a comienzos de Ia década del '70 y en Ia cual el Dr. Santiago Jarpa O. participó como representante de Ia Sociedad de Cirujanos de Chile. En Ia redacción de Ios estatutos de Ia FELAC, colaboró el Dr. Miguel González Fernández, en representación de nuestra corporación. Dichos estatutos fueron aprobados en Montevideo, en 1973. Gracias a una gestión del Dr. Oscar Contreras Tapia, durante el Congreso de Ia FELAC realizado en Panamá, el año 2003, se obtuvo Ia sede de Santiago de Chile para el XVII Congreso de esa Corporación, el cual se realizó en Octubre de 2007. Este importante evento resultó brillante, gracias al enorme esfuerzo desplegado por el Comité Organizador, que presidió el Dr. Italo Braghetto y se efectuó simultáneamente con el LXXX Congreso Chileno e Internacional de Cirugía, también presidido por el Dr. Braghetto. - International Federation of Surgical Colleges. A través de ella nuestra Sociedad, desde 1982, mantiene relaciones con países latinoamericanos, anglosajones y asiáticos (Japón).

Reconocimientos y premios

A. Distinciones a sus miembros

Nuestra Corporación ha reconocido el compromiso institucional y Ia excelencia de Ia labor de algunos de sus miembros otorgándoles Ios siguientes títulos honoríficos (Tabla 12).

Socio Honorario. Se concede a Ios Presidentes que han cumplido dignamente su mandato y a aque-Ilos cirujanos que se han distinguido en su labor en diversas Regiones del país.

Socio Emérito. Se otorga a aquellos miembros que se han destacado por acciones relevantes en favor de Ia Sociedad.

Maestro de Ia Cirugía Chilena. Es el más alto reconocimiento que concede Ia Sociedad a sus miembros. Hasta Ia fecha, 55 cirujanos han recibido esta distinción (Tabla 13).

B. Premios otorgados por Ia Sociedad de Cirujanos de Chile

Desde un comienzo, Ia Sociedad de Cirujanos de Chile creó diversos premios, con el fin de reconocer y estimular Ia labor de sus afiliados. Algunos de estos galardones están caducos como el Premio "Eduardo Abud", al mejor trabajo de Urología; el Premio "Ricardo Günther" al mejor trabajo de conjunto y el Premio "Juan Gandulfo " al mejor trabajo de casuística.

A partir de 1997, bajo Ia presidencia del Dr. Juan Lombardi S., se reactualizó este tema, de modo que actualmente se otorgan Ios premios anuales, que se especifican en Ia Tabla 14.








Esta idea está reforzada por Ia imagen de un instrumento típico de Ia Cirugía, el bisturí, que en este símbolo aparece con gran pureza formal, penetrando el cuerpo humano en forma precisa, "científicamente precisa " y pasando a ser parte constitutiva del mismo. Asi queda representado el gran servicio que Ia Cirugía presta al hombre.

Tanto Ias manos como el bisturí, símbolos respectivos de Ios recursos humanosy tecnológicos de esta rama de Ia Medicina, parecen penetrar un círculo virtual que es Ia Sociedad de Cirujanos de Chile, que Ios reúney coordina armónicamente.

El color rojo (en el diseño original) fue escogido porque al ser el color de Ia sangre, es símbolo de Ia vida, en cuya defensa Ia Cirugía tiene su razón de existir ".

1. "Sociedad de Cirujanos de Chile" Al mejor trabajo quirúrgico

2. "David Benavente"

Al mejor trabajo de investigación experimental

3. "César GaravagnoBurotto"

Al mejor trabajo quirúrgico realizado en un Centro no universitario

4. "Paquita Lamoliatte"

Al mejor trabajo relacionado con afecciones torácicas

5. "Luis Aguilar"

Al mejor trabajo científico

Caracterización y tradición

Para explicitar nuestro espíritu societario, fomentar Ia unidad y preservar nuestra honrosa tradición se han realizado Ios siguientes aportes:

A. Elaboración del emblema (isotipo) de Ia Sociedad

Precedido por Ios isotipos de Ias sociedades quirúrgicas prefundacionales y el emblema primitivo de Ia Sociedad de Cirujanos de Chile ^igura 7), en 1986 se elaboró el actual isotipo de nuestra Corporación. Éste fue obra de Ia diseñadora Sra. Josefina Browne Puga, cuya simbología Ia describió así:

"Se distinguen dos manos que representan tanto Ia etimología de Ia palabra cirujano ("el que trabaja con Ias manos "), como el concepto de trabajo conjunto que existe en toda sociedad. Estas manos están enguantadas, simbolizando con ello Ia asepsia que se requiere en todo acto quirúrgico y parecen modelar el cuerpo de un ser humano cuya vida depende o, más literalmente, "está en Ias manos " de dicha disciplina.

B. Confección de un medallón distintivo

Con este último emblema (1986), que representa Ia autoridad del Presidente. Su uso está restringido a Ios actos oficiales o solemnes.

C. Himno de Ia Sociedad de Cirujanos de Chile

Compuesto por el Dr. Germán Rojas Neumann, de Temuco y ejecutado por primera vez en el Congreso de 1986.

D. Galería fotográfica de Ios presidentes de Ia So-ciedady de Ios Maestros de Ia Cirugía Chilena, que se conserva en Ia secretaría de nuestra Institución.

Planta física y alhajamiento

Nuestra Sociedad tuvo su primera oficina en el edificio del Colegio Médico de Chile en Ia calle Esmeralda N0 678. En 1982, durante el ejercicio del Dr. J. Lemus y con Ios recursos económicos acumulados en el período 1979-1981, bajo Ia presidencia de Ios Drs. A. Yuri, E. Lira y O. Contreras, se adquirió un departamento en Ia Avda. Providencia.



Como este se hiciese insuficiente, aprovechando cierta holgura económica durante el ejercicio del Dr. C Carvajal (1994) se pudo adquirir un departamento más amplio en Ia calle Román Diaz 205 (4o piso), que es Ia actual sede de Ia Sociedad de Cirujanos de Chile. Nuestra secretaría se ha modernizado, cuenta con recursos computacionales avanzados, 10 que facilita Ia labor de Ias secretarias.

En 1996, se habilitó Ia sala de Consejo de Ia Sociedad, que lleva el nombre de "Profesor Juan Allamand Madaune ", como reconocimiento al permanente apoyo que brindó este distinguido cirujano a nuestra Institución.

IV. Reflexiones frente a Ia actual situación del cirujano. ¿Cómo debemos proyectarnos al futuro?

Asi como Ias viejas catedrales góticas, en cuya construcción trabajaron durante siglos varias generaciones, el desarrollo de Ia Cirugía chilena es el fruto de Ia inteligencia, Ia destreza, el estudioyla dedicación al trabajo de centenares de cirujanos.

Dr. César Garavagno Trueco

Al contemplar el camino recorrido por Ia Sociedad de Cirujanos de Chile en dos tercios de siglo, debemos reconocer que han transcurrido en un periodo de grandes cambios políticos, sociales y culturales, con alucinantes avances científicos y tecnológicos. Valoramos Ios logros alcanzados, y agradecemos a todos Ios personajes que han contribuido al progreso societario. Reconocer este valioso pasado constituye un fuerte compromiso moral de todos sus actuales miembros y una sólida base para seguir avanzando.

Sin embargo, no podemos cerrar Ios ojos y sustraernos a una realidad tangible: el mundo contemporáneo sufre una grave crisis ética, una verdadera pandemia, que afecta a todas Ias actividades humanas, incluyendo Ia Medicina. El egoísmo, el econo-micismo, Ia desconfianza, el confort desmedido, Ia Iey del menor esfuerzo, Ia vida acelerada y superficial, Ia burocracia, Ia idolatría de Ias máquinas, el exhibicionismo, entre otros factores, han desplazado y atentan contra un enfoque humanista, austero y más profundo de Ia vida y, por cierto, han invadido el ámbito médico-quirúrgico. Podemos dar múltiples ejemplos de esta triste realidad, pero el tiempo no 10 permite. Ya Einstein nos dijo: "Sin una cultura ética, no hay salvación para Ia Humanidad ".

Debemos reconocer que "5־/ Ia grandeza material puede engrandecer a Ios Hombres y a Ias Instituciones, Io que verdaderamente Ios engrandecen y trascienden son sus valores humanitarios y espirituales ".

La incorporación a Ia Cirugía de Ios múltiples avances de Ia Ciencia y de Ia Tecnología, como Ia Inmunología, Ia Genética, Ia Biología Molecular, Ia Imagenología, Ias técnicas laparoscópicas (Figura 8), Ia Cirugía Robótica, Ia Telemedicina, etc, Ia han hecho más precisa, efectiva y menos invasiva, pero al mismo tiempo más compleja y onerosa. Todos estos nuevos recursos son apreciados y bienvenidos, pero se Ies debe dar el lugarjusto, criterioso y ajustado a Ia realidad socio-económica nacional.

La clínica clásica, Ia semiología prolija, Ia relación médico-paciente-familia, basada en Ia confianza recíproca y el apoyo responsable y fiel del médico, aún con sacrificio, en todas Ias etapas del ciclo quirúrgico del paciente, son insustituibles en una Medicina humanista real.

El deterioro de Ia confianza, factor esencial en cualquiera relación humana y en particular en Ia relación médico-paciente, inducido por diversos medios, ha abierto una brecha para que Ios enfermos o familiares acusen a Ios médicos por mal praxis, que puede ser justificada o no, pero muchas veces con fines utilitarios. Para ello cuentan con Ia asesoría de algunos abogados que buscan obtener beneficios económicos, 10 que obliga a que Ios médicos o cirujanos presten sus servicios en una incómoda "Medicina a Ia defensiva y con apoyo jurídico".

Por sobre todas Ias situaciones adversas, no debemos olvidar nunca un principio médico clásico y fundamental: "La salud de Ios enfermos es Ley suprema" (Salus aegroti suprema Lex). Esto significa que en Medicina, debemos tener siempre presente que el personaje central es el Hombre, sano o enfermo. Desde el punto de vista humanista, todo el equipo de salud, toda Ia tecnología y toda Ia organización administrativa y social deben estar orientadas al mejor servicio de este personaje central... y no a otros aspectos.

Así, viejos y jóvenes, estamos llamados a mantener viva Ia llama de Ia mística quirúrgica, a ser leales con nuestras raíces, fieles a Ia generosa vocación de servicio a Ios enfermos, en particular a Ios pacientes quirúrgicos y perseverantes con el imperativo de perfeccionamiento continuo. Todos, hoy más que nunca, conforme al genuino espíritu hipocrático, estamos llamados a ser paladines en Ia defensa de Ia dignidad de nuestra disciplina y de Ios valores éticos conculcados.

Si queremos que nuestra Sociedad siga creciendo, debemos ser flexibles para adaptarnos sabiamente a Ias nuevas realidades, pero manteniendo firmes nuestras tradiciones y principios, que constituyen nuestra verdadera fortaleza. Sólo así lograremos atraer y encantar a Ias nuevas generaciones de cirujanos y ayudarlos con generosidad a perfeccionar sus conocimientos y destrezas, para que ellos, a su vez, sean capaces de transmitirlos, apoyados en sólidos principios éticos y profundamente satisfechos de ejercer esta noble disciplina.




Finalizo haciendo votos para que Ios miembros de esta Sociedad nos unamos estrechamente en torno a Ia noble causa de progresar en el servicio del paciente quirúrgico. Y esto será ofreciendo al que sufre, junto a nuestra experiencia, Ios permanentes avances de Ia ciencia y de Ia tecnología, en el contexto del más puro y genuino amor al prójimo, esencia de Ia ética, particularmente cristiana y simbolizada en el gesto del Buen Samaritano.

Los votos que formulo se expresan bellamente en Ia pintura de Albrecht Dürer "Manos en actitud de oración " (Figura 9), cuyo sentido está implícito en el isotipo de nuestra Sociedad. Vemos Ias manos (en griego, kiros y de ahí quirurgo o cirujano); manos que no sólo realizan Ia función quirúrgica, sino que también se juntan y se elevan al cielo pidiendo a Dios por el eterno descanso del alma de nuestros Maestros y socios fallecidos, por Ia unidad de nuestro gremio, por Ia bendición de nuestra tarea, por el éxito de este Congreso y, de un modo especial, por Ia salud de nuestros enfermos.


*Recibido el 14 de diciembre de 2011 y aceptado para publicación el 17de enero de 2012.

Conferencia dictada en Ia Sesión Inaugural del LXXXIV Congreso Chileno e Internacional de Cirugía. Puerto Varas (Frutillar), domingo 20 de noviembre de 2011.

Correspondencia:
Dr. Lorenzo Cubillos O.

Terranova 220, Santiago, Chile. drlorenzocubillos@hotmail.com