SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.39 número1DISTINTIVIDAD Y USO DE LAS MARCAS COMERCIALES índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista chilena de derecho

versión On-line ISSN 0718-3437

Rev. chil. derecho vol.39 no.1 Santiago abr. 2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-34372012000100001 

Revista Chilena de Derecho, vol. 39 N° 1, pp.7 - 8 [2012]

EDITORIAL

 

DESPEDIDA

Ángela Vivanco Martínez *

* Directora de Revista Chilena de Derecho, Pontificia Universidad Católica de Chile. Correo electrónico: avivancm@uc.cl

Hemos llegado, casi sin darnos cuenta, a un nuevo año y a un nuevo número de nuestra Revista Chilena de Derecho, en el cual incluimos interesantes artículos de distintas disciplinas, algunos de los cuales refieren a temas de responsabilidad y a deberes, tanto desde la perspectiva civil como laboral, mientras otros tocan materias de actual desarrollo, como el caso de las marcas comerciales y de la inexcusabilidad desde un prisma constitucional.

En esta oportunidad, sin embargo, no solo me corresponde presentarles este nuevo número, sino aprovechar la oportunidad para despedirme, pues dejaré la dirección de la Revista luego de la entrega de esta publicación. Tal realidad corresponde a que, desde mayo del presente año, asumo nuevas y desafiantes responsabilidades que requerirán de una parte relevante de mi tiempo.

Si bien enfrento estos acontecimientos con mucha ilusión y compromiso, no puedo dejar de manifestarles que dejo la dirección de la Revista Chilena de Derecho con cierta tristeza, pues se trata de un proyecto en el cual he puesto un especial cariño y dedicación, y en el cual he tenido la gran fortuna de recibir todo tipo de satisfacciones, especialmente gracias al apoyo de nuestro público lector, al tremendo aporte de nuestros autores y pares evaluadores y al compromiso y lealtad del equipo de lujo con el que me ha tocado trabajar.

Creo que nuestra publicación está en un momento muy favorable de su desarrollo, no solo respecto del prestigio ganado, sino, además porque concita interés y atención tanto en nuestro medio local, como en el ámbito internacional de las revistas jurídicas, lo cual se ha evidenciado en su inclusión en importantes plataformas e índices de revistas del mejor nivel. Gozamos, igualmente, de una fluida relación con los organismos públicos y privados que se relacionan con nuestra gestión, con la buena disposición de nuestra Universidad y con un reconocimiento constante de la Dirección de nuestra Facultad, como el órgano oficial de las publicaciones de esta última.

Por tales causas, el camino venidero habrá de ser necesariamente de avance y de consolidación, de lo cual nos podemos sentir orgullosos, pues ha sido un trabajo colectivo y responsable que ha mostrado sus frutos.

Tal trabajo, como lo he mencionado antes, no hubiera sido posible sin los estupendos colaboradores con los cuales he contado desde que asumí el cargo. Dejo, en ese contexto, un recuerdo especial a quien fuera Secretario de Redacción de la Revista, profesor Marcelo Barrientos Zamorano, quien me distinguió con su amistad y con su apoyo incondicional, como asimismo a los colaboradores que ya no se encuentran con nosotros.

Respecto de nuestro grupo actual, tengo no solo elogios sino un afecto muy especial. Queda, entonces, agradecer a nuestra secretaria Nancy Riquelme, por su preocupación y gentileza; a los ayudantes de redacción Juan Guillermo Abarca y Estefanía Orellana por su minucioso, dedicado y preciso trabajo en la revisión de artículos y de los textos de imprenta; a los ayudantes de marcaje y comercialización de la Revista, Renán Gallardo y Andrés Durán, por sus iniciativas, gestión y esfuerzos en llevar cada número a la plataforma Scielo y a nuestros suscriptores; a nuestro nuevo Secretario de Redacción, Juan Luis Goldenberg, por su interés en participar de este proyecto y por aplicar en él sus conocimientos y voluntad, y, especialmente, a nuestro Coordinador General Cristóbal García-Huidobro, por su preocupación constante respecto de todas las tareas encomendadas e incluso las no encomendadas, por su apoyo personal a mi gestión, por su compañía en todas las actividades y por sus tremendas capacidades puestas al servicio de esta causa y de las personas que la han llevado adelante.

Espero de corazón seguir estando en contacto con quienes trabajaron conmigo y con quienes han participado de nuestros quehaceres leyendo, aportando, evaluando, participando de mil modos en esa realidad que es hoy la Revista Chilena de Derecho. Los caminos de Dios son infinitos y las oportunidades de encuentro cuando este se busca y se quiere, siempre están abiertas.

A mi sucesor, la mejor de las suertes, y a todos, un sincero abrazo.