SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.27 número1Ideas, intentos y fracasos en el proceso modernización administrativa entre las dos administraciones de Ibáñez (1927: 1958)Avances hacia la comprensión del fenómeno de la alfabetización académica hipertextual en el contexto de formación docente índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Universum (Talca)

versión On-line ISSN 0718-2376

Universum vol.27 no.1 Talca  2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-23762012000100003 

Revista Universum Nº27 Vol.1, I Sem. 2012, pp. 29-54

 

ARTICULOS

 

Recepción y reelaboración del pensamiento económico-social de América Latina en la India, entre 1960 y 1990. Estudio de algunos casos*

 

Eduardo Devés-Valdés (*)1
(*) Post-Doctorado,Universidad de Lovaina. Académico e investigador del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Universidad de Santiago de Chile.
Correo electrónico: eduardo.deves@usach.cl


RESUMEN

Este artículo explora, en primer lugar, el impacto del pensamiento económico-social de América Latina, especialmente de las tendencias cepalina y dependentista, en la India. En segundo lugar, se ocupa de las reelaboraciones que algunos autores indios llevaron a cabo a partir de (o teniendo en cuenta) la producción "eidética" de América Latina, realizando cruzamientos con otras tendencias, sean específicamente indias o de diversas procedencias. Para ilustrar mejor esto se recurre a comparaciones con autores no indios que también reelaboraron las ideas provenientes de América Latina. Se concluye que estas nociones fueron recibidas escasa y superficialmente, no teniendo impacto importante o de larga duración, como ocurrió con el liberalismo, el marxismo o el darwinismo social; y que el tratamiento que se hizo de éstas fue más bien crítico, asociadas frecuentemente al problema científico-tecnológico.

Palabras clave: Ciencias económico-sociales - pensamiento indio - pensamiento regiones periféricas - pensamiento económico - circulación de las ideas - estudios eidéticos.


ABSTRACT

This article explores, first, the impact of economic and social thought in Latin America, especially ECLAC and "dependency theory" trends in India. Second, it deals with Indian rewritingof the Latin American production. This is illustrated with comparisons with non-Indian authors that worked with ideas from Latin America. The paper concludes that these notions were received superficially and critically, frequently associated with the scientific and technological problem and they had no significant impact or long-term, as happened with liberalism, Marxism and Social Darwinism.

Keywords: Economic and social sciences - indian thinking- peripheral regions thought -economic thought - circulation of ideas.


 

1. Introducción y planteamiento del problema

1.1.  Sin duda, los principales contactos eidéticos de América Latina (AL), durante los últimos siglos, han sido predominantemente con Europa Occidental y con USA. Siendo ello verdadero, no debe olvidarse que se han recibido ideas desde Europa Central y del Este, desde Asia y África y que, por su parte, AL las ha exportado a África y Asia, como a Europa y USA. Esto no debe confundirse con el que se hayan "aplicado" en esos lugares, ni menos que hayan sido exitosas. En otras palabras: la circulación de las ideas y los contactos entre las intelectualidades han sido más variados de lo que comúnmente se asume. Más aún, nuestro medio intelectual conoce extremadamente poco acerca de las conexiones eidéticas y acerca de las maneras en que nuestras ideas han sido recibidas y reelaboradas en diversas regiones. Este artículo pretende subsanar, en una mínima porción, tal desconocimiento.

Este desconocimiento se debe a la escasa cantidad de investigaciones que exponen los contactos entre la trayectoria eidética de AL y la de Asia y África. Es poco frecuente encontrarse con investigaciones o reflexiones que asocien autores de estos continentes, incluso en temas como la historia económica y las teorías del desarrollo. Prácticamente, no existe capacidad para imaginar como conjunto el pensamiento de las regiones periféricas2. Incluso, para la comunidad mundial que se ocupa de los estudios eidéticos, las conexiones entre el pensamiento y las intelectualidades de Asia y África son más conocidas que las existentes entre AL y esos dos continentes, excepción hecha de las relaciones entre los pensadores caribeños negros y los africanos sud-saharianos, que es lugar obligado en los estudios sobre pensamiento africano y temas de la negritud.

1.2.  Terence Byres, que ha publicado un conjunto de trabajos sobre la historia del pensamiento económico indio, y particularmente sobre los debates y las instituciones (1998 a, 1998 b, 1998 c), ha destacado algunas de las personas que influyeron sobre el pensamiento económico indio de la segunda mitad del siglo XX, quienes visitaron la India, participaron de las redes y establecieron contactos con la comunidad de economistas indios. Allí se hace referencia, por ejemplo, a que el Indian Statistical Institute recibió a Charles Bettelheim, Nicolás Kaldor, John Galbraith, y Joan Robinson (Byres 1998 b, 48n). En estos trabajos casi no cita autores de AL. Una excepción, es la referencia, casi al pasar, a Arthur Lewis, el Nobel oriundo de Santa Lucía (Byres 1998 b, 34) y a A. G. Frank, pero refiriéndose a una época ya algo tardía para lo que interesa en este trabajo, pues se trata de un texto de 1992 (Byres 1998 c, 87n).

Lo que se ha señalado, además de la macicez de trayectoria del pensamiento económico indio, la presencia de figuras de primer nivel en el espacio mundial, la poca cantidad de traducciones del español y el portugués al inglés, el relativo desinterés de la comunidad intelectual india por AL, son factores que podrían hacer pensar que no existiría ningún impacto del pensamiento económico-social de AL en la India y, sin embargo, lo hubo. Sirvan las frases de Yogender Kumar Alagh, rector de la Universidad Jawaharlal Nehru en 1995, para probarlo. Recordando que le era familiar la obra de R. Prebisch y C. Furtado, destacaba que este último había comprendido "el meollo del problema del mundo subdesarrollado y su lazo con el mundo desarrollado", así como mencionaba a Prebisch y a los dependentistas, para destacar a continuación que "durante los años 70 se hizo mucho trabajo en los países latinoamericanos sobre la dependencia, que estudiábamos en nuestros programas académicos" y que hubo "discusiones sobre estas ideas", de modo "que tuvieron un impacto, por cierto" (Alagh, 1997, p. VIII). Esto fue posible, parcialmente, debido a la proyección internacional que obtuvo Prebisch, el cepalismo y el dependentismo, a través de la UNCTAD, institución global formulada sobre la base del pensamiento económico-social de AL. Ello hizo que numerosas personas conocieran o manejaran las ideas, sin necesariamente conocer los nombres de los autores ni de sus obras.

1.3. El centro de estudios económicos más importante de la India en los años 50 y 60 fue el Indian Statistical Institute en Kolkata, dirigido por P. C. Mahalanobis. Éste se formó en el ámbito de la Brahmo-Samaj, la más importantes sociedad de renovación intelectual de la India, en Kolkata, y luego en la Universidad de Edimburgo. Durante su carrera profesional, realizó numerosos viajes con el fin de conocer los sistemas de planificación, incluso a la URSS, cuyo sistema tuvo importante influencia en los planes quinquenales indios. El Indian Statistical Institute fue el principal centro de elaboración del pensamiento económico en la India y en especial, del pensamiento sobre el desarrollo. Se recibieron allí visitas de importantes figuras del pensamiento económico de Europa Occidental y Oriental y de USA.

Muy importante fue también la Indian School of Economics, asociada a la Universidad de Delhi, fundada (1949) y dirigida en sus primeros tiempos por V. K. R. V. Rao, con el apoyo de J. Nehru3.

1.4.  El ya citado T. Byres ha señalado la existencia de cinco generaciones en la historia del pensamiento económico indio, durante el siglo XX, con producción luego de la independencia (1998 b, 24-25). La primera, que llama de los "constructores de instituciones", está compuesta por quienes nacieron entre 1893 y 1910. El representante epónimo de ésta es P. C. Mahalanobis, aunque cuenta también con figuras muy estacadas como V. K. R. V. Rao, para algunas personas el más importante discípulo de J. M. Keynes. La segunda generación, compuesta por los nacidos entre 1911 y 1928, de los "portadores de la llama crítica". La tercera generación está constituida por gente nacida entre 1929 y 1946, los de la "época de oro" de la producción económica en la India, y esta es la que más interesa a este trabajo, pues a ésta pertenecen Amartya Sen y Jagdish Bhagwati, entre otras personas. Y en estos años nacieron también los otros autores considerados en este trabajo, aunque no sean economistas de profesión o Byres no les nombre.

Las más importantes revistas económicas de la India, la Economic Weekly y la Economic and Political Weekly, publicaron a numerosos economistas del desarrollo, extranjeros como Th. Balogh, Ch. Bettelheim, Joan Robinson, N. Kaldor, Paul Sweezy (Byres 1998 b, 73 n), por ejemplo, otorgando en cambio mínima presencia a autores latinoamericanos.

1.5.  No es un misterio que la dominación colonial dejó, entre otras cosas, un manejo del inglés como lengua franca, como lengua de la intelectualidad y como lengua para la inserción global. Ello ha llevado a que la recepción de nuevas ideas en la India se realice con propiedad a través del inglés y que, quienes salen de la India para estudiar y trabajar intelectualmente, lo hagan de manera habitual en medioambientes anglófonos. Un conjunto de cientistas económico-sociales (de la economía, sociología, de los estudios internacionales, de la historiografía) en la India ha conocido, al menos vagamente la producción de AL en su vertiente cepalino-dependentista, normalmente a través de su inserción en medios anglófonos internacionales

Por otra parte, figuras de diversas disciplinas y tipos de quehacer, aluden, citan, discuten a autores e ideas procedentes de AL. Es principalmente el caso de economistas, como el Nobel Amartya Sen, Padma Desai, Jagdish Bhagwati, Amiya K. Bagchi, Sanjaya Lall M. V. Srinivasa Gowda y Devendra Thakur, los internacionalistas R. Narayanan y Abdul Nafey, historiadores como Bipan Chandra, el estudioso de la cultura Shiama Prasad Ganguly. Prueban este aserto la ya anotada cita de Y. K. Alagh; el hecho que se haya hablado de capitalismo dependiente en la India, como por ejemplo Bipan Chandra (1993); las referencias realizadas por Abdul Nafey al "tercermundismo" de AL y a su papel entre los No-Alineados, donde no sólo se ocupa de cuestiones económico-políticas sino que cita igualmente a Leopoldo Zea y Octavio Paz (1988, p. 73 y ss.).

Se estudian entonces algunos casos de autores indios que incorporaron en su discurso conceptos, categorías, autores originarios de AL. La selección no pretende ser un muestreo válido que permita deducir afirmaciones generales, sino que se trata apenas de algunos de los casos que se han detectado y que ofrecen pistas para determinar las maneras en que las ideas procedentes de AL fueron recepcionadas y reelaboradas en medioambientes intelectuales muy lejanos.

2. Recepciones y reelaboraciones: estudio de casos

Se estudia la obra de varias personas que trabajaron con ideas provenientes de AL, que citaron a los autores, que manejaron la conceptualización y que lo hicieron de modo consciente y no simplemente como ideas vagamente disponibles en los medioambientes en que se desenvolvían. Más específicamente, se estudian seis figuras que se han considerado relevantes para este mismo efecto, siguiendo el único criterio de haber encontrado mayor cantidad de referencias a obras y autores de AL en sus textos.

Ninguna de estas personas se definió como "cepalina" o "dependentista", como otras lo hicieron definiéndose como "liberales", "marxistas" e incluso "maoístas", pero las referencias al pensamiento proveniente de AL son suficientemente explícitas como para determinar que tuvieron suficiente comercio intelectual con éste. Se tendrán en cuenta elementos de las biografías intelectuales, poniendo énfasis en aquellas dimensiones que les permitieron a estos autores conocer y familiarizarse con las ciencias económico-sociales de AL.

2.1. Caso: Amiya Kumar Bagchi

Nacido en 1936, en Bengala. Recibió su educación superior en el Presidency College, Kolkata. En 1963 obtuvo el doctorado en Cambridge con una tesis acerca de "Private investment and partial planning in India". Inició su carrera académica en el Presidency College de Kolkata. Luego enseñó un tiempo en Cambridge renunciando en 1969, para reasumir su trabajo en la India. En 1974 se incorporó al recién fundado Centre for Studies in Social Sciences, Kolkata.

En su libro La economía política del subdesarrollo, afirmó que sus antecedentes intelectuales deberían ser evidentes desde el primer capítulo, pero más directamente afirmó haberse visto beneficiado por el clima de la ciencia social crítica en Kolkata y otros lugares, señalando sus agradecimientos y amistad, entre otras personas con A. G. Frank y Amartya Sen (1982, vii)4. Escribía:

"Este libro apunta a dilucidar al menos algunos de los orígenes de los clivajes entre los pueblos y naciones como también discutir las manera típicas en las cuales las desigualdades entre clases y pueblos son mantenidas y propagadas" (1982, p. 1).

Al respecto, se concentró en la caracterización del estado de subdesarrollo o "atraso económico" y en el diagnóstico de sus causas; analizó el proceso histórico por el cual el Tercer Mundo capitalista se encontraba en un estado de atraso, dedicando una parte a América Latina y otra a Asia; estudia el crecimiento y las fluctuaciones en el Tercer Mundo y las luchas de clases entre campesinos y obreros, por un lado, y capitalistas, por otro, teniendo en cuenta allí el papel de Estado. Todo esto se proyectó en dos asuntos que cruzan los demás: el crecimiento de la población y el deterioro del medio ambiente. Se estudian igualmente los proyectos de planificación en los países capitalista del Tercer Mundo y el fracaso en sus objetivos (1982, pp. 18-19). Su tesis más importante a este respecto es que la planificación en los países capitalistas ha producido un pobre crecimiento, acentuando la desigualdad y el atraso, favoreciendo el ingreso del capital extranjero y, en consecuencia, reforzando la dependencia. Esta tesis, en síntesis, es la misma de los dependentistas.

Los estudios y las tesis del libro de Bagchi se construyen sobre la base de una cantidad muy grande de lecturas. Citó a numerosos autores de regiones geográficas y ámbitos disciplinarios muy diversos, situación que lo hace innovador e interesante para un estudio de las ideas. Realizó numerosas referencias a los autores de AL, que son claro está especialmente destacados en aquellas páginas del libro dedicadas a Argentina, Brasil y Chile. Se refirió a C. Díaz-Alejandro (Cu), C. Furtado (Br), F. H. Cardoso (Br), G. Germani (Ar), A. G. Frank (diaspórico), G. O’Donnell (Ar), Jorge Katz (Ar), Josué de Castro (Br), Norman Girvan (Jamaica), O. Paz (Mx), R. Stavenhagen (Mx), T. Halperin-Donghi (Ar), V. Urquidi (Mx) y W. A. Lewis (Santa Lucía), además de algunos otros. Ahora bien, las abundantes referencias a autores de AL, y cepalino-dependentistas en particular, no llevan a que asuma de modo importante las posiciones de éstos, sino que principalmente acude a ellos como fuentes de información para describir la historia económico-social de la región.

Como se ha señalado, se trata de una obra inicialmente muy interesante por la cantidad de autores a los cuales hace referencia y que, en una primera lectura, podría esperarse que asociara o cruzara con los autores latinoamericanos. Es defraudante, sin embargo, que no intenta elaborar una propuesta que unifique de algún modo trayectorias eidéticas diferentes. Bagchi, como los otros autores analizados en este artículo, fue poco sensible al pensamiento económico indio clásico (P. C. Mahalanobis, V. K. R. V. Rao), aunque destaca su cercanía con A. Sen, también explicitada por el propio Sen, y con cientistas económico-sociales de Kolkata, más que de Delhi. Tampoco es sensible a la tradición nacionalista-económica de la India ni a la marxista o filomarxista. De hecho, no cita a clásicos como M. G. Ranade o Manabendra Roy (ver Spengler, 1971 y Dasgupta, 1993)5.

Fue algo más sensible, aunque moderadamente, a ideas provenientes de otras regiones periféricas: algo citó a Mao, una obra de S. Amin y una de Walter Rodney, ambos participantes del dependentismo (ver Devés, 2005 b; Devés, 2006 y Devés-Ross, 2009), como cercanos o pertenecientes al neo-marxismo. Es curiosa, por lo inusual, su referencia a Chu Teh (Zhu De), pero no en tanto teórico de la guerra de guerrillas, sino que sus opiniones sobre el empobrecimiento del pueblo chino (101) y sobre los reformistas moderados (o conservadores) de 1898 en China (108 n).

Fue igualmente más proclive a citar a rusos y europeos del Este (V. Lenin, M. Kalecki, T. Szentes), y más todavía a Rosa Luxemburgo y sobre todo al neo-marxismo económico: P. Baran, P. Sweezy, Ch. Bettelheim, A. G. Frank, a C. Leys, participante también, aunque luego crítico del dependentismo (ver Devés, 2005 a; Devés y Ross, 2009). Deben destacarse también sus referencias a Joan Robinson, con quien tuvo cercanía en Cambridge y quien es una de las personas que presenta el libro de Bagchi. Se trata de la Joan Robinson cercana al marxismo, dedicada a los problemas del desarrollo y la que dialoga a este respecto con Michal Kalecki, aunque en la bibliografía no cita específicamente este trabajo6. Poco y nada hace referencia a los elementos nacionales, cita a E. Hobsbawn y a E. Gellner pero no en sus textos sobre nacionalismo.

Su visión de la sociedad dual, se inspira en la concepción amplia socio-cultural de John S. Furnivall (1939), más que la específicamente económica, de W. A. Lewis (1970).

Lo más interesante de su planteamiento es la manera en que va dando un sesgo tercermundista y anticolonial a la escuela marxista y filo-marxista que le acerca a las posiciones dependentistas. Pero más destacable todavía, el que a esto agrega los elementos raciales ("racialism", según su expresión) como elementos coadyuvantes a la subordinación de los pueblos no caucásicos (1982, pp. 29-30). Curiosamente, sin embargo, el problema del racialismo no lo asume a partir de los teóricos caribeños o africanos. En su obra no aparecen Aime Cesaire, Frantz Fanon, Marcus Garvey, William Edward B. Du Bois y muy poco W. Rodney, siendo en cambio sus referencias a la esclavitud y los asuntos anexos realizadas sobre la base de trabajos de la academia anglosajona blanca: David Curtin, C. Leys y Richard Dunn.

Por otra parte, a pesar de sus críticas a la planificación (en los países capitalistas) y su cercanía a Amartya Sen, no toma las ideas de éste del desarrollo como libertad, ni se dirige como, por ejemplo, el srilankés Satchi Ponnambalam en dirección a una economía de la autoconfianza, y ello se entiende porque su posición continúa siendo la del reforzamiento del estado de los países periféricos frente al imperialismo que genera dependencia y es por ello que referencia el papel de Mohamed Ali en Egipto (1982, p. 220) como el primer gobernante del Tercer Mundo que asume una posición de Estado en defensa de la agresión colonial.

2.2. Caso: Sanjaya Lall

Lall vivió entre 1940 y 2005. Obtuvo su grado en economía en la Universidad de Patna en 1960, para luego estudiar en Oxford, donde se graduó en 1968 y trabajó durante las siguientes tres décadas. Se desempeñó en el Banco Mundial, un período durante losaños 60 y otro en los 80. Fue consultor de la UNCTAD, UNICEF, OECD y UNIDO (United Nations Industrial Development Organization)7.

Sobre su obra se han destacado como principales aportes el referido a la transferencia de precios por las empresas multinacionales, basado especialmente en una investigación empírica sobre la industria farmacéutica; aquel acerca de las capacidades tecnológicas en los países en desarrollo; y acerca de la manera en que los "industrialistas" y quienes formulan políticas pueden hacer para generar capacidad tecnológicas y competitividad industrial, en los países en desarrollo. Estos tres asuntos los relaciona con la relevancia del papel del Estado en la generación de vías de industrialización en los países del Tercer Mundo (Anónimo, 2010).

Trabajó sobre el impacto de la inversión extranjera y de las multinacionales en los países en desarrollo, inspirado por uno de sus mentores Paul Streeten, y el incremento de la capacidad tecnológica y la competitividad industrial de los países en desarrollo. Con Streeten, que fue director del IDS-Sussex y asesor económico de las Naciones Unidas, publicó Foreing investment. Transnationals and developing countries (Inversión extranjera. Transnacionales y países en desarrollo), en 1977. En dicho libro se plantea el problema de la oposición entre los países subdesarrollados, y más particularmente los estados-nación de tales países, y las empresas multinacionales. Para entender esta oposición, para formular los problemas que de ella se derivan y para elaborar las propuestas de solución, echa mano, entre otros elementos, de la obra de autores latinoamericanos. La aparición de conceptos como "dependencia del capital extranjero" (Lall y Streeten 195) "dependencia tecnológica" (196), "patrones de consumo dependientes" (197); las referencias a Osvaldo Sunkel, Miguel Wionczek (249); como también las referencias realizadas a otros autores cercanos a las ciencias económico-sociales latinoamericanas, como el indio Amiya Bagchi(1973, 1972), considerado en este trabajo, el egipcio-senegalés Samir Amin (1974), el británico estudioso de y residente en Kenia, Colin Leys (220), muestran la cercanía de las tesis de Lall (y Streeten) con las de los latinoamericanos.

El interés de Lall en las multinacionales y en la inversión extranjera, y sus contactos con Paul Streeten, muy temprano, debieron ponerlo en contactos con las ideas procedentes de AL que, según señala (1975), se hicieron conocer a través de traducciones al inglés a mediados de los años 60. Lall escribió un trabajo específico sobre el dependentismo, haciendo abundante referencia, aunque más bien crítica, a la teoría de la dependencia. En "Is dependency a useful concept in analysing underdevelopment?" (¿Es la dependencia un concepto útil para analizar el subdesarrollo?), publicado en 1975. Allí realizó un estudio riguroso, metódico y "constructivo puesto que suscribe varias de las tesis de la dependencia" (1975, p. 799), de algunas de las principales tesis del dependentismo, utilizando la obra no sólo de los latinoamericanos.

En este trabajo asume que la escuela de la dependencia provino "por una parte desde la tradición estructuralista de Prebisch, Furtado y CEPAL y por otra desde los pensadores marxistas y neo-marxistas sobre el imperialismo, según él, dos modos de análisis muy dispares con diferentes herramientas, conceptos y prognosis", de manera que "los economistas de la dependencia van desde los semi-socialistas nacionalistas como Furtado y Sunkel, pasando por escritores de creciente radicalismo como Dos Santos y Cardoso, hasta revolucionarios explícitos como Frank" (1975, p. 800). Las características más destacadas normalmente de la dependencia económica son: "la pesada presencia del capital extranjero; el uso de tecnologías avanzadas en un relativamente pequeño sector industrial; la especialización en la exportación de materias primas o manufacturas de trabajo intensivo; elites que consumen según patrones de países avanzados; intercambio desigual, en varios sentidos; creciente desigualdad en ingreso, con desempleo creciente y con marginalidad especialmente en las áreas urbanas" (803). Concluye Lall, no obstante, que el concepto "dependencia", "como se aplica a los países menos desarrollados, es imposible de definirse y no puede ser señalado como causalmente relacionado con la mantención del subdesarrollo (808). De hecho no logra satisfacer los dos criterios que debería cumplir para ser analíticamente útil: debe sentar ciertas características de las economías dependientes, que no se encuentren en las no dependientes, y debe mostrar cómo tales características afectan adversamente el curso y los patrones de desarrollo de los países dependientes. Piensa que estas dos condiciones no alcanzan a cumplirse y, en consecuencia, su principal observación es que el concepto necesita de mayores desarrollos, pues lo que se atribuye a la dependencia no parece exclusivo de los países llamados dependientes y, por tanto, no logra discriminar bien los tipos de economías ni desprender políticas suficientemente precisas, lo que le lleva a él a proponer que el modelo dependentista debe ser severamente perfeccionado si quiere permanecer en uso para el análisis de los países subdesarrollados (1975, p. 809).

Como se ha visto, los autores latinoamericanos citados son: Cardoso, Dos Santos, Frank, Furtado, Prebisch y Sunkel, haciendo referencia a otros autores enmarcados en esta misma tendencia de otras procedencias, como es el caso de Samir Amin y de Colin Leys. Dentro de los latinoamericanos, Sunkel es claramente el más citado por Lall fuera de su trabajo específico sobre las ideas dependentistas. El interés de Lall en el problema científico-tecnológico en los países subdesarrollados no es excepcional. Varios otros autores inspirados o emparentados con el pensamiento cepalino-dependentista concibieron preocupaciones parecidas.

Sus referencias a Amiya K. Bagchi y a Amartya Sen lo conectan con un medioambiente indio en el cual se están discutiendo los problemas del desarrollo, pero en sus trabajos no se advierten reelaboraciones realizadas sobre la base de la obra de estos importantes economistas indios y los insumos latinoamericanos. No se advierte la tendencia a elaborar un modelo de interpretación que se constituya a partir de estos dos insumos, como por ejemplo lo hizo el srilankés Susantha Goonatilake quien articuló la noción de dependencia cultural e intelectual con el identitarismo neo-budista.

2.3. Caso: Devendra Thakur

Lingüista por formación y educador y especialista en asuntos agrarios por ocupación, nacido en 1939, se ha ocupado sobre temas de educación, desarrollo y la planificación en el mundo agrario y tribal. Ha publicado numerosos libros sobre estas materias8. Se ha desempeñado en la Universidad Bihar, en Muzaffarpur, y ha enseñado economía, cooperación y extensión en el Instituto Rural en Birauli.

Su libro, Political Economy of the Third World countries (Economía política de los países del Tercer Mundo) hace referencia en todos los capítulos a autores de AL y en dos de éstos además de la "Introducción" y el "Prefacio" se asumen y discuten explícitamente sus ideas. Se trata, sin embargo, de una edición con múltiples errores, que van desde innumerables equivocaciones en los nombres y apellidos hasta repetir unas 4 páginas en dos artículos del libro, para colmo, uno del propio Takhur y otro del único autor invitado M. V. Srinivasa Gowda, con lo cual no puede saberse siquiera si es de uno, otro o ambos.

Las referencias son a Prebisch, Furtado, Sunkel, A. G. Frank, Florestan Fernandes, Cardoso, Dos Santos, Marini, Ianni, Quijano, Díaz-Alejandro, muy frecuentemente citado en ambientes anglófonos, y Alejandro Foxley9. Cita, también al proto neoliberal brasileño Roberto de O. Campos. Respecto a la recepción de las ideas, el caso de Thakur es casi un prototipo, pues se encuentran múltiples citaciones de las personas que más "retransmitían" el pensamiento económico-social latinoamericano, la mayoría asociada al IDS-Sussex. Es muy citado Colin Leys, que trabajó y escribió en-sobre Kenia, y Ph. O’Brian, que escribió una temprana crítica al dependentismo y claro es P. Streeten, R. Jolly, M. Godfrey y otros como "Arkadie, Van", castrado de su Brian, aunque, sin embargo, no hay mención alguna de Dudley Seers, director y líder de dicho instituto. En la obra también existen referencias a los clásicos del desarrollo como W. A. Lewis, Th. Balogh y G. Myrdal. Entre los africanos o residentes, cita en bibliografía a Samir Amin, una vez a F. Fanon y otra a W. Rodney y, se ha dicho, a C. Leys. Son muy citados P. Baran, K. Vaitsos y T. Szentes, y entre los clásicos del pensamiento indio, todos los citados son de la "tercera generación", J. Bhagwati, S. Lall y A. Sen, también aludidos en este artículo. Debe destacarse, por otra parte que refiriéndose al asunto de la inflación menciona la "escuela monetarista" y allí a los textos de Arnold Harberger (1963) sobre Chile y de Roberto O. Campos (1967) sobre Brasil.

Thakur, en la primera página de su libro Political economy of the Third Wold countries (1987), señala: "En la actualidad, ha llegado a ser un lugar común en la literatura sobre desarrollo económico, describir los países menos desarrollados como economías dependientes". En la literatura reciente sobre economía, la teoría de la dependencia es referida para explicar las razones de la naturaleza estancada de los países del Tercer Mundo. La teoría de la dependencia misma está orientada hacia América Latina. En este volumen, ha sido agregado un análisis crítico de esta teoría (1987, vii).

Consideró aspectos como las multinacionales, la migración campo ciudad, la distribución del ingreso, la inflación y para todos se inspira en la información y parcialmente en las teorías aportadas por los latinoamericanos y por el caribeño W. A. Lewis, pero él no llega a formular propuestas que se distingan de los insumos a los que echa mano. Thakur no retomó elementos del pensamiento indio ancestral, del siglo XIX o de la primera mitad del XX. Las pocas referencias fueron a algunos economistas de la tercera generación y no en sus propuestas más específicas. Tampoco aludió a ideas importantes de otros autores asiáticos o africanos, de modo creativo o buscando elaboraciones específicas, aunque citó autores que han trabajado sobre África, como Colin Leys y Samir Amin pero sin referirse a una propuesta africana. Una de las pocas observaciones acerca de una propuesta proviene de M. ul Haq, pero su referencia a M. ul Haq fue al pasar, sobre su clásico La cortina de la pobreza. Lo mismo ocurrió con Fanon, respecto a su concepción de la burguesía de los países subdesarrollados.

2.4. Caso: M. V. Srinivasa Gowda

Economista agrario, en esos años profesor asociado de la Universidad de Ciencias Agrarias en Dharwad, e intelectualmente cercano a Devendra Thakur, en cuyo libroPolitical Economy of the Third World countries (Economía política de los países del Tercer Mundo) publicó un trabajo específicamente orientado hacia los aportes y limitaciones de las ciencias económico-sociales latinoamericanas. Posteriormente ha continuado trabajando desarrollo regional y desarrollo agrario10.

El problema teórico que se formuló Srinivasa Gowda fue respecto a que una importante cantidad de

"la literatura sobre desarrollo económico, desde el tiempos de Adam Smith, ha sido construida sobre la base de las fuerzas que han influido el crecimiento en los países capitalistas occidentales. Esta literatura ha tratado de explicar el subdesarrollo económico, o el atraso, como resultado del fracaso de los países subdesarrollados para imitar el camino seguido por los actuales países desarrollados de Occidente".

Estas nociones se han complementado con la idea respecto del subdesarrollo entendiéndolo como un fenómeno derivado de que "la gente es pobre porque ha fracasado en la explotación de sus recursos naturales y humanos" (1987, p. 27).

Según Srivanasa Gowda esta producción intelectual trataba el subdesarrollo como "un fenómeno independiente del proceso histórico", siendo en tal sentido básicamente anti-histórica (1987, p. 30), postulando que "es sólo recientemente, y en América Latina principalmente, que ha emergido y ganado espacios una aproximación radicalmente opuesta al problema del subdesarrollo" (1987, p. 28). Esta posición que puede denominarse "una explicación anti-neo-clásica del subdesarrollo", aparentemente ha tenido éxito en exponer las debilidades de la teoría del desarrollo, buscando explicar el subdesarrollo como un "proceso histórico y dialéctico del desarrollo capitalista europeo" (1987, p. 28). En ese sentido esta "teoría neo-marxista del subdesarrollo emerge como reacción ante el tratamiento anti-histórico del subdesarrollo por parte de la teoría ortodoxa" (1987, p. 30). El análisis neo-marxista se centra en torno al concepto "desarrollo dependiente" y "su hipótesis básica es que desarrollo y subdesarrollo son parcialmente independientes estructuras dentro de un sistema global" (1987, p. 31). Para sostener esta afirmación citó a Furtado "quien afirma que los países subdesarrollados son meros sub-sistemas dentro de la estructura de la economía mundial y que entonces una teoría del desarrollo es esencialmente una teoría de la dependencia" y a Cardoso quien afirma que "desarrollo y subdesarrollo no son diferentes estadios o etapas de un sistema productivo, sino más bien funciones o posiciones dentro de un sistema internacional de distribución y producción" (1987, p. 31).

La dependencia del presente, sostenía Srinivasa Gowda, consiste, principalmente, en la penetración de los países subdesarrollados por el agente económico más poderoso de la actualidad: las compañías multinacionales. Conceptualizó este fenómeno a partir de la obra de Osvaldo Sunkel, señalando que la relación de dependencia creada se manifiesta de diversas maneras, siendo la clave el control sobre las tecnologías, trasplantando tecnologías generadas en los países desarrollados, produciendo masivo desempleo y marginalización. Esto conlleva que el modo de romper con los lazos de dependencia de los países subdesarrollados sólo puede hacerse generando tecnologías propias, que correspondan a sus específicas situaciones, lo que no debe entenderse como autarquía o aislamiento sino armonizando la producción para el mercado interno con aquella para el mercado externo alcanzando mayores grados de autonomía para un desarrollo nacional (1987, pp. 37-38).

Como se ha señalado antes, en el libro existen varias páginas que se repiten en dos textos, uno de Srinivasa-Gowda y otro de Thakur. En estas páginas repetidas se hace referencia a numerosos autores de AL, particularmente porque allí se distinguen tres líneas dentro de las ciencias económico-sociales: la estructuralista a la manera de Prebisch y en la cual se incluye a Furtado y Sunkel; la marxista en la cual se menciona a Marini, Dos Santos y Frank y la tercera, un grupo de sociólogos a medio camino entre ambas posiciones donde se menciona a Quijano, Cardoso, Ianni y Florestan Fernandes (1987, pp. 30-31).

Srinivasa Gowda afirmaba que el pensamiento dependentista ha ofrecido una mirada del subdesarrollo que tiene ventajas sobre las interpretaciones clásicas, incluyendo la neoclásica, que la misma categoría "dependencia" ofrece una perspectiva importante para entender el desarrollo y el subdesarrollo (1987, p. 40), sin embargo casi todas las referencias para dicha teorización provienen de Latinoamérica y no son relativas a Asia ni África. Para no caer en la circularidad que se le critica al dependentismo (que los países dependientes carecen de capacidad para un crecimiento autónomo y carecen de esto porque sus estructuras son dependientes) deben estudiarse los casos específicos de dependencia en otras regiones del mundo (40). Intentó avanzar algo en la reflexión a propósito de esto comparando los casos de India y Japón, señalando que precisamente Japón, que no estuvo expuesto a una situación colonial, fue capaz de incentivar un desarrollo capitalista autónomo, sin caer en una situación de dependencia (39).

2.5. Caso: Bipan Chandra

Nacido en 1928. Realizó estudios de postgrado en Stanford-California en 1948 y 1949, doctorándose luego en la Universidad de Delhi, en 1963. Inició su carrera en el Hindu College, para luego enseñar historia, por años, en la Universidad J. Nerhu. Ha sido profesor visitante en El Colegio de México11.

Mezcla de dependentismo e historia social inglesa, la propuesta de Chandra se expresó en una investigación acerca de la clase capitalista india y el imperialismo, publicada en español (1982 b) y en inglés (1993) en versiones muy parecidas. En dicho texto Chandra elaboró un trabajo de historia económico-social de la burguesía india, entendida como la historia de un capitalismo que no pudo ser. Planteó que "en la India se desarrolló una clase capitalista independiente desde mediados del siglo XIX y especialmente después de 1914. Desde el principio tuvo una característica importante: en general no desarrolló un lazo orgánico con el capital británico, no estuvo integrada con el capital extranjero en la India" (1982 b, pp.144-145). De modo que "la clase capitalista india no dependía para su existencia económica del capital extranjero. Al no estar tan ‘atada’ no se convirtió en un aliado de la administración británica en India". En realidad ocurrió lo contrario:

"la clase capitalista India era la clase capitalista de un país subdesarrollado que estaba integrado estructuralmente al capitalismo internacional como colonia. En otras palabras, mientras la clase capitalista india no era una clase integrada con el capital británico (no era una burguesía ‘compradora’) en una posición subordinada, la economía de la que formaba parte estaba colonialmente integrada y subordinada al capitalismo internacional. La debilidad y las limitaciones, tanto económicas como políticas, con que esta clase funcionaba derivaban de este hecho y no del compradorismo" (p.146).

El capitalismo internacional, como estructura, existe como imperialismo, una de cuyas partes se desarrolla a expensas del subdesarrollo de la otra (p. 147). La clase capitalista india no dependió del capital británico, aunque a corto plazo dependía de la administración colonial (p. 154). La burguesía india permaneció parcialmente dependiente del gobierno para mantener confinado el movimiento nacional dentro de límites seguros, por lo que no es sorprendente que durante cada agitación nacionalista los capitalistas tuvieran que acudir al gobierno para hacer un compromiso. La dependencia política del gobierno extranjero no fue, sin embargo, la dependencia de una clase compradora sino de una clase capitalista en una era de movimientos de masas y revoluciones socialistas" (p.155).

Complementó el trabajo sobre la India previa a la independencia con otro posterior sobre la historia económica del país durante el período post-independencia, redactado junto a otras dos personas (1999). Allí se sostenía que

"en la esfera económica, como en otras, el dominio británico transformó drásticamente a la India. Pero los cambios que tuvieron lugar, llevaron solamente a lo que ha sido correctamente descrito por A. G. Frank como el ‘desarrollo del subdesarrollo’. Esos cambios fueron en sí mismos frecuentemente positivos. Pero, operando dentro y como parte de un esquema colonial, fueron inseparables del proceso de subdesarrollo. Más aún, condujeron a la cristalización de una estructura económica colonial que generó pobreza y una dependencia de y subordinación a Gran Bretaña" (1999, p. 9).

Complementariamente con su interpretación de la historia socio-económica, Chandra intentó explicitar el sentido de su quehacer historiográfico, acompañando su interpretación de la historia de la India con una suerte de manifiesto historiográfico que sería válido para entender su propuesta y la de otras personas cercanas, llamadas "los historiadores actuales". En este texto, publicado en español en 1982 por el Colegio de México, presentó como modelo a Prodyot Mukherjee, quien había tenido varias actividades en el mismo Colegio de México, y fallecido poco tiempo antes. Señaló entonces cinco características de este género de "nuevo" quehacer historiográfico (esa nueva historia que se escribe en la India hace unos 30 años (1982 a, p. 3), que empalman con su adopción de un marxismo dependentista para entender la historia y particularmente la historia económica. Destacó que, a diferencia de los antiguos historiadores que glorificaban el pasado, los nuevos, ya no sienten necesidad de hacerlo, "en cambio consideran necesario adoptar una actitud crítica frente a él. Les interesa sobre todo comprender las raíces históricas del actual subdesarrollo económico, social y cultural, raíces que se encuentran en las sociedades colonial y precolonial" (1982 a, p. 3). La nueva generación somete su práctica a un crítico y permanente examen teórico. Por un lado, rechazan las filosofías de la historia tales como las que se vinculan con Hegel, Spengler y Toynbee; por el otro, buscan y desarrollan teorías de la historia, es decir las teorías y las estructuras que permiten analizar concretamente la historia de la sociedad (1982 a, p. 4).

2.6. Caso: Jagdish Bhagwati

Estudió en Cambridge en el momento en que Joan Robinson y Nicolás Kaldor eran profesores allí. Continuó estudiando en el M.I.T. donde se encontraban también Carlos Díaz-Alejandro (Cuba) y Ronald Finlay (Myanmar). Luego pasó a Oxford donde encontró a Padma Desai con quien ha publicado un conjunto de trabajos y con quien se casó, y a P. C. Mahalanobis, que le invitó a irse a trabajar con él a Kolkata12. De vuelta en Estados Unidos, durante años ha enseñado en el MIT y en Columbia, desempeñándose también durante períodos como asesor del GATT, de las Naciones Unidas y más específicamente de la UNCTAD.

J. Bhagwati es uno de los economistas de origen indio más reconocidos internacionalmente y el más destacado de los autores considerados en este artículo. Su trabajo en importantes universidades e instituciones y sus múltiples investigaciones le han puesto en contacto con ideas y personas de muy diversa procedencia y, por cierto, con gente procedente de AL y el Caribe. Ha marcado su admiración por W. A. Lewis y se ha referido a numerosos autores de AL. Por ejemplo, en 1982 Bhagwati publicó un trabajo que había producido para el Comité del Nobel de Economía, evaluando los aportes de Lewis, donde introdujo, al pasar, una reflexión sobre Prebisch y los asuntos del Nuevo Orden Internacional: "los más bien oscuros pero bellamente estimulantes escritos por Prebisch" (1982, p. 25). Tuvo contactos con la economía del desarrollo y con algunas de sus figuras principales, desde sus tiempos de Cambridge. Allí los planteamientos cepalinos, en la versión de la tesis Prebisch-Singer formaban parte del background de discusión. Posteriormente, participó de un conjunto de redes y actividades con cientistas económico-sociales del AL, como por ejemplo el Foro Tercer Mundo (ver Desai, 1973).

Su posición respecto a las tesis cepalinas es muy temprana. Ya en el primer lustro de los años 60, formuló sus críticas a la tesis Prebisch-Singer del deterioro en los términos del intercambio, señalando que:

"muchos analistas han apoyado el punto de vista de que la relación en que los países subdesarrollados intercambian sus productos por los de importación, ha venido sufriendo una depresión secular. De aquí se deduce que ha debido haber un empeoramiento comparable de la relación de intercambio de los países subdesarrollados".

Pero, argumentó, "es fácil descubrir el error de esta conclusión", pues "no es posible deducir el comportamiento de la relación real de intercambios de los países subdesarrollados directamente de la relación de intercambio de las materias primas comparadas con los productos manufacturados" y ello porque "cualquier análisis global de la relación de las materias primas con los productos manufacturados no proporciona un índice seguro para definir el comportamiento en la relación de intercambio" (1965, p. 55). Por otra parte, señaló que existía también una "creencia extendida que los países subdesarrollados dependen demasiado exclusivamente de los ingresos procedentes de la exportación de algunas materias primas, sufriendo, por consiguiente, de una inestabilidad aguda en su capacidad para importar lo que necesiten". Y respondió que esta tesis tenía debilidades similares a las que afectan la afirmación anterior. De hecho, "mientras las pruebas muestran la presencia de una concentración, no confirman las hipótesis de la inestabilidad de los ingresos provenientes de la exportación" (1965, pp. 58-59).

Como otros autores indios tratados en este artículo (Lall, Srinivasa Gowda), Bhagwati se interesó en cuestiones de ciencia y tecnología, particularmente en la fuga de cerebros (1977), pero difícilmente puede hablarse de una evolución o reelaboración del pensamiento de Bhagwati sobre la base de las ideas provenientes desde AL, aunque la obra de W. A. Lewis o R. Prebisch hayan sido referencias en sus trabajos y aunque haya conocido personalmente a numerosas figuras de la red cepalino-dependentista.

3. Conclusiones

Se ha señalado numerosas veces que probar una hipótesis o falsearla es igualmente meritorio, desde el punto de vista del avance del conocimiento. Sin embargo, es notoriamente más agradable verificar las propias hipótesis que falsearlas, es casi tan satisfactorio como falsear las hipótesis de los contrincantes intelectuales. En este caso, la hipótesis referente a la presencia del pensamiento económico-social latinoamericano en India ha sido nítidamente verificada, pero ha sido verificada, por así decir, en un grado muy bajo (verificada en grado mínimo), notoriamente más bajo que las expectativas de quien ha llevado a cabo esta investigación.

Como se ha visto a través de la bibliografía de los autores estudiados, destacada en notas a pie de página, se trata de seis personas con vasta trayectoria y gran cantidad de publicaciones. Apenas se ha hecho la revisión de una mínima parte de sus obras, apuntando a aquello que tiene relevancia inmediata para esta investigación. En consecuencia, las conclusiones se focalizarán en tres ámbitos: apuntando una síntesis de la recepción de las ciencias económico-sociales cepalino-dependentistas realizada en la India; mostrando el o los tipos de tratamientos o reelaboraciones que los autores hicieron de las ideas procedentes desde América Latina y; por último, llevando a cabo algunas comparaciones de éstos entre sí y con autores de otras regiones del mundo que se acercaron también a las ideas cepalino-dependentistas.

3.1. Síntesis

Se ha pasado revista a varios autores de India buscando el impacto del pensamiento económico-social de AL en India, a partir de lo cual pueden concluirse varias cosas. La primera, y más obvia, es que las ideas procedentes de AL fueron recepcionadas por numerosos autores y consideradas por éstos en sus obras respectivas. La segunda, es que los autores más citados fueron F.H. Cardoso, A. G. Frank, C. Furtado, R. Prebisch y O. Sunkel, además del caribeño W. A. Lewis. Que existen referencias a muchos otros como Rui Mauro Marini, Theotonio dos Santos, Miguel Wionczek, Amilcar Herrera, y los caribeños F. Fanon, Norman Girvan y Walter Rodney. La tercera, que también los autores indios realizaron múltiples referencias a autores británicos y de otras procedencias cuyas ideas se emparentaban con las de los latinoamericanos o en cuyas obras se citaban las ideas de los latinoamericanos, como C. Leys, P. Streeten, S Amin y Ph. O’Brien, entre otros. Todo esto conduce a concluir que las ideas cepalino-dependentistas se encontraban presentes en algunos medioambientes intelectuales, como varios autores indios lo señalan por lo demás, aunque ello no permite deducir que fueran parte importante en dichos medioambientes.

De hecho, fueron recibidas escasa y superficialmente, no teniendo impacto importante o de larga duración, como ocurrió con el liberalismo, el marxismo o el darwinismo social. Esto puede complementarse con el hecho que ya en los años 80 el "paradigma" cepalino-dependentista, si puede denominarse así, estaba muy devaluado, no sólo por todas partes sino incluso en el pequeño ambiente latinoamericanista de la India. En el libro compilado por D. Jadeja en 1988, dedicado precisamente a las relaciones y similitudes entre India y AL, no se encuentra citado en la bibliografía de un solo cepalino o dependentista, por parte de alguno de los seis autores que participan y eso, aunque consta que al menos algunos, como R. Narayanan (1988) conocieron e incluso fueron familiares con dichos autores y lenguaje.

3.2. El tipo de recepción y tratamiento de las ideas procedentes de América Latina

Las ideas económico-sociales de procedencia latinoamericana se recibieron principalmente en el marco de un pensamiento económico de inspiración británica, especialmente en el marco del keynesianismo y la escuela de Cambridge, ambiente en el cual se movían predominantemente los autores indios tratados en esta ocasión. Esto no es raro, por otra parte, pues el propio pensamiento cepalino dependentista latinoamericano se había parcialmente inspirado (nutrido) de los autores de Cambridge, entre los cuales se encontraban algunos de los más importantes teóricos del desarrollo como Joan Robinson, N. Kaldor, M. Kalecki y Th. Balogh. Además el IDS- Sussex fungía como conexión entre el desarrollismo del Tercer Mundo y Cambridge.

Esto condujo a que las asunciones del pensamiento de procedencia latinoamericana lo fueran en el marco de los problemas que allí se planteaban: el desarrollo, el papel del Estado en éste, la planificación y que, en cambio, temas como los que podrían emerger de una trayectoria intelectual india tuvieran una presencia menor o nula. Por ejemplo, no hay elaboraciones en relación a lo que se ha denominado el "pensamiento económico gandhiano" (Datta, 1978, pp.150 ss). En estos autores indios tampoco existen elaboraciones que conduzcan hacia una ciencia económica o hacia la caracterización de una práctica económica india o hindú, al modo de las explicaciones o propuestas de una economía confuciana o afirmada en una cultura confuciana (ver Cornejo, 1997).

La profesionalización de la economía y la historiografía como disciplinas, ha hecho que los autores detectados crucen poco y nada el pensamiento recibido desde AL con otras disciplinas o con trayectorias eidéticas del pensamiento político o del nacionalismo indio histórico. Quizás otros autores, como ensayistas, pensadores políticos o sociales, lo han hecho, puesto que más de un autor insistió en que las ideas dependentistas eran de amplio dominio y casi lugares comunes (Alga, 1997, p. viii; Thakur, 1987, p. vii). Ahora bien, el rastreo a través de Internet, en idiomas occidentales, particularmente en inglés, no ha arrojado resultados interesantes a este respecto, no ubicándose obras que aludan al cepalismo o al dependentismo, más allá de medio económico o de la historiografía económica profesional.

Ahora bien, el ámbito de reflexión donde más incidencia tuvieron los autores latinoamericanos fue el relativo a temas de ciencia y tecnología, siendo Osvaldo Sunkel, de muy lejos el más citado al respecto, aunque también lo fueron Miguel Wionczek y Amilcar Herrera. A Lall le interesaba destacar la necesidad de incrementar la capacidad tecnológica y la competitividad industrial de los países en desarrollo. Para Srinivasa Gowda la dependencia del presente, estaba principalmente asociada al papel de las multinacionales que controlan las tecnologías realizando trasplantes tecnológicos que repercuten produciendo desempleo y marginalización. Devendra Thakur también puso el acento en el efecto de las multinacionales sobre los países dependientes y Jagdish Bhagwati se ocupó del problema desde la perspectiva de la fuga de cerebros. Es relevante, a este respecto, que en el seno de la UNCTAD se estaba generando una reflexión, en parte heredera de las ideas de AL, acerca de estos asuntos: empresas multinacionales e introducción de tecnologías en los países subdesarrollados. Debe destacarse, por otra parte, que los autores latinoamericanos no fueron particularmente pioneros en este sentido. Los aportes de Prebisch no son muy citados, los realizados por Sunkel más, pero son algo tardíos (su texto más importante "Integración transnacional y desintegración nacional" es de 1971).

Si se trata de algunas de las más importantes u originales elaboraciones del pensamiento económico indio, como son las de V. K. R. V. Rao sobre economía y gandhismo, y A. Sen sobre economía como libertano existe presencia de aportes procedentes de América Latina. El original planteamiento de Rao, inspirado en S. Vivekananda y M. Gandhi, que postulaba en 1947 "la fundación económica de una sociedad no violenta" que, entre otras condiciones, debía considerar que el empleo contara con calidad, satisfacción, remuneración adecuada, igualdad (Byres, 1998 b, p. 50), fue realizada antes que el paradigma cepalino-dependentista ni siquiera había sido formulado. Tampoco hay presencia de cepalismo o dependentismo en Development as freedom (Desarrollo como libertad), 1999, de A. Sen, el más reconocido aporte de un economista indio. Heredero de la filosofía política y moral inglesa, de la economía liberal clásica y del pensamiento sobre del desarrollo de matriz fabiano-laborista-socialdemócrata-Cambridge, no considera los problemas desde las periferias, desde el desequilibrio del comercio mundial ni desde el papel del Estado como planificador y agente prioritario, es decir no piensa el desarrollo como economía mundial. El más relevante de los temas en los cuales han tenido impacto los economistas del Subcontinente, como son los trabajos sobre la pobreza y un nivel mínimo de vida (Byres, 1998 c, pp. 81-82), que condujeron a las ideas sobre desarrollo humano y a los programas del PNUD, tiene, sin embargo, algunas conexiones con el pensamiento económico social latinoamericano. Particularmente, es el caso del pakistaní M. ul Haq (muy cercano y amigo durante décadas del indio Amartya Sen) que conoció, alternó y colaboró con los cientistas económico-sociales latinoamericanos.

Por otra parte, los historiadores de la subalternidad como Gayatri Spivak, R. Guha, H. Bhabha, P. Chatterjee y D. Chakrabarty entre otros, podrían ser ubicados entre quienes conocen, en términos generales el discurso proveniente de AL. No obstante ello, éste no fue un componente importante en su discurso. Se ha dicho de Gayatri Spivak, por ejemplo, que se inspiró en Samir Amin (Robbins 2001, p. 5), quien, a su vez, parcialmente se inspiró en los autores de AL y compartió con ellos (ver Devés, 2006). Por cierto, el dependentismo ha sido más importante para el grupo latinoamericano de estudios subalternos que funciona en USA (Rodríguez, 2001). Pero en los indios es notoriamente más importante la trayectoria gramsciana, por un lado, y la maoísta-naxalita, por otro. Una excepción es el caso del historiador Prodyot Mukherjee, no perteneciente al grupo de los subalternos, que se interesó precisamente por los movimientos sociales en AL, por lo que estableció contactos con México, pero no es una constante del grupo, poco sensible a la trayectoria intelectual y social13 de AL como del espacio afro-americano.

Dicho más fuerte, a diferencia de lo que ocurrió en otros lugares del mundo, las ideas económico sociales procedentes de América Latina no formaron parte en la construcción de elaboraciones teóricas más sofisticadas, como las que en otros lugares realizaron Samir Amin en Senegal, Walter Rodney en Tanzania, Satchi Ponnambalam en Sri Lanka, Mahbub ul Haq en Pakistán o Ali Shariati en Irán, aunque, por cierto, existe la posibilidad de no haber sido capaz de reconocer a quienes pudieran haberlo hecho, pasando quizás por el lado de figuras relevantes para este efecto.

3.3. Comparaciones entre los propios autores abordados y con tratamientos o reelaboraciones en otras regiones periféricas

Respecto a los propios autores abordados, lo más general que puede señalarse es que todos se refieren a las ideas de procedencia latinoamericana con cierta precaución y sin identificarse mucho con éstas. Para varios Lall, Srinivasa Gowda y Bhagwati estas ideas aparecen de algún modo ligadas a temas de ciencia y tecnología, lo que es novedoso pues estos temas fueron relativamente poco relevantes en AL.

Respecto a otros autores de las regiones periféricas, según lo detectado hasta el momento, los desarrollos teóricos a partir de ideas procedentes de AL en la India son menos elaborados e interesantes que en autores de lugares como Pakistán, Senegal, Sri Lanka o Tanzania. En la India existe mayor cantidad de autores que conocen o se hacen eco de las ideas procedentes de AL, pero o bien las asumen con menos profundidad o bien no las cruzan y reelaboran con otras, siendo entonces de poco interés para quien se ocupa de los estudios eidéticos.

En Sri Lanka, por ejemplo, se desarrolla en las ciencias sociales una línea identitaria que recoge los postulados del nacionalismo cultural y político (ver Asirwathan, 1975), reelaborándolos en la línea de fundamentar un quehacer científico de carácter propio inspirado en un saber autóctono, frecuentemente asociado a una trayectoria cultural budista. En la India se han constituido también líneas de trabajo similares y mucho mayores como el Proyecto de Historia de la Ciencia, la Filosofía y la Cultura Indias, compuesto de numerosos volúmenes y sostenido por el Ministerio de Recursos Humanos y Desarrollo de la India(wikipedia.org/.../History_oí_lndian_science_ and_technology), pero estas parecen no haberse encontrado ni cruzado con ideas cepalino-dependentistas.

Se ha mencionado antes que uno de los problemas más abordados ha sido el de la ciencia y la tecnología y que, en el Subcontinente, por ejemplo el indio S. Lall y el srilankés, Susantha Goonatilake, también inspirado parcialmente en las ideas procedentes de AL, se ocuparon de la ciencia y la tecnología, relacionándolas con el quehacer y el impacto de Occidente sobre las regiones periféricas. Lall se refiere al problema desde un punto de vista económico mucho más que epistemológico, aunque ambos aluden a la necesidad de un quehacer científico-tecnológico en-de los países de la periferia, tomando con reservas lo proveniente del centro. Sin embargo, en Goonatilake (ver 1975 y 2002), el problema está asociado a una postura identitaria de reivindicación de un saber srilankés-oriental, perspectiva para nada presente en Lall.

Esta línea de reflexión ha tenido un desarrollo paralelo, aunque con puntos de convergencia, en Malasia y Singapur con los Alatas, padre e hijo, Syed Hussein y Syed Farid (ver 2008, 2006) y asumida igualmente en India por Kathinka Sinha-Kerkhoff (2008). Esta reflexión, que explicita las nociones de "imperialismo académico" y "dependencia académica", se encuentra focalizada principalmente en la actividad intelectual y de lo científico-tecnológico, y en ese sentido más cerca de Goonatilake, que de Lall o Bagchi, ocupados de las multinacionales.

Ciertamente, no será un misterio para nadie que un mejor conocimiento del pensamiento indio y de sus ciencias económico-sociales habría contribuido a formular mejores conclusiones y conexiones entre lo recibido desde AL y lo elaborado en la India. Sirvan estas reflexiones como aportes que deberán ser complementados.

NOTAS

1 Todos los textos citados que aparecen en la bibliografía en otros idiomas han sido traducidos por el autor.

2 Es poco frecuente encontrar trabajos sobre pensamiento del Subcontinente Indio o de AL, como el de Ashis Nandy (1986) respecto de Mohandas Gandhi, en que se realicen referencias, por ejemplo, a Gustavo Gutiérrez, Aime Cesaire y Frantz Fanon, o como el de Leopoldo Zea respecto del Discurso desde la marginación y la barbarie (1990), donde, centrando el trabajo en el pensamiento de AL, se aluda a autores asiáticos y africanos.

3 Se han desempeñado allí, además de Rao, economistas como B.N. Ganguly, K.N. Raj Amartya Sen, Manmohan Singh, Sukhomoy Chakravarty, Jagdish Bhagwati, Kaushik Basu, Partha Sen, Raj Krishna, Tapan Raychaudhuri.

A diversas actividades organizadas por la ISE han concurrido figuras como John y Ursula Hicks, Edmond Malinvaud, Frank Hahn, Jacques Drèze, Jean Drèze, James Tobin, James Meade, Joan Robinson, Milton Friedman, Michael Kalecki, Nicholas Kaldor, Tibor Scitovsky, Tjalling Koopmans, Lawrence Klein, Agnar Sandmo, Joseph Stiglitz,John Forbes Nash and Eric Maskin.

4 Listado de sus libros tomado de wikipedia.org/wiki/Amiya_Kumar_Bagchi2005, Perilous Passage: Mankind and the Global Ascendancy of Capital, Rowman & Littlefield Publishers; 2004, The Developmental State in History and in the Twentieth Century, New Delhi: Regency; 2002, Capital and Labour Redefined: India and the Third World, Anthem Press; 1997, The Evolution of the State Bank of India: The Era of the Presidency Banks 1876-1920, Sage Publications; 1989, The Presidency Banks and the Indian Economy 1876-1914, Bombay: Oxford University Press; 1987, Public Intervention and Industrial Restructuring in China, India and Republic of Korea, New Delhi: ILO-ARTEP; 1987, reissued 2006 The Evolution of the State Bank of India. The Roots, 1806-1876Oxford University Press; reissued by Penguin Portfolio; 1982 The Political Economy of UnderdevelopmentCambridge University Press; 1972, Private Investment in India 1900-1939Cambridge University Press.

5 Años más tarde, Bagchi escribió un trabajo específico sobre Amartya Sen, tratándolo muy específicamente como economista, sin ponerlo en contacto con la trayectoria de lo que podría llamarse el "humanismo indio", con el pensamiento nacionalista ni con el tercermundismo. Sen aparece más bien como un economista de Cambridge, donde se licenció en 1956 y se doctoró en 1959, y donde estableció contactos con N. Kaldor, M. Kalecki, Joan Robinson u otros. Trayectoria en la cual, por otra parte, se ubicaría el mismo Bagchi, y precisamente no como un pensador inserto en la trayectoria intelectual india.

6 Joan Robinson: "Notes on the Theory of Economic Development", 1956, en Annales de la Faculte de Liege; "Kalecki and the Economics of Capitalism", 1977, en Oxford Bulletin of StatisticsAspects of Development and Underdevelopment, 1979. Referencias tomadas de http://www.eumed.net/cursecon/economistas/robinson.html.

7 Libros y monografías de S. Lall, tal como son citados en su currículo biográfico www.inovasyon.org. No se ha corregido la ortografía. 1.Private Foreign Manufacturing Investment and Multinational Corporations: An Annotated Bibliography, New York: Praeger, 1975; 2.Foreign Investment, Transnationals and Developing Countries (with P. P. Streeten), London, Macmillan, 1977. Reprinted 1978 and 1980 and in paperback, 1980, English Language Book Society edition, 1986; 3. The Growth of the Pharmaceutical Industry in Developing Countries, Vienna: United Nations, Industrial Development Organisation, 1979. French edition, 1980; 4. The Multinational Corporation: Nine Essays,London: Macmillan, and New York: Holmes and Meier, 1980. Paperback edition, 1983; 5. Developing Countries in the International Economy: Selected Papers, London: Macmillan, and New Jersey: Humanities Press, 1981. Paperback edition, 1985; 6. Developing Countries as Exporters of Technology: The Indian Experience, London: Macmillan, 1982, and New Jersey: Humanities Press, 1982; 7. The New Multinationals: The Spread of Third World Enterprises (in collaboration with E. Chen, J. Katz, B. Kosacoff and A. Villela) Chichester: J. Wiley, 1983. In French, Les Multionationales Originaires du Tiers Monde, Paris: Press Universitaires de France, 1984; in German,Multionationale Konzerne aus der Dritten Welt, Frankfurt: Campus Verlag, 1984 ; 8. Multinationals, Technology and Exports, London: Macmillan, and New York: St. Martin’s Press, 1985; 9. Theory and Reality in Development: Essays in Honour of Paul Streeten (edited), with Frances Stewart, London: Macmillan, and New York: St. Martin’s Press, 1986; 10. Learning to Industrialize: The Acquisition of Technological Capability by India, London: Macmillan and New York: St. Martin’s Press, 1987; 11. Building Industrial Competitiveness in Developing Countries, and (in French) Promouvir la Competitivite Industriells dans les Pays en Development, Paris: OECD, 1990; 12. Current Issues in Development Economics (editor), with V. N. Balasubramanyam, London: Macmillan, 1991; 13. Alternative Development Strategies in Sub-Saharan Africa (editor), with Frances Stewart and S. Wangwe, London: Macmillan, 1992, paperback edition, 1994; 14. Transnational Corporations and Economic Development (editor), London: Routledge, 1993 (Volume 3 of UN Centre on TNCs, Library on Transnational Corporations); 15. Third World Transnationals and Their Impact on Home Countries, United Nations Centre on Transnational Corporations, New York, 1993; 16. World Bank Support for Industrialization in Korea, India and Indonesia (with F. Najmabadi and S. Banerji), Washington, DC: World Bank, Operations Evaluation Department, 1993; 17. Technology and Enterprise Development: Ghana Under Structural Adjustment, with G. B. Navaretti, S. Teitel and G. Wignaraja, London: Macmillan and New York: St. Martin’s Press, 1994, paperback edition, 1995; 18. Developing Industrial Technology: Lessons for Policy and Practice (with F. Najmabadi), World Bank, Operations Evaluation Department Study, 1995; 19. Science and Technology in the New Global Environment: Implications for Developing Countries, Geneva: UNCTAD, 1995; 20. Learning from the Asian Tigers: Studies in Technology and Industrial Policy, London: Macmillan, 1996; 21. Attracting Foreign Investment: New Trends, Sources and Policies, London: Commonwealth Secretariat, Economic Paper 31, 1997; 22. Mauritius: Dynamising Export Competitiveness (with G. Wignaraja), London: Commonwealth Secretariat, Economic Paper 33, 1998; 23. Selective Policies for Export Promotion: Lessons from the Asian Tigers, Helsinki: UN University, World Institute for Development Economics Research, 1998; 24. The Technological Response to Import Liberalization in Sub-Saharan Africa, (editor) London: Macmillan, 1999; 25. Competing with Labour: Skills and Competitiveness in Developing Countries, Geneva, International Labour Office, Issues in Development Discussion Paper 31, 1999; 26. Promoting Industrial Competitiveness in Developing Countries: Lessons from Asia, London: Commonwealth Secretariat, Economic Paper No. 39, 1999; 27. Export performance, technological upgrading and FDI strategies in the Asian newly industrializing economies: with special reference to Singapore (in English and Spanish), UN ECLAC, Santiago de Chile, Serie Desarrollo Productivo Number 88, 2000; 28. The Competitiveness Challenge: Transnational Corporations and Industrial Restructuring in Developing Countries (with M. Mortimore, H. Romijn and others), United Nations (UNCTAD): Geneva, 2000; 29. Competitiveness, Technology and Skills, Cheltenham: Edward Elgar, 2001; 30. The Economics of Technology Transfer (editor), in ‘The International Library of Critical Writings in Economics’ series, Cheltenham: Edward Elgar, 2001; 31. Reforming the UN System: UNIDO’s Need-Driven Model,The Hague: Kluwer Law International, 2001, with Carlos Magariños, G. Assaf, J. Martinussen, R Ricupero and F. Sercovich; 32. Failing to Compete: Technology Development and Technology Systems in Africa (with Carlo Pietrobelli), Cheltenham: Edward Elgar, 2002; 33. Foreign Direct Investment, Technology Development and Competitiveness in East Asia, (editor with Shujiro Urata), Cheltenham: Edward Elgar, 2003, for the World Bank Institute.

8 Algunos libros de Devendra Thakur: Studies in educational development, 2004; Tribal development and planing, 1995; Rol of voluntary organisations and tribal deveolopment, 1994;Industrialisation and human resources development, 1993; Rural sector and development, 1992; Agricultural sector development, 1992; Industrial sector development, 1992;Tertiary sector development1992; Planning and development of key sectors in India, 1991; Technology transfer for rural development, 1990.

9 Los errores son múltiples, variados y algunos pintorescos. Prebisch aparece siempre con exactitud, pero su más antiguo discípulo, como "Furtadeo", "Furtadoh" y Furtado, en tanto que otro de los más importantes aparece muchas veces y bien, en su verdadero Sunkel, aunque siempre como "Oswaldo", lo que ocurre en muchas otras publicaciones también. A veces hay que adivinar algo como un híbrido peruano-nipón-cartaginés: "Anibal Quyono", aunque habría sido mejor Kyono; otras veces se cita a "Santos, Dos", y en verdad son dos o tres, puesto que viene referido de tres o cuatro maneras distintas, y cuando viene por Dos Santos, su nombre siempre es "Teotoneo"; o aquel (o aquellos) que en el índice de autores primero viene por "Marini, Ruy Marini" y a continuación Marlne, Ruy Mauro"; Octavio viene siempre por "Ianoni", Norman por "Virvan" y Paul Baran muchas veces por "Baren", Fernando Henrique está alguna vez cambiado por "Cardose". Ahora bien, casi todos son reconocibles con buena voluntad y no llegan a referencias desubicadas, como aquella encontrada en otro libro del Subcontinente Indio: DEBAYLE, Anastasio S., y que quienes sabemos que era pariente de Margarita, hubiéramos preferido que le pasara por encima aquella manada tan mentada de elefantes.

10 Algunos libros de M. V. Srinivasa Gowda: Dynamics of agricultural development, 2001Infrastructure Development for Economic Growth, 1997; Effective communication, 1997; Studies in Agricultural Development,1996Modern banking. Monetary policy and finance, 1993Technological change and employment in India, 1991.

11 Listado de sus libros, tomado de wikipedia.org/wiki/Bipan_Chandra: Communalism: A Primer, (New Delhi, 2004); In the Name of Democracy: The JP Movement and the Emergency,(New Delhi, 2003); Essays on Colonialism, (New Delhi, 1999); India After Independence, (jointly with Mridula Mukherjee and Aditya Mukherjee), (New Delhi, 1999); Ideology and Politics in Modern India, (New Delhi, 1994); Essays on Indian Nationalism, (New Delhi, 1993); Essays on Contemporary India, (New Delhi, 1993); The Epic Struggle, (New Delhi, 1992); India’s Struggle for Independence, 1857-1947, (New Delhi, 1989); Indian National Movement: The Long Term Dynamics, (New Delhi, 1988); Communalism in Modern India, (New Delhi, 1984);The Indian Left: Critical Appraisal, (New Delhi, 1983); Nationalism and Colonialism in Modern India, (New Delhi, 1979); Freedom Struggle, (jointly with Amalesh Tripathi and Barun De), (New Delhi, 1972)); The Rise and Growth of Economic Nationalism in India: Economic Policies of Indian National Leadership, 1880-1905, (New Delhi, 1966).

12 Listado de libros, tomado de www.columbia.edu/~jb38/Free Trade Today. (Princeton University Press, 2002) Review by the Council on Foreign Relations, "Case for Free Trade." Economic and Political Weekly of India, Review by Pravin Krishna, June 2002; Fair Trade and Harmonization – Volume 1: Economic Analysis. Co-edited with Robert Hudec (MIT Press, 1996); Fair Trade and Harmonization – Volume 2: Legal Analysis. Co-edited with Robert Hudec (MIT Press, 1996); The Economics of Preferential Trade Agreements. Co-edited with Arvind Panagariya (AEI Press, 1996); Level Playing Field: Unfair Trade Practices and Comparative Advantages. (AEI Press, 1996); The Dangerous Drift to Preferential Trade Agreements. Co-edited with Anne O. Krueger, as part of AEI Special Studies in Policy Reform (AEI Press, 1995); Trade and Wages: Leveling Wages Down? Co-edited with Marvin H. Kosters (AEI Press, 1994); India in Transition: Freeing the Economy. (Clarendon Press, 1993); The World Trading System at Risk. (Princeton University Press, 1991); Aggressive Unilateralism: America’s 301 Trade Policy and the World Trading System. Co-edited with Hugh T. Patrick (University of Michigan Press, 1990); Protectionism. (MIT Press, 1988); Income Taxation and International Mobility. Co-edited with John Douglas Wilson (MIT Press, 1989); Power, Passions, and Purpose: Prospects for North-South Negotiations. Co-edited with John Gerard Ruggie (MIT Press, 1984); Import Competition and Response. Edited NBER Conference Volume. (University of Chicago Press, 1982); The New International Economic Order: The North-South Debate. Edited. (MIT Press, 1977); Development and Planning: Essays in Honour of Paul Rosenstein-Rodan. Co-edited with Richard S. Eckaus (MIT Press, 1973); Amount and Sharing of Aid. (Overseas Development Council, 1970); Trade, Tariffs, and Growth. (MIT Press, 1969); Brain Drain and Income Taxation (1977, Pergamon Press); Anatomy and Consequences of Exchange Control Regimes; Brain Drain and Taxation II: Theory and Empirical Analysis; Economics and World Order from the 1970’s to the 1990’s; Economics of Underdeveloped Countries; Foreign aid: selected readings (edited); Illegal Transactions in International Trade: Theory and Measurement (1975); India: Planning for Industrialization: Industrialization and Trade Policies Since 1951 (1970).

13 Es interesante a este efecto señalar que para el medio intelectual-político indio y, más en general, del Subcontinente Indio, América Latina ha tenido muy poco interés. De hecho, para AL, aunque sea algo frívola o diletantemente, por la vía de lo misterioso-espiritual, la India ha tenido notoriamente más interés. Es excepcional el interés de la India por el Caribe, en las últimas décadas, debido a la importancia que han adquirido las comunidades de migrantes indios en la región y algunas figuras políticas e intelectuales en particular. Otra excepción se está advirtiendo entre alguna gente del medio económico e internacional de la India por el Brasil, como potencial socio comercial y estratégico, aunque durante la primera década del siglo XXI, Chile haya sido de lejos el primer socio comercial de la India en AL.

 

Bibliografía

Alagh, Y. K. Discurso del Rector de la U. J. N profesor Dr. Y. K. A. pronunciado en el acto inaugural de la conferencia, en Ganguly, Shyama Prasad Por los caminos del otro: Jornadas indias sobre las culturas españolaportuguesa y latinoamericana. Nueva Delhi, Consejo Indio de Relaciones Culturales, 1997.         [ Links ]

Alatas, S. F., Alternative discourses in Asian social sciences. Responses to eurocentrism, Sage Publications India, Delhi, 2006.         [ Links ]

Alatas, S. F., Intellectual and structural challenges to academic dependency SEPHIS-Asian Development Resarch Institute, Amsterdam, 2008.         [ Links ]

Amin, S., Accumulation on a world scale (New York Monthly Review Press), en Lall, Sanjaya y Streeten, Paul (1977) Foreign investment, transnationals and developing countries, Macmillan, Londres, 197414.         [ Links ]

Anónimo, "Sanjaya Lall" en wikipedia.org/wiki/Sanjaya_Lall2010.         [ Links ]

Asirwathan, S. R "Les sciences sociales a Sri Lanka: politique, recherche et formation" en Cherns, A. B. Les sciences sociales: organisation et politiques, UNESCO, Paris, 1975.         [ Links ]

Bagchi, A. K., The political economy of underdevelopment, Cambridge U. Press, Cambridge, 1982.         [ Links ]

Bagchi, A. K., "Foreing capital and economic development in India: a schematic view", 1973, en K. Gough y H.P. Sharma (eds) Imperialism and revolution in South Asia (New York: Monthly Review Press), en Lall, Sanjaya y Streeten, Paul (1977) Foreign investment, transnationals and developing countries, Macmillan, Londres.         [ Links ]

Bagchi, A. K. "Some international foundations of capitalist growth and underdevelopment" ,1972, en Economic and Political Weekly, pp 1559-70 en Lall, Sanjaya y Streeten, Paul (1977) Foreign investment, transnationals and developing countries, Macmillan, Londres.         [ Links ]

Bhagwati, J., La economía de los países subdesarrollados, Guadarrama, Madrid, 1965.         [ Links ]

Bhagwati, J., Brain Drain and Income TaxationPergamon Press, Oxford, 1977.         [ Links ]

Bhagwati, J., "W. A. Lewis: an Appreciation", en Gersovitz, Mark, The theory and experience of economic development. Essays in honor of Sir W. Arthur Lewis, George Allen and Unwin, Londres, 1982.         [ Links ]

Byres, T.,"Introduction: The mayor debates on the Indian economy since independence: boundaries, context and content" en Byres, Terence (edit) The Indian Economy. Mayor debates since independence, Oxford U. Press, Delhi, 1998 a.         [ Links ]

Byres, T., "The creation of 'The tribe of pundits called economist': institutions, institution-builders and economic debates" en Byres, Terence (edit) The Indian Economy. Mayor debates since independenceOxford U. Press, Delhi, 1998 b.         [ Links ]

Byres, T., "From ivory tower to the belly of the best: the academy, the State, and economic debates in pos-independent India" en Byres, Terence (edit) The Indian Economy. Mayor debates since independence, Oxford U. Press, Delhi, 1998 c.         [ Links ]

Campos, Roberto de O., Reflections on Latin America development, U. Texas Press, en Thakur, D, Political Economy of the Third World countriesDeep and Deep Publications, Delhi, 1967.         [ Links ]

Cardoso, F. H., Dependency and development in Latin America, New Left Review, n 74, july-august, 1972, en Srinivasa Gowda, M. V.: (1987) "Interpretation of underdevelopment dynamics: an anti-neo-classical approach" en Thakur, Devendra Political Economy of the Third World countries, Deep and Deep Publications, Delhi.         [ Links ]

Chandra, B., "Introducción", en Chandra, Bipan, Hacia una nueva historia de la India, COLMEX, México DF, 1982 a.         [ Links ]

Chandra, B., "La clase capitalista india y el imperialismo antes de 1947", en Chandra, B., Hacia una nueva historia de la India, COLMEX, México DF, 1982 b.         [ Links ]

Chandra, B.; Mukherjee, A., Mukherjee, M., India after independence, Penguin Books, Delhi, 1999.         [ Links ]

Cornejo, R., "Confucianismo y desarrollo económico" en Estudios de Asia y África, XXXII, 3, COLMEX, 1997.         [ Links ]

Dasgupta, A., A history of Indian economic thought, Routledge, Londres y Nueva York, 1993.         [ Links ]

Datta, B., Indian economic thought. Twentieth century perspectives 1900-1950, Tata McGraw-Hill Publishing Company, Dehi, 1978.         [ Links ]

Desai, P., "Third World social scientist in Santiago" en World Development, Vol. 1, N. 9, septiembre, 1973.         [ Links ]

Devés, E., "Las ideas económico-sociales de América Latina y el Caribe en Pakistán: recepción y reelaboración (1965-1980)", enviado a revista Atenea, Universidad de Concepción, 2009.         [ Links ]

Devés, E., "La reelaboración de las ciencias económico-sociales en África: el caso de Senegal en el marco de las redes intelectuales al sur del Sahara, (1965-1985)"Estudos Afroasiáticos, Universidad Cándido Mendes, Río de Janeiro, 2006.         [ Links ]

Devés, E., "El pensamiento social latinoamericano en Kenia (1965-1985)", en Cuadernos Americanos 114, UNAM, México, 2005 a, pp.167-184.         [ Links ]

Devés, E., "Recepción y reelaboración del pensamiento económico-social chileno y latinoamericano en Tanzania 1965-1985: Su proceso de africanización", Atenea, nº492, Universidad de Concepción, Chile, 2005 b, pp.45-68.         [ Links ]

Devés, E., "¿Cómo pasaron las ideas socioeconómicas Latinoamericanas a África anglófona entre 1960-1980? Retransmisores de ideas Latinoamericanas: Dudley Seers y el Institut of Development Studies", en Latinoamérica. Revista de Estudios Latinoamericanos, CCYDEL-UNAM, México, 2004.         [ Links ]

Devés, E., El pensamiento latinoamericano en el siglo XX. Entre la modernización y la identidad, Tomo I: Del Ariel de Rodó a la CEPAL; Tomo II Desde la CEPAL al neoliberalismo; Tomo III Las figuras y las ideas del fin de siglo, Biblos, Buenos Aires; DIBAM, Santiago, 2000-2003-2004.         [ Links ]

Devés, E., y Ross, C, Las ciencias económico-sociales latinoamericanas en África Sudsahariana, Ariadna, Santiago, 2009.         [ Links ]

Frank, A. G, El subdesarrollo del desarrollo. Un ensayo autobiográfico, Nueva Sociedad, Caracas, 1991.         [ Links ]

Furnivall, J. S., Netherlands India: a study of plural economy, Cambridge U. Press, Cambridge, 1939.         [ Links ]

Furtado, C, Economic development of Latin America: a survey from colonial times to the Cuban Revolution, Cambridge U. Press, 1970, en Srinivasa Gowda, M. V.: "Interpretation of under development dynamics: an anti-neo-classical approach", en Thakur, D., Political Economy of the Third World countriesDeep and Deep Publications, Delhi, 1987.

Goonatilake, S., "Development thinking as cultural neo-colonialism - the case of Sri Lanka", en IDS Bulletin, Vol. 7, n 1, Sussex University, 1975.

Goonatilake, S., "Coming Intellectual Shifts to Asia: The Indic Possibilities", en www.infinityfoundation.com/indic_colloq/.../paper_goonatilake.pdf , 2002.

Harberger, A., "The dynamics of inflation in Chile" en Christ, C. et. al. Measurement in Economics. Studies in mathematical economics and econometrics. In memory of Jehudi Grunfeld, Standford U. Press, en Thakur, Devendra Political Economy of the Third World countries, Deep and Deep Publications, Delhi, 1963.

Kapoor, I., "Capitalism, culture, agency: dependency versus postcolonial theory", en Third World Quarterly, Vol. 23, N° 4, 2002.

Lall, S., "Is Dependency a useful concept in analysing underdevelopment?", en revista World Development, Vol. 3, 1975.

Lall, S., y Streeten, P., Foreign investment, transnationals and developing countries, Macmillan, Londres, 1977.

Lewis, A., Tropical development 1880-1930. Studies in economic progress, George Allen & Unwin Ltd, Londres, 1970.

Lewis, A., "Autobiography" en Nobel lectures, Economics 1969 - 1980, Assar Lindbeck, edit, World Scientific Publishing, Singapur, 1992.

Lewis, R. Walter Rodney’s intellectual and political thought, The Press University of the West Indies, Barbados, Jamaica, Trinidad-Tobago, 1998.

Muchie, M., y Baskaran, A., "The National Technology System Framework: Sanjaya Lall’s Contribution to Appreciative Theory" en International Journal of Institutions and Economies, Vol. 1, No. 1, abril, www.umrefjournal.um.edu.my/filebank/articles/244/ijie_v1i1_pp.134-155.pdf., 2009.

Nafey, A., "Tercermundismo" en Jadeja, Daulatsinhji (edit), India and Latin America partners in progressTrans Asia Publications, New Delhi, 1988.

Nandy, A., "Oppression and human liberation: towards a post-gandhian utopia", en Pantham, T. y Deutsch, K, Political thought in modern India, Sage, Nueva Delhi, Beverley Hills, Londres, 1986.

Narayanan, R. "Historical links" en Jadeja, Daulatsinhji (edit), India and Latin America partners in progressTrans Asia Publications, New Delhi, 1988.

O’Brien, P., "A Critique of Latin American Theories of Dependency". In Ivar Oxaal, Tony Barnett, and David Booth (eds.) Beyond the Sociology of Development: Economy and Society in Latin America and Africa. London, Routledge, 1975.

Prebisch, R., "Cinco etapas de mi pensamiento", en El Trimestre Económico, Nº 198, junio, 1983.

Robbins, B., "Soul Making: Gayatri Spivak on Upward Mobility" (www.columbia.edu/~bwr2001/papers/soul-making.pdf), 2001.

Rodney, W., How Europe underdeveloped Africa, Howard University Press, 1974, Washington D.C. 1° edic., 1972.

Rodríguez, I., History books.google.cl/books?isbn=0822327120..., 2001.

Sen, A., Desarrollo y libertad, Planeta, Barcelona, 2000, original 1999.

Sinha-Kerkhoff, K., "Introduction: Academic dependency in the South" en Alatas, Syed Farid Intellectual and structural challenges to academic dependency SEPHIS-Asian Development Research Institute, Amsterdam, 2008.

Spengler, J., Indian economic thought, Duke U. Press, Durham, 1971.

Srinivasa Gowda, M. V., "Interpretation of underdevelopment dynamics: an antineo-classical approach" en THAKUR, Devendra Political Economy of the Third World countries, Deep and Deep Publications, Delhi, 1987.

Sunkel, O., "Integración transnacional y desintegración nacional" en Estudios Internacionales, Santiago de Chile, enero-marzo, 1971.

Sunkel, O., "Capitalismo transnacional y desintegración nacional" en El Trimestre Económico, April-June 1971, translation from Spanish by Philip J. O’Brien, "A critique of Latin American Theories of Dependency, en Ivar Oxaal, Tony Barnett and David Booth (ed) "Beyond sociology of development", Routledge and Kegal Paul, London and Boston, referida en Srinivasa Gowda, M. V., (1987) "Interpretation of underdevelopment dynamics: an anti-neo-classical approach" en Thakur, Devendra, Political Economy of the Third World countries, Deep and Deep Publications, Delhi, 1975 - 1971.

Thakur, D., Political Economy of the Third World countries, Deep and Deep Publications, Delhi, 1987.

Ul Haq, M., "Development and Independence" en Development Dialogue, número 1, 1974.

Ul Haq, M., "The Third World Forum: Intellectual Self-Reliance" en International Development Review, nº 1, 1975, London.

Ul Haq, M., La cortina de la pobreza, F.C.E., México, 1974, original de 1976.

Zea, L., Discurso desde la marginación y la barbarieF.C.E., México, 1990.

 


Artículo enviado el 3 de febrero de 2012. Aceptado por el Comité Editorial el 14 de mayo de 2012.

* Este artículo es producto del proyecto Fondecyt Nº 1070104. Se ha realizado sobre la base de investigaciones llevadas a cabo: en la Jawaharlal Nerhu University y en el Jawaharlal Nerhu Museum de Nueva Delhi, y agradezco particularmente al profesor Shyama Prasad Ganguly y al profesor Abdul Nafey; en CODESRIA-Dakar, agradezco particularmente a la profesora Sokhna Gueye; en IDEP y Universidad Ch. A. Diop de Senegal, agradezco particularmente al profesor Amadou Ndoye; en el "Centro de Estudos Afro-Asiáticos" de la Universidad Cándido Mendes de Río de Janeiro, agradezco particularmente al profesor Beluce Bellucci; en la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, y en la biblioteca de la CEPAL en Santiago de Chile.