SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.22 número1José Martí, Nuestra (Macondo) AméricaEl arte de narrar índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Universum (Talca)

versión On-line ISSN 0718-2376

Universum v.22 n.1 Talca  2007

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-23762007000100020 

 

Revista Universum Nº 22 Vol.1: 318-339 , 2007

TEMAS GENERALES

El Mercurio y el 11 de Septiembre del 731

 

Cristián Garay Vera (*)

Karin Willicke (**)

(*) Doctor en Estudios Americanos (USACH). Magíster y Licenciado en Historia, Universidad de Chile. Profesor investigador del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago de Chile.

(**) Licenciada en Ciencias de la Comunicación, Periodista, Universidad Bernardo O´Higgins.

Artículo recibido el 2 de marzo de 2007. Aceptado por el Comité Editorial el 4 de abril de 2007.

Correo electrónico: cgaray@usach.cl


RESUMEN

El artículo describe el tratamiento periodístico del diario El Mercurio acerca del 11 de septiembre de 1973. Esta fecha, considerada un hito en la historia nacional, es objeto de un tratamiento que del tono positivo pasa a uno predominantemente neutro. Lo importante para los autores, es demostrar cómo esta neutralidad se opone a la visión crítica del 11 de septiembre, aspecto que tiene una sensibilidad interna en el medio, debido a su franca oposición en los días de la Unidad Popular. Igualmente se constata estadísticamente que el término del énfasis positivo se produce desde la crisis económica de los años 80 y sufre las crisis derivadas de acontecimientos ligados, principalmente, a la figura del general Pinochet.

Palabras claves:

Medios de comunicación - Historia de Chile - 1973


ABSTRACT

The article describes the journalistic treatment of the newspaper El Mercurio of the Santiago de Chile brings over of September 11, 1973. This date, considered a milestone in the national history, is an object of a treatment that from the positive tone happens to the predominantly neutral one. The authors is demonstrate as this neutrality is opposed to the critical vision of September 11, aspect that has an internal sensibility in the way, due to your franc opposition in the days of the Popular Unit. Equally there is stated statistically that the end of the positive emphasis is produced for the economic crisis of the 80s and suffers the crises derived from tied events, principally, to the figure of the general Pinochet.

Key words:

Mass media - History of Chile -1973


 

1. ESTADO DE LA CUESTIÓN

"La vida de un diario está, en efecto,  marcada a veces por una toma de posición resonante, un acontecimiento de carácter sensacional, por una dirección o una colaboración que, de hecho, se identifica con el diario."2

No hay duda que uno de los acontecimientos históricos del siglo XX en Chile, es el Golpe Militar3 del 11 de septiembre de 1973. "El 11 de septiembre de 1973 es el hecho histórico ampliamente considerado como el más significativo de la segunda mitad del siglo XX y, posiblemente, de todo ese siglo. A casi treinta años de ese día, esta fecha sigue teniendo vigencia en la política nacional, los medios de comunicación  y la opinión pública».4 Además su importancia simbólica e identitaria se refuerza porque para las personas ese día actúa como un corte entre un antes y un después. En suma, "un evento de significación autobiográfica, con características propias de lo que ha sido denominado una memoria de flash". 5

Una investigación de Jorge Manzi y su equipo, compuesto por Ellen Hesper, Soledad Ruiz, Mariane Krause, y Edmundo Kronmuller, publicada en 2003 en la Revista de Ciencia Política de la Pontificia Universidad Católica de Chile, muestra que en la construcción de la memoria social de la transición y consolidación democrática las discrepancias respecto del 11 de septiembre obedecen a diferencias generacionales, siendo las más decisivas aquellas vinculadas a la socialización política. Distinguen tres etapas: antes del 73, el periodo del régimen militar y el periodo de transición a la democracia.6

Haciendo converger este punto de vista con el análisis periodístico, aspecto ya elaborado en este proyecto por Iván Witker, este trabajo toma como punto de partida  la tesis de K. Willicke (2003), El tratamiento dado por el diario El Mercurio de Santiago al Golpe militar de 1973 (1973-2000).  Al volver a tratar el tema, se ha ido repensando estos aspectos abordados originalmente desde el punto de vista comunicacional.7  Por ello el énfasis se coloca en la descripción del tratamiento periodístico de  El Mercurio de Santiago  al 11 de septiembre del 73, considerado como hito histórico, durante los días 10, 11 y 12 de septiembre del periodo comprendido entre  1973 y 2000.

Nuestra pregunta de investigación, es saber si El Mercurio de Santiago ha sido coherente en su forma de interpretar políticamente este hecho,  teniendo en cuenta que ha sido señalado comunicacionalmente como un medio de derecha e incluso en un libro reciente de Sofía Correa como el eje del discurso de la derecha que apoyó al Gobierno Militar largos años. «Los partidos políticos -manifiesta- no fueron los únicos portavoces de la derecha chilena, pues la explicitación de intereses comunes a largo plazo junto a una visión de mundo compartida por el conjunto de la élite dirigente, que veíamos reflejada en las asociaciones empresariales, fue expresada con la mayor nitidez y lucidez por el diario El Mercurio».8 En suma, el Objetivo general de esta investigación sería describir la valoración editorial del Golpe Militar del 11 de septiembre en las ediciones conmemorativas del 11 septiembre del 73 entre el propio 1973 hasta el 2000.

Hemos centrado dos aspectos de investigación:

Determinar cuánto son los centímetros por columnas del tratamiento informativo sobre el Golpe Militar del diario El Mercurio de Santiago en el período estudiado entre de acuerdo a cuatro subperíodos: gobierno de Pinochet, Aylwin, Frei y Lagos).

Determinar la interpretación política del Golpe Militar de acuerdo con el enfoque periodístico del diario El Mercurio de Santiago.

Las fuentes documentales han sido, además de los ejemplares del diario El Mercurio, una serie de libros y textos de la empresa que nos ayudan a contextualizar las mediciones de una  investigación no experimental, descriptiva y longitudinal. Una de ellos es la Breve Historia de la Unidad Popular escrita por  Rene Silva Espejo, uno de sus directores, impreso por Editorial Lord Cochrane S.A. y que refleja la traumática relación entre el medio y el gobierno de Allende.  El otro es la compilación de la «Semana Política» de El Mercurio (1992).

También hemos considerado la bibliografía secundaria: Guillermo Sunkel, que en El Mercurio: 10 años de Educación Político- Ideológica 1969 - 1979 (Santiago de Chile, 1983), postula la existencia de una ideología "mercurial" comprometida con la sustentación del orden social y las transformaciones del régimen militar. Ángel Soto, por su parte, en El Mercurio y la difusión del pensamiento político económico liberal 1955-1970 (Santiago de Chile, 1995) postula que hay un estilo persuasivo, propio del medio, denominado estilo mercurial, y que se basa en la distancia del lenguaje y el énfasis en la razón. El objeto de este discurso, dice Soto,  no es ser instrumento de los empresarios, sino constituir una nueva relación entre el medio y los consumidores, basado en una  perspectiva liberal de la economía y de la sociedad. En este sentido Soto desecha las tesis de una instrumentalización del medio, ya que sostiene que no fueron los empresarios los que inspiraron las ideas económicas del diario sino al revés.

2. PROBLEMA DE INVESTIGACIÓN

Se trató de describir las tendencias políticas observables en la información, acorde con el contexto histórico del país, y de sus posibles implicancias en la historia del 11 de septiembre de 1973, ya sea en su período previo, como en el Gobierno Militar propiamente tal, y las probables estrategias comunicacionales que tengan influencia sobre la historia sobre los acontecimientos a estudiar.

La   muestra consiste en los ejemplares de  los días 10, 11 y 12 de septiembre, durante 27 años,  y totaliza un total de 81 ejemplares. Se utilizó el análisis de contenido en su aspecto más básico, el ítem de centímetros por columna, pero luego se aplicó el ítem de sentido para valorar la noticia. Hemos intentado, pues, trazar pues un período de mediana duración y de  sus respectivas estrategias comunicacionales en tres períodos gubernamentales heterogéneos.

Nuestra pregunta de investigación será, ¿en qué medida el diario El Mercurio de Santiago ha mantenido su línea informativa sobre este acontecimiento?

Las diferencias de este estudio con otros como los de Sunkel y Soto, entre los más relevantes consultados, es que ellos se centraron en la relación entre el medio y su mensaje. Este mensaje se transformó para Sunkel en un discurso elaborado de transformación capitalista generado desde los mismos grupos empresariales. Para Soto, por su parte, el medio no es instrumento de los grupos políticos y empresariales, sino que autónomo en su elaboración que se realiza por el patrón del llamado estilo mercurial, que surge de un trabajo colectivo del medio, en que el editorial es producto de una orientación y consenso en su dirección. De hecho, Soto recalca la importancia que tiene el consejo editorial y su especialización.9

Este estudio trata de la información periodística, y para abordar este aspecto hay que recurrir a la teoría de la Comunicación de Masas, pues la aparición del periódico y el tratamiento de éste como medio de comunicación masivo, es entre otros, uno de los tópicos propios de su génesis. Hay métodos alternativos de efectuar este análisis general, pero uno de ellos tiene relación con el nivel de organización social existente, donde la comunicación tiene lugar, y esto se basa en una estructura piramidal.

Establezcamos que con la evolución de los medios de prensa escritos, ésta se comienza a utilizar como un instrumento político para el avance de partidos o grupos de tendencia, los grados de efectividad y acción de esta metodología son muy variados, dependiendo de las estrategias que se utilicen. Acompaña a lo anterior la comercialización de la prensa. Esto hace suponer la distribución en masa de la prensa escrita y en particular, el periódico "comercial" por dos razones fundamentales: su funcionamiento como una próspera empresa comercial por intereses monopolísticos de la información y su dependencia publicitaria.

Pero el aspecto que más nos interesa es la noticia10, considerada como un hecho actual, inédito, desconocido, de interés general con un grado político. Una de las funciones de la prensa es, precisamente, la informativa. Idealmente, la información es oportuna y veraz, porque  se informa  una realidad  de un hecho concreto, sin manipular  los datos que le competen. A su vez  debe ser inmediata  en su difusión omitiendo los juicios y opiniones del reportero.

Jurídicamente el medio a analizar se constituye como El Mercurio S.A.P. (Sociedad Anónima Periodística), empresa que presta varios otros servicios. En nuestra opinión se puede aplicar a este medio la idea que "es algo más que un elemento o un signo económico: es una institución que afecta con profunda incidencia a diversos planos del acontecer humano"11. Una de esas expresiones, es la permanencia como empresa periodística, y su carácter de empresa periodística familiar ligada a los Edwards.

Una empresa periodística puede definirse como una institución que entrega  información a una sociedad  de una manera periódica  en la que  antepone a cualquier otro objetivo empresarial, la difusión periodística de un conjunto de ideas o principios doctrinales, Por lo tanto, se pueden diferenciar dos corrientes como la materialización de la nota informativa, que permite  que los hechos y noticias puedan difundirse cada vez en mayor medida y extensión. Esto significaría una ventaja en los aspectos relacionados con la prioridad del contenido sobre los fines comerciales y de rentabilidad empresarial en la actividad de una empresa periodística.

Todo medio de comunicación posee una postura definida en que se usará como un patrón de principios para seguir, sin embargo esta puede variar de acuerdo a las circunstancias que la sociedad esté enfrentando.

El diario elige el nombre de acuerdo  a una  ideología o símbolo en que se sienta reflejado, en este caso con el Mercurio mitológico, específicamente el romano que representa al mensajero de los dioses y se identifica con los mercaderes y el comercio. El medio refuerza su interés por la actividad económica. El símbolo es un perfil de una cara de color azul.

El diario El Mercurio de Santiago se imprime actualmente en la  imprenta de la Empresa El Mercurio S.A.P; ubicada en la Avenida Santa María 5542, lugar donde también se elabora su redacción. En los años 70 lo hacía en su edificio patrimonial, hoy monumento nacional (del cual solo subsiste la fachada), en calle Morandé esquina de calle Compañía, en el centro de Santiago.

El diario tuvo originalmente el formato del The Times de Londres, o popularmente denominado «sábana». Con el tiempo ha reformado dos veces más la caja de impresión acercándose al tamaño de Le Monde.  Esta dimensión permite incluir  artículos largos en la misma página, y permite fotografías y gráficos de mayor tamaño. En 1973  el formato del diario era de 40,2 cm de ancho por 54 cm de alto, dividido en 8 columnas periodísticas de 11 picas cada una. Desde ese momento ha sufrido variaciones en 2 ocasiones. El primer cambio, hacia 1980 redujo el ancho a 35,1 centímetros. Ese espacio se dividía en 6 columnas periodísticas de 13 picas de ancho cada una. Luego, en 1986  se redujo nuevamente el ancho hasta lograr el tamaño actual que es de 32,6 cm de ancho (77 picas) por 54 cm de alto a la caja (espacio disponible para impresión). Esta área esta dividida en 6 columnas periodísticas. La publicidad tiene 9 columnas. Todo el contenido periodístico del diario utiliza exclusivamente dos familias tipográficas con sus respectivas variaciones (negrita, itálica, black etc.): la Palatino EM, dibujada especialmente para El Mercurio, y la Griffith Gothic. Estas tipografías son exclusivas del diario y está estrictamente prohibido utilizarlas en contenido que no sea periodístico.

El Mercurio de Santiago está divido por secciones tales como el área Nacional, Internacional, Económica, Artes y Letras y Deporte. El diario se caracteriza por informar principalmente al segmento ABC112 de la sociedad chilena, con un estilo editorial moderado en el lenguaje, conservador en los valórico, y liberal  en lo económico. Los empresarios y funcionarios que ejercen gestiones importantes en el país se guían por los comentarios y opiniones que expresa este medio de comunicación.

4. EL DISCURSO FUNDACIONAL

4.1. Frente a la Unidad Popular

En nuestra opinión el discurso fundacional de El Mercurio no tiene precedente porque aunque como dice Correa (2005) el segundo gobierno de Ibáñez catalizó las críticas del medio a la política y propuso una refundación del país, el período 1970-73  amenazó la existencia misma del diario. Esto no fue un proceso espontáneo sino que se gestó a lo largo de los años 60 y culminó en los 70, con el despliegue por elementos de la llamada Iglesia Joven (influida por sectores marxistas) de un cartel que decía «El Mercurio miente» en la toma de la Catedral de Santiago.

El Mercurio sufrió de constantes ataques por parte del Gobierno de Salvador Allende, debido a que se trató de expropiar el medio, influir en su manejo administrativo, del personal, y  vetar los contenidos informativos y editoriales. Todo ello generó un clima de tensión persistente por ambas partes. El objetivo declarado del Presidente y de su gobierno era expropiar la producción de papel controlar la prensa y su información.  En 1971 diez inspectores y dos abogados se apersonaron en las oficinas del medio y de Editorial Lord Cochrane con objeto de buscar delitos contables. Para justificarla, René González, jefe del Departamento de Investigación de Delitos Tributarios argumentó que era parte de las atribuciones de su repartición fiscalizar las empresas, para lo cual confiscaron los libros de cuentas.13

En 1972 el Ministro de Economía, Orlando Millas, declaró la necesidad de traspasar al "área social" la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones, si esto se producía era evidente que El Mercurio no podría imprimirse. Hubo de hacerse una campaña pública para impedir el traspaso de propiedad al Estado, que tuvo como lema «La papelera, no». Asociado a ello, se produjo la fijación del precio del papel, que sumió en una crisis a la CMPC y al grupo Matte, su controlador, tuvo su primera satisfacción cuando en octubre de 1973, apenas un mes después del 11 de septiembre, se liberalizó el  precio del papel.14

Paralelamente en el congreso y en la prensa oficial se difundió una denuncia  sobre la participación de integrantes con armamentos en este medio de comunicación, lo que llevó a una investigación minuciosa sobre lo dicho. Por petición  del Ministro del Interior, José Tohá, se  designó un Ministro en visita, pero luego de efectuarse el trámite correspondiente se comprobó la falsedad de la denuncia

Durante el tiempo del gobierno de Allende  el diario sobrellevó  varios atentados contra la infraestructura y personal lo que aumentó la oposición de la empresa periodística hacia las autoridades por las  violentas acusaciones emitidas.

"A raíz de haber producido una declaración del Presidente del Partido Nacional, Senador Sergio Onofre Jarpa, en que la colectividad denunciaba los atropellos del Gobierno a la Constitución y a la Ley, insistiendo en declaraciones ya hechas por los tribunales y respaldadas por el Congreso, en orden a la quiebra del estado de derecho, el Gobierno demandó ante los tribunales a las autoridades de esa colectividad política y pidió sancionar a El Mercurio con la suspensión de sus ediciones. El Ministro de la  Corte de Apelaciones designado para sustanciar la causa, Señor Raúl Moroni, acogió la petición y ordenó suspender por seis días a nuestro diario"15

Mónica Rojas, periodista del diario mencionado señala: "El Mercurio estaba siendo presionado en forma reiterada por la Unidad Popular, a través de censuras, denuncias y querellas por infracción a la Ley de Seguridad Interior del Estado. Incluso, en junio de 1972 el diario no salió a circulación por orden judicial (fue la primera vez en toda su existencia que ello sucedía)."16

Hermógenes Pérez de Arce, columnista y abogado, relata que  "Hubo un conflicto interno entre el personal" en El Mercurio de Santiago, porque se estaban formando grupos para adquirir el mando y dirección de este medio de comunicación. Por consiguiente "Se querían tomar el diario, todos esperábamos el golpe por  parte de los marxistas". A pesar de ello, prosigue, "La mayoría del personal era de derecha  por eso que fue muy fuerte el apoyo hacia la empresa", a raíz de los constantes ataques contra la infraestructura del medio de comunicación en que "tiraron piedras, estallaron bombas, a veces encontramos todo desbaratado". 17

4.2. El Mercurio frente al Gobierno Militar

"En el período que va de septiembre de 1973 de abril a 1975 se dio una fuerte lucha a nivel gubernamental entre dos proyectos económicos distintos: aquel que perseguía una intensificación del proceso de industrialización y otro que se diseñaba de acuerdo al programa neo-liberal y que tenía como objetivo la reestructuración del modelo de desarrollo capitalista que se había aplicado en  Chile".18 Para algunos autores, entre ellos Sunkel más señaladamente, el papel del diario fue educar a la burguesía industrial nacional en el proyecto neo-liberal, en cambiar los hábitos y mentalidades de la población que se había mostrado ineficiente.

"El Mercurio difunde un discurso político que tiene varios elementos importantes. Un primer gran elemento, que perdurará por mucho tiempo, se comienza a perfilar en los meses inmediatamente posteriores al Golpe Militar: El Mercurio participa activamente en la construcción de una memoria histórica.".19 Quizás el aspecto más relevante de esa memoria histórica consistió en la elaboración de una imagen del marxismo como un enemigo poderoso que intentaba destruir a Chile y su pueblo.

En la construcción de esa imagen El Mercurio utilizó (especialmente en los días posteriores al golpe Militar) una gran cantidad de material fotográfico en el que se mostraba el armamento con el cual, según El Mercurio quería mostrar el daño causado:

 "el Gobierno Militar está englobada en el concepto de emergencia como aquél que devolverá el país a la normalidad económica primero y restitución de la normalidad política"20

Esa identidad con el Gobierno Militar existió. En la selección de Miguel González Pino de "La semana política", comentario político del equipo editorial del diario, se incluye  el 16 de septiembre de 1973 un juicio sobre el carácter fundacional militar.  El fin del régimen allendista era una confrontación entre los soldados chilenos, «que lucharon valientemente», contra «milicianos chilenos y extranjeros, fuertemente armados». La guerra civil era fomentada por el propio Allende -seguimos el comentario político- que tenía como beneficiaria a su propia coalición de gobierno. La base del nuevo gobierno era la carencia de un poder legítimo, y la sensación que «Circunstancias ajenas a las Fuerzas Armadas y Carabineros han determinado pues que estas instituciones profesionales y apolíticas tengan ahora que fundar un régimen constitucional, que de garantías a todos los chilenos ... Este régimen se ha iniciado en una dura lucha contra el cáncer marxista -para emplear la expresión del miembro de la Junta general Leigh- y se ha propuesto no incurrir en los errores que hicieron posible la dramática situación que el país vive a partir de 1970».21

La totalidad de los periodistas entrevistados para la elaboración de este trabajo de investigación señalaron la importancia que tuvo a favor del medio el golpe militar como lo indica el profesional Werner Arias. "Este hecho devolvió al medio de comunicación la confianza en que el diario podría subsistir, por cuanto durante la época de la Unidad Popular sufrió toda clase de ataques, incluso desde su flanco interno, porque se habían formado los CUP (Comités de la UP) entre sus trabajadores, que actuaban en consonancia con el régimen, que quería apropiarse de este medio."22

Al fin y al cabo los periodistas del medio fueron actores y testigos de los hechos23. Pero sin embargo, se enfatiza que la objetividad  "contribuye la línea editorial de cada medio de prensa, de los intereses corporativos o de grupos que ejercen presión, de los intereses personales, e incluso, ignorancia respecto a un determinado tema, ya que la falta de información es otro factor que puede  dar, sin quererlo, una versión unilateral o parcial", según las declaraciones emitidas por el periodista Marco Antonio Devoto.24

En el caso del periodista Arturo Fontaine, ex decano de periodismo en la Universidad Santo Tomás. Se desempeñó como editor en El Mercurio de Santiago durante los años 1966 hasta 1982, hasta que fue despedido por decisión de Agustín Edwards. Manifestó que este medio de comunicación "Tuvo un papel predominante en el gobierno de Allende por las críticas constantes que se hicieron a través de los artículos"25 y fue atacado  justamente por la amenaza que este sistema político sostuvo durante los 1000 días en que guiaron a Chile.

Fontaine puntualiza que "Hubo amplia información en forma negativa hacia Allende y el golpe se apoyó porque fue la única solución que se vio en ese minuto para ordenar el país", debido al mal manejo administrativo que estaba llevando a la nación a la perdición económica, valórica e incluso a la misma seguridad ciudadana.

Otros profesionales destacan que: "La censura establecida en esa misma fecha; la autocensura de los periodistas; los intereses ideológicos de las fuentes informativas; la clausura de medios, el desfinanciamiento de la empresa opositora" son causas que impiden escribir los artículos sobre el tema.26

Luego del Golpe militar sólo se permitió la circulación de los diarios  El Mercurio de Santiago y La Tercera,  puesto que la información publicada fue controlada por la situación que vivía el país, donde estos medios tuvieron que regirse por el Decreto de Ley N° 14 que prohibía cualquier impreso que amenazará las buenas costumbres o valores.

Por consiguiente este medio de comunicación tomó un rol, como indicó Fontaine, para poder facilitar una reconstrucción de la sociedad quebrantada por el marxismo que trató de apoderarse del país para logra fines propios. "Fue necesario crear una imagen a la opinión pública sobre el gobierno militar"27. Refiriéndose a la persuasión en la línea editorial especificó que se optó  por dirigirse al gobierno de turno siempre con halagos, pero  "luego se critica (...)  incluso el de Lagos".28 Este punto de vista es reiterativo en Fontaine, en 1980, decía a la Revista del Domingo que el diario "siempre busca alentar los aspectos positivos de la marcha del país. No se define como oficialista ni opositor, salvo en el régimen de Allende, en que estaban comprometidos principios inherentes a la esencia de la nación chilena. El Mercurio ha procurado apoyar a todos los gobiernos en sus iniciativas de bien público, sin perjuicio de criticar las decisiones que le aparecen objetables. "29

Ese discurso,  constituye el nervio de la persuasión ejercida por el medio: precisamente por eso Sunkel ha postulado que El Mercurio asume la dimensión de gran prensa, de objetividad y distancia como particularidad frente a los otros medios, pero hace de esa aproximación su forma de persuadir.30

El hecho que El Mercurio apoyara al Golpe Militar significó cierta zozobra económica. El periodista  Marco Devoto acota que:  "Desde el punto de vista del mercado, el golpe de Estado dejó a El Mercurio y La Tercera como los únicos diarios, al menos en la capital. Pero esto no fue garantía de estar libre de riesgos económicos, puesto que hubo un segmento de la población que no lo compraba por ser el diario partidario del régimen militar. Esos riesgos se hicieron patente en los '80, con la crisis económica. En lo periodístico, además, se generó una importante tendencia a la autocensura, incluso entre los reporteros, lo que se ha suavizado en cierta medida en los últimos años."31

5. IMAGEN DEL GOLPE MILITAR. LA FASE OPTIMISTA

Teniendo en cuenta el material y las disimilitudes de su visión del 11 de septiembre, los autores han estructurado tres fases consecutivas que dan cuenta del desplazamiento -simbólico- del 11 de septiembre de 1973. La cuestión tiene mayor importancia si se piensa que El Mercurio adhiere al mismo, pero que tiene un giro polémico desde 1982, año de la crisis económica, y se acentúa a partir de 1990. En nuestra opinión se pasa gradualmente de la visión optimista a la neutra para, en los últimos años considerar aspectos negativos dentro de la consideración neutral. O dicho de otra manera, sin abandonar un tono neutral, se dan más elementos negativos en su consideración general.

Por cierto la adhesión del medio al Golpe Militar  no tiene fisuras en la primera etapa del Gobierno Militar. De ese modo a la pregunta ¿Apoya al Golpe militar de 1973? Los artículos medidos arrojan un 64% de valoración positiva contra un 36% sin valoración y puramente informativo.

Contenido de los Artículos: ¿Apoya al Golpe Militar de 1973

Año 1973

 

Los contenidos de las  publicaciones de los días 13, 14 y 15 de septiembre reflejan 64% (32 artículos) favorables al Golpe Militar de 1973, y un 36% (18 artículos) No Clasificado, de carácter informativo, en esta especial coyuntura no están artículos con contenido Desfavorable o Neutro. Esta proporción aumenta en 1974 (82%, 41 artículos). Favorable al Golpe Militar de 1973, posteriormente 8% (4 artículos) Neutro y un  18% (9 artículos) No Clasificado. No hay artículos contenido Desfavorable.

Contenido de los Artículos: ¿Apoya al Golpe Militar de 1973?

Año 1974

6. LA FASE PESIMISTA

La crisis económica de 1982 generó una creciente agitación social y política. Como detonante de una progresiva oposición, este hecho empieza a cambiar la valoración del 11 de septiembre. En esos momentos si bien El Mercurio apoya el Golpe Militar presenta una visión contradictoria, que empieza a valorar la fecha como conflictiva social y políticamente.

¿Cómo se refleja esto?  El Mercurio empieza a reducir al máximo la fecha del 11 de septiembre. En 1988, por ejemplo, los contenidos de las  publicaciones de los días 10, 11 y 12 de septiembre se reducen sensiblemente y porcentajes muy reducidos? 6% (3 artículos)  de Favorable, 8% (4 artículos) de Desfavorable, un 4% (2 artículos) de Neutro y 3% (1 artículo) de  No Clasificado.

7.  LA FASE REVISIONISTA

Una fase nueva se inicia en 1990 con el cambio de Gobierno. El Mercurio actualiza su discurso comunicacional. Hay reformas acotadas por ejemplo en relación a Artes y Letras, que cambia su director, Jaime Antunez, por Pedro Gandolfo, con un discurso claramente aperturista.  Además pasa del sello católico a uno liberal.

Pero todo esto tiene relación con los cambios en el país. En principio son imperceptibles, pero tienen relación con la forma de tratamiento periodístico y se trata de que El Mercurio admite una visión negativa del Golpe Militar de 1973. Podemos discutir si esto son cambios proactivos, si hay un cambio de los responsables del medio, si las nuevas generaciones de periodistas tienen influencia en el cambio, etc. A nuestro modo de ver el diario no impulsa cambios, pero va evolucionando con ellos. En este sentido el discurso del diario sin variar su postura liberal sintoniza gradualmente con la evolución de la opinión, de acuerdo a los cambios registrados en la misma época por las encuestas del Centro de Estudios Públicos. En otras palabras al abrirse a posturas más liberales, el medio da espacio a los elementos contradictores de su discurso y evoluciona con ellos en el mismo sentido. De ese modo lo que apreciamos es la reducción del énfasis optimista, la ampliación del arco neutro del discurso (generalmente histórico, de gran amplitud, comparativo con grandes procesos europeos) y la aceptación de la crítica.

Ello se no se produce inmediatamente. Al inicio de la transición, con Patricio Aylwin,  hay un alto índice de artículos positivos, los que alcanzan en 1990 a un 22% de evaluación favorable al Golpe Militar de 1973. Pero un año después dicha proporción baja al 14%, y se mantiene estable hasta 1992. Solo sube con los veinte años de aniversario, en 1993, cuando llega a un 24%.

Se puede comprobar que en el inicio de este Gobierno las publicaciones favorables son altas, luego desciende durante el período, pero al finalizar vuelve a acrecentar, debido a que Eduardo Frei asume el gobierno, también de la Concertación. Por consiguiente  podría ser una manera en que el diario enfatice subliminalmente lo que causó el derrocamiento de la Unidad Popular, a través de mayor cantidad los artículos referidos al Golpe Militar.

En tanto, los artículos desfavorables y no clasificado tienen una leve variación, no así, los neutrales que aumenta por sobre los desfavorables.

Gráfico N° 3. Artículos publicados según clasificación de su contenido durante el Gobierno de Aylwin

El año 1974, fue aquel que mayor énfasis los artículos favorables lograron, posteriormente con una caída que no recuperó a ese nivel, sino que aumentó cuando se cumplieron los diez años de aniversarios, vale decir, en 1983 con un 26% y finalmente los tres últimos años se mantuvo con una periferia baja, pero estable.

Las noticias desfavorables, neutrales y no clasificadas conservan una constante que no influye en forma positiva

7. LA FASE PESIMISTA

El declive iniciado en 1990 tiene pocos paliativos. En 1999 apenas alcanza al 14% (7 publicaciones), sin compararse a los años anteriores, aunque es evidente que la declinación del 11 de septiembre se relaciona, en nuestra opinión, con las protestas antigubernamentales de los 80. Desde 1990 las noticias desfavorables y neutrales al 11  de septiembre, aumentan debido a la difusión de la parte más oscura del Régimen Militar.  Solo 1998 rompe esta tendencia, debido a la preocupación por la salud del ex Presidente Pinochet, retenido en Londres, para entonces hay un 4% de opiniones favorables, lo que equivale a 6 publicaciones  a su favor. Las noticias no clasificadas manifiestan un comportamiento muy similar a las noticias favorables, sin embargo a menor escala

Gráfico N° 4. Artículos publicados según clasificación de su contenido durante el Gobierno de Eduardo Frei 1994-2000.

Durante la segunda presidencia de la Concertación, en manos de Eduardo Frei, las noticias favorables al 11 de septiembre pierden fuerza en la medida que se agota su período de Comandante en Jefe del Ejército.  Así, en 1994 la proporción favorable es del 14% y baja drásticamente  en 1997 a un 4%, manteniéndose estable en 1998, año que detienen a Pinochet en Londres. Sin embargo al finalizar el gobierno de Frei el porcentaje de los artículos favorables aumentan en un 14%, situación similar que al gobierno anterior.

Podemos cruzar estas mediciones con que se expresan varios tópicos de la transición, tanto para la centroderecha como para el oficialismo y la izquierda. Primero que la evaluación subjetiva del bienestar material es positiva, incluso respecto en los identificados con la izquierda marxista. Percepción que se contrapesa con la aseveración que en Chile "nunca hubo tortura en el Régimen Militar", que es rechazada por todos los sectores, incluso la derecha. Solo cambia el énfasis al atribuirle aquella última un "carácter ocasional", y  los demás grupos políticos el carácter de "práctica común".32 Por lógica consecuencia, en la centroderecha aumentan los que atribuyen responsabilidad a las Fuerzas Armadas, y los que en los demás estratos  identifican los soportes sociales del régimen militar.

Los contenidos de las  publicaciones de los días 10, 11 y 12 de septiembre  de 1990 reflejan 22% (11 artículos)   Favorable al Golpe Militar de 1973, posteriormente 4% (2 artículos) Desfavorable y un 8% (4 artículos) No Clasificado. En cambio no están representados los artículos con contenido Neutro. Por tanto, llama la atención que las noticias favorables y no clasificadas reflejan un repunte notorio después de la entrega del mando del Ejército, esto se debe al recuerdo sentimental hacia la persona del General Augusto Pinochet Ugarte.

Las publicaciones desfavorables y neutras presentan variaciones erráticas y constantes parecidas, pero menor escala al gráfico del Presidente Aylwin. Ya que, el diario se presenta con una postura más plural y controversial del 11 de septiembre.

Las publicaciones favorables son mayores que las desfavorables, excepto en 1993, que a pesar de cumplir 20 años del Golpe Militar, la campaña política efectuada por el presidente Patricio Aylwin superó el recuerdo de las gestiones del Gobierno Militar, como también se puede apreciar esta misma evaluación en 1998, porque fue detenido el ex mandatario Augusto Pinochet, circunstancia que mantuvo al país en gran tensión por tratar de vengar las violaciones cometidas contra los derechos humanos. Sin embargo, los artículos favorables se aprecian en su mayoría durante estos últimos 27 años.

En 1994 obtuvo 2796,75 de proporción de centímetros por columnas, pero en 1995 aumentó a 5596,75 en área brindada por el medio de comunicación en estudio, sin embargo se puede comprobar una declinación de 2180. En 1996 se mantuvo estable hasta 1998 con un espacio de 2259,25, en cambio en 1999 al finalizar el gobierno de Frei,  los antecedentes muestran de una manera clara que desciende a 5852  centímetros. Se podría deber a la situación conflictiva que se vivió con  el General Augusto Pinochet, porque se tuvo que luchar por los derechos como ciudadano chileno en el exterior, problemática que fue mencionada a nivel internacional, como también puede ser una forma de reflexionar para que los hechos ocurridos hace 29 años no vuelvan a suceder, puesto que se produce un cambio de Gobierno, que asume Ricardo Lagos, quien es militante socialista.

El año 2000 tiene una característica, los contenidos favorables y neutros se equilibran en cerca de 5. Hay 4 No Clasificados. Si bien no hay desfavorables, se rompe la hegemonía de los artículos favorables.

Contenido de los Artículos: ¿Apoya al Golpe Militar de 1973?

Año 2000

 

8. CONCLUSIONES

Se podría decir, que a pesar que el diario apoyó rotundamente la gestión del Gobierno Militar, se debe a que en el país fue necesario aplicar un régimen para su reconstrucción social, política y fundamentalmente económica, luego de la crisis integral de los 1.000 días de Allende.

El Mercurio emergió con un discurso persuasivo, que tuvo más influencia en lo económico que en lo político según demuestra Soto. Gracias a eso configura un ámbito de influencia, dirigiéndose siempre a la élite que se guía e informa a través de este medio, fortalecido por haber jugado un rol esencial en el Golpe Militar. Pero ello no impide observar que en los 90  el discurso y la orientación de los artículos en El Mercurio han cambiado notoriamente. Con ello se agudiza la percepción que este cambio de orientación -respecto del 11 de septiembre- venía de la época de las protestas (1982-1987), cuando la fecha se volvió crecientemente conflictiva. El gráfico siguiente es claramente ilustrativo de este tránsito.

Gráfico N° 1.   Artículos publicados según clasificación de su contenido entre los años 1973-2000

En este gráfico están contemplados los 404 artículos  publicados por el diario durante los días 10, 11 y 12 de septiembre entre los años 1973 al 2000.

Se clasificaron los artículos considerando cuatro categorías: favorable, desfavorable, neutro y no clasificado, que reflejan el grado de apoyo al Golpe Militar de 1973.

A través de este gráfico, se puede apreciar claramente que a medida que el tiempo transcurre, las noticias favorables bajan inicialmente en forma violenta, posteriormente se mantienen en forma errática durante el resto del período, pero con un decrecimiento menor.

Gráfico N° 68. Artículos publicados según  la Proporción de Centímetros por Columnas de los días 10, 11 y 12 de septiembre  en el Gobierno Militar

Este otro gráfico muestra la proporción de centímetros por columnas otorgada por el diario El Mercurio de Santiago a los artículos publicados relacionados con el Golpe Militar durantes los días 10, 11 y 12 de septiembre en el período del Gobierno de Augusto Pinochet Ugarte.

El año 1974 alcanzó a 15026 centímetros por columna de área, posteriormente con el transcurso de los años se comprueba una caída que no vuelva a conseguir durante 17 años, sino que aumentó cuando se cumplieron los diez años de aniversarios, vale decir, en 1983 con un 4839.5 de espacio, y finalmente los tres últimos años se mantuvo en un perfil bajo, pero estable.

Esta información la podemos unir al gráfico inmediatamente anterior. En la medida que los años transcurrieron pasaron dos cosas al mismo tiempo: una, la cobertura periodística favorable se transformó mayoritariamente en neutral,  y  aumentó la cobertura desfavorable, y dos, decayó sensiblemente la cantidad de centímetros por columna dedicados al tema, en parte porque el diario consideró crecientemente al 11 de septiembre una fecha conflictiva, donde la celebración del día se hizo más bien excepcional.

En 1974, fue el año donde los artículos publicados con una evaluación favorable al Golpe Militar alcanzó su máximo esplendor con 41 artículos equivalente a un 82% de total. A continuación declina notoriamente hasta 1978 que repunta con 11 artículos (22%), debido que  el Gobierno Militar  evitó la guerra con Argentina. En 1980 se publicaron 3 artículos (4%), ya que en ese año se efectuaron las elecciones para cambiar la Constitución, que por cierto fue aceptada por un 67.4%.

En este gráfico se puede acreditar que en este Gobierno, no llevó a cabo una campaña comunicacional sobre el Golpe Militar y esto le significó que durante los últimos diez años de régimen, las noticias favorables disminuyeron a la más baja expresión.

Entre los años 1984 y 1985 descendió de 4 a 2 artículos (8% a  2%), porque en el país se comenzó a vivir un clima complejo, ya que empieza a afectar la crisis económica, además nacen los partidos políticos y movimientos sociales que amenazaron a la seguridad de Chile.

En el análisis elaborado se puede concluir que el diario mayoritariamente ha informado favorablemente sobre este hecho, pero hay que tomar en cuenta que se trata de un balance declinante. Donde los años más lejanos tienen la mayor cantidad de informaciones positivas y los más cercanos equilibran progresivamente sus contenidos. De todas maneras el único año negativo en su periodo de Gobierno Militar fue 1988, año del plebiscito. Similar situación se vive diez años después, en 1998, debido a los juicios contra los uniformados implicados en violaciones a los derechos humanos, que son enjuiciados a nivel nacional e internacional, como fue el caso del General Augusto Pinochet Ugarte.

Se da la paradoja que editorialmente en 1998  la postura editorial del diario fue favorable al regreso inmediato del senador Pinochet desde Londres, pero su tendencia informativa es cada vez más distante del 11 de septiembre y se ha acomodado al ambiente de los últimos años donde la Concertación ha administrado el país. En este sentido, tras un primer período de distancia, El Mercurio ha competido igual que cualquier otro medio por  adquirir -a como dé lugar- informaciones de las violaciones de los derechos humanos,  y ha hecho un juicio crecientemente adverso a las violaciones de los Derechos Humanos y al papel de militares en ello. El discurso inicial del diario, sobre todo editorial, de dar vuelta la hoja y mirar el futuro, se ha tronchado en estos últimos años en sentido inmerso.

En lo que respecta al espacio que el diario ha otorgado los días 10, 11 y 12 de septiembre, a las noticias referidas al Golpe Militar durante estos 27 años, éste ha disminuido. Un aspecto que puede explicar la evolución de El Mercurio en el tema, es la convicción en el último período que el 11 de septiembre representa un cúmulo de emociones negativas. Hemos aludido a la investigación de  Jorge Manzi y su equipo para mostrar este aspecto, pues en todos los  grupos etáreos (18 a 28, 29 a 44, y 45 a 60) el 11 de septiembre se percibe como un hecho negativo, independiente si hay justificación o no. Es interesante que la generación mayor, la más proclive al 11 de septiembre es también la de emociones más negativas hacia ella. Pero resulta saber que «la generación más distante de los hechos tiene una imagen más negativa de los mismos, proyectando en ellos mayor conflictividad»33.

Aplicado esto a la memoria en construcción de los años 90, se puede afirmar que este estudio sobre el mensaje de El Mercurio coincide íntegramente con las percepciones testeadas por Manzi y otros (2003) de adherentes a la centroderecha, en el mismo período, evolucionando a la par. Tal como la opinión  de sus afines, se asume la carga de los Derechos Humanos para las Fuerzas Armadas, pero se guarda como activo el  progreso y conducción económica.

En el caso de los periodistas que han ejercido en este medio de comunicación masiva, se puede comprobar una evolución notable, desde las entrevistas al grupo fundacional ligado al 11 de septiembre, que sentían al Gobierno de Allende como inminente amenaza, y los que se forman en los años 80, en el ambiente de fuertes protestas contra el Gobierno Militar, y luego con la apertura democrática. Esta actitud de los periodistas es consecuente con una conclusión que desliza Manzi: que los cambios se acentúan respecto de la experiencia personal ante el 11 de septiembre y las diferencias generacionales, la generación mayor tiene la clara percepción que el 11 de septiembre tuvo apoyo social.34

Con el paso de los años la mentalidad de los profesionales en El Mercurio ha sufrido un cambio, y por tanto un distinta identidad política, es decir mayor  pluralidad política entre quienes escribieron los artículos. Hermogénes  Pérez de Arce señaló en esta perspectiva, de modo intuitivo, que en su opinión los  periodistas del medio eran críticos al Gobierno Militar. De acuerdo a su visión, tomando los columnistas del medio de 7 columnistas, 4 los consideraba de izquierda y 3 de derecha. Más allá de ser o no una medición científica, refleja, en nuestra opinión el reacomodo del medio periodístico a los cambios políticos y sociales, en un medio históricamente adherido al 11 de septiembre de 1973.

Gráfico N° 2.  Artículos publicados según clasificación de su contenido durante el periodo 1973-1989.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

Alvear Urrutia, Jorge, La Verdad sobre El Mercurio, Editorial Universitaria. (Santiago de Chile, 1987).        [ Links ]

Ander - Egg, Ezequiel, Técnicas de Investigación Social, Editorial Humanitas (Buenos Aires).        [ Links ]

Cárdenas, Claudia, Los Mil Días de Allende. Centro de Estudios Públicos (Santiago de Chile, 1997)        [ Links ]

CMPC Tradición y futuro 1920-2000, CMPC [Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones] (Santiago de Chile, 2000).        [ Links ]

Correa Sutil, Sofía, Con las riendas del poder. La derecha chilena en el siglo XX (Editorial Sudamericana, Santiago de Chile, 2005)        [ Links ]

Desantes Guanter, José María, La Información como Deber,Editorial Ábaco (Buenos Aires, 1994).        [ Links ]

D'Elia, Gustavo Eduardo, Teoría de las Probabilidades Estadísticas Matemáticas, Editorial Alsina (Argentina,  2001)        [ Links ]

Dooner, Patricio, Periodismo y Política.  La prensa de derecha e izquierda 1970-73, Editorial Andante (Santiago de Chile, 1989).        [ Links ]

Durán, Claudio, «El Mercurio contra la Unidad Popular. Un ejemplo de propaganda de agitación en los años 1972 y 1973». En  revista Araucaria (diciembre de 1982).        [ Links ]

Durán, Claudio y Ruiz, Carlos, «La ideología de El Mercurio y la política de la oposición», en Revista de la Universidad Técnica del Estado, volumen especial N 13/14 (marzo-junio 1973).        [ Links ]

Lobos, Henry, Tratamiento de la prensa escrita chilena sobre la pena de muerte durante el período 1952-1985, tesis para obtener el grado de Licenciado en Ciencias de la Comunicación, Universidad Bernardo O´Higgins (Santiago de Chile, 2000).        [ Links ]

Hernández Sampari, Roberto, Metodología de la Investigación, Editorial MCGraw -Hill (México D. F., 1991).        [ Links ]

González Pino, Miguel, «La historia reciente de Chile a través de La Semana Política», en Estudios Públicos, 46 (Santiago de Chile, otoño 1992), pp. 365-614.        [ Links ]

Kayser, Jacques, El Diario Francés, Editorial A.T.E.  (1982).        [ Links ]

Manzi, Jorge y otros, «El pasado que nos pesa: La memoria colectiva del 11 de septiembre de 1973» en Revista de Ciencia Política, Vol. XXIII, N° 2, Pontificia Universidad Católica de Chile (Santiago de Chile, 2003), pp. 177-214.        [ Links ]

Martínez, Albertos, José Luis, La noticia y los comunicadores públicos, Pirámide (Madrid, 1978).        [ Links ]

Ossandon, Fernando, «El Mercurio y la represión, 1973-1978«, en Reyes Matta, Fernando, Ruiz, Carlos y Sunkel, Guillermo, editores, Investigaciones sobre la prensa en Chile (1974-1984), (Santiago de Chile, 1986).        [ Links ]

Pelaez y Tapia, José, Historia de El Mercurio, El Mercurio (Santiago de Chile, 1927).        [ Links ]

Pellegrini, Silvia, Políticas de Información, Pontificia Universidad Católica de Chile  (Santiago de Chile.1989)        [ Links ]

Rosewary, Righter, El Control de la Información, Editorial Pirámide, (Madrid, 1982)        [ Links ]

Silva Castro, Raúl, El Mercurio de Santiago 1900-1960 (Santiago de Chile, 1960).        [ Links ]

Silva Castro, Raúl, Prensa y Periodismo en Chile 1812 - 1956, Ediciones de la Universidad de Chile (Santiago de Chile, 1958).        [ Links ]

Soto, Ángel, El Mercurio y la difusión del pensamiento político económico liberal 1955-1970, Centro de Estudios Bicentenario (Santiago de Chile, 2003). 1ª edición, 1995.        [ Links ]

Sunkel, Guillermo, El Mercurio, 10 años de educación política -ideológica, 1969-1979 (Santiago de Chile, 1983.)        [ Links ]

Sunkel, Guillermo, «El Mercurio como medio de educación política -ideológica  (1969-1979)», en Fernando Reyes Matta y otros, editores Investigación sobre la prensa en Chile (19174-1984), (Santiago de Chile, 1986).        [ Links ]

Tallón, José, Empresa y Empresario de la Información, Editorial Dossat, S.A.,  España, (Madrid. 1981.)        [ Links ]

Willike Balmaceda, Karin, El tratamiento dado por el diario El Mercurio de Santiago al Golpe militar de 1973 (1973-2000), Tesis para optar al grado de licenciado en Ciencias de la Comunicación, Universidad Bernardo O´Higgins (Santiago de Chile, 2003).        [ Links ]

http://www.abacq.net/imagineria/cronnolo.htm

http://www.tercera.cl/sitios/once/

http://www.stormpages.com/marting/dicta.htm

Entrevistas

Alarcón, Mauricio, Periodista de El Mercurio de Santiago. Entrevista. 17-09-02

Arias Aeschlimann, Werner, Entrevista 10-09-02.

Arancibia, Patricia.  Entrevista el 10- VI-2002

Devoto, Marco Antonio Periodista El Mercurio. Entrevista 11-09-02

Errázuriz, María José, Periodista de El Mercurio de Santiago. Entrevista 06-09-2002

Fontaine Aldunate, Arturo, entrevistado el 19-VI-2002.

García, Richard. Periodista de El Mercurio de Santiago. Entrevista 06-09-02

Gática, Marco, Periodista de El Mercurio de Santiago. Entrevista 02-12-02`

Mendez, Javier, Periodista de El Mercurio de Santiago. Entrevista 07-09-02

Molina, Pilar, Periodista de El Mercurio de Santiago. Entrevista 06-09-02

Norambuena, Paulo, Periodista de El Mercurio de Santiago. Entrevista 02-12-02

Muga Muñoz, Ricardo, Periodista El Mercurio. Entrevista 11-09-02

Pérez de Arce, Hermógenes, entrevistado el 14-VI-2002.

Rojas, Mónica, Periodista de El Mercurio. Entrevista 28-08-02.


1 Proyecto Fondecyt "Relaciones civil-militares 1990-2005. Estereotipos, agenda de defensa y medios de comunicación", Número 1040207 Consejo: Ciencia. Duración: tres años.

2 Jacques Kayser El diario Francés, Editorial A.T.E.,1982, p. 82.        [ Links ]

3 Los autores han normalizado los conceptos utilizados teniendo en cuenta una serie de elementos. Primero que nada que la expresión Pronunciamiento Militar, con que también se conoce la acción del 11 de septiembre de 1973 es cuestionada por algunos especialistas, sin tomar en cuenta que aparte del uso apologético representa una tipología crítica, expuesta in extenso  por Miguel Alonso Baquer en El modelo español de pronunciamiento (Rialp, Madrid, 1983)         [ Links ] y Julio Busquets Bragulats y Julio Busquets, "Los pronunciamientos militares en España". Revista del Instituto de Ciencias Sociales, 11, 1968, pp. 53-77;         [ Links ] y el citado y Juan Carlos  Losada en Ruido de sables. Las conspiraciones militares en la España del siglo XX (Crítica, Barcelona, 2003).         [ Links ] Pese a ello  hemos sustituido esta expresión por Golpe de Estado, siguiendo la idea francesa, que en nuestra opinión es idéntica en su esencia a la española. Un texto clásico acerca de las ambigüedades del tema en G. Naudè, Consideraciones políticas sobre los golpes de Estado (Tecnos, Madrid, 1998).         [ Links ] En cuanto a la denominación de Régimen Militar ella no excluye, como se podría pensar, la de Dictadura, pues el énfasis de los autores está en describir la percepción de un sistema político, asimilable en nuestra opinión al modelo militar burocrático. Como matiz propio de nuestra interpretación pensamos que una característica  del Régimen Militar fue que su rasgo constituyente, aspecto sugerido por la lectura del artículo del profesor de la Universidad de Murcia, y experto en Schmitt y Freund, Jerónimo Molina, «La Constitución como golpe de Estado» en Razón Española, N. 135 (Madrid, enero - diciembre 2006), pp. 9-27.         [ Links ]  Por cierto, la tipología del Régimen Militar corresponde al modelo militar tecnocrático del Cono Sur, expuesto por G. O´Donnell.

4 Jorge Manzi, y otros, «El pasado que nos pesa» en Revista de Ciencia Política, Vol. XXIII, N° 2 (Santiago de Chile, 2003), pp. 177-178.        [ Links ]

5 Jorge Manzi, y otros, Ob. cit., p. 178.

6 Jorge Manzi, y otros, «se empleó como criterio de referencia el momento en que estas personas [encuestadas] tenían 18 años», Ob. cit, p. 180.

7 Karin Willike Balmaceda, El tratamiento dado por el diario El Mercurio de Santiago al Golpe militar de 1973 (1973-2000), Tesis para optar al grado de licenciado en Ciencias de la Comunicación, Universidad Bernardo O´Higgins (Santiago de Chile, 2003).        [ Links ]

8 Sofía Correa Sutil, Con las riendas del poder. La derecha chilena en el siglo XX (Editorial Sudamericana, Santiago de Chile, 2005) p. 52        [ Links ]

9 Angel Soto, El Mercurio y la difusión del pensamiento económico liberal 1955-1970, Centro de Estudios Bicentenario (Santiago de Chile, 2003, 2ª edición) pp.40-41.        [ Links ]

10 De acuerdo a la teoría periodística, los elementos que forman parte de un hecho noticioso se pueden clasificar de la siguiente manera:

1.-  Hecho: qué ha sucedido

2.-  Sujeto: quién realiza la acción

3.-  Tiempo: cuándo sucedió

4.-  Lugar: dónde se llevó a cabo

5.-  Finalidad: para qué o por qué se efectuó

6.-  Forma: cómo se realizó.

"Las seis preguntas responden a las interrogantes que suelen hacerse cualquier persona interesada en la información. La respuesta determina la amplitud de la noticia. No siempre es necesario responder a las seis; ello dependerá de las características de cada hecho noticioso, pero con frecuencia se responde por lo menos a cuatro. Con este mínimo de respuestas el receptor identifica rápidamente la noticia", Henry Lobos, Tratamiento de la prensa escrita chilena sobre la pena de muerte durante el período 1952-1985, tesis para obtener el grado de Licenciado en Ciencias de la Comunicación, Universidad Bernardo O´Higgins, 2000, p. 56.        [ Links ]

11 José Tallón, Empresa y Empresario de la Información, Editorial Dossat (Madrid. 1981),  p. 4.        [ Links ]

12 Estrato socioeconómico más alto de la sociedad chilena.  Se calcula en un 10,40% de la población, tiene un ingreso familiar de $ 2.866.000 mensuales. Tiene en un 95% automóvil, reside de preferencia en comunas del Gran Santiago como Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, Providencia, y Ñuñoa. Existen las categorías ABC1, C2, C3, D y E. En la actualidad los medios y empresas se están dirigiendo al estrato C3 que compone el 24,70% de la población, con ingresos familiar promedio de $ 517.000. Clasificaciones aludidas en Alejandro Sáez Rojas, «El nuevo poder popular», El Mercurio, 22-V-2005, B 3.

13 El episodio relatado por la crónica periodística de La Segunda, 14-I-1971, "Comenzó intervención en El Mercurio"

14 Fue la primera liberalización de precios efectuada, apenas un mes después y anunciada por el Ministro de Economía Fernando Lens, quien incluyó 33 productos en esa canasta. CMPC Tradición y futuro 1920-2000, CMPC (Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones), Santiago de Chile, 2000, p. 124.        [ Links ]

15 Rene Silva Espejo, Breve Historia de la Unidad Popular, Editorial Lord Cochrane, p. 78.        [ Links ]

16 Mónica Rojas, Periodista de El Mercurio de Santiago. Entrevista 28-08-02.

17 Hermogénes Pérez de Arce, Periodista y Abogado. Entrevista 14-06-02. Los subrayados son nuestros.

18 Guillermo Sunkel, El Mercurio, 10 años de Educación Política e Ideología 1969-1979, p. 53.        [ Links ]

19 Ibid., p. 107.

20 Ibid., p. 108.

21 "Semana Política", 16-IX-1973, El  Mercurio.         [ Links ] En Miguel González Pino, "La historia reciente de Chile a través de La Semana Política", en Estudios Públicos 48 (primavera 1992) p. 391         [ Links ]Las cursivas son del texto.

22 Werner Arias, periodista de El Mercurio de Santiago. Entrevista 10-09-2002

23 "Desde el punto profesional es una gran vivencia inolvidable, sobre todo que como periodista me correspondió ser testigo y actor. No olvidemos que el periodismo contribuye a la historia y hace historia", Werner Arias Aeschlimann.

24 Marco Antonio Devoto, entrevista.

25 Arturo Fontaine, Periodista. Entrevista 19-06-2002

26 Ricardo Muga Muñoz. Periodista El Mercurio. Entrevista 11-09-02

27 Arturo Fontaine.

28 Arturo Fontaine.

29 El Mercurio, 1 de julio de 1980, p. 3.

30 Guillermo  Sunkel,  «El Mercurio como medio de educación político ideológico (1969-1979)»  en Fernando Reyes Matta y otros editores, Investigación sobre la prensa en Chile (19174-1984), (Santiago de Chile, 1986) p. 101.        [ Links ]

31 Marco Devoto.

32 Jorge Manzi, y otros, «El pasado que nos pesa» en Revista de Ciencia Política, V. XXIII, N° 2, pp. 199-203.        [ Links ]

33 Jorge Manzi, y otros, «El pasado que nos pesa» en Revista de Ciencia Política, V. XXIII, N° 2 , p. 207.        [ Links ]

34 Jorge Manzi, Ob. cit., pp. 186-187.