SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número2La vitivinicultura en el pueblo de Santa María de las Parras. Producción de vinos, vinagres y aguardientes bajo el paradigma andaluz (siglos XVII y XVIII) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Universum (Talca)

versión On-line ISSN 0718-2376

Universum v.21 n.2 Talca  2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-23762006000200016 

 

Revista Universum Nº 21 Vol.2:241-242, 2006

RESEÑAS BIBLIOGRAFICAS

The botanist and the vintner. How wine was saved for the world

Christy Campbell, Algonquin Books of Chapel Hill, North Carolina, USA, 320 pp.

 

Yerko Moreno Simunovic (*)

(*) Ph.D. Universidad Estatal de Oregon, EE.UU. Director del Centro Tecnológico de la Vid y el Vino (CTVV), Universidad de Talca.


 

A mediados de 1860 en el sudoeste de Francia, corazón vitivinícola de Europa, algunas plantas de vid comienzan a declinar y luego a morir misteriosamente. Se sospecha de agotamiento del suelo, mal manejo del viñedo y otros, pero el verdadero responsable del problema solo será descubierto con la visita al lugar del botánico Jules-Emile  Planchon. Al desenterrar raíces de plantas cercanas a aquellas moribundas y con la ayuda de una lupa de aumento, Planchon se encuentra con que cientos de pequeños insectos amarillos estaban cubriendo las raicillas de las plantas de vid. Este descubrimiento a la postre daría origen a la mayor revolución de la industria del vino del siglo XIX y a una de las más interesantes historias que conforman un coupage de descubrimiento científico, intereses económicos, política y botánica.

El pequeño pulgón amarillo fue bautizado como Phylloxera vastatrix  o el "devastador de hojas secas" y rápidamente se dispersó a otras regiones productoras de Francia. Desde el Medoc hasta la Borgoña se probó con muy poco éxito diversas estrategias de control, hasta que los viticultores abandonaron derrotados sus viñedos a la merced del nuevo villano. La plaga rápidamente se esparce por todas las zonas productoras europeas, ante el asombro de miles de propietarios que veían como sus viñedos se secaban frente al ataque del áfido.

Separado en tres partes que describen detalladamente las distintas fases de la reacción humana frente a una catástrofe de este tipo (Negación, Rabia y Aceptación) el libro es fácil de leer y con un ritmo adecuado. Al inicio se presentan tres mapas que aportan bastante poco y que por lo mismo podrían haber sido obviados, a los que sigue un pequeño glosario que permite al lector no instruido en temas vitícolas, "navegar" sin problemas en un mar de detalles técnicos. Para quienes buscan aún mayor instrucción, el autor entrega una bibliografía detallada y un listado de todas sus fuentes, algunas de ellas muy interesantes para especialistas en el tema.

Este libro entrega un relato entretenido y revelador acerca de uno de los primeros ejemplos de cómo la adecuada interacción de científicos y empresarios  pudo solucionar un desastre ecológico y al mismo tiempo salvar para el mundo la viticultura europea.

No sólo aquellos interesados en el buen vino sino que también aquellos que gustan la buena lectura, disfrutarán esta historia educacional y de exploración científica.