SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número1Ceremonia en homenaje al rector de la Universida de Talca, Prof. Dr. Álvaro Rojas Marín, con motivo de su alejamiento del cargo para asumir como ministro de Agricultura, 9 de marzo de 2006, Salón de honor Juan Ignacio Molina, Universidad de TalcaCeremonia en homenaje al rector de la Universida de Talca, Prof. Dr. Álvaro Rojas Marín, con motivo de su alejamiento del cargo para asumir como ministro de Agricultura, 9 de marzo de 2006, Salón de honor Juan Ignacio Molina, Universidad de Talca índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Universum (Talca)

versión On-line ISSN 0718-2376

Universum v.21 n.1 Talca  2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-23762006000100021 

Revista Universum V21 Nº1:275-278, 2006

DISCURSOS

 

Ceremonia en homenaje al rector de la Universida de Talca, Prof. Dr. Álvaro Rojas Marín, con motivo de su alejamiento del cargo para asumir como ministro de Agricultura, 9 de marzo de 2006, Salón de honor Juan Ignacio Molina, Universidad de Talca.

 

Sergio Torres

Presidente de la Asociación de Funcionarios No Académicos


 

Señor Ministro de Agricultura, don Álvaro Rojas Marín. Me permito saludarlo también como Rector de la Universidad de Talca, sentimiento natural en nuestro ambiente universitario, que aún se muestra gratamente sorprendido por su reciente nombramiento en tan alta investidura ministerial.

Me dirijo a usted, en mi calidad de Presidente de la Asociación de Funcionarios No Académicos, agrupación que aglutina a un universo de 140 trabajadoras y trabajadores de esta institución, y con el noble objetivo de manifestarle públicamente nuestros más sinceros agradecimientos por los logros alcanzados durante su gestión administrativa,  que no sólo han beneficiado a nuestro gremio en particular, sino que también, al desarrollo armonioso de la propia universidad.

Nuestra Asociación fue constituida, y no exenta de dificultades,  con el fin de promover el desarrollo de las actividades propias del ejercicio y protección de las funciones inherentes a la calidad de funcionarios administrativos, con la idea de inspirar en nuestros superiores el mejoramiento económico, mejores condiciones de vida y de trabajo de sus afiliados.

Impulsar, organizar y administrar entes legales que permitieran desarrollar programas sociales, de salud, de seguridad social, recreación y otras que, sin fines de lucro, contribuyeran al mejoramiento material y espiritual de los funcionarios.

Entonces, interés cobraba también, recabar información sobre la acción de la Universidad y de los planes, programas y soluciones relativas a los mismos funcionarios. Pero, por sobre todo, hacer presente ante las autoridades competentes, cualquier incumplimiento de las normas del Estatuto Administrativo y otros que establecieran derechos y obligaciones de los propios funcionarios.

Se suma a lo precedentemente expuesto, dar a conocer a la autoridad sus criterios sobre políticas y resoluciones relativas al personal, a la carrera funcionaria, a la capacitación y a materias de interés generales para la Asociación.

Realizar acciones de bienestar, de orientación y de formación, de capacitación o de otra índole, dirigidas al perfeccionamiento funcionario y a la recreación o al mejoramiento social de sus afiliados y sus grupos familiares.

En general, todas aquellas acciones y actividades contempladas en los estatutos que no estuvieran prohibidas por la ley.

Han transcurrido los años, y hoy podemos lucir la satisfacción de ver realizados  parte de aquellos sueños.

Pero, sin duda, que aquellas ilusiones que nos encendían el espíritu luchador en pretéritos años de idealismos, hoy no habrían alcanzado la meta esperada si no hubiésemos tenido la alianza estratégica de quien lideraba esta organización.

Recuerdo una frase que leí alguna vez en un artículo de gestión empresarial: "Los jefes son como paneles de publicidad, ofrecen de todo y dónde conseguirlo, pero no se mueven para ayudar a encontrarlo".

En este sentido, señor rector, nosotros nos encantamos de haber contado con  un conductor que no se caracterizó precisamente por la inercia ni la inactividad, sino que todo lo contrario, en su discurso y cuando fue necesario actuar, evocó permanentemente preocupación por sus trabajadores.

Fue así que, con motivo del aniversario N°15 de la universidad y luego de estrechas reuniones, consensuamos un incentivo por Asignación de Antigüedad que se mantiene hasta hoy, y que consiste en 4 bonos a entregar en el transcurso de cada  año. Aquí cabe hacer un paréntesis, para establecer que a fines de  2005,  junto a usted dejamos avanzadas las diligencias para impulsar satisfactoriamente el Retiro Voluntario, proyecto de ley que aún está entrabado en el Congreso, y conquistar un 5° bono, acuerdo que, estoy seguro resolverán positivamente las nuevas autoridades. Esta es una deuda pendiente que de zanjarse permitirá acortar un poco más la brecha entre los que ganan más con respecto de los que ganan menos, desigualdad social global que SS el Papa Benedicto XVI, criticó duramente en su reciente reunión con empresarios cristianos, exhortando a dichos administradores financieros, algunos de los cuales calificó como, carentes de sólidos principios morales, a evitar toda forma de explotación de los trabajadores y a reconocer la importancia de la familia y la responsabilidad personal, valores que deben ser respetados, dijo, "incluso ante la presencia de dificultades económicas".

Becas Abate Molina para los hijos de los funcionarios, Becas de Estudio de 50% para funcionarios que prosigan estudios superiores, Seguro Complementario de Salud, que otorga un importante remanente para casos de enfermedades catastróficas, perfeccionamiento funcionario, incorporación a la actividad gremial de otras asociaciones nacionales, la creación de la Asociación de Secretarias y su asistencia a Congresos de sus pares en el país, reunión que  corresponde a la Universidad de Talca ser sede el 2007, son parte de los espacios que legítimamente  hemos conquistado.

Pero, reitero que aquello, habría sido mucho más difícil de conseguir si no hubiésemos tenido, más que a un jefe, a un líder que siente un gran aprecio por el capital humano y  a la vez, sensible a sus problemas.

Hoy, para referirse a la actual cultura empresarial, se habla de flexibilidad, autonomía, creatividad, inteligencia emocional, nuevas competencias. En esta misma línea, el humor y la risa están siendo tomados en cuenta como herramientas necesarias para mejorar el clima laboral y en consecuencia la productividad.

En el reciente Festival de Viña del Mar, el humorista Coco Legrand, se lamentaba porque el humor no se enseña en las escuelas ni en las universidades.

Coincidentemente, nuestra universidad ya se había adelantado a esa percepción como fuente de motivación, optando también por el humor, iniciativa que se concretó con la presencia de Álvaro Salas y del propio Coco Legrand en las últimas celebraciones de aniversario de la universidad. Quiero creer, señor rector,  que la idea es dejar atrás aquel aire de extremada seriedad y rigidez que dominaba la vida universitaria del pasado.

Pero, ¡cuidado! Que el humor y la risa por sí solos no son sinónimo de felicidad. Sólo son un par de eslabones de gratos momentos. La felicidad podría llegar a ser más  íntegra si  es generada además, por el reconocimiento, el respeto por el otro, un mando más horizontal que vertical, la lealtad, bienestar y estabilidad económica y social de los trabajadores.

Señoras y Señores. Más allá de estos ejemplos, la Asociación de funcionarios que represento, desea resaltar de nuestro rector, las cualidades y las virtudes que esta mañana lo hacen justo merecedor de este homenaje.

"Para nosotros simboliza una persona muy valiosa", "Aprendí mucho de él", "Resalto su inteligencia y capacidad de trabajo", "Es un reconocimiento a sus logros y capacidades, "Ha conducido la universidad con brillantez", "Le guardo mucho afecto y le estoy muy agradecido", "Haber trabajado junto a él derivó en una gran amistad", son sólo algunas de las expresiones que se  han oído decir a sus más cercanos colaboradores.

Claro, es que la amistad es otro de los grandes valores de nuestro actual ministro.

Y, como sé que  él, aparte de la música, el arte, la pintura, la escultura, la poesía y la literatura, también gusta de los cuentos, le voy a contar uno sobre la Amistad.

"Un arriero, su caballo y su perro iban por una pradera...De repente, cuando pasaban cerca de un árbol enorme...cayó un rayo y los tres murieron fulminados.

Tan rápido ocurrió todo, que el hombre ni cuenta se dio que ya había abandonado este mundo y prosiguió su camino con sus dos animales.

El camino era largo y cuesta arriba. El sol  muy intenso y los tres estaban sudados y sedientos.

En una curva del camino vieron un magnífico portal de mármol, que conducía a una plaza enlosada con adoquines de oro.

El caminante se dirigió al guardián que custodiaba la entrada del palacio.

Buenos días.

Buenos días.

Dígame, ¿cómo se llama este lugar tan bonito?

Esto es el Cielo.

¡Qué bien que hayamos llegado al Cielo, porque estamos sedientos!...

¿Podemos pasar?

Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera en aquella fuente cristalina.

Pero mi caballo y mi perro también tienen sed...

Lo siento mucho, pero aquí no se permite la entrada a los animales.

El hombre dio media vuelta con gran tristeza. Tenía muchísima sed, pero no

pensaba beber solo.

Dio las gracias al guardián y siguió adelante con su caballo y su perro.

Después de caminar un buen rato cuesta arriba, ya exhaustos los tres, llegaron

a otro sitio. Una puerta vieja marcaba la entrada de un camino de tierra

rodeado de árboles. A la sombra de uno de ellos, había un anciano sentado,

con la cabeza cubierta por un sombrero. Parecía dormido.

Buenos días.

Buenos días...

Mi caballo, mi perro y yo, tenemos mucha sed.

Hay una fuente en aquellas rocas. Pueden beber toda el agua que quieran.

El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y calmaron su sed.

Pueden volver cuando gusten.

Muchas gracias, abuelo. A propósito ¿cómo se llama este lugar?

Se llama Cielo.

¿Cómo es posible? Si el guardián del portal de mármol me dijo que aquel es el

Cielo.

 No, no, aquello no es el Cielo. Es el Infierno

Pues deberían prohibir que utilicen ese nombre. Esa información falsa debe provocar grandes confusiones.

Al contrario. En realidad, nos hacen un gran favor, porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a sus mejores amigos".

Señor Rector, termino reiterándole nuestros agradecimientos por el legado que nos deja y por lo que usted ha significado para cada uno de nosotros. Y ojalá, que en los caminos que le quedan por recorrer, encuentre a muchos hombres como el del cuento para que le acompañen en la dura pero bella carrera de la vida.

Nosotros quedaremos aquí picando piedras para continuar construyendo catedrales. Quedaremos aquí picando piedras para seguir fortaleciendo la catedral que  formó parte de sus sueños. Esa catedral que usted se empeñó en levantar. La Universidad de Talca...su Universidad.

¡Buena suerte y  muchas gracias!