SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número34Espectros de luz: Tecnologías visuales en la literatura latinoamericana índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

  • Não possue artigos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Alpha (Osorno)

versão On-line ISSN 0718-2201

Alpha  no.34 Osorno jul. 2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-22012012000100017 

ALPHA Nº 34 - Julio 2012 (232-234)

RESEÑA

Antonio BECERRA BOLAÑOS. Graciliano Afonso. La conformación de un canon. Palmas de Gran Canaria: Cabildo de Gran Canaria, 2010, 256 pp.


La conformación de un canon es sólo una edición que intenta compendiar el dilatado estudio que sobre la obra Graciliano Afonso un canónigo con título de doctoral de la Catedral de Santa Ana ––título propio del prerromántico canario–– uno de esos geniales y olvidados “heterodoxos” de las literaturas hispánicas. El texto es el resultado de una amplia tesis de Antonio Becerra Bolaños leída en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria durante 2008, tesis que galardonada ese mismo año con el Premio de Investigación “Viera y Clavijo” que otorga el Cabildo Insular de Gran Canaria.

Más que brillantez y rigor, cabría destacar la necesidad de este trabajo, que no sólo revisa, corrige y aumenta la bio y bibliografía de la figura de Graciliano Afonso hasta el momento, develando y abordando cuestiones polémicas y oscuras, sino que tras el análisis de sus múltiples facetas (poeta, traductor, teórico de la literatura e ideólogo) y la presentación del estado de la cuestión de la crítica existente sobre Afonso, el texto de Becerra se convierte en un llamado a reconocer su huella y significación para toda la literatura canaria, y me atrevo a decir que también hispana, posterior.

Con una organización eminentemente didáctica, La conformación de un canon el se estructura en ocho capítulos, rematados por un inventario de la obra completa de Afonso con una propuesta de clasificación que incluye Apéndice, un “A modo de conclusión” y una extensa bibliografía, general y sobre el autor, completamente actualizadas.

Antonio Becerra se propone romper el cuanto menos “vacío” que tradicionalmente ha existido en la crítica española, y también canaria, respecto a la figura de Graciliano Afonso, personaje controvertido en no pocos aspectos (liberalismo democrático, anticlericalismo, poesía erótica, discurso neovianist), a quien puede llamarse “heterodoxo”, reivindicándolo. Para ello aborda, en primer lugar, su vida y su rica personalidad, presentándonos a Afonso en sus múltiples facetas creativas, así como la evolución de su pensamiento; pero, además, nos lo sitúa no sólo en la época, sino en el contexto sociocultural en el que le tocó vivir, ya que sólo de esta manera podremos entender su proyecto y, como resultado, el mérito de su obra y su influjo y consecuencias posteriores se nos agigantan.

Nacido en el año 1775, Afonso es hijo de la Ilustración, y desde ese espíritu quiere responder a su tiempo. Como afirma Eugenio Padorno, a quien cita Becerra: “La pobreza cultural de las Islas obligó a Afonso a teñir de didactismo el amplio espectro de su producción, actitud que debe entenderse como el rasgo filantrópico de un ilustrado”. La influencia que Graciliano Afonso ejerce en los escritores y pensadores de la segunda mitad del siglo XIX fue indudable, tanto por el interés que muestra en incorporar Canarias al pensamiento occidental, propósito que alcanza mediante sus traducciones, como de salvaguardar el acervo cultural canario. Pero, también por esta razón se le ha negado a su obra valor estético. Sin embargo, Graciliano Afonso se convierte en una figura inaugural en el contexto de las literaturas hispánicas. Según Becerra, en él encontramos al introductor de las literaturas hispánicas quien, además, advierte la rama del tronco de lo español: “La literatura española como tal no encontrará su definición sino hasta finales del siglo XIX; la literatura canaria tendrá su definición en 1851 y será Afonso quien la realice en la “Advertencia preliminar” de su Oda al Teide; si bien ya estaba presente desde su primera obra impresa, El beso de Abibina (26).

Lo que no se contradice con la voluntad de ser un escritor canario, que se descubre en la obra de Afonso, condición que se hace patente en su poesía, sus prólogos y sus comentarios. Mediante estos textos, Afonso se coloca premeditadamente en la periferia y, por tanto, abraza la “heterodoxia”, por lo menos ideológica, ya que estéticamente está relacionado con los movimientos literarios de su época, en relación a un centro de Poder institucionalizado.

Esta actitud en la obra de Afonso empieza a advertirse “curiosamente” a partir de su adhesión al discurso de los movimientos de emancipación americana, que conoce durante su exilio forzoso en Cumaná, Trinidad de Barlovento y Puerto Rico, y que embeberá el discurso que intenta desarrollar en las Islas. Afirma Becerra: “En Afonso encontramos al precursor de la modernidad en las literaturas hispánicas, en el sentido que desarrolla su discurso sobre la base de la tradición de las Islas, como forma de reivindicación del Otro… […] Graciliano Afonso presentará ese discurso del Otro; descubrirá, a raíz de su experiencia americana, la expresión que debe corresponder a Canarias, lo que ha de interpretarse como una reivindicación ontológica que ya estaba presente en el discurso de los poetas precedentes, a los que sigue fielmente (154-155).

Por tanto, Graciliano Afonso se inscribe en lo que Eugenio Padorno ha dado en llamar el “canario cántico”, siguiendo la estela especialmente de Bartolomé Cairasco de Figueroa, poeta inaugural de las letras canarias (el capítulo III lo presenta como su émulo hasta el punto que, según Antonio Becerra, corren ambos una suerte de vidas paralelas), en su búsqueda de “un decir canario”, que nace de la pregunta constante sobre el origen.

No es una casualidad que ––si bien forzosa–– esa salida de Afonso al exilio americano (otro espacio periférico en el ámbito hispánico) y el contacto con el pensamiento emancipador que condujo a la independencia de España y al nacimiento de las nuevas Repúblicas, lo empujaran a tomar esa vía en su actividad creativa y teórica, desde un especial abrazo de las periferias. Solo es posible adquirir conciencia de nuestra identidad en el encuentro con el Otro.

Pero la relación con estas tierras no termina aquí. Apoyado en Alfonso Armas Ayala, Antonio Becerra cree que puede considerarse a Graciliano Afonso como el introductor del romanticismo en Hispanoamérica con la publicación, en Puerto Rico, de El beso de Abibina (1838), su primera entrega poética, estableciendo así un lazo con la poesía española peninsular. La increíble modernidad de Afonso, concluye Becerra, radica en el hecho de conjugar lo actual con lo antiguo propio, algo que definirá, de una u otra manera, la producción poética de las Islas. Por todo esto, es necesario rescatar la figura y obra de Graciliano Afonso, “escalón” ineludible en la conformación del canon de la literatura canaria al tiempo que su aporte a la tradición y modernidad de las letras hispánicas.

Nayra Pérez Hernández

Visiting Scholar, University of Ghana, c/ Virgen del Pilar 24, 9B, CP 35012, Las Palmas de Gran Canaria (España)
nayraperez@yahoo.es