SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número33José Leandro URBINA. Camilo Henríquez. El sueño ilustrado índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Alpha (Osorno)

versión On-line ISSN 0718-2201

Alpha  no.33 Osorno dic. 2011

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-22012011000200023 

ALPHA Nº 33 Diciembre 2011 (279-281)

RESEÑA

Marcos GARCÍA DE LA HUERTA. Memorias de Estado y Nación. Santiago: LOM Ediciones. Colección Ciencias Humanas, 2010, 142 pp.


Si pensamos en la reciente conmemoración del bicentenario en Chile, podemos decir que desde un punto de vista intelectual fue una instancia bastante prolífica, porque esta fecha fue utilizada por muchos eruditos como pretexto para escribir artículos, columnas de opinión y libros, y para organizar espacios de debate. Con todas estas plataformas fue posible rescatar diversos aspectos relacionados con la evolución histórica que ha tenido el país durante sus doscientos años de vida republicana, como una manera de obtener esbozos de su situación actual. Incluso, gracias a estas instancias, se pudieron deducir los avances, los retrocesos, y los temas pendientes que Chile debe enfrentar y resolver en el futuro.

Dentro de ese ambiente se encuentra el presente texto de Marcos García de Huertaen cuyas páginas se remite a analizar algunos enfoques que han formado parte de la evolución histórica que ha tenido el concepto de “Estado”, lo que representa un tema muy contingente si pensamos en la relevancia que para las personas posee este organismo en ámbitos como la educación, la salud, o la seguridad ciudadana, a pesar de la sociedad globalizada en la que nos encontramos inmersos. Además, adjunta dos apéndices, en los que aborda temas como el uso de la violencia en la política, el argumento kantiano de la paz perpetua; la posible “abolición” de la guerra, entre otros.

Al comenzar su análisis, García de Huertase remite al año 1810 para aproximarse al origen que tuvo la formación de Repúblicaen Chile. Para ello, destaca que a pesar de que el proceso de Independencia marcó un cambio en el espíritu de la sociedad, existieron en ella ciertas contradicciones, porque se le juró fidelidad a una autoridad que en ese momento no existía, y se instauró un gobierno que no representaba ni al rey cautivo ni a la nación. También recalca que el Estado pasó a tomar el lugar de la figura del rey, y el soberano pasó a ser el demos, aunque su protagonismo se quedaba sólo en la teoría y no en la práctica.

En el segundo capítulo, García de Huertareitera estas ideas, pero las integra en un análisis que realiza del Ensayo histórico sobre la noción de Estado en Chile entre los siglos XIX y XX y de Frondaaristocrática en Chile, que fueron las obras emblemáticas de Mario Góngora y Alberto Edwards respectivamente, con lo cual busca rescatar las diferencias y las similitudes entre las ideas que esos autores manejaron sobre la evolución que ha tenido el Estado chileno a lo largo de su historia.

A lo largo de ese relato, Marcos García de Huertava destacando una serie de elementos, como la fuerte relevancia que para Edwards y Góngora tuvo la figura de Diego Portales, por el liderazgo que ese ministro ejerció en el período de formación republicana, aunque desmitifica esa hipótesis porque busca colectivizar el desarrollo que tuvo ese proceso, lo que lo lleva a rebatir la vieja idea de que la nación chilena fue creada por un Estado que la antecedió. Este último factor forma parte importante en el tercer apartado del libro, donde recoge ideas de Ernest Gellner y François Xavier-Guerra para focalizar su análisis en los conceptos de “nación” y “nacionalismo” y el desarrollo que ambos tuvieron a partir del siglo XIX.

En los dos últimos capítulos, García de Huerta se centra en un par de temas que forman parte de la actualidad. Por un lado, se basa en un par de páginas del libro Nacimiento de la biopolítica, de Michel Foucault, y rescata las ideas de Estado, liberalismo y poder que este autor manejó para abordar al neoliberalismo y sus implicancias. Desde ese análisis interpretativo, destaca el poder absoluto del mercado que caracteriza a este régimen, y resalta que su desarrollo provoca la desconfianza en la capacidad humana, e invalida la democracia al existir un único régimen mundial.

Posteriormente, se centra en el fenómeno de la globalización y destaca que su desarrollo ha desencadenado la gestación de un “Estado mundial” que ha desintegrado a los Estados nacionales más pequeños. Como una manera de complementar esas ideas y para profundizar en otras consecuencias que rodean a este proceso, recoge las opiniones de diversos exponentes nihilistas, como Martín Heidegger, Francis Fukuyama y Franz Hinkelammert.

Los dos apéndices que aparecen al final del texto tienen la particularidad de abordar temas que no se relacionan con lo que es el Estado, pero que ––aún así–– tienen directa relación con este concepto. Para analizar el primero de ellos, el autor utiliza el opúsculo de Immanuel Kant titulado “hacia la paz perpetua”, título inspirado en una inscripción satírica que un posadero holandés puso en la puerta de su casa, debajo de una pintura que representaba un cementerio. García de Huertarecoge ese llamativo título y lo une a otros planteamientos de Kant, con el fin de crear un análisis sobre la idea de “paz mundial”, sobre las posibilidades de su concreción en el mundo actual y, también, sobre las tendencias que los humanos tenemos hacia el conflicto.

El segundo apéndice está inspirado en los planteamientos que Hannah Arendt hizo en su libro Sobre la violencia. Aquí aborda la idea de “persuasión” cuyo significado en la antigüedad era el de “conducir los asuntos por el diálogo” y, luego, destaca que el hombre hace un uso permanente de distintas aplicaciones de la violencia para conseguir el cumplimiento de sus ideales, aunque en casos como el de Mahatma Gandhi, y en la idea marxista original de lucha de clases, se habla de medios pacíficos. Además, le otorga una especial importancia al peligro que hoy tiene el exceso de violencia, por el recrudecimiento que ha tenido la guerra.

En resumen, Memorias de Estado y Nación permite comprender algunos aspectos teóricos de lo que ha sido el Estado durante la historia republicana de Chile, gracias al análisis filosófico e histórico que lleva a cabo Marcos García de HuertaEsdestacable advertir como el autor asocia esas ideas con otras actuales, como la globalización y el neoliberalismo, lo que le otorga un valor agregado al texto, y lo transforma en un material sumamente recomendable, por el buen juicio que se hace del mundo en el cual hoy estamos inmersos.

Jorge Gaete Lagos

Universidad Nacional Andrés Bello, Facultad de Humanidades y Educación, Departamento de Artes y Humanidades, Fernández Concha 700, Campus Casona de Las Condes, Comuna de Las Condes, Santiago (Chile)
jlgaete_reload@hotmail.com