SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.42 número71De la función metalingüística al metalenguaje: Los estudios sobre el metalenguaje en la lingüística actualMetonimias ilocutivas y categorización de peticiones y órdenes en el español de Chile índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista signos

versión On-line ISSN 0718-0934

Rev. signos v.42 n.71 Valparaíso dic. 2009

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-09342009000300003 

Revista Signos, 2009, 42(71), 333-383

ARTICULOS

Léxico-gramática y colocación léxica: Un estudio sistémico-funcional*

 

Lexicogrammar and collocation: A systemic functional exploration

 

Christian Matthiessen

Universidad Politécnica de Hong Kong
China

 

Dirección para correspondencia


RESUMEN

Este artículo examina la relación entre patrones gramaticales y colocaciones léxicas. Las primeras se entienden como tipos gramaticales (patrones paradigmáticos) y como estructuras gramaticales (patrones sintácticos). Mi interés se centra en qué tipos gramaticales generan patrones de combinación léxica y a qué funciones estructurales gramaticales sirven las combinaciones léxicas. Entenderemos por las segundas un fenómeno léxico-gramatical −uno que es al mismo tiempo tanto léxico como gramatical. Sugiero, además, que existe una secuencia gradual entre combinaciones que implican ítems léxicos específicos y limitaciones más generales a la co-existencia de tipos léxico-gramaticales. En el transcurso de este artículo, se sugiere cómo podrían encontrar explicación los patrones de colocación léxica haciendo referencia a motivos semánticos.

Palabras Clave: Colocación, corpus, concordancia, motivos semánticos, grado.


ABSTRACT

In this paper I will explore the relationship between grammatical patterns and lexical collocations. By grammatical patterns I mean both grammatical types (paradigmatic patterns) and grammatical structures (syntagmatic patterns): I am interested both in what grammatical types engender collocational patterns and in what grammatical structural functions the lexical collocates serve. I will interpret collocation as a lexicogrammatical phenomenon - one that is at the same time both lexical and grammatical. I will also suggest that there is a cline between (i) collocations involving particular lexical items and (ii) more general constraints on the co-occurrence of lexicogrammatical types. In the course of the investigation I will suggest how collocational patterns might be explained by reference to semantic motifs.

Key Words: Collocation, corpus, concordance, semantic motif, degree.


 

INTRODUCCIÓN

En este trabajo exploraré la relación entre patrones gramaticales y colocaciones lexicales, entendiendo por patrones gramaticales tanto los tipos gramaticales (patrones paradigmáticos) como las estructuras gramaticales (patrones sintagmáticos). Me interesa explorar no solo qué tipos de estructuras gramaticales generan patrones colocacionales sino también qué funciones de las estructuras gramaticales sirven a las colocaciones lexicales. Por ejemplo, en 'Felipe estaba profundamente conmovido por lo que dijo el maestro', necesitamos hacer notar que la colocación profundamente + conmovido aparece en una cláusula emotiva mental la cual es intensificada (gradada) por 'grado' y que la colocación sirve como Proceso: 'conmover' + Modo: grado: profundamente. Basado en ejemplos como el anterior, interpretaré la colocación como un fenómeno léxicogramatical, esto es, uno que es al mismo tiempo lexical y gramatical. También sugeriré que hay una gradiente entre (i) colocaciones que involucran ítems lexicales particulares como 'conmover' y 'profundamente': y (ii) restricciones más generales sobre la co-ocurrencia de tipos lexicogramaticales. Durante la investigación sugeriré una posible explicación de los patrones colocacionales mediante la referencia a temas semánticos recurrentes.

Antes de comenzar, sin embargo, quiero referirme brevemente al concepto teórico de lexicogramática sobre el cual basaré mi investigación, dado que los tipos de problemas que plantearé y la naturaleza de las descripciones desarrolladas para tratar estos problemas dependerán en gran medida de la naturaleza de nuestras concepciones teóricas, puesto que la idea de descripciones neutrales es un mito (Matthiessen & Nesbitt, 1996). Durante gran parte de la segunda mitad del siglo XX ha prevalecido una única concepción de gramática, a saber, la concepción de gramática como regla. Esta concepción ha sido puesta en un primer plano por las teorías formales de gramática, especialmente desde la introducción de la gramática generativa de Chomsky y otros gramáticos formales. En estos casos la gramática está modelada por medio de sistemas de reglas de diferentes tipos (reglas de estructura de frase, reglas transformacionales, meta-reglas, reglas vinculantes, etc.), siendo un objetivo central de estas teorías identificar las propiedades de esos sistemas de reglas y las restricciones que limitan su poder.

Durante todo este período ha habido otra concepción alternativa de gramática: el concepto de gramática como recurso. Esta concepción ha sido desarrollada por las teorías funcionales de la gramática, especialmente desde el trabajo pionero de Mathesius en la Escuela de Praga. En este caso, la gramática está modelada como un recurso para construir significados1; en términos más específicos, para construir significado como fraseología o combinaciones de estructuras gramaticales e ítems lexicales. Si bien la concepción de gramática como recurso ha permanecido en un segundo plano durante la mayor parte del período dominado por las teorías formales modernas de gramática, ha atraído mayor interés en una gama de contextos teóricos y aplicados. La mayor parte de esto está sucediendo al interior de los enfoques funcionales de la gramática; pero incluso en ciertas teorías formales recientes, como la Gramática de Estructura de Frase Guiada por el Núcleo de Pollard y Sag (1993), se ha alejado, convincentemente de la concepción de gramática como reglas hacia un concepto más cercano al funcional. Los enfoques funcionales han logrado considerables avances durante, aproximadamente, el último cuarto de siglo y existe en la actualidad una rica gama de tradiciones dentro de la lingüística funcional, incluyendo el funcionalismo de la Escuela de Praga, la Gramática Funcional de Simon Dik, el funcionalismo West Coast en Estados Unidos y otras partes, el funcionalismo de Okuda y su grupo en Japón y la lingüística Sistémico Funcional.

Las teorías formales y funcionales del lenguaje difieren en varios aspectos, además de en la concepción básica de la gramática. Estos dos tipos de teorías se pueden visualizar como conglomerados de propiedades como se puede ver en la Tabla 12. Estas diversas propiedades constituyen una diferencia significativa para una investigación de las relaciones entre patrones gramaticales y colocaciones léxicas. Solo señalaré brevemente cómo la posición funcionalista en relación a (i) hasta (v) ha dado forma al estudio de la colocación en relación a los patrones lexicogramaticales presentados aquí.

Concepto de gramática: Puesto que la gramática es concebida como recurso más que como regla, no hay diferencia en el estatus ontológico entre un patrón colocacional específico y uno gramatical general, excepto por la diferencia en generalidad. Es decir, las colocaciones no son torpes excepciones idiosincráticas que han de ser relegadas del sistema de reglas al depósito de excepciones, el lexicón, como en muchas teorías formales.

Relación de la gramática con la semántica: Dado que se concibe la gramática como si tuviera una relación natural más que arbitraria con la semántica, las colocaciones se pueden explicar haciendo referencia a los temas semánticos recurrentes, especialmente a temas de metáfora lexical.

Principio de la 'modularidad' gramatical: Dado que la gramática es modelada en términos metafuncionales, los patrones colocacionales no necesitan ser ubicados ni en la sintaxis ni en la morfología, sino que pueden ser interpretados en función de las metafunciones, básicamente experiencial, lógica, interpersonal o textual. Los patrones colocacionales que se investigarán aquí derivan de la metafunción experiencial pero también es posible que haya colocaciones motivadas interpersonalmente (colocaciones que ayudan a crear prosodia interpersonales (Martin, 1997)) y, en la metafunción textual las colocaciones ayudan a crear cohesión léxica.

Principio de organización gramatical: Dado que el sistema, más que la estructura, es considerado el modo fundamental de organización gramatical, los patrones colocacionales pueden ser 'ubicados' no solo estructuralmente sino también sistémicamente3: se pueden ubicar en puntos particulares de toda la red del sistema lexicogramatical.

Relación entre gramática y léxico: Dado que la gramática y el léxico se interpretan como un continuo (lexicogramática) más que un conjunto de módulos (sintaxis + morfología + lexicón), los patrones de colocación léxica se pueden relacionar con patrones gramaticales en términos de 'grado' más que en términos de 'tipo'; más específicamente, los patrones colocacionales se pueden interpretar como temas recurrentes delicados al interior de la léxicogramática que son locales en relación a un dominio particular.

Relación entre 'sistema' y 'texto': Dado que el sistema gramatical se relaciona con los patrones gramaticales en el texto como diferentes fases a lo largo de la gradiente de instanciación (concreción), el estudio de la gramática da un lugar central a la metodología basada en corpus (ver las contribuciones sistémico funcionales como las de Halliday, 1959, 1991; Halliday & James, 1993; Nesbitt & Plum, 1988; contribuciones funcionales de West Coast como las de Du Bois, 1987; Fox & Thompson, 1990; Givón, 1983, Thompson & Mulac, 1991; Thompson, 1990). Esta conexión es muy significativa en el presente contexto dado que la única forma de estudiar las colocaciones es investigando grandes muestras de texto o corpora estándares. Las colocaciones no surgen mediante un método introspectivo, a menudo o típicamente utilizado en las teorías formales.

Tabla 1. Teorías formales versus teorías funcionales.

Teorías formales

Teorías funcionales

(i) concepción de gramática

Regla

Recurso

(ii) relaciones entre gramática y semántica

Arbitrarias y autónomas ['teoría estándar', cada vez más controversial hoy en día]

Natural (Halliday, 1994;

Halliday & Matthiessen, 1999;

Haiman, 1985)

(iii) principio de 'modularidad' gramatical

Constituyentes. Emergen al menos dos componentes: sintaxis y morfología

metafunción -Ideacional [lógica y experiencial] interpersonal, textual] sin límites componenciales entre sintaxis y morfología (gramática= morfo-sintaxis) (Halliday, 1967, 1978, 1994)

(iv) principio de organización gramatical

sintagmático: la estructura es la modalidad fundamental de organización

paradigmático: el sistema es la modalidad fundamental de organización (Halliday, 1966a, 1969; Hasan, 1996; Martin, 1992a; Matthiessen, 1995a)

(v) relación entre gramática y léxico

modular: la sintaxis, la morfología y el lexicón son módulos diferentes

continuo: la gramática y el léxico no son fenómenos diferentes, más bien diferentes perspectivas sobre el mismo fenómeno (Halliday, 1961; Hassan, 1996)

(vi) relación entre sistema y texto

Diferentes fenómenos: sistema y texto son conceptualizados como fenómenos distintos, en términos de competencia y actuación, respectivamente. (Distintos pero evocadores de la dicotomía de Saussure de lengua y habla)

un solo fenómeno: tanto el sistema como el texto son conceptualizados como diferentes 'fases' del mismo fenómeno, relacionado por la gradiente de instanciación como potencial de caso (Halliday, 1991, 1995)

(vii) temas fundamentales para la teoría

pocos derivados del contexto de la filosofía occidental relativos acerca de la naturaleza y la fuente del conocimiento (El problema del innatismo en el contexto del empirismo vs. Racionalismo) tan altamente considerado, teoría restringida

gran número derivados de una amplia gama de contextos: lingüísticos, computacionales, educacionales, clínicos, estilísticos, etc. Por ello, una teoría altamente poderosa, una teoría flexible (Halliday, 1980)

(viii) relación entre teoría y aplicación

clara distinción, al interior de la lingüística teórica, entre teoría formal y lingüística aplicada

no existe una distinción clara. La teoría y la aplicación están en permanente diálogo. (Halliday, 1985)

(ix) orientación disciplinar

ciencia cognitiva como formación macrodisciplinar y en su interior, la psicología cognitiva, la filosofía del lenguaje natural, la filosofía de la mente

semiótica social y teoría general de sistema como formaciones transdisciplinarias; sociología, etnografía, educación,estilística. (Halliday, 1978)

(x) modo de desarrollo

revolución, descartando predecesores inmediatos e incluso versiones anteriores de si misma

evolución, construyendo sobre sus predecesores inmediatos incluyendo versiones anteriores de sí misma.

Como se observó anteriormente, después de años de dominio de las teorías formales, las teorías funcionales del lenguaje están empezando a florecer y una indicación de ello es la rica variedad de diferentes tipos de teorías funcionales. Mi investigación de patrones gramaticales y patrones colocacionales se basa en una de estas teorías: la teoría sistémico funcional. Esta teoría se deriva originalmente del trabajo de Halliday comenzando en la década de 1950, con contribuciones fundamentales de Fawcett, Hasan y Martin, entre otros; la lingüística sistémico funcional construye directamente sobre la lingüística de Firth (Butt en prensa). Sin contar el funcionalismo de la Escuela de Praga, es el enfoque funcional del lenguaje más prolongado en este siglo. Se puede argumentar, además, la tradición internacionalmente diversificada, con reuniones anuales o bi-anuales en Europa, Australia, China y Japón, así como una serie de congresos anuales y raíces en enfoques funcionalistas no solo europeos (Escuela de Praga, Malinowski y Firth) y norteamericanos (Sapir y Whorf) sino también en las tradiciones china e hindú. Por ejemplo, la prosodia sirve de poderoso complemento a la constituencia como una modalidad sintagmática de organización (Martin, 1997) y esto fue derivado por Firth, en parte, de la tradición hindú (Oyelaran, 1967 sobre la lingüística hindú y Firthiana).

1. El lugar de la colocación en un modelo de lexicogramática

El concepto de colocación fue propuesto por Firth, quien lo caracterizó como "la compañía en la que aparecen las palabras" (para una discusión de diferentes usos del término, véase Hosali, 1997; para una revisión reciente de problemas teóricos, Amritavalli, 1997; para un resumen del trabajo sistémico funcional y de la escuela de Birmingham, Martin, 1992a). El concepto fue desarrollado como parte del estudio del léxico por Halliday (1966b) y por Sinclair y su grupo, primero en el contexto del proyecto OSTI en la década de 1960 (Sinclair, Jones & Daley (1970) y luego en el contexto del proyecto COBUID en la Universidad de Birmingham (Hays, 1997; Renouf & Sinclair, 1991; Sinclair, 1987, 1990). Este concepto es parte de una teoría de la organización léxica. Sin embargo, como se observó anteriormente, en la actual teoría sistémico funcional, el léxico y la gramática no son vistos como fenómenos diferentes. Por el contrario, el léxico y la gramática se interpretan como perspectivas diferentes que toma el observador sobre un mismo fenómeno, esto es, lexicogramática o sistema fraseológico. La perspectiva léxica nos permite observar la lexicogramática con un alto nivel de delicadeza en términos de un conjunto de ítems particulares (eje paradigmático), por ejemplo amo/me gusta/odio/me desagrada, y en términos de ítems particulares que entran en colocaciones (eje sintagmático) por ejemplo amo + profundamente. La perspectiva gramatical nos permite observar la lexicogramática con un alto nivel de generalidad en términos de sistemas de tipos alternativos (eje paradigmático), por ejemplo TIPOS DE PROCESOS: 'material/conductual/mental/verbal/ relacional/existencial' y en términos de estructuras de elementos funcionales (eje sintagmático), por ejemplo Perceptor + Procesos + Fenómeno + Modo. Cuando Halliday (1966b:75) exploró la perspectiva léxica, llamó la atención hacia la analogía entre patrones léxicos y gramaticales: "la colocación y los conjuntos léxicos se definen mutuamente tal como sucede con las estructuras y los sistemas: el conjunto es la agrupación de miembros que tienen los mismos privilegios de colocación". Estas correspondencias se resumen en la Tabla 2.

Tabla 2. Perspectivas gramaticales y léxicas sobre la lexicogramática.

 

Gramática

Léxico

paradigmática

sistema [de términos (tipos)]

conjunto léxico [de ítems]

sintagmática

Estructura [de elementos funcionales]

colocación [de ítems]

Pero ¿cómo se relacionan la gramática y el léxico en cuanto a perspectivas sobre el fenómeno de la léxicogramática? La respuesta es que se relacionan, a través del eje paradigmático, en primer lugar, en términos de la escala de delicadeza. En consecuencia, ambas perspectivas pueden moverse a lo largo de la escala de delicadeza para dar cuenta de los fenómenos que son tratados típicamente en términos de la otra perspectiva, complementaria: podemos enfocar el 'léxico' como una gramática más delicada y podemos enfocar la 'gramática' como léxico más generalizado. Amritavalli (1997) en torno a las entradas de diccionario como 'minigramáticas', Prakasam (1985) aporta acerca de cómo dar cuenta de conjuntos léxicos abiertos por medio de sistemas. Esto ya fue anticipado por Halliday (1961) cuando sugirió que el sueño del gramático era dar cuenta del léxico como la más delicada de las gramáticas; y este enfoque gramatical del léxico fue posteriormente desarrollado por Hasan (1987, 1996). Sinclair y su grupo tendieron a moverse en la dirección opuesta: basando el enfoque lexical sólidamente sobre estudios de corpus, han enfrentado la 'gramática' como patrones colocacionales generalizados, como en la noción de marcos colocacionales en Renouf y Sinclair (1991).

Figura 1. Perspectivas léxica y gramatical en relación con la escala de delicadeza.

En sus estudios, Hasan (1987, 1996) se centra específicamente en la organización paradigmática mostrando cómo los miembros del conjunto léxico se pueden diferenciar por medio del sistema4. El rasgo central de su descripción es que se establecen sistemas de delicadeza progresiva. Junto con identificar las distinciones sistémicas, Hasan también identifica elementos funcionales de estructura y restricciones sobre las clases que los realizan; por ejemplo, la función de transitividad Medio se puede restringir (preseleccionar) a 'líquido' o 'sólido'. Esto es, creo, parte de la clave de una explicación de la relación entre patrones gramaticales y colocaciones (léxicas). Una colocación, en el sentido tradicional, es el caso límite en el que las funciones están restringidas a ser realizadas por ítems lexicales particulares; pero, además de tales colocaciones de ítems, también es posible reconocer colocaciones de clases de ítems. Para seguir explorando esto, recurriré a un estudio de caso de cláusulas graduadas en intensificación.

 

2. Un estudio de caso: Cláusulas intensificadas

2.1. Intensificación

Si enfrentamos la colocación sistémicamente, tenemos que tratar de ubicar varios patrones colocacionales en el sistema relevante de redes; debemos encontrar un lugar en la escala de delicadeza que aparece en la Figura 1 en el que el contexto sistémico sea lo suficientemente delicado como para restringir las realizaciones de (pares de) funciones estructurales. El contexto sistémico consistirá en un rasgo sistémico perteneciente a un sistema o en una combinación de rasgos de más de un sistema. Es posible que los rasgos sistémicos derivados de ciertos dominios de significado tengan una mayor probabilidad de engendrar patrones colocacionales. De hecho, el trabajo acerca de 'funciones léxicas' de Melchuck, de Zholkovsky y de Apresyan, sugiere que existe un número finito de tales tipos de significado (Melchuck, 1986)5. Uno de estos dominios es el de la intensificación, usado por Halliday (1966b) como ilustración de la colocación, que citó ejemplos tales como 'té fuerte, la fuerza del té'; 'argumentar fuertemente, la fuerza del argumento'; 'un auto poderoso, el poder del auto'. Y podríamos agregar 'un tráfico intenso'. Estas combinaciones colocacionales parecen ser altamente especializadas (delicadas); y son fuentes conocidas de dificultad para los aprendientes de inglés como segunda lengua.

La intensificación es un dominio semántico que se manifiesta en una variedad de contextos lexicogramaticales, especialmente en el de la cláusula, en el del grupo nominal y en el del grupo adverbial. Comenzaré considerando su manifestación en el contexto de la cláusula. Aquí, la intensificación se manifiesta de modo circunstancial al interior de la metafunción experiencial6. Es un tipo de 'modo' del tipo 'grado' y en ocasiones se torna en, o adquiere rasgos de modo del tipo 'calidad' (como en 'Él siguió lamentando su torpeza amargamente', donde 'amargamente' especifica un alto grado de arrepentimiento pero también indica que él la lamenta 'de modo amargo' (Martin & Matthiessen, 1991; Matthiessen, 1995b, acerca de los declives sistémicos)7. La Figura 2 muestra un fragmento de la red del sistema de cláusula (para la discusión general del concepto de 'sistema', con particular referencia a la teoría budista del significado, la teoría Apoha, Prakasam, 1985) el sistema de MODO es simultáneo con el sistema TIPO DE PROCESO; el MODO es la elección entre 'modo' y 'no modo' y la opción 'modo' lleva a un sistema más delicado, TIPO DE MODO, en el que se diferencian los subtipos de modo -'calidad'/'medio'/'comparación' y 'grado'. De acuerdo con la red del sistema, la opción sistémica de 'grado' puede combinarse con cualquier tipo de proceso: el diagrama ilustra la combinación de 'grado con 'emotivo', como será discutido más abajo. Sin embargo, ciertas combinaciones son más probables que otras. En una investigación de una pequeña muestra de textos analizados manualmente que consistió en 1.443 cláusulas (probablemente alrededor de 10.000 palabras, he contado el número de cláusulas dado que tenía que analizarlas de a una, pero no el número de palabras), 'grado' aparecía francamente favorecido en las cláusulas de tipo 'material' y 'mental': véase Tabla 3. Los números absolutos son muy pequeños para 'grado', de modo que, usando un programa de concordancia para extraer todas las posibles ocurrencias de expresiones de 'grado', revisé los resultados para 'grado' en una muestra mucho más amplia, la novela Servidumbre Humana de Somerset Maugham, que tiene alrededor de 250.000 palabras. Los resultados de esta extensa investigación se muestran en la Tabla 4. Las cifras aquí probablemente son mucho más indicativas de la situación general en inglés: las cláusulas 'mentales' conforman la vasta mayoría (casi un 80%), seguido por cláusulas 'materiales', luego 'conductuales' y, por último 'relacionales'. A continuación se entregan algunos ejemplos, traducidos desde el inglés para mayor claridad, de cada tipo de proceso:

Material
564... pelo y ahora estaba lacio: la cambiaba un buen poco, la hacía verse más vulgar.
Sintiéndose miserable se quebró completamente.
Felipe, he esperado tanto pasar el día contigo8.

Conductual
Ella hablaba de eso bastante, pero en su interior le era indiferente.
3... los obligó a reconocer que él no había mentido del todo.

Mental
1"Yo no veo porqué lo que creemos en forma absoluta ahora no habría de estar tan errado como..."
106 No sabía bien qué le darían esos contactos desconocidos...
No podía olvidarla entonces, no olvidarla completamente.
Seguía lamentando su torpeza amargamente
- Felipe estaba profundamente conmovido por lo que dijo el amo...
13 ...estaba poco acostumbrado a escenas y lo agitaron extremadamente.
259 ...un tiempo antes, pero ahora no importa tanto.

Podemos continuar preguntándonos si un ítem lexical particular que sirve como Modo: 'grado' muestra preferencias para Procesos de uno u otro de tipo proceso. Mi estrategia será comenzar buscando patrones que impliquen adverbios de grado9 que parecen estar colocacionalmente restringidos, adverbios como 'profundamente' y 'claramente'. Empecemos con 'profundamente'. Quirk, Greenbaum, Leech y Svartvik (1985: 593) observan que esto tiende a ocurrir con 'verbos actitudinales' y cita: "odiar, desagradar, admirar, valorar, lamentar". Ver también Matthiessen (1995a). El desafío aquí será localizar tales clases al interior de una explicación sistemática del TIPO DE PROCESO.

Tabla 3. Distribución de los subtipos de 'modo' en los diversos tipos de procesos en una muestra de textos que consiste en 1.443 cláusulas.

Tabla 4. Distribución de los subtipos de modo en los diversos tipos de procesos en una muestra de 250.000 palabras.

 

Figura 2. Cláusulas que son 'mental: emotiva' y modo: 'grado'.

2.2. Modo: grado: 'profundamente': + Proceso

Para recapitular, primero me interesan los patrones colocacionales que involucran dos elementos de la estructura de transitividad de la cláusula, a saber, Modo: grado + proceso. Existe un número de adverbios que pueden servir para realizar el Modo: grado como difícil, difícilmente, mucho, un montón, totalmente, profundamente, claramente. Algunos de estos, p.e. 'un montón', parecen ser muy generales y es poco probable que entren en patrones colocacionales muy particulares (aun cuando, por supuesto, necesita ser comprobado) mientras que otros parecen estar más restringidos en términos colocacionales. De los de este último tipo, comenzaremos con 'profundamente'. ¿Cómo podemos proceder? Una posibilidad es basar la investigación en una pequeña muestra de textos analizados manualmente, como la muestra de 1.443 cláusulas usadas para establecer la distribución de los tipos de 'modo' en los diversos tipos de procesos. Sin embargo, esta muestra es demasiado pequeña, del orden de las 10.000 palabras: solo existen 9 circunstancias de Modo: grado en ella. De modo que necesitamos un método alternativo. Para poder trabajar con muestras más grandes, he usado un programa de concordancia, SysConc, desarrollado al interior de nuestro grupo de investigación en la Universidad Macquarie por Matthiessen y Wu Canzhong (1998), para una descripción del programa y el sistema mayor del cual es parte). Este programa permite al analista crear concordancias para ítems lexicales individuales como 'profundamente', para combinaciones de ítems lexicales dentro de una cierta extensión (profundamente + conmover) y también para rasgos sistémicos como 'grado', que pueden definirse con algún grado de precisión en términos de conjuntos de ítems léxicos. Una vez que se ha creado una concordancia, debe ser analizada manualmente; el analista clasifica todos los casos y extrae aquellos que son relevantes para la tarea que tiene entre manos.

Presentaré el resultado del análisis relativo a 'profundamente' en cuatro pasos. Primero, veré los resultados de una novela larga, Servidumbre Humana de Maugham (alrededor de 250.000 palabras), luego lo compararé con una muestra más pequeña de la revista Time desde el final de la década de 1980 hasta comienzos de la del 1990 (alrededor de 95.000 palabras) y luego contrastaré eso con una muestra de un año de la revista Time (1993, alrededor de 1.8 millones de palabras). Estas muestras no representan un corpus de textos estandarizado y balanceado en términos de registros como son los corpora clásicos (el corpus de Brown, el London Oslo Bergen (LOB) corpus y otros corpora comparables)10. En consecuencia, como paso final, también confrontaré mis resultados con el corpus (LOB) (Extractos de textos del inglés británico, de 1961). La muestra total es, pues, heterogénea tanto en tiempo como en espacio: incluye textos desde 1915 hasta comienzos de 1990; incluye inglés británico y americano. (Una razón para trabajar con una novela de 1915 y no una mucho más moderna es que los libros de ese período están fácilmente disponibles en la web en forma electrónica). Como veremos, aun cuando el número total de palabras es cercano a los 3 millones, estudios en el futuro deberán estar basados en muestras mucho mayores.

2.2.1. 'Profundamente' en Servidumbre Humana de Maugham

Comencemos considerando dos ejemplos de 'profundamente' sirviendo como una circunstancia de Modo: grado. El primero es 'es su alma [estaba] profundamente conmovida por todo el preparativo, por los libros que había estudiado y, sobre todo, por la avasalladora influencia del director'.

CHAPTER XVII

... But Philip thought over all that the headmaster had said, and presently, his mind taken up entirely with the ceremony that was before him, a mystical rapture seized him. His spirit seemed to free itself from the bonds of the flesh and he seemed to be living a new life. He aspired to perfection with all the passion that was in him. He wanted to surrender himself entirely to the service of God, and he made up his mind definitely that he would be ordained. When the great day arrived, his soul [Manner: degree:] deeply [Process:] moved by all the preparation, by the books he had studied and above all by the overwhelming influence of the head, he could hardly contain himself for fear and joy. One thought had tormented him. He knew that he would have to walk alone through the chancel, and he dreaded showing his limp thus obviously, not only to the whole school, who were attending the service, but also to the strangers, people from the city or parents who had come to see their sons confirmed. But when the time came he felt suddenly that he could accept the humiliation joyfully; and as he limped up the chancel, very small and insignificant beneath the lofty vaulting of the Cathedral, he offered consciously his deformity as a sacrifice to the God who loved him.

Aquí la circunstancia de Modo: grado = 'profundamente' se combina con el Proceso = conmovido (moved). Aun cuando move se usa en inglés como un verbo de movimiento en cláusulas 'materiales' aquí el sentido de movimiento es metafórico en un espacio abstracto y sirve como una cláusula 'mental emotiva' en el sentido de 'agitar las emociones, sentimientos, o pasiones. La circunstancia de Modo especifica el grado en el que 'su alma' estaba afectada emocionalmente. De hecho, 'profundamente' no podría usarse con mover en su sentido material, de movimiento: sería difícil de aceptar 'movieron el piano profundamente' como variante de 'ellos movieron el piano un gran trecho'; al igual que muchos otros adverbios de grado usados fuera de su esfera colocacional, probablemente sería interpretado como un tipo de cualidad (¿de qué modo?) o una extensión del tipo 'distancia' (¿cuán lejos?). En este sentido mental, emotivo de conmover /(move) se podría configurar con un hecho como Fenómeno como en 'lo conmovió profundamente el que ellos lo hayan estado preparando todo el día'. El discurso de su entorno también indica que move tiene claramente un sentido emotivo; el ejemplo está precedido por 'exaltación mística, pasión', como apresto (priming) de una interpretación 'emotiva' y va seguido por 'contenerse', 'miedo', 'felicidad', '(lo)atormentaba', 'temía', etc. Hay, como quien dice, una prosodia de oleada emocional en este punto del discurso (Martin, 1997).

El segundo ejemplo es muy similar: Felipe estaba profundamente conmovido por lo que había dicho el director.

CHAPTER XX

"... Philip did not answer. Mr. Perkins, holding himself oddly as he always did, like a figure in one of Perugino's pictures, drew his fingers thoughtfully through his beard. He looked at Philip as though he were trying to understand and then abruptly told him he might go.

Apparently he was not satisfied, for one evening, a week later, when Philip had to go into his study with some papers, he resumed the conversation; but this time he adopted a different method: he spoke to Philip not as a schoolmaster with a boy but as one human being with another. He did not seem to care now that Philip's work was poor, that he ran small chance against keen rivals of carrying off the scholarship necessary for him to go to Oxford: the important matter was his changed intention about his life afterwards. Mr. Perkins set himself to revive his eagerness to be ordained. With infinite skill he worked on his feelings, and this was easier since he was himself genuinely moved. Philip's change of mind caused him bitter distress, and he really thought he was throwing away his chance of happiness in life for he knew not what. His voice was very persuasive. And Philip, easily moved by the emotion of others, very emotional himself notwithstanding a placid exterior--his face, partly by nature but also from the habit of all these years at school, seldom except by his quick flushing showed what he felt--Philip was deeply touched by what the master said. He was very grateful to him for the interest he showed, and he was conscience-stricken by the grief which he felt his behaviour caused him. It was subtly flattering to know that with the whole school to think about Mr. Perkins should trouble with him, but at the same time something else in him, like another person standing at his elbow, clung desperately to two words".

Al igual que 'conmover' (move) el verbo 'tocar' se usa en cláusulas de diferentes tipos de procesos; el sentido concreto básico es probablemente 'material' (hacer contacto con); pero aquí el sentido es abstracto y el verbo sirve como en una cláusula mental 'emotiva' más que material, como se puede ver en la Figura 3. Cuando buscamos evidencia de la lectura emotiva de una cláusula en el contexto discursivo, no es escasa; por ejemplo, el agente de tocar podría ser un hecho, como en 'Felipe se sentía profundamente tocado por el hecho de que el director se había dirigido a él'. Nuevamente hay una oleada prosódica: (Felipe) fácilmente movido, (Felipe) muy emotivo, (él) sentía... (él) muy agradecido, pena, (él) se sintió, sutilmente halagador.

Figura 3. Análisis sistemático y estructural de una cláusula con 'profundamente'.

En toda la novela Servidumbre Humana hay 24 ocurrencias de 'profundamente' como un adverbio de grado (ver Tabla 5). Seis de estas sirven como Modificadores dentro de un grupo (por ejemplo 'una cara profundamente arrugada') más que como elementos de cláusulas, pero el resto, la mayoría, sirven como circunstancias de Modo: grado al interior de una cláusula. La Tabla 6 muestra la distribución de estas circunstancias. La gran mayoría -casi un 80%- sirve en cláusulas 'mental' 'emotiva', lo que se destaca más claramente cuando la distribución es perfilada para los distintos tipos de procesos en el Gráfico 1. Los ejemplos restantes, de hecho, también se caracterizan por un rasgo de emoción, pero son o emoción como actividad, conducta indicadora de emoción (enrojecer, suspirar), o emoción como cualidad, Atributo en una cláusula 'intensiva' 'relacional' ('profundamente agradecido')11. Así pues parece muy claro que 'profundamente' se coloca no solo con ítems lexicales individuales como 'tocar', 'conmover', 'interesar', 'herir' sino más bien con un tipo gramatical bastante delicado12 y esto sucede sin que importe que la cláusula sea 'media' o 'efectiva' (Halliday, 1994; Matthiessen, 1995a); así pues, encontramos cláusulas 'mentales media' tales como 'el sentía profundamente que El Greco mantuviera un secreto de especial imp..., así como 'efectivas' como lo conmovió profundamente y al mismo tiempo lo sorprendió'.

Tabla 5. Concordancia de 'profundamente' en Servidumbre Humana de Maugham
(aproximadamente 250.000 palabras), 23 aciertos.

cláusula

 

grupo

 

Adjunto/

TIPO DE PROCESO

Modificador:

 

Modo: grado

mental:

emotivo

otro

Grado

 

 

Conductual: emotivo

 

1 ...htened eyes, and, as his habit was, flushed deeply. "I always used to play at home", he answer...

 

mental: emotivo

  

2 ...ained. When the great day arrived, his soul deeply moved by all the preparation, by the books ...

mental: emotivo

  

3 ...ck flushing showed what he felt--Philip was deeply touched by what the master said. He was ver...

 

?

 

4 ...he was and a bundle of letters to prove how deeply the young man had compromised himself. A we...

mental: emotivo

  

5 ... of undermining the boy's faith, but he was deeply interested in religion, and found it an abs...

   

6 ...ttle old woman with a shrivelled body and a deeply wrinkled face, had prepared high tea for hi...

mental: emotivo

  

7 ...nt that he did not wish to see her; she was deeply hurt, and she never thought he would repay ...

   

8 ...n which man has that his will is free is so deeply rooted that I am ready to accept it. I act ...

   

9 ... other was a youth of eighteen, with a face deeply scarred by smallpox and with one eye only. ...

  

10 ...She had long, beautiful hands, with fingers deeply stained by nicotine. She wore sweeping drap...

 

conductual: emotivo

 

11 ...long meditative glance at Lawson she sighed deeply. Then came the summer, and restlessness se...

mental: emotivo

  

12 ...ice, and in a little while an answer came: "Deeply distressed. Very awkward to leave my busine...

mental: emotivo

  

13 ...ad been leading for so long that he was now deeply affected. The delicate iridescence of the L...

mental: emotivo

  

14 ...le enjoy from mothers or sisters and he was deeply touched by the feminine tenderness of this ...

mental: emotivo

  

15 ...ilip thought for a minute or two. He was so deeply moved by her distress that he could not thi...

mental: emotivo

  

16 ... child," he whispered. "Poor child." He was deeply moved. Suddenly he had an inspiration. It f...

mental: emotivo

  

17 ...hich he knew only from photographs; he felt deeply that El Greco held a secret of peculiar mom...

mental: emotivo

  

18 ...ing everything for granted, that Philip was deeply touched. He never expected people to be kin...

mental: emotivo

  

19 ...have any warm feeling for him, affected him deeply. He remembered on a sudden all the good tal...

mental: emotivo

  

20 ...en to her humble, devoted love. The curate, deeply moved, went away and Mrs. Foster, weeping, ...

  

relacional:

intensivo y adscriptivo:

emotivo

21 ...myself. Thank God we are both well and I am deeply thankful for the great mercy which has been...

mental: emotivo

  

22 ...g forward, rested his face on his hands. It deeply touched and at the same time surprised him....

   

23 ...gray now and the dark, sallow face was more deeply lined. Philip had an impulse to go up and s...

18 =

14 +

4

6

 

Tabla 6. Modo: grado: 'profundamente' según el TIPO PROCESO en Servidumbre Humana de Maugham (aproximadamente 250.000 palabras).

2.2.2. 'Profundamente' en la revista Time

Para contrastar lo encontrado en la novela de Maugham, investigué una gama diferente de registros, tales como textos de la revista Time, incluyendo 'noticias duras' y opiniones, interpretación y críticas de libros y de películas. Comencemos con una pequeña muestra de 95.000 palabras sacadas de dos números de 1989 y uno de 1993. Esto constituye cerca de 40% de la muestra anterior, de modo que podemos esperar unas 7 u 8 circunstancias de Modo: grado = 'profundamente' en la muestra del Time. Sin embargo solo hay tres casos.

Mental : emotiva:

[cláusula]

...que tomará las siguientes tres épocas de hielo y más aún para volverse inofensiva es algo que ha impresionado profundamente la imaginación. (Time, 2 de enero de 1989).

[grupo: nominal : nominalización]

La objetividad del trabajo de Courbet connota un profundo y sensual amor por cualquier cosa que pintara. (Time, 9 de enero de 1989).

...s de familiaridad con el papel de Arafat tanto como Jekyll y Hide han alimentado, si no desprecio, entonces, al menos una profunda suspicacia. (Time, 9 de enero de 1989).

2...Oriente y Sudáfrica han llegado a ser terribles dragones locales por derecho propio, con historias de profundo odio y el potencial de estallar en Violencia más amplia -incluso, en el caso del Medio Oriente, en un... (Time, 1993).

Mental: cognitiva:

[cláusula]

Los logros permanentes de la Gran Sociedad han sido desafiados por algunos que creían en ella profundamente. (Time, 9 de enero de 1989).

Mientras habla con sus visitas, es evidente que él ha pensado profundamente acerca de aquello de lo que quiere convencernos... (Time, 1993).

Gráfico 1. Perfil de modo: grado 'profundamente' según TIPOS DE PROCESOS en
Servidumbre Humana de Maugham (aproximadamente 250.000 palabras).

Los tres aparecen en cláusulas `mentales`, pero además de una cláusula 'emotiva', hay también dos 'cognitivas': Proceso = 'creer, pensar' + Modo: grado = 'profundamente'. Otra interesante diferencia con la primera muestra es que hay tres grupos nominales con un proceso 'emotivo' nominalizado como Nucleo/Cosa y 'profundo' como pre-modificador (profundo....amor, profunda...sospecha, profundo...odio). Estos tres grupos nominales son todos versiones metafóricas de cláusulas 'mental' 'emotiva' (véase Halliday, 1994 para el fenómeno de metáfora gramatical, y Matthiessen, 1995a, para un breve panorama de grupos nominales metafóricos). Son agnados de cláusulas congruentes, por ejemplo: profundo odio: odiar profundamente. Un punto importante en el presente contexto es que el patrón colocacional se 'preserva' a través de los dominios gramaticales; es el mismo en el dominio de la cláusula como en el dominio del grupo nominal (metafórico). Esto se relaciona con el hecho que se observó anteriormente que la intensificación es un dominio semántico que se manifiesta en diferentes contextos gramaticales tales como la cláusula y el grupo nominal.

Puesto que la muestra de 95.000 palabras del Time produjo muy pocos casos de 'profundamente', investigué todo un año de la revista, alrededor de 1.8 millones de palabras. Hubo 652 ocurrencias de 'profundamente' que caen en las siguientes categorías:

- Como una circunstancia en una cláusula:

- Unas pocas circunstancias de Extensión (por ejemplo: "Los neutrones penetraron profundamente en la parte cercana del asteroide, explica Canavan) y

- Algunos de Modo: calidad (por ejemplo: A la inversa, respirando profundamente y relajando los músculos puede calmar la mente), pero

- La mayoría eran los de Modo: grado (28 ocurrencias) (por ejemplo: Mientras una orden permanente está en proceso de redacción, lo cierto es que la Casa Blanca enfrenta una intensa oposición de parte del pentágono, quien teme profundamente que se perturbe la fuerte tradición de unidad al interior de las fuerzas armadas y de los colaboradores que han inundado al congreso con correos electrónicos y llamadas telefónicas).

- Como un Modificador de un adjetivo o adverbio, 18 de los cuales ocurrían al interior de una cláusula 'relacional' 'adscriptiva' 'intensiva' (por ejemplo: Debo decir honestamente que estoy profundamente preocupado; de hecho, los obispos que hace tiempo que han pedido a Roma poderes disciplinarios para enfrentar la crisis, están profundamente conscientes de su dimensión).

Existen, en consecuencia, 28 casos de 'profundamente' sirviendo como Modo: grado. Si el Time tuviera la misma proporción de 'profundamente' que la novela Servidumbre Humana, deberían aparecer alrededor de 130 casos; hay pues una clara diferencia entre las dos amplitudes de registros. Además de las 28 ocurrencias de 'profundamente' como circunstancia de Modo: grado, hay también 18 ocurrencias de 'profundamente' como Modificador dentro de un grupo nominal que sirve de Atributo en una cláusula relacional. La distribución de estas ocurrencias se muestra en la Tabla 7.

Tabla 7. Modo: grado 'profundamente' + colocaciones de procesos.
Atributo en cláusulas relacionales (Revista Time, 1993, aproximadamente 1.8 millones de palabras).

2.2.3. Generalizaciones acerca de 'profundamente' en las tres muestras

Ahora podemos comparar los perfiles que indican la frecuencia relativa de 'profundamente' en los varios tipos de procesos en Servidumbre Humana (aprox. 250.000 palabras) y en la revista Time (aprox. 1.8 millones de palabras): véase el Gráfico 2. Los perfiles difieren en ciertos aspectos, pero confirman la atracción entre emoción y 'profundamente' como una especificación de alto grado: la diferencia más notable es que la ocurrencia de 'profundamente' en la revista Time es menor para cláusulas 'mental emotiva' (alrededor de 45% [21 casos] en vez de casi un 80% [14 casos]) pero mucho mayor para cláusulas relacionales que expresan emoción (alrededor del 37% [17 casos] en vez de alrededor del 5% [solo 1 caso]). En otras palabras, hay un cambio desde el contexto de cláusulas mentales al de cláusulas relacionales en la revista Time comparado con Servidumbre Humana, pero el tema de la emoción permanece constante. Otra diferencia menos notoria entre las dos muestras es que mientras las cláusulas 'conductuales' ocurren con 'profundamente' en Servidumbre Humana no lo hacen en la revista Time; en cambio encontramos cuatro cláusulas 'mental cognitiva' (como en 'Ellos perciben a un presidente que siente repulsión por la discriminación y violencia contra los gays pero no comprende profundamente el estilo de vida o el sentido de ser diferentes de los homosexuales')13.

Gráfico 2. Frecuencias relativas de Modo: grado = 'profundamente' a través
de los diferentes tipos de proceso en Servidumbre Humana y en la revista Time.

Tanto Servidumbre Humana como la revista Time tienen una gama de registros bastante estrechas, de modo que como último paso en la comparación entre los textos de las muestras, agregaré los resultados obtenidos del análisis de todas las ocurrencias de 'profundamente' que sirven como Modo: grado o como Modificador: grado al interior de un 'Atributivo' en una cláusula relacional que encontré en un corpus estándar de 1 millón de palabras, escrito en inglés británico (del año 1961): el corpus LOB. Las ocurrencias se presentan en la Tabla 8 y las frecuencias relativas se perfilan junto con las de las muestras anteriores en el Gráfico 3. Si bien hay algunas variaciones entre las muestras14, las tendencias generales parecen estar bastante claras: el contexto sistémico preferido para la especificación de grados por medio de 'profundamente' es el asociado con emoción: las cláusulas 'conductuales' que representan una actividad que evidencia una emoción (por ejemplo: suspirar, enrojecer), cláusulas 'mental: emotiva' (por ejemplo: amar, excitar) y relacional: 'emotiva - intensiva' (por ejemplo: estar preocupado, ser repugnante).

Tabla 8. Modo: grado 'profundamente' + colocaciones de procesos.
Atributo en cláusulas relacionales (LOB, aproximadamente 1 millón de palabras).

 

Gráfico 3. Frecuencias relativas de Modo: grado = 'profundamente' a través de los diferentes
tipos de proceso en Servidumbre Humana, la revista Time en LOB.

El cuadro que emerge es bastante llamativo. La intensificación se ve favorecida por un contexto particular en la lexicogramática (visto desde el extremo gramatical esta es la gramática de la emoción delicadamente especificada; visto desde el extremo léxico, este es el "campo" generalizado aquí como 'emoción'. La emoción se analiza o expresa al interior de la gramática de la transitividad como una cualidad que sirve como atributo o al interior de la gramática de la transitividad mental con una percepción que sirve de Proceso. Estos dos casos dan cuenta de alrededor del 83% de todas las apariciones de 'profundamente' (53 de 64 casos).

Podríamos especificar este patrón colocacional como arbitrario no motivado semánticamente (ver Tabla 1); pero el patrón no es arbitrario, sino que es natural, motivado por un modelo experiencial que también explica otros patrones. En la lexicogramática del inglés en general, un modelo para expresar intensidad es el de espacio abstracto (Whorf, 1956; Halliday & Matthiessen, 1999). Existen diversas variantes de este modelo; por ejemplo, la alta intensidad se puede modelar como una extensión en el espacio ('la economía está creciendo'), como ubicación vertical ('la temperatura está subiendo'), como cobertura ('comprendieron totalmente'), como profundidad ('amaban profundamente'). En el área que estamos enfocando, una variante particular del modelo es 'profundidad como alta intensidad' (Lakoff & Kövecses's, 1987, la discusión de los modelos de la ira). El modelo engendra patrones colocacionales como los ejemplificados anteriormente: alrededor del 78% de las apariciones de 'profundamente' se encuentra en las cláusulas 'emotivas'; si consideramos otros subtipos de cláusulas 'mentales', la cifra es aún mayor. Si además consideramos 'profundamente' como un Modificador al interior de grupos nominales que sirve como Atributo en cláusulas 'intensivas, adscriptivas', podemos observar que se confirma el principio de la "atracción" hacia la emoción: cláusulas relacionales como 'debo decir honestamente que estoy profundamente preocupado', muy cercano a cláusulas mentales emotivas ('las noticias me preocupan profundamente'). Todos estos casos se basan en el principio que la intensidad alta se puede expresar con un modelo de espacio abstracto.

2.3. Modo: grado: violentamente (sharply) + Proceso

No cabe duda de que debemos investigar más lo 'emotivo' en cuanto tipo de proceso que favorece a 'profundamente' como especificación de alto grado; en particular debemos identificar la gama de los subtipos de 'emotivo' que estén implicados. Por ejemplo, es evidente que mientras que 'amar+ profundamente, conmover + profundamente' pertenecen al patrón encontrado en las muestras de textos, ejemplos como 'gustar + profundamente', 'agradar + profundamente' no pertenecen. Retomaré este problema más adelante.

Sin embargo, hay otra tarea que se debe realizar antes: debemos comparar la distribución de 'profundamente' con la de otros adverbios de grado. Emprenderé brevemente esta tarea aquí, usando, 'violentamente' (sharply) como candidato.

If a large number of individuals and businesses started defaulting on their loans and sharply curbing their spending. (Time 9 January, 1989)

It seems no coincidence that surveys showed consumer confidence rising sharply right after Clinton's victory. (Time 15 February, 1993)

The possibility of confrontation will increase sharply when the foreign troops push inland toward the famine belt. (Time 21 December, 1992)

the number of arrests of even moderate dissidents has risen sharply (Time 6 December, 1993)

The amounts are escalating sharply. A few years ago, sums of $10,000 or $20,000 were enough to land exclusive interviews with major newsmakers. (Time 6 December, 1993)

But even if the economy should rebound sharply, the regional phone company has no plans to take anyone back. (Time 20 August, 1992)

Perot's overall popularity has fallen too. Just 35% said they have a generally favorable impression of him, down sharply from over 52% last summer. (Time 22 November, 1993)

Rollins' tale gained credibility from two facts: Whitman squeaked by with a margin of about 30,000 votes out of 2.4 million ballots, and turnout in black areas where Florio had overwhelming support fell off sharply. (Time 22 November, 1993)

While the indicators have sometimes fluctuated sharply, overall inflation has been moderate and stable. (Time 9 January, 1989)

And the emotional view of the future will swing sharply back and forth, from exultant hope to bitter despair. (Time 15 October, 1992)

Republicans have had a lock on foreign policy ever since McGovern and Vietnam swung the Democrats sharply to the left. (Time 10 August, 1992)

The strike was triggered by sharp government-ordered rises in the prices of key commodities, including sugar and cigarettes (Time 9 January, 1989).

Estos ejemplos son todos cláusulas 'materiales' (con excepción del último, que es una cláusula 'material' nominalizada como grupo nominal); ninguno implica procesos o atributos de emoción. Es obvio que el uso de 'violentamente' está motivado por una variante del modelo general usado para expresar intensidad en términos de las dimensiones de un espacio abstracto. La variante del modelo espacial para expresar intensidad que está operando aquí es diferente del que guía el uso de 'profundamente'; el modelo en este caso es el de movimiento vertical en un espacio abstracto. Si el movimiento es brusco (un tipo de cualidad del movimiento), el cambio es también, por implicación, intenso (cantidad); es posible que ejemplos como 'fluctuar violentamente', 'girar violentamente', contengan ambos rasgos. La variante del modelo experiencial de intensidad genera colocaciones con cláusulas materiales del tipo Proceso: movimiento (subir, ascender, caer, caerse, fluctuar etc.) + Modo: 'grado': 'violentamente'; y este patrón colocacional incluso se generaliza a verbos que no son de movimiento como 'aumentar'. Por supuesto que puede existir solapamiento entre emoción y movimiento en el espacio cuantitativo en relación a cuán alta se representa la intensidad, como se ilustra en los ejemplos "Algunos de ellos sin duda se imaginaron que iban hacia una tierra prometida, y en esto se vieron violentamente desilusionados, especialmente después de 1929, cuando llegaron a un Norte económicamente devastado por la Depresión". En este caso también podríamos imaginar 'se vieron profundamente desilusionados'. Sin embargo, los dos contextos sistémicos son diferentes en la lexicogramática y generan diferentes patrones colocacionales que "unen" los elementos constituyentes Proceso + Modo: 'grado'. No es de esperar "la confianza de los consumidores se elevó profundamente justo después de la victoria de Clinton (¡excepto, tal vez, como una interesante evaluación interpersonal!). Tampoco se esperaría 'Él se sintió violentamente choqueado por la revuelta de los estudiantes', a menos que 'violentamente' se interpretara aquí como Modo: 'cualidad' (como en 'reprender violentamente') más bien que como Modo: 'grado'.

2.4. Distribución de 'Modo: grado' en tipos de percepciones

Hasta ahora he considerado 'profundamente' y 'violentamente' como realizaciones léxicas de 'Modo: grado' en el contexto de diversas opciones dentro del TIPO DE PROCESO. Ahora complementaré este cuadro observando todas las realizaciones adverbiales corrientes de 'Modo: grado' en cláusulas 'mentales', es decir, en cláusulas 'perceptivas', 'cognitivas', 'desiderativas', y 'emotivas'. La distribución en Servidumbre Humana se expone en la Tabla 9. Las columnas representan los diversos TIPOS DE PERCEPCIONES ('perceptivo'/ 'cognitivo'/ 'desiderativo'/ 'emotivo') y a las realizaciones de 'Modo: grado' se les da una fila a cada una.

Tabla 9. La distribución de diferentes tipos de 'Modo: grado' en TIPOS DE PERCEPCIONES en
Servidumbre Humana (aprox. 250.000 palabras).


Ciertos adverbios no ocurren en absoluto (p.e. completamente, totalmente, sumamente) y algunos de ellos solo ocurren una vez (p.e. absolutamente, completamente, enteramente). Pero varios de ellos aparecen con la suficiente frecuencia como para empezar a mostrar tendencias claras (véase el Gráfico 4). Por ejemplo, 'profundamente' está restringida a cláusulas 'emotivas' como 'exhaustivamente', 'amargamente' y 'mucho', mientras que 'muchísimo', solo ocurre en cláusulas 'desiderativas' y 'bastante' prefiere fuertemente las cláusulas 'cognitivas'15. Del Gráfico se desprende con claridad que las cláusulas 'perceptivas' no son intensificadas en absoluto. Las cláusulas 'emotivas' dan cuenta de poco menos de dos tercios de todas las apariciones de 'Modo: grado', las cláusulas cognitivas de un tercio y las 'desiderativas' de alrededor de un 6%. Y mientras las cláusulas 'cognitivas' y 'emotivas' ambas muestran una pareja cobertura de adverbios que sirven como 'Modo: grado' y verbos que sirven como Proceso, todos los casos intensificadores de las cláusulas 'desiderativas' muestran el mismo patrón colocacional: Proceso = 'desear' + 'Modo: grado' 'muchísimo'. Esto, por supuesto no significa que no podrían ocurrir otros patrones en muestras mayores.

Gráfico 4. La distribución de diferentes tipos de 'Modo:grado' en TIPOS DE PERCEPCIÓN en
Servidumbre Humana (aproximadamente 250.000 palabras).

Cuando comparamos la cobertura sistémica de los subtipos de procesos con relación a los tipos 'cognitivo' y 'emotivos' encontramos que los 'cognitivos' están mucho más restringidos. Esencialmente, se limitan a cuatro temáticas: grado de creencia (creer), de conocimiento (conocer), de comprensión (captar, comprender) y de memoria (olvidar, recordar). En contraste, la cobertura sistémica de los subtipos 'emotivo' es considerablemente mayor. Esto sugiere que la graduabilidad es característica del tipo 'emotivo' en particular y por ello invita a hacer una investigación más detallada.

2.5. Tipo de percepción: 'emotiva'

A fin de explorar algo más el tipo 'emotivo', busqué en Servidumbre Humana todas las combinaciones de 'emotivo' y 'grado', una posibilidad que provee SysConc. Ambos rasgos fueron definidos en término de conjuntos de ítems léxicos; 'emotivo' fue definido mediante un gran conjunto de ítems léxicos que tiene emoción como uno de sus sentidos y 'grado' fue definido mediante un conjunto de ítems lexicogramaticales que tienen grado como uno de sus sentidos. Los resultados de la búsqueda se muestran en la Tabla 11 y la información se visualiza en el Gráfico 5. Las combinaciones preferidas se observan en la Tabla 10:

Tabla 10. Combinaciones del tipo 'Emotivo:grado'.

Tanto 'profundamente' como 'muchísimo' muestra una buena cobertura también entre todos los verbos; pero, 'amargamente' y 'completamente' están dominados por dos colocaciones específicas del verbo en la muestra: Proceso= 'lamentar' +Modo= 'amargamente' y Proceso = 'gozar' +Modo: grado = completamente. Estas combinaciones favoritas implican tanto verbos de emoción como adverbios de grado que ocurren con mayor frecuencia en cláusulas intensificadoras en Servidumbre Humana.

Tabla 11. La distribución de diversos tipos de 'Modo: grado' en verbos de emoción en Servidumbre
Humana (aprox. 250.000 palabras) [√ en columna "profundamente" = ocurre en
la muestra de Time o en LOB].

Gráfico 5. La distribución de diversos tipos de 'Modo: grado' en verbos de emoción en
Servidumbre Humana (aprox. 250.000 palabras).

Si comparamos los verbos con los adverbios en relación a la cobertura de diferentes ítems, encontramos una clara diferencia. Mientras que los adverbios cubren una gama de entre 1 y 17 verbos, los verbos solo cubren una gama de 1 ó 2 adverbios y la gran mayoría solo ocurre con un adverbio específico. Esto sugiere que los verbos son mucho mejores predictores de con cual adverbio se van a colocar que a la inversa, que es precisamente lo que se podría esperar: en la gradiente de delicadeza entre gramática y léxico, los adverbios de grado se acercan más hacia el extremo de la gramática y los verbos de emoción lo hacen hacia la del léxico.

En consecuencia, podemos esperar que, en una muestra más grande, cada adverbio de grado ocurra con una gama más amplia de verbos que en Servidumbre Humana: un adverbio, 'profundamente', apoya esta expectativa; las marcas(√) en la columna 'profundamente' de la Tabla 11 indican que 'profundamente' ocurre con el verbo marcado en cualquiera de las muestras de 1,8 millones de palabras de la revista Time o en LOB; y, además, juntas estas dos muestras incluyen verbos que no aparecen en Servidumbre Humana. Es, pues, razonable concluir que, dentro de ciertas cláusulas, 'profundamente' entra en colocación con una clase de verbos y no solo con verbos individuales. Para darle sentido de la cobertura sistémica de los subtipos de 'emotivo', clasifiqué todos los verbos y adjetivos de emoción que aparecieron en Servidumbre Humana, revista Time y LOB en términos de una clasificación tentativa de todos los tipos de emoción, como se observa en la Tabla 12:

Tabla 12. Modo: grado = 'profundamente' con verbos (como Proceso en cláusulas mental, emotiva) y adjetivos (como Atributo en cláusulas 'relacionales emotiva intensivas')[en cursiva] de emoción en una muestra de alrededor de 3 millones de palabras [en negritas] (de Servidumbre Humana, Time y LOB) en relación con el sistema de TIPO DE EMOCIÓN (basado en Matthiessen, 1995a: 271-272).

Esta clasificación preliminar consiste en 7 subtipos de emoción. Resulta interesante comprobar que 'profundamente' co-ocurre con verbos de todos estos tipos, esto es, tiene una cobertura sistémica completa. Por ejemplo: 'emoción' (sentir/conmover + profundamente); 'gusto' (amar/desaprobar +profundamente); 'miedo' (temer + profundamente) 'felicidad' (lamentar + profundamente); 'enojo' (enrabiar + profundamente); 'gratitud' (agradecido [adjetivo como Atributo]+ profundamente); 'orgullo' (alagar + profundamente). Sin embargo hay ciertos vacíos dentro de los siete tipos: 'miedo' y 'felicidad' solo están representados en sus versiones negativas.

Con la ayuda de la Tabla 12, podemos indagar para ver si 'profundamente' está limitado solo a los ítems encontrados en la muestra de Servidumbre Humana, revista Time y LOB. Como es de esperar, 'profundamente' no está evidentemente restringido a aquellos ítems: un gran número de otras combinaciones parece posible, es decir, parecen ser parte del potencial del inglés aun cuando no aparezcan ejemplificadas en nuestra muestra; por ejemplo: excitar/ intrigar/ animar/ inspirar/ perturbar / fascinar+ 'profundamente' parecen posibles junto a los que, de hecho, ocurrieron interesar /impresionar + 'profundamente'. Otras combinaciones parecen menos posibles, por ejemplo: entretener + 'profundamente'; regocijar + 'profundamente'; tranquilizar + 'profundamente'. Es claramente de gran interés identificar cuáles son los patrones, pero esto solo se puede lograr exitosamente mediante un estudio basado en un corpus mucho más extenso, en el que el tamaño de la muestra sea del orden de 10 a 100 veces mayor que la muestra usada aquí (250.000 + 1.8 millones + 1 millón = aproximadamente 3 millones de palabras). Esto es completamente factible gracias a los tipos de recursos y técnicas desarrolladas por John Sinclair y su equipo, originalmente como parte del proyecto COBUILD. Por ejemplo, el estudio de Renouf y Sinclair (1991) de marcos colocacionales se basa en un corpus de 10 millones de palabras, y el estudio de Halliday y James (1993) de tiempo verbal primario y polaridad se basa en un corpus de 20 millones de palabras.

La investigación exploratoria presentada aquí ha mostrado que existe una afinidad entre emoción y graduación o intensificación (en particular la Tabla 3 y el Gráfico 4 presentados anteriormente). Esto está lejos de ser sorprendente y ciertamente tiene resonancias con lo que sabemos acerca de "significando mediante grados" gracias a Martin, 1992b). Sin embargo, hay aún un punto que destacar en relación con esto: de los varios tipos de procesos de inglés, son especialmente los 'emotivos' los que destacan la graduación como una dimensión que es lexicalizada. Como lo ilustra la Tabla 12, hay muchos verbos de emoción que se relacionan entre sí a través de gradación (Matthiessen, 1995a) y en este sentido parecen adjetivos (graduables), en particular, adjetivos de emoción, lo que indica un área de indeterminación entre cláusulas mentales y relacionales. Por ejemplo: gustar/disgustar, amar/odiar, asustar, atemorizar/aterrorizar, horrificar, interesar/ fascinar, intrigar.

 

CONCLUSIÓN

Como una manera de explorar la interpretación de las colocaciones en un modelo de lexicogramática, me he centrado en un estudio de caso en particular, a saber, la interacción entre las opciones sistémicas en los sistemas de TIPOS DE PROCESOS ['material/ conductual/ mental/ verbal/ relacional/ existencial'] y TIPO DE MODO ['grado/ cualidad/ medios/ comparación'] (ver Figura. 3). Dentro de TIPO DE MODO, el foco ha estado en 'grado'. El estudio ha cubierto tres pasos en delicadeza, desde el TIPO DE PROCESO hacia TIPO DE SENSACIÓN y TIPO DE EMOCIÓN (ver Figura 4).

Figura 4. Resumen diagramático de la investigación que muestra los pasos en delicadeza creciente.

En relación al sistema de TIPOS DE PROCESOS se encontró que 'grado' se co-seleccionaba con mayor frecuencia con 'mental' (alrededor de 80%), luego con 'material' (alrededor de 13%), luego con 'conductual' (alrededor de 6%) y luego con 'relacional' (alrededor de 3%). Puesto que 'mental' resultó ser el contexto sistémico más favorecido para 'grado', se prosiguió su investigación. En las diversas opciones del sistema más delicado de TIPO DE SENTIMIENTO encontramos que se co-seleccionaban en el siguiente orden: 'emotivo' (alrededor del 60%) > 'cognitivo' (alrededor de 34%) > 'desiderativo' (alrededor de 6%) > 'perceptivo' (alrededor de 0%). Al mismo tiempo, la delicadeza de diferenciación para 'grado' también se aumentó en el estudio: el conjunto de ítems léxicos (Tabla 2) que sirven para expresar 'Modo: grado' fue intersectado con el sistema que especifica diversos tipos de sentimientos. Dado que 'emotivo' resultó ser la opción sistémica que daba cuenta del mayor número de selecciones de 'grado', se aumentó una vez más la delicadeza para explorar la variación dentro del tipo 'emotivo'. Esto una vez más se hizo en términos de conjuntos léxicos: el conjunto de los adverbios de grado. Como se aumentó el grado de delicadeza, hubo un movimiento en la presentación de los resultados de la investigación desde el sistema gramatical hacia los conjuntos léxicos. La tarea de sistematizar el conjunto de verbos de emoción quedó para investigaciones futuras (Tabla 12). Sin embargo, el estudio deja muy en claro que los patrones colocacionales que implican grado "surgen" de las distinciones sistémicas delicadas y que los enunciados estructural del tipo Proceso: emoción + 'Modo: grado' se pueden considerar como colecciones altamente generalizadas (poco delicadas) mientras que los enunciados del tipo 'amar + profundamente' se pueden considerar como estructuras particulares altamente delicadas.

Si nos centramos en el sistema de TIPO DE PERCEPCIÓN (perceptivo/ cognitivo/ desiderativo/ emotivo), podemos ver cómo las actualizaciones estructurales que especifican ítems lexicales particulares se pueden expresar como tendencias cuantitativas (ver Tabla 13). Si aumentamos la delicadeza de la especificación del tipo de percepción, por ejemplo, diferenciando diversos tipos emotivos, el patrón de realización se puede establecer con mayor certeza (como con grado y emotivo = gozar; Modo = 'cabalmente' 100%); pero ello se debe simplemente a que aumentar la delicadeza implica introducir nueva información en el enunciado. Si consideramos factores que no son tipos de procesos delicados podríamos también ser capaces de cambiar las expectativas; por ejemplo, señalé anteriormente que la gran mayoría de Modo = 'bastante' ocurre en cláusulas de polaridad negativa.

Tabla 13. Tendencias en la realización de 'Modo: grado'.

Opciones sistémicas

realizaciones

   
 

1er rango

2º rango

3er rango

Emotivo y grado

Modo = mucho 52%

Modo = profundamente 17%

Modo = cabalmente 11%

Cognitivo y grado

Modo = bastante 44%

Modo= bien 36%

 

Desiderativo y grado

Modo = muchísimo 100%

  

Las especificaciones dadas en la Tabla 13 y todas las otras especificaciones sistémicas dadas a lo largo de este estudio han sido inherentemente cuantitativas. Como nota Hosali (1997:94) "las colocaciones pueden ser aprendidas solo a través de la exposición. No hay reglas: solo convenciones". Pero, bueno, esto es verdad en relación al lenguaje en general: la metáfora de la regla es poco adecuada para los tipos de hallazgos que actualmente podemos derivar de grandes corpora y que están cambiando dramáticamente nuestra comprensión empírica del lenguaje; la metáfora de la regla incluso está siendo cuestionada o abandonada al interior de marcos teóricos que se basan en teorías formales como la Gramática de Unificación Funcional y la Gramática de Estructura de Frases orientada por los núcleos.

Es posible localizar especificaciones cuantitativas de las tendencias en el sistema en forma muy explícita en la teoría funcional sistémica del lenguaje. La clave para esto reside en la conceptualización de la relación entre texto y sistema como fases de un único fenómeno (Halliday, 1973, 1977, 1992; Slade, 1996). Estas dos fases se relacionan por la gradiente de actualización (ver Figura 5). Esta gradiente se extiende desde el sistema de una lengua en su totalidad a innumerables textos (lengua en uso). El sistema y el texto no son interpretados como tipos diferentes de fenómenos (en contraste con 'lengua y habla' de Saussure y 'competencia y actuación' de Chomsky (Halliday, 1973, 1977), sino más bien como dos 'fases' de uno y el mismo fenómeno, a saber, la lengua como potencial (el sistema) y el lenguaje como casos (los textos concretan el sistema). Estas dos fases se pueden comprender en términos de la perspectiva del observador, sobre una analogía con fenómenos meteorológicos (Halliday, 1992). Podemos observar los fenómenos lingüísticos o meteorológicos de cerca, captando solo un fragmento: estamos, en ese caso, observando casos (el texto, el tiempo). También podemos observar estos fenómenos desde una distancia considerable, de modo de que logremos un cuadro más holístico: estamos entonces observando el potencial general; el sistema lingüístico, el clima. Sin embargo, el sistema lingüístico y el clima no son sino una acumulación de casos. Por ello, las tendencias colocacionales en el sistema del inglés son el destilado de innumerables casos colocacionales concretos; los patrones colocacionales en textos particulares actualizan las tendencias colocacionales en el sistema. El sistema, por supuesto, es abierto y dinámico; las tendencias colocacionales no son un conjunto fijo y estable, sino que están siempre sujetas a cambios en progreso, al igual que todo el sistema. La intensificación ciertamente está sujeta a cambios con relación al conjunto de ítems que pueden ser usados como adverbios de grado; por ejemplo, way parece estar ocurriendo más frecuentemente ahora en colocaciones como way cool (very cool). Aquí hay ciertos temas semogénicos, como lo ilustran por ejemplo: 'horrorosamente'/ 'horriblemente'/ 'tremendamente'/ 'espantosamente', incluso en combinaciones como 'tremendamente'/ 'espantosamente' + linda/ dulce/generosa (Rynell, 1974).

Figura 5. Patrones colocacionales a lo largo de la gradiente de actualización.

La Figura 5 muestra la gradiente de actualización en forma diagramática: el potencial está representado como un círculo grande en la esquina superior derecha y los casos aparecen en la esquina inferior izquierda. Solo se muestran tres casos, pero los casos o textos son, por supuesto, innumerables. Cualquier caso dado solo actualiza una pequeña selección del potencial sistémico global, por ello están representados por círculos pequeños. Los casos no son, por supuesto, idénticos; la variación es un aspecto inherente de la actualización, como lo muestran los diferentes patrones en Servidumbre Humana y revista Time que se ilustran en el Gráfico 2. Así pues, incluso textos que son tan restringidos en cuanto a la cantidad del sistema que actualizan, como por ejemplo recetas de cocina o informes meteorológicos, van a variar entre sí. Volviendo por un momento a la analogía meteorológica, podemos observar que hay 'fases' intermedias entre el clima y el tiempo; nos referimos a ellos como patrones climáticos o subclimas. Lo mismo vale para el lenguaje: intermedio entre el sistema global potencial y los innumerables casos de textos, hay formaciones que son más generales que los textos individuales, pero más específicas que el lenguaje como un todo. Estas formaciones intermedias han sido denominadas tipos de textos ―vistas desde casos de textos, son tipos de casos― o como registros ―vistas desde el potencial son subpotenciales usados en tipos particulares de contextos de uso. Servidumbre Humana y la revista Time son ejemplos de registros bastante generalizados, en particular la revista Time puesto que cubre no solo reportes o noticias, sino que también opiniones, exposiciones y críticas. En cambio, LOB cubre una gama bastante amplia de registros del inglés escrito, de modo que en este sentido podemos suponer que es más representativo del inglés (británico) en general.

Podemos caracterizar los casos, registros y el sistema general cuantitativamente (así como cualitativamente; Matthiessen (1993a) sobre particiones de registros y Matthiessen (1993b) acerca de sistemas de instanciación). Un texto se puede caracterizar en términos de las frecuencias relativas con las cuales se seleccionan o concretan ciertas opciones sistémicas al interior del mismo en un texto, un registro se puede caracterizar en términos del promedio de tales frecuencias en un conjunto de textos, y el sistema global se puede caracterizar en términos del promedio sobre un conjunto de todos los registros. Esto es lo que he intentado hacer en forma exploratoria en este estudio; perfiles cuantitativos como los presentados en el Gráfico 3, Gráfico 4 y Gráfico 5 constituyen una base para inferir propiedades probabilísticas del sistema global con relación a la intensificación y tipos de procesos. Así podemos inferir que las opciones sistémicas 'emotivo' y 'grado' tienen probabilidades mucho mayores de ser seleccionadas juntas que cualquier otro tipo de procesos y 'grado'

¿Cómo afecta a nuestra interpretación de la colocación en un modelo lexicogramatical el modelo que hemos esquematizado aquí? Se suele suponer dentro de las teorías formales del lenguaje que las colocaciones, las locuciones y otras "idiosincrasias" deberían colocarse en un módulo diferente: el lexicón, que se mantiene separado de las regularidades regidas por reglas del módulo sintáctico. Por contraste, en la teoría sistémica funcional no hay modularidad en éste (Tabla 1)16. Más bien, el léxico y la gramática forman un continuum a lo largo de la gradiente de delicadeza (Figura 1) y este continuum léxico gramatical se extiende a lo largo de la gradiente de instanciación del sistema (potencial) al texto (caso) (Figura 5). Los patrones colocacionales están, pues, restringidos en cuanto a su variabilidad particular, restricciones que se ubican a lo largo de ambas gradientes. A lo largo de la gradiente de la delicadeza que va desde restricciones de ítems particulares, como 'lamentar + amargamente'; wreak + havoc (causar estragos) en el extremo más delicado, hasta restricciones que involucran categorías bastante generales como Proceso + Modo o Proceso + Amplitud en el extremo menos delicado junto con el gradiente de instanciación, los patrones colocacionales van desde patrones que son locales para un texto particular ("tiempo colocacional") hasta patrones que son característicos del sistema general ("clima colocacional") con patrones intermedios que son característicos de registros particulares ("patrones colocacionales del clima"/"subclimas colocacionales").

Cualquier caso colocacional dado puede ser una confirmación de las tendencias colocacionales del sistema o puede ser el inicio de un cambio que comenzará a reverberar a través del sistema.

Finalmente, si las colocaciones pueden ser interpretadas como un rasgo del continuum lexicogramatical, como he argumentado aquí, ¿qué sucede con la intuición desarrollada por Halliday (1996b) de que los patrones colocacionales se pueden encontrar en los contextos de diferentes unidades gramaticales? La siguiente es una lista razonablemente completa de colocaciones en LOB que incluyen grupos nominales 'profundo' + un sustantivo que representa emoción:

They would never discover that our writers and players are exciting as well as excited, that they speak in tones of passion and belief and deep, proud faith.

With the Americans, there are several strands. They have a great deal to lose. They have, even now, a deep suspicion of militarism, of "the brass," of the gearing of the nation to war.

You don't do that unless you have a deep conviction that your cause is right.

But, as the Minister says "the failure to speak two sentences can cause deep antagonism. ..."

Richardson has left his stamp so clearly on the rest of this film that some credit must be given to him; but here is undeniably a performance of surprising range and deep emotion, reflected in the face of an ordinary schoolgirl that is seemingly without make-up but is illuminated by a wonderful pair of eyes.

We have all come across human Shamirs and they leave a deep impression on D04 44 our feelings and senses.

The revival of heathen tribal customs is the result of a deep sense of frustration and a loss of faith in Western civilisation.

In presenting this book of lace-craft today, we remember with deep gratitude all who gave their skills to lace design and lace making.

Our deep sympathy goes to Mrs. Macrae.

A considerable section of British opinion, aware at last of the great potentialities for danger in Central Africa, began to view the whole Federation with deep uneasiness.

We are living in an age to-day when serious, disturbing and admirably written books, packed with vivid details, and written with deep feeling, are read only by a tiny minority.

It is with deep regret that we pay a last tribute to a great friend and colleague who has passed on.

From then till now the acquaintance ripened into a very deep friendship which I have taken with me through all the many vicissitudes of a long ministry.

Her deep frustration often threw her into tempests of passion which, during those five years recurred more and more frequently, until they were convulsing her daily, ...

Their experience and knowledge in the wide field of business will be greatly missed, and we record our deep gratitude for their services to the Board over a long period.

Mr. Latimer himself came out, a look of deep displeasure on his handsome face.

It was the memory of her father which calmed her at last, and she sat motionless as she recalled his unfailing light-heartedness even when the pain of an old war wound racked him; his deep love for her, and his sorrow that she had never known the mother who had died when she was an infant; his affection for his wife's beautiful home in Kerry and for the people of ...

It cannot last - it can mean nothing to you in view of the long and deep affection we have felt for each other.

So refulgent was the sun, and so few the place-names on our unreliable maps, that I snapped my fingers at Salisbury Plain and the deep misgivings aroused upon it.

Aquí, 'profundo' sirve como un Epíteto de grado y el nombre de la emoción sirve como Cosa en la estructura del grupo nominal (Halliday, 1994; Matthiessen, 1995a para una detallada del grupo nominal). Ver Figura 6.

Figura 6. Grupo nominal metafórico con Epíteto: Grado + Cosa: emotivo.

Muchos de los nombres que sirven como Cosa son nominalizaciones de verbos o adjetivos de emoción (por ejemplo: amor, sospecha, convicción, frustración) y otros pueden también ser interpretados en términos de verbos o adjetivos agnados en una cláusula mental o relacional (por ejemplo: amistad ― x agradar; dudas ― x preocuparse; fe ― creer (en)). Es, pues, bastante evidente que los patrones colocacionales estudiados aquí en el contexto de la cláusula 'se transmiten' al contexto del grupo nominal. Entonces ¿cómo podemos dar cuenta de esto? Parte de la respuesta reside en la noción de metáfora gramatical (Halliday, 1995; Halliday & Matthiessen, 1999). Las configuraciones de los procesos son realizadas congruentemente por las cláusulas, pero pueden ser reconstruidas metafóricamente como si fueran 'cosas', y entonces son realizadas por grupos nominales. Esto significa que los patrones de transitividad de la cláusula se proyectan sobre la estructura del grupo nominal (Matthiessen, 1995a). La transferencia del patrón colocacional es, pues, meramente un aspecto del fenómeno general de la metáfora gramatical. Otro aspecto relacionado con la respuesta es que existen varios 'temas semánticos recurrentes' que se manifiestan en toda la léxicogramática, en los diversos contextos definidos por las unidades gramaticales. La intensificación es uno de estos temas; se manifiesta en la cláusula, en el grupo nominal, en el grupo adverbial, y también a nivel de palabra. Estos temas recurrentes de significado han sido denominados tipos fractales (Halliday & Matthiessen, 1999) porque, al igual que los fractales, engendran patrones similares en una amplia gama de contextos. Como un tipo fractal, a la intensificacion se le puede dar una ubicación precisa en el sistema (es una especie de 'realce'); y se puede ver que comparten con otros de estos tipos la propiedad de generar patrones colocacionales en los varios dominios gramaticales.

 

NOTAS

* Traducido por la Dra. Marianne Peronard.

1 Nótese que esta concepción de gramática como recurso para 'construir significado' es mucho más general que una concepción comunicativa de gramática; la comunicación es un aspecto de la construcción de significado pero no el único.

2 Existe, evidentemente, considerable variación tanto al interior de las 'teorías formales' como de las 'teorías funcionales' y un resumen altamente condensado como el presentado aquí no puede hacerle justicia a esta variedad. En la caracterización de las 'teorías funcionales', me he basado en una teoría funcional en particular, la teoría sistémico funcional, dado que esa es la teoría que he usado en la investigación presentada aquí.

3 Véase Amritavalli (1997) acerca de las dificultades de acomodar las colocaciones en una interpretación basada en una teoría de constituyentes jerárquicos.

4 Debe enfatizarse que, si bien este enfoque se parece al 'análisis componencial' tal como ha sido usado al interior de la semántica léxica y la lingüística etnográfica/ antropológica, es también fundamentalmente diferente. Los 'componentes' del análisis componencial son tratados como elementos sintagmáticos que conforman sentidos léxico sobre el modelo del tratamiento que Jakobson hace de los rasgos fonológicos. Por el contrario, el enfoque sistémico es paradigmático. Los términos del sistema no son componentes de sentido sino más bien términos en oposiciones paradigmáticas que representan valores (valeur) y tales oposiciones no necesitan ser discretas sino que se pueden interpretar en términos topológicos (Martin & Matthiessen, 1991; Matthiessen, 1995b). Esto se acerca mucho más a la interpretación paradigmática original de Trubetzkoy de rasgos que a la reinterpretación sintagmática que fue importada del trabajo generativo.

5 Han trabajado con 50 ó 60 de tales funciones léxicas, pero solo un subconjunto de esas funciones son de tipo colocacional. Por supuesto que aún es asunto no resuelto si el conjunto de funciones léxicas colocacionales seguirá estable a medida que un volumen cada vez mayor de textos es procesado en la investigación basada en corpora.

6 Además de entenderse como grado dentro de la metafunción experiencial, la intensidad también se puede establecer dentro de la metafunción interpersonal como un adjunto interpersonal, 'justamente', 'simplemente', 'precisamente', 'de hecho', 'casi', 'totalmente', 'completamente', 'aproximadamente', 'en realidad' (Halliday, 1994; Matthiessen, 1995a).

7 Hays (1997) señala el importante hecho de que la colocación es 'efectiva para la desambiguación de palabras polisémicas' y muestra cómo esto se puede investigar computacionalmente en corpora. Desarrolla el concepto de similitud colocacional -la medida de la similitud de significado entre dos citas de una palabra basada en colocaciones similares. Esto nos proporciona una manera de razonar acerca de adverbios como 'amargamente', 'profundamente', 'malamente' que tienen grado como uno de sus sentidos; son colocacionalmente similares cuando ocurren con ciertos verbos en cláusulas mentales.

8 Varios de los ejemplos materiales son similares a este: en cuanto a que el Proceso se realiza mediante un complejo de grupo verbal hipotáctico de proyección; y la intensificación se enfoca en la primera parte 'estoy esperando, odio'.

9 Véase Quirk et al. (1985: 445) acerca de los "amplificadores" y amplificadores: realzadores (booster).

10 Sin embargo, para mi propósito, es muy importante trabajar con muestras de textos completos de modo que los resultados se puedan interpretar en pasos separados mediante el análisis de discurso.

11 Para la asignación entre las cláusulas 'mental' y 'relacional' en esta área, véase Matthiessen (1995a).

12 Ver Matthiessen (1995a) 'emotivo' es una categoría diferenciada en inglés.

13 Sería posible esperar que 'comprender' vaya con 'totalmente' más que con 'profundamente'; y que 'profundamente' pueda ser interpretado como si incluyera no solo 'grado' sino, además 'calidad' -'no comprende en forma profunda'. Ver las observaciones más arriba acerca de los declives sistémicos (Martin & Matthiessen, 1991; Matthiessen, 1995b).

14 Dado que la proporción de 'profundamente' en el sentido relevante es muy baja -37 por 1 millón de palabras en LOB- tendríamos que tener acceso un corpus significativamente mayor para asegurar números significativos en varios contextos sistémicos.

15 Por supuesto que es posible que existan otros factores implicados además DEL TIPO DE PERCEPCIÓN. Por ejemplo, 'bastante' prefiere claramente cláusulas 'negativas' a las 'positivas'; alrededor del 80% de todos los casos ocurren en cláusulas 'negativas' y solo cerca del 20% en cláusulas 'positivas'. Dado que la proporción general entre 'negativa' y 'positiva' es como de 10% a 90% (Halliday & James, 1993) este sesgo es bastante significativo.

16 Uno podría decir que el antiguo contraste de la lingüística griega entre 'anomalía' y 'analogía' es acogida en las teorías formales asignándolas a módulos diferentes, pero que este contraste entre tesis y antítesis es transformada en una síntesis en la teoría sistémico funcional, tratándolos como aspectos inherentes del continuum de la lexicogramática.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Amritavalli, R. (1997). Chunking, lexical phrases and collocations: The grammar of words. En V. Prakasam & K. Tirumalesh (Eds.), Issues in English grammar (pp. 100-112). Hyderabad: Central Institute of English and Foreign Languages.        [ Links ]

Du Bois, J. (1987). The discourse basis of ergativity. Language, 63(4), 805-53.         [ Links ]

Fox, B. & Thompson, S. (1990). A discourse explanation of the grammar of relative clauses in English conversation. Language, 66, 297-316.        [ Links ]

Givón, T. (Ed.). (1983). Topic continuity in discourse. Amsterdam: Benjamins.        [ Links ]

Haiman, M. (1985). Natural syntax. Cambridge: Cambridge University Press.        [ Links ]

Halliday, M. (1959). The language of the Chinese "Secret history of the Mongols". Oxford: Blackwell.         [ Links ]

Halliday, M. (1961). Categories of the theory of grammar. Word, 17(3), 241-292.        [ Links ]

Halliday, M. (1966a). Some notes on 'deep' grammar. Journal of Linguistics, 2(1), 57-67.        [ Links ]

Halliday, M. (1966b). Lexis as a linguistic level. En C. Bazell, J. Catford & M. Halliday (Eds.), In memory of J. R. Firth (pp.148-162). London: Longman.        [ Links ]

Halliday, M. (1967/8). Notes on transitivity and theme in English 1-3. Journal of Linguistics, 3-4.        [ Links ]

Halliday, M. (1969). Options and functions in the English clause. Brno Studies in English, 8, 81-88.        [ Links ]

Halliday, M. (1973). Explorations in the functions of language. London: Edward Arnold.        [ Links ]

Halliday, M. (1977). Aims and perspectives in linguistics. Applied Linguistics Association of Australia, 1, 123-145.         [ Links ]

Halliday, M. (1978). Language as social semiotic: The social interpretation of language and meaning. London & Baltimore: Edward Arnold & University Park Press.        [ Links ]

Halliday, M. (1980). Foreword. En A. de Joia & A. Stenton (Eds.), Terms in systemic linguistics: A guide to Halliday (pp. 1-07). London: Batsford.        [ Links ]

Halliday, M. (1985). Systemic background. En D. James. & S. Greaves Benson (Eds.), Systemic perspectives on discourse (pp. 1-15). Norwood, N. J.: Ablex.         [ Links ]

Halliday, M. (1991). Corpus linguistics and probabilistic grammar. En K. Aijmer & B. Altenberg (Eds.), English corpus linguistics: Studies in honour of Jan Svartvik (pp. 30-44). London: Longman.         [ Links ]

Halliday, M. (1992). The notion of 'context' in language education. En T. Le & M. McCausland (Eds,), Interaction and development: proceedings of the international conference, Vietnam, 30 March - 1 April 1992. University of Tasmania: Language Education.         [ Links ]

Halliday, M. (1994). An introduction to functional grammar. London: Edward Arnold.        [ Links ]

Halliday, M. (1995). Computing meanings: Some reflections on past experience and present prospects. Macquarie University.         [ Links ]

Halliday, M. & James, Z. (1993). A quantitative study of polarity and primary tense in the English finite clause. En J. Sinclair, M. Hoey & G. Fox (Eds.), Techniques of description: Spoken and written discourse (A Festschrift for Malcolm Coulthard) (pp. 134.156). London and New York: Routledge.         [ Links ]

Halliday, M. & Matthiessen, C. (1999). Construing experience through meaning: A language-based approach to cognition. London: Cassell.        [ Links ]

Hasan, R. (1987). The grammarian's dream: Lexis as most delicate grammar. En M. Halliday & R. Fawcett (Eds.), New developments in systemic linguistics: Theory and description (pp. 184-211). London: Pinter.        [ Links ]

Hasan, R. (1996). Ways of saying: Ways of meaning. London: Cassell.         [ Links ]

Hays, P. (1997). Collocational similarity: A Firthian approach to corpus analysis. En Proceedings of PACLING '97, September 2-5 (pp. 140-146). Meisei University, Ohme, Tokyo, Japan.         [ Links ]

Hosali, P. (1997). Collocations in Indian English. En V. Prakasam & K. Tirumalesh (Eds.), Issues in English grammar (pp. 94-99). Hyderabad: Central Institute of English and Foreign Languages.        [ Links ]

Lakoff, G. & Kövecses, Z. (1987). The cognitive model of anger in American English. En D. Holland & N. Quinn (Eds.), Cultural models in language and thought (pp. 195- 221). Cambridge: Cambridge University Press.        [ Links ]

Martin, J. (1992a). English text: System and structure. Amsterdam: Benjamins.        [ Links ]

Martin, J. (1992b). Macro-proposals: Meaning by degree. En W. Mann & S. Thompson (Eds.), Text description: Diverse analyses of a fund raising text (pp. 359-395). Amsterdam: Benjamins.        [ Links ]

Martin, J. (1997). Interpersonal meaning: Some notes on realisation. En V. Prakasam & K. Tirumalesh (Eds.), Issues in English grammar (pp. 31-49). Hyderabad: Central Institute of English and Foreign Languages.        [ Links ]

Martin, J. & Matthiessen, C. (1991). Systemic typology and topology. En F. Christie (Ed.), Literacy in social processes: Papers from the Inaugural Australian Systemic Functional Linguistics Conference, Deakin University, January 1990. Darwin: Centre for Studies of Language in Education, Northern Territory University.        [ Links ]

Matthiessen, C. (1993a). Register in the round: Diversity in a unified theory of register analysis. En M. Ghadessy (Ed.), Register analysis: Theory and practice (pp. 221-292). London: Pinter.        [ Links ]

Matthiessen, C. (1993b). Instantial systems and logogenesis. Paper presented to the 3rd National Chinese Systemic Symposium, Hangzhou University, Hangzhou, July, 1993.        [ Links ]

Matthiessen, C. (1995a). Lexicogrammatical cartography: English systems. Tokyo: International Language Sciences Publishers.        [ Links ]

Matthiessen, C. (1995b). Fuzziness construed in language: A linguistic perspective. Proceedings of FUZZ/IEEE, Yokohama, March, 1995. Yokohama.        [ Links ]

Matthiessen, C. & Nesbitt, C. (1996). On the idea of theory-neutral descriptions. En C. Cloran, D. Butt & R. Hasan (Eds.), Functional descriptions: Theory into practice (pp. 39-85). Amsterdam: Benjamins.         [ Links ]

Matthiessen, C. & Canzhong, W. (1998). Working systemically with SysAm: Computational resources for systemic research. MS: Macquarie University.        [ Links ]

Melchuck, I. (1986). Semantic bases of linguistic description (Meaning-Text linguistic theory). En M. Marino & L. Pérez (Eds.), The Twelfth LACUS Forum. Lake Bluff: LACUS.        [ Links ]

Nesbitt, C. & Plum, G. (1988). Probabilities in a systemic grammar: The clause complex in English. En R. Fawcett & D. Young (Eds.), New developments in systemic linguistics (pp. 6-38). London: Frances Pinter.        [ Links ]

Oyelaran, O. (1967). Aspects of linguistic theory in Firthian linguistics. Word, 23, 428-452.        [ Links ]

Pollard, C. & Sag, I. (1993). Head-driven phrase structure grammar. Chicago & London: The University of Chicago Press.        [ Links ]

Prakasam, V. (1985). The linguistic spectrum. Patiala: Publication Bureau, Punjabi University.        [ Links ]

Quirk, R., Greenbaum, S., Leech, G. & Svartvik, J. (1985). A comprehensive grammar of the English Language. London: Longman.         [ Links ]

Renouf, A. & Sinclair, J. (1991). Collocational frameworks in English. En K. Aijmer & B. Altenberg (Eds.), English corpus linguistics: Studies in honour of Jan Svartvik (pp. 128-145). London: Longman.        [ Links ]

Rynell, A. (1974). Engelska förr och nu. Lund: Gleerups.        [ Links ]

Sinclair, J., Jones, S. & Daley, R. (1970). English lexical studies: Final report of O.S.T.I. Programme. University of Birmingham: Department of English.        [ Links ]

Sinclair, J. (1987). Collocation: A progress report. En R. Steele & T. Threadgold (Eds.), Language topics: Essays in honour of Michael Halliday (pp. 319-331). Amsterdam: Benjamins.        [ Links ]

Sinclair, J. (1990). Corpus, concordance, collocation. Oxford: Oxford University Press.        [ Links ]

Slade, D. (1996). The texture of casual conversation in English. University of Sydney: Ph.D. thesis.        [ Links ]

Thompson, S. (1990). Information flow and 'dative shift' in English. En J. Edmondson, K. Feagin & P. Mühlhäusler (Eds.), Development and diversity: Linguistic variation across time and space (pp. 239- 253). Dallas: Summer Institute of Linguistics.        [ Links ]

Thompson, S. & Mulac, A. (1991). A quantitative perspective on the grammaticization of epistemic parentheticals in English. En E. Traugott & B. Heine (Eds.), Approaches to grammaticalization (pp. 313-339). Amsterdam: Benjamins.        [ Links ]

Whorf, B. (1956). Language thought and reality: Selected writing of Benjamin Lee Whorf. Cambridge, MA: The MIT Press.        [ Links ]

 


Correspondencia: Christian Matthiessen (cmatthie@mac.com). Universidad Politécnica de The Hong Kong, Hong Kong, China.

Recibido: 5-I-2009

Aceptado: 30-IV-2009