SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.30 número2Relación Ejecutivo-Legislativo en Brasil: ¿Es el año 2009 el primero del resto de nuestras vidas?COLOMBIA 2009, PROGRESO E INCERTIDUMBRE índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista de ciencia política (Santiago)

versión On-line ISSN 0718-090X

Rev. cienc. polít. (Santiago) v.30 n.2 Santiago  2010

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-090X2010000200004 

REVISTA DE CIENCIA POLÍTICA / VOLUMEN 30 / N° 2 / 2010 / 231 - 248

ARTÍCULOS

 

CHILE Y EL GIRO ELECTORAL: "LA VERGÜENZA DE HABER SIDO Y EL DOLOR DE YA NO SER"*

Chile's Electoral Shift: "The Shame of What ls Past; the Pain of What Is No More"

 

ROSSANA CASTIGLIONI

Directora de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales


RESUMEN

A pesar de los altos niveles de popularidad presidencial de Michelle Bachelet y la elevada aprobación del desempeño de su gobierno, durante el año 2009 (y el comienzo del 2010) la Concertación sufrió una derrota electoral histórica, que llevó a la alternancia en el poder, después de 20 años de gobiernos concertacionistas. Este artículo analiza los acontecimientos sociales, económicos y políticos que signaron el calendario electoral que concluyó con el triunfo de la Coalición por el Cambio, encabezada por Sebastián Pinera.

Palabras clave: Chile, elecciones, gobierno, Bachelet, Pinera.


ABSTRACT

In spite of Michelle Bachelet's high levels of presidential popularity, and similarly high levels of popular approval for the performance of her government, in late 2009 and early 2010 the Concertación coalition to which she belongs suffered a historic defeat. The result was an alteration in power, reversing 20 years of consecutive Concertación governments. This article analyses the headline social, economic and political events of the electoral campaign that finally produced victory for Sebastian Piñera's Coalición por el Cambio (Coalition for Change).

Key words: Chile, elections, government, Bachelet, Pinera.


I.      TEMAS SALIENTES EN LA REALIDAD NACIONAL Y SU IMPACTO POLÍTICO

a)     Coyuntura social

Durante el año 2009 la coyuntura social estuvo marcada por la campaña electoral, al tiempo que la conflictividad social asociada con algunos sectores clave se hizo sentir, como era de esperar, a medida que el calendario electoral avanzó.

Si durante los meses de otoño e invierno el debate en torno al funcionamiento del sistema de salud tiende a concitar particular interés, usualmente debido al incremento de enfermedades respiratorias que atochan el sistema hospitalario chileno, el año 2009, con la aparición del primer caso de influenza AH1N1 en mayo, no fue la excepción. A principios de junio Chile figuraba como el país con mayor incidencia, proporcionalmente, de esta enfermedad del mundo.1 No obstante, en general la evaluación del manejo del brote de influenza AH1N1 fue positivo, en parte porque el gobierno chileno había tomado los resguardos para el adecuado manejo de una eventual pandemia, a raíz de la aparición de un brote de la llamada gripe aviar en Asia.

En relación con la salud, las discusiones acerca de los derechos sexuales y reproductivos se instalaron en el mes de julio, cuando la Cámara de Diputados aprobó la distribución de la pildora del día después, y se intensificaron en octubre, cuando el proyecto de ley que consagraba esta medida consiguió ser aprobado por la Cámara alta. En medio de una campaña electoral que se inmiscuyó directamente con aquellos temas valóricos, usualmente evitados por la élite política chilena, las discusiones acerca de la distribución de la pildora acapararon la atención de los medios y de la opinión pública.

La educación siguió provocando más de un dolor de cabeza presidencial. La tan bullada revolución pingüina, protagonizada por los estudiantes secundarios chilenos, provocó una escalada movilizadora a poco de asumido el gobierno de la presidenta Bachelet (Mardones, 2007). Pero la conflictividad en torno a este sector adquirió nuevos bríos durante el año 2009, esta vez a cargo de los profesores, llegando a su climax en el mes de octubre, cuando se inició un paro que se extendió por 27 días. El paro tuvo como eje el reclamo de la llamada deuda histórica, es decir, una asignación especial para el personal docente dependiente del Ministerio de Educación, establecida en 1981 que, de acuerdo al Colegio de Profesores, no fue liquidada en su totalidad a la mayor parte de quienes debieron haberla recibido.2 Las movilizaciones retrasaron la aprobación del presupuesto de educación para el año 2010 y enfrentaron en duros términos al Colegio de Profesores con el gobierno y los legisladores que, eventualmente, dieron su voto al presupuesto de educación.

Otro foco de marcada conflictividad social giró en torno a los derechos de los pueblos originarios. En agosto las tensiones escalaron cuando el joven comunero mapuche, Jaime Mendoza Collío, fue ultimado por un oficial de Carabineros, en un enfrentamiento producido durante el desalojo de un fundo en Angol. De acuerdo a los informes de la autopsia, Mendoza Collío recibió un balazo por la espalda, a pesar de que la policía sostuvo haber disparado en defensa propia (Centro de Derechos Humanos, UDP: 238-239). En septiembre de 2009 entró en vigencia el Convenio 169 de la OIT, que cristaliza una de las demandas históricas más sentidas por las organizaciones indígenas. En una primera fase de implementación del convenio la Presidenta envió al Congreso un proyecto de ley para generar una nueva institucionalidad jurídica, pero rápidamente algunos líderes de las comunidades mapuches lo objetaron por incumplir el Convenio 169 al no haber consultado a los principales afectados (Báez, 2009).

b)      Coyuntura económica

No cabe duda que la economía chilena sufrió los embates de la crisis financiera internacional durante el año 2009. El producto interno bruto cayó 1,5% respecto del año anterior, con declives más fuertes en los sectores dedicados a la pesca, la industria y la construcción. La demanda interna y las exportaciones de bienes y servicios también experimentaron contracciones, al tiempo que el desempeño en materia de inversión empeoró.3

Previendo los efectos de la crisis, el año 2009 fue inaugurado con la publicación de la Ley N° 20.326 en enero. Esta ley estableció un Plan de Estímulo Fiscal por casi 4.000 millones de dólares americanos, destinado a reactivar la economía y frenar la contracción. El Plan contempló una serie de medidas tales como un bono de 40.000 pesos para las familias de más bajos ingresos, una disminución en el pago mensual de impuestos y el adelanto de las devoluciones impositivas, entre otras.4

Adicionalmente, durante el mismo período, se promulgó la ley que modifica el seguro de cesantía, también buscando enfrentar adecuadamente los efectos de la crisis. Los principales objetivos de esta normativa fueron mejorar los niveles de beneficios y aumentar el número de beneficiaros del seguro. Como lo explicó elocuentemente el Ministro Vocero de la Presidencia, Francisco Vidal, "esta ley implica que el seguro de cesantía, que hoy día beneficia a 50 mil personas, pase a beneficiar hasta 250 mil, o sea, se multiplica por cinco. Además, aumenta el pago del subsidio de cesantía. Un ejemplo: si hoy hay una persona que gana $ 380 mil y queda cesante, el seguro de cesantía del primer mes le paga $ 148 mil. Con la nueva ley, ésos se transforman en $ 190 mil".5 Al mismo tiempo, se promovió la institucionalización de una Bolsa Nacional de Empleo, para apoyar a los desempleados que busquen reinsertarse en el mercado laboral.

En parte como consecuencia de la implementación del Plan de Estímulo Fiscal, del manejo monetario y fiscal prudente previo a la crisis que permitió el ahorro del superávit estructural y el incremento de los precios internacionales del cobre, la economía chilena logró hacerle frente a la crisis, comenzando prontamente a mostrar señales de recuperación (OCDE, 2010).

c)      Coyuntura subregional e internacional

En materia internacional, el año 2009 partió con un polémico viaje de la Presidenta Michelle Bachelet a Cuba, que recibió amplia cobertura mediática dentro y fuera de Chile. Este viaje fue particularmente comentado dado que fue la primera vez que un/a Jefe/a de Estado chileno/a visitó la isla desde 1972, cuando Salvador Allende hizo lo propio.6

Respecto de sus vecinos, Chile enfrentó un año de tormentosas relaciones con Perú. Ya en marzo, este país presentó ante la Corte Internacional de La Haya una memoria documental en la que se exponen los argumentos que sustentan su diferendo marítimo con Chile.7 Pero las tensiones se hicieron sentir hacia fin de año. Más concretamente en el mes de octubre Chile realizó ejercicios militares cerca de Antofagasta, denominados Salitre 2009, del que también participaron uniformados de cuatro países invitados.

El gobierno peruano criticó la hipótesis que motivó inicialmente estos ejercicios, que estaba basada en el supuesto de que un país invadía a su vecino. Así, el Ministro de Defensa peruano, Rafael Rey, sostuvo que este ejercicio militar parte de "una hipótesis que es ofensiva para el Perú. (...) Esas maniobras se basan en el supuesto de que un país de la frontera norte invade Chile".8 Producto de negociaciones diplomáticas, la hipótesis del conflicto fue posteriormente modificada, lo que le puso paños fríos a las escaramuzas verbales. Así, el Canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, concluyó que el supuesto de los ejercicios "es distinto y saludamos que se haya cambiado. Se sigue llamando Salitre 2009, pero el escenario es absolutamente distinto. Ya no es un país vecino, sino dos países en una isla y sobre otro tema contencioso, más bien de política interna. Saludamos que sea así, para evitar suspicacias y herir susceptibilidades".9

Pero la calma duró poco, pues algunas semanas después las relaciones volvieron a tensarse, luego que el suboficial de la fuerza aérea peruana Víctor Ariza Mendoza fuese acusado de servir como espía para Chile. Los epítetos del presidente Alan García volvieron a encender la polémica, cuando acusó a la Presidenta Bachelet de chismosa y envidiosa.10

A pesar de los roces con Perú, el gobierno de la Presidenta Bachelet cerró el año 2009 con un evidente logro para el país en materia internacional, al recibir a mediados de diciembre una invitación por parte de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) para convertirse en el primer miembro sudamericano (y segundo latinoamericano, después de México) en integrar esta institución, luego que el gobierno chileno había iniciado las gestiones correspondientes en el año 2007.11 El ingreso de Chile a la OCDE implica adaptar la normativa local a la de la organización, cosa que Chile comenzó a hacer con antelación. Así, por ejemplo, en abril del 2009, se publicó la Ley N° 20.341 que sanciona el cohecho a funcionarios públicos, en concordancia con los requerimientos de la OCDE.

d)     Coyuntura política

Sin lugar a dudas, la coyuntura política del año 2009 se movió al ritmo del calendario electoral. Los primeros meses del año estuvieron signados por la creciente competencia y desencuentros al interior de una Concertación que enfrentó serias dificultades para definir su candidato presidencial. Hacia fines de año, la competencia intercoalicional se hizo cada vez más evidente, en medio de una campaña electoral que incorporó más que nunca la agenda valórica como caballito de batalla. Por otra parte, la Coalición por el Cambio (ex Alianza por Chile) definió tempranamente que Sebastián Pinera sería el candidato único de la derecha, lo que llevó el debate hacia el terreno de los vínculos entre los negocios y la política.

Si bien fueron solo dos los presidenciables concertacionistas que eventualmente compitieron en las primarias regionales poco competitivas organizadas por la coalición de centro-izquierda, el democratacristiano Eduardo Frei y el radical José Antonio Gómez, fueron varios los nombres que circularon, formal e informalmente, para la presidencia. Algunos de ellos, como José Miguel Insulza, optaron tempranamente por dejar en claro que apoyaban a uno de los precandidatos (en este caso a Eduardo Frei). El apoyo de Insulza facilitó las cosas para Frei, quien había anunciado a todo quien estuviese dispuesto a escuchar que aspiraba a convertirse en Presidente de Chile por segunda vez. Gómez, entre tanto, inscribió en enero su candidatura para competir en las primarias de la Concertación. Frei hizo lo propio con el apoyo de la oficialidad del Partido Socialista, el Partido por la Democracia y de su propio partido.12

Respecto de la arquitectura de las primarias para definir el candidato presidencial de la Concertación, se acordó organizar una serie de votaciones regionales. Si en alguna de ellas uno de los candidatos obtuviese más de 20 puntos respecto del otro, sería automáticamente proclamado. Estaban autorizados para votar en las primarias todos los inscritos en los registros electorales, excluyendo a los militantes de aquellos partidos que no fueran de la Concertación. Así, se llevó a cabo una primera (y única) votación el día 5 de abril, en las regiones del Maule y O'Higgins, que resultó en la proclamación de Frei, quien obtuvo 64,9% de los votos. El escenario de esta primera votación era altamente favorable para Frei, dado que contaba con el apoyo de veinte alcaldes, correspondientes al bloque DC-PS-PPD versus dos radicales. En el caso de los diputados, dos eran PS, tres DC y dos PPD, mientras que el PRSD sólo contaba con uno. Para esta elección, el padrón electoral fue de 924.465 personas, de acuerdo al SERVEL, pero la convocatoria, como se ve en la tabla a continuación, fue verdaderamente baja.


El hecho de que la oficialidad del Partido Socialista (en particular su presidente, Camilio Escalona) cerrara filas en torno a Frei no desmotivó al díscolo diputado socialista, Marco Enríquez-Ominami, en su afán de transformarse en candidato a la presidencia. Al ver truncada la posibilidad de correr en primarias, el diputado decidió lanzar su propia candidatura presidencial, como independiente. Este temprano anuncio se concretó cuando en el mes de agosto Marco Enríquez-Ominami presentó su candidatura con el respaldo de 65 mil firmas.13

El crecimiento de Marco Enríquez-Ominami en las encuestas de opinión pública fue tan sostenido como sorprendente. En los primeros sondeos no aparecía en las menciones espontáneas pero, hacia fines de año, se transformó en una carta competitiva, que para muchos tenía posibilidades de pasar a segunda vuelta. Pero también es cierto que la dirigencia de la Concertación, y en particular el Presidente del Partido Socialista, Camilo Escalona, no tomó en serio ni las intenciones ni las posibilidades de Enríquez-Ominami, subestimando así las posibilidades que el díscolo candidato tenía de restarle votos a la Concertación.

En tanto, la coalición de partidos de izquierda, Juntos Podemos, proclamó a Jorge Arrate como candidato presidencial único a fines de abril. Arrate fue ungido luego de ser seleccionado a través de elecciones internas de las que también participó el candidato del Partido Humanista Tomás Hirsch. Eventualmente, Hirsch y su partido decidieron retirar el apoyo a Arrate a favor de Enríquez-Ominami en julio. Por el contrario, el líder del Partido Comunista, Guillermo Teillier, bajó su candidatura a favor de Arrate.14

Por otro lado, la Coalición por el Cambio (ex Alianza por Chile), cuyo núcleo duro está integrado por la Unión Democrática Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN), definió tempranamente que enfrentaría las elecciones nacionales con Sebastián Pinera al frente como candidato único. Si bien es cierto que en años anteriores la UDI había manifestado sus intenciones de presentar un candidato propio, y que, informalmente, varios nombres circularon en la prensa, RN siempre respaldó la candidatura de Pinera y la UDI nunca oficializó alternativa alguna, por lo que Pinera pudo posicionarse fácilmente como líder de la coalición de derecha.

Si el karma de Frei fue encarnar a los políticos tradicionales de la Concertación en un contexto en el que las bases se identificaban con el cambio y la renovación, el flanco débil de Pinera fue su proximidad a la derecha no democrática y sus potenciales conflictos de interés vinculados a su rol de empresario. Una y otra vez sus rivales políticos le enrostraban la cercanía de algunos de los miembros de su coalición con el gobierno de Pinochet y sus conflictos de interés (reales y potenciales), dado su carácter de candidato presidencial y empresario.

Uno de los momentos más álgidos en este sentido ocurrió en julio, cuando Mónica Madariaga, ex Ministra de Justicia del gobierno de Pinochet entre 1977 y 1983, admitió haber usado sus influencias para pedir que Sebastián Pinera fuese liberado "cuando estaba preso como presidente del Banco de Talca"15, hecho que fue categóricamente desmentido por Pinera. En tanto, los cuestionamientos relativos al rol de la derecha en el ámbito de los derechos humanos recrudecieron a principios de diciembre, cuando la justicia chilena dictó varios procesamientos por el homicidio del ex Presidente Eduardo Frei Montalva en 1982, producto de su exposición al talio y al gas mostaza, de acuerdo a la investigación.16 No obstante, Pinera siguió liderando en las encuestas de opinión pública.

La campaña electoral de Pinera incorporó, al menos, tres grandes temas. Por un lado, hizo hincapié en la necesidad de promover la alternancia y el cambio político en Chile, cosa que quedó completamente clara de cara a la segunda vuelta, cuando el gran lema de su campaña fue "Súmate al Cambio", al tiempo que se anunciaba el advenimiento de una "Nueva Forma de Gobernar". De hecho, durante los días previos a la elección, circulaban profusamente invitaciones a difundir por twitter y facebook los principales lemas de la campaña: "Chile se suma al cambio", "¡Un nuevo futuro está por nacer!", "¡Cambio, Futuro y Esperanza!", "¡Cambiemos la historia, chilenos con voz!", "¡Yo voté por el cambio!", entre otros.17 Un segundo y asombroso tema tuvo que ver con la incorporación de la agenda valorica a la campaña electoral de la derecha. Dos de los integrantes del comando de Pinera más emblemáticos, los senadores Andrés Chadwick (UDI) y Andrés Allamand (RN), elaboraron en octubre de 2009 un documento titulado "Acuerdo de Vida en Común" que reconoce derechos a las uniones de hecho (incluidas las de un mismo sexo), provocando fuertes conflictos con el ala más conservadora de la UDI que rechazó de plano el documento.18 En noviembre, Pinera sorprendió a los chilenos al lanzar un spot publicitario de campaña en el que aparecían dos hombres jóvenes, tomados de la mano, mientras Pinera decía "Hoy la gente nos acepta. Ahora falta un país que nos respete". Por último, otro eje importante de la campaña tuvo que ver con la seguridad pública.

Pinera explotó el tema hasta el hartazgo, al tiempo que podía verse en distintos puntos de Chile la exhibición de gigantografías con la foto de Pinera y la leyenda "Delincuentes, se les acabó la fiesta".

El gran lema de la campaña de Eduardo Frei fue "Vamos a Vivir Mejor". El mensaje era de cambio y continuidad, en un contexto en el cual Frei se presentó como el verdadero heredero de las políticas de protección social iniciadas por Bachelet, al tiempo que proponía extender los beneficios del sistema a las clases medias, profundizando el rol del Estado. Para sorpresa de muchos, Frei también explotó y llevó al extremo la agenda valórica, a pesar de las resistencias que esto generó al interior de la Democracia Cristiana. El momento más sorprendente de la campaña, y por lo demás polémico, ocurrió con el lanzamiento de un spot publicitario en el que aparecía una pareja de mujeres jóvenes besándose, luego de lo que una de ellas afirma: "nos merecemos los mismos derechos que todos". Las reacciones de los sectores más conservadores de su propio partido y de la Iglesia chilena no se hicieron esperar. En ese sentido, en respuesta a los spots de Frei y Pinera, Monseñor Alejandro Goic, presidente de la Conferencia Episcopal, fue categórico al sostener que "en el interés de captar votos de los candidatos, se presentan muchas realidades que existen y quieren llegar a todos los grupos humanos, pero desde mi perspectiva, hay también un límite" ... "Una cosa es eso y otra querer equiparar lo que es la unión del varón y la mujer con otro tipo de uniones que no corresponde a lo que el derecho romano, antes del cristianismo (ya) hablaba".19

Marco Enríquez-Ominami, por su parte, también enfatizaba el cambio, con el lema "Marco por ti, sigue el cambio" y "un nuevo Chile es posible". Con un pegadizo jingle de campaña, que rezaba que "Chile tiene que cambiar", Marco Enríquez-Ominami, a sus 36 años, encarnó la juventud y la rebeldía, con un increíble manejo mediático, potenciado por la presencia de su esposa, la famosa animadora de televisión Karen Doggenweiler. Durante la campaña electoral, con un estilo sumamente irreverente, logró poner en serios aprietos a la dirigencia de los partidos de la Concertación, en particular al presidente del Partido Socialista a quien emplazó, en innumerables ocasiones, a definir al candidato a la presidencia de la Concertación a través de primarias abiertas y competitivas. Por otro lado, a medida que avanzaba el calendario electoral, logró concitar el apoyo de distintos sectores sociales y políticos, que no encontraban cabida en los partidos tradicionales, entre los que destacan el Partido Humanista, el Partido Ecologista y el Movimiento Regionalista, entre otros. Introdujo algunos temas en el debate, tales como la necesidad de promover una reforma impositiva, llevó otros a un extremo imposible para Frei y Pinera al favorecer la despenalización del aborto y al no oponerse a legislar respecto de la eutanasia y, por ejemplo, garantizar una salida al mar a Bolivia.20

Por último, la campaña del Juntos Podemos, con Jorge Arrate al frente, fue más bien testimonial (aunque no por eso carente de contenido). Bajo el lema "Arrate, marca la diferencia" y enfatizando la necesidad de "democratizar el poder y terminar con la discriminación" (lema que dio título a su programa de gobierno) Arrate se presentó como un candidato que tenía poco para perder y mucho para ganar, y probablemente por eso en varias ocasiones logró poner en aprietos a sus contendores, en particular al candidato de la derecha.21 Así, por ejemplo, en uno de los debates presidenciales increpó a Pinera para que aclarara cómo se haría cargo de los derechos de las minorías sexuales, tomando en cuenta el rechazo que este tema genera dentro de su propia coalición22 y en otro Arrate lo acusó de haber bloqueado el avance de una reforma para ampliar la negociación colectiva, como senador en 1995.23

II.      CAMBIOS INSTITUCIONALES (Y CONSTITUCIONALES) Y CAMBIOS SUBSTANCIALES EN POLÍTICAS PÚBLICAS

En marzo de 2009, después de un largo y arduo proceso de negociación iniciado a principios del año 2007, la Ley General de Educación es aprobada por el Senado y posteriormente promulgada en agosto. Esta ley sustituyó a la controvertida Ley Orgánica Constitucional de Educación (LOCE, N° 18.962) heredada del gobierno de Augusto Pinochet, cuya legitimidad fue fuertemente cuestionada durante la "revolución pingüina" (Mardones, 2007). La nueva ley busca asegurar la calidad de la educación, a través de la creación de una Agencia de Aseguramiento de la Calidad, adjudica el control y la regulación de los recursos fiscales a una Superintendencia de Educación y explícita los derechos y obligaciones de los actores que participan del proceso educacional (MINEDUC, 2008). Sin embargo, para algunos, la nueva ley es fundamentalmente similar a la LOCE, y no produce cambios estructurales respecto del funcionamiento y arquitectura del sistema educativo (Kubal, 2009:13). En todo caso, la normativa relativa al aseguramiento de la calidad y a la creación de la superintendencia sigue siendo tramitada en el Congreso, y sin su aprobación la arquitectura que sustentaría a la nueva ley no se crearía.24

Tal vez el sello más emblemático de la administración Bachelet fue el de la protección social. Los actores políticos más prominentes, en pleno año electoral, explotaron el tema hasta el cansancio, incluso aquellos que ideológicamente se encontraban en las antípodas con respecto a la presidenta. En ese sentido, resultó un tanto sorprendente escuchar al ex candidato presidencial de la UDI, Joaquín Lavín, afirmar "no podemos permitir que Bachelet nos robe la protección social, porque nuestra protección social es mucho mejor que la de ella... nosotros creemos mucho más en las personas".25

En este contexto, para nadie fue sorpresa que en septiembre de 2009 se promulgara la Ley N° 20.379, que crea el Sistema Intersectorial de Protección Social. Dicho sistema está integrado por el programa de protección a los niños menores de cuatro años y embarazadas en situación de vulnerabilidad social, Chile Crece Contigo. También forma parte del sistema el programa de atención a hogares en situación de pobreza Chile Solidario, inaugurado durante el gobierno del Presidente Lagos. Esta iniciativa "establece que tanto el sistema como los subsistemas serán sometidos a evaluaciones de resultados, incluyendo análisis de costo efectividad, evaluación que será practicada por una entidad externa, con el objeto de asegurar independencia, transparencia y objetividad en la evaluación".26

En el ámbito de los Derechos Humanos, el gobierno también promovió medidas importantes. Así, en noviembre de 2009 se promulga la Ley N° 20.405 que crea el Instituto Nacional de Derechos Humanos. Este instituto tendrá diversas funciones ligadas a la promoción y protección de los derechos humanos, entre las que destacan: funcionar como un órgano consultivo del gobierno en materia de derechos humanos, iniciar acciones legales cuando corresponda, custodiar los antecedentes reunidos por las comisiones y entidades públicas sobre las violaciones a los derechos humanos, colaborar con el Ministerio de Relaciones Exteriores y los organismos internacionales competentes que así lo requieran y difundir el conocimiento generado en materia de derechos humanos y promover su enseñanza, incluso en las Fuerzas Armadas.27

III.      RESULTADOS ELECTORALES EN LA PRIMERA Y SEGUNDA VUELTA PRESIDENCIAL Y ELECCIONES LEGISLATIVAS

La primera vuelta de elecciones nacionales tuvo lugar el 13 de diciembre. En esta ocasión, no solamente se elegiría al nuevo presidente —en caso de no sobrepasar el umbral del 50% de votos necesario se definirían los dos candidatos que pasarían a segunda vuelta—sino también se renovaría el Congreso. Como vimos anteriormente, fueron cuatro los candidatos que compitieron por el sillón presidencial: Sebastián Pinera, Eduardo Frei, Marco Enríquez-Ominami y Jorge Arrate. El candidato de la Coalición por el Cambio, Sebastián Pinera, y el de la Concertación, Eduardo Frei, pasaron a la segunda vuelta, que tuvo lugar el 17 de enero.

Los resultados electorales pusieron en evidencia que por primera vez desde el retorno a la democracia, en 1990, un candidato de la coalición de derecha sobrepasaba, por amplio margen, a uno de la Concertación. En efecto, el candidato concertacionista perdió la friolera de 1.125.630 votos en comparación a su predecesora, Michelle Bachelet (Fuente: www.servel.cl). Si bien Pinera aumentó considerablemente su caudal electoral de 1.763.694 a 3.074.164 votos en 2005, la derecha perdió 302.138 votos, si se suman las papeletas de Pinera y Lavín (los dos candidatos presidenciales de la derecha en la primera vuelta de 2005). Lo anterior parece indicar que la irrupción de Marco Enríquez-Ominami al ruedo político perjudicó a ambos candidatos, aunque claramente menguó más las fortunas electorales de la Concertación que las de la Coalición por el Cambio,


El Senado y la Cámara de Diputados también se renovaron. De acuerdo a la legislación electoral chilena, el Senado, compuesto por 38 miembros, se renueva por mitades cada 4 años, al tiempo que los senadores permanecen en el cargo por 8 años. En esta oportunidad se renovaron 18 escaños repartidos entre 9 circunscripciones senatoriales con magnitud 2. A continuación se presentan los resultados de las elecciones para el Senado a nivel de coalición y partido y los diferenciales respecto a la elección de 2001, para todos los partidos que se presentaron tanto a esa elección como a la de 2009.






Respecto de las elecciones de diputados, cabe recordar que la Cámara baja está compuesta por 120 escaños y se renueva en su totalidad cada 4 años. Dichos escaños fueron repartidos entre 60 distritos con magnitud 2. Una de las principales novedades en la nueva integración del Congreso tuvo que ver con que el Partido Comunista llegó a la Cámara baja después de 37 años de ausencia, gracias al llamado pacto contra la exclusión, suscrito en julio de 2009 entre la Concertación y el Juntos Podemos. En efecto, los comunistas Lautaro Carmona, Hugo Gutiérrez y Guillermo Teillier obtuvieron históricas victorias. A continuación se presentan los resultados de la elección a la Cámara baja.








Las elecciones de segunda vuelta, que se llevaron a cabo el 17 de enero de este año, volvieron a enfrentar a Sebastián Pinera con Eduardo Frei. Pero, en esta oportunidad, ni el tardío y tibio apoyo de Marco Enríquez-Ominami al candidato concertacionista28 ni la participación de la vocera de la Presidenta Bachelet en el comando de Frei a partir del diciembre ni los guiños de la presidenta (cuya propia madre se había sumado en octubre a la campaña de Frei) pudieron revertir la tendencia, y la derrota de la Concertación quedó plasmada en las urnas, resultando en el triunfo de Sebastián Pinera, quien aumentó su caudal de votos en 346.406 votos respecto de la segunda vuelta de 2006. Frei, en cambio, obtuvo 363.218 menos que la Presidenta Bachelet en la segunda vuelta (Fuente: elecciones.gov.cl).


IV.      PODER EJECUTIVO

En marzo de 2009 se produjo un nuevo cambio de gabinete. Las salidas, aunque esperables, no pasaron desapercibidas. Tal vez el caso más bullado fue la partida del Ministro de Relaciones Exteriores, Alejandro Foxley, quien habría renunciado alegando motivos personales, luego de desempeñarse en su cargo desde el comienzo de la administración Bachelet. No obstante, en la prensa se leyó su salida como una consecuencia directa de su manejo de las tensiones diplomáticas con Perú, sobre todo a raíz de sus declaraciones29, en febrero de 2009, respecto de los cuestionamientos a la validez del tratado de libre comercio vigente con ese país por parte de personeros del opositor Partido Nacionalista Peruano.30 El Ministro de Defensa, José Goñi, también dejó el gabinete, pero a los pocos días fue designado como Embajador de Chile ante los Estados Unidos.31 En tanto, Francisco Vidal dejó la Secretaría General de Gobierno para asumir como Ministro de Defensa, en sustitución de Goñi.

Los últimos cambios de gabinete de la administración Bachelet se produjeron en octubre y diciembre de 2009, con la renuncia de Laura Albornoz y Carolina Tohá, respectivamente. Ambas ministras dejaron sus puestos para sumarse al comando de Frei. En el caso de Tohá, quien forma parte del PPD, este hecho fue particularmente importante para mostrar una voluntad de unidad al interior de la Concertacion, pues la ex ministra rápidamente se convirtió en la jefa de campaña de Frei, de cara a la segunda vuelta.32


V.      EVALUACIÓN GENERAL

La aprobación de la Presidenta Bachelet y su gobierno experimentó una marcada y sostenida alza durante el año 2009, según todas las encuestas de opinión pública. Si en enero de 2009 el 53% de los chilenos aprobaba la forma en que la presidenta condujo el gobierno, en julio esta cifra había subido a 73% y en diciembre alcanzaba un altísimo 81% (Adimark, 2009:23). La aprobación del gobierno, aunque menor que la de la presidenta, también creció a lo largo del año, partiendo en 43% en enero y cerrando el 2009 con un 65% (Adimark, 2009:23). La valoración ciudadana fue particularmente alta en el manejo de la economía y de las relaciones internacionales, áreas que alcanzaron un 71% y 69% de aprobación, respectivamente, contrastando fuertemente con el bajo nivel de aprobación del gobierno en el manejo de la educación (33%), la corrupción (18%) y la delincuencia (11%) (Adimark, 2009: 25; datos a diciembre de 2009).

Por otro lado, el desempeño del gobierno en el ámbito socioeconómico fue en general positivo. El país logró capear la crisis financiera internacional con solidez al tiempo que buena parte de las medidas implementadas por el gobierno de Bachelet tuvieron una evaluación favorable por parte de la ciudadanía. Probablemente, la percepción ciudadana de que el gobierno manejó adecuadamente la crisis internacional, en parte como resultado de la temprana adopción de políticas contracíclicas, permita explicar el crecimiento de la popularidad de Bachelet y la elevada aprobación del manejo económico del gobierno. De hecho, entre marzo de 2008 y diciembre de 2009, la evaluación mensual de la popularidad de Bachelet y la aprobación mensual del manejo de la economía tienen un comportamiento muy similar, aunque la primera siempre estuvo un poco más alta que la segunda (Adimark, 2009: 27). Esta constatación empírica es coherente con parte de las teorías del voto económico que predicen que cuando existe la percepción de que el gobierno tomó las medidas adecuadas para enfrentar un escenario económico adverso, entonces la popularidad presidencial no debiese verse afectada por una crisis (Navia y Cabezas, 2010).

A simple vista resulta un tanto sorprendente que la popularidad y valoración de la presidenta y su gobierno no fueron suficientes para apuntalar al candidato de la coalición de gobierno que trató de abrirse paso en una contienda electoral que, eventualmente, terminó con el triunfo de la oposición. Tal como sostiene Altman (2006) tras una larga era de gobiernos concertacionistas, "Chile se destaca por una seria conducción económica, por enormes éxitos en la reducción de la pobreza a través de políticas focalizadas y por un sistema político muy estable" (29). En ese sentido, sumando el desempeño de la coalición de gobierno al altísimo grado de aprobación de la presidenta, la derrota de la coalición de gobierno es, al menos, paradójica. Sin embargo, es posible que el electorado chileno tuviese igualmente presentes los efectos de la crisis asiática que azotó a Chile durante el gobierno de Eduardo Frei. En contraste con la administración de Bachelet, como consecuencia de la crisis asiática, Frei dejó su gobierno con una popularidad de apenas 28%.33 La percepción negativa respecto del manejo de la crisis asiática probablemente dificultó un pasaje de votos desde Bachelet hacia Frei.

Al mismo tiempo, durante la administración de la Presidenta Bachelet se afianzó la tendencia a la desafección política que se ha instalado en Chile en los últimos años. Los datos de opinión pública comparativos de Chile en el concierto latinoamericano, tal como se desprenden de la encuesta LAPOP, son preocupantes. Esta encuesta sugiere que tan solo el 48,1% de los encuestados chilenos se siente satisfecho con la democracia, cifra que se ubica por debajo del promedio latinoamericano. Solo el 21,4% de los encuestados declara simpatizar con algún partido político y de los 20 países reportados para esta pregunta, solamente Perú, Ecuador y Guatemala presentan porcentajes más bajos que Chile (Luna, 2008). Por otro lado, el padrón electoral chileno está claramente envejecido y los niveles de participación política entre los jóvenes son bajos. A manera de ejemplo, en la primera vuelta electoral participaron 7.264.136 electores en un país que, de acuerdo al INE, tiene 11.884.000 personas en edad de votar.

La elección de Bachelet pareció poner en evidencia la necesidad del electorado chileno de hacerle notar a la clase política tradicional que no quería más de lo mismo. Pero los partidos y sus dirigentes privilegiaron una opción de continuidad, que en parte permite entender el crecimiento de Enríquez-Ominami. Dicho de otro modo, en un contexto en el cual los votantes chilenos habían dado claras señales de inclinarse por un nuevo tipo de liderazgo, alejado de los personeros políticos más convencionales, la opción de la oficialidad de la Concertación, de cerrar filas en torno a Frei y dificultar la emergencia de nuevas figuras al interior de la coalición fue probablemente suboptima. Y en ese mismo contexto, el discurso de Pinera sobre la necesidad de producir una alternancia en el poder, formando una gran "coalición por el cambio", que permitiese a nuevos actores entrar a la cancha política, pareció prender bien. Al mismo tiempo, la propia Concertación había mostrado claras señales de desgaste, algo esperable, por lo demás, para un bloque que llevaba 20 años gobernando Chile. Las posibilidades de aumentar su caudal electoral de cara a la segunda vuelta resultaron complejas para la Concertación, dadas las características del electorado de Frei, cuyo crecimiento se basó en la captación del apoyo de los electores más añosos, de los votantes de los estratos socioeconómicos más bajos, de ideas más estatistas y de zonas rurales, particularmente de las regiones VI y VII (Morales, 2010). En ese sentido, tal vez el desenlace electoral no sea tan sorprendente como uno pudiese anticipar a simple vista.

 

NOTAS

*      Fragmento del tango "Cuesta Abajo", de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera. Este trabajo no hubiese sido posible sin el experto apoyo de la asistente de investigación Ximena Soto. Agradezco las sugerencias de David Alunan, Cath Collins, Claudio Fuentes, Mauricio Morales y de los referees de la Revista de Ciencia Política.

1         http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=362155

2         http://www.colegiodeprofesores.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=148&Itemid=173

3         http://www.lanacion.cl/economia-chilena-anota-contraccion-de-1-5-en-2009/noticias/2010-03-18/095059.html

4        http://www.senado.cl/prontus_galeria_noticias/site/artic/20090114/pags/20090114200336.html

5        http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/site/artic/20090127/pags/20090127221617.html

6       http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_7882000/7882657.stm

7       http://www.emol.com/noticias/internacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=349596

8       http://elcomercio.pe/impresa/notas/chile-cambio-libreto-respecto-operacion-salitre-2009/20091008/352258

9       http://elcomercio.pe/impresa/notas/chile-cambio-libreto-respecto-operacion-salitre-2009/ 20091008/352258

10      http://www.lanacion.cl/bayly-acusa-a-alan-garciaKle-envenenar-relaciones-con-chile/noticias/2010-02-17/073548. html

11       http://www.oecd.org/document/50/0,3343,fr_2649_201185_44270706_1_1_1_1,00.html

12      http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=341779

13       http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=371870

14       http://latercera.com/contenido/674_122454_9.shtml

15       http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=368551

16       http://www.lanacion.cl/juez-acredito-el-asesinato-de-eduardo-frei-montalva/noticias/2009-12-08/005522.html

17       http://pinera2010.cl/2010/01/12/este-domingo-%C2%A1te-necesitams/

18       http://www.lanacion.cl/propuesta-valorica-de-pinera-tensiona-al-gremialismo/noticias/2009-10-12/195440.html

19       http://www.lanacion.cl/gays-en-campana-hay-un-limite-dijo-monsenor-goic/noticias/2009-11-23/101600.html

20       http://latercera.com/contenido/674_169577_9.shtml

21       http://www.arratepresidente.cl/

22       http://www.lnd.cl/noticias/site/artic/20091110/pags/20091110003721.html

23       http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=377496

24       http://www.senado.cl/prontus_galeria_noticias/site/artic/20100412/pags/20100412121037.html

25       http://diario.elmercurio.cl/detalle/index.asp?id=%7B918b390e-658c-4952-8c7a-5ab216cb2d2b%7D

26       http://www.mideplan.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=5281:president%20e-promulga-ley-que-crea-el-sistema-intersectorial-de-proteccion-social-e-institucionaliza-chile-crece-contigo&catid=33:noticias&Itemid=50

27       http://www.bcn.cl/guias/instituto-derechos-humanos

28     En uno de los discursos más comentados, Enríquez-Ominami insinúa un apoyo a Freí, pero sin siquiera nombrarlo, al tiempo que deja en claro su rechazo a la candidatura de Pinera al sostener que "ante esta coyuntura histórica y ante la incertidumbre de que la derecha pueda llegar a impedir la marcha de Chile hacia el futuro, es de mi responsabilidad contribuir para que eso no ocurra, por tanto, declaro formalmente mi decisión de apoyar al candidato de este pueblo, el del 29% de chilenos que votaron el 13 de diciembre". http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2010/01/13/me-o-formaliza-apoyo-a-eduardo-frei/

29       "Parece que hay políticos en Perú que no logran desprenderse de una mirada volcada en el pasado, y ni siquiera en el siglo pasado, sino que en el antepasado, pero ese es un problema de ellos y ellos tendrían que resolverlo", http://www.cooperativa.cl/canciller-foxley-dijo-que-en-peru-hay-politicos-anclados-en-el-siglo-antepasado/prontus_nots/2009-03-04/091441.html

30       http://www.cooperativa.cl/nacionalistas-peruanos-impugnaran-acuerdo-con-chile/prontus_nots/2009-02-26/005308.html

31       http://latercera.com/contenido/674_115833_9.shtml

32       http://www.lanacion.cl/frei-y-toha-llaman-a-cruzada-contra-poder-del-dinero-/noticias/2009-12-14/135840.html

33       http://www.lanacion.com.ar/nota. asp?nota_id=1242015

 

REFERENCIAS

ADIMARK. 2009. "Encuesta Evaluación Gestión del Gobierno: Informe mensual diciembre 2009". [En línea] http://www.adimark.cl/medios/Ev_Gob_Dic09.pdf [Consulta:13-4-2010].         [ Links ]

Altman, David. 2006. "Continuidades, Cambios y Desafíos Democráticos en Chile (2006-2009)". Colombia Internacional 6:12-33.         [ Links ]

Báez, Fernando. 2009. "Chile, entrada en vigencia del Convenio 169 OIT y el Conflicto en la Región de La Araucanía". [En línea] http://www.norlarnet.uio.no/pdf/behind-the-news/spanske/chile_mapuches.pdf [Consulta: 16-4-2010].         [ Links ]

Centro de Derechos Humanos UDR 2009. Informe Anual sobre Derechos Humanos en Chile 2009. Santiago: Ediciones Universidad Diego Portales.         [ Links ]

Kubal, Mary Rose. 2009. "Education Reform Under Bachelet: A Failure to Rethink Inequalities." Trabajo presentado en el Congress of the Latin American Studies Association, Río de Janeiro, Brasil, junio 11-14.         [ Links ]

Luna, Juan Pablo. 2008. "Democracia, gobierno y partidos: Introducción a LAPOP Chile 2008". Revista de Ciencia Política, 28 (2): 115-141.         [ Links ]

Mardones, Rodrigo. 2007. "Chile: todas íbamos a ser reinas". Revista de Ciencia Política, 27 (n.e.): 79-96.        [ Links ]

Ministerio de Educación. (MINEDUC). 2008. "Ejes Claves del Proyecto de Ley General de Educación". [En línea] http://www.orientachile.cl/images/stories/Ejes_claves_proyecto_LGE.pdf [Consulta:15-4-2010].        [ Links ]

Morales, Mauricio. 2010. "¿Quiénes son, dónde están, qué quieren?: las bases electorales de los candidatos presidenciales 2009". Chile 2009: Percepciones y Actitudes Sociales. Quinta Encuesta Nacional UDP. Instituto de Investigación en Ciencias Sociales. Santiago: Universidad Diego Portales.         [ Links ]

Navia, Patricio y José Miguel Cabezas. 2010. "Aprobación presidencial en el cuatrienio de Bachelet". Chile 2009: Percepciones y Actitudes Sociales. Quinta Encuesta Nacional UDP. Instituto de Investigación en Ciencias Sociales. Santiago: Universidad Diego Portales.         [ Links ]

Organización Para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). 2010. "Estudio Económico de Chile, 2010". Síntesis. [En línea] http://www.oecd.org/dataoecd/7/38/44493040.pdf [Consulta:13-4-2010].        [ Links ]

 

Rossana Castiglioni es Profesora Asociada y Directora de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales (Chile). Es investigadora del ICSO-UDP. Es doctora en ciencia política de la Universidad de Notre Dame (EE.UU.) y Licenciada en Sociología de la Universidad de la República (Uruguay). [rossana.castiglioni@mail.udp.cl]