SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.28 número2(Des)confianza en los partidos políticos en América LatinaEl rol del Estado como creador de empleo índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista de ciencia política (Santiago)

versión On-line ISSN 0718-090X

Rev. cienc. polít. (Santiago) v.28 n.2 Santiago  2008

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-090X2008000200010 

REVISTA DE CIENCIA POLÍTICA / VOLUMEN 28 / N° 2 / 2008 / 203 - 208

DOSSIER

Victimización por Corrupción por la Policía

Corruption victimization by the police

 

DIANA ORCES
Vanderbilt University


RESUMEN

La corrupción se ha convertido en uno de los problemas más relevantes en las democracias emergentes porque puede conducir a la erosión de la creencia en la legitimidad del sistema político. Este reporte ha encontrado que tanto las características individuales como una característica a nivel nacional son importantes para explicar la victimización por corrupción policial. Específicamente, los individuos que habitan en países ricos tienen menos probabilidad de ser víctimas de la corrupción, mientras la probabilidad es notablemente más alta para el ciudadano promedio de países pobres. Por lo mismo, los programas anticorrupción tienen más probabilidad de ser exitosos cuando combinen acciones locales, como la profesionalización de las fuerzas policiales, con intentos más generales de mejorar el desarrollo económico de los países pobres.

Palabras clave: Corrupción, policía, América Latina, desarrollo socioeconómico, opinión pública.


ABSTRACT

Corruption has become one of the most prevalent problems in emerging democracies because it can lead to the erosion of the belief in the legitimacy of the political system. This paper has found that some individual level characteristics are as important as at least one national level characteristic in explaining corruption victimization by the police. Specifically, individuals living in wealthier countries are less likely to be victims of corruption, where as the probability is notably higher for the average citizen in poor countries. Therefore, anti-corruption programs are likely to be most successful when they combine localized action, such as working to professionalize police forces, with broader attempts to increase economic development in poor countries.

Key words: Corruption, police, Latin America, socioeconomic development, public opinion.


La corrupción se ha convertido en uno los asuntos más importantes de política pública en las democracias emergentes alrededor del mundo. La corrupción tiene varias definiciones, siendo una bien conocida "la provisión de beneficios materiales a políticos y oficiales públicos a cambio de influencia ilícita sobres sus decisiones" (Weyland, 1998:109). La corrupción se ha vuelto un problema notable no sólo por sus significativos efectos negativos sobre la economía (Elliot, 1997), sino también porque la corrupción genera ineficiencias económicas e inequidad que pueden llevar a un gobierno inefectivo (Rose-Ackerman, 1999), lo cual puede terminar erosionando la creencia en la legitimidad del sistema político (Burbano de Lara, 2005; Canache y Allison, 2005; Seligson, 2002).

Este documento en la serie Perspectivas desde el Barómetro de ¡as Amencas analiza una de las once preguntas sobre victimización por corrupción realizadas en la ronda del 2008 por la encuesta del Proyecto de Opinión Pública de América Latina (LAPOP) (otras preguntas serán examinadas en futuros estudios). Este Proyecto realizó entrevistas personales en casi toda América Latina y el Caribe, y encuestas por Internet en los Estados Unidos, aglutinando muestras nacionales probabilísticas de 21 países.1 Se realizó la misma pregunta a un total de 34.469 entrevistados:

EXC2. ¿Algún agente de policía le pidió una mordida (o soborno) en el último año?

Los resultados indicados en el Gráfico 1, el cual exhibe los porcentajes de población a quienes se les pidió una mordida (o soborno), muestran que existe una gran variación entre países.2

Bolivia muestra un porcentaje significativamente alto de población que ha sido víctima de la policía por corrupción (27,9%), mientras que en el otro extremo, Chile presenta el porcentaje más bajo de toda la muestra de victimización por corrupción (1,7%). Asimismo, algo más del 15 por ciento de la población en Perú, México, y Argentina, la policía le pidió una mordida (o soborno).

¿Cuánta de esta variación entre países resulta de las características socioeconómicas y demográficas de la población de estos países? Para simplificar la respuesta a esta pregunta, los Estados Unidos fueron eliminados de la muestra para evitar cualquier desviación estadística, ya que este caso posee niveles de desarrollo socioeconómico más altos que el resto de países. Después de controlar por las variables socioeconómicas tradicionales, como género, edad, educación y riqueza, los resultados mostrados en el Gráfico 2 se mantienen similares a los que aparecen en el gráfico anterior, únicamente con una variación de unos pocos puntos arriba o abajo. Países como Bolivia, Perú y México continúan teniendo los porcentajes más altos de victimizacion por corrupción por la policía incluso después de controlar por características individuales.

I. ¿LOS FACTORES CONTEXTÚALES IMPORTAN?

Encontramos que no solamente las características individuales importan para entender la corrupción, sino que las naciones ricas son mejores controlando la corrupción. El Gráfico 3 ilustra los efectos de las características nacionales como del PIB per cápita en la probabilidad de que la policía pida una mordida (o soborno). Cada variable incluida en el análisis aparece enumerada en el eje vertical (y). El impacto de cada una de esas variables sobre la experiencia con la victimizacion por corrupción por la policía aparece gráficamente indicado por un punto, el cual si está localizado en la parte derecha de la línea vertical "0" indica un efecto positivo, y si está en la izquierda de la línea "0", indica un efecto negativo. Los efectos son estadísticamente significativos si los intervalos de confianza que se alargan hacia la izquierda y la derecha de cada punto no tocan la línea vertical "0" (al nivel .05 o mejor). Si tocan la línea vertical, los efectos no son estadísticamente significativos. La fuerza relativa de cada variable está indicada por los coeficientes estándares.

El Gráfico 3 muestra que tanto las características individuales como la variable nacional, PIB per cápita, son importantes a la hora de determinar la probabilidad de que las personas sean victimizadas por corrupción por la policía. Individuos que son ricos, con mayores niveles de educación, y que viven en ciudades grandes, tienen mayor probabilidad de que la policía les pida una mordida (o soborno). Al contrario, las mujeres y las personas de mayor edad tienen menos probabilidades de ser víctimas de la corrupción policial. La riqueza nacional per cápita tiene un impacto importante en la probabilidad de que la policía pida una mordida (o soborno). Específicamente, cuanto más rico es el país en términos per cápita, los individuos en estos países tienen menor probabilidad de ser víctimas de la corrupción policial, mientras que el ciudadano promedio en países pobres tiene mayores probabilidades de ser víctima.

La significatividad del contexto nacional aparece enfatizada en detalle en el Gráfico 4, mientras mayor es el PIB per cápita, el ciudadano promedio tiene mayor probabilidad de ser víctima de la corrupción. Por ejemplo, Haití es el país que muestra la probabilidad más alta de victimización por corrupción por la policía y es el país con los niveles más bajos de desarrollo económico. En el otro extremo, Argentina tiene la probabilidad más baja de que sus ciudadanos sean víctima de la corrupción policial y el nivel más alto de desarrollo económico. Tomando en cuenta todos estos resultados, si un ciudadano de Haití con cierta serie de características socioeconómicas se muda a Argentina, en igualdad de condiciones, y ninguna de sus características individuales cambia, la probabilidad de que a esta persona la policía le pida una mordida (o soborno) es por lo menos 10 puntos porcentuales menores que si la persona se quedase en Haití. Otro país que en el que sus ciudadanos tienen una probabilidad alta de ser víctimas de la corrupción policial es Bolivia, tampoco es sorprendente que este país tenga niveles bajos de desarrollo económico.

II. IMPLICACIONES PARA LAS POLÍTICAS PÚBLICAS

Con el fin de los gobiernos autoritarios en la mayoría de los países de América Latina, una cuestión esencial que todavía preocupa a los académicos es la durabilidad y la calidad de la democracia en la región. De este modo, y siendo la corrupción uno de los problemas prevalecientes en la región, no sólo es importante saber cómo ésta puede erosionar la sostenibilidad y calidad de estas democracias, sino también quienes son aquellas personas que con mayor probabilidad van a ser víctimas de la corrupción. Este reporte ha encontrado que tanto las características individuales como una característica al nivel nacional son importantes para explicar la victimización por corrupción. En este caso exploramos específicamente la corrupción policial. Los resultados demuestran que aquellos individuos que habitan en países ricos tienen menos probabilidad de ser víctimas de la corrupción, mientras la probabilidad es notablemente más alta para el ciudadano promedio de países pobres. Concluimos que los programas anticorrupción es más probable que tengan más éxito cuando combinen acciones locales, como la profesionalización de las fuerzas policiales, con intentos más generales de mejorar el desarrollo económico de los países pobres.

NOTAS

1 Esta pregunta no fue hecha en Canadá y los datos de Belice no están disponibles todavía.

2 El porcentaje de no respuesta para toda la muestra fue de 7,5%.

3 Las diferencias entre países en los Gráficos 2 y 4 se explican parcialmente por el hecho de que en el Gráfico 2 se controla por características individuales mientras en el Gráfico 4 se toma en cuenta el PIB per cápita.

REFERENCIAS

Burbano de Lara F. 2005. Coaliciones fantasmas, esencialismos políticos y corrupción. Iconos 9:105-12.         [ Links ]

Canache D, Allison ME. 2005. Perceptions of Political Corruption in Latín American Democracies. Latín American Politics ana Society 47: 91-111.         [ Links ]

Elliot KA, ed. 1997. Corruption ana the Global Economy. Washington, D.C.: Institute for International Economics.         [ Links ]

Mauro P. 1995. Corruption and Growth. Ouarterly journal of Economics 100: 681-712.        [ Links ]

Rose-Ackerman S. 1999. Corruption and Government: Causes, Consequences and Reform. Cambridge, UK:Cambridge University Press.         [ Links ]

Seligson M. 2002. The Impact of Corruption on Regime Legitimacy: A Comparative Study of Four Latin American Countries. The journal of Politics 64:408-33.         [ Links ]

Weyland K. 1998. The Politics of Corruption in Latin América, journal of Democracy 9:108-21.        [ Links ]

 

Diana Orces es candidata al Phd en Ciencia Política de la Universidad de Vanderbilt. (E-mail: diana.m.orces@Vanderbilt.edu)