SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.22 número2Estado, integración y fundamentos teóricos de la igualdad democráticaFunciones de integración del Estado índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista de ciencia política (Santiago)

versión On-line ISSN 0718-090X

Rev. cienc. polít. (Santiago) v.22 n.2 Santiago  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-090X2002000200007 

Revista de Ciencia Política / Volumen XXII / Nº 2 / 2002 / 85-104

ESTUDIOS

 

Estado e integración: Movimientos de

larga duración, noción de estado y

preguntas de investigación

 

Patricio Valdivieso

Instituto de Ciencia Política

Pontificia Universidad Católica de Chile

 

1 Bajo los conceptos de regionalismo, regionalización, integración regional o formación de bloques, podemos entender dos cosas: la aproximación político-institucional de países cercanos geográficamente, aproximación en una o más áreas, y el acercamiento más espontaneo de individuos y organizaciones de distintos países mediante transacciones (comercio, finanzas, turismo, comunicaciones, migraciones, etc.), sin existir acuerdos institucionales especiales.

 

2 Esta pregunta encuentra su fundamento en experiencias históricas del pasado (orden económico internacional hasta la Primera Guerra Mundial, período de guerras y de entreguerra).

 

3 “Los órganos del Estado deben someter su acción a la Constitución y a las normas dictadas conforme a ella. Los preceptos de esta Constitución obligan tanto a los titulares o integrantes de dichos órganos como a toda persona, institución o grupo. La infracción de esta norma generará las responsabilidades y sanciones que determine la ley”.

 

4 Observando el ámbito constitucional, respecto al tema de la globalización, tal vez una alusión directa que hace nuestro texto constitucional es el reconocimiento de los derechos humanos, consagrados en la Carta y en los Tratados internacionales sobre la materia (art. 5° inc. 2°). En el ámbito económico-comercial, parecieramos no estar tan lejanos, pues nuestra Constitución consagra una serie de disposiciones con relación a la libertad económica y orienta el marco jurídico donde esta actividad se desenvuelve, por medio de leyes tales como la de Inversión Extranjera, Mercado de Valores, Sociedades Anónimas y Antimonopolio, entre otras, todas las cuales son elementos claves para una política de integración económica-financiera a nivel internacional.

 

5 En Un Estado democrático, según hemos argumentado más atrás, se fundamenta en el principio de soberanía popular, y ese principio se encuentra consagrado en nuestra Constitución a través de dos disposiciones básicas: art.4 “Chile es una república democrática”, y el art.5 inc.1 “La soberanía reside esencialmente en la Nación. Su ejercicio se realiza por el pueblo a través del plebiscito y de elecciones períodicas y , también, por las autoridades que esta Constitución establece. Ningún sector del pueblo ni individuo alguno puede atribuirse su ejercicio.” Pero, al mismo tiempo, la soberanía debe reconocer límites en su ejercicio, porque el orden que ella establece está unido a derechos humanos que son anteriores al Estado; esto lo encontramos en dos artículos de la Constitución: el art.1, inc. 4 primera parte, nos da una referencia indirecta al señalar que “El Estado está al servicio de la persona humana (...)”, y por otra parte el art. 5 inc. 2 nos dice expresamente: “El ejercicio de la soberanía reconoce como limitación el respeto a los derechos esenciales que emanan de la naturaleza humana (...)”. Por otra parte, los derechos humanos son expresamente reconocidos y garantizados (arts. 1 y 19).

 

6 Disposiciones del art. 19; recursos fundamentales consagrados para resguardo de derechos y deberes en arts. 20, 21 y 80.

 

7 Probablemente sean expresión del mismo, temas contingentes que preocupan al mundo político e intelectual chileno, tales como la probidad y transparencia en el ejercicio de las funciones públicas, e incluso en el campo de la empresa privada, la falta de motivación en la juventud por la participación en la vida política de su país, y asimismo otras multiples dificultades en la vida cotidiana (por ejemplo la delincuencia).

 

8 Mayor fundamentación y antecedentes sobre el tema en Patricio Valdivieso, Ein Weg zur Sozialreform in Lateinamerika: Die Rezeption der katholischen Soziallehre Europas in Chile, vol. 7 de serie Historamericana, Verlag Hans-Dieter Heinz, Akademischer Verlag (ISBN 3-88099-676-8), Stuttgart 1998, 451 págs; del mismo autor, “Ética Política y Éxito Moral” en: Revista de Ciencia Política, XIX (2), 1998, 3-44.

 

9 También se podría pensar en una actividad estatal que se tradujera en mayor cantidad de información para los ciudadanos, tanto a nivel de campañas electorales, como en los períodos intermedios, lo que probablemente facilitaría una mayor participación, y además que esta sea más responsable.