SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.38 número1Sobre las estrategias discursivas, hipertextuales y multimediales orientadas a la creación de espacios de aprendizaje en entornos onlineProblemas de gestión asociados al liderazgo como función directiva índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Estudios pedagógicos (Valdivia)

versión On-line ISSN 0718-0705

Estud. pedagóg. vol.38 no.1 Valdivia  2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-07052012000100006 

Estudios Pedagógicos XXXVIII, Nº 1: 105-119, 2012

INVESTIGACIONES

 

El profesor de Educación Física desde la perspectiva de los escolares

The physical education teacher from the perspective of school students

O professor de Educação Física na perspectiva de estudantes

 

Jaime Cárcamo Oyarzún

Instituto de Ciencias del Deporte, Universidad de Sarre, Alemania, 49 681 3024552, j.carcamo@mx.unisaarland.de.


RESUMEN

Considerando el rol que el profesor de educación física juega para generar hábitos de práctica de actividad física en los escolares, la presente investigación describe cómo los escolares perciben a sus profesores de educación física. Fueron encuestados 1.311 escolares de 5º y 7º año Básico y de 1º y 3º año Medio de establecimientos Municipales y Particulares Subvencionados pertenecientes a la Región de Araucanía. Los resultados indican que en general los escolares tienen una imagen positiva de sus profesores de educación física, consideran que éstos saben mucho y que transmiten alegría; sin embargo, también los consideran estrictos y que levantan la voz frecuentemente. Se encontraron diferencias significativas al analizar los datos según el género, el tipo de establecimiento educacional y el curso de los escolares.

Palabras clave: actitudes, educación física, profesores de educación física, educación municipal, educación particular subvencionada.


ABSTRACT

Considering the role which the teacher of physical education plays in order to generate patterns of physical activity in school students, this study describes how the students perceive their physical education teacher. A total of 1.311 students from the 5th and 7th grade of elementary school and the 1st and 3rd grade of secondary school, in public schools and subsidized private schools from to the Araucanía Region, Chile, have been surveyed. The results indicate that the students have a positive image of their physical education teachers. They believe that the teachers have a lot of knowledge and pass on happiness. The students also consider the teachers to be strict and say that they often raise their voice. Significant differences were found when analysing the data according to gender, type of school and grade of the students.

Key words: attitude, physical education, physical education teachers, public education, subsidized private education.


RESUMO

Considerando a função que o professor de Educação Física desempenha para gerar hábitos de prática de atividade física nos estudantes, descreve-se como os estudantes percebem os professores de esse conteúdo. Foram entrevistados 1.311 estudantes da Educação Básica (5º e 7º anos) e Média (1° e 3° anos) de instituições municipais e particulares subvencionadas da Região de Araucanía. Resultados indicam que, em geral, os estudantes têm imagem positiva de seus respectivos professores de Educação Física; acredita-se que os docentes conhecem bem o conteúdo e o transmitem com alegria. No entanto, também os consideram rigorosos e, por isso, gritam frequentemente. Encontraram-se diferenças significativas nos dados da pesquisa, se considerado o gênero, o tipo de escola e os anos escolares frequentados pelos estudantes.

Palavra schave: atitude, educação física, professores de educação física, educação municipal, educação privada subvencionada.


 

1. INTRODUCCIÓN

El avance tecnológico de nuestros días ha provocado que el ser humano trate de realizar sus actividades con el mínimo de esfuerzo. Incluso los niños, que por naturaleza expresan sus necesidades motrices a través del juego, están siendo envueltos por un sistema en donde ni siquiera para jugar se deben mover. Las rondas y los juegos de persecución de antaño han sido reemplazados por los juegos de vídeo y los computadores, reduciendo el movimiento al mínimo y provocando un alto grado de sedentarismo, lo que trae como consecuencia severos problemas en el desarrollo motriz. Esta situación se agrava aún mas con los comportamientos alimenticios de nuestra sociedad, en donde predominan las comidas de rápida preparación y de alto contenido calórico, produciendo sobrepeso y obesidad y trayendo consigo problemas que no tan sólo influirán negativamente en la salud de nuestros niños, sino que también en su desarrollo psicológico y social (Van Itallie, 1979; Vázquez y López, 2001). Ante esta problemática, la Educación Física cobra un significado muy importante, ya que se está transformando en la única posibilidad que tienen los niños para moverse, expresarse corporalmente, fomentar el desarrollo motriz y generar hábitos de actividad física (McKenzie et al., 1995; Hernández y Velázquez, 2007).

Como lo indica el Ministerio de Educación en el Currículum del Sector Educación Física, esta asignatura no solo se relaciona con el desarrollo de las capacidades físicas y motrices, sino que también con el desarrollo afectivo, social, cognitivo, moral y espiritual, contribuyendo al desarrollo integral de la persona (Ministerio de Educación, 2005). Esta afirmación deja de manifiesto que la Educación Física, junto con los otros sectores del Currículum Escolar, se preocupa del desarrollo y del aprendizaje de los estudiantes, pero que además cuenta con el privilegio de ser la única asignatura en la escuela que construye estos aprendizajes desde la experiencia corporal (Araya, 2006). Esta experiencia corporal se irá adquiriendo en el desarrollo mismo de las clases, creando percepciones y dando lugar a una valoración de estas vivencias por parte del alumno, y a su vez se irán conformando actitudes que en el futuro pueden crear hábitos de práctica de ejercicio físico, o por el contrario, si estas experiencias dentro de las clases han sido negativas, no dejarán más huella que la de un mal recuerdo de la etapa escolar. En este sentido, el rol que cumple el profesor de educación física para generar actitudes positivas hacia la educación física es primordial, ya que su comportamiento, acciones y decisiones influirán directamente en la valoración que el alumno le otorgue a la asignatura. Como lo indican Hernández y Velázquez (2007), al explicar la relevancia del conocimiento de la percepción y satisfacción de los alumnos con las clases y el profesorado, "desde la interpretación y elaboración del currículo del área, hasta la propuesta de las tareas concretas que realizar en una clase y la forma de presentarlas y dirigirlas, los profesores y profesoras toman decisiones y adoptan comportamientos y actitudes que son percibidos en uno u otro sentido por sus alumnos y alumnas" (Hernández y Velázquez 2007: 143).

La percepción de los escolares hacia el profesor variará según la estructura de la personalidad de cada individuo, pero también dependerá del resultado de la calidad de la interacción que haya experimentado el alumno con el profesor; sin embargo, existirán ciertos aspectos en común que ejercerán mayor influencia para la valoración el profesor. El conocimiento de estos aspectos permitirá determinar cuales comportamientos positivos se deben mantener y fortalecer, y cuáles comportamientos negativos se deben tratar de evitar o de mejorar, para así crear una mejor disposición hacia las actividades que se imparten en las clases. Por ejemplo, cuando los profesores proporcionan a sus alumnos oportunidades para tomar decisiones, se observan mejores resultados en cuanto a las actitudes favorables hacia la educación física que aquellos profesores cuyos métodos no permitían a los alumnos tomar decisiones (Gutiérrez y Pilsa, 2006).

Considerando la importancia de este tema, diversos investigadores se han dedicado a estudiar cómo los alumnos perciben a sus profesores de educación física. En una investigación sobre el pensamiento del alumno hacia la educación física, Moreno y Cervelló (2003) señalan que los alumnos entregan una gran valoración a los aspectos relacionados con la personalidad del educador, ya que los alumnos que perciben al profesor como democrático, alegre, justo, agradable y comprensivo, le otorgan una mayor importancia a la educación física. Hernández y Velázquez (2007) sostienen también que rasgos como la capacidad de diálogo, la simpatía y la afectuosidad en los comportamientos del profesor hacia el alumnado son muy considerados por los escolares. Otros aspectos relacionados con la personalidad del profesor también fueron altamente valorados en un estudio realizado por Digel (1995), indicando que cuando los estudiantes perciben que los profesores consideran sus capacidades físicas o perciben que están abiertos a dialogar con ellos, los profesores son mucho mas valorados.

Por otro lado, Gutiérrez y Pilsa (2006) concluyeron que los alumnos también consideran aspectos relacionados con las competencias y la preparación profesional del profesor, como la capacidad de explicar la materia y ayudar a los alumnos. Esto coincide con los resultados obtenidos por Hernández y Velázquez (2007), en donde los escolares consideran que la seguridad y la preparación que muestra el profesorado ejercen una positiva influencia en el alumnado.

Ryan (2003) realizo un estudio sobre las actitudes de estudiantes de educación media hacia las clases de educación física, preguntando qué les gustaba y qué les desagradaba de sus profesores. Los resultados indicaron que a los alumnos les gusta que sus profesores tengan buenas habilidades físicas y que sean amigables. Lo que les desagrada de sus profesores es que no se relacionen con los alumnos y que prefieran a los estudiantes con mejores habilidades físicas.

En un estudio sobre la aceptación de la educación física por parte de los escolares, realizado por Wydra (2001), se aplicó un cuestionario con diversas aseveraciones sobre aspectos positivos y negativos relacionados con el comportamiento de los profesores. Los resultados arrojaron que aspectos como "contacto con los alumnos", "conocimientos de su asignatura" y "trasmitir alegría al practicar deporte" fueron evaluados como positivos por los alumnos. Por otro lado, el "comportamiento autoritario" fue reconocido como el aspecto más negativo, concordando así con los resultados obtenidos por Digel (1995), en donde los alumnos valoran negativamente a los profesores cuando éstos son demasiado estrictos y autoritarios.

En el año 2006, la Deutscher Sportbund encargó a varias Universidades alemanas un estudio sobre la situación de la educación física en Alemania. En esta investigación se encuestó a escolares, padres, profesores y directores de colegios de gran parte de Alemania, preguntándoles su opinión sobre diversos tópicos de la educación física, incluyendo al profesor. En este aspecto, los resultados arrojaron que los alumnos ven a sus profesores de educación física como competentes y profesionales, deportivos, comprometidos con su asignatura y que preparan bien sus clases (Gerlach et al., 2006). Estos resultados coinciden con los obtenidos por Altenberger et al. (2005), en donde los alumnos también ven a sus profesores como deportivos y comprometidos, además de capacitados, seguros y justos.

Al conocer la opinión que los escolares tienen de sus profesores de educación física se puede determinar cuáles son los aspectos que pueden ejercer mayor influencia sobre el desarrollo de actitudes tanto positivas como negativas, por lo que sería posible prestarles mayor atención a los aspectos más susceptibles de generar actitudes positivas y, por otro lado, modificar aquellos otros que parecen contribuir al desarrollo de actitudes negativas. Considerando la información que entregan los estudios anteriormente mencionados, resulta pertinente conocer cómo los escolares chilenos perciben a sus profesores de educación física, por lo que este estudio se propone los siguientes objetivos:

a) Conocer cuál es la percepción que los escolares chilenos tienen de sus profesores de Educación Física.
b) Analizar si existen diferencias significativas en la percepción de los profesores de Educación Física según el género, el tipo de establecimiento educacional y el curso de los escolares.

2. METODOLOGIA

2.1. MUESTRA

Fueron encuestados 1.311 escolares de 5º y 7º año de Enseñanza Básica y 1º y 3º año de Enseñanza Media pertenecientes a 6 Comunas de la Región de Araucanía. Del total de la muestra, un 48,7% corresponde a damas y 51,3% a varones de edades comprendidas entre 9 y 20 años (M = 13,44). En relación al tipo de Establecimiento Educacional, un 47,5% de los escolares encuestados pertenece a Establecimientos Municipalizados y un 52,5% a Establecimientos Particulares Subvencionados.

2.2. INSTRUMENTO

Para la recolección de los datos se tradujo y adaptó el "Cuestionario de Actitudes de los Escolares hacia la Educación Física" del Instituto de Ciencias del Deporte de la Universidad del Sarre de Alemania. Para la traducción de este cuestionario se utilizó el método inverso o back-traslation, es decir, el cuestionario fue traducido del idioma original (alemán) al español por una traductora cuya lengua materna es español. Posteriormente esta versión fue traducida nuevamente al alemán por una traductora cuya lengua materna es alemán. Finalmente se comparó esta última versión con la versión original, para identificar y corregir posibles errores de traducción (Brislin, 1970; Malhotra, 2004). La estructura de este cuestionario se compone de 4 bloques: a) información sociodemográfica, b) opinión sobre las clases de educación física, c) opinión sobre el profesor de educación física y d) hábitos de actividad física. Con respecto al bloque de opinión sobre el profesor de educación física, tema en el que se centra este estudio, se presentan 22 ítems compuestos por aseveraciones tanto positivas como negativas, en donde los escolares encuestados marcaron su grado de acuerdo desde 1="muy en desacuerdo" a 4="muy de acuerdo" para las aseveraciones positivas, y desde 1="muy de acuerdo" a 4="muy en desacuerdo" para las aseveraciones negativas. Tras un análisis para estimar la confiabilidad del instrumento se obtuvo un coeficiente Alpha de Cronbach de 0,837, indicando que el instrumento posee una buena consistencia interna.

2.3. ANÁLISIS DE LOS DATOS

Se realizaron cálculos estadísticos descriptivos de tendencia central (media) y dispersión (desviación típica), frecuencias y porcentajes. Para determinar posibles diferencias según género y establecimiento educacional se utilizó la Prueba t para comparar medias (α = 0,05). Para detectar posibles diferencias significativas entre los diversos cursos se realizó un análisis de varianza unidireccional (ANOVA) y también pruebas post hoc mediante el test HSD de Tukey para comprobar en qué cursos se daban las diferencias encontradas. Para el análisis de los datos se utilizó el programa estadístico SPSS 17.0.

3. RESULTADOS

3.1. RESULTADOS GENERALES

Considerando a toda la muestra en su conjunto, los aspectos positivos más destacados por los escolares se encontraron en los ítems "mi profesor de educación física sabe mucho" (M = 3,17 ± 0,87); "mi profesor de educación física transmite alegría al hacer deporte" (M = 3,02 ± 0,92) y "mi profesor de educación física es comprensivo" (M = 3,01 ± 0,87). Por otro lado, los valores negativos que más resaltaron fueron "mi profesor de educación física levanta la voz frecuentemente" (M = 2,51 ± 0,94), luego el ítem "mi profesor de educación física es muy estricto" (M = 2,61 ± 0,98); y en tercer lugar el ítem "mi profesor de educación física siempre repite las mismas actividades" (M = 2,98 ± 0,94). En las tablas 1 y 2 se presentan los resultados de los ítems positivos y negativos respectivamente (porcentajes de respuestas por cada ítem, medias y desviaciones típicas).

Tabla 1. Opinión de los escolares sobre sus profesores de educación física, ítems positivos (Frecuencias en porcentajes, medias y desviaciones típicas)
 

Tabla 2. Opinión de los escolares sobre sus profesores de educación física, ítems negativos (Frecuencias en porcentajes, medias y desviaciones típicas)
   

3.2. RESULTADOS SEGÚN GÉNERO

Al analizar los datos según el género de los escolares, el ítem "mi profesor de educación física sabe mucho" fue el que obtuvo la media más alta, tanto por varones (M = 3,15 ± 0,89) como por las damas (M = 3,19 ± 0,83), no existiendo diferencias significativas entre ambos grupos. El ítem "mi profesor de educación física transmite alegría al hacer deporte" fue el segundo más mencionado por ambos grupos (varones M = 3,04 ± 0,91; damas M = 3,00 ± 0,93), no encontrándose diferencias significativas. En la Tabla 3 se presentan los resultados de todos los ítems positivos, incluyendo la comparación de medias a través de la Prueba t.

Tabla 3. Opiniones de los escolares sobre sus profesores de educación física según género, ítems positivos. Comparación de medias.

 

En cuanto a los aspectos negativos, el ítem más destacado tanto por damas como por varones fue "mi profesor de educación física levanta la voz frecuentemente" (damas M = 2,53 ± 0,95; varones (M = 2,50 ± 0,93), no encontrándose diferencias significativas. En segundo lugar se encuentra el ítem "mi profesor de educación física es muy estricto" (varones M = 2,54 ± 0,98; damas M = 2,69 ± 0,96) encontrándose diferencias estadísticamente significativas (t = 0,236; gl = 1.241; p = 0,009). En la Tabla 4 se detallan los resultados de todos los ítems negativos (medias, desviaciones estándar y los resultados de la Prueba t).

Tabla 4. Opiniones de los escolares sobre sus profesores de educación física según género, ítems negativos. Comparación de medias
* Diferencias significativas al nivel de p≤0,01
 

3.3. RESULTADOS SEGÚN EL TIPO DE ESTABLECIMIENTO EDUCACIONAL

En relación al tipo de establecimiento educacional, tanto para los escolares pertenecientes a establecimientos municipales como para los escolares de establecimientos particulares subvencionados el ítem "mi profesor de educación física sabe mucho" obtuvo la media más alta (Subvencionado M = 3,23 ± 0,80; Municipal M = 3,10 ± 0,93); encontrándose diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos (t = 2,525; gl = 1.239; p = 0,012). Para los escolares de establecimientos particulares subvencionados el ítem "mi profesor de educación física es comprensivo" (M = 3,09 ± 0,85) se ubicó en segundo lugar, mientras que para los escolares de establecimientos municipales el ítem "mi profesor de educación física transmite alegría al hacer deporte" (M = 3,02 ± 0,92) obtuvo la segunda media más alta. La tercera media más alta para los alumnos de establecimientos particulares subvencionados la obtuvo el ítem "mi profesor de educación física toma en cuenta mis opiniones" (M = 3,08 ± 0,81), mientras que para los alumnos de establecimientos municipales en tercer lugar se ubicó el ítem "mi profesor de educación física es comprensivo" (M = 2,92 ± 0,89). En la Tabla 5 se presentan los resultados obtenidos en cada ítem.

Tabla 5. Opiniones de los escolares sobre sus profesores de educación física según el Establecimiento Educacional, ítems positivos. Comparación de medias.
* Diferencias significativas al nivel de p= 0,05
** Diferencias significativas al nivel de p= 0,01
*** Diferencias significativas al nivel de p<0,001

Como se puede observar en la Tabla 6, donde se presenta el detalle de los resultados obtenidos referente a los ítems negativos, la media más baja en ambos grupos la obtuvo el ítem "mi profesor de educación física levanta la voz frecuentemente" (Subvencionado M = 2,59 ± 0,91; Municipal M = 2,41 ± 0,96), encontrándose diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos (t = 3,331; gl = 1.236; p = 0,001). En segundo lugar se encuentra el ítem "mi profesor de educación física es muy estricto" (Subvencionado M = 2,72 ± 0,97; Municipal M = 2,48 ± 0,96), en donde también se encontraron diferencias estadísticamente significativas (t = 4,354; gl = 1.252; p = 0,000). En tercer lugar se ubicó el ítem "mi profesor de educación física siempre repite las mismas actividades" (Subvencionado M = 3,07 ± 0,95; Municipal M = 2,88 ± 0,99); encontrándose diferencias estadísticamente significativas entre ambos tipos de establecimientos educacionales (t = 3,447; gl = 1.236; p = 0,001).

Tabla 6. Opiniones de los escolares sobre sus profesores de educación física según el Establecimiento Educacional, ítems negativos. Comparación de medias.
* Diferencias significativas al nivel de p= 0,05
** Diferencias significativas al nivel de p= 0,01
*** Diferencias significativas al nivel de p<0,001

3.4. RESULTADOS SEGÚN CURSO

Con respecto a los ítems positivos, el ítem "mi profesor de educación física sabe mucho" fue el aspecto más destacado por los cuatro cursos encuestados (5o Básico M = 3,26 ± 0,98; 7° Básico M = 3,29 ± 0,83; 1o Medio M = 3,02 ± 0,80; 3o Medio M = 3,11 ± 0,82). Sin embargo, diferentes ítems se encuentran como el segundo aspecto más mencionado. Para los alumnos de 5o y Básico el ítem "mi profesor de educación física trasmite alegría al hacer deporte" ocupa el segundo lugar (5o Básico M = 3,17 ± 0,94; 7° Básico M = 3,12 ± 1,00), mientras que para los alumnos de 3o Medio el ítem "mi profesor de educación física toma en cuenta mis opiniones" (M = 2,97 ± 0,76) fue el segundo más mencionado. En el caso de los alumnos de 3o Medio, el segundo aspecto más destacado fue "mi profesor de educación física es comprensivo" (M = 3,11 ± 0,79). Según el análisis de varianza, en 6 ítem existen diferencias significativas entre cursos, las que son presentadas en detalle en la Tabla 7.

Tabla 7. Opiniones de los escolares sobre sus profesores de educación física según el curso, ítems positivos. Comparación de medias
* Diferencias significativas al nivel de p≤ 0,05
** Diferencias significativas al nivel de p≤0,01
*** Diferencias significativas al nivel de p<0,.001

En referencia a los ítems negativos, para los alumnos de 5° y 7° Básico y 3° Medio el ítem "mi profesor de educación física levanta la voz frecuentemente" obtiene el primer lugar entre todos los ítems (5o Básico M = 2,46 ± 1,05; 7° Básico M = 2,29 ± 1,00; 3o Medio M = 2,65 ± 0,88), mientras que para los escolares de 1o Medio, el ítem que obtuvo el primer lugar fue "mi profesor de educación física es muy estricto" (M = 2,40 ± 0,99). En el caso del segundo ítem más destacado, los resultados se invierten, ya que para los alumnos de 5o y 7° Básico y 3o Medio el ítem "mi profesor de educación física es muy estricto" ocupa el segundo lugar (5o Básico M = 2,69 ± 1,07; 7° Básico M = 2,67 ± 0,99; 3o Medio M = 2,69 ± 0,89), mientras que para los alumnos de 1o Medio, el ítem "mi profesor de educación física levanta la voz frecuentemente" fue el segundo aspecto más destacado (M = 2,62 ± 0,78). Al realizar el análisis de varianza, en 9 ítems se encontraron diferencias significativas entre los diversos cursos. En la Tabla 8 se presentan los detalles de todos los ítems.

Tabla 8. Opiniones de los escolares sobre sus profesores de educación física según el curso, ítems negativos. Comparación de medias.
* Diferencias significativas al nivel de p≤ .05
** Diferencias significativas al nivel de p≤ .01
*** Diferencias significativas al nivel de p≤ .001

4. CONCLUSIONES

Al analizar los resultados globales de los ítems positivos, podemos observar que un gran porcentaje de los escolares indicó estar "de acuerdo" (3) o "muy de acuerdo" (4) con las aseveraciones hacia su profesor de educación física, con medias sobre o cercanas a la puntuación 3 ("de acuerdo"). De los ítems más destacados, el ítem "mi profesor de educación física sabe mucho" indica que los escolares perciben a su profesor como competente y que domina los contenidos que entrega en la asignatura, coincidiendo con los resultados de los estudios de Wydra (2001), Deutsche Sportbund (2006), Altenberger et al. (2005) y Gutiérrez y Pilsa (2006). Esta percepción cobra relevancia ya que el hecho de que los alumnos consideren a sus profesores como competentes, preparados y seguros permite generar actitudes positivas hacia la educación física y así crear el hábito de realizar actividad física (Hernández y Velázquez, 2007). Otros ítems destacados por los escolares fueron "mi profesor de educación física trasmite alegría al hacer deporte" y "mi profesor de educación física es comprensivo", que también destacaron en los estudios de Moreno y Cervelló (2004), quienes concluyeron que los alumnos que valoran estos aspectos relacionados con la personalidad del profesor le otorgan una mayor importancia a la educación física.

En relación a los resultados obtenidos en los ítems negativos, también se observa que la mayoría de las respuestas de los alumnos se concentran entre las alternativas "en desacuerdo" (3) y "muy en desacuerdo" (4). La excepción se encuentra en los ítems "mi profesor de educación física levanta la voz frecuentemente" y "mi profesor de educación física es muy estricto", que fueron los ítems negativos mas destacados por los escolares. Esto nos indica que los alumnos perciben a sus profesores como autoritarios, contrastando con los resultados obtenidos por Hernández y López (2007), que indican que los escolares perciben a sus profesores como transigentes y tolerantes. La percepción de un profesor de educación física autoritario provoca que los alumnos valoren menos a sus profesores (Wydra, 2001; Digel 1995), lo que perjudicaría la generación de actitudes positivas hacia la educación física (Gutiérrez y Pilsa 2006).

En referencia a la percepción de los escolares hacia sus profesores de educación física según el género, podemos observar que los resultados siguen la tendencia global, destacando los aspectos "mi profesor de educación física sabe mucho" y "mi profesor de educación física trasmite alegría al hacer deporte" entre los ítems positivos, y "mi profesor de educación física levanta la voz frecuentemente" y "mi profesor de educación física es muy estricto" entre los ítems negativos. Al analizar posibles diferencias entre damas y varones, se puede observar que en la mayoría de los ítems, tanto positivos como negativos, no existen diferencias estadísticas significativas, tal como en los resultados obtenidos por Gutiérrez y Pilsa (2006) y Deutscher Sportbund (2006). La única excepción se encuentra en el ítem "mi profesor de educación física es muy estricto", en donde se encontraron diferencias significativas al nivel de p≤ 0,01, en donde las damas consideran mas estrictos a sus profesores de educación física que los varones.

En cuanto a los resultados obtenidos según el tipo de establecimiento educacional al cual los escolares asisten, podemos observar que en los ítems positivos, al igual que en los resultados globales y por género, el ítem que obtuvo la media más alta fue "mi profesor de educación física sabe mucho". Sin embargo existen diferencias estadísticamente significativas al nivel de p≤ 0,05, siendo la media de los alumnos de establecimientos particulares subvencionados mayor que la de los alumnos de establecimientos municipalizados. También se encuentran diferencias significativas en otros cinco de los 10 ítems, en donde la percepción de los alumnos de establecimientos particulares subvencionados es positivamente más alta que la percepción de los escolares que asisten a establecimientos municipalizados. Esta tendencia también se repite en los ítems negativos, en donde también existen diferencias significativas en la mayoría de los ítems. A pesar de coincidir en que los ítems "mi profesor de educación física levanta la voz frecuentemente" y "mi profesor de educación física es muy estricto" son los más mencionados por ambos grupos, también existen diferencias significativas al p≤ 0,01 y p≤ 0,001 respectivamente, en donde los alumnos de establecimientos municipales consideran a sus profesores más estrictos que los escolares de establecimientos privados subvencionados. Estos resultados se podrían explicar por factores socioeconómicos, ya que existen evidencias de que los alumnos de mayor nivel socioeconómico tienen actitudes más positivas hacia la educación física y a la práctica deportiva que los escolares de nivel socioeconómico más bajo (Duncan et al., 2002), lo que por ende también se podrían traspasar estas actitudes positivas al profesor de educación física, sin embargo se hace necesario realizar más estudios sobre este tema para poder obtener conclusiones más concretas.

Con respecto a la percepción de los escolares hacia sus profesores de educación física según el curso, podemos observar que existen diferencias en gran parte de los ítems positivos y negativos. Aunque todos concuerdan en que el ítem "mi profesor de educación física sabe mucho" es el más destacado, existen diferencias significativas entre 5º Básico y 1º Medio, entre 7º Básico y 1º Medio, y entre 7º Básico y 3º Medio, lo que nos permite concluir que los alumnos de Educación Básica tienen una percepción mucho más positiva que los alumnos de Educación Media. Esta tendencia también se repite mayoritariamente en el resto de los ítems positivos, confirmando las conclusiones de los estudios de Wydra (2001), Ryan (2003), Moreno, Hellín y Hellín (2006) y Deutscher Sportbund (2006), que indican que los escolares mas jóvenes tienen una percepción mas positiva sobre sus profesores de educación física que los escolares de cursos superiores. En los resultados de los ítems negativos también se encuentran diferencias significativas, en donde destacan los ítems "mi profesor de educación física levanta la voz frecuentemente" y "mi profesor de educación física es muy estricto" con diferencias estadísticamente significativas al nivel de p≤ 0,001 entre los alumnos de enseñanza básica y los de enseñanza media.

Al analizar los resultados obtenidos podemos concluir que los escolares tienen una percepción favorable hacia los profesores de educación física, coincidiendo con los estudios de Digel (1995), Wydra (2001), Moreno y Cevelló (2003), Altenberger et al. (2005) y Hernández y Velázquez (2007). Altamente destacable es que los escolares, independiente del género del alumno, curso o establecimiento educacional, posean la percepción de que sus profesores conocen y dominan la asignatura que imparten, lo que refleja un importante reconocimiento a las competencias del profesor, ya que, como lo indica Bräutigam (1999), el hecho de que los escolares tengan contacto diariamente con sus profesores los transforma en expertos para poder valorar al profesorado, por lo que sus opiniones entregan una valiosa información. Esta positiva percepción es un excelente punto de partida para el logro de adecuados aprendizajes y para la generación de hábitos de práctica de actividad física que incidan en el desarrollo de estilos de vida saludables, por lo que es importante aprovechar este reconocimiento y reforzar esta percepción a través de la preparación de las clases, difusión de objetivos y metodologías atrayentes.

Por otro lado, es muy preocupante el hecho de que los escolares perciban a sus profesores como autoritarios, lo que parece confirmar el paradigma educacional positivista de la educación física basado en el conductismo. Como lo plantea Toro (2007), los profesores de educación física imparten sus clases basándose en el desempeño de determinadas tareas de acuerdo a patrones de acción estandarizados, no dando lugar a la autonomía y creatividad de los escolares. Sin duda se hace pertinente prestarle mayor atención a este aspecto, modificar la didáctica empleada en clases y que los profesores traten de ser más transigentes y tolerantes.

El hecho de que los profesores conozcan las percepciones de los escolares puede aportar una importante herramienta para mejorar los aspectos que pueden ejercer mayor influencia sobre el desarrollo de actitudes positivas hacia la educación física y así cumplir con uno de los principales objetivos de esta asignatura, que es el lograr la adherencia a la práctica frecuente de actividad física (Siedentop, 2000), por lo que es de esperar que este estudio colabore entregando una visión de la educación física desde la perspectiva del educando y genere inquietudes para realizar más investigaciones y profundizar en este tema.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Altenberger, H.; Erdnüß, S.; Fröbus, R.; Höss-Jelten, C.; Oesterhelt, V.; Siglreitmaier, F. & Stefl, A. (2005). Augsburger Studie zum Schulsport in Bayern. ein Beitrag zur Qualitätssicherung und Schulsportentwicklung. Donauwörth: Auer Verlag.         [ Links ]

Araya, E. (2006). ¿Que educación física para la escuela hoy? Revista Pensamiento Educativo, n. 38, 172-185.         [ Links ]

Bräutigam, M. (1999). So schlecht ist er auch wieder nicht! Erste Zugänge auf die Frage nach dem "Schlechten" Sportlehrer aus Schülersicht. Sportunterricht, n. 49, 100–111.         [ Links ]

Brislin, R. (1970). Back-Traslation for Cross-Cultural Research. Journal of Cross-Cultural Psychology, n. 3, 185-216.         [ Links ]

Digel, H. (1996). Schulsport - wie ihn Schüler sehen. Eine Studie zum Schulsport in Südhessen. Sportunterricht, n. 45, 324-339.         [ Links ]

Duncan, M.; Woodfield, L.; Al-Nakeeb, Y. & Nevill, A. (2002). The Impact of Socio-Economic Status on the Physical Activity Levels of British Secondary School Children. European Journal of Physical Education, n. 7, 30-44.         [ Links ]

Gerlach, E.; Kussin, U.; Brandl-Bredenbeck, H.P. & Brettschneider, W. (2006). Der Sportunterricht aus Schülerperspektive. En Prohl, R. et al., Deutscher Sportbund, DSB-SPRINT-Studie. Eine Untersuchung zur Situation des Schulsports in Deutschland (115-152). Aachen: Meyer & Meyer Verlag.         [ Links ]

Gutiérrez, M. y Pilsa, C. (2006). Actitudes de los alumnos hacia la educación física y sus profesores. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, n. 6, 212-229.         [ Links ]

Hernández, J. L. & Velázquez, R. (2007). La educación física, los estilos de vida y los adolescentes: Cómo son, cómo se ven, qué saben y qué opinan. Barcelona: Grao.         [ Links ]

Malhotra, N. (2004). Investigación de mercados. Un enfoque aplicado. México: Pearson.         [ Links ]

McKenzie, T. et al. (1995). Children's activity levels and lesson context during third-grade physical education. Research Quarterly for Exercise and Sport, n. 66, 184-193.         [ Links ]

Ministerio de Educación de Chile (2005). Currículum de la educación media: Objetivos fundamentales y Contenidos Mínimos Obligatorios para la asignatura de Educación Física. Santiago de Chile: Ministerio de Educación de Chile.         [ Links ]

Moreno, J. A. y Cervelló, E. (2003). Pensamiento del alumno hacia la educación física: Su relación con la práctica deportiva y el carácter del educador. Revista Enseñanza: Anuario interuniversitario de Didáctica, n. 21, 345-362.         [ Links ]

Moreno, J. A., Hellín, P., & Hellín, M. G. (2006). Pensamiento del alumno sobre la educación física según la edad. Apunts: Educación Física y Deportes, n. 85, 28-35.         [ Links ]

Ryan, S; Fleming, D. & Maina, M. (2003). Attitudes of Middle School Students Toward their Physical Education Teachers and Classes. The Physical Educator, n. 60, 28-42.         [ Links ]

Siedentop, D. (2008). Aprender a enseñar la educación física. Barcelona: INDE publicaciones.         [ Links ]

Toro, S. (2007). Una aproximación epistemológica a la didáctica de la motricidad desde el discurso y práctica docente. Estudios Pedagógicos, n. 33, 29-43.         [ Links ]

Van Itallie, T.B. (1979). Obesity: adverse effects on health and longevity. The American Journal of Clinical Nutrition, n. 32, 2723-2733.         [ Links ]

Vázquez, V. y López, J.C. (2001). Psicología y Obesidad. Revista de Endocrinología y Nutrición, n. 9, 91-96.         [ Links ]

Wydra, G. (2001). Beliebtheit und Akzeptanz des Sportunterrichts. Sportunterricht, n. 50, 67-72.         [ Links ]