SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número503Primeras culturas juveniles en Chile: Pánico, malones, pololeo y matiné índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Atenea (Concepción)

versión On-line ISSN 0718-0462

Atenea (Concepc.)  no.503 Concepción  2011

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-04622011000100001 

Atenea N° 503. I Sem. 2011: 6-7

 

PRESENTACIÓN

 

LOS TRES primeros artículos que encabezan el número 503 de Atenea tienen un vínculo especial que los aproxima, a pesar de sus temáticas distintas: la presencia del cuerpo en una sociedad que lo censura. El atrayente artículo, “Pisada de la uva y lagar tradicional en Chile y Argentina (1550-1850)” muestra que el lagar es el punto de contacto entre la viña y la bodega, el vino y la uva, constituyéndose como un espacio de transformación cultural del fruto. Su significado no solamente termina allí, afirman los autores, sino que la figura del lagar, junto a la pisada de la uva, fue un rito de pasaje entre lo económico y lo social, lo laboral y lo lúdico, terminando por constituir una celebración y una fiesta. Lo importante es que dichas prácticas, caídas en desuso por la introducción de la máquina en el proceso de producción del vino, han reaparecido en la contemporaneidad, especialmente en la generación de vinos Premium. Se configura así una oscilación provocativa del cuerpo:, su rechazo y expulsión versus la fascinación irresistible por él. Corporalidad análoga encontramos en “Primeras culturas juveniles en Chile. Pánico, malones, pololeo y matiné”, que reflexiona sobre las formas de interactuar de las culturas juveniles de la década de 1950. Tal como afirma el autor del artículo, Yanko González, “comienzan a proliferar en las urbes metropolitanas colectivos de jóvenes aglutinados en micro-sociedades que, corporeizados por la clase, la etnicidad, el territorio y la estética, son creados y recreados por los medios de comunicación masiva (la industria cultural segmentada) y el mercado. El texto siguiente de Valeria de los Ríos que analiza la novela La guaracha del Macho Camacho, de Sánchez, ya desde su título privilegia los órganos sensoriales: “La narrativa sonora de Luis Rafael Sánchez”. La conexión que establece la autora entre el modelo radial y el discurso narrativo, junto con contribuir a la construcción de los personajes, potencia la relación entre corporeidad y escritura. Hay en esta última patrones rítmicos, cadencias musicales, que apuntan a una narrativa que oscila, que va y viene, que se cruza y descruza, como lo hacen los cuerpos en los encuentros eróticos. Fascinación por el cuerpo, en este caso, que no anula su rechazo expresado en la vejez, la enfermedad y la muerte.


M. Rodríguez

Las reflexiones de Paula Martínez sobre las prácticas escriturarias andinas a fines del siglo XVI y comienzos del XVII, la llevan a establecer la existencia de una suerte de talleres medievales de escritura que en la coyuntura andina se especializaron en el rescate de tradiciones prehispánicas. Esta actividad artesanal en la que un grupo de indígenas participan como informantes o escribas, también apunta a la materialidad, en este caso de un soporte textual (el libro), para fijar las tradiciones orales. Pero, fundamentalmente, indica la atracción de la sociedad posmoderna por algunas prácticas arcaicas en el que el cuerpo juega un rol central.

El artículo que sigue opera como gozne en la estructura del número 503 de la revista. “El mapuzugun, una lengua en retroceso” se inscribe en una imagen del lenguaje como cuerpo sociopolítico que se desarrolla y puede decrecer según múltiples factores. El interesantísimo artículo, a partir de la aplicación de un test de competencia lingüística, determina la distribución recesiva de la lengua originaria que permite definirla como un idioma en rápido retroceso ante el avance del castellano.

Los tres artículos que siguen se enlazan con ese estudio de la lengua aborigen, al proponer la lengua en sus manifestaciones histórico-literarias. El trabajo sobre el poema épico Las guerras de Chile explora la presencia de la tradición clásica en el texto, situándose más allá del aporte histórico al conocimiento del período que hace el poema. La presencia de los clásicos no sólo tiene un valor retórico, sino también, de servir de soporte a la ideología que inspira sus cantos, afirma la autora.

El artículo siguiente sobre Diego Portales se articula en las nociones del discurso, del poder y, por consiguiente, del saber. Se afirma en el trabajo que a partir de los funerales del ministro, el poder tendió a mitificar a Portales con el objetivo de legitimar el orden imperante. La perpetuación de su figura responde a un uso político y a la sobredimensión histórica construida en torno a su persona.

En estos dos artículos, y también en el del mapuzugun, está presente, a nuestro juicio, una línea común: la idea que la lengua, en este caso el discurso histórico literario, es un acto de poder. No existiría una lengua natural, sino una políticamente dominante.

El artículo “Filosofía de (para) la Conquista. Eurocentrismo y colonialismo en la disputa por el Nuevo Mundo” se sitúa muy próximo a esa idea. Se demuestra en él que posiciones tan antagónicas, como la esclavista e imperial de Juan Ginés de Sepúlveda, y la contrapartida humanista e indigenista de Bartolomé de las Casas, comparten una posición fundamental: ninguno de los dos discursos es anticolonialista. Nunca se pensó en desconocer el vasallaje de los indígenas, lo que significó no romper con las bases del discurso propio de la época: el del poder de soberanía.

El último artículo, “Cine y censura en Chile. Entre lo local y lo transnacional, 1910-1945”, se despliega en otro espacio discursivo, en este caso el propio del relato cinematográfico. El discurso de la censura sobre el fenómeno cinematográfico en Chile no representa, afirma el autor, la idiosincrasia de la nación. El cine, su comercialización, difusión y popularidad fue desde su inicio un discurso global. En la primera mitad del siglo XX irrumpe para predominar hegemónicamente el cine hollywoodense, lo que determinó que la censura se articulara en su constante diálogo con las propuestas y prohibiciones que afectaban al cine norteamericano. Éste gozó de amplia popularidad y el número de filmes prohibidos fue mínimo.

En la sección Entrevista ofrecemos una efectuada por Manuel Ortiz al fallecido poeta Gonzalo Rojas. Entrevistado y entrevistador comentan el poema “Carbón”, uno de los grandes textos de Rojas. Valioso es el examen, un verdadero análisis textual, que el poeta hace de las imágenes, ritmo y prosodia del poema. De ninguna manera se trata de una entrevista concedida por Gonzalo Rojas en los últimos días de su existencia. Por el contrario, corresponde a la década de los 80, pero tiene el valor de haber permanecido inédita. La publicamos ahora como un homenaje póstumo al autor de Contra la muerte.

 

MARIO RODRÍGUEZ F.
DIRECTOR
UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN. CONCEPCIÓN, CHILE