SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número492Theodor Mommsen, el mundo romano y sus proyecciones: A propósito del centenario de su muerteRecuperación y catalogación de Archivos Eclesiásticos: El caso del Arzobispado de Concepción índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Atenea (Concepción)

versión On-line ISSN 0718-0462

Atenea (Concepc.)  n.492 Concepción  2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-04622005000200008 

 

Atenea Nº 492 – Segundo Sem. 2005: 149-156

PLASTICA

 

Demencia senil

Mario Toral


El desliz de la línea

Desliz  por deslizarse, pero con la connotación de riesgo que esto impone. La línea que delirantemente descubre Masson, entre el horror y la belleza, jugando las metamorfosis que lo conducen hasta Bataille, al que, siguiendo este mismo deslizarse, ilustra Bellmer, creando cuerpos transparentes que permiten el delirante imaginario propuesto para la “Historia del Ojo”.

Deslizarse que desencadenado libertariamente por Breton, en la propuesta fundamental del surrealismo, no se detendrá jamás en el desarrollo de la imaginación, que abierta desde el automatismo, como nos dice Ernst, exigirá de un gran valor para realizarse.

Desde la seguridad privilegiada en el uso del buril sobre la placa de cobre, que nos asombrará en sus grabados, Toral deja ahora escurrir la mano en estos dibujos, que lejos de ilustrar alguna evocación se constituyen en la acción erótica misma, ocupando en esta mismidad todo el lugar de la sustitución

Líneas que, en su insistencia, devienen pelambres que cubren y desnudan la piel, o la continúan en paradojas que se alejan de la vigilante vigilia. Líneas que en vez de separar, se continúan en lo ilimitado del contorno, deviniendo sorpresivamente en lo inesperado, en lo impúdicamente revelado.

Sin embargo, todo es nada más que  textura del papel y escurrimiento del grafito, pero como contacto precipitador en la misma sensualidad del tacto, metamorfosis de un devenir erótico hasta la invisibilidad de la línea que se ha transformado de lo uno en lo otro.

FRANCISCO BRUGNOLI

 

Mario Toral

 

Demencia senil I. Lápiz y pastel, 98 x 127 cm. 2003.

Fetiche senil. Lápiz y pastel, 127 x 98 cm. 2003.

Demencia senil V. Lápiz y pastel, 127 x 98 cm. 2003.

Demencia senil VI. Lápiz y pastel, 127 x 98 cm. 2003.

Paisaje senil. Lápiz y pastel, 98 x 127 cm. 2003.

Demencia senil X. Lápiz y pastel, 127 x 98 cm. 2003.