SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.24 número1Metopismo en Cráneos del Sur de BrasilCaracterización de la Morfología Externa de Fetos de 60 Días de Gestación de Myocastor coypus (Coipo) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

International Journal of Morphology

versión On-line ISSN 0717-9502

Int. J. Morphol. v.24 n.1 Temuco mar. 2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022006000100013 

 

Int. J. Morphol., 24(1):67-70, 2006.

Relato de Caso

 

Teratoma Quístico Hipermaduro del Ovario: Observación de una Mano Rudimentaria

 

Hypermature Cystic Teratoma of Ovary: Observation of a Rudimentary Hand

 

Hugo Benítez Cáceres; Roxana Parra Lara & Javier Elorza Dabed

Unidad de Anatomía Patológica, Hospital Regional Antofagasta, Antofagasta, Chile.

Dirección para correspondencia


RESUMEN: Los teratomas quísticos maduros, también llamados quistes dermoides, representan un 95% de los tumores derivados de células. El hallazgo de teratomas con alto de grado desarrollo es ocasional, siendo extremadamente raros los casos con desarrollo de órganos o porciones anatómicas completas. Reportamos en este trabajo un caso de teratoma quístico maduro del ovario con alto grado de diferenciación, en el que observamos el desarrollo de una mano rudimentaria. Se reportan los hallazgos anatomopatógicos en la biopsia de quiste ovárico de una paciente de 25 años. Se realizaron técnicas histológicas (azul alcian, tricrómico de Masson, Van Gieson, orceína para fibras elásticas) e inmunohistoquímica (S-100). La pared del quiste se encontró revestida internamente por epitelio mucinoso sin atipías ni mitosis. Se observó una zona sólida central, constituida por diferentes tejidos embrionarios maduros, entre los que se reconocieron diversos tipos de tejido. En el esbozo de mano se apreció la formación falanges rudimentarias, con formación de cartílago y tejido óseo con médula ósea con mielopoiesis, rodeado por tejido periostial, alrededor del cual se observó tejido celular subcutáneo cubierto por piel con dermis y epidermis de aspecto conservado. El teratoma quístico del ovario puede presentar un alto grado de diferenciación. Sin embargo, son raros los casos que presentan órganos o miembros, aunque rudimentarios, con un avanzado grado de desarrollo, como el caso aquí presentado

PALABRAS CLAVE: Teratoma; Tumor ovárico.


SUMMARY: Mature cystic teratoma, also called dermoid cyst, are 95% of all germ cells derived tumors. Teratomas with a high grade differentiation are often seen but it is rare to find a teratoma with organs or complete body areas. We report in this paper a case of high grade differentiation of a mature cystic teratoma of the ovary, in which we observed a rudimentary hand.

Anatomopathological findings are reported related to a 25 years old patient ovarian biopsy. Alcian Blue, Masson´s tricromic, Van Gieson for elastic fibers histochemical stains and immunohistochemistry for protein S-100 were performed.

The cyst wall was internally cover by mucin epithelia without atipic characteristics or mitosis. The solid formation was made of different embryonic tissues. The rudimentary hand had cartilaginous phalanges, with a ossification zone, and bone marrow with hematopoyectic elements. The phalanges were surrounded by periostial tissue, dermis and epidermis. This case shows the histogenetic potential of this kind of tumors, in which has been demonstrated an exceptional grade of differentiation.

KEY WORDS: Teratoma; Ovarian tumors.


 

INTRODUCCIÓN

Los tumores derivados de células germinales representan un 15-30% de los tumores ováricos (Serinsöz et al., 2002; Blasko et al., 2003). Los teratomas quísticos maduros, también llamados quistes dermoides, representan un 95% de los casos y son casi siempre benignos, ya que se ha reportado que un 0,5 a 1,8% de casos sufre malignización, siendo las neoplasias más comunes el carcinoma de células escamosas, adenocarcinoma y tumor carcinoide (Climie & Heath, 1968; Serinsöz et al.; Blasko et al.).

Histológicamente se constituye de tejidos derivados de las tres capas embrionarias, con predominio de tejidos de origen ectodérmico, como piel, glándulas sudoríparas, folículos pilosos, etc. Se han descrito casos de teratomas ováricos con alto grado de diferenciación (Cavenaile et al., 2001; Ho Lee et al., 2003). Sin embargo, es poco frecuente el hallazgo de esbozos de partes completas del cuerpo.

Reportamos un caso de teratoma quístico maduro de ovario con alto grado de diferenciación en el que observamos el desarrollo de una mano rudimentaria, además de otros elementos como cavidad celómica con desarrollo de intestinos y estructura dentaria.

MATERIAL Y MÈTODO

El material analizado corresponde a un quiste ovárico operado en una paciente de 25 años. Se realizó una descripción macroscópica, la que se documentó con imágenes. Para el estudio histológico se realizaron técnicas histológicas (azul alcián, tricrómico de Masson, Van Gieson para fibras elásticas) e inmunohistoquímicas (Pan-citoqueratina (AE1/AE3), Vimentina y S-100). Para obtener las fotografías se utilizó un microscopio Olympus BX40 con cámara PM-C35.

RESULTADOS

Descripción macroscópica: La formación quística era de 220,5 gramos y 7,5 cm de diámetro mayor. Al retirar la cápsula o pared del quiste, se observó un gran nódulo sólido de 7 cm de diámetro mayor de cubierta externa de tipo cutáneo, en la que se reconoció una formación compatible con una mano rudimentaria con cinco dedos distinguibles (Fig. 1). Se seccionó la mencionada mano rudimentaria, encontrándose la presencia de falanges en los cinco dedos descritos (Fig. 2). Al corte se pudo apreciar tejido adiposo de tipo celular subcutáneo y, en el centro, una cavidad de tipo celómico con estructuras intestinales y otros tejidos sólidos entre los que se observó una pieza dentaria.



Fig. 1. Teratoma quístico hipermaduro de ovario. Se ha retirado la pared del quiste. Nótese la presencia de un esbozo de mano en la formación sólida del contenido.



Fig. 2. Secciones de la mano rudimentaria del quiste, nótese la presencia de falanges proximal, media y distal.

Descripción microscópica. La pared del quiste se observó revestida internamente por epitelio mucinoso sin atipías ni mitosis. La formación sólida presentó diferentes tejidos embrionarios maduros, entre los que se encontraron tejidos cutáneo y adiposo maduro, además de estructuras intestinales, en las que se observa serosa, tejido muscular liso y epitelio de revestimiento de tipo intestinal sin atipías celulares. Además, se distinguió tejido nervioso y epitelio respiratorio asociado a algunas estructuras quísticas menores.

En las falanges del esbozo de mano se distingue cartílago hialino maduro (Fig. 3), con osificación focal, en donde se observan elementos hematopoyéticos (Fig. 4). El cartílago hialino se encontró rodeado por una gruesa vaina de fibras colágenas, con presencia de fibras elásticas (Fig. 5). Presentó, además, un estrato dérmico evidente con tejido adiposo subcutáneo, con vasos sanguíneos y folículos pilosos con glándulas sebáceas anexas, observándose en la periferia un epitelio epidérmico plano estratificado queratinizado (Fig. 6). Además, se identificaron elementos nerviosos asociados al tejido adiposo y en el estráto dérmico (S-100).



Fig. 3. Vista mesoscópica de una falange, nótese la coloración del cartílago hialino. Azul alzián. 10x.



Fig. 4. Detalle de elementos hematopoyéticos en médula ósea. Zona de osificación en falange distal H-E. 400x.



Fig. 5. Fibras elásticas en vaina de fibras colágenas adyacente al cartílago hialino. Van Gieson para fibras elásticas. 400x.



Fig. 6. Elementos característicos de epidermis y dermis en falange. Tricrómico de Masson. 100x.

DISCUSIÓN

El origen de los teratomas ha sido tema de discusión y especulación durante siglos. La teoría parteno-genética, lo que sugiere un origen en células germinales primordiales, es hoy la más aceptada. Sin embargo, otras dos teorías, una que sugiere un origen desde blastomeras segregadas en un estadio temprano del desarrollo embrionario y la segunda que sugiere un origen en restos embrionarios, tienen aún algunos adherentes (Kurman, 1994). La distribución anatómica de los tumores, los que generalmente están en la línea de migración de las células germinales, y el hecho que estos ocurren principalmente en edad reproductiva temprana, apoyan la teoría parte-nogenética.

Los teratomas quísticos maduros ováricos, comúnmente denominados quistes dermoides, son el tumor benigno más común del ovario (15-30%) (Serinsöz et al.; Blasko et al.). Poseen, en general, una mezcla de elementos derivados de las tres capas embrionarias, excepto los denominados teratomas monodérmicos, en los que se encuentra desarrollo de una sola de estas etapas. El 8 a 15% de los casos son bilaterales. El tumor generalmente es oval o redondo, con una pared lisa y de aspecto grisáceo. El tamaño del tumor varía de 0,5 cm hasta 40 cm diámetro. El 60%, mide de 5 a 10 cm y más del 90% menos de 15 cm (Kurman y Pérez et al.).

La presencia de estructuras completas es un hallazgo ocasional. Cavenaile et al. reportaron la presencia de una estructura similar a una mandíbula conteniendo ocho piezas dentarias bien formadas, en un teratoma quístico maduro de ovario de 14 cm de diámetro. Por su parte, Ho Lee et al. describen el hallazgo de una estructura feto-símil (homúnculo) con desarrollo de estructuras craneales como hueso temporal, arco cigomático y mandíbula, con la observación de corteza cerebral, pigmento similar al de la retina y leptomeninges.

Reportamos en este trabajo un teratoma quístico maduro con especial desarrollo de una porción del cuerpo. En la mano presente en el quíste, se distinguían elementos encontrados en una mano fetal, destacándose no sólo el desarrollo de falanges, sino la organización de cinco de ellas conformando una mano. Existía una organización histológica congruente, en la que se visualizaron elementos cartilaginosos con zonas de osificación focal, inclusive con contenido medular, rodeados de tejido conectivo organizado con estrato dérmico con elementos vasculares, glandulares y nerviosos maduros.

El teratoma quístico del ovario puede presentar un alto grado de diferenciación. Sin embargo, son raros los casos que presentan órganos o miembros, aunque rudimentarios, con un avanzado grado de desarrollo. El caso aquí presentado presentó un alto grado de diferenciación, observándose el desarrollo de una extremidad con organización morfológica de avanzado desarrollo. La presentación de este caso contribuye al conocimiento del potencial histogenético de los teratomas.

AGRADECIMIENTOS

Por su apoyo en la obtención del material fotográfico al T.M. Andrés Estay Freire, profesional de la Unidad de Anatomía Patológica, Hospital Regional Antofagasta.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Blasko, P.; Polomba, C.; Xynos, F.; Cassanello, G. & Zoppi, J. Transformación maligna en dos casos de teratoma maduro del ovario. Rev. Hosp. Priv. Com., 6 (2), 2003.         [ Links ]

Cavenaile, C.; Reed, J. & Fiorito, D. Ovarian teratoma with high level of differentiation. Southern Med. J., 94(5):522-3, 2001.         [ Links ]

Climie, A. & Heath, L. Malignant degeneration of bening cystic teratoma of the ovary. Review of the literature and report of a chondrosarcoma and carcinoid tumor. Cancer, 22:824-9, 1968.         [ Links ]

Ho Lee, Y.; Gun Kim, S.; Hyuk Choi, S.; Sun Kim, I. & Haeng Kim, S. Ovarian mature cistyc teratoma containing homunculus: a case report. J. Korean Med. Sci., 18:905-7, 2003.         [ Links ]

Kurman, R. Baustein´s pathology of the female genital tract. 4th. ed. Springer-Verlag, New York, 1994.         [ Links ]

Pérez, A. Ginecología. 3. ed. Editorial Mediterráneo, Santiago, 2003.         [ Links ]

Serinsöz, E. Sertcelik, A.; Atabekoglu, C. & Dünder, I. Carcinoid tumor arising in a mature cystic teratoma. J. Ankara Medical School, 24(2):83-6, 2002.        [ Links ]

Dirección para correspondencia: Dr: Hugo Benítez Cáceres
Unidad de Anatomía Patológica.
Hospital Clínico Regional Antofagasta
Antofagasta
CHILE

Recibido : 14-11-2005
Aceptado: 16-12-2005